(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Cancionero vasco (basco) poesías en lengua euskara, reunidas en colección, y accompañadas de tr ..."

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



600087624X 



^^-f 



1 • 



. « 



■J.- 



■f. 







600087624X 



*< 







* « 



o V ' ^ 





CANCIONERO BASCO. 

POESÍAS EN LENGUA EUSKARA 

RECOGIDAS, ORDENADAS, Y ACOMPAÑADAS DE TRADUCCIO- 
NES CASTELLANAS, JUICIOS CRÍTICOS, NOTICIAS BIOGRÁFI- 
CAS DE LOS DIVERSOS ESCRITORES Y OBSERVACIONES FILO- 

LÓaiCAS Y GRAMATICALES, 



pon 



|osi Iakterola. 



SERIE XXX 



SEGUIDA DE UN EXTENSO VOCABULARIO BASCO- CASTELLANO- FRANCÉS 



1- 



^^ADRID, 
M. Murillo, (Alcalá, 7.) 

5féóNDRES, 



.1 WiUiams et Norgate. (14, Hen- 
I lietta Street, Covent garden.) 



ie&ANA, 

zanda Lite 
Reilly, 54.) 



La Propaganda Literaria, 
(Ó'Rc 



"^ARIS, 



Maisonneiive et Compagnie, 
(SS, Quai Voltaire.) 




^¿?o 



r V. 



* 



cat>« 



CIOÍÍBKO BASCO. 



CANCIONERO BASCO. 

POESÍAS EN LENGUA EÜSKARA 

RECOGIDAS, ORDENADAS, Y ACOMPAÑADAS DE TRADUCCIO- 
NES CASTELLANAS, JUICIOS CRÍTICOS, NOTICIAS BIOGRÁFI- 
CAS DE LOS DIVERSOS ESCRITORES Y OBSERVACIONES FILO- 
LÓGICAS Y GRAMATICALES, 



POR 



|0SÍ líANTEROLA. 



SSX^XS IIX 



SEGUIDA DE UN EXTENSO VOCABULARIO BASCO- CASTELLANO- FRANCÉS 



eSTABLBCIMIENTO TIPOGRÁFICO Y LIBRERIa DE ANTONIO BAROJA. 

1880 

/ 

f 



e00087e24X 






1 






* 

I 



1 



i 



V 



'■^ 



I 



r 



f ^ 



/ 



/ 




CANCIONERO BASCO. 

POESÍAS EN LENGUA EÜSKARA 

RECOGIDAS, ORDENADAS, Y ACOMPAÑADAS DE TRADUCCIO- 
NES CASTELLANAS, JUICIOS CRÍTICOS, NOTICIAS BIOGRÁFI- 
CAS DE LOS DIVERSOS ESCRITORES Y OBSERVACIONES FILO- 
LÓGICAS Y GRAMATICALES, 

|0SÉ JtANTEllOLA. 



SSZ^XS XXX 



SEGUIDA DE UN EXTENSO VOCABULARIO BASCO- CASTELLANO- FRANCÉS 



^^ADRID, 
M. Murillo, (Alcalá, 7.) 



ÍÓNDRES, 

WUliams et Norgate. (14, Hen- 
rietta street, Covent garden.) 



fjCBANA, 

La Propaganda Literaria, 
(O'Reilly. 54.) 




ARIS, 

Maisooneúve et Compagnie, 
(25, Quai Voltaire.) 



. 




"O^ir- 



^ D -: ^ 



260CT83^^ 



CANCIONERO BASCO. 



• Amza zzz. 



CANCIONERO BASCO. 

poesías en lengua eüskara 

RECOGIDAS, ORDENADAS, Y ACOMPAÑADAS DE TRADUCCIO- 
NES CASTELLANAS, JUICIOS CRÍTICOS, NOTICIAS BIOGRÁFI- 
CAS DE LOS DIVERSOS ESCRITORES Y OBSERVACIONES FILO- 
LÓGICAS Y GRAMATICALES, 



POR 



|osi Iaktekola. 



SZ^IS XIX 



SEGUIDA DE UN EXTENSO VOCABULARIO BASCO- CASTELLANO- FRANCÉS 



ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO Y LIBRERÍA DE ANTONIO BAROJA. 

1880 

/ 



/ 



Bs PROPiEDJLD— Queda hecho 
el depósito que nuurca la ley. 



Jta-.Mirtart^ÉU^dUá.i^i.iMiiiídMbMidUWUiáa*«MÍ>-tfiMMteiMAtaA 



PRÓLOGO. 



«<^ 




fN estos tiempos, en que todo cuánto al país 
bascongado se refiere es objeto de continua dis- 
cusión y de apasionada controversia, hablase mu- 
cho, y no siempre desgraciadamente con suficiente 
conocimiento de causa, de la lengua y de la litera- 
tura de este pequeño pueblo, enclavado entre el 
mar Cantábrico que baña sus costas y el gigante y 
abrupto Pirineo que corona sus fronteras, y origi- 
nal, por serlo en todo, hasta en sus medios de ex- 
presión, que constituyen un idioma y una literatura 
especial, tan característicos como dignos de ser es- 
tudiados. 

Discútese mucho, sobre 3I origen y la antigüe- 
dad de esta maravillosa lengua, que la ciencia mo- 
derna, á pesar de sus adelantos, no ha podido deter- 
minar todavía, y que continúa siendo un misterio- 
so enigma para la filología; se estudian, sin gran 
fruto hasta el presente, sus relaciones con los de- 
más idiomas; se discute su importancia, que en 



VI CANCIONERO BASCO. 

vano tratan de negar sus detractores, mas atentos 
á fines políticos que á especulaciones científicas, se 
examinan los caracteres esenciales de su modesta 
literatura y se analizan los rasgos distintivos de su 
poesía popular, 

Háse dicho y repetido hasta la saciedad, que los 
bascongados no tienen literatura propia especial; 
no ha faltado quien ha negado á nuestro hermoso 
idioma, que no conoce quizás rival por lo armo- 
nioso, condiciones para la poesía, y tantos y tantos 
cargos y de tal naturaleza, se han acumulado des- 
de muy antiguo sobre la maravillosa lengua de los 
hijos de Aitor, que no es extraño sea ésta mirada 
con tanta indiferencia, cuando nó con aversión, por 
la mayoría de los españoles, que la consideran co- 
mo una jerga bárbara, por haber tomado como ar- 
tículo de fe, la aserción sentada con mas pasión 
que conocimiento por el historiador Mariana, y re- 
petida por otros escritores que siguieron mas tarde 
sus huellas. 

No es esta la ocasión ni el lugar de discutir tales 
aserciones, cien veces contestadas y reproduci- 
das otras cien veces; debo, sin embargo, sentar 
aquí una afirmación, y es que, lejos de hallarse en 
decadencia, jamás la poesía bascongada, ha adqui- 
rido el vuelo, la elevación, ni la importancia que 
alcanza hoy. 

Todo el que estudie un poco el modesto tesoro 
de nuestra humilde literatura, fruto en su mayor 
parte del ingenio de oscuros y sencillos bardos po- 
pulares, no podrá menos de reconocer que el Par- 



PROLOGO. VII 



nas^ euskaro no cuenta hasta nuestros dias con 
poetas de la elevación y el varonil estro de Arrese 
vBeitia; de la pureza y corrección de formas del 
P. Arana; de la expontaneidad, la gracia y la ha- 
bilidad descriptiva de Iturriaga; de la fecundidad 
de Azcue, ó de la delicadeza y el sentimiento de 
Vilinch y de Elizamburu; ni con traductores que 
sepan verter pensamientos formulados en una len- 
gua extraña, con la severidad, la exactitud y la 
elegancia á la par de Otaegui. 

Nó: la literatura euskara no nos ofrece hasta hov 
Uü canto tan inspirado, tan robusto, tan varonil ni 
tan grandioso como el Ama euskeriari azken agu- 
rrakj del poeta bizcaino Arrese y Beitia; odas tan 
correctas como la dedicada á Elcanopor el P. Ara- 
na; fábulas tan discretas como las de Iturriaga; poe- 
mas descriptivos del mérito y la novedad del que 
lleva el título de Apolo eta musak^ de Azcue; poe- 
sías amorosas tan tiernas y delicadas como las de 
Vilinch ó Elizamburu; ni versiones euskaras como 
lasque ha hecho el Sr. Otaegui de las odas A la As- 
censión y La vida del Campo del insigne Fray Luis. 
Poesía que tales composiciones produce no está 
^n decadencia, está muy lejos de la agonía, como 
í'íiere suponerse; lejos de ello, hay que afirmar sin 
^^I^jOzo, y lo decimos con satisfacción, en el país bas. 
^^rigado se opera en los momentos actuales un 
^^Tdadero renacimiento literario, que promete ser 
*^C3undo en resultados, y que indudablemente con- 
*'^Xbuirá á dar un gran desarrollo y vida mas ro- 
^Vzista á la lengua y la poesía euskaras. 



Vm CANCIONERO BASCO. 



Nuestra poesía, hasta hoy merameute popular, 
hija de la sencilla inspiración de humildes rústicos 
que cantaban sin darse cuenta de ello, como can- 
tan las aves, obedeciendo á una necesidad de la na- 
turaleza, comienza á ser practicada con estudio, á 
ser cultivada por hombres de ilustración, peritos en 
el manejo de lenguas y literaturas estrañas, penetra 
ya en el campo de lo trascíendente, y éste renaci- 
miento, cuyos albores saludamos con inmensa satis- 
facción, no puede ocultarse á la vista de nadie que 
fije su atención en el desarrollo que empieza á ad- 
quirir el movimiento literario en la tierra euskara. 

Felicitémonos, pues, de ello, y contribuyamos 
cuantos consideramos al bascuence como el prime- 
ro y el mas característico de los rasgos peculiares 
de nuestra raza, á empujar y á dar vida y calor á 
ese movimiento, nacido en buen hora, y que es fe- 
liz augurio de los frutos que en plazo no lejano 
puede ofrecer todavía nuestra hasta hoy modestí- 
sima poesía. 

Tales consideraciones han sido las que me han 
impulsado al formar esta tercera serie del Cancio- 
nero á elegir de entre las de nuestros poetas con- 
temporáneos, todas las composiciones que en ella 
figuran, escepcion hecha únicamente de un Villan- 
cico, escrito en castellano aunque irpitando la ma- 
nera de hablar bizcaina , por una ilustre escritora, 
honra de las letras, y cuyo origen bascongadp y 
conocimierUo, más ó menos profundo de este idio- 
ma, viene á corroborar mas y mas este pequeño 
fragmento, 



PRÓLOGO. IX 



Los escrituréis cuyos nombres figuran en esta co- 
lección .son: el P. Arana, Arrese y Beitia, Artola 
(Ramón), Arzac y Alberdi, Azcue, Baroja, Berjes 
(Jpannes), Bizcarrondo ('VilinchJ^ Dibarra^rt (Fierre), 
Elizamburu, Guilbeau, Mendibjl, Otaegui, y el P. 
,Uriarte, además del Lic.° Suescum, deí que inclu- 
yo una antigua octava, (vertida del famoso JLiope 
de Vega), junto á otra traducción moderna de la 
misma, hecha por el erudito P. Araua. 

Todas las composiciones van precedidas de bre- 
ves noticias ó comentarios, acompañadas de versio- 
nes castellanas, é ilustradas con las notas mas in- 
dispensabl€is para su jnas fácil ii^teligencia. 

Las producciones de los escritores bascorfrance- 
ses van seguidas además de traducciones literales 
á la.lengua.de Boileau y ,de Racine, y á ur\a de 
ellas (Artzain djfhaisuaj acompaña asi bieii urja 
versión inglesa debida al laborioso ó intqlijente 
bascófilo R. Wentwhor Webstter. 

En, obras como el Cancionero, que á un fin lite- 
rario, reúnen una tendencia filológica, concedo yna 
injpprtancia capital á las t^^idiicciones, que sirvan 
de poderoso auxiliar para la mas fácil y exacta 
comprensión del texto original, y de ú,til guia.para 
vencer los principales escollos, y aun á trueque de 
reduQir el, número de las cpmppsic^iones que habían 
de figurar en este volumen y de imponerme una 
tarea tan dificil como penosa, he ensayado la eje- 
C[\q\qn^(^e^ versiones interlineales áes^^ dé las 

principalps.^poesías, de cuyo mérito toca Juzgar al 
Rector. 



H 



X GA.NGIONERO BASCO. 



En mi humilde opinión, esta clase de traduc- 
ciones son útilísimas para el conocimiento de la 
lengua y de sus mas característicos giros especia- 
les y modismos, pueden servir de guia á los princi- 
piantes ó poco peritos en el manejo del bascuence, 
y practicadas y desarrolladas con arreglo á un bien 
meditado plan, sustituir, quizás on ventaja, á un 
método puramente teórico de enseaanza. 
. En esta inteligencia, y aunque sin pretender que 
mí trabajo no sea susceptible de grandes mejoras, 
presento acompañadas de traducciones wterlinea- 
les basco castellanas cuatro fábulas inéditas del Pa- 
dre Uriarte, dos de D. Ensebio M/ Dolores de Az- 
cue, (dialecto bizcaino), otras dos fábulas laborta- 
nas, las preciosas versiones hechas por Iturriaga de 
las Églogas I y III de Virgilio, y dos composiciones 
labortanas mas del género bucólico. 

Estas traducciones, que han ocupado por sí so- 
las gran número de páginas, me han obligado á 
suprimir algunas de las secciones que pensaba in- 
cluir en esta serie, entre las que se cuentan las de 
los Villancicos y las Poesías de carácter popular^ 
omisión que no dudo han de dispensarme los sus- 
critores á la obra. 

Por último la novedad mas importante introdu- 
cida en est® volumen es la del extenso Vocabulario 
bascO'castellano-francés , que aparece al fin del 
mismo. 

La falta de un diccionario de esta índole era el 
obstáculo con que luchaban para la traducción, no 
solo los principiantes y poco peritos en el cohoci- 



PROLOGO. XI 



DDiieato de la lengua bascongada, sino aun muchas 
personas que poseyendo muy bien uno cualquiera 
de los dialectos, no tienen la necesaria práctica en 
sus similares de las provincias vecinas. 

El deseo de cooperar á la desaparición de esta 
gran dificultad, y de faciliar á la vez el estudio 
comparativo de los varios dialectos de la lengua 
euskara, que arroja una gran luz sobre el sistema- 
fonético, aun no bien determinado de este idioma, 
y sobre las etimologías de muchas palabras, me 
impulsó á la formación de un pequeño vocabulario 
de esta clase, en el que tuvieran cabida, por rigo- 
roso orden alfabético, todas aquellas voces menos 
conocidas que pudieran aparecer en las poesías 
contenidas en el texto, y aquellas que ofrecieran 
diferencias dialectales mas notables. Y á fin de que 
este Vocabulario pudiera aun aumentar su utilidad 
y contribuir mas y mas á la propagación de los 
estudios acerca del bascuence, que cada diá van 
adquiriendo mayor importancia en el extranjero, 
me decidí á agregar á 1 )3 significados castellanos 
de todas las voces sus equivalentes francesas, por 
ser esta lengua la que roune en el dia mayor carác- 
ter de universalidad. 

Tal era mi pensamiento sobre la materia, pero 
encariñado con este trabajo, que no ha dejado de 
ofrecerme grandes dificultades, y aguijoneado qui- 
zás por esto, mi.snio, he. ido dándole gradualmente 
mayor desarrollo y una extensión, quizás hasta 
perjudicial á mis intereses editoriales, y no conten- 
to con incluir las palabras del texto menos cono- 



*Xn GANClO^-EHÓ BASCO. 



¿iÜHs'Ó de'álg'tííia dificultad, como ét*a tni átilñic, 'he 
^ágtógádb Hodás Tas iqiie figuran en éste volumen, y 
^he áÜtííeiítado tedavía todas aquellas 'ttiás itsúalfes 
en el trato diario, llegando así'áfornniar'nn Vocabu- 
lario de mas de cien páginas de compacta iiH'présion, 
'^á dds columnas, conteniendo mas dedósmü iyódéSy 
con expresión de sus diferencias dialectales, sus 
'dignificaciones castellanas y fraticesas, 'y büeri nú- 
tífiefo de etimologías y de sinónimos, en lérmlnós 
que é^e ensayo dé diccionario puede, en mi iíoncep- 
to, but)lir con bástante provecho la gran falta que 
"se hotaba de^un libro léxico de esta índole. 

"Este exceso de trabajo, unido á lias muchas é in- 
'vénciblés dificultades 'materiales con que he' tenido 
^'que íuchar para la impresión de esta* serie, ^han 
sido la cansa delretráso que ha sufrido su 'á|)a ili- 
ción. 

Ótínfío;* sin' embargo en que los señores sttscrito- 

'bes á la óbía disculparán tanta tardánia, eti 'gr^éia 

'siqtlieM á las mejoras intróduéidas en ella, ^ pues 

al fin les ofrezco un libro que satisface VéntajO^a- 

^mente á las condiciones que nie habia ira^puébto 

en el ^ prospecto, y qíie reúne por' sí «ólo 'tanta ó 

mas lectura como las dos primeras sériéá'jüfttas'del 

GÁNGlóííiíRO. 



5 



ohi éwjfákútf¿óia. 



■ ■ ( N i' ^> 



^A. fa^l;^. (le una Academia que regulara la parte ma- 
terial de ía escritura , la carencia de cátedras , la escasez 
de obras literarias escritas en este idioma . y ía liáisma 
variedaijd ^^ sus dialectos y sub-dialectos , ha sido causa 
del^ laqaentabl^ confusión que Jia existido y existe toda- 
vía respecto íl 1^ ortografía euskara. 

Los bascos de aqueude el Bidasoa han aceptado y se- 
guido generalipen|;e la o?:tografía castellana ; los labo^'ta- 
aos, suietino^ y bajo-navarrqs, han adoptado á su vez, en 
ca^i todas sus partes , la ortografía francesa ; y no prove- 
yQjiíip ninguna de ellas de una manera suficiente á la 
e^pre^iop 4e todo^ Iqs sonidos propios del idioma eus- 
karo 5 ha habido necesidad de aumentar el alfabeto con 
auevos signos que han sido creados de uji.a manera ca- 
prichosa y arbitraria , originando asi no poca confusión. 

De aquí la necesidad que existe de proceder á unifor- 
mar nuestra ortografía, si queremos facilitar la lectura de 
las obras en bascuence ; y si bien ésta es tarea difícil y 
espinosa por la resistencia que encuentran siempre todas 
las innovaciones qu.e al fin tienen que luchar con una 
tradición más ó meaos larga y arraigada , no lo es tanto 
tratándose del bas^uenc^ , ya por ser muy limitado el 



XÍV GANGIOXERO BASCO. 



número de los escritores que le cultivan en la esfera lite- 
raria , como por el poco caudal de obras publicadas que 
existe 5 y por la escasa costumbre que desgraciadamente 
hay de escribir en ella para los usos vulgares. 

El benemérito Príncipe Luis Luciano Bonaparte , á 
quien tanto deben la lengua y la literatura euskaras , ha 
sido uno de los que con mas empeño han trabajado en 
esta materia , y como quiera ({ue ha tenido que tratar de 
todas las variedades dialectales del bascuence , en la 
mayor parte de las cuales , si no en todas , ha dado á luz 
estudios de más ó ménós importancia y extensión, de ahí 
que se haya visto forzado á proveer de signos hasta para 
aquellos sonidos particulares , peculiares de cada región, 
cuando nó de una sola localidad. 

Su alfabeto que aparece en la página II de su impor- 
tantísima obra EL verbo Vascongado en cuadros , es com- 
pletísimo , va acompañado de interesantes observaciones, 
y puede servir perfectamente de norma . en mi opinión, 
para expresar con claridad todos los sonidos especiales 
del bascuence, y para llegar á la uniformidad de la orto- 
grafía euskara. 

Por otra parte , el alfabeto propuesto por el Príncipe 
filólogo , tiene la ventaja de haber sido ya aceptado y 
puesto en uso por casi todos los escritores bascongados 
de uno y otro lado del Bidasoa , y cuenta , por lo mismo, 
con tod^s las probabilidades de alcanzar completo éxito 
en un plazo más ó menos largo. 

La principal dificultad que existe para llegar al fin ape- 
tecido , es la carencia en las imprentas de algunos de los 
tipos necesarios para publicar obras de alguna extensión 
con arreglo á dicho sistema ; pero este obstáculo , si bien 
es de importancia por el momento, ha de ir desaparecien- 
do paulatinamente, según vaya aumentando el movimien- 
to literario que impulsará á los tipógrafos bascongados á 
proveer á esta necesidad. 
Por otra parte , la nueva ortografía euskara no es tan 



ÓBSERVAdlONÉS ORTOGRÁFICAS. XV 

complicada como suponen muchos que no se han fijado 
debidamente en ella, por la repugnancia que les imponen 
por un lado la costumbre y por otro el amor á la tradición 
rota, y lejos de ello es mucho mas racional que la comun- 
mente usada hoy, basada en la ortografía castellana, algo 
más difícil, más costosa y erizada de obstáculos, por las 
muchas anomalías que ofrece. 

Donde se tocan principalmente estas dificultades es en 
las escuelas de primeras letras , donde los señores profe- 
sores tienen que perder muchísimo tiempo y no menos 
paciencia para hacer penetrar á los niños los diferentes 
usos y sonidos de las letras c , q , g y j ^ según vayan se- 
guidas de unas ú otras vocales ó aparezcan con éstas in- 
terpuestas ; y estas dificultades , que son las que mas re- 
trasan los adelantos en el arte de la lectura, desaparecen 
con la nueva ortografía bascongada, que facilita sobre ma- 
nera los medios de aprender á leer en esta lengua. 

En el alfabeto euskaro podemos desde luego señalar 
como subsistentes , las siguientes letras del castellano'-. 
A, B, Gh, D, E, F, G, I, J, K, L, Ll, M, N, Ñ, O, P,* 
R, S, T, ü. Y, Z. 

Desde luego las cinco vocales a , e , i , o , u , se usan 
generalmente con la misma pronunciación que tienen en 
la lengua castellana, así como también las consonantes 
&, d, ¿, m^n, p Y i. 

La GH , en los dialectos basco- hispanos . se pronuncia á 
la española, como en chakur^ra, choriya, chikiya, chorte-^ 
na . etc. Los basco-franceses suelen distinguir el sonido 
de la cJi española del de la ch francesa, de uso en sus dia- 
lectos, escribiendo en el primer caso fck, como en etchea, 
y ch en el segundo , por ej. en hechur (hueso); signo tch^ 
en el que existe una letra, la /, que no se pronuncia para 
nada , y que nosotros suprimiríamos de buen grado , de- 
jando la ch , con el sonido y usos de la ch española é in- 
glesa, .y marcando la ch francesa, para evitar toda confu- 
sión, con este nuevo signo s. 



XVI CANCIONERO BASCO. 



Lia F en bascuence suena lo mismo que en castellano y 
francés^, si bien su usó es de moderna introducción, según 
la opinión de, los mas autorizados escritores , y es poquí- 
simo empleada en los dialectos basco-hispanos, en los que 
se yé frecuentemente sustituida por lap , y aun algunas 
veces por las atines &, m y n. 

Creemos, sin embargo, que ni puede ni debe desterrar- 
se en absoluto , pues subsiste de hecho en el dialecto la- 
bortano, en el que. nunca pronuncian alperra, sino alFer- 
ra^ y aun en los basco-hispanos está hoy bastante admi- 
tido su uso. 

La LL, aunque poco usada, pues nunca se emplea como 
consonante inicial , tiene en bascuence el mismo sonido 
que en castellano. Al principio de dicción , suele antepo- 
nérsele siempre una vocal , generalmente la e , algunas 
veces la a. Así , ningún bascongado dice Llodio , sino 
Ellodio. 

La R , y iiR , se usan también con la misma pronuncia- 
ción que en castellano y francés. No obstante, nunca ésta 
letra se vé en bascuence como inicial. Las voces com- 
puestas Recatde^ Rentería, Recacoechea, etc. , todas bas- 
congadas, están escritas con imperfección , les falta la E 
inicial, y debe decirse BRrecalde , KRre7itena, KRrecaco- 
echea , etc. 

La h es letra poquísimo usada , y aun completamente 
inútil en los dialectos basco- hispanos, pues no tiene valor 
eufónico alguno; no así en los basco-franceses , entre los 
que la h , que aspiran á la manera germánica , tiene su 
razón de ser, si bien creemos que se abusa algo de ella. 

La í? , no existe propiamente en bascuence , pues no 
tiene sonido especial ninguno , y es además poquísimo y 
aun innecesariamente usada , razón por la que puede y 
debe suprimirse en absoluto, así como también la x, pues 
los sonidos que con ella se representan , sin mas norma 
que el capricho individual, se sustituyen ventajosamente 
con los grupos is y tz. 



OBSERVACIONES ORTOGRÍFIGAS. XVlf 

Entremos ahora en las innovaciones mas esenciales. La 
G debe usarse para marcar un sonido suave, idéntico al 
que tiene en castellano en voces como ganancia^ guijarro^ 
dejando la^* para el sonido gutural fuerte que se nota en 
gineie, gigante^ genizaro. De esta manera se emplea un 
solo signo para un solo sonido, al revés de lo que sucede 
en castellano, que escribe con j voces como pctsajé^ gor- 
jeo, y con g^ gente y etc., apesar de ser uno mismo é\ so^ 
nido; y desaparece la u muda , que en esfa úlüma lengua 
tiene que introducirse para suavizar eí sonido de la ^, 
fuerte, por regla general, delante de e, i. Con arreglo á 
este principio se escribirán con ^, y sin u "inudh^ las pa- 
labras gizon, egin, gizen, etc., y nó, como sucedía hasta 
ahora, gicizon, eguin, guizen, eU. De este modo tampoco 
hay necesidad de usar la ü con diéresiSy en los casos en 
que antes se escribía , pues claro es que allí donde se vea 
la u debe pronunciarse. 

Quiere decir que la g^ se usará siempre para marcar él 
ponido suave de esta letra, en oposición á la y, que expre- 
sará en todos casos el sonido gutural fuerte, como enca- 
naría, jahintsua, jechi, jondea, jira, jo^ joÉtorraiza^ etc. 

La letra k, aunque al principio un tanto extraña á la 
vista, puede sustituir con ventaja á la g, y á la c, en las 
combinaciones (?¿, co, cu, ac, ec, ic, oc, uc, evitando asi 
uno de los mayores escollos que ofrece la ortografía cas- 
tellana, y suprimiendo también en absoluto la u muda de 
la q en las combinaciones que, qui, origen dé tantas 
confusiones. 

De este modo, puede usarse con ventaja la k eñ las pa.- 
labras kabia, hatea, katua, hendu, nezha, kiá, hobíaka- 
ria, koipea, hutuna, holhoa, etc., evitando la diócuítad 
de usar dos letras para un mismo sonido, como sucedía 
al escribir cabía, quendu, catua, quezca, catea, quia, etc. 

Pero la k, se dirá, es letra exótica, extraña á la vista, 
escasa en nuestras fundiciones tipográficas, y por tanto, 
ofrece una serie de resistencias; pues bien, si no quiere 



'^í-- ¿Í-. 'X-. í'-:-. d^jaudv la k L*ira las silalias tr. kf. ki, ko. 
K<f, bolu:l'jíi i-ie eiicuentr:' iiiuy arr;%al*le. 

Donde si debe desterrarse ¡k r c-iiüpletó. en mi •>pinion. 
liC. p>r ¿ap^rfui. liñruIt'.'Si ypt-r;!iüñal. isi •.-:«motam- 
i>je;i la c que t'^Uria si^en as^aal:- al^n:^ Itas'o-fran- 
•reses. es en la* silalias tv. '_-f . pues es u j :» le los fraudes 
e¿?ollo.s de la ort-^rafia castellana, y <-e dá tam-'ie:i el ea- 
bo de dos letra.-? para un mismo sr-üii:^- *>:>mo se vé en los 
vi>íra!ilos i:/^.'//. hechizo. ci^Oert^. t'^'«JV''í'- ^t^^- debiendo, 
por tauto. usarse de la ^, en las vo^res zer-*'!. *;*ztíy. zen- 
haf, HzUp, zeüi. et-c- evitando ;u?i la anomalía de esoñbir 
cerno.. g»'CUí, bizw, lazea. va con r. va con z. como venia 
.sucelíendo. 

Son también origen de confusión en el bas^ruence , las 
letras^ é y. que con frecuencia se usan indistintamente. 
Entre los bascongados antiguos no se pronunciaba la 
primera con el sonido gutural que tiene en la lengua 
castellana^ sino como la j latina en jarma. Jesús, etG« 
Los árat>es dejaron en España ese vestigio que lia pasado 
á la len;;ua castellana . v aun en la euskara se ha hecho 
estensivo al dialecto guipuzcoano , á parte de Xaban'a y 
algunos pocos pueblos rayanos de Bizcaya. ¿Cómo evitar, 
pues , la confusión entre la j española , la y latina y la y 
griega? 

El Principe Louis Luciano Bonaparte ha empleado en 
sus obras tres tipos de jJJ distintas, para indicar dichos 
tres sonidos; pero como quiera que en imestros estableci- 
mientos tipográficos no existe esta abundancia de signos, 
hay que resolverse, como lo he hecho, á usar de la y (coa 
punto superior) para expresar la pronunciación de la J 
castellana y de la j fsin punto superior) para indicar la 
de la i francesa ó bizcaina, análoga al sonido de nuestra 
y griega , ó decidirse resueltamente á usar de la J para la 
pronunciación análoga castellana , y sustituir siempre 



OBSERVACIONES ORTOGRÍPICAS. XlX 



con la y griega la j francesa y bizcaina. Este es uno (ie 
los puntos que exije una solución , si hay que evitar toda 
confusión y ha de practicarse la principal regla á que 
debe sujetarse toda ortografía racional: la de que todas 
las palabras se escriban como deben pronunciarse. 

Tenemos, por último, las letras ^V, ñ, que se pronun- 
cian como ñ castellana y gn francesa; la t/, que se pro- 
nuncia con el mismo sonido que tiene en castellano en las 
palabras haya, yuxtaposición^ aunque algo mas fuerte, 
y la z^ que por el contrario suena mas dulcemente que en- 
tre los castellanos. 

La s suele adoptar diversos matices, que el citado Prín- 
cipe Bonaparte distingue con otros tanto» tipos diversos; 
pero como quiera que las diferencias de pronunciación no 
son tan notables, la hemos mantenido en pié como única, 
dejando que los habitantes de cada una de las regiones la 
maticen según los casos. 

Además de las letras enunciadas, tiene el bascuence las 
dobles ts^ sonido especial ({ue es preciso escuchar de viva 
voz, y que es á la 5 lo que la z á la iz\ y la tz que equiva- 
le á la 2 fuerte italiana ó z alemana. 

En el dialecto bajo-nabarro se usan también los grupos 
lúiy th^ ph, que, según Van-Eys, se pronuncian como k^ 
t, p, seguidas de una ligera aspiración , pero fuera de di- 
cho dialecto, apenas tienen aplicación alguna. 

Por último, además de la s, cuya conveniencia hemos 
explicado , para sustituir á la ch francesa , y cuyo sonido 
es análogo al de esta letra, ó la sh inglesa, hace falta tam- 
bién, en algunos casos, un nuevo signo, la t, para indicar 
la pronunciación especial que se dá á la ^ en algunos pue- 
blos (como Rentería, por ejemplo), en la voz aita y otras, 
y que equivale á una i líquida palatal (ty húngara). 

El alfabeto euskaro puede, pues, completarse en esta 
forma: a, &, ch, d, e, /; g, /?, i, j, j, k, üh, /, //, m, n, 
ñ, o, i>, ph, 7\ rr, 5, S, t, 1, th, ts, tz, u, y, z, á cuyos 
signos agrega además el Príncipe Bonaparte los grupos 



x>¿ ñávieim^ssRo- D^uaca. 



dj (para el dialecto» suletino), como expresioa (ie la ¿^ dul- 
ce italiama^ un pooo líqpiWa, y ífes^ , de pronuattiaeion aná*^ 
loga á la ^ dulce italáana. ^ 

Ahorai bien : los noml»*e3 pi?opi<OB^ y apellido» dteban esf 
cribirse ^i baseuene^ con arreglo á la n^ueya ortografía quar 
kam? Cuestíon es ésta qive no me atueva á resolver, pues 
su solado» ofrece* basantes inconvenientes. En este pua-r 
t^ he dejado, piie», e& eo4t)pIeta libertad á oada uno, y asL 
en ei&le mismo violámen aparecen nombres BAitológicos 
como los de Cupido y Baeo^, en los qiAe la c no lia sida sais-^ 
tituida por la /i, apellidos como el de Elccmo, escritos iadia« 
tin^mente con nna ú otra de estas letras, y otifos vartoa. 

IiO& que ofi^ecen mtayores dudas y diftoultadee son, es^e^ 
cialmenle ac^uellos en que interviene la ^, y este piMito 
merece meditarse mucho antes de nesdvarse, ¿Debe se^ 
g«irse escribiendo en bascuence Guipúzcoa, Qiaeam^ et&. 
ó puede optarse resueltamente por ia nueva ortogirafia 
c^n todos sus ioconvenientes y en todos suis ^stvemos^, y 
í»oribirse Qipushoa , Otaegi,..,fí 



(1) Rl mismo ilustre ñlólogo incluye además en $u alfabeto la 
a (dialecto sületino) que se pronuncia aproximadamente conao an 
fiasal francesa; la m, como a breve inglesa (entre « y é); la &, ex- 
presión de la h española labial continua, para distinguirla de te^d 
francesa labial expl^iva; la d roncaleea, eon ^n sonido especúU 
entre dy r; k é^Mletina, semejante á la in (la^al franeesía; la í5u- 
letina (4 nasal, m íiaal portuguesa); U ¿ e^pa&oto giitui^gl , p^^ 
di^tifigüiria de U 7» española y fraAcesa d^atiai ü ordiAarU; y Ha ¿1 
semejante á la on nasal francesa, para diferenciarla de la o comup; 
distingüela s bascongada de España (entre * dura francesa y 5 basr 
congada de Francia) de la s basja de Francia (entre s dura y ch 
francesa), y la 5 basca dulce (entre z y j francesa); la «Tsuletina, 
(con un sonido aproximado al de la ou nasal, um final portuguesa), 
de la ñ {ii íhincesay alemana), la u (u francesa nasal), y la t* de 
Aezeoa, (entre oh y u francesa); la y {y española consonante) de la 
y (y na«al ronca>esa) y la ^ inicial labortaiía; y por último, U z 
^«ftiasce8adiira)>de la z ñ^ancesa. 



OBSBIÍVAGIONBS ^ORTOflíRÁFIGAS. XXI 



Puntos son estos que no pueden resolverse solamente 
con el criterio individuóla, y-^^pie-ba^eiwiesear mas y mas 
la creación de una Academia de la lengua bascongadajen la 
ifáe tu'Viéfen^'f épi^esentátión ■ fcts' personas^Hias/competen- 
tes en la'lííátérta de 'fes siete trfoirin6feis^<}ue'forman lo 
que podemos llamar laTTéptaTíITlía euskara, y á cuyo cii- 
terio y autoridad pudieran someterse esta y otras cues- 
tiones. 



'J. 'Mantbrola. 



r ' ^^-^J(^Q^ \.u^!ií' =s- 



XXU GANGIONEKO BASCO. 



DE LAS ABREVIATURAS USADAS EN ESTE VOLUMEN, Y ES- 
PECIALMENTE EN SU VOCABULARIO PIÑAL. 



adj adjetivo. 

adv adverbio. 

alt.'' nav.** ó a.** n.° dialecto alto-navarro, ó de la Nava- 
rra española. 

Apol ii Apología de la lengua bascóngadait^ 

de Astarloa. 

Ast Astarloa. 

b., bizc. ..... dialecto bizcaino. 

B. Oi'hand. . . . bizcaino Ochandianense , (variedad 

dialectal). 

base bascuence, bascongados. 

basco-franc.» . . . basco-franceses. 

basco-hisp.* , . . basco-hispanos. 

bn. . dialecto bajo-navarro, ó de la Nava- 
rra francesa. 

Bot Término de Botánica. 

com comunmente. 

comp compuesto. 

conj conjunción. 

cont., contrac. . . contracción, contracto. 

d. d en los diversos dialectos. 

dem pronombre demostrativo. 

deriv derivado, derivación. 

ej ejemplos. 

Étim Etimología. 

fig."* Sentido figurado. 

g., guip dialecto guipuzcoano. 

Goy Goyerri, (alta Guipúzcoa). 

imp imperativo. 

ind indudablemente. 

inf infinitivo. 

interj interjección. 

interp interpuesta. 

lab.**, 1 dialecto labortano. 

Lard Lardizabal. 

Larr Larramendi. 



CANCIONERO BASCO. XXIII 

lit literal, literalmente. 

met metáfora, metafóricamente. 

nav dialecto de la Navarra española. 

Nom Nominativo. 

part partícula. 

part.* participio. 

pas voz ó forma pasiva. 

p. ej por ejemplo, 

prob probablemente. 

pronunc pronunciase. 

pron pronombre. 

pron. pers pronombre personal. 

pron. pos pronombre posesivo. 

ronc dialecto suletino-roncalés ó hispano- 

suletino. 

s.° — s dialecto suletino. 

Sem. hisp.-basc. . tSemana hispano-bascongadait , por 

Sorreguieta. 

Sin Sinónimo. 

s.° ronc. — s.** r.* . dialecto suletino-roncalés ó hispano- 

suletino. 

subs substantive. 

sust sustantivo. 

T. term Término. 

term Terminación, terminaciones. 

trad tradúcese. 

V Véase. 

v. a verbo activo. 

Zool Término de Zoología. 

Las correspondencias francesas van dentro de un pa- 
réntesis ( ); los números 1, 2, 3, etc. expresan las dife- 
rentes acepciones de una misma voz; el artículo, en las 
palabras euskaras, va separado del nombre, al que co- 
munmente se agrega, por un guioncito, en esta forma: ba- 
ratz-a^ zaldi-a, aragi-a, aniz-a, etc., y la misma sepa- 
ración hacemos del pronombre, en los verbos castellanos 
que pueden emplearse indistintamente en la forma ac- 
tiva y reflexiva. 



i 

j 



APOLO ETA MUSAK, 

POR 

EusiBio M." Dolores de ázcüe. 



*^^»^N^N^»^»^^^»^»^^^fc^»^»B^^»*» 



El insigne bascófilo P. Uriarte decía, refiriéndose á 
Azcue, que la lengua eus'^ara tenia en él un poeta popu- 
lar de primer orden. 

Y si es muy cierta esta afirmación , tratándose de las 
machas composiciones de costumbres que forman parte 
de las poesías de este estimadísimo escritor bizcaino, 
preciso es reconocer también que en el Parnaso basconga- 
do no hay otro poeta popular de los vuelos del Sr. Azcue. 
La flexibilidad de su talento, su carácter observador y 
su rica imaginación , unidos á un gran estudio de la len- 
gua y de sus recursos , de las leyes de la poesía y la mé- 
taíca bascongada , y á los conocimientos generales que 
poseía , le dieron elementos mas que suficientes para 
cultivar con éxito géneros entre sí bien distantes , y que 
exigen ciertamente disposiciones también muy diversas. 
Y así, si en Mundaca-ko arraiíi saltzaillák, Bermeo-ko 
astodunai, Baserritarren erromerija Castro-ko arran- 
tsarimi, Enhasuko neskatillen hantak, Mundaca-ko ema- 
kumia , Gaztelu gachera promesa , Baserritarren Jai 
domeketako batsarrak ^, y otra^ muchas de la misma ín- 
dole, se vé al poeta popular , asimilándose al pueblo en 
cuyo contacto vivía , pintar en cuadros, sencillos pero de 
verdadero carácter y adecuado colorido, tipos del país, 
tiestas, costumbres, usos v aun abusos, tratando á veces 



CANCIONERO BASCO. 



de corregir estos últimos , de presentar otras como mode- 
los dignos de imitación prácticas que van cayendo en 
desuso , y describiendo y fotografiando siempre con hábil 
pincel, tiempos, hombres y cosas; en cambio en sus poe- 
sías religiosas , en la excelente versión del soníbrío y 
terrible Dies irce, en la del himno Ave viaris stella, en 
la oda wiginal á la Concepción de la Virgen María, {Ama 
Birjiñaren Concepciñoari), en su Salve , y en otras va- 
rias composiciones análogas , se vé al poeta sacudir con 
fuerza sus alas, remontar su vuelo , y cantar lleno de fé 
y con inspirado acento , los misterios de la religión. 

Y ya entonces , el poeta popular pierde su carácter de 
tal, y se le admira como á un verdadero artista de mayo- 
res bríos, y capaz de mas altas concepciones. 

Si pasamos inmediatamente al estudio de sus fábulas, 
sus sátiras y sus epigramas, veremos sembrados en ellos, 
sazonados con abundantes rasgos cómicos , prudentes 
consejos y atinadas moralejas , al lado de chispeantes 
caricaturas , trazadas con tanta gracia como punzante in- 
tención, y agudezas de ingenio que dan á conocer en el 
Sr. Azcue un excelente escritor satírico. 

Y si examinamos , por último , detenidamente la colec- 
ción completa de sus poesías inéditas, encontraremos en 
ella composiciones morales tan bellas y de tanto gusto, 
como las tituladas Iñor ez dago gogo beterífi bere zorija- 
gaz, Munduho zertm , y Ama eta arima orban bagia; 
una pequeña serie de Gabon-kantah (Villancicos) ; des- 
cripciones como la del zortzico (zortzicoa), Gerria, gosia 
ta pestia (la .guerra , el hambre y la peste) ; Gabá (la no- 
che), y Denporia^ (El tiempo) ; cantos guerreros y patrió^ 
ticos como el denominado Santo Domingo Españantzai, 
(Santo Domingo para España) ; poesías amorosas, como 
la dediqada á JE lisa ; político-filosóficas como la oda Fio 
IX eta Napoleón líl^ y aun alegóricas , como la titulada 
Apolo eta musa^h, á la que sirven de prefacio estas líneas. 

Su extensa colección , de gran precio para las letras 
baaiooiiígadas , i-evela los vastos conocimieíjitop y las gi*an- 



ELSEBIO M.* DOLORES I>E AZCÜE. 



des condiciones que como hablista y versificador reunía 
el Sr. D. Eusebio María Dolores de Azcue , á quien cor- 
responde de derecho el primer puesto , al menos hasta- 
hoy , entre los poetas bizcainos, y un lugar señaladísimo 
en el Parnaso bascongado. 

Y , sin embargo , ¡mentira parece! , poeta de tal valía, 
á pesai* de sus privilegiadas dotes y de haber escrito 
tanto, no era conocido , ni aun en el mismo país euskaro, 
sino de media docena de bascólilos , hasta que en los me- 
ses de Mayo y Julio de 1878 di cabida en el Cancionero á 
varios de sus trabajos , acompañándolos de lij erísimos 
apuntes de su autor. ^ 

Ciñamos, pues, á sus sienes , aunque sea tarde , la coro- 
na de laurel, grabemos su nombre en la lista de los mas 
preclai'os poetas euskaros , y contribuyamos en beneficio 
de las letras bascongadas , bario necesitadas del ilustrado 
concurso de tan valiosos sacerdotes , á dar la debida pu- 
bliddad á sus interesantes escritos. < 

♦ 

Dos palabras ahora sobre la composición Apolo eta 
Musak. 

Nue8tix)s poetas populares apenas han ofrecido en todo 
tiempo, como fruto de su inspiración ; otra cosa que tier- 
nos idilios y sencillas canciones , en que se cantan la na- 
turaleza, el amor, los placeres del hogar , las alegrias de 
la vida rústica , y su cariño al suelo nativo. 

De ahí que la literatura euskara no tenga realmente 
mas poesía que la lírica. El teatro le es completamente 
desconocido , pues no merecen el nombre de tal los ensa- 
yos de carácter verdaderamente primitivo , practicados 
en la región de Soule ó Suberoa: no cuenta con cantos 
épicos, ni ofrece tampoco composición alguna de carácter 
propiamente didáctico ó docente. 



(i) Véanse serie U, tomo II, páginas 55 á 67, y tomo IV, pági- 
nas 21 á 32, y 63 á 69. 



tí APOLO ETA MUSAK. 



Apolo eta Musak , poema mitológico en que se descri- 
ben de una manera poética y revestidos del carácter y 
atributos que la tradición les señala , el dios Apolo y las 
nueve deidades habitadoras del Parnaso , es , pues , un 
trabajo de índole nueva y carácter especialísimo dentro 
de nuestra literatura. 

El Sr. Azcue quiso , sin duda , demostrar con él la fle- 
xibilidad de su ingenio y su capacidad para el cultivo de 
los diversos géneros de poesía , y no solo lo ha conse- 
guido , sino que ha probado también á la vez , que la len- 
gua euskara es susceptible de todos los tonos , desde el 
mas elevado al mas familiar, y se amolda perfectamente 
á la expresión de las concepciones literarias mas diversas, 
Apolo eta Musah está escrito con gran conocimiento de 
las tradiciones mitológicas , y si todo él basta para dar á" 
conocer al Sr. Azcue como excelente poeta , por la natu- 
ralidad con que está trazado y por el tono que ha sabido 
conservar en este poema descriptivo , merece sobre todo 
gran elogio la pintura de las musas, y muy especialmente 
la de alguna de ellas, la de Melpómene, por ejemplo, tra- 
zada de ms^no maestra. 

Aquella personificación de la tragedia , «semejante por 
su armadura á Minerva , al sombrío Pluton por su torvo 
ceño , y al guerrero Marte por su siniestra mirada» , es 
toda una concepción poética. 

El lenguaje es fácil y espontáneo , y la versificación, 
— toda ella en pareados de á catorce sílabas — tan natural y 
correcta como en todas las composiciones de su autor. 

Respecto á la ortografía no he hecho sino introducir 
ligerísimas modificaciones para uniformarla á la adoptada 
para esta obra, y solo debo llamar la atención del lector 
sobre la pronunciación de la j bizcaina , que es exacta- 
mente la misma de nuestra y , y la propiamente bascon- 
gada , pues la j española , de procedencia árabe , es rela- 
tivamente muy moderna entre nosotros. Para distinguir- 
las usaré de la j, J para indicar la pronunciación bizcaina^ 
y de laj, J para expresar la española. 



APOLO ÉtA IIÜSAi^. 



He respetado la ortografía común en los nombres pro- 
pios y exóticos, como Olimpo , Castalia , Dafne , Clicie, 
Leucotoe, Cupido, Venus, ninfa, etc. 

En cuanto á la traducción castellana de que acompaño 
el original , en ésta como en todas las que forman parte 
de esta obra , he procurado ceñirme en cuanto es posible, 
dada la índole diverja de ambiis lenguas , al espíritu y 
letra de las coihpósioiones euskaras, mas bien que recar- 
garlas con galas propias , por cuya razón han de aparecer 
pobres en mas Ae una ocasión. 

Hé aquí , ahora , el poema del Sr. Azcue: 



. ' . <''ÍVV . 



t* > 



>, 



.Vi . 







-■•. i f*« • 




r- ' 



Ezagunak éz bozuz jauhgoiko paltsoAk 
l'í.M V. . :' 1 •; op eisrtu? iiti4iunil prrango berBoak. 



APOLO 



Argi)aren aita eta bersolarijena 
Apolo zan Olimpon jaunik galantena: 
Júpiter eban aita eta ama Latona , 
•lunok zeloakgaiti estuak emona ^. 

Jaun aundija izan arren Apolo zeruan 
Ez balitz legez jauna bizi zan muñduan: 
¡Zenbait ta zenbait ninfa ** , eder ta gaztiak 
Apolo gaiti egozan galdu ta izatiak! * 

Azkenengo amoria eukala gogoan 
Ikusi eban Castalia beiñ baten basoan, 



(1) Hll.F. Larrameiidi pretende que la voz musa, numen poéti- 
co , pudo venir «del bascuence musua , que significa semblante y 
labios , y porque el numen poético mudaba el semblante con lo 
que llamaban entusiasmo y furor , y bacia explicar los labios». 

(2) Sabido es de cuantos conocen la mitolo^^ía , que Juno , por 
ven*?arse de su rival Latona , una de las múltiples amantes del 
dios Jove , la desterró de la tierra y la bizo perseguir por la ser- 
piente Pyton. Neptuno tuvo compasión de ella , y según cuenta la 
tradición , bizo brotar de las aguas la isla de Délos , donde Latona 



APOÍO ¥ LAS MUSAS. 



8i na oofiooesr á Ipp folgos dioses 
no leas los siguientes versos. 



APÓLO: 

Padre de la Ipz y de los poetas era Apolb el dios mas 
grande del Olimpo: tenia pior padre i Júpiter, y. por ma- 
dre á Latona, á quien la diosa Juno trajo d mal andar por 
causa de c^los. 

Pero á pesar de ser Apolo señor importante en el Cielo 
vivía en el mundo como si no fuera tal dios: ¡Cuáútas y 
cuántas ninfas, jóvenes y bellas, estuvieron perdido el se" 
so por Apolo! 

Con el pensamiento fijjo en su último amor vio cierto 
dia en el bosque á Casjcalía,.tan joven, tan hermosa y tan 

dio al muado á Diana y Apolo , fruto de sus amores coa Júpiter. 
A esta persecuofoíA alude él 'poeta en lia fraíie z^loaJt-gafU estuák 
tmona. 

(3) Como equivalente de ésta, el bascuence tiene su voz propia, 
y por cierto bellísima , anyerusa , citada ya por liapramendi , y- 
usada, entrar otpo» eecnteires^ por el malogrado Vilineb en so pre^ 
dosa traducción de los sátlcos de Vilkgas. (V. serie 11, ti I, pu 60;> 

(4) GíMá^taiM^tiah^ pestiidO'elí seso. 



12 EU8EBIO M.* DO^OKK8 UK AZGUE. 

% '■ = 

C^o kendu l^^iela ordüaa nuuidutik , 
Geldituten ez bazan Apolo itsuuirik. 



Errakittt. ta Jaunak , nia£a edep. armiño 
BÍAirtu pb^Q hntú ur-^rront ariña*^^: 
Uraedatsn ez badaaan bercsolarijak. 
Egingo dituz bertso gauza-ezak ^^ guzti)ak. 

I^aster Apolo ddu 3an zabalijk besoak, 
. jBaña ; zer topau ^baa ? Ezer ez galsoaliv . 
Orduan biurcu ,&an gu^iz karga asi^ijna 
Apolo ¡aunarentzat betikotasuna. 

• 

Eukan bijotza gaiso ta illuna gogoa;^"^; 
Baña entsun ^ban laster musjika gozoa, 
Arech arte bateti urteten ebana, 
Zeiñ laster igarten zan mundutarra ez zana. 

I 

Aiñ musika go2oa: emsün ebanean 
Uzte e>ban: zegoala Olimpo gaman y 
Aiztu jakan Castalia, Dafne ^'^ bera aiztu zan, 
Ta CJice^ ta Bolina, Leucptoentgizan ^*. 



(10) Heüere la tradición mitológica que Castalia , huyendo de 
su perseguidor , se arrojó en una fuente y se ahogó' eh'ella. Eáta 
fuente que tomó el nombre de láca^tá ninfa, se eóéatagró 'á las nm^ 
sas, y concedióse á sus aguas la virtud de otorgar la divina inspi- 
ración. A esto alude el poeta en los dos últimos versos de esta 
estrofa. 

(11) Berso gauza-^zak. Versos fútiles, insustanciales. Degau- 
z^a, cosa, y la negación es , gauza esa equivale á cosa inútil, que* 
no «irv^e al ña á que se deslina; 

(I2i Ili^nagagQa^ triste, sombrío el pensamiento 

(13) Dafne. Fué el primer amor de Apolo^ desterrado del oieAo: 
por esta causa por su padre Júpiter. La madre de esta diosa, para 



APOLO Y LíiS MUSAS. 13 



bien sugatas isvis^paldsrs, ^ h atrancaran inmediatamen- 
te del mundo, conio Apolo al tneno8 no $e queilira ciego. 

Compadecidos los dioses convirtieron á la hermosa y pu- 
ra ninfa en fuente de liiüjpia y ljgej:a corrieiite; si el poeta 
no bebe en ella (su inspiración) solo ofrecerá ó producirá 
malos ó insustanciales versos. 

Bien pronto Apolo llegó abiertos los brazos (para estre- 
charla en elíos)y ¿pero qué encontró? Kada, él pobrecillo: y 
desde aquel momento convirtióse para él en pesada carga 
el don de la eternidad (que poseía). 



Tenia el corazón enfermo^ triste el pensamiento, pero 
pronto oyó una dulce música que salia de entre unos ro- 
bles, y que desde luego se dejaba notar que no era terrenal. 



Al escuchar tan grata música creyó, hallarse sobre el 
Olimpo, y se olvidó de Castalia., olvidó á la misma Dafne, 
y á Clice, y á Bolina^ como habia qíyidado antes ¿ Leucoto. 



librarla de las persecusiones de que era objeto por parte del ga- 
lanteador Apolo, la convirtió én láui*e1, emblema que por esta ra- 
zón vino luego á conéedei*sé «ímió reicomjensa á ios poetas. 

(14) ApoOo, vaLiándofiB del fifl^^imiento iy de: la sorpresa , sedigo 
á I^eucotoe, hija de Orcamo, rey de Babilonia, y una de las jóvenes 
mas bellas de aquel estado , y delatado el hecho á su padre por su 
hermana y rival Clycie, que amaba asi mismo al dios , fué conde- 
nada á ser enterrada viva. No pudiendo Apolo o torgarl e troeva 
vida^ por oponerse á ello «I desatino , roció ^ néctar ki tierra que 
cubría so cuerpo, y brotó de ella el árbol del incienso. Así Id re- 
liere la tnidicion mitológica. 



KMK^MJ^JJ I MMJmAJ 9999e>9Vmíl999C009 ^AA^ÁAf l *KlJV^ 



I. 



CALIOPE 



Len zirian gizonak )aunakaz berdiñak S 
Miragarrizko gauzak armetan egiñak : 
' Onek gaiti Caliope->k libru ederrflík ta artez 
Eskríbidu ^ zituran Poetan bkartez.* 

Ereiñotzezkoa dau koroia buruan. 
Famiaren troijipia eskumako cskuan, ^ 
Libru bat ezkerrian, iru ^damenian, 
Homero ra Virjilio u Ennion ¡zenian. . 

Oraingo gauzentsako da eskuko librua, 
Guk ez dogu ikusiko iñóz amaitua; 
Irürak baña dagoz beterik guztijak 
Asko zirialako len gizon andijak. 



(1) Jaunákaz berdiñak» iguales con los dioses , ó semejantes 
á los dioses. 

(2) €Arte , facultad que enseña á hacer rectamente 4a8 -Gosas* 
viene del .bascuei>ees¿»r^0 , cwtsa i que en un. dialecto signifieaí rec- 
titud, derecbttira; y así deoinK>8 banoa cartez ■artez j vóime en de- 
rechura, derechaioente , y álos caminantes dirigitaofl,afui*Ia mis- 
ma voz, zoaz artez artez:^^ (Larr. Dicción tril,) 



WtUWWUW ^WWWWWg W U J i JUWU^UAMMAWMJ^JvMJUWkM^v^^^ 



CALIOPE. 



Anriguamente lo^ hombres^ q.ne habían realizado por 
medio de las aimas hechos adtnir^tbles^ eran (coHsiderados) 
como semejantes á los dioses. Por eso Caliope escribió con 
arte por medlfrdfé ÍOs j^óéik^ Kéttffo^o» liWo^, (en que se re- 
latan estas hazáñái.y 

Una^ corona de laurel en la cahezárj b tníAnpai' ¿é la Fama 
en la diestra mano, un libro en la izquierda, y tres al lado 
con los norftbréé^dfe Héhféfó, Vif^iíitf y Etfftítr, (A¿ aquí la 
imagen que persMlfici á tsiií dióíü.') 

El libro que aparece en sü mana derecha es piara relatar 
los hechos presentes, y nunca lo veremos nosotros termi- 
nado. Éh cámfeio los restantes se hallan completamente 
Uenos^ pues eran muchos los hombres preclaros en los tiem- 
[)09 antiguos. 

(3) El mismo ilustre ba^cófílo cree que el verbo bascongado 
izkribatu , sincope de dzhirak.batu^ unir ó encadenar las letras, 
ha dado orejen á los correspondientes latino y castellano. 

(4) Poetan contrastó por ^oe/oi&iV ¿á palabra hitartez viene 
aquí á confirmar el selloí ^bSÉSMgiW éeW pálahvR arte. 

(5) Eshumaho eskuem , én hi diestra rtíáno. 

2 






XI. 



CLIO.^ 



Buruan dauko Cliok Júpiter en doia, 
Diamantez beterik urrezko koroia, 
Paper bat esku baten erdi zabaldurik ^ 
Ta lapizeru eder bat bestian arturik. 

Len igaroko gauzak dagoz Ubruetan^ 
Jakin nal dituzanak, irakurri euretau, 
Emon badeutsé Cliok ikusteko argija 
Imiñi dituzanai izango da egija. v 

Ez dau Cliok ikasi iños bere euskara, 
Historija ^ bakoak euskaldunak gara: * 
¡Zembat gauza andi armetan emen egindiraí 
¡Ta lumak tinta barik! ¡ta Clio begira! 



(i) EL nombre de esta musa , hija de Mnemosina y de Júpiter, 
significa en griego celebrar, glorificar, y personifica la Historia. 
Se la representa coronada de laurel y teniendo por atributos en 
una mano un papincs, y en la otra, ya un lápiz ó punzón, ya la 
trompeta alegórica de la Fama, ya, por último, una cítara, instru- 
mento del cual le atribuyen algunos la invención. 

Hé aqni cómo J. B. Rousseau ha pintado á Clio: 

cMais la déese de Mémoire, 
Favorable aux noms adatante, 
Souléve r eguitable histoire 
Ckmtre 1 ' iniquité du temps; 
£t dans le registre des Ages, 
Consacrant les nobles images 



m^AAJJiJV^^K UW, i y»A^AMAW)WWARW<^J i »UV l AAAAAAWW-v'imMM^ 



zx¿ 



CLIO. 



Clio goza de la gracia de Júpiter, y en su cabeza ostenta 
corona de oro llera de diamantes; un papel entreabierto 
(sostiene) en una mano, y en la otra un hermo3o lapicero. 

Los libros contienen (la rducuni) dé los pasados hechos, 
y en ellos debe leer quien quiera conocerlos, pues ellos ma- 
nifestarán la verdad, si al menos Clio ha concedido á sus 
autores la luz necesaria para alcanzarla. 

Jamás Clio aprendió la lengua euskara; los bascongados 
no tenemos historia. ¡Cuánta y cuánta hazaña gloriosa se 
ha realizado aqui por medio de las armas, y, sin embargo, 
las plumas continúan sin tinta y Gio mirando! 

Que la gloire luí vient offrir, 
SÍans cesse, en cet au guste livre, 
Notre souvenir voit revivre 
Ge que nos yeux ont vu perir.» 

(2) Erdi zaJbáldurihy medio abierto, entreabierto. 

(3) El bascoence tiene como propia equivalente á esta la voz 
Kondairá. 

(4) La fh»6 Historia bákoah euskaldtmah ^ara\ que literal- 
mente dice los basco» ó eusháldunas no tenemos historia, es un 
justo lamento del poeta por el abandona y la incuria oon que ha 
sido mirada la historia de e^ región, muchas de las hazañas de 
cuyos hgos yacen relegadas al olvido, sin que una sola pluma las 
haya consignado en el gran libro de los tiempos. 



IW»IWPWPP^»>WWP»>PW WW > WMMUUUW>IL >WWWPWWW* UW ' J I Jü l >llJtfW PO^^ 



111 



ERATO.' 



Eraton kantak dirá bertso suabe, ederrak, 
Eta kancetan dítuz íira baten berák: 
Bertso onak Itnrnteko billam biar dau 
Poeta lifíkuak musa kantarijau. 

Mktoskd kofoíaga^ eta ladrosakaz 
Bekoki ta ImrtM apaktdii ta daukaia; 
AUame^ira datiko Cuptda arm^urik, 
Geure bi)otzeñ bUkt dainlkna ¿t&ufik. 

jfKacOy Musa edcrra» arreñ betaüiuzuz^ 2 
Onek Wrtso^ bigunok gra^jsz eta suz! 
IrakurFÍ dei^zaa poeta euskaldunak,, 
Franl¡el^ Ma&r U Guipuz ta neure lagmiak. 



■1*1 



(1) Eft4a mosa^ eaye nombre p^^eede de la roa griega eros, 
amor, y á la que se atribuyen la invención de la ñauta^ 1^ XamfK)- 
fifty Y aaa^la Itfa, preaide la poasia Úrica y aspecialmente la ana- 
ereóntíea. Se^la BepreeentageneralBldnte como una niníli vivara- 
duby aiiQgre, eoooñada de mirtos y de resaa, con una lira eatla 
maae k^loFda y «n arco en la derecha, teniendo cerca de eHa á 
Cuj|id€i4 y variaatóBfcolaaque se acarician, emblema de lo» asun- 
tos eróticos que esta masa trataeon prefóreacia.. 



zz^ 



ERATP. 



Las caaciQDes dp Erato, que ^Uíi ipiswíi 9f^»ííí i)i son de 
la lira, son siempre d\ilces y hermc^^s: y ^l pQi^^ lírico de- 
be buscar el apoyo de eíit^ mus^ si, quief e; .escribir buenos 



versos. 



Coronadas ostenta su frente y su cabeza de rosas y de 
mirto, y tiene á su lado á Cupido armado, qué ciego bus- 
ca nuestros coraaoneg. 

¡Oh Erato, fe^fwiíia mi^! )?Qr %Qfí fQfw4« tu fuego 
y tu gracia á Q$xq$ veT^iPS a. psiía que §flafl leidps por los 
easkaros poetas, ppr mis <;pi^p^»ei:o? ^ kmí^^^»^ Ips "na- 
varros y guipuzcoaix95, 



Los poetas la cantan princip£|lp9^pte como ^qaugfidQ l03am?mt/^ 

4l&raUi (les ^tqcmrs célebre leif oouquét^, 

4í) 9QWrQnn^ (fe wrte at préside 4 Iwrs fótow^ 

(Da^chbt.I 

mo^ ^tol 4sL¡g¡paci^ y ^fi fl^egO, par^ quft aíe#i\ teijic^ a§ loapo^ 



A/ifWWWWAMJUWiMJkAAM^^ 



IV 



EUTERPE.^ 



Apolok bere arrábai bota eutsen irauna, * 
Bera zalá bakarrik musikian jauna; 
Ta izango zan luzafo alan irautia 
Erakutsi ez baleutso Euterpe-k flautia. 

£uterp6-*k egin eban flauta let^engoa, 
Ta beragaz poztu eban Apolon gogoa; ^ 
Orduan egin eutsan neba onek grazi)a 
Izateko musikan beti nagosija. 

Lorazko kofokgaz flauta ederra ]Otén 
Egoten zan Euterpe denporia emoteo: 
Bertsoetan iminten besce batsüetan 
Artzañen bizitsia ta gero kantetan. 



(1) Personifica esta musa la poesía lírica y la música. Represen* 
tábanla los antiguos coronada de ñores, rodeada de iñistrunáentOB 
raüsicos, y con una doble flauta en la manó. 

(2) Tanto esta voz irauna como la palabra irautia que aparece 
en eí verso tercero, empleadas ambas indudablemente por el autor 
en sentido figurado, me han dado bastante que pensar. Por el tex- 
to parece deducirse qxiQtrauna está usado en concepto de afirma^ 
cion, creencia, reto, bravata, ü otro semejante, pero no conoasoo 
en bascuencc palabra alguna ni parecida á irauna con tal signi- 
ficación. 



!▼ 



EUTERPE. 



Apolo dijo á sus hermanas (las Musas) que solo él era 
el señor en cuanto á la música: y hubiéralo sido, en efec- 
to, por mucho tiempo, si Euterpe no le hubiera enseñado 
la flauta. 

Euterpe fué la que hizo (ó inventS) la primera flauta, y 
con ella regocijó el deseo de Apolo; entonces éste hermano 
le hizo (ó le concedió) la gracia de ser para lo sucesivo rei- 
na y señora de la música. 

Coronada de flores, Euterpe pasaba su tiempo, ya to- 
cando hermosa flauta, ya poniendo en verso y luego en 
música la vida de los pastores. 



La raíz iraun se emplea propiamente, con la signiñcacion de 
di^étr, é iratítia Doñ ]i , de duración, perp aquí, por lo visto, el 
aotor ha usado la yozír^una en el concepto que queda dicho. Esta 
eetrofa se traduciría, pues, literalmente, en mi opinión, de este 
modo: € Apolo lanzó á si^s hermanas (las musas) la bravata de. 
que solo él era señor 'm cuanto á lammíca, y esta creencia hú- 
Uera continiMdQ por larp) tiempo, si Euterpe no le hvibiera en'' 
Kñaáo la flauta.)^ 

(3) Qogoapoztúy regocijar el ánimo, encender el deseo. 



^^^??^?!^W^W?W^W^í*«^^W>^W^^W^^^^^^W^WWW^W^?W^ÍW^?W^W 



AM.^ MWA>w >vMA^'^j |v w wv ^ jy^^^y i^ 



Iy|elp(ipiene-i^ bqgjja Q\p, da. ta }tz^l^, 
psku batían daul^ billositc puaala, 
Ta be$.t}ftn zptra^, ^ ^qjoh buf^f p, 
Enperadore batek daroian moduan. 

Pli|tpn itz^len ai^^a bekoki illpnian 
Martg gu4^fi)fina j)egirakuni^n, 
Minerva leg^z d^uko ]aptzi)4 sqñian 
Korchozko ^ soruakaz zapat^k pp^^Qt ^ 

Bere kuadru danetan ez dago besterik 
Gi20(i andijak, baño odolez beterik: 
Berak irakasi dau dala Trajedija 
Furiak egiñeko odol iturrija. 



(f ) Personificación poética d^ la t(*ai^^(i|^. Repre^i)t^^nl§ (^ 
antiguos copaó, una jóveq ricamente vestida, ca]z^(l^ ^e <^^¡l^l(^^ 
armada de puHal, y ostentando la diadema, el cetro y }a gi^^i¿|^ 
trágica. 

(2) El bascuence tiene como equivalentes p.rQpi9s 4^ cefirtí \¡^^ 
voces urrez{gorra^ zil\arzigorra, formad^i ^e W^f, (9^íi I 
ziílar (plata) y zigor (sinónimo de makila ó mahU^ff), na^ ^ ^ 
cir, palo ó bascon de oro y plata, f?! ^. g| egírg^ 

(3) El padre Larra^ueniji designa at circho con la palabra ar- 



w^wPW^ww^^w^^y^^^R^^f^^wjíwwwjc^w^^^w^^íPW^^^^w^wwpw^JW^^^wí^wwí^íWW^^^íW^JWW^^w 



MEJ_póM5:Ní^ 



De mirada ^ia y sombría, Melpómene ostenta en una 
%ano desnudo puñal, el cetro en la otra, y una corona en 
la cabeza, á la manera que llevan los emperadores. 

Parecida al {^trij^p Pluton por ;u 9scuro cejio, ,^1 guerre- 
ro Marte en su mirada, hállase vestida (6 cubierta^ ík arma- 
dura) á semejanza 4e MÍR?mf y ^i^^a ¿p z^pasg 4e sue- 
la de cuero, ^ 

En todos sus cuadros no se v^ sino grandes hombres, 
pero llenos de sangve^ y ella (Melpónken^) enseña que la Tra- 
gedia es fuente de sangre creada por las Furias. 



telazkia^ voz muy propia que viene á expresar tanto como coia 
del alcornoque^ y ya se sabe que el corcho es la corteza superior 
áe ^te árpol, (^nocido en el ps\is ^uskaro con el pom\)re de ar(e- 



latza. 



(Ai Bl cj|lzado de suela de cuero es el coturno^ que usaban an- 
U^aipente los reyes y los poderosos, y también los actores ep li)s 
representaciones tr4f ^9^?* P^^^? ^^^ contribuía á elevar su estatu- 
ra. De ahí que la ñ*ase calzar el coturno haya venido á ser ^nó- 
mina de r^resentqi(r tragedias. 



> vV >> v*>J ¡ ?J<3tv^AWWX^ 



POLIMNIA.* 



Lagun askon aurrián berba ondo egitia 
Gichik dabe munduan lograu ^ )akitia. 
Berba aldi)ak neurritu ^ zituzana leñen 
Izan zalá Polimnia sinistuten zanlen. 

Edurra legez daukaz )antsi soñekoak, 
Ta arri piñez beterík zapata oñekoak; 
Lora utzakaz egin da kóroia buruan 
Baña diamante piñakloren inguruan. 

Eskumako besoa guztiz luzaturik^ 
jBeste eskuan paperak biribill baturik; 
Emakume gaztia, eder ta noblia, 
Majestadez * beterik zan bere portia. ^ 



(1) Preside esta musa la poesía lírica, y espeeiaimente'la mi- 
mica. Según algunos autores Polimnia inventó la armonía.. Se la 
representa en actitud severa y silenciosa, coronada de flores, ves- . 
tida de blanco, castamente envuelta en un manto, esperando la 
inspiración. Sus atributos son el cetro, el rollo de piapyrusj^ei 
laurel. 

(2) Cíomo equivalentes propios de lograr, alcanzar ó conse» 



iWtWgggl^B U^vVUKWVCWAMAMA^ iC' JV A^j I fc ' ^ ' A í lMkWUUAWOOvMWl ^ MyOUKMJ^^ 



^i 



POLIMÑIA. 



Pocos son en el mundo los qqe han logrado saber hablar 
t>ien delante de mucha gente (ó poseer el arte de la oratoria): 
antiguamente se creia que Polimnia fué la primera que 
nciidió los discursos. 

Ostenta (esta. 3if usa) vestiduras blancas como la nieve, 
calzado cubierto de piedras finas, y una corona en la ca- 
l>eza de flores recamadas d^ diamantes. 



El brazo derecho completamente extendido, y en la má^ 
no izquierda un rollo de papeles; mujer joven, hermosa y 
noble, tenia un pone llerio de magestad y de grandeza. 



guir^ el bascuence tiene los verbos artetsi, erdetsi, erdietsi, iri- 
ehi^jadetsi, yadi^tsí, Us¿, istu (este último peculiar del dial, bizc.) 

(3) BBr^ aidifah ñeurritu^ medir loe^disciH'sos, es decir, su- 
jetarlas á regías» 

(4) '^in6n\m& puro de estSíYozíafidientza. 

{¡S) Gomo equivalente de esta voz en el bascuence se usa gene- 
HbúButíd'lá fMbn i(^§á%, s»pea^ 



AAA«Ml¿J^&z a ¿y!A^AAAA^#>^w^A¿.¿|M^^ 



H 



¿Kowe4iiaicQ ^^hm 2 íííq? ^gQ^ ^i^r^ 

Ez badeutzut nik orain emen erakust^n» 

Komediantiak dirá Tallan semiak, 
Ta eüren esakerakáz egin leiz bárflakt 
Paperian Talíak esan da daukana, 
Komediantiak dakar bizirik gu gana. ' 

Bu rúan koroia bategiña lorakaz, 
Ta eskuan maskaria, ^ Nin£a ederFak dauka^s 
Beti bapreka diñoz egi)ak garbijak, 
Ekandu deungetati kenduteko errij^k. 



(i) Bala bepHMWit Blusa, á qokm reppei^nian qopor^^ 4^flore9 
y con una máscara en la mano, personitíca la Com^iA. 

(2) Komedijáko eekian, lit. en la en^ é^e la comeiüa^ astq ee 
en el Teatro. Desigoaae. mas propiaoGUEMíiteeate lugar oon qI nomlj^ 
ÚQ jostirtidiho biltohia% ik^cioo^QWl^idlA y en^úVtóm^AP^ ^^ 



W9mmi99999999999 WR>*A>W>i^ l JtPJVV I ñMM m9mm^ kA^k,^ > 



▼ IS 



TALriA. 



¿Has estadía álgüfrá vez en d' Teátfo? ¿Nüfica has ¡do 
por ventura á reírte? íties afíf está Taifa, i quien no ves 
si no tela mud^o aquí áiiorá. 



Los cómicos, tóft tttyúi dfchtí* ptréde Cfttíí reirse, son 
tijos de Talía: y fó qtte cr^a iitirs'á tiette eácrttíí eíft el papel, 
el cómitó ÍÓ feptiesenta dándole ntféva vl'dá'. 

Ltf héhttoátf nfílfá o^eírtst tífi^ ntá^eafá éir la mano, y 
corona de flores etl la Cs/btzñ; y, sieitíprc ríendcT, dice claras 
verdades para ftbrar á lospuebíós dcí tristes desdichas. 



<É*i*i.>utÉ iriiifcJii fiÉ 



tanto como Duíffttif* d^ rernüón (biMbki-a), en que se hacen ó re- 
ptesentém /See¿9H«^0rudiak) recreáiim^ ó evnf&xjüiieáú es agra- 
dar^, divertir ^Joífé^tu). 

{2í^ Gknmor eqnivitlenite á máscara , ek hascuence tiene la voz 
p0o^ míMo/*ro»^ 



^^^!Wwwwl^^l9^^^^^^W^wwwwl^^wow?^ww?wwffw^w^^yww?^^^^^wwwww^^^w^^wwwwpw^w^^ 



▼ 1X1 



TERPSÍKORE. 



Parnasoko mendijan egiteko dantsan, 
Terpsikore bakarrik nagosi izaten zan: 
Apolok esan eutsan dantsan íku^irik: 
Zu Tiara arraba ederra asia biiirik. 

Aldatneoian dauko urrezko kopia ^ 
Ardáoz betcrik Bacok beretsako opia, 
Ta untzurri makilla bat Tirso ^ dereichona, 
Dantsak arteztuteko Sileno-k * emona. 

£z dau askp edan biar nai dabenak dantsau, ^ 
Edan ezkero laster loak artuten dau: 
Dantsan iñarduteko ® zalago '' buruak 
Ordijak baño daukez enamoraduak. 



(í) Preside esta musa la danza y el canto en coro. Se la repre- 
senta ordinariamente como una joven de festivo rostro , coronada 
de guirnaldas ó de una diadema , y con un harpa ó una lira en la 
mano, 

(2) Kopa, g., kopia, b., voz bascongada , según el P. Larram. 

<Se dijo de gopa, gopeúf de poí, arriba, superior, y pea^ bea, abajo, inferior; y es lo 
que cuadra á la copa, cuya parte sunerior baja, y la inferior 8iü>e,ai beberse porella.i 

' iDice, triL, tomo 2 , ven Co^A,) 

(3) Titiso. «Vara enramada cubierta de hojas de parra y yedra, 
de la cual usaban los gentiles en los sacriñciosdeBaco>(A(aid.e8p. 
D¿cc.)'^El poeta ha usado con gran acierto de la voz untzurri-^j 
compuesta de untz^a , la hiedra , y orri^a. hoja; hqia de hiedra* 



IBf^PP^pqffPPi^gWW ^AAAAAAi l VkAAAAAAAAA.^A^^ 



ZIX 



TERPSIKORE. 



En los bailes que se celebraban en el monte Parnaso la 
diosa Terpsikore era la única que los presidia: y habién- 
dola visto bailar Apolo la dijo: Tú eres, hermosa hermana, 
la que has crecido viva (ligera, aérea ó esbelta). 

Tiene á su lado una copa de oro llena de vino» deseada 
porBaco para sí, y una vara enramada, llamada Tirso, da- 
da por Sileno para dirigir los bailes. 

No debe beber mucho el que quiera bailiar, pues pronto 
le coge el sueño á quien bebe; para bailar tienen más des- 
pejada la cabeza los enamorados que los ebrios. 



(4) Sileno, Semi-dios, hijo de Pan y de una ninfa cuyo nombre 
88 ignora, ayo y compañjsro de Baop, á quien alimentó y educó co- 
mo si fuera su propio hgo. 

(5) Además de la voz dantzatu^ g,, daatzau^ b., el bascuence 
tiene con igual signlfícacion , aunque es menos usado , el verbo 
ohikarttu, que vale tanto como andar moviendo incHsantemente 
los pies. 

(C) Iñardun (y ismhien jardun) , bizc. , andar , ejercitarse ü 
ocuparse en algo.— Da^^^a;^ iñarduteho , para bailar...... 

El yeeho jardun se emplea comunmente en el dial, bizc, como 
sinónimo del guip. ari. 

(7) Zalago, zoliago, bizc, mejor, mas despejado 



URANIA.^ 

Musai etorrí )akcfn bein baten gogpt9 
Igarotekor ^tm kit echeci kanpora; 
Izenuiu ^ zan eguña, baña gos-alde atan 
Jausi zan edurra ta folasa galdu aan. 

Ordurik gora 3 Uraniak anu eban kargua 
Irakurteko gabaz ta egunaz zerua, 
Lenagoti ig^neko izanren bitartez 
Geroko denporia duda bari¿ artez. 

Globo baten neunuten neurrí ziurragaz 
Izar bidé guztijak dago konpasagaz: « 
Izarrezko koroia dauko, ta |antsi]a 
Azul zeleste izarrez ereiñ u guzti)a. ^ 

SuSEBfO fi.^ IfoLOKES BE {zCSE. 
(agosto db 1860.) 



(1) Mu» que r^Nrasenta la astronomía y la geometría. Se la 
representa vestida de anl« cor ot M ida de ^etielte , fodeeda d^' es- 
feras, y coa u eoaipis ee lir enoio. 

(t) le lünt-tt • ■ombrey ijemimn . b.« i^fmdnfm^ g. . Mnatirar, 
desigiiar* 



*^^M^M^MKAJi^AAAAAfJV,*AAKiK^AJKJJ^f i J^mj ' ^^J^AK^ 



XX 



URANIA. 



Ocurrióles un dia á las Musas pasar un dia (de campó) 
fuera de casa; designase el dia, pero aquella madrugada 
bajó la nieve (cayó) y perdióse {aguóse) la fiesta. 

Parapo sucesivo Urania tomó el encargo de leer (ó con- 
sultar) el cielo dia y noche, para adivinar de antemano por 
mediación de las estrellas, y sin duda ninguna, (ó con toda 
seguridad), el tiempo venidero. 

Hállase (Urania) con un compás en la mano midiendo 
en un globo con segura medida la dirección de las estre- 
llas; ostenta (en su cabe:^a) corona de estrellas, y su traje es 
de color azul celeste tachonado de estrellas. 

I. Janterola. 

(octubre de 1879.) 



(3) Ordurik gora..,. lit. de entonces para arriba , esto es, 

para en adelante , para lo sucesivo. 

(4) Konpasagaz, La lengua euskara tiene las voces propias 
equivalentes oinkida y ziakida. 

(5) Izarrez ereiñ ta gust¿ja,.,. Todo tachonado ó cubierto de 
estrellas. 






FÁBULAS DIVERSAS. 



0*^^0*0^0^0m0*^»0^0^r^0^0^m0m^ 



Entre los escritores guipuzcoanos que han puesto las 
dotes de su ingenio al cultivo dé la Fábula, ocupa sin dis- 
puta el primer lugar el ilustrado y laborioso presbítero de 
Hernani D. Agustín Iturriaga, cuya curiosa colección im- 
presa en 1842 *, y agotada hace ya bastantes años , es te- 
nida en gran aprecio por todos los bascófilos. 

Hace tiempo buscaba con afanosa solicitud nuevos ma- 
nuscritos de este insigne escritor , que suponía habrían 
quedado entre sus pápeles á su muerte , ocurrida eii lá 
villa de Hernani, de cuya iglesia parroquial fué beiíéfi cia- 
do durante largos años , el dia 30 del mes de Marzo de 
1851; y habiéndome dirijido con este objeto á mi estimado 
amigo D. Segundo Berasatégüi, cuyo Sr. padre fué tino de 
los testamentarios del Sr. Iturriaga, y el que heredó toda 
su librería , he tenido la fortuna de ver entre mis manos 
la colección original de sus Fábulas , de puño y letra del 
autor, que conservaba en unión con otros libros, el citado 
Berasategui. 

(í) PÁBtÍLA.8 Y OTRAS COMPOSICIONES EN VERSO VASCONGADO, 

dialecto guiptizcoano ^ con un diccionario vctsco-castellano de 
las voces que son diferentes en los diversos dialectos, San Sebas- 
tian, en la imprenta de Ignacio Kamon Barbja, año 1842. En 8.o es- 
pañol drt IV - 200 paginas. Gontieíté 49 fábulas traducidas ó imita- 
das de los más insignes fabulistas, especialmente de Samaniego, 
tres composiciones originales, excelentes versiones de la primera 
y tercera égloga de Virgilio, la Marcha de San Ignacio, conocida 
con el nombre de Marcha nueva^ escrita por el Sr. Iturriaga, la 
letra del antiquísimo baile basco denominado Espata^dantza, y 
un Vocabulario basco-español compuesto de 741 voces. 



86 CANCIONERO BASCO. 

Examinada detenidamente la colección manuscrita , y 
cotejándola á la par con la impresa en 1842, me he encon- 
trado con algunas diferencias, que creo de mi deber hacer 
notar en este lugar. 

En primer término, y á la cabeza de esta colección, pre- 
cede á la dedicatoria Á la juventud de la EiLSkalrerria, 
(EusKAL-ERRiKO GAZTERIARÍ), quo aparece en la edición im- 
presa, otra dedicatoria particular, también en verso, cuya 
reproducción juzgo curiosa y oportuna. 

Dice asi :. 

€Arcangoitzko Jauregiko seme , Iriburuko Alhate, 
Baionaho batzarre andian esertzen dan Bernardo 
Jaunari. ^ 

Bernat , joan dan neguan Ez dute ez , zu beste 

Biok geundenean Jaberika iñor ; 

Ederki apaldurík Egíten dizut bada 

Suaren aldean, Beren eskañia , 

Egin oi zenduen maiz Faltarik badute, da* 

Estanda irriaz, Nerea guztia. 

Ipui oiek arturik. Gañera nik izaiii'í 

Zuk irakurriaz. Zuadizkidea, 

Ñola zerez báit dezu Besteri ez liteke 

Belarria fina , Eder eskaintzea. 

Eta gustoa berriz Bernat, zuk eskañi au 

Da gausa jakiña , Artzen badirazu 

Bein baño geiagotan Chit mesede andi bat 

Zure esanakiñ Egingo dirazu, 

Ipui oiek berriro Zeren len adizquide 

Oi nituen egiñ. Andiak bagera , 

Alá , onak badira Gero andiagoak 

Zuri zaizkitzu zor , Gu izango gera. » 

Siguen á la dedicatoria las cuarenta y nueve fábulas 
que aparecen en la colección impresa , en la mayor parte 
de las cuales he notado algunas variantes de mas ó menos 
importancia , encontrándome ademas, entre las antiguas, 
con seis fábulas inéditas, que aparecen con los titules de: 
ErlñaU eta igelaU, Leoia eta aUerra, Chaherama eta 



(i) D. Bernardo de Arcangos , hijo de una de las mas antiguas 
y aistínguidas familias del país. 



AGUSTÍN ITÜRRIAGA. 37 

arranoa , Asto léoi larruz jantzia , Orina eta aiena, y 
Eiztaria eta za^urra, todas las cuales tengo el gusto de 
incluir á continuación, dándolas á luz por vez primera. 

Las tres últimas fábulas que aparecen en la edición im- 
presa, Otsoa eta Artzanora, Mendia aurgiten, y Aizkora 
eta hirtena , se muestran en los originales de Iturriaga, 
con variantes un tanto notables, y aun escritas en distinto 
metro, por cuya razón juzgo su reproducción de interés 
en este lugar, para que los añcionados á trabajos de esta 
Índole puedan conocerlas y cotejarlas. 

Y, por último, revisando diversas cuartillas de borra- 
dores del autor , me he encontrado con una tercera ver- 
sión distinta é inédita de la fábula Otsoa ta artzanora^ 
que ofrezco también á la consideración del lector , en 
unión con los otros dos testos , el incluido en la edición 
impresa de 1842 , y el que aparece en la colección manus- 
crita del autor. 

En esta última no se hallan incluidas las composiciones 
orijinales que completan la edición impresa , pero , en 
cambio , el Vocabulario con qué termina , es mucho mas 
estenso , y ofrece la particularidad de agregar á los signi- 
ficados castellanos los correspondientes franceses. 

El número de voces que contiene asciende á 1781 dis- 
tribuidas en esta forma: 

Letra A, 243.— B, 173.— C, 204.— Gh, 51.— D, 40.— E, 207.— F, 
14.— G, 120.-1, Y, 119.— J, 41.- L, 86.— M, 70.— N, 51.-0, 109. 
— P, 59.— Q, 8.— S, 51.- T, 28.— U, 49.— y Z, 58. 

Las Fábulas de Iturriaga, mas que versiones 6 imitacio- 
nes de otra lengua , parecen originales. Y es que este in- 
signe escritor , al tomar el pensamiento capital de los fa- 
bulistas mas notables que le precedieron, y muy especial- 
mente de la estimadísima colección del ilustre Samaniego, 
euskaro también, y miembro de la primera Sociedad &««- 
congoja de amigos del país , ha sabido asimilárselo com- 
pletamente , identificarse con él , y vestirlo con trage y 
formas propias. 



38 CANCIONERO BASCO. 



Asi es que, frecuentemente, se observa muchísima mas 
semejanza entre algunas produccioues de Samaniego y 
las de I^afontaine , de las que aquellas están imitadas en 
su mayor parte , que entre el texto del escritor alavés y 
las versiones guipuzcoanas de Iturriaga. 

Y es que éste, que atendía mas que á un fin lingüístico 
á un objeto literario , y que escribía á la vez sus fábulas 
para que sirvieran de libro práctico de moral y de lectora 
corriente á nuestras clases populares, tuvo muy buen cui- 
dado de ponerlas al alcance de estas , haciendo q^e todos 
sus cuadros se parezcan á los que nuestros aldeanos ven 
á cada momento en su propia casa, y que hasta el lengua- 
je de los héroes y protagonistas de sus alegorías sean el 
corriente y vulgar en el uso diario. 

De ahí , la aceptación que han tenido y tienen sus F.ár 
huios , que se leen hoy con el mismo aprecio y con el mis- 
mo deleite que en la fecha en que aparecieron, y que cons- 
tituirán en todo tiempo para los guipuzcoanos uno de los 
libros de mas sabrosa lectura. 

Iturriaga tenia ademas una habilidad y un pincel espe- 
cial, á la par que una marcada afición , á las. descripcio- 
nes, en las que se vé todo el placer q^e encontraba en sa- 
car estos cuadros con la verdad posible. 

Así es que la descripción, por ejemplo , de La lechera, 
es un retrato acabado y perfecto de una de las muchas 
aldeanas que con este producto acuden diariamente á 
nuestros mercados; parece que la está uno viendo, que la 
conoce, y de ahí que se tome un sentimiento tan profundo 
con su desgracia. 

La pintura del héroe de la fábula Berritsua, {El cJiar- 
Za^an, de Samaniego), la del Hitz-ontzia, {El charlatán y 
el rusticó) , las del Jakixtsuna eta nekazaria , {El sabio 
y el labrador) y y otras muchas, ostentan un carácter rea- 
lista tan marcado, que mas que seres imaginarios nos pa- 
recen personajes á quienes vemos todos los días entre 
nosotros , y con quienes mantenemos un trato familiar 
y continuado. 



AGUSTÍN ITÜRRIAGA. 39 

' . ■ ■ 1" ■ ■ ■ ■ ■ ■■ ' 

Es así mismo muy feliz y característico Iturriaga , en 
los discursos que pone en boca délos protagonistas de sus 
fábulas, á los cuales parece verdaderamente ha estado es- 
cuchando , para trascribirnos literalmente sus peroracio- 
nes, siempre tan naturales, tan discretas y tan oportunas. 

Por úlfimo, en la pintura de los animales manifiesrta' un 
conocimiento especial, que refleja su carácter observador, 
mosti-ándonos aquellos con todas las pasiones i todas las 
virtudes , todos los vicios , tendencias é inclinaciones ^ue 
racionalmente pueden attíbuirseles , dados sus instintos, 
costumbres , carácter y manera de ser especial. 

El lenguaje de Iturriaga, nacido y educado en Hernani, 
uno de los pueblos en que se habla mejor el báscuence 
puro de Guipúzcoa, es siempre natural y espontáneo, sen- 
cillo á la par que elegante , claro sin pecar de exceso de 
casiellanismo, limpio aunque sin alardes de puritanismo, 
y bajo todos estos conceptos puede ser señalado como 
uno de los buenos modelos de ^ntre los escritores de este 
siglo. 

El Sr. Iturriaga es á la par uno de los poetas que «lejor 
uso han sabido sacar de los diferentes tratamientos cono- 
cidos en la lengua euskara , y que se emplean ébn varie- 
dad, con arreglo á las relaciones de sexo, categoría, edad, 
educación y otras circunstancias que median entk^e los in- 
terlocutores. 

Su versificación, casi siempre en metro áe^sortzicOy que 
así como el del romance castellano tienen ventajado 
adaptarse perfectamente á todos los asuntos y á'todos los 
tonos, se distingue por su facilidad y su naturalidad. En 
dicho metro, esencialmente musicial , y el mas común en 
la poesía euskara , por la costumbre que áuh existe de 
cantar casi todas las composiciones , se hallan escritas 
todas las fábulas de Iturriaga, si se exceptúan únicamente 
las versiones Otsoa eta artzanora, Mendia aurgit^n, y 
Áizkora eta kirtena, que forman parte de la colección 
impresa de este apreciable escritor. 



40 CANCIONERO BAS¿0. 



Aparte de sus fábulas, el Sr. D.. Agustín Iturriaga, nos 
ha legado su Arte de aprender d hablar la lengua caste- 
llana, para las Escuelas de primeras leti^a^ de Guipúz- 
coa, sencillos rudimentos de gramática, impresos en Her- 
nani en 1841, en un tomito en 18<> de 16 páginas ; sus cu- 
riosísimos Diálogos basco-castellanos , trabajo comple- 
mentario , hasta cierto punto , del anterior , en el que se 
dan interesantes nociones, principalmente sobre diversos 
puntos de agricultura vulgar y de economía doméstica, 
{Hemani^ 1842 ; un tomito en 18° de 86 páginas)* , y una 
Noticia de las obras ba^congadas que han salido d luz 
después de las que cuenta el P. Larramendi , trabajo 
bibliográfico de corta extensión, publicado á sus expen- 
sas por el benemérito Príncipe Luis L. Bonaparte. — (San 
Sebastian , /. i?. Barcja.— 1856.— 1 1 de pliego en 8^. 200 
ejemplares.) 

Por lo demás, y entre las cuartillas y papeles de Iturria- 
ga que he tenido ocasión de examinar, no he hallado otra 
cosa, sino algunos cuantos versos de escasa importancia, 
los borradores de un Compendio de historia sagrada , en 
metro de zortzico, que, incompleto como se halla, consta, 
salvo error , de 964 versos , y abraza desde la Creación 
hasta el sueño de Jacob, y tres cuadernos , por cierto en 
malísimo estado de conservación , de un Vocabulario de 
voces y frases, que por el lij erísimo examen que he podido 
hacer me parecen en su mayor parte del dialecto laborta- 
no, y quizás sean extractadas de Axular , Etcheberry ó 
alguu otro escritor , con sus correspondencias latinas, 
francesas, y castellanas. 



(1) De esta obrita hizo el príncipe Bonaparte una reimpresión, 
que vio la luz en Londres en 1857, adicionando el texto de los 
Diálogos de Iturriaga , con traducciones bizcaina , labortana y 
suletina , practicadas respectivamente por el P. Uriarte, el capi- 
tán Duvoisin y el canónigo Inchauspe, y completadas con únsL ver<* 
sion española y otra francesa. Un tomo en 8.o oblongo de 15 folios 
y li8, más una página de erratas. LÓ7idres, 1857. (W.-H. Billing.) 
251 €tjemplares. 



AGUSTÍN ITURRlAGA. 4l 

^ — ■ - ■ — ■ ■■--.■■■-■ - ■ ■- ■ ■ ■ — ■- I ■■-■■■ ■ ■ ■■■ I ■»■■ — ^ n 

Las Fábulas de Iturriaga se publicaron sin nombre de 
autor , y los Diálogos y el Arte llevan únicamente en la 
portada las iniciales D. A. P. I. P., que, sin duda ningu- 
na, quieren decir: Don Agustín Pascual Iturriaga, Pres- 
bítero. 

Eí nombre de Pascual no es el de pila de este ilustrado 
escritor , que sin duda lo comenzó á usar como un re- 
cuerdo de su padre y abuelo , designados con él. 

El Sr. Iturriaga, cuya acta de naciniiento he ido expre- 
samente á ver estos dias, nació el dia 31 de Enero del año 
1778, como lo comprueba la siguiente partida que aparece 
al folio 15 vuelto del libro VI de Bautizados de la villa de 
Hernani: 

«En primero de Febrero del año 1778, yo el Vicario infraescrito, 
»baaticé á un niño que nació á las once de la noche del día de ayer, 
»hyo legítimo de D. Juan José Pascual Iturriaga, y Manuela Anto- 
»nia de Ugalde, marido y mujer legitimo^; sus abuelos paternos 
»D. Andrés Pascual y D/ Micaela de Iturriaga, los maternos don 
»Míguel Antonio de Ugalde y María Agustina de Araitesarove. Pu- 
»siáronle por nombre Agustín Ignacio María, y fueron padrinos 
»D. Romualdo de Rivas y D.8 Rosa de Aragorri, á quienes advertí 
»el parentesco de la cognación espiritual y la obligación de ins- 
truirle en la doctrina crlsiians,— Bernardo Antonio deÁyerdi,)^ 

Iturriaga debió estudiar los cursos de gramática en el 
Seminario^ fundación de D. Juan de Legarra, que existió 
en la villa de Andoain hasta el año 1801, en que se ena- 
genaron las fincas pertenecientes á su dotación , y los es- 
tudios de filosofía probablemente en la Universidad de 
Oñate , concurridísima por aquel entonces de hijos del 
país , y aun de muchos estraños. 

Ordenado muy joven de sacerdote entró á servir en la 
iglesia parroquial de su villa natal , de la que fué benefi- 
ciado hasta su muerte, ocurrida en 1851, habiendo logrado 
captarse con su afable y dulce trato, las generales simpa- 
tías de sus convecinos y de cuantos tuvieron ocasión de 
conocerle. 



42 CANCIONERO BASCO. 



Dado al estudio, y con felicísimas disposiciones para la 
enseñanza , á la que tenia especial añcion y cuyo magis- 
terio ejercía con verdadero deleite , dotó, á la villa de Her- 
nani de un excelente Colegio , que se abrió bajo su direc- 
ción hacia el año 1818, centro de instrucción para alumDOS 
internos y externos, que vivió holgadamente con su3 pro- 
pios y únicos recursos, hasta los comienzos de la guerra 
civil de los siete años , y en el que obtuvieron su educa- 
ción é hicieron los comienzos de su carrera , muchísimos 
hijos, no solo de Guipúzcoa , sino también de otras pro- 
vincias , especialmente de Navarra. Tal era la reputación 
que habia adquirido. 

El programa de sus enseñanzas abarcaba la gramática 
castellana, latina, francesa, y religión, que explicaba per- 
sonalmente el Sr. Iturriaga ; la. geografía , historia y las 
matemáticas, que estaban á cargo de su hermano D. Caye- 
tano, y las primeras letras y la música vocal é instrumeit 
tal, que enseñaba D. Manuel Larrarte, uno de los buenos 
músicos del país , maestro de escuela que habia sido, y 
organista de la villa de Hernani. 

El Colegio , que dio una gran importancia á esta vilh, 
obtuvo siempre , gracias á su buen nombre y á los exce- 
lentes resultados de la enseñanza que en él se dispensaba, 
el número completo de alumnos , tanto internos como ex- 
ternos, (jue buenamente podían hallar cabida en él. 

Sobre todo en la enseñanza del latín , en la que se in- 
vertían tres años en todas partes, el Sr. Iturriaga, gracias 
á su método , eminentemente práctico , lograba sacar en 
solo dos cursos, excelentes discípulos , que desde luego 
llamaban la atención en la Universidad de Oñate , por la 
facilidad con que comprendían , traducían y aun hablaban 
dicho idioma. 

D. Agustín Iturriaga, hombre de fácil palabra y de vas- 
tísima erudición, habia nacido para el magisterio, y según 
frase de uno de sus entusiastas discípulos, su paisano, el 
honrado patricio y laborioso jurisconsulto, D. Félix Santo 
Domingo, que ha tenido la amabilidad de ofrecerme oral- 



AGUSTÍN ITURRIAGA. 43 



mente la mayor parte de estos datos : enseñaba nms aun 
de lo qice sabia. 

Era peritísimo especialmente en el conocimiento del 
latin y de la filosofía , y de su amor á estos estudios, y su 
competencia en la lengua francesa, ofrece elocuente testi- 
monio su escojida y numerosa biblioteca particular , en 
la que figuran las obras clásicas mas notables de a ::uella 
y las anteriores épocas. 

El Sr. Iturriaga era asimismo muy dado á las ciencias 
morales y políticas , y el Sr. Santo Domingo cree recordar 
que fué nombrado Diputado suplente por Guipúzcoa, 
para las Cortes del año 23 al 23. 

El ilustrado presbítero hernaniense, era hombre de re- 
gular estatura, buen color , ojos espresivos , cara un poco 
larga y bastante llena, de fisonomía , en fin , muy agrada- 
.] ble; muy frugal, de carácter suave y afable, y de costum- 
í; bres excesivamente morigeradas, y por último, muy dado 
1^ al estudio , y eminentemente pensador. 

D. Agustín Iturriaga entregó su alma á Dios , á los 74 
años de edad , el día 30 de Marzo de 1851, como lo atesti- 
gua la siguiente partida de defunción , trascrita literal- 
mente de la que , con el número 19 , consta al folio 111 
vuelto , del libro V. de Finados j de su villa natal de 
Hernani. 

fNiim. i9.~Dia 30 de Marzo de 1851, después de haber recibido 
»ln8 Santos Sacramentos de confesión, viático y extrema-unción, 
»iDarió á las cuatro y mqdia de la tarde, de edad de setenta y 
Moatro afios, D. Agustín Iturriaga, presbítero beneñciado de es- 
»U Villa de Hernani, hijo legitimo de D. Juan José Iturriaga, de 
»Renteria, y de D * Manuela Antonia Ugalde, natural de ésta. Tes- 
>tó ante D. Juan Martin Herasatei^ui, escribano de esta Villa, y al 
»dia siguiente, después de los funerales acostumbrados, fué con- 
»dacido. su cadáver al CamiK) Santo de esta Villa de Hernani.— 
i^Jaan Pedro Erice,)^ 

En la puerta de ingreso de aquella sagrada mansión, 
en la que han descansado hasta hace poco los restos 
mortales del insigne escritor guipuzcoano, cuya muerte 



44 AGUSTIX ITÜRRIAGA. 



lloran aun las letras bascongadas , había hecho esculpir 
algunos años antes , éste terrible memento^ que aunque 
leí por vez primera siendo todavía muy niño , nunca he 
podido borrar de mi memoria , tal fué la impresión que 
en mí produjo: 

€Laster esango da zuengatikj 
Esaten oi dana orain gu gatik: 

üIll zihanü 

Pronto se dirá de vosotros, 

lo qice suele ahora decirse de nosotros: 

Ijmürieron!! * 

IN£BITA8 m B. A6V8TIN ITVRRIA6A. 

1. Erbiak eta igelak. Esta fábula se halla inspirad* 
en el mismo pensamiento que dictó las alegorías Lepare* 
et rancBy de Esopo, (Edición clásica, 33.), Le lievre et le^ 
gre^iouiUes^áe Lafontaine, (14 del Lib. II.), y La^ liebres 
y las rana^, de Samaniego, (13 del Lib. IV). 

Enseñar con el ejemplo que el hombre nunca debe re- 
negar de su suerte , siempre tolerable si se compara con 
otros mas desgraciados , que debe afrontar con valor la 
adversidad, confiando en mejorar su estado por medio del 
trabajo y de la virtud , tal es el ñn moral de esta fábula, 
vertida á gran número de lenguas, y de la que tenemos en 
bascuence , además de la traducción guipuzcoana de don 
Agustín de Iturriaga, las de M. M. Archu, (14 de su co- 
lección), y Goyetche (XIII del Libro III), en los dialectos 
suletino y lab., y la bizcaina en prosa de la erudita escri- 
tora D.* Vicenta de Moguel (XVII de su colección). 

Archu y Goyetche , y muy particularmente el primeix)! 



(i) Dicho cementerio ha sido secularizado después de la guerra 
civil ultima, y en las puertas del nuevo que le ha reemplazado 86 
ha trascrito la misma terrible sentencia escrita por el Sr. Iturria- 
ga, que recuerda á los vivos el inexorable tributo que deben á la 
muerte. 



FÁBULAS INÉDITAS. 



45 



an seguido casi al pié de la letra el texto francés de La- 
>ntaiii6 ; Iturriaga y la Sra. Moguel han tenido á la vista 
i versión castellana de Samaniego , aunque sus traduc- 
iones son ya algo mas libres. 

Me limito, por mi parte, á dar á conocer el texto inédito 
de Iturriaga , que no figura en su colección impresa , qui- 
zás por haber sido escrita mas tarde esta fábula , pues las 
otras tres versiones bascongadas han visto ya la luz , por 
mas que sean algo raras las curiosas colecciones de que 
forman parte. Dice así: 



Abarrotsak erbiak 
Ditu ikaratzen, 
Eta lasterka iges 
Asten dirá joaten. 
Anitz ikara andi 
Baten ondorean, 
Bein esan ornen zuten * 
Elkarren artean : 
«Ikarak laborrian 
Beti egotea , ^ 
Egia esateko 
Ez da bizitzea. 
Goazen emendiky goazen 
Zingira batera , 
Geren buruak bota 
Eta itotzera. 
¿Zertarako Jainkoak 
Ginduen erbiak 
Egin mundu onetan 



Onen beldurtiak.^ » 
Aien golpearekin 
Guztiak batean 
Sartu ziran igelak 
Ikarak loipean. ^ 
Ikusi zutenean 
Pesta au erbiak, 
«Oien parean gaituk 
Soldadu andiak» ,* 
Esaten dute, eta 
Guztiak bertatik 
liten ziran kanpora 
Zingira artatik. 

Onela eguiten da 
Gure suertea, 
Charragoen aldean 
Zan baño obea. ^ 



(\) Bein esan ornen zuten, cuentan que una vez dijeron... 

(2) Ikarak laborrían beti egotea. El estar siempre temblando 
de miedo no es vivir, á decir verdad. 

(3) Sartu ziran igelak ikarak loipean, lit. Entraron las ranas 
de miedo bsgo lodo (loi-pean), 

(4) Oien parean gaituk soldadu andiaky somos valientes sol- 
dados comparados con estos, {las ranas), 

(5) Traducción literal de la moraleja: «De este modo se hace 



46 AGUSTÍN ITÜRHIAGA. 



2. Leoia eta akerra. Esta fábula r s versión de la 
que escribió Samaniego con el titulo de El León y la. 
Cabra , de la que no desmerece ciertamente bajo ningún 
concepto , y á la que quizás le aventaja por el colorido y 
la naturalidad de los discursos que el Sr. Iturriaga pone 
en boca de cada uno de los interlocutores , como podrár 
apreciar por sí mismos los conocedores del bascuenc^ 
comparando ambos textos , que con este objeto ofrezco ^ 
continuación: 



Charak eta mendiak, Goiz batez leoiak, 

Beak eta goiak Esan zuen beregan : * 

Ongi ikusirika «Neabil alperrik, 



nuestra suerte, al lado de otra peor, mejor de lo que era.> 

Samanieíjfo ha expresado esto mismo en el dístico con que teKT 
mina su fábula: 

cAsí la suerte adversa es tolerable, 
comparada con otra miserable.» 

Lafontaine puso en boca de la liebre esta afirmación: 

fll n'est, je le vols bien, si poltrón sur la terre, 
Qui ne puisse trouver un plus poltrón que soi.» 

«Nadie hay en el mundo tan pusilánime, que no pueda eucontraf 
otro que aun lo sea mas.» 

D.'^ Vicenta de Moguel, que liizo sus versiones principalmente 
para enseñanza de los niños y vulgo lab?'ador— según ella misma 
manifiesta— y que por lo mismo ha procurado deducir de cada fá- 
bula una lección práctica y ponerla muy de relieve, termina sü 
traducción con estas atinadas reüexioues: 

«Ipui onek argitzen ditu gizoa ta andra emegari, irritu tapake gucbikoak, ta berea 
buru ta bizitzako atsekabeai gaitz-íritzirik.. eriotza billa dabiitzanak. Ez dirá egoD 
guziak berdinak; gaur leku beetuan dagoana egon diteke, egun Rehiren barruan, 
goraturik; ta negu gogorrak ekarri oi du udaberri ederra. Jarri gaitean Jaungoikoi- 
ren eskuetan. 

Aurpegui eman biar diogu gaitzari, 
Begu^tuta etorriko dan onari.» 

O lo que es lo mismo; 

cEsta fábula pone de manifiesto k los hombres y mugeres cprontos k renegar de n 
suerte,» (emegari-ak), airados ó coléricos (irrituak), intranauilos, y á los que, mal 
avenidos con su suerte y con las adversidades de su vida, andan buscando (o dOBean) 
la muerte. No todos los días son iguales: el que hoy se halla humillado y a^^biado 
por la desgracia, puede, dentro de un breve plazo, levantarse, pues el invierno ngurosQ 
suele ser precursor de hermosa primavera. Pongámonos, por tanto, en manos de Dios, 
y hagamos frente al mal, con la esperanza fija en el porvenir,» 

(i) Esan zuen beregan: Dgo entre sí: «Ando en vano, pues no 
he de encontrar hoy caza.» 



FÁBULAS INÉDITAS. 



47 



«Ez díat arkituko 
«Berdin gaur nik eizík.» 
Zañak jaten asi zan 
Htzeko gosea,^ 
Onetan aditzen du 
Akerraren bea. 
Gora begiratzen du 
Eta du akerra 
Ikusten arkaitz puntan 
Dan bezin ederra. 
Ñola ara leoia 
Joan ez zitekean , 
Kokorika jarririk *^ 
Aitzaren oñean , 
Asten da betik gora 
Akerrari deitzen: 
«Jachi zaitez lenbailen , 
«Nazu ikaratzen, 
«Perill andian zaude 
«Or nere maitea, 



«Polikicho jachiaz 
«Etorri zaitea. . 
«Obeda muskilla jan 
«Emen seguruan , 
«Ezen ez elorria 
«Zu zauden lekuan.» * 
— oNoiz ezkero — akerrak 
dio goitik deitzen — 
«Zu akerren perillak 
«Záitu ikaratzen? 
«Zalameriakin ni 
«Ez naiz engañatzen , 
«Zu or chit ongui zaude, 
«Ni chit ongi emen. 

Nork itzegiten digun 
Eta ^r fiñekin 
Albadegu lendanik 
Bear degu jdkin. ^ 



EL LEÓN Y LA CABRA. 

Un señor León andaba como un perro 
Del valle al monte, de la selva al cerro , 
A caza sin hallar pelo ni lana. 
Perdiendo la paciencia y la mañana. 
Por un risco escarpado 
Ve trepar á una Cabra á lo encumbrado. 
De modo que parece que se empeña 
En hacer creer al León que se despeña. 



Í2^ Iltzeho gosea^ para matar el hambre. 

(3) Kokorika jarririkj poniéndose en cuclillas... 

(4) Hé aquí traducido literalmente el discurso que el escritor 
gnipuzcoano pone en boca del león: 

ifií^a cuanto antes, me asustas, te hallas ahí en gran peligro, querida mia, descien- 
d0 eoe cuidado y ven k mi lado, que es preferible comer aquí en seguro renuevos de hr- 
bdy no eroino en esas alturas en que te encuentras.» 

-«Desde cuándo— contesta la cabra de lo alto— te asusta el peli^^ro en que puede 
^«Be la cabra? No me engatusan tus halagos; continúa tú en ese sitio, que yo me en- 
QHBtro miiy bien ach.» 

(5) Y deduce por moraleja que ^debemos procurar siempre 
ctoerigtuir quién nos habla y con qué fin,)> 



48 AGUSTÍN ITÜRRIAOA. 



El pretender seguirla fuera en vanOi 

El cazador entonces cortesano 

La dice : baja , baja, mi querida ; 

No busques precipicios á tu vida; 

En el valle frondoso 

Pacerás á mi lado con reposo. 

— ¿Desde cuando, señor, la real persona 

Cuida con tanto amor á la barbona? 

Esos halagos tiernos 

No son por bien, apostaré los cuernos. 

Así le respondió la astuta Cabra , 

Y el León se fué sin replicar palabra. 

Lo paga la infeliz con el pellejo 

Si tomu sin examen el consejo. 

(Samanirgo, fáb. 15 del libro IV.) 

3. Chaberama eta arranca. Es tiaduccion de la es- 
crita por Samaniego , con el título de La tortuga y el 
águila , y forma parte de las inéditas de Iturriaga , que 
tengo el gusto de ofrecer al lector por vez primera. 

El escritor guipuzcoano ha añadido por su parte al ori- 
ginal la descripción de la tortuga, que aparece á la cabeza 
déla composición, agregando además otros varios detalles 
que hacen merecedora de gran aprecio la fábula del ilus- 
trado presbítero guipuzcoano. 

Dice esta así : 



Chaberamak darama Bear ditu nozki, 

Gañean maskorra , Nik ikusi dedanez, 

Bare-kurkuUo gisa Egun bat edo bi. * 

Baña chit gogorra. Arranca ikusi 

Arra bat ibiltzecc Eta egun batez 



(i) El señor Iturriaga descrióte do este modo, en pocas palabras 
á la tortuga: 

«La tortuga hállase, á guisa de caracol, cubierta de una ñierte y 
dura corteza^ y su andar es tan lento que para recorrer un palmo 
de terreno, necesita, por lo que he visto, un día entero, cuando 
no son dos.» 



FÁBULAS INÉDITAS. 



49 



Ojuka esan ornen 
Zion , diotenez : 
«Mesede bat eskatu 
Bear dizut zuri , 
Egako lezioak 
Ekaizkitzu nirí^ 
Ikusteko an goitik 
Dan zeru guztia, 
niargia^ izarrak 
Eta eguzkia : 
Oiek ikusi eta 
Jachitzean beronz , 
Ibilliko naiz gero 
Orronz eta ononz. ^ 
Ez da izango iri 
Ez erri chikirik 
Egan ikusi gabe 
Utziko dedanik.» 
Arranoak itzkuntz au 
Aditzearekin , 
Nai ornen zuen bertan 
Algaraz ler egin. ^ 
Eranzun ornen zion: 
«Jainkoak airean 
Naidu ni ibiitzea, 
Zu berriz lurrean.» * 



Chaberama badago 
Bere temarekin, 
Artzen du arranoak, 
Darama berekin. 
Odéietatik gora 
Eraman ondoan, 
Asten zaio galdetzen 
Kontentu dagoan. 
Ezetz, esaten dio, 
Beldurrez beterik, 
Eta jachi dezala 
Arren goi artatik. ' 
Orduan arranoa 
Zaio asarretzen, 
Batetan uzten'dío , 
Arkaitz bat du jotzen, 
Eta izanagatik 
Guztízko gogorra 
Bere bizkar gañean 
Zeraman maskorra , 
Milla puska egin zan 
Arkaitza jotzean. 
Arranoak goitika 
Zion bitartean : 
«Eskarmentatu bitez 
Jende temosoak, 



(2) Orronz eta onoz. De un lado para otro, de aquí para allá. 

(3) Arranoak itzkuntz au Cuentan que al escuchar este 

discurso, estuvo el águila á punto de reventar de risa.... 

(4) Jalnkoah airean naidu ni ibützea, zu berriz lurrean 

La Providencia ha dispuesto que ande yo por los aires , tú por el 
Suelo. 

(5) Odéietatik gora «En seguida que la hizo elevarse hacia 

Us nubes, comienza á preguntarle (el águila) si vá contenta; res- 
póndele la tortuga , llena de miedo , que nó , y que por favor la 
haga descender de aquellas alturas. Incomódase entonces el águila, 
y de improviso déjala caer , choca contra una peña /,é hízose mil 
pedazos , aunque era estremadamente dura la cascara que llevaba 
sobre sus hombros.» 

En tanto el águila dícela desde lo alto: «Escarmiéntense {co7i es- 
i^ ejemplo) los tercos, los casquivanos y los envidiosos, viendo lo 
qae resulta por despreciar el consejo del prudente,» 

4 



50 AGUSTÍN ITURHIAGA. 



Buru arroak eta Zer zaien gertatzen , 

Enbidiosoak. Zeren konseju onak 

Ikusirik onela Ez dituzten artzen.» 

LA TORTU(tA y el águila. 

Una Tortuga á una Águila rogaba 
La enseñase á volar: asi la hablaba: 
Con sólo que me des cuatro lecciones, 
Ligera volaré por las regiones; 
Ya remontando el vuelo 
Por medio de los aires hasta el cielo. 
Veré cercano el sol y las estrellas 

Y otras cien cosas bellas: 
Ya rápida bajando, 

De ciudad en ciudad iré pasando, 

Y de este fácil delicioso modo 
Lograré en pocos días verlo todo. 
La Águila se rió del desatino: 

La aconseja que siga su destino , 
Cazando torpemente con paciencia. 
Pues lo dispuso así la Providencia. 
Ella insiste en su antojo ciegamente. 
La reina de las aves prontamente 
La arrebata , la lleva por las nubes, 
Mira , la dice , mira como subes, 

Y al preguntarla , dijo : ¿vas contenta? 
Se la deja caer , y se revienta. 
Para que a^t escarmiente 

Quien desprecia el consejo del priuln'^e. 

(Samaniego, fáb. 11 del libro V.j 
* ♦ 

4. AsTO LEOí LARRUz JANTziA. Está escrita sobj e el 
pensamiento de la fábula de Esopo , Asinns pelle7n Leu- 
nis gestans^ (Edic. clás. 5.), vertida al francés por Lafon- 
taine y al castellano por Samaniego, con los títulos respec- 
tivamente de Vane vétu de la pean dn lion (Lib. V. 21.), 
y El asno vestido de león, (5.* del Libro V.) 

Apenas si estas tres vrrsiones ofrecen variante notable 
alguna : en la de Iturriaga , como en todas las de este es- 
critor guipuzcoano, se vé, sin embargo, al<j[o mas marcado 
el sello popular . y se nota mayor movimiento en la des- 
cripción. Dice así: 



FÁBULAS INÉDITAS. 



51 



^STO ifiSOx ifi<^mmisrs ¿rjLiirTSXA. 



^toak leoiari 
£nbidia zion, 
Eta pensamentu bat 
Burura zitzaion. 
Leoi larruz jantzirik 
Nendira irten zan, 

¡An sortu zuen festa 

Ikustekoa zan! * 

Otsoak, basurdeak, 

Artzak, azeríak, 

Astoaren igesi 

Zebiltzan guztiak. 

Orra non ^ artzai batek, 

Bere echolatik, 

Zein dan ezagutzen du 

Belarri ertzetik. ^ 

Artzen du makilla bat, 

Badijoakio, * 

Golpeka bereala 

Erasotzen dio. , 

Asitzen da astoa 

Miñez arrantzaka, 

Abereak dijoaz 

Árgana presak'a , 

Zergatik egin zuen 



Gaisoak arrantza; 
Baldin bazuen ere 
Leoiaren antza 
Ikusi zutenean 
Lurrean astoa 
Arras elbarriturik ^ 
Makillaz gaisoa, 
Leoi larru zar batez 
Erdi estalia 
Eta ortzen artean 
Zeukala bizia, *' 
Eztanda egin nairik 
Ornen ziran asi 
Ikusi rika ñor en 
Zebiltzan igesi. 

Zenbat asto ctí dirá 
Munduan ikusten 
Leoiaren papera 
T)utenak egitetiy 
Eta kentzen ba:^aie 
LarrtuL gañetik 
Geldit:^en diradenak 
Arras loi^aturik. '^ 



(1) ¡An zortu zuen festa ikustekoa zan! ¡Era de ver la fiesta 
(<i el jaleo) que armó el asno al presentarse vestido con la piel del 
leoa! Los lobos y jabalíes , los osos y las zorras , todos andaban 
íiujrendo de él. 

(2) Orra non,,., Hé ahí que. ;• 

(3) Belarri ertzetik,,,, por la punta de la oreja. 
(4J Badijoakio.,,, Es del verbo joa^, ir. Le va 

(5) Arras elba9*r¿tu7'ik lit. sobradamente deshecho , muy 

i&al parado. 

(6) Es muy expresiva y muy gráfica en bascuence la expresión 
Uzia zeukala ortzen artean, lit. tener la vida entre los dientes. 

(7) Moraleja: <k¿Cuántos asnos no se ven en el mundo hacien- 
^ i el papel de león , y á los que si se les arranca la piel que los 
Cíi^re, quedan sobradamente avergonzados?» 



52 



AGUSTÍN ITURRIAGA. 



5. Orina eta aiena. Condenar por medio de un ejem- 
plo vulgar y práctico el feo vicio de la ingratitud, tal es el 
fin de esta fábula , calcada sobre las que escribieron Eso- 
po y Fedro , con los títulos de Cerva et Vitis (Ed. clás. 
11.) y Cervus ad f07item (Lih, I. 12.), é imitada después 
por Lafontaine y Samaniego, con los de Le cerfet la vig- 
ile (Lib. V, 15.) , y La cierva y la viña (7 del Lib. IV). 

En bascuence, además de la versión inédita de Iturria- 
ga, que^, tengo el gusto de ofrecer al lector , poseemos la 
traducción labortana de esta misma fábula , incluida en 
su extensa colección por el presbítero Goyetche , con el 
título de Orhatza eta inahaxteia, (Lib. III. 8.) 
^ Hé aquí la versión del Sr. Iturriaga: 



Zangak aditu eta 
Landetan oriñak 
Egiten ditu iges 
Bere alegiñak. 
Or salto , emen salto, 
Lertzen ibillirik, 
Ezin arkitu zuen 
Iñon estalperik. * 
Estutasun|onetan 
Zanean ikusi 
Aien-pean ^ jarri zan 
Chakurren igcsi. 
Ñola baít zan aiena 
Guztizko chikia, 
Kokorika bildurik 
Zegoan guztia; 



Aren fortunarako 
Ostoak andíak 
Zeukazkien aienr.k 
Eta ugariak. 
Segura zegoaki 
Beregan ustéan 
Osto jaten asi /un 
Faza ederrean, " 
Eta gure oreña 
Alderdi batetik 
Agerian jarri zan 
Usté gabetanik. 
Ñola dituzten kastaz 
Eiztari chakurrak 
Chit zorrotzak begiak, 
Zorrotzak sudurrak, '* 



(1) Or salto, emen salto.,. Después de andar reventándose 
(lertzen ibilUrUi), salta aquí y salta allá, no podia encontrar lugar 
cubierto ó seguro. 

(2) Aien-pean, bajo la^vid. 

(3) Faza ederrean^ descansadamente, con gran frescura; suele 
decirse también pachara ederrean ... 

(4) Gomo los perros de caza tienen de origen muy agudos los 



FÁBULAS INÉDITAS. 



Usaia sentiturik ^ Aiena uztean, 

Die begiratzen, Oreñak izan zuen 

Ikusten dutc , eta Ongi merezia , 

Berta n arrapatzen: Chakur aien ortzetan 

Puskatu zuten oren Uztea bizia. 
Ezkergabekoa, 

Jaten arizalako Len edo gero beti 

Matsaren ostoa. Gure Jaungoikoak 

Alako mesedea Ga:^tigalzen ai ditu 

Artu ondorean Ezkergabekoak. " 
Eta ostorik gabe 

* 
6. EizTARiA ETA zAKüRRA. Esta preciosa fábula es 

versión de la que escribió Samaniego con el título de El 
cazador y el perro, (10 del Lib. IV). La traducción gui- 
puzcoana es, sin embargo, en mi humilde concepto, su- 
perior al mismo orijinal. 

^os y afiladas las narices^ (chit zorrotzak bkgiak, zorrotzak 

S^DÜRRAK....) 

(5) El P. Larramendi pretende que el verbo castellano sentir, 
^•sí como su correápondiente latino se derivan del bascuence sen- 
^¿tu. que viene á su vez de sentía, «que signiflca señales, y por 
^so llamamos egun sentía al amanecer y á la aurora, y quiere de- 
-ir señales del día, y es voz compuesta de sen y diá, multitud.» 

«Las imprasiones ó especies — añade — son las señales que de sí 
Mismos nos dan los objetos y estos así se significan, y digámoslo 
^mbien, así se sentiñcan, señalitícan, y luego los sentidos sien- 
ten.» (Diccionario trilingüe.) 

(6) I^afontaine concluye asi su preciosa fábula: 

cj'ai mérité, dit-il, ce juste chátiment: 
r roíltez-en intrate.» U tombe en ce moment. 
La meuté eii mit curée: il lui fut inutile 
De pleurpr aux veneurs á sa mort arrivés. 
«Vraielpnage de ceux qui profanent r asile 
'' Qui les a conserves.» 

Samaniego ha encerrado la moraleja en esta sentencia: 

«Mas iqué puede esperar el que maltrata 
Al mismo que le está dando ka vida!» 

El traductor guipuzcoano deduce este principio general de moral 

4kTarde ó temprano Dios suele castigar á los ingratos.)^ 

Lo más notable quizás de la versión labortana de 6oyetche es es- 
ta hermosa frase del poeta, al dar cuenta de la torpe acción de la 
cierva: Badaíteheia esker eshas beltzagorih lurrean? «Puede dar- 
se pago mas mezquino y mas negro en la tierra?» 



04 



AGUSTÍN Il'URlUAGA. 



íiíi luí'liíi ííiitro ol jal)}ilí y c\ porro está descrita ftn aque- 
lla de mano maestra, y es también muy notable el sentido 
discurso que , ante su impotencia , dirijo á su amo el afli- 
jido can. * 

El lector juzgará de ella después de leer esta nueva ft- 
bula del Sr. Iturriaga , que forma parte de sus inéditas. 

Dice asi esta : 



IISTAXiliL STJk ^JLSVXiZU^, 



Pinto, ^ erbi zakurra ^, 
Chit zan eiztaria , 
Bcñere ez zitzaion 
Faltatzen zauria; 
Bazurdeen eizera 
Zoan ^ bakoitzean 
Odola zeriola " 
Sartzen zan echean. 
Guztiz zartu zan Pinto , 
Eta orregatik 
Nausiak zerabillen 
Eizaren ondotik. 
Egun batez atzeman 
Zuen basurdea. 
Baña ortzen artecik " 



Joan zan aberea. 
Nausiak deítzen dio 
Ojuka, dak, daky dak¡^ 
Arrapatzen du berriz, 
Sartzen dizka ortzak. 
Ñola bere aldetik 
Ez zan basatia, 
Igesi ioanagatik, 
Mutill beldurtia, 
Asten zaio muturka, 
Eramanik griñak, 
Eta sartzen diozka 
Bere letagiñak.** 
Uzten dio zakúrrak, 
Iges egiten du, 



(1) Además de esta versión existe en bascuenee otra tradu 
cien de esta misma fábula, en prosa bizcaina, debida á la pluma ^i^ 
la distinguida escritora D." Vicenta Moguel y Elguezabal, en cuy^ 
discreta colección aparece con el título de Eiza-chdkurra ta he^^ 
jabea. 

(2) El poeta ha seguido la buena costumbre de designar al pr^^^^ 
tagonista de la Fábula con el nombre de Pinto, uno de los másc^^^^ 
muñes entre la raza canina de Guipúzcoa. 

(3) Erbi^zakur7*a, lebrel. 

(4) Zoan, contracto ^ov zijoan, iba... 

(5) Z trióla. Es el verJ}o ja7*io. Derramándosele la sangre, ^ 
vertiéndola. 

(6) Oi^tzen artetik. De entre los dientes. 

Í7) Expresión imitativa de la llamada del cazador al perro. 

(8) «Gomo por su parte el montaraz (¡abalt) no era mozo míe-*' 
doso, aun cuando huia, empiézale á hocicadas, llevado de su natu^ 
ral inclinación v le introduce sus colmillos.» 



Í'ÁBULAS INÉDITAS. 



55 



iz betea Pinto 
¡a usten du. 
;iak arturik 
íU bat eskuan 
ín du bizkarréan, 
m du buruan. 
3 gaisoa dago 
ean etziñik 
irrez deitzen:«Jauna, 
aukat indarrik: 
íñ andiak dakar 
arren galtzea, 
;urde ori berriz 

guztiz gaztea : 

urte guchiago 
din banituke, 
i eta beste bi 
k ilko nituke. 
oitu bear luke 
re nagusiak 
aindaño atzeman 
:udan guztiak, 
ditudala beti 



9 



«Chiki eta andi 
«Eta cgun batean 
«111 nituela bi. 
«Baña gaur bakarrik da 
«Berori oroitzen*^ 
«Lenago zein nintzan ni, 
«Ez orain zein naizen. 
«¡Ongi esan nezake, 
«Ausen bai pagua! 
«¡Onen leial " izana 
«Daukat nik damua! 
«¡Baiña ez! gaizki diot, 
«Zakurren jabeak, 
«Ez dirade guztiak 
«Onen eskergeak! 
«Berori bezelako 
«Nagusiagatik 
«Errepañak diola 
«Sinistatzen det nik : 
« E-^kergabeetatih 
uSekula guzHaUy 
«£";(_ esperatu ezer 
<íiBa:^aude premian, o'*^ 



SI pobre Pinto, hállase echado en tierra, y exclamando 11o- 
reñor, no tengo fuerzas: la gran edad trae consigo la pérdi- 
3llas, y además ese jabalí es muy joven. A ese y otros dos 
a muerte, si tuviera yo seis años menos. Recordar debiera 
;or todos aquellos á quienes di caza hasta ahora, que nunca 
ron de mis dientes chicos ni grandes, y que en un solo dia 
é á dos. Pero hoy solo se acuerda vuestra merced quien era 
es, y no quien soy al presente. Bien pudiera exclamar: ¡Va- 
recompensa! Pésame el haber sido tan leal... ¡Pero no! Di- 
l, no todos los dueños de perros son tan ingratos! Creo que 
an dice por amos como usted: Nunca jamás esperes nada 
ingratos, sí te hallas en necesidad, )> 

Nótese la respetuosa manera de hablar del perro, y la im- 
!ia que en nuestro dialecto tiene el uso del tratamiento en 

Leial-a. El P, Larramendi pretende que la palabra caste- 
al procede de esta voz bascongada, que significa porfía^ 
laclon, persistencia, y de al^ ala, ahalú, poder, cuanto 
;e, «y así exijen los leales á la razón, justicia, etc.» 

Doña Vicenta de Moguel, atendiendo al fin primordial de 



5t) AGUSTÍN ITURUIAGA. 

7. Mendia aurgitex. ¿Quien no ha oído hablar del 
parto de los montes? ¿No vemos todos los días en nuestra 
sociedad representada prácticamente esta alegoría, en to- 
dos esos proyectos y en esas grandes empresas que se 
anuncian con gran ruido y pomposas promesas, para que- 
dar luego reducidas á vanas esperanzas , cuando no á la- 
mentables fiascos? 

El poeta guipuzcoano lo dice de una manera harto grá- 
íica y expresiva en su moraleja : 

« Urrutiko inchanrrak 
Soñiiak ancliak 
Egiten oi dituzte 
Izanik chikiak,» 

Iturriaga ha tomado el pensamiento de esta fábula de 1 - 
(íuo escribió Fedro con el título de Mons parturie)is, (Li— 
i)ro IV. 20.), y han imitado Lafontaine y Samaníego baj- 
íos epígrafes de La ^nontagne qiii accoiiche (Lib. V. 10.)^ 
y El parto de los montes (15 del Lib. IL). 

En bascuence , además de las dos versiones , inédita 1^ 
segunda , que tengo el gusto de ofrecer á continuación 
existen una traducción labortana y otra suletina, que pue- 
den verse en las colecciones de M. M. Goyetche y Archu^ 



sus fábulas, termina su versión bízcaina con la siguiente leoeioix 
de moral práctica: 

«Ipui onek erakasten du argíró, gazte egunetan beai^iña izandanari, ez zaiola era— 
kutsi bear mukertasunik, gerora zartzan egon baño besterik ezin duenean. Ecbeko bo-*' 
ruak artu bear dituztela oadó ta errukiz morroi ta mirabe, zaartu artean beargúnal^ 
izan diranak, ez botakanpora aterik ate ogia bíUatzera. Eta arrazoi geiagorekin umealc^ 
bear diotela lotsea gorde, amorioz itz egin, arpegui ona erakutzi, ta lastansunez bc^in-' 
lu guraso zaar bearrik ezin dutenai. 

Zar nekatuei ondo be^ratu. 
Bear eginak ondo sanstatu.» 

O lo que es lo mismo: 

al£sta fábula enseña claramente que no debe mostrarse aspereza ni dureza al queea 
su juventud ha sido trabajador, cuando en su vejez se vé obligado á permanecer en 
descanso (ó inútil para el cumplimiento de sus deberes). Que los amos de casa deben 
tratar con dulzura y compasión á sus criados y sirvientes, cuando han sido laborío906; 
hasta la senectud, y no arrojarlos (del hogar) á buscar el pan de puerta en puerta; y, 
que con mayor razón aun, los hijos deben guardar respeto, hablarles con cariño, mos- 
tiíir l)uona cara y mirarles amorosamente á los ancianos padres que no pueden trabajar. 

Mirar con consideración á los ancianos cansados, 
Recompensar sus anteriores trabajos.!» 



FÁBULAS INÉDITAS. 



57 



con los títulos de Meiidia ernaH (Libro 1. 25.), y Mendia 
aur minetan , (34 de la colección de Archu). 
JDicen así las dos versiones de Iturriaga : 



(a) MBKmiA ^IQTR&ITSHi. 



(VERSIÓN CONOCIDA.) 



Turmoiak ortik 
Chimist emendik 
Ikusirika, jendea 
Egun batean 
Bidé * zegoan 
Arras beldurrez betea, 
Eta egiaz 
Posible ez zan 
Soseguríkizatea. 
Dudarik gabe, 
Esaten zuten, 
Juizioko eguna ^ 
Da aditzera 
Tormenta ^ onek 
Guri ematen diguna , 
Bear bezela 
Prestatutzeko * 
Egin zagun aldeguna. 
Onetan norbait 



Badator, eta 

Orra non duen esaten, 

Chit urrutian 

Mendi andi bat 

Ornen dagoala aurgiten, 

Onetarako 

Deadar aiek 

Dituela ark egiten. 

Ikara utzi 

Aldebat eta 

Jendea dago isilik , 

Zer gauza andik 

Bear ote duen 

Atera arren barrendik, 

Zergatik gauza 

Chikirik ezin 

Diteke irten menditik. 

Badator norbait 

Berri andia 



(i) Bidé, es una partícula dubitativa, que suele traducirse por 
^í parecer (á ce qui semble). Bidk zegoan,' estaba la gente d^lo 
^ue parece, ó según se cuenta, completamente llena de miedo. 

(2) Tanto en la edición impresa como en la manuscrita, hállase 
escrito de este modo este verso, que es incompleto en la medida, 
V que en mi humilde opinión, podia haber sido sustituido ventajo- 
samente por el siguiente, que expresa, quizis con mas claridad^ 
^l mismo pensamiento: ' 

Juizioko AZKEN eguna, 
^ por este otro: 

\ZKKS juizioko eguna,,, 
(3) C!omo equivalente propia de la voz fórmenla ó tempestad 
«Ibascuence tiene la suya, ekaítz-a, g. 1. e^ach-^, b., nekhaitz-a 
8. bn. 

14) Prestatutzeko. Para aprestarse, prevenirse, ó disponerse.' 
^ voz bascongada, y se deriva de prest, usado como sinónimo de 
^^er, pronto, enseguida, con celeridad. 



58 AGUSTÍN ITURUIAGA. 



Jcndeari cmatcra, Geldi ez gaitezen 

Dala mendiaren Asko bezela 

Sabeletika Gero chalma andi batekia .^ 

Sagú chiki bat atera. 

Au aditu ta Urrutitika 

.lende guztia Egiña gatik 

Juan zan algaraz echera. * Inchaurrak sonu andiaky 

Onela gerta Alderatuta 

0¡ da ^ kristabak Izan oi dirá 

Maiz urrutiko gauzakin, Askotan inchaur chikiak. 

Argatika guk Egi andi au 

Bizi beagu Erakut:(it:(en 

Cure errepain "^ zarrakin, T>igu esperiemiak. 

ib) MENDIAK AURGITEN. 

^VERSIÓN INÉDITA.) 

Turmoiak ortik, eta Nork bere buruan, 

Chimistak emendik, Azken juizioa * 

Zeuden jende guztiak Ote zan orduan. 

Ikaraz beterik, Dakazkite ^ onetan 

Pensatzen * zuelarik Zorion berriak,* 



(5) Juan (ó Joan) zan algaraz echera. Todo ol mundo marcl 
á su casa riéndose á carcajadas. 

(6) Onela gerta oi da, así suele suceder... 

(7) Errepaín-a, errepan-a, g., refrán. El Itascuenoe tiene ad^-^ 
más como sinónimos propios de esta las voces, esangi-a, g., esa^ 
ra, g,, esahuntz^a, esakuntzia, esakune-a, esakei^a, esak^ea^ b., 
erran~a , errangi'<L , errankomuna^ ei^ankomunarra^^ l.s., bn., 
atsotitz^a, s. 

(S) Chalma andi batekin, con un gran petardo (chasco). 

(1) Este verbo suele sustituirse ventajosamente por el usté 
izan, con las terminaciones activas det, dezu, deut, duty duzu, 
da, etc. Empleanse también, con igual significación, aunque son 
menos usados, los verbos gogatu y oldotu, 

(2) Este verso, como el correspondiente de la versión anterior, 
es poco sonoro, y aun corto en la medida, sopeña al menos de con- 
tar las siete sílabas de que debe constar, separando todas las vo- 
cales en esta forma: az-k^n-jifri-zi-o-a, cosa tan imposible en la 
lectura como inadmisible en las buenas reglas métricas. Creo, 
pues, que podia ser sustituido con ventaja por este otro: 

Azken juizio egana,,, 

(3) Es el verbo ekarri, 

(4) Zorion berriak. Traen en esto felices nuevas de que se ha- 
lla de parto el vecino monte... 



F-VBULAS INÉDITAS. 59 



Aurregiten daudela Au da geríatzen diitia 

Auzoko mendiak. Askotan tnunduan, 

Ikarak utzi eta Gausa viiragarri bat 

Jendea zegoen Usté dan orduan. 

Zerk aien zabeletik Urrutiko inchaurrak 

Jaio bear zueii. Soñuak andiak 

Noiz bait badator ^ bada Egitm oi ditu^te 

Lasterka gizon bat, hanik chikiak. 
Jaio dala, esanaz 
Sagú chikicho bat. 



^5) Es el verbo etorri, (Viene...) 

(6) Lafontaine y Samanie<?o concretaron la aplicación de esta 
fábula á los escritores pretenciosos y vanos, á quienes Horacio 

Í)intó de mano maestra en el verso 139 de su famosa Epístola á 
os Pisones: Parturiunt montes^ nascetur ridiadus miis. 

Iturriaga, asi como á su vez Goyetche y Archu, le han dado ma- 
yor alcance, expresándola en términos nóucho mas generales. Dice 
así el escritor guipuzcoano parafraseando un refrán bascongado 
muy conocido: 

«Esto es lo que suele acontecer muchas veces en el mundo cuan- 
do se espera una cosa admirable. Las nueces lejanas suelen hacer 
(ó meter) grandes ruidos, aun siendo pequeñas.» 

M. Goyetche termina así su versión: 

«Horla espantu hainitz duenak ahoan, 
Efetu guti du agertzen ondoan: 

Obratu gogo duenak 

Elheak ditu bakhanak.» 

«De este modo, el que tiene muchas fanfarronadas en la boca, 
suele después mostrar ó causar poco efecto. El que tiene ganas de 
obrar suele ser parco en discursos.» 

Por ultimo, Ardiu viene á decir lo mismo en estos versos con 
que termina su traducción: 

«Kontu hau gogoala bazait jiten, 
Ikhusten dúdala zait iduritzen 
Espantoch bat zoínen erranak 
Hanitz beitu hitzemaiten, 
Eta zoinen lan eghinak 
Aizetan beitira joaiten.» 

«Si me viene, ó cuando me viene (jiten bazait) á la memoria, 
(gogoala) este cuento (kontu hau), paréceme (iduritzen zait) que 
veo (ikh listen dúdala) á un fanfarrón (espantoch bat), cuyos dichos 
(zoinen erranak) dan mucho que hablar (hainitz beitu hitzemaiten), 
y cuyos hechos (eta zoinen lan eghinak) suelen desvanecerse (bei- 
tira joaiten) como viento (aizetan).» 



00 AGUSTÍN ITURRIAGA. 



8. AizKORA ETA KiRTENA. Es imitacion esta fábula de 
las escritas por Fedro, Lafoiitaine y Samaiiiego , con los 
títulos de Homo et arhores (Appendix fabular. fab. 5.), 
La forét et le boucheron (Libro XIÍ. 16.), y ^¿ haclia y el 
mango (16 del Lib. IV), y vertida también después al bas- 
cuence, dialecto labortano , por el presbítero Goyetche, 
con el epígrafe de Egurgillea eia Oyhana (Libro VI. 12.). 

Dos son las traducciones guipuzcoanas del mismo señor 
Iturriaga que tengo el gusto de ofrecer de esta fábula ; la 
primera, incluida ya en la edición impresa en 1842; la se- 
gunda , inédita , hallada en la colección manuscrita que 
dejó el autor. Ambas versiones, distintas aun en su forma 
métrica , ofrecen variantes bastante notables , y merecen 
ser conocidas del público, que juzgará del mayor ó menor 
mérito de cada una de ellas. 

Dicen así : 

(a) AIZKORA ETA KIRTENA. 

(VKRSION CONOCIDA.) 

Egurgille bat * Beste berri bat 

Sort egitera '^ Egin nairik aizkorari, 

Joan zan basoan barrena, Gaia eskatzen 

Eta bidean Asi zitzaien 

Galdu zitzaion An zan árbol ^ bakoitzari. 

Aizkoratika kirtena. Iñork ez zion 

Sort egiteko Gairik eman nai,* 



(1) Egur^gille, contracto por egio^gillfi, lit. hacedor de leña, 
leñador. 

(2) Sort-egitei^a (sorta egitera), á hacer su fajo (de leña). 

(3) A rbolá. Esta voz, cuyo origen es desconocido dentro de la 
lengua euskara, (quizás proceda de la latina arhor, oris), es muy 
usada en los dialectos basco-españoles, si bien nuestra lengua tie- 
ne además las equivalentes propias: aretz-a, arech-a, harltz-a, 
haritcha, zuaitz-a, zuhaitz-a, zuiíam-a, zuharitzHi, usadas en 
todas estas formas en los diversos dialectos. 

M. Chao se inclina á creer, y juzgo que no va desacertado, que 
tanto la voz latina arhor, como la euskara ai^holá. solo se aplican 
propiamente con relación á los árboles frutales ó fecundos, desig- 
nados por los romanos con el calificativo de felices, 

(4) Iñorkez zion gairik eman nai, ningún (árbol) quería dar- 
le material (gai-a). 



FÁBULAS INÉDITAS. 



01 



Eta arteak bakarrik 

Adar mecho bai ^ 

Eskeiñi zion, 

Gaiso artzaz kupiturik.** 

Kirten berria 

Egin ondoren 

Sartzen dio aizkorari, 

Eta golpeka "^ 

Asitzen zaio 

Arte arise berari. ** 

Au ikusi ta, 

Asten dirade 

Zumarrak eta lizarrak, 

Arte onaren 

Kontra egiten. 

Oju eta deadarrak. 

«Asto andia, 

— Esaten díe — 

Ez alekien oraindik, 

Egurgilleak 

Bizi dirala 



Guk galtzen degun bizitik? 

Orra zer esker 

Ematen dian, 

Orain asi dek igandik, 

Sarri cz geatzik 

Bat bakarrika 

Basoan utziko zutik. 

Ir¡ bakarrik 

Egin bazian 

Tontotzar orri kaltea, 

Ezer ez uen, 

Baña guretzat 

Ez dek izango obea." 

Bere eísaiari 

Eman badio 

Noizbat norbaitek cskua, 

Len edo gero 

Ikusiko du 

Galdnrik bere burua}^ 



(5) Adar mecho bat, una i-amíta delgada. * ^ 

(6) Gaiso ay^tzaz .k^pituriky compadcrido .'de aquel infeliz. 

(7) La voz golpe-^, p. b. kolpe-a, ^r. b. 1., prolpc (coupe) es de 
origen euskaro, y se deriva según Larramendí «de Kolaspe^a, que 
propiamente significa sopapo, y la guantada ó gaznatada que allí 
se da se llamó Kolpea, y de allí por extensión á otros golpes» he- 
ridas y contusiones».— Chao confirma también por su parteja eti- 
mología basca de esta voz. 

(8) Arte arise berari^ á aquella misma encina. 

(9) Merecen ser C!»nocidas las sesudas quejas y í- ensatas refle- 
xiones que el poeta pone en boca de los olmos y ios fresnos contra 
la infeliz encina: 

«Gran borrico, ignorabas basta ahora que los loftadnres viven de 
la vida que nosotros perdemos? lié ahí las gracias que te da, ha 
comenzado por tí (su tarca) y muy pronto no dejará en pié en el 
bosque uno de nosotros. Si al fin, gran tonto, te hubiera hecho da- 
ño solo á ti, no fuera nada, pero no será mejor (ó mas benévolo) 
para con nosotros.» 

(10) La moraleja de la fábula está concebida en estos términos: 
€Si alguien ha dado alguna vez la mano á su enemigo, tarde ó 
temprano será pa%lida su persona (ó se verá perdido).» 

ElPbro. Goyetche, después de algunas reflexiones sobre el mis- 



62 



AGUSTÍN rrURRUGA. 



(t)) AIZKORA ETA KIRTENA. 



(VERSIÓN INÉDITA.) 



Egurgille bat zoan ^ 
Mendiaft barrena 
Eta galdu zitzaion 
Aizkora kirtena. 
Berri bat egiteko 
Arbolai zien 
Adarcho bat eskatu, 
Eman nai ez zien. 
Arteak, zeña bait da 
Asko bizi naia, ^ 
Kupiturik ematen 
Dio kirten gaia, 
Ustez ezagüera 
Izango ziola; 
Baña kirten berria 
Ozta zion jarri, 
Golpeka asten zato 
Bertan arteari. 
Orduan arteari 
Ziozkap lizarrak 
Gmtia larriturik 
Egin deadarrak, 



Esaten ziolarik 
•Narratzar astoa! ^ 
»Ez diguk gaur ik egin 
•Serbitzu gaiztoa. 
tigandika asi dek * 
•Eskerrak ematen , 
tire astakeria 
»Ongi dek pagatzen: 
»Ala ere bakarrik 
•Papratzen bauke, 
»Gaitz erdia besterik 
» Izango ez uke, 
»Baña, lastima daña, ^ 
»Baso au guztia 
»Geldituko dek sarri 
• Arras ebakia.i 

Etzaiari laguntza 
Dionah emuten 
Orrelako esherrak 
Oí dizkih izaten. ** 



mo asunto, copiadas casi literalmente de Lafontaine, termina st^ 
traducción con estos cuatro versos: 

cEskei^abe izigarriak 
Eta moldegaitzkeríak 
Ez dirade ^tiago 
Izanen beti modako», 

que es lo mismo que el insigne fabulista francés ha dicho ai escribir: 

cL' ingratitude et les abus 

N' en seront pas moins á la mode». 

(1) Zoan por zijoan (iba), forma contracta muy usada en ia 
poesía. 

(2) La encina^ la cual es amiga de vivir mucho, compadeci- 
da, le da el material necesario, creyendo que de este modo le ten- 
dría alguna consideración. 

(3) ;Ah gran borrico! 

(4) Igandika asi dek-, ha comenzado por ti á dar las gracias— 

(5) M. Chao cree que esta voz no es, como se pretende por al- 
gunos, originaría del latin ni del italiano, y que se deriva, por el 
contrario, de la primitiva raiz euskara latz-a, áspero, íápre), ru- 



FÁBULAS INÉDITAS. 613 



9. Artzaxora eta otsoa. Tres son las versiones de 
esta fábula , imitada de la que escrilúó Samaniego con el 
título de El lobo y el mastín, (Tomo II. 5.* del Lib. IV. i, 
las que ofrezco á continuación. 

La primera (a), fué incluida ya en la edición impresa 
de 184*2; la segunda (b) forma parte de la colección manus- 
crita del Sr. Iturriaga , y la tercera (c) la he encontra io 
entre cuartillas y borradores de este escritor , que he te- 
do ocasión de examinar. 

El asunto de la fábula es el mismo en las tres versiones, 
si bien todas ellas difieren en detalles , y la primera es 
distinta de las otras dos, hasta por su forma métrica. 

La última es la que mas se nrorca al texto de Samanie- 
go. si bien, como todas las ie Itirriaga, es mas descripti- 
va y minuciosa que ésta. Las otras dos apenas difieren 
entre si mas que en el metro. 

La fábula está perfectamente trazada, el Lobo y el Mas- 
tín destacan de una manera not ible, y sus discursos son 
preciosos por su naturalidad. Nótese el efecto que en ella 
produce el uso del tratamiento ordinario ó en ik, peculia- 
rísimo del bascuence , y que dá un sabor especial muy 
marcado á las peroraciones. 

Las estensas notas de que hago acompañar la versión 
primera y la traducción literal que agrego á la segunda, 
darán una idea bastante exacta en cuanto cabe , dada la 
diversa índole de ambas lenguas, de estas nuevas versio- 
nes del insigne presbítero hernaniense. 

Dicen así: 



do, (rude), penoso, (pénible), doloroso (douloureus), como asimis- 
mo las voces latzdura, latztasun^a, aspereza, (asperité) y tam- 
bién favor (peur), latzta, laúzúatu, laztatze, amedrentarse (étre 
pris d'une frayeur légére), lotzgarria, etc., todas ellas de origen 
euskaro. 

(6) Tales gracias suele alcanzar quien presta ayuda á su ene- 
migo. — Infeliz del que ayuda á su enemigo, ha dicho también á 
su vez Samaniego. 



64 AGUSTÍN' ITURRIA.GA. 

m I til •* ■-"■ ■ 

(a) OTSOA ETA ARTZ AÑORA. 

(VERSIÓN CONOCIDA.) 

Otso andi bat iNai nuke egon zurekin. 

Mendiak gora Aurrera ñola 

Zijoala * goiz l)atean , Bizi beagun 

Artzanor andi Biok dezagun itz egin, 

Batekin topo Zuk nai badezu 

Egin zukean bidean; Nere pai-tetik ^ 

Zeuden lekuan Izango nuque atsegin.i 

Gelditu ziran Ikusi zuen 

Biak elkar ikustean. Otso andiak 

íAdiskidea, Zeukala ark lepandea, 

— Dio otsoak, ^ Artzen ziona 

Agur andi bat egiñik,— Lepo guztia 

Noiz ezkero zu Burni arantzez betea , 

Onen goiz emeu Eta ez zalá 

Zure ardiak utzirik? Ordiian erraz 

Ez zera, ez, gaur Arekin burrukatzea.* 

Motibo gabe, Lotza zan baño, 

Apartatu artaldetik.» Beldur geiago 

Artzanor orrek Bere barrenen sentirik, 

Eranzun zion »Gusto ^ orisen. 



(1) Zijoala. Es el \erbo joan, ir. 

(2) «Amigo— dice el Lobo haciendo ai Mastin un gran saindo — 
desde cuándo tú tan temprano por aquí, dejando tus ovejas? No ta 
habrás separado sin motivo de tu rebaño.» 

Y el Mastin le contestó: «Quisiera estar contigo para que trate- 
mos ambos cuál ha de ser nuestra vida (nuestra conducta) para en 
adelante. Y si tú quieres, por mi parte, tendría gran gusto en ello.» 

(3) Nere partetik, por mi parte.— La voz parte, se^^iin el Pa- 
dre Larramendi, es del bascuence partea, que significa lo mismo^ 
y de ella procede también el latín pars, partís. 

^Partea se dice de harten, síncope de batartea, y significa h 
que entra á hacer uno, y es lo que corresponde á la parte que en- 
tra á componer un todo.» 

(4) El lobo vio que aquel, {el Mastin), tenia un collar lleno de 
espinas de hierro que le cubria todo el cuello, y que no era em- 
presa fácil por el momento luchar con él. Avergonzábase de ello, 
pero sintiendo aun mas miedo que vergüenza, le repuso: «Hoy 
mismo quiero tener ese gusto (el de que nos entendamos). Senté- 
monos, pues, aquí mismo para que no haya lu^go quejas (e^a). 

C5) El Padre Larramendi concede origen bascongado á la voz 
gasto^ que, según el sabio lexicógrafo procede de la lengua eusí- 



FÁBULAS INÉDITAS. 65 



•anzun zion*- Bizi guztian gogoa, 
rbertanizaanaidetuik, Beti barrenen 

• gaitezen Idukitzeko 

>nche hartan Elkarrentzat gorrotoa, 

ez dedin esparik. • Ja letagiñaz 

rítzen zait, J^uskatutzeko 

io artzanorak ^— J3ata besteari lepoa? 

L guretzat obea, Ez dagokio 

rera biok Heste aldetik, 

degun baño Ksan l)ear da egia, 

bo alkar artzea, Zu bezalako 

ik besteari Indailzu batí 

laz beti, l^ersegitzea ardía, 

r nere adiskidea. Zei*gatika (ia 

k izango du. Al)erech() bat 

1 zadazu, Ona eta izutia. 



, así como Umbien ia correspondiente latina f/ttstus. Hé aquí 

> se expresa el autor del Diccionario trilingüe: 

.YA sentido para pnxsibir el sabor de Ins cosa» ha de estar limpio y libre de 
>abores y accidentes, porque sino engaña mucho, y por eso el bascuence dice 
TÚA, lengua ó paladar libre y vacio, de iiit, mía, lengua, y M«rii6, libre, vacio, 
ismo orígen tiene gwlw^ yiMlaa, gusto.» 

Chao, conforme con el orí<^en basco de esta vo/^ disiente, sin 
irgo, del P. Larramendi en la manera de apreciar la etimolo- 
f se expresa así en su Vocihtilalre mhlogique, p. 393, col, i.* 

dialecte cantalnre dit Jíf'yaf In, parce que le sens du goút róside prineipalement 
i langue; d'oú Larramendi conclut que Sligustu eat formé de r euskarien mt 
, langue vlde, libre (de toute antre sensation); ét 11 en derive le mot latin gu»' 
grec q1ieu»in). L' indication est malhoureuse au dernier point. Uiguttu signifíe, 
ue per^oit la langue. Le prímitif de gvstu es GOj exprimant ici la sensation qui 
b; d'oü Goio-ú, goút, par extensión, plaisir, jotiissance; dim. Gocho, qui signi- 
ááble, pris adjectivement; Gota, Gocha^ la, tte, goüter Jouir. De Got», on flt par 
ation conjugative, tu, ou par (o, lio, avec oontraction, yatlo et gtulu; dérivation 
»table, ou le changement du t en < ne pouvait étre evité. « 

»a 

'«•ta significa gusto que percibe la lengua. Kl primitivo de Gttu es (xo, expre- 
Bsi la sensación que domina; de aquí Gof a-o, gusto, por extensión, placer, go- 
linutivo GochOf que significa agradable, tomaílo adjetivadamente; Go«a,Gocn(i, 
gustar, gozar. De Gozo, hbcese por terminación conjugativa, fu 6 lo, tto, con 
:cioa, i/Msio y giutu; derivación incontestable, en la cual no ba podido ser evi- 
. mutación de la t en «.» 

Hé aquí en qué términos se dirige al Lobo el desdichado 
n: «Parécemc que es mejor para nosotros que en adelante 
paternos mutuamente de otro modo que hasta aquí, salndán- 
i como amigos cada vez que nos veamos. /Quién—dirae—ten- 
usto para conservar en su pecho durante toda la vida este 
>r interior que aDrigamos el uno hacia el otro, y para despe- 
ónos, merced á ios colmillos, nuestros cuellos? Por otra parte, 
[ue decir la verdad, no est¿i bien en un animal tan esforzado 

> tú, el perseguir á las ovejas, seres tan buenos como tímidos 

5 



m 



AtJüdrm ITUHHCkGA. 



Zuretzat asskoK, 

Dudarik gabe, 

Dirá kontresta obeak, 

Leoiak , artzsik, 

Ta katamotzak, 

Etabasoko urde^ik: 

Oiekinohe züfc 

Egin beaituzu 

Aurrera zure ]^le»k.» 

«Arrazoi dezu, 

— Dio otsoak,-^'' 

Ez duenari iiidarrik 

Lotsagarri da 

Gaitz egitea, 

Ta ez uztea bi^irik; 

Ez det geia^ 

Alakoakin 

Nik izan naiko koiYturik. 

Ematen dizdt 

Itea egias 

%t iiáiz^a ni guirera 

Joango emendik 

Zuen alderontz 

Vmre ardiak jatera, 

fiaiziká zaek 

Bieiftatii ta 

Zueii di-dénák arttórá. » 



Orduan etfcat 

IDespedttntik, ^ 

Biurtu ziran écWía, 

Bata beste«l^én 

Belduník gábe 

Soseguz SLSAHñ artxéra, 

Eta knidaáó 

(i^uztitik llbrig 

Deskansuz lo égitiéfá. 

Egun batz^ek 

Igaro ela 

Asi zau ardí kmilfttzefi, 

Eta arzanora 

Ikusirika 

Asi zirala b'ak}^»tfieh. 

Len bezin beiti 

Asi izan zan 

Egun eta gauak galtzeh. 

Gáitz effifého 

G^riña gaúítoa 

BaieJi bddakar Jaíarriz, 

Oaztetm%dina 

Ez badu nzten 

Gúitzá egifujo dn beiiríz, 

Naíz beré ifza 

Emwiñetalti 

Xrtltá éfa mitlá aldiz. '•* 



é Ihoféü^tvos, A ño dudarlo, son tíSiH tí más dUiíos advét^airk) 
los leones y los .esos, k>s iigres y los jabalíes, y emi eÜoB msas^ 
k> «neesivo maiüleneip tns luchas.» 

(7) «Tienes f*ilbñ— cdHtesta á su Vez él I.óbo— és '(réiiirbiijrbs 
hacer daño y atentar á la vida del débil, y no he áo <(uen^ yíi na 
éa per mi mrie con tales séfes. 'De doy paialmi fommíl ée ^e n 

Íeáeír ú»my en tím háclft vuestro lado á comer im t)véJ«S, «Wt 
hr^ ^oxiti'ii^tQ, á visitaibbis y a ló'már vuestras drdéhés.» 

{o) jOespidiéBdoae entonces, volvieron arBlM)s á sii <»8a> ú res 
pirar con sosiego, sin temor el uno del otro, y á (Wilttir iA($dieáVHtti 
dain^iite, libree dé todo cnidado. 

Pasados aigtmos dias, comenzó él Ifesttn á contad iSis nvé()iié, 
ii€fUiiido.qcie litfbiaki empegado á áismiauir, principió de nfieT<> 
péci3M^ diais.y «tfisfaes, (en sa cuidado ó en su guarda). 

(0) Hé a^ui, por üitimo, la moraleja: ^Si dPítde Hfi nm*tmtm 
to t)*ae aiffuno inclinación pm^a el mal, lo ham nna y ott^a vez 
atmque empeñe áu palabra en contrarío mil y mU veces (naiii. 
eta nftilia aidia)^ si no abandona desde jateen aqtteltas nmesas fm 
teweion€8,i^ 



F.VBULAS INÉPITAS. 



67 



(b) AR17AN0RA ETA OTSOA. 

fVERSION INÉDITA.) 



Otsoak zijoala 
Beia roendia gora 
Topos topo arkitu 
ZȎn artzatiora. 
Gelditzen dirá biak 
Elkárri begira, 
Ez WtaJc, ez Wsteak, 
Ez nairika jira. 
Egotéaz baRoitz^ 
Nekatu zaneatí, 
Beldurra zeukatela 
Lotsáren oráe«n, 
Asi ziran egiten 
Elkarri agurr^, 
Lenbizia otsoa, 
Azkena zakurra. 
«Goiz abill, riíütíli,- dio 
Otsoak esaten,— 
Ez aut nik maiz onela 
Bakarrik topáiEtevi 
Artaldea utzirik 
Mendi oik gora; 
Zer pens^mentu mot gaur 
Zay^ iri gogoraíi» 
«Pozijc ^34ngo ^m, 
— Artz^nor^k já.w,-^ 
Nere pep^amó^tuak 
Deus baclu bf^iOf 
Etorri ]|i^u^ í^i> mutili, 
Gaur i^ t^^ei^a, 

ErokqfL:?ffW 
Dala esatexa, 

Beti gu ibikzea 

Elkar persegitzen, 

Ett lepo ondoúk 

Letaginak sattren. 



I aizen bezin mutili 
Gogprra izanik, 
Ez ioke ardiat 
Egin bear eaitzik: 
Altor zak oal^ gauza 
CHit lotsagarria 
Otscak tzacea 
Etsaitzat afdia. 
Iret¿at dituk áikoz 
Kontrestá obeák 
Ai^z eta kacantotzak 
Eta btóurde^k. 
Au e^^iten bauke, 
Etsairika gabe,. 
Izan gindczike biok 
Egutí oñen jabe.» 

«Arrazpi ap¿|ia dek, 
— Dio erantzuten, — 
Eta bertatik diat 
Nik iízá eiTiaten, 
E;^ dituztela ardi, 
Eta acki^mie^k 
Beteko Wfi;s nere 
Tripakp esteak.» 
Onela itz e^iñik 
Bi adizkideak 
Joan ziran segituaz 
Atzero^t? bid^ak. . 
Baña utzirik artzak 
Eta kajUiqptzak, 
Otsoak ^^ri^^n ^zt^|) 
Ardiai prjteaitjc. 
¡Kaiz h$dÍT4d$ ere 
Sermoiak adttzen 
Jatorrizko grinai 
Ei^ ai zaie uzten. 



68 AGUSTÍN ITÜRRIAGA. 



Traducción litkral.— Marchando el Lobo en cierta ocasión 
monte arriba hallóse de manos á boca con el Mastín. Páranse ios 
dos mirándose el uno al otro, sin que ninguno de ellos quisiera re- 
troceder. Cuando se cansarou de estarse mirando, mas por wiedo 
qur por vergüenza^ comenzaron á saludarse mutuamente, el I^obo 
el primero, y el perro después. 

«Temprano andas, chico— dícele el Lobo, — no suelo yo verte 
á menuflo de este modo, por estos montes,abándonando tu rebaño. 
¡ftiul clasr (le pensamiento te ha venido hoy á la mentes 

— «Te lo dii^á con gusto, responde el Mastín, si es que vale algo 
mi pensamiento. He venido hoy, chico, á tu camino para decii*te 
que es gran locura el que andemos persiguiéndonos constantemen- 
te y metiéndonos del cuello los colmillos. Siendo un mozo tan fue^ 
te como eres, no debieras hacer daño á las ov^as. Confiesa que es 
cosa vergonzosa que d lobo tenga á la oveja por enemigo. Son pa- 
ra ti mas dignos rivales los osos, los tigres y los jabalíes. Si tal ni- 
cieras. libres de adversarios, podemos ser los dos dneftos de bue- 
nos dias.» 

— «Tienes mur ha razón— le contestó (el Z»o6o),— y desde el mo- 
mento te doy palabra que no volverán á llenar los intestinos de 
mi vientre las ovejas y los corderos.» 

Después de haber hablado de este modo, los dos amigos marcha- 
ron, retrocediendo de nuevo cada cual por su camino. 

Pero, dejando á los osos y los tigres, el liObo volvió á esgrimir 
nuevamente sus dientes contra las ovejas. 

€Auf9que se escíiclien á menudo sermones u t iv.'fj'n drjam 
fan fácilmente las nativas hhcUnaeiottes.i^ 






(c) 0T8ÜA TA ARTZANORA. 

(Segunda versión inédita.) 

Artzaiak zeukazkiten ^ Otsoak ta artzaiiorak 

Mendian zepoak Elkar topos topo 

Otso gaizto andi bat Egin ondoren, daude 

Arrapatzekoak; Nork nori erasoko. 

Artzanorak zebiltzan - Biak ziraden guztiz 

Gañera or emen Mutil balienteak, 

Non ta ñola otsoa Fakarika agiten 

Atzemango zuten. Ez zíen korajeak. 

Onek ¡aten zizkaten Esaten dio otsoak: 

Ziran arkumeak «Mutill, zertarako 

Eta arras galtzéra Zioago eíkarri 

Zoaien artaldeak. Orarn erasoko? 



(1) Zkukazkiten. Es el verbo éukl. Tenían los pastores... 

(2) Es el verbo ¿bilU, Andaban los mastines 



PABLXAS INÉDITAS. 



m 



Obea dek guretzat 
Askozas pakea, 
Ez burruka asi ta 
Elkar puzkauea.» 
«Arrazoi deky— zakurrak 
Dio eranizuteOy 
Eta mo^lu onetan 
Dio iczegiten: — 
«Niri iduritzen zaidak 
Gausa itsusia 
Orrela ibiitzea 
Otso indartia 
litzen bildots umil ta 
Kulparik ^gabeak, 
Ta gaitzera botatzeu 
Arras artaldeak. 
Badituk basoetan 
Artz ta basurdeak 
Ik deán famarentzat 
Askozas obeak. 
Ez dituk, mutill, berdiñ 
Iré letagiñak 
Arkume ikarakor 
Gaisoentzat egiñak. 
Zenbat eta etsaia 
Izan gogorrago, 
Anbat gure fama dek 



Azkoz andiago.^ 
Ez dik sekulan, mutiJl, 
Iré balentiak 
Ibilli bear iitzen 
Bildots ta ardiak : 
Orí dek beldurti la 
Ergalen kontua, 
Aitortuko dek dala au 
Ezin ukatua.» 
Arrazoia zuela 
Choilki aitorturik 
Otsoa apartatu ^ zan 
Artzanora gandik. 
Jakiten dute artzaiak 
Egin zan pakea, 
Ikusten dute doala 
Galtzen artaldea, 
Zeren ez dio usten, 
Otsoak griñari, 
Jaten dizte egunean 
Bildots bat edo bi. 
Amorraturik jartzen 
Dirade gaisoak 
Saldu dituelako 
Zakur pikaroak ,* 
Artzen du eskuan batek 
Bere garrotea, 



(3) Kulparik oabeak, inocentes. Sobre el origen de la voz 
Kulpa, se expresa M . Gliao en los términos siguientes: 

iNous dirons saos bé^íter que le mot classique cii(/mi, coulpe, faut, Taut contre la 
pudeur, mal domniage, ful aÓaleiBeot pñs de Teuiikaríen colfie^ tolput coup, par allu- 
sion h un cou0 porta, k une blewuire faite, etc.» 

(4) Tanto mayor, es nups^ra fama cnanto et mas fuerte el 
adversario.. .-^Camo sinónimos propios de la voz fama tien» el 
baseuenee las palabras amen-a, (aomena, aumeoia, ioinefiaj, om^ 
pe-a, haro-a^ eic. 

(5) Kl V. Lnrramendi concede al verbo apartatu el mismo orí- 
íreii basoongado que á la voz parte, (Véase la nota 3 ala 1/ ^er» 
mn de esta fátnila). El euskara tiene además los sinóniiao8 pro^ 
píos, akleragin^ aídeegin, IjereistUy berezi^ aztandu^ y a^dkmdu, 

(6) PiicAROA. Ks voz baseoagada, según Larramendi, y «gnifi* 
ca lo mismo que en castellano. «Su origen de ar/>-a, teniple^ 



70 



FÁBULAS INÉDITAS. 



Besteak makilh xa 
Besteák kfttea, 
Hrasotzen diote 
Guztiak batetán, 
Ez dago zer e^ník 
Batere onetan; 
Ain gogoiika dute 
Astintzen «akurra 
Noii austen diozkate ankak 
Ta bizkar ezurra. 
Otsoak ez bazuen 
Ebatsi bildosik 
Arrazoi zan bezela 
Geiago artáldetik, 
Ez ziraden makílla 
Eta garrotea 
Puskatuko, ez ere 
Burnizko katéa, 



Zakurrari gaftean 
Ezur ebakitzen 
Eta gizagaisoa 
Joka illik usten. 
Baña otso gaiztoak 
Pakea asturík 
Eta betiko griñaz 
Arras «¡araiturik 
Jaio ala arkume 
Zuen arrapatzen, 
Eta artalde guztidk 
Zijoan akabatzen. 

Griña gai:;to(tk badira 
GuT^tetanáik 4rts^ 
Bizia dan artean 
Ez dirade nsten.' 



IX. 



RABILAS IlIfilMS DEL % 




El nombre del P. Fr. José Antonio de üriarte, misio- 
nero franciscano, figura entre el de los escritores quje con 
ma» asiduidad y mas fruto han tirabajado en pyo de la len- 
gua bascongada en el presente siglo. 

Al incluir en el tomo I V' (serie II) del Gaxcionkho una 
versión inédita de la conocida fábula La Lechera, ofrecí 
algunos apuntes bio-bibliográficos de este ilustrado es- 



zon, y pica^ picata, picaír, y los picaros siempre están de temple 
y sa7X)n para picar y nacer mal y daño.» 

(7) ^Si desde Joven te adquieren malas inclinaciones , no sue^ 
len dejarse mientras se vive . (es decir , durante toda la viékt),i^ 



José anxcknío ubíajit^. 71 

ci-itor, que fcxlleció haee ya como quince años en rf Con- 
veiiUo de fraooisoíuios de Bermeo. 

Sifi.dato alguno .nae¥0 que agregi^r á los expuestas en 
L:L>» páginas 74 á 77 del citado tomo, solo n^e cumple deeir 
lioy cuatiro pala^i*as acaixa.de las f¿i)ulas inéditas Atsna 
ffi. Ispillua, Arrainfzallia ta arraüwhiía, Azerijata epe- 
i^^'a, y Basoíi^0MZi oherra, que tengo el gasto 4^ dar á 
ccMiocei* á coutinuatCÍou. 

La primera, (A /5¿«« ta ¿spilliia), p.upde cpn^lderar^^^^^^' 

il^ lue¿o como compl.etam^ente original, p,ues auuqj^e el 

l>^nsamiento capital que l;i ai^ima recuerda y,VL conocido 

pí pigf'ama de Baltasar de Alcázar (escrito^- del í^iglp XyjL), 

€* I fabulista bizcaino le ha dado cuerpo, re.vi,stiéndp][.e de 

r<->rmas que ofrecen todo el sello de la iioved;id. 

El retrato de la Vieja es de primer orden jp.qr ;^u4tl,>Jfj^ 

V ^11 CQlorido, y su estampa deja atrás á ^ juell^ criatura, 

4cChato, pelen, sin 4iente3, estey^vdo, 
(5siii*¿bsé y subió, y tuerto y jorobado,» 

Vintada por D. Leandro Fernandez de Moratin en u^o d^ 

^us mas conocidos epigramas. 

El P. Uriarte ha puesto en ella los mas negros colofQS 

de su pincel, acumulando ea una sola personalidad todas 

las fealdades imagínales, para havíer resaltar así mas y 

flias el fin de la alegoría. 

Las quejas de la Vieja contra el malhadado espejo, caju- 

^ de su enojo, están expuestas con ^.cierto, y es ínuy fe- 

''íí la serie <te contraposiciones expuesta en los versos: 

«Gau egiten dok eguna. 
Reía bialtza eperra, 
I(}l^usiteu dok ederra, 
(ja^ia/ií dp/^k zartutcM, 
éorpütz hraftamaküriuten.» 

I2s muy oportuna también la cita del antiguo y popular 

^® f ran-hi'iícaí no . 

l^AKOGHA BIZI DAU BUIRK ZORUAK, 

(Á cofl^.cual le pt'estan vida sus ü*is¿ones), 
^U ,el Q^.^dMfi^uti^á ttoda la moral de la fábuLa, escri^ en 
l^^imdi)Bvdi^ distinta medida. 



7á CANCIONERO BASCO. 



L*d íúegoiTá, Arrainizalliata rfrraínc^iia^ 02) es versión 
libre (le la (|ue escribió Esopo con el título de Piscafor et 
Siéiaris (Edic. clás. 24), y ha sido imitada por Lafontaiiie 
y Samauiego, bajo los epígrafes de. Le petit poisson et le 
péoheur, (5 del Lib. III), y JU pescador y él pez, (9 del 
Libro 2/). 

Tiene, sin embargo, su sabor local, y están perfecta- 
mente hechos los discursos puestos en boca de los dos 
personages de la fábula, escrita, lo mismo que la anterior, 
en pareados de diversa medi la.* 

La literatura bascongada cuenta además de esta ver- 
sión, con imitaciones de la misma fiíbula, hechas respec- 
tivamente en los dialectos guipuzcoano, labortano y süle- 
tino, por los ilustrados esv^ritores D. Agustín Iturriaga, y^ 
los señores (ioyetche y Archu, en cuyas apreciables co- 
lecciones ñguran con los títulos de: Arnmt zalea eta ar- 
rala, {'ii, pág. 70 á 72), Arraiatzalca eta arrain ttikia^ 
i 1 del Lib. II), y Arrain tchipio eta arranzarHa (n.* 29)^ 

La tercera fábula, Azerija ta eperra, está calcada so- 
bre el pensamiento de la alegoría que nos legó Elsopo coa 
el título de Canis, Gallus et Valpes, (Ed. clás. 88), y po- 
pularizada mas tarde con las imitaciones Le coq et le re-^ 
uard,áe Lafontaine (15 del Lib. 11), y El gallo y et zorro^ 
de Samauiego, (14 del Lib. IV). 

El apreciable escritor bizcaino ha hecho, no obstante^ 
su versión con la libertad suñciente para que merezca ser 
considerada como original, siendo bellísimos los discur- 
sos puestos en boca, tanto de la peidíz como de la zori*a. 
Se llalla escrita en pareados sexsílabos, si bieíi no faltaa 
en la composición algunos de á cinco y aun de á siete 
sílabas. 

Sobre el mismo asunto existen en bascuence las imita- 
ciones de Iturriaga , OUarra eta azeria , en la que el in- 
signe fabulista guipuzcoano ha incluido una preciosa des- 
cripción del gallo; la versión labortana del presbítero Go- 
yetche, OUlarra eta acheria, (25 del Lib. III.), y la sule- 



JOSÉ ANTONIO ÜRIARTE. u\ 

tina del profesor Archu, Oillarra eta hacheria, (15 de su 
colección), cuya lectura recomiendo al lector. 

Por último , la fábula Basoko auzi okerra , se cuenta 
entre las originales del P. Criarte , y es bellísima por el 
colorido de la descripción, y por la verdad con que se ha- 
llan pintados cuantos animales figuran en ella. 

Todos ellos tienen su representación propia y caracte- 
rística, y destacan perfectamente del cuadro ; la moraleja 
está discretamente deducida , y todas estas circunstancias 
contribuyen á que la composición deba ser incluida, en 
mi humilde concepto , entre las mejores de su género de 
este laboriosísimo escritov* 

Como poeta el P. Uríarte no es de gi-au talla; sus versos 
adolecen á menudo de dureza y auii de incorrección, pero 
sus obras serán siempre estimadísimas , especialmente 
bajo el punto de vista filológico , por el profundo estudio 
que liabia hecho de los dialectos guipuzcoano y bizcaino, 
que poseía como pocos. 

A fin de dar á conocer con la exa«'.titud posible sus fá- 
bulas , he intentado hacer de ellas iíruinccUmes inlerii- 
neales^ ofreciendo así al lado de cada palabra del texto, su 
correspondiente castellana, y aclarando por medio de no- 
tas todos aquellos pasages, frases ó palabras que no se 
prestan á una correspondencia exacta y , por decirlo así, 
verdaderamente matemática. 

Las ireiduccioíies i ater lineales y que, á no dudarlo, en- 
cierran una gran importancia para el estudio comparativo 
de los idiomas, se hallan muy generalizadas en el extran- 
gero , especialmente en Francia y Alemania , aunque to- 
davía son poco comunes en España , y confio en que los 
lectores del Cancionero han de acoger con agrado , y han 
de juzgar con indulgencia , estos primeros ensayos que, 
practicados en mayor escala y con sujeción á un me- 
ditado plan, abrigo la seguridad de que habían de facili- 
tar considerabilisimamente el estudio de nuestro antiquí- 
simo y hermoso idioma. 



^^VMWKiVUm ? nMsMJM^M'^'vVVAAMW^V^4AAV^AMv>->>WCMAXV^ 



í,--v;rsrA TA ispfí.u:4. 



Atso bekoki chimtrr, begi gonri|a, 
Bizartsu, baitz, crnegarí|a, 
Ai|^l, esren, larogeí urtekua,^ 
Ot» ocu« u agin bigtkuay^ 

Sur ;mM^s;i'8A7 Joisprik 
Eta muskulaz koipeturík, 
Betseinetan ziruJijanak katua 

&tín ¿MurqigP ta ¡4iasi^o iz^pjjk, 
£z daM oai cQCzuB ze^akfi^ iJU^iV^- 
Diño, betor ispUlua 
Iky[stekp enien nere burya."^ 
Argiro ta zuzen dakus .^¡a, 
Ta diño: ¿ispillu guzu^ja, 
Agertu az nin barre cgttáco 
fita ez lUKMia ni esateko? 
Ex j^ Wdt i onde egiiiik. 
El AnKtik endu^stea niñ Ju^Bik. 

iO lüuiumia! 
¿Xw "^^ ^V^<^ iHtfiralh zuTÍ|¿?' 

f^ «< <vf¿ M if^> Afl^nJtjMt. literal. osñ$ o»', -i: 

V^^ -^"^-^ ^^Ml«« liU Bi£ úfliKdi;^ es 4^ir. para i^^if «we «y», é 
lüftm «fii^ wa mi persona. 



«.^^v<AAAAiVv «V vWMklM.1 M ImVvVvVv'w^ 



TIIIADy< 



^>^»^»^^^#^^^^^^»^»^»^w 



(aTSüA TA I8MLLÜA. ) 

Vieja de ceño arrugado , de ojos encarnados , barbuda, 
Atso bekoki chimur, begi gorrija, bizartsu, 

negra , capaz de hacer reaeg^ (á cM}qüiera)y flaca , coja, 
baltz, ernegarija, argal, erren, 

de ochenta años , sin encías , dientes ni muelas , por aña- 
larogei urtekoa, oí, oi*tz, agin t)agakua, I)e8tetik 

didura llena de légañas, el cabello hecho ya azul y blanco, 
barriz betia bekarrez, ulia egiñik urdin ta zuri, 

emporcada de tabaco y engrasada de moco , que parecia 
loiturik sur-autsagaz eta koipeturik muskillaz, zirudija^ 

un gato en las niñas de los ojos, y un ratoncillo en (ó par) 
nakgatua betseinetan eta sagua bere 

sus barbas, no pudiendo ser mas repugnante y {ni mas) fea, 
bizarretan, ezin izanik zatarrago ta ichusiago, 

no quiere oir cómo es. 
ez dau nal entzun zelakua dauik. 

Venga el espejo, dice, para que vea aqui {en il) mi persona. 
Betor ispillua, diño, ikusteko emen nere i^rua. 

W^íistraifi (d esp^^ cjjra y rectamenip,la verdad, y dice; 
Í)aku8 argiró ta zuzen egija, ta diñó: 

^^^ÍP ^wbustejTP, ¿i^p^Wiáp para reiarce4ie íbí yapara 
>Ispillu guzurtija, ¿agertu az barre egiteko niri eta 



it) .fOSÉ ANTONIO URIAHTE. 

Nun azal garbi ta leuna? 
Gau egiten dok eguna, 
Bela baliza ^ eperra, 
Ichusiten dok ederra: 
Gaztiak dozak zartuten 
Gorputz liraña makurcuten; 
Ausiko aut nik ostikopian; *' 
Ez az ^ongo ñire echian. 

Alan dau egiten 
* Tftixrtre^tefniari da gelditfetén! ' ' 
Ipuiñian deusku esaten atsuak 
Bacocha bizi dau bere :^ruak. ^ 

Ez^ da^e^gutu nai burm 
E:^ ent:^un egija diñuaniky 
E:^ da sinistu bere berba onik 
Ta ausi nai da ispillua. 



(5) Bela {e\i»r\o)baUza (negro). 

Í6) La srozayí**Aosi:cnifica propiamente coz, patada. Pe.óba^^ 
ba.)o. Ostlko-pian expresa, pues, perfectamente hajo mis patadas, 
6 haifh mis pUotouPs. 

(7) Refrán bascongado que equivale al castellano: Cada loco 
con su tema. Es decir, qué cada cual vive de sus ilusiones, que 
son^stas las que le hacen vivir. 



ATSUA TA ISPILLUA. H 

decir lo que no soy? No estás , pues , tú bien hecho (eres 
esateko ez nazana? Ez ago bada i onde egiñik. 

imperfecto) , no me muestras {ó enseñas) muelas. ¡Oh em- 

ez deustak emkuaten niri aginik. iO gu- 

bustero! ¿Dónde tienes mi blanca mejilla? Dónde mi tez 
zurtija! ¿Nun dok ñire zurija matralla? Nun azal 

limpia y tersa? Haces de la noche día , negro cuervo d la 
garbi ta leuna? Egiten dok gau eguna, baltza bele 

perdiz , afeas lo hermoso. Haces viejos á los jóvenes, 
eperra, ichusitzen dek ederra. Zai*tuten dozak gaztiak, 

cncorbas el cuerpo esbelto; romperé te yo bajo mis plantas; 
inakurtuten gorputz liraña; ausi ío aut nik oslikopian^ 

no permanecerás en mi casa.» 
ez az egongo ñire echean.» 

Asi hace y queda en ^s trece. 
Alan egiten dau ta geldituten da bere teman. 

En esta fábula nos dice la vieja: A cada cual le hace vivir 
Ipuiñan esaten deusku atsuak: Bdcochn hízi dau 

su locura. No se quiere conocerse á si mismo, ni oir 
bere zoruah. Ez da nai ezagutu bere burua . ez entzun 

a quien dice la verdad , ni creer sus palabras sinceras . y se 
áiñiianik egija , ez da sinisiu bere berla omk y ta 

quiere romper el espejo, 
nal da ausi ispillna. 



^8 JOSÉ ANTONIO UIUAUTE. 



II.-ARRA£NT>ÍALLIA TA A^RRAINCHUA. 



ArraimzalHak bota eba« sam , 
Biiaramonisn ^ daña arraiikz betta 
Egongo zalako usté oso osuagaz; 
Astunk bertí lo gosüágaz ^ 
Jagi ratt 6e1:ik goSan, 
£z eban nagirik aldian. 

Dua jasotera 
¿enbát artu Qhiíh ikustera. 
Damus beterik dau ikusi ^ 
Ez zalá beste arraitiik )ausi 
Ezpada chibija bakarra.* 
Ati 2:^11 ífrnegu ta Shldárra, 

Eta esiúñ\ 
«¿Onetarako ezarri dot saria? 
¿Chíbija bat gaitik gaba jzaldu, 
Eta (}ozez czer éz ápMu? 
Luiil( dariíanttazitb ^ besifak 
Sábela jausiten ¿ose andijak. 

¡Ay ñire galdua! 



(1) Bijaramoman, al signietfle día. 

(2) En hascuence, al contrario dé lo que sucede i^eneralmer 
en castellano, el adjetivo se pospone sieñipré al s(f9Ufffnv6. Ifc 
lo oosíiagaz. De su sueño dulce 

(3) Damuz beteríK lit. de pesar lleno. 

(4) Con el nombre de chibi-a se designa en Zarauz, Guetar 
Zumaja, Motrico, Ondarroa, Lequeitio, y otros puntos de nuesl 
litoral, á \2í jibia (séclret, pescado muy parecido al calamar, au 
que algo mas grande que éste, y que es conocido por los marii 
de Giboure, Ouéthary, San Juan de Luz, y otros puertos france 
del golfo de Gascuña, con el nombre basco de chibi poch(ha (s 
cornet ou lancornet). Gomo sinónimos de la voz chibia, se ven ta 
bien usadas egachibia y chicha. 

Al calamar, mas conocido en 'la costa cantábrica con el noml 
de chipirón, se le designa con las voces cklpiroi-a, g. chipiri 



AHRAfCNTXAJXlA T\ AfmAlKcHDA 79 



KL PESCADOR Y EL PECEClbLO. 

(aHR\INT7ALLTA TX \RRAlNrjllTA.) 

El pescador echó la red , en la segura contí^nza de 
Arraintzalliak bota eban sana, nste os-) osuagaz 

que al siguiente dta esuria toda llena de peces ; olvidado 
bijarainonian egoti$(o zalá (ian;i betia airaiñex ; asturik 

de su dulce sueño, levantó >e d^í la c«Tma á la madrugada; 
bere gosuagaz lo , jagi xan oetík gosiau. 

no tenía pereza cerca de sí. Va á levantar (la red) y á ver 
ez eban nagirik aldian. Dua jasotera (sarín), ikustera 

cuánto había cogkl^. Vé Ucno de pesar que no había 
zenbat eban áftu. Ilcusi (tan befeerfk damuz ez zalá 

bajado mas pescado , si no es una sola jibia. ¡Allí eran 
jausi beste arralnik ez bada bakarra chibija. ¡An zau 

(de oir) los r«iicgos y los grivoft , y el decir : Para esto 
ernegu ta deadfirfá, «ta esatia: Onetarako 

he echado la red? Por una jibia perder la noiihe , y no 
^marñ dót sarria? Ghibíja bat g^dftik galdtt gaba , eta ez 

ceaar nada de alegría, W^viioAos^m^ {ó oaanflomi arrastraba) 
apaldu ezer pozez, daruanztazala 

los ojos el sueño , y me hacía bajar d viciKiní k gran 
begijíA: Inak, jausíít^mi sibisla «ose 

hambre (que tmmaí) { Ay , pobre de mi , cansado entfe los 
árisdíjak*^ iAy, ñire gaMua, nekatoa iiekatüen 



Um^, I. EN P. LamamerM praiteiiáe qnc e\ cMtetlaifo tm toir.ado 
^ñk Msovéiice dk&ría la oitfres^mid-iénte cÉsteltaniai /«Má. 

^ Ok ) ñM af w t ^ z(aa^, \^ ol verbe Wxcsniiio f^^oéni ó 'ettmm, lle- 
var. eqnitMoffte •! ig^pH^onwo ertnmnK 



80 JÜfciÉ AXTOMü UR1A.RT£. 

¡li'ekatuen arrian nekatual»^ 
Onelan eguala ernegetan 
Birá02 tá araoz bazterrak betétan, "^ 
Hsaten deutsa ikaraz chibijak: 
«Gizon ona,** kendu niri iokarrijak 
Ichasora bidia emon egidazú, 
Nosbait damuluko ez jatzu; 
Andija eginík ikusiko nozu, 
Saria barriró ezarriko dozu. 

lebas basteircra 
Etorriko naz zure sarera 
Andi, mardo, loditurik; 
Ez dcutsut sartuko guzurrik.^ 
Chibi|a bat : ¡Ze izatekua! 
Apari bestelakua^^ 
Egingo dozu gaur gabjan. 
¿Obe ez da datorren urtian 
Nere jaube izatia, 
Ta apari galant bat **egitia? 
Etorriko natchasu iagunakaz, 
Zuk orduan nigaz ta bestiakaz 
Aterako dozu diru andi) a, 
Ta esango dozu: «¡O chibija 
Léi)al, egijati ta berbakua!" 
Siaistuten ez deutsuna da kokua, 
Sínistu neutsun nik ordu onian,^^ 
Imiñi nozu gaur egun obian.» 



14 



(G) /Áy ñire galdua/, exclamación equivalente á ;Ay deé 
ciado ¿te mí! 

(7) Betetan hazterrah^ lit. llenando lr>s rincones, las inm 
clones 

(8) Téngase en cuenta la advertencia de la nota 2.*. —6 
ona, lit. hombre bueno... 

(9) Ez deutsat sartuko guzut:r¿k , lit. No te meteré raen 

(10) Cena (apari) valiente (hestelakua)..,, 

(11) Apari galaM hat^ lit.: cena soberbia iraa... 

(12) El adjetivo berbakua^ he traducido por honrado^ a, 
slgnlüca lit. de palabra ó de honor. Así se dice gizon berbc 
hombre de palabra ó de honor. 

Obsérvese como, según se ha manifestado en la nota 2.*, U 
jetivos le^jal^ eg^eUi ta berbakua, están pospuestos al sustai 
(chibija)^ una & las eireunstancias que mas difícultan las tn 
clones interlineales y completamente literales al castellano. 



ARRAIM^AJLLIA TA ARRAINCHUA. 81 



cansados! » Cuando de este modo estaba renegando , ile- 
artian! Onetan eguaia ernegetan , be- 

nando los espacios de imprecaciones y. blasfemias, le dice 
tetan bazterrák biraqz ta araoz, esaten 

{llena) de miedo la jibia : 
deutsa ikaraz chibijak: 

«¡Buen hombre! quita me las ataduras, dame el camino 
«iOna gizon! kendu niri lokarrijak, emon gidazu bidia 

á la mar, Qjtu) alguna vez no te pesará. Verásme 
ichasora, noiz bait ez jatzu damutuko. Ikusiko nozu 

hecha grande, echarás de nuevo la red , vendré á la 
egiñik andia , ezarriko dozu barriró saria , etorriko naz 

orilla del mar , á tu red , grande, grasicnto, engordado, 
lebas bazterrera, zure sarerá, andi, manió, loditurik. 

No te engañaré. ¡Una jibia! ¡Vaya una cosa! 

Ez deutsut sartuko guzurrik. ¡Chibija batí ¡Ze izatekua! 

\Valiente cena harás esta noche] ¿No es mejor 

Bestelakua apari egingo dozu gaur gabian. ¿Ez da obe 

ser dueño de mi el año que viene y hacer una gran cena? 
izatia jaube ñire datorren urtian ta egitia apari galaiit bat? 

Te vendré con compañeros , tú entonces conmigo y con 
Etorriko natchasu lagimakaz, zuk orduan nigaz ta 

los otros sacarás gran dinero, y dirás : «¡Oh 

bestiakaz, aterako dozu diru audija, ta esango dozu: «¡O 

fiel, verídica y honrada jibia! Quien no te cree es 
leial, egijati eta berbakua chibija! Sinistenez deutsunada 

(i#«) bobo ; en buen hora te di crédito , pues me das 
kokua; ordu onian nik sinistu neutsun , imiiii nozu 

boy un gr4Q dia»» 
gaur egun obian.» 

(13) Ordu on-ian, lit.: llora buena en... 

(14) Imini nozu (me has puesto) gaur (hoy) egun obian^ dia 
mejor en... esto es, me das ó me ofreces hoy un dia mejor... 

6 



82 JOSÉ ANTONIO CRIARTE. 



'«Odol baltz, chiki ta zitala 
les biar dok orain heríala. 

¡Iri sinistu nik! 
Ez dok ikusiko beste egunik.*^ 
Obe da arrain chiki bat eskuan 
Baleia baño , au ichasuan 
Dabillela hatetik hestera.**^ 
Ator *'' i orain neure echera. 
Etorirko dan ogijak, noz gosia 
Kendu dau? Eta, noz asia 
Ta betia ichi sabel makaldua? 
Burruntzira, zital galdua.»*** 
Alan dezautza arraintzalliak. 
Eta, zer ipuin asmatzalliak? 

Asko ta asho i:^an^uak 
Et^ baga dilu ichi: 
Eskukoa gorde beli 
Zerbatt dauka orainguak,^^ 



(15) Ez dok ikiisíko beste egunik. No verás otro dia; es decir, 
este es el ultimo dia de tu vida. 

(16) La comparación «Vale mas un pez pequeño en la mano 
que una ballena, si ésta ha de andar en la mar de uno á otro lado,» 
es muy propia en boca de un pescador. 

(17) Ator, Es segunda pers. del sing. del imp. del verbo etorri. 

(18) «¿Cuándo el pan ñituro, ó que está por venir, ha servido 
para quitar el hambre? ¿Cuándo ha dejado lleno y satisfecho el de- 
bilitado vientre?» 

(19) Moraleja, «A muchos ha dejado sin nada la demasiada 
confianza en lo futuro; guardemos, pues, (cuidemos) lo que tene- 
mos á mano ó en nuestro poder, que lo presente siempre es algo.» 

Es muy expresiva la repetición asko ta asko. A muchos y mu- 
chos,... 



k 



ARRAJXTZALLIA TA. ARRAINCHLA. 83 



«Ruin, canalla de negra sangre, ¿conque necesitas huir 
fChiki, zitala, odol baltz, ¿biar dok les 

ahora mismo? ¡Yo creerte á tí! No verás otro día. 
orainberiala? ¡Nik siuistu iri! Ezdokikusikí) beste ej^unik. 

Es mejor un pez pequeño en la mano que una ballena, 
Obe da arrain chiki bat eskuan, baleia baño, 

que anda en el mar de uno d otro lado. Ven tú ahora 
au dabillela ichasuan batetik bestera. Ator i orain 

i mi casa. ¿Cuándo ha quitado el hambre el pan que 
neure echera. ¿Noz dau kendu gozia ogijak 

está por venir? Y cuándo ha dejado repleto y harto el 
etoniko dan? ¿Noz ichi betia ta asia 

enflaquecido vientre? Al asador, canalla perdido.») 
sabel makaldua? Burruntzira, zital galdua.i 

Así dice el pescador. Y qué (nos dice ó nos enseña) 
Ala dirautsa arraintzalliak. Eta zer 

la adivina fábula? 
ipuin asmatzalliak? 

lo futuro ha dejado á muchos sin nada. Guardad siempre 
hangaak ichi dítu asho ta asko ezer baga. Gorde heti 

lo de la manOy lo presente tiene algo, 
eshukoa, oratnguak dauha zerbaíf. 



84 



JOSÉ ANTONIO CBIARTE. 



•#«tf«^«#«*^tf*«^#«^ 



Zelataki eguan 
Xosbak basuan 
Ezkuuurik a2erí|a 
Gaisto mausarí|a, ^ 
An atrapetako 
Ta gero )ateko 
Eper begi argija; 
Baña au colija 
Ta ariña izanik 
Eguak goi egiñik 
Etea ach-ganera , 
Andik esatera 
Nai eben guztiía. "^ 
ft¡0 neure ezarí|a! ^ 
Ez nok ez artuko. 
Es ¿euse balijoko 
Eur€ asko |akiñak, 
Egizak alegiñak 



Or lumz fosiriky * 
B^)ak tigotzirik 
A^inak ezaneko 
Nirí, ta esatekp: 
;0 zein samurra 
Dan eper azurra ^ 
Ta onen anigi)a 
Gizena gjimija!]»^ 

Dirautsa ' azeñjak: 
«Dakar das ^ barii|ak, 
»Ez mcor * m gaur ea 
»Gaistor ta fiíuurcez. 
» jatsi z^xc Psípra *** 
»ZeIai|an jatcra, 
«BUdurra kendurik 
»Ta nei^az baturik; 
sErdu b^i Icubaileí^, 



(1) Gaifto matnarija. infíiine salteador* picaro >iañador. 

(2) Sai ebi'H (cuanto quería) gHzt{ia (todo). Es dj jir, para 
der despacharse á su gusto desde aquella segura estancia. 

(3) /O ii^/irt* fzari)rt.' ¡Oh mi enemigo, mi perseguidor! 

(4) Lfirrazjosink, lit. á la tierra cosido, e^to es, agazai 
y picado á la tierra... 

(5) Epfrr azorra, lit. de perdiz hueso... El a<Uetivo, como ( 
da ya dicho, se pospone siempre en bascuenoe al sustantivo. 

(6) AnMgi gtiztija^ lit. carne toda... 

(7) Es el verbo esan. decir. 

(8) Es presente de ind. del verbo eharri. 

(9) Es presente de ind. del verbo ftom\ 

(10) Jatzi zaite ^><r»Yt, lit. biga abi^o. 




AzeniJÁ ta ^raftftA. áS 



T!}IÁDii)e6il®IRI DMTnLONKJtli. 



w0*^m^i0>0^0^0m0^f^0^0*^ 



(azeriIa ta eperra.) 

En cierta ocasión escondida en el bosque la zorra, 
Noábáttt ezkütaurik basüán azerija, 

infame salteador, esfatá acechando, para cójer allí y comer 
gaisto mausafriá, egttón ¿élataka, atrapetákó an ttL juteko 

después, á la pcrdíi ác claVó ojo ; pero siendo ésta volátil 
gero, eper begi argija; baña ítkñVÍL art égatija 

}' ligera , kvaiHaDdÍ6 sus alas , marcha §cA>te íi^ ^eñas, 
^ anua ^ goiegiñik egitak , (Mft acflí-'gméta, 

^ decir desde aitt codo cu&mo le placiaf: 
^^tera andik nM eben guztija: 

«¡Oh mi pinsi^idoi: 1 no me cojeras , né , no ka de 
• |0 neurs eearii^i 6z nok artuko , dz , ez deuse 

valerte tu mUpit^ áscu^i^ ; haz lo poribk ahi pegado 
l>alijoko euv^ asko jakiñak ; egizak alegiñak ov jesirik 

¿ la tierra, fi|0s ^us pjos ,^' f ara meter las muekis ^ y d«cir: 
lurraz, egotzirik bagijak^f ezarteko niri agiiiak^t^ esateko: 

\Ohcuán tierno es el hueso de la perdiz,, y puáa mafHíabCOsa 
iO zeín zamurra dan azurra eper , ta onen gizena 

^oda su carne.» 
^í^gi guztija.» 

i^icde Ut zarra : «tTfáígo nuevas , no vengo yo hoy 
iMrautsa azer^ak: «Dakafda^ barrijak, ez nator ni g^ür 

^o maliciosamente y con engaños. Baja aquí á comer 
^'^ gaiztoz ta guzurrez. JatzizaUebeerajatepa 

^^ el llano dejando (quitando) el miedo y disociándote 
^elaíjan kendurik blldui'ra tá bátuYik 



81) 



JOSK AXTOMO UHIAHTK. 



«Jakiteko emen 
»Zer dodan ikusi, 
«Nator ni igesi. 
«Dabiltzaz chakurrak 
wLurrian müsturrak 
»Bizkor ezarririk, 
«Zaunkaak zoliturik 
nDabiltz usaintzeko 
»Gu ta aterateko 
uLeku ezkututik 
))Sasijen artetik. 
uDatoz eiztarí)ak, 
oBurdiña argi]akii 
»)Dakarde eskuetan; 
))Oneek basuetan 
nDarabilte sua.*'^ 
»Epergisasua, 
i)Ta neure laztana, 
»Orra ikusi dodana. 
»>Erdu zu lurrera 
»Bi)ok egitera 
»Betiko bakia, 
»Ba¡ eper maitia 



))Leza bat daukat nik 
«Berariz eginik 
•An^^ezkutetako 
»»Ta alde egiteko 
))Chíikür cíiaf relatlk; 
»Nik an berpertatik 
»Zaitut zu sartuko, 
»Ondo ezkutauko. 
wUsainka chakurrak 
»Aratuaz lurrak 
wBadira etorten 
»)Gu barre egiten 
))Gara bai egongo: 
»Zaunka, baño ezingo, 
»Dabe leza aurrian, 
MEta azkenian 
»Auak sikaturik, 
»Buru makurturik 
»Dira biurtuko, 
»Gu barriz poztuko 
»Leza sakonian ** 
))Bai zorijonian.» 



(11) Burdiña argijak, lit. relucientes hierros,,. 

(12) Este pasage podría traducirse así, un poco mas libremente: 
«Andan los perros husmeando alegres la tierra con sus hocicos, 

hiriendo los oídos con sus repetidos y bulliciosos ladridos, y go- 
zándose en buscarnos en nuestros escondrijos entre las breñas. 
Vienen los cazadores, empuñando relucientes escopetas con las 
que esparcen el fuego y la muerte por estos Dosques.» 

(.I3).iiw, adv. allí. 

(14) Leza, abismo^ íflfton-cóncavo, -¿a/*, term. en el... 



J12£RIJA TA EPÉRRA* 87 

—— — m 

coamigo ; llega sí cuanto antes ; para saber (ó para qtu 
neugaz; erdu bailenbailen; jakiteko 

í<^i) aquí que (^es lo que) he visto vengo yo huyendo 
emen zer dodan íkusi nator ni igesi. 

(presuroso). Andan los perros metiendo ligeros en tierra 
üabiltza cha¿urrak ezarririk bizcor lurrian 

los hocicos , hiriendo con sus ladridos , andan para hus- 
musturrak , zoliturik zaúítkaak, dabiltz usain- 

mearnos y sacarnos de lugar oculto de entre las breñas. 
tzeko gu ta ateratzeko leku eskutatik sasijen artetik. 

Vienen los cazadores , traen en sus manos relucientes 
Datoz eiztarijak, dakarde eskuetan burdiña 

escopetas, que andan el fuego por los bosques, 
^i'gijak, oneek darabilte sua basuetan. 

Infeliz y muy amada perdiz , hé ahí lo que he visto. 
Gisasua ta neure laztan eper-(ra), orra ikusi dodana. 

Baja tú al suelo (desciende) para que hagamos los dos eterna 
Erdu zu lurrerá egitera bijok betiko 

paz ; si , perdiz querida , tengo yo una cueva hecha 
pakia; bal , eper maitia , daukat nik leza bat egiñik 

ex-profeso , para esconderme en ella , y huir de los 
í>erariz , eskutetako an , ta alde egiteko 

nialignos perros : al punto yo te meteré á tí allí, 
chaknr charretatik : berpertatik nik sartuko zaitut an, 

te esconderé bien, (y sí) los perros husmeando, escarbando 
©zkutauko ondo, chakurrak usainka , aratuaz 

la tierra vienen , nosotros estaremos sí riéndonos: 

lurra etortzen badira, gu egongo gera bal barre egiten: 

Wdrarán ante la cueva , pero no podrán, y 

^aunka (egingo) dabe leza aurrian , baño ezingo , eta 

^l último, voFver^n secas las bocas , agachadas 

^zkenian , biurtukÓ dirá síkaturik auak , makurturik 



88 



JOSÉ ANTONIO UIUARTE, 



Epeitak igarririk, 
Dirautsa barre eginik: 
«Azeri okerra, 
Berbeta ederra 
Deustak gaur agertzen, 
Ez iñat *5 sinisten 
Ezgaituk eFuak 
Eper kanpokuak; ac 
Ua, 17 bai, emeudik 
Guzurti izaniky i» 
Gaisto galgarrija, 
Ii9gure eíztari)a 
Ta eper zalia; 
Ase egik gosia 
Ollategijetan, 
Ez ñire aragi).etan. 
Ez )uat2^1ezarik 
Ezetako biar nik, 



Ez rtajoiek^i chakurrafe 
Ez iré guzurrak 
Kenduko ememiik. 
¿Zer gaur egingo nik? 
Egon bakc onian 
Em€n ach ganian, 
Egin arren niri 
Ik zaunka ta ziri. ^^ 
Gizon eiztariíak 
Oin ibikaf ijak 23 
Hado daz ikusteñ 
Eznaz estututen. 
Eguak ariñak, 
Begiak argi^ak 
Ta iratzarr¡)ak 
Ditut zon)onez, 
Ez nabe artuko ez. 
Zaunka datorrena 



(15) Nótese la termioacioD femeuuia (¿ñat) aplicada á la zorrá^ 
diferencia que no tiene la lengua castellana, ni otras muehisiraas. 
^'¡ se refiriese al zorro diría ez diat.,, 

(ÍQ) Sper kanpokuak 6 kanpoko eperrak, las perdices cam- 
pestres.,. 

(17) 27a, es segunda persona del sing. del presente de imj^, d^i 
werho Joan, conjugado en el trato ordinario ó en ik» En el trato 
cortés ó en zu dina zim:!; bljoa, en el respetuoso, 6 en bcrori, 

(18) Guzurti izanik, lit. embustero siendo... 

(19) /... Es el pronombre personal de 2.'' persona, fií, del trato 
ordinario, ^ue equivale al cortés zu, 

(20) Ezjuat,,, Equivale al guipuzcoano ez diat, 

(H) Ez najoiet. El dialecto guipuzcoano dice, ez niotek. 

(22) «Permanecer aquí tranquila, sobre la peña, ora me amena- 
ces con tus ahullidos, ora te burles de mi.» 

(23)* Om ibiltariak^ lit. de pié andadores, esto es, ágiles de 
piernas; 



AZfiRlJA TA EPERRA. 89 



las cabezas, y nosotros, en cambio , noá regocijaremos sí 
bntH'(ah), gu berriz, poztuko (gera) bai 

en buen hora ?n la cóncava caverna.» 
zorijonian leaía sakonian.» 

La perdiz , sq^ercibiendo (sus intenciones) le dice 
Eperrak igarririk {aren (xsmoak) dirautsa 

riéndose : 
barre egiñik : 

«Marrullera zorra , hermosa palabrería rauéstrasme 
t Azeri okerra, berbeta ederra deustak agertzen 

hoy , {pero) no te creo ; no somos locas las campestres 
gaur, ez iñat sinisten; ez gaituk eruak eper 

perdices; vete, sí, de aquí, con tus embustes, vete, picaro 
kanpokuak; ua, bai, emendik, guzurti izanik, {íiá) gaisto 

destructor ; tú , cazador nuestro y aficionado á perdices, 
galgarrija ; i , eiztarija gure ta eper zalla, 

^ácia tu hambre en los gallineros , no en mis carnes, 
^se egik gosia oUategijetan , ez ñire aragijetan. 

l^ra nada necesito yo cuevas, ni los perros, ni tus 
^^ juat ezertako biar nik lezarik , ez chacuaTak, ez iré 

^*>ibuat«s me sacarán de aquí. ¿Qué, pues, haré 
<r^2re»rak irajoíek kenduko emendik. ¿Zer egiñgo {det) 

l^oy? Permanecer en tranquila pa« aquí , sobtfe la pefta, 
S«^%fcr i4k? Egon bake omaa em«ii , aeh ganiati , 

^^nquc me hagas tú ladrido y burla. No me apuro si 
^gin arren niri ik zaunka ta ziri. Ez naz estututeu bado 

^«o á los cazadores de ágiles piernas. Tengo por mi dicha 
Aciaikusten eiztarijak, oin ibiltariak. Ditut zorijonez 

Ugeras las alas, claros y perspicaces los ojos ; no me 
^riñak eguak , arguijak ta iratzarri^k begiak ; ez nabe 

^ojerán, no. 
^uko , ez. 



9() 



JOSÉ ANTONIO UHIAHTE. 



Da ezagunena«24 
I gaisto malmutza 
Ta asmari utsa 2-'» 
Abil 26 ¡süchurík 
Buruz beeraturik 
Orain otatzetan, 
Gero iratzetan, 
Nik aut i ikusten 
Eperchuak zaintzen 
Oa,28eure lezara 
Eruaizak ara 2» 



27 



Olio echetuak 
Ego gogortuak. 

¡O! gure eperra 
Irakatsi ederra 
Gizonai emoten 
Deutsezu ta esa ten: 

Gaistuen jardunetan 
Ta krba labanetan^ 
E-r^ erre i hoipetUy 
^in gichi sifíisiu. 



(24) Zaunka, ó zaunkaka datorrena da elsai ezagunena. El 
enemigo mas conoeido, y menos temible, es el que viene precedi- 
do de ruido y de anuncios. 

(25) Asmari utsa^ lit. inventador óadivinador«olo; es decir, tü 
que no piensas sino en inventar astucias, andas callandito y agaza- 
pado, ora por los argomales, ora por entre los heléchos, para lo- 
grar tus malignos intentos. 

(26) Abll, Es segunda persona del sing. del pres. de ind. de ibilli^ 
conjugado en el trato ordinario. En el cortés diriase zabiltza. 

(27) Eperchiíak, Es un diminutivo que puede referirse muy bien 
á las crias de las perdices: Zaintzen, vigilándolas... para dar- 
les caza. 

(28) Oa (y también ua). Es segunda persona del sing. del imp. 
del verbo Joan, (trato ordinario). 

(29) Erouaizak. Lo mismo, del verbo bizcaino eroan ó erouan, 
llevar. «Lleva allá las gallinas caseras ó acostumbradas al galline- 
ro (echetuak), y de endurecidas alas.» 

(30) Berba labanetan, lit. en palabras resbaladizas (falaces). 



.\Zi<]HJJA TA Kl^EKHA. 91 



El (enemigo) mas conocido es el que viene ladrando. 
(Efsai) ezagunena da zaunka datorrena. 

Tú, picaro marrajo, terriblemente astuto, andas callandito, 
I , gaizto malmutza, (ta) asmari utsa> abil isilchurik, 

on la cabera gacha , ya por los argomales , ya por entre 
buruz beeraturik, orain otatzetan , gero 

3s heléchos. Yo suelo ver te comer perdices. 

irachetan. Nik aut ikusten i eperchuak zaintzen. 
Vete á tu caverna , lleva d ella las caseras gallinas, 
Oa eure lezara , eruaizak ara olio echetuak, 

le endurecida ala.» 
ego gogortuak.» 

¡Qh perdiz! Hermosa lección das i los hom- 
;0 gure eperral Irakatzi ederra emoten deutsezu gi- 

ires^ diciéndoles : 
:onai, ta esateu: 

Tor Dios , no os envanezcáis ni menos creáis en las dulces 
Arren ez hoipetu, ain gichi sinisfu bei^ba 

ialabras ni en las promesas de los perversos, 
^ábanetan (ez ere) jardunefan gaishien. 



^'i JOSÉ AXTOXIO URlÁRTfi. 



SASOXO AVBZ OXS»RJik« 



Men<li batían 
Basotar askoren anían ^ 
Egítl zan 3 batzaf afldi)a, ^ 
Baita bere emon ctlabagi)a 
Ez egiteko ¡ñori gachik, 
Lapurreta, ez beste kalterik; 
Onetan ziran aurrenak 
Gach egillerik áñdijeliák, * 
Katamüt^íT f a basaurdia 
Eta otso gaisto lotsabagia: 
Batu bere ziran azerija, 
Beste izen batez^lugija, 
Ogigaztaia ta básakátua, 
ímsu, kata, mielga 'ta otatua. 
Alkarren trudikaak^ 
Lapur eralU ta asmo gaistokuí^, 
Deitu bere eutsen batzarrera 
An emongo zan legia entzutera 
Basauntz ^ bildurti ta idijari, 
Ardi, mando eta zald¡]ari. 
— «¿Ñor izango da gure burua? 
»¿Nori emango deutsagu eskua 



(1) La palabra okerra significa literalmente torcido^ oblicuo; 
metafóricamente, tortuoso, no conforme á derecho. Bazoko auzí 
okerra, puede traducirse, pues, sin separarse casi de la letra del 
texto: ^Tortuoso (okerra) pleito (auzi) del bosque (basoko-a).» 

(2) Basotar askoren artian; lit. montañeses ó salvajes mu- 
chos entre... 

(3) Egin zan, Ht. h izóse... 

(4) Batzar andija^ lit. asamblea grande... 

(5) Gach-^gillérik andijenak, lit. malhechores mayores los... 

(6) Beste ¿zen batez, por otro nombre... He suprimido esta fra- 
se en la versión interlineal, no solo por innecesaria, sino por no 
tener el castellano otro sinónimo equivalente á lugija. 



BAZOKO AUZI OKKRHA. 9{] 



(bazoko atzi okerra.) 

é 

En un monte celebróse una gran asamblea entre muchos 
3Mendi batean egin zan batzar andija artian askoren 

(^£3r^iwú[/ej) salvages , y se dictó el acuerdo de no hacer 
basotar , baita bere emon erabagija ez egiteko 

i nadie daño y.rpbp ni otro mal alguno. F'ueron en ello 
iiiori gaííhik, lapuireta ez beste kalterik. Ziraii onetan 

lo^ primeros los mayores malhechores , el tigre y el ja- 
^i-»rrena gach egillerik andijenak, katainotza ta basa- 

'>^»lí, y el maligno y desvergajpízsuie lobo. Adhiriéronse 
**^ x^dia, eta gaisto lotsabagia olsoa. Batu bere 

^^imismo la zorra, la comadreja, el gato montes y el erizo, 
^^^an azerija , ogigaztaía , basakatua ta otatua. 

De una misma cakñar {ts\05)mú intencionados ladrones 
Alkarren irudiak asmo gaisloko lapur. 

y^ asesinos, llamaron también á U junta á la tímida cabra 
ralla(/f), deitu eutsen ere bat^.arrera biliurti bas- 
antes, al buey, la oveja , ct mjtcho y el caballo. 
*^Vintza, (ta) idijari , ardí, mando ta zaidijari. 

^* ^Qjüiién será nuestro ppesidem^?? ¿A quiéa daremos poder 
^ ^Nor izango dagureburua? ¿Nori emango deutsagu eskua 



(7) He suprimido asímisttio las voces m¿«w, kcita mielga, espe- 
^ ^ í^^atos vfkORleses^ que no túenen aonibre equlvaleiite au la 
•'^ngua castell^ma^ 

^(8) Alkárrkn irudikoak, parecidos entre sí por sus inclina- 
Otones... 

(9) BamtmU hildiirti, \\\, á ta cabpa moüios tíiaida.., Ba^au^i- 
^za es contracción de baso (montes) aantz-a (cabra) , 



94 *JSÉ AVruXKJ CRIARTE. 

•Kastigeuko gasuken)ak?» 
Alan iunt7.en eban azerí)ak. 
Bumtzat arto eben otsua 
Salatzallatzat basakatua 
Ta zelatarija 
Izango zalá azerí]a. 
Katamotza gelditu zan isUIik, 
Basaurdiak ez eban egin chidk. 
Imini eben aiizi-auigi)a, 
jarñ zan auziepalla basatija, 
Inguratu eucsezan albuak 
An egozan pisti gaistuak. 

Ondretako otso sotilla i^ 
Ta izateko irabazi)ecan panilla, 
Mcndi gañera zan zelatarí]:i 
Azeri b^i argi ta mausaríja. 

Idi batek bidetik... ¡O pekatua! 

Eruan eban bere burua 

Garí bedarrera, 

Beste baga)uan zan aurrera. ^ 

Ardí bat sartu zan soluan, 

Ez eban beste gachik egin an 

Ez pada )an muña bedarra, i^ 

Baña ez gari, ez garagarra. 

Zaldija urreratu zan sasira 

Eta basauntza iturríra; 

Eta gure azerija 

Eguan ikusten guztija. 

Juan zan otsuaren aurrera 

Ikusi ebana esatera, 

Eta diño agintari jaunak: 



(10) Otjso sotilla, lit. lobo astuto al... 

(11) «Un buey des.leel camino ¡gran delito! asomó su cabera « 
un campo de trigo, continuando sin mas su camino...» 

(l¿) Muiíabedarra, es la hierva silvestre. En Bizcaya se d^" 
signa con este nombre la hierba <(ue sirve de lindero entre \o^ 
campoM. 




Bazoko auzi okerra^ 95 

ara castigar los delitos?» Así interrogaba la zorra. 
a.stígetako gastakerijak?» Alan itantzen éban azerijak. 

Tomaron por gefe al lobo, por fiscal al gato montes, y 
Aii.u eban burutzat otsua , salatzallatzat basakatua , ta 

[ue sería el vigilador ó espía la zorra. 
xango zalá zelatarijá azerija. 

El tigre quedó callado ; no dijo una sola palabra 

Katamotza gelditu zan ísillik ; ez eban egin chitik 

íl jabalí. Colocaron el estrado , púsose (en él) el mon- 
Dasaurdiak. Imiñi eben auzi-algija , jarri zan ba- 

taraz juez y rodeáronle todos los malignos bichos 

sati auzi-epalla, iaguratu outse/.aii albuak pisti gaistuak 

que por allí se hallaban, 
an egozan-(a/t). 

Para honrar al astuto lobo , y tener derecho á su parte 
Ondrateko otso sotilla ta izaleko partilla 

en ias ganancias, marchó á la cumbre del monte el espía, 
iratbazijetan, (Joan) zan mendi gainera zelatarijá. 

de perspicaces ojos, la marrullera zorra, 
begi argi , mausari aserija. 

Un buey del camino, ¡oh gran pecado! , llevó su 
Idi batek bidetik, ¡o pekatua! eruan eban bere 

cabeza á un campo de trigo, y sin mas continuó su camino, 
bui-ua gari bedarrera, beste baga juan zan aurrera. 

Una oveja entró en el prado, no hizo otro daño 
^rdi bat sarta zan soluan , ez eban egin beste gachik 

^Uí {en ¿1) sino comer hierba, pero no trigo ni 

^n ezpadajan muña bedarra , baña ez gari . ez 

cebada. El caballo se acercó á un zarzal, y la cabra montes 
garagarra. Zaldija urreríitu zan sasira, eta basauntza 

^ la fuente; y nuestra zorra estaba viéndolo todo, 
tarrirá; eta gure azerija eguan ikusten guztija. 



9(5 JOSÉ AMONIO UKIAKTE. 



¿Gaisto orreek ete dirá ezagunak? 
— Bai, ba¡, diño zelatarijak, — 
Basauntz, ardi, idi, zaldiíak, 
Izan dirá iagia ^^ ausi daoenak 
Guzti)en aneko " gaistoenak. 

Esan eban orduan otsuak: 
Betoz i» laster ona saistuak. 
Bialduten ditu gordetzallaak 
Hzarteko gaistagíllai sokaak, 
Badaruez arin entzutegira; 
Otso jauna egogen begira 
Itzalez ta aserrez 
Arpegi astun, bekogi izurrez. 
Azeri)ak egin eban kontazinoia, 
Ta basakatuak salazinoia 
Bere beriala, • 

Onelan garratz nsten zalá: 
«Idi)ak )an dau soluan gari)a 
«Zeñegaz egingo zan ogi)a, 
»)Eta au ostrijatua 
wlzango zan gero sakram««tua: 
»PekaDi au ez da parkag»rri)a, 
' Biar dau kastigu lazgarrija. 



(l'>) hagh-a, b., lege^, legla, g. leghena, 1. s. ba., tey. (Lo - 
Hé aquí sobre el origen de esta voz la opioion de M. Chao: 

«A vrai diré, V écoie ne conn&it pas de primitif latin au mot lex; retyniologie est ^ 
core á trouver. tea; est un mot d' origine euskarienne, par un primitif^ 
nous pernet de revendiquer uae foale de mots 0rec8 analogtqoes. Le vMrbe legS 
allegué par les étymologistes grecs et latios, se rattache lui-méme comme derivé^ 
I ' indicatien cuskarienne. On a dft ailleura, que de ele, elhb, verbe, parole, «^ 
vei*saUcn, 1 ' euskarien avait £ait par métaplasme, le, daas une foule de dérWés. 1 
LE et du privatif gue, on obtient lkgue-a, ce qui coupe court U toute discussion, 
qui n ' adtnot ni controverse, ni contradictioa, ce quidolt ÜEÓre auterité, ce qu' oa éi 
execut^r 8an3 murmurer, la loi.— Nous donnoos cette deQoition euskarienne pour u 
des plus belles qui exístent.» (Vocabulaire neologique.) 

La etimología me parece desde luego mucho mas ciétítifica 
mas fundada que la del P. Larramendi. 

(14) Guzt{fen (de todos) arteho (entre) gaistoenak (lospeore? 

(15) Beto:. Es tercera persona del pl. del imp. del verbo etorr 



Marchó (la zorrm) ante d loho i contar lo que habu 
Juan zan ^azn-ya ol^mareti anm^ni . eaal^m eliaiia 

sto , y dice el señor joez : 
:usi. ela diño agintari jaunak : 

—«¿Serán quizás cooocidos esos malhechores?* 
— «¿Ete dirá Mmgunak )^>l«> om^k?» 

— «Si , si , dice el espía » b cabn-monces, b ovcia, 
— <Bai, bai, diño zelalaríjak. lia^uutz . artti . 

buey, el caballo , han siJo los peores de entre todos, 
idi . zaidijak . izan Jira gaisti^nak guztijen arteko, 

s que han roto la ley.» Dijo entonces el lobo: 
isi dal)enak lagia.» Es-in ekan ordiian «»tsuak: 

—«Vengan en seguida aquí los delincuentes.» 
— «Betoz lasler ona gai^^tnak.» 

Envía los guardias para que pongan cuerdas 
Bialduten ditu gordetzallaak e»Heko si>kaak 

los criminales y los llevan ligeros á! tribunal de audiencia. 
|[aistagillai , badaruez arín etttzutogira. 

El señor Lobo estaba mirando sombrío y enfadado, con 
Oteo jauna egogvii be^ra ftzal^z ta aserrez . 

ra grave y con terrible ceño. La zorra hizo la reía- 
pegi astun , bekogi iznrrez. As^jak ej^ eban konta- 

^n {de los hechos) , y el gato-montés la acusación fiscal 
noia, ta basakálitak salazinoia 

mediatamente , comenzando terrible de este modo: 
»ere heríala , astan zalá garratz oiielaii : 

— «El buey ip fiPfoiáo ^n el prado cnge , del cual se 
— ildijak jan dau soluan garga , zeñegaz 

ibtera hecho pan , y éste convertido en hostia hubiera 
^ngo zan ogijá, eta au ostríjatua izango 

do d^^ymi^ Sacramento. Este crimen ao es perdonable, 
an gero Sakramentua. Pekatu au ea da parkagarr^a, 

7 



98 JOSÉ ANTONIO URIARTE. 



i»}«ñ<labenak garija 
»Emon biar dau bere aragija. 
»Ardi)a sartu zan soluan 
»Eta anche )aten eguan, 
i»Azeri)ak ez diño guzuttik, 
»Ez da zetan euki bildürrik. 
«Kendu begijo ardijari ñarrua 
oDalako lotsabaga ta arrua: 
«Bere uliak astindurik 
»Ichi dau solo guzn)a mutildurik. 
»Zaldi)a egon da sasi onduan 
» Sartuteko goguaz soluan . 
»Asko da borondate gaistua ^^ 
»Kendutzeko oni bere lepua. 
uBasauntza iturri batera*^! 
«Juan da ura edatera. 
»\0 gaistakerí]al 

»¿Nok emon ete deutsa oni baija? 
»¿Nun da basuetako lastasuua? 
»¿Nun egintarien meapetíisuna? 
»¿Eremuiarra ta buru^Iia? 
«¿Gorputzaren errcguzalia? ^» 
»I1 biar dau laster urkapian, 
»Tripontz¡jak izan ez gaitian.»» 

Berba egin nal eben katiguak, 
Negarrak entzuten zituzan zerúak, 



(16) Borondate gaistua, Mi, voluntad raala... 

(17) Iturri datera, Ut. fuente una á... 

(18) (h)rpiitzarefi erreguzalía^ aral^o de rogar por aí« cuerp<5. 
por los placeres materiales. 



BA^OKO AlZI OKEKKA. 99 

■ — . — _ » ^ . 

e 

y merece un castigo severo. El que ha comido el trigo 
bíar dau kastigii iazgarríja. Jan dabenak garíja 

debe icxí {m es^aáoti) %\x carne, 
biar dau emon bere arag^ja. 

La oveja entró en el prado, y estaba comiendo 
Ardija zartu zau soluan, eta aguan jaten 

allí mismo. No miente la zorra, no hay porqué tener 
anche. £z diño guzurrik a/erijak, ez da zetan euki 

miedo de ello, 
beldurrik. 

Qiiitesele á la oveja la piel, porque es desvergonzada 
Kendu begijo ardijari narriia, dalako lotsabaga 

y vanidosa. Sacudiendo su pelo {su lana) ha dejado 
ta arrua. Astinduiik bére uliak ichi dau 

todo el prado estropeado, 
solo guztija mutildurik. 

El caballo ha estado ¡unto á las zarzas con ganas de en- 
Zaldija da egon sasi onduan goguaz sar- 

trar en el prado. Basta la mala voluntad para quitar 
tuieko soluan. Asko da borondate gaistua kendutzeko 

también á este el cuello. La cabra montes ha ido á una 
oni bere lepua. Basauntza juan da hatera 

fuente á beber agua. ¡Oh maldad! Quién le habrá dado á 
iturri edatera ura. ;0 gaiztakerija! ¿Nok emon ote deutsa 

este permiso? «¿Dónde está la penitencia (sobriedad) de los 
oni baija? «¿Nun da lastasun basue- 

campos? Dónde la obediencia á los que mandan? ¿Ermitaño 
üiko (a)? Nun menpetasuna agintarien? ¿Eremutarra 

y amante de sí mismo? rogador del cuerpo? Debe mo- 
ta burutzalia? erregu zale gorputzaren? 11 biar 

rir enseguida en la horca, para que no seamos glotones, 
dau laster urkapiaii, izan ez i^aitian triponzi)ak. 



yjO JOSÉ ANTONIO Ü^AHX^. 



(• 



]eUna íilpfirriH, , 

Emoten ez lagelako entzuterík» 
Orra otsuak emomho ^r^n^]^:- 
«Partildu bedli onen aragi]a 
Zdatari ta biargtñetan^ 
Zuzentasuna izan dedin baztef retan. 

Ka,taQ^ptz^k ikusi ^bf^.ní^p 

Jarririk gaistakerija aditzañian, i*» 

Diño aserrez: 

«l^z dirá g^ur illgo ez 

uAbeirf; on tan obenik b^giak, 

V^^ dfu ot)pl|ikorik egifiduten l£geak: 

wUste bañg lejiago • 

))Jakingo da ñor dan g9gQriiag9- • 

»Ator ona, diño, azeri guzu¿ti]¿ic 

»I a? ain po ta ge^kAtija? 

t^Gari bedar apur bat )atia 

»r6i4fiz ta burrera )uati^ 

üAm dok pekatu áundi)a, 

í)Pa^V^^ch ta ichu^ija? 

«¿Zertako tváií]a salatu 

i^Dal^ko solo bat^fft sartu, 

«Mona bedarra gatera? 

»E? dok $6lW»ko o^í^ra.* . 

Atrapetan dau azerija 
Ichiteil dau guztija erarsija. 
Bildurrcz eguan basakatua, 
Oin íkaraz otso aulkitua, 



(1Q> ^Ga^mio e) t^gfe viú la maldad erigida en Jne^.M.^ 



k 



BAZOgO AlTZl OK^HllA. 101 

Querían hablar los presos^y \ó^ cíefós escucha- 

Berba egin nai ebén kaitiguak, Keruak entzuten 

han los (susy lloros, pero en vano^ pot^e no se les 
xitii/an negaítak, bauH alperiik, emoten ez 

daba audiencia, 

jag elako entzuterik. 

He aquí el falla dacio por lA Lobp: 
<Jrra erabagija einoniko Otsuak: 

«Repártase la carne de éste entre el vigilador y I9S 
« Pai'tildu bedi aragi onen (a) zelatari ta 

necesitados, para que haya rectitud en. todos lados, 
bia^rgifietan, izan dedin zuzentazuna bazterretan. 

£1 tigre cuando vio la maldad puesta en el tri- 

Katamotzak ebánían iküsí gaiztakeríjá jarririk aditza- 

bunal, dice, enfadado: «Ko morirán hoy, no (estos) ani. 
ñian, diño, aserrez: «Ézdira iligo gáül% éz abe- 

» males buenos é ihocehtés, la ley no manda 
re 011 ta obenik bágíak, tegeak ez dau eginduten 

•tal cosa: antes de fó' que se cree se sabrá quién es 
onelakorik: ienago usté baño jakingo da ñor dan 

»C^/) mas fuerte. Ven aquí- -dice— zorra embustera. Eres 
gogorrago. Atót oñá^difio^azéfí^i gdzurtija. Az 

«tútan buena y escrupulosa? El comer at (ó á^) paso un 
i ain on ta gezkatija? Jatia bidez bat 

•poquito de trigo y continuar adelante os pecado tan 
*^Pur gari bedar ta joatia aurrera dok pekatu ain 

**grande, tan difícil d^ pijrdonar y t;an feo? Para qué de- 
^**íidija, park¿igai;h ta ichusija? Zertako sa- 

"^Unciar á la oveja porque ha entrado en un prado á comer 
*íitu ardija dalako sartu solo baten jatera 

'hierba silvest-re? No le denunciarás otra vez.» 
''^^Ua bedarra? Ezdok salatako ostera,» 



l(tt JOSÉ ANTONIO l'RlARTE. 



Bere otsegiñak erdi illik 
Kataniotza onelan ikusirík. 
— Ondo, ondo, diño basaurdiak: 
Katamotzak daukaz eskubidiak 
Zuek guzti)ok illteko, 
Eta obenbagaak zainduteko 
Lagunduko deuisat nik pozik 
Ez ichiten zubei bizirik. 
Billatu dozue zelatarí gaistua 
Betetako ^ zeuben nsmogaldua, 
Eta uskerija 

Egín dozue pckatu aundi)a, 
Izanik zubek guzíijok lapurrak 
An(Ii)agorik ez dituenak lurrak. 
Katamotzi ill zuk aulkitua, 
Ori dozu zure kontukua, 
Niretzat beste piztitegija 
Egiteko trískantza andi)a. 
Zan ikustia 

Katamotzaz naste basaurdia • 
Amorruz guztiak puskatzen 
Ta obenik bagiak gordetzen. 

¡O ¡puin berariz egiña 
Eta ipuin guztijen erregiña! 
¡Zenbat ete dituzu agertuten, 
Zenbati begijak idigiten! 



{•20) Betetako. lít. para Henar. 



BA.ZOKO AUZI OKERR.V. 103 



Coje á la zorra y la deja toda baldada. De 
Atrapetan dan azerija, ichiten dau guztija eratsija. Bil- 

miedo estaba Qmllábase) el gato montes, con temblor de 
ilurrez eguan basakatua, oin ikaráz 

pies el entronado lobo, medio muerto con sus temblores, 
aulkitu otso (a), erdi illik bere otsegiñak, 

al ver así {en tal actitud) al tigre, 
ikusirik oneiaii katamotza. ' 

—«Bien, bien -dice el jabalí. — El tigre tiene 
—tOndo, ondo— diño basaurdiak. — Katamotzak daukaz 

autoridad para mataros á todos vosotros, y yo gustoso 
eskubidiak iliteko guztijok zuek, ta nik pozik 

le ayudaré para amparar á los inocentes y no deja- 
lagunduko deutsat zainduteko obenbagaak, ez ichi- 

ros con vida á vosotros. Habéis buscado un espía malvado 
ten l)izirik zubei. Dozue billatu zelatari gaistua 

para realizar vuestro criminal intento, y habéis hecho 
^'etetako. zeuben asmogaldua, eta dozue egin 

de nada un gran delito; siendo todos vosotros ladrones, 
^^kerija pekatu andija; izanik guztijok zubek lapurrak, 

^otno no los hay mayores en la tierra, 
®^ dituenak andijagorik lurrak. 

Tigre, mata tú al entronado, ese es de tu cuen- 

Katamotza, ill zuk aulkitua, oridozuzure kon- 

^^, para mi toda esta otra bicheria para hacer (en ella) 
^*ikoa, niretzat beste piztitegija egiteko 

gran matanza, 
^i'iskaritza andija. 

Era de ver al jabalí mezclado con el tigre despedazan- 
Zan ikustia basaurdia naste katamotzaz puskat- 

dose todos coléricos, y guardando á los inocentes, 
tzen guztiak amorruz, ta gordetzen obenik bagiak. 



|i4 ¿*j#«: AVT'iS» rmucre. 



Oin bí hmo ez Jccheocs iniíB?^ 
{Ztnhax hasikjiL. ¿ose 

Be¿rjk imiñirik «Snxtin? 
Arrúk «iigre boliz «r^cra. 
Ziiri?ak barriz arrctjrcn: 
Eta uskfñu 






^^41 Kl poeta expone U mvM^i^ja en estos o |nN«tdos térmioO^^ 
cLo# -^uT^rtm ^nt^mUráH -as cernís 'fichat á mfdiat. ^ par^ 



^ 



BA/OKO AUZl OKtíHKA. lOf) 

I ■ . . ^ ■ ■ — k — 

¡Oh fábula hecha ex-profesp , y reina de todas las fábu- 
iO ipuin eguiña berariz , eta erregiñ(a) ipuin guzti- 

las! ¡A cuántos no pones di* maniñesto , á cuántos abres 
jení/ü). ZéHbat ete diti;rzU agerlutefi;, 2&enbati iiUfiten 

los ojos! ¡Cuánta zorra (no hay) en la tierra entre los que 

solo tienen dos pies! ¡Ci»¿mo gato salvaje hambriento 
baño ez ditubenen bi oin! ¡Zeubat basakatu gose 

que quiere haitarise güapamehte en Ibs huesas y las carnes, 
nai dabenak ase ederto azurretan ta mamLetan, 

puestos losojosenl^diiTeros! Sabefi bacdrnegro lopordo, 
iniiallrik begiják dlruetatt! üagije ej^teit boltz arriak, 

y empardecer lo blanco, y la nada Qa cosa nías fútil) con- 
eU arrituten zurijak , eta uzkerija egi- 

viéite^ en grafi delito; ltí«go tas ovei«s se enfla<(aecen ó 
ten da oben aiidija ; géro ar(}rjak mutHduteft (tira 

debilitan, y muprem de frío en el invierno. 
eta ilten dirá. otzaJk ueguan. 
Los que son sabios (expertos) entwderíti las (cosas), dichas 

«IaKITÜHÁK AFrUKO DITUBE EHOl 

ií medias, y las palabras etHbúiadas son para ellos claras, 

KS^XAK , KTA. BEHBA ESTALDL'XK DIRÁ EUKKN'TZAT ARGIJAK. 



r?v>VvM.WA^wMAVv 





HINAURRIA ETA "^HORIA, 



POR 




Esta alegoría, calcada sobre el pensamieato de la que e^ribi 
Raopo, con el titulo de Cicada et FomUe (Rd. cl^. 7), y lum p( 
pularizado ma.s tarde con sus excelentes versiones Lafontaine^ 
Samaniego ^, fué presentada al concurso poético celebrada en 1 
ciudad de San Sebastian á principios de Setiembre de ii)79, bi^ 
el patrocinio de su Excmo. Ayuntamiento y con la coop^nH^ioii d 
la Bxcma. Diputación provincial, acto en el cual obtuvo una ineD 
cion honoríñca. 

Sin ser una composición de revelante mérito, es no obstañi 
muy aprecíable, tanto por el colorido de novedad con que se pre 
senta en ella la alegoría, como por su correocion de forma, y s 
exacta versiíicaeion, en estrofas simétricas de cinco versos de 
catorce sílabas, todos ellos consonantados. 

De su autor^ no poseo mas dato que el de que es cantor en 
iglesia de Baigorri (Francia). 

La literatura bascongada cuenta sobre el mismo pensamienl 
con las fábulas de Iturriaga, Chicharra eta ching arria (12 de a 
colección), y Goyetche, Ttiritta eta chínaurria (2.* del Libro I), 
la imitación en prosa bizcaina de D/ Vicenta de Moguel, Chindu 
rria ta chirriskia (XLV de su colección). 

Las excelentes traducciones francesas que acompaño^ tanto a I 
fábula de M. Dibarrart, como á la que le sigue^ han sido expresa 
mente hechas para el Cancionero por el inspirado poeta laborta 
no, mi distinguido amigo, J. B. Elizamburu, conocido ya por di 
versas producciones de los lectores de esta obra. 



íl) La cigaleetla Fourmi, (lib. I, fáb. I). 
C2) La c' (jarra y la hormiga (2."^ del lib. I). 



^W 9 ^AMM»^^vJWKV'w^r>rvV^vV*VvvMA>^MA ^ ^ J^' 



ARTZAINA ETA BERE GASNAK. 

FÁBULA EN DIALECTO LABORTaNO. 

U composición que aparece con este nombre, qué obtuvo el ac- 
emita uno de los premios en el concurso poético de San Sebastian 
(le Í879, es una original é ingeniosísima alegoría, escrita con la 
iaadable tenencia de condenar el horrible vicio del Juego y de 
nu)8trar sos ílEitales conaecuenoias. 
Contra ló que sucede íVecuentemente en las producciones, cuyo 
^esencial es ofrecer una lección moral, el poetan ba sabido aquí 
Pi^indir de toda ensefiansea espeoulativa^ de la acumulación de 
i^maa y doctrinas, haciendo que aquella se deduzca con tanta 
^^pontaneidád como elocuencia de las entrañas mismas de la fábula. 
La figura de Arkulo es muy original y áe halla pintada con ras- 
H08 felicisimos, y tanto por su letiguaje como por su versiñcacion 
^^tzaiiía eta heregasnah puede ofi*ecerse como im buen modelo. 
Han sido inútiles cuantas pesquisas he practicado pal^a averi- 
guar el nombre de su autor, que se oculta cuidadosamente bajo el 
P^udónimo de Larrondoberri^ con el cual ñié enviada al concur- 
^ dicha composición. 

Algunas noticias que he podido ailquirir me hacen, no obstante, 
abrigar la presanciotí, un tanto fundada, de que bajo el pseudóni- 
*^o de Larrondoberri scj oculta un tan distinguido como laborioso 
®^r¡tor, cuyo nombre aunque creo adivinar no me atrevo á escri- 
bir, respetando su noodestia, y que al amparo de diversos pseudó- 
'^ituos ha enviado á los concursos anuales instituidos por el ilustie 
^. D' Abbadie en la vecina frontera basco-francesa, otras muchas 
liudísimas composiciones, siete ü ocho de las cuales han sido lau- 
'"^adas, sin que este estímulo haya bastado á hacer descubrir su 
nombre al incógnito poeta. 

Respetemos, pues, su fallo, y, con el pseudónimo ó sin él, haga- 
ttiog votos porque continúe enriqueciendo con sus producciones el 
<»udal de nuestra poesía. 



108 l'ÍEliHE DIBAUHAHT. 



GHINAURRIA ETA CHORM. 



Primader.a hastetik uda azkeiiera 
Chinnurrl zuhnrrafefi landa baztefrerá, 
Chori papo gorrí bat arbola batera 
EgMn guziz heldu zen k^ntuz harit^era, 
Eta Chinaurriari trufa egitem. 

Ch4iiaurt4a goixean liasia laaari 
Rgun guzietako dubeñ gudtrari 
Kárga ezin aTtchatüz nigarréz da liaí-i: 
Cboriak itzaletik kantu eta irri, 
8olaz bat cbinaarriak dio epram nahú 

'— -Gbom, hitz hau diai hiri erraíleiko. 
— Ník ere bi 'beharri hlre aditzeko. 
— Haínbertzií gau^a baduk hrrreán Jiilzéfco 
Emak chokho batera aeguan jateko, 
Laiiari lotzen bahaiz etzauk dolutuko. 

» , 

-^Gfaiiiaurri lepho-ineli^iichuchi kiskila, . 
Ni ez nauk hire gana heldu dewsen buha: 
Lanean ez dnk hari ihizi abiia, 
Berdíii lirthe guziez yirieii dük uztaila 
Utzak lau bori utzak bik ere ergela. 

Huiía abeiido beltza negua harekiu 
Horma eta elhi*rra bvAne boizarekin, 
Chinaurria etchean gauza haii¥itzékin, 



CHINAUHHU KlA OHOMIA. 109 



FABLE TRADUITE EN FRANgAIS, 



LA FOURMí ET L' QISEAU. 

Üu coiiimencemeBt du priutemps jusqu ' a la liu de 1 ' été 
Prés du champ oü demeure la sage fourmi, 
I' a oiseau rouge-gorge venait ehaque 
joiir sur un arbre chanter 
^i se mo fuer de la fournii. 

La fourmi, elle, livrée des le matiii á soh travail, 
¿ son combat de chaqué jour, 

^ lamente s^ws les fardeaux qu ' elle ne peut porter; 
PJacé á 1 ' ombi*e, ! ' oiseau chante et se rit d * elle. 
-^Jors la fourmi vei^t lúl diré un mot¿ 

^¡seau, j ' ai une pax'ole a te dii^^— 

— Et moi j ' ai deux oreilles pour t'entendre— 

— ll y a tant de choses a ramasser par terre, 

■^ais des reserves dans uncoin pour manger quafid vieiulra 

^' hiver,' si tu te metéí au travail, tu ne t'éfi repentiras pas. 

''■"•' 

— \vorton de fammii, á maigre et vilaiu con, 
je ne viens vers toi te demander quoi que ce soit; 
MU oiseau intelligent ne travaille pas, 
au88i bien Tépoque de la moisson arrive chaqué année; 
Laisse la ton travail, toi aussi, imbécile! 

Voici le noír decembre accompa,;^né de T hiver, 

l^glace et la neige avec le vent froid. 

^^ fourmi chez elle avec pas mal de provisión», 



lio PIEHKE 0IBÁHRA.HT. 

Ongi jan ongi edati adiskideekin, 
Baieaü choiía ooii éen natii luke j^Miiún. 



Hain sarri chinaurria badoha kanpora, 

Chorl gafsoa qre usatu lakbura; • 

—Oral, othoi, kantazak aire pollit hura, 

— Noiidik kanta dezaket oraino bariira. 

Sar araz iiazak bada iiii*e etchoiara. 

• . . ' ' 

— Haizeu bezalakoa kben hakit aldetik, 

¿Zer iiahi huke orai nere etcholatik? 

— Zenbait papur bederen hire ba^karilik, 

Othoi, begira nazak goseak hilt/etik 

(jr^hiago m doat erranen gai/kirik. 

— Alferra haizelakotz ez nauk urrikaltzen) 
Ikhusak hor, choria, zertaratu haizen; 
Jainkoak eman onez ez haiz baliatzen, 
Ez dakik negukoa udan déla biltzen, 
Ikhasak goratzeko iehenik aphaltzen. 



CHiuaurrUik dueña erran chorUiri 
ErraJí alial daMehe nimida guziari; 
Alferrah izanen du gose-eta-egarri, 
Loth gaiten hihotz onez.guziah latiarí 
Zeruho bai larreko egítekoari. 



CHINAUKRIA ^TA GHORIA. 111 

maiigeant et buvant bien avec ses amis, 
mais elle serait ciirieiise de savoir oíi T oiseau passe son 

^temps. 

Aiissitót la fourmí sort de son domieile; 
í/ oiseau se rend également a sa place habituelle. 
Maintenant, je t'^n prie, chante raoi ce joii air — 
— Comment piiisrje oi^nteI^étant encoré ájeiiii? 
Fais-moi done entrer dans ta cabane. 

Audacieux que tu es, éloigne-toi de moi! 
Ouo voudrais-tu maintenant de ma cabane? — 
— QueHues miettes au moins de ton repas: 
Préserve-moi, je t' en prie, de mourir de faini, 
•le ne te dirai plus de mal.— 

Parce que tu es parésseux, je ri' ai pas pitié de toi: 
Vois maintenant, oíseau, oix tu en es arrivé; 
Tu ne tires pas p irtíe des bieris que Di^u t ' aiícorde; 
Xe sais-tu pas que c*est en été qu' on ramasse ce qu ' il 

[faut pour r hiver! 
íipprend, pour t' élever, íi te baisser d* abord. 

Ce que la fourmi dit á l*oísean se peut diré 
A imt le maride; le pare^seux aura faim ef stAf. 

Mettotis-nmis lotes deban cceiir au travaií. 

íi ce gu' ilfaut i^Our le ciel et pour la lene. 



112 PliüHHE DlBáLRUAHT. 



.TRADUCGIOHfflmLIiilL M-CAfflLñl. 



iLJk KomicxeA it kXi #A«JÉ.mOt 



csiirAtrmmxA sta. osorsa. 



Desde el comienzo de la primavem (wista el otoñ 
Primadera hástetik ^ uüa azkenen 

cerca del campo de la sabia hormiga , un pájaro 
lauda bazterrei*<i chinaurri zuhurraren ^ (bat) chori 

encarnado paj»o venin «iodos lo«4ia$:4 nfi Áfbul 
papo gorrí ^ heldu zan egun gu^ i^rbolii Imt^ 

á cantar y á i>urlarse de láhorMíga. 

kantuz harHzei*a eta trufa egitera chinaurriari. 

La hormiga entregada desde la mañana á1 trafbíljo, H 
Chinaurria hasia . goizean l$nar|^ 

lucha diaria que tiene ^ue sostener^ ^hÍ iimiaod 

guda egun guzietako du«n (ar¿), n^jigurraB di 

sin poder levantar su carga: desde la sóitlbra él pájaf 
hari eziu altchatuz karga: itzaletik choria 



(1) Como sinónimas de esta voz, tomada por los basco-íhiDC< 
ses del castellano, cosa extraña ciertamente si se tiene en cuen 
que no se ve empleada en la región basco-española, la lengua eo 
kara tiene las propias, tidaherrtr-a, itda astea, eralora^ (e8taei( 
de las flores), y hedatsa. 

(2) Chinaurri (hormi^^a) zHhun^a'{^h\K) ren, (de)... 

(3) Chori papo gorri ba^y lit. pájaro papo encarnado un... 



CHIN'AURKI .V KTA CHüKIA. 115 

— ¡No me mereces compasión porque eres perezoso! 
— ¡Ez nauk urrikaltzeu haizelakotz alferra! 

Vé ahí (ahora)y pájaro, á qué has venido á parar; no sabes 
kusak hor, clioria. zertaratu liaizen ; ez haiz 

lervirte de los bienes que Dios te concede , no sabes que 
)aliatzen ^^ Jainkoak aman onez , ez dakik 

m ver-mo se recoge lo necesario para el invierno 
adán déla lúltzon iiejrukoa 

Aprende , para elevarte , d humillarte primero. 
Ikasak, goratzeko . aplialtzen Uiheiiik. 

Lo que le dijo la honnii^a al pájaro piiale decirse 
Dueña erran chinaurriak clioriari alial daiteke erran 

í todo el mundo : el perezoso tendrá (siempre) hambre y sed. 
mundu guziari ; alferrak izanen du gose eta egarri. 

UgiUmonos (pues) todos de buen cora:(on (de buen grado) 
Loth gaiten iltadci) guziak hiotz onez 

al trabajo^ a los deberes del cielo y á los de la tierra (terrenales). 
knari , egitekoari :(ertiko hai lurreko. 



(1-) Jainkoak eman onez, no sabes beneíiciarte de los bienes 
<lue la Providencia te concede, ¡í^moras que es en verano cuando 
atiben hacerse las provisiones necesarias para el invierno. 



114 PIERRE DIBARRART. 



y la nieve y el viento frío. La hormiga (hállase) en (su) a 
elhurra haize hotzarekin.** Chinaurria (íMip.dago) etche 

con provisiones abundantes, comiendo bien, bebiendo bi 
gauza hainitzekin, jan ongi, edan oi 

con sus amigos ; pero quisiera saber donde se encuen 
adiskideekin; bainan nai luke jakin non den 

el pájaro. ^ "- ^:^. 

choria. 

Al punto la hormiga sale de su morada , el desdicha 
Hain sarri chinaurria badoha kanpora , chori 

pájaro {vá) igualmente á su acostumbrado lugar; — Alio 
f^'diloii u(badoa) ere usatu lekhura; — Or: 

te ruego, canta aquella linda canción. — Cómo he de c¡ 
othoi , kantazak aire poUit hnra.*^— Nondik dezaket k 

tar si todavía me encuentro en ayunas ; hazme, pues 
ta oraino (suple hana'jo) barura; sar-araz nazí 

entrar en tu choza, 
bada " hire etcholara. 

Tal (ó por ser) como eres , quítate {aléjate) de mí la 
Naizen bezalakoa khen hakit aldetik. 

¿qué quisieras ahora de mi choza? — Algunas migajas 
¿zer nahi huke oral nere etcholatik? — Zenbait papur 

quiera de tu comida ; te suplico , mírame muriendo 
deren hire l)azkaritik; othoi , ])egira nazak hiltz< 

hambre; no te diré nunca mas nada malo, 
gozeak ; ez doat erraiien gehiago gaizkirik. 



(8) Posponiendo siempre el adjetivo en bascnence al sustanl 
en la versión aparecen invertidos los términos ahondo bel 
haize hotzarekiiU <iue literalmente deberían traducirse, Dici 
hro negro el, viento frió con... 

(!)) Chori (jailoa, lit. pájaro desdichado el... 

(10) Aire (canción) poWeY (bonita) hura (aquella)... 

(11) íSar aras nazak, hazme tú entrar, hada. pues... 



CHIN'AURKI .V ETA CHOHLV. 115 

— ¡No me mereces compasión porque eres perezoso! 
— ¡Elz nauk urrikaltzeii haizelakotz alferraí 

Vé ahí {ahord)y pájaro, á qué has venido á parar; no sabes 
Ikusak hor, ciioria. /ertaratii haizeii ; ez haiz 

servirte de los bienes que Dios te concede , no sabes que 
baliatzen '^ Jainkoak aman onez , ez dakik 

en verano se recoge lo necesario para el invierno 
udan déla hiltzen ne^rnkoa 

Aprende , para elevarte , á humillarte primero. 
Ikasak, goratzeko . aplialt/en híhciiik. 

Lo que le dijo la hormiga al pájaro puede decirse 
Dueña erran chinaurriak choriari ahal daiteke erran 

a todo el mundo : el perezoso tendrá (siempre) hambre y sed. 
mundu guziari ; alferrak izanon du gose eta egarri. 

Liguémonos (pues) todos de buen cora:(on (de buen grado) 
Loth gaiten [bada) guziak biotz onez 

al trabajosa los deberes del cielo y á los de la tierra (terrenales). 
lanari , egitehoari :;;eruko hai ¡urreko. 



(12) Jainkoak fínian oti^'z, no sabes beneficiarte de los bienes 
Que la Providencia te concede, ¡«inoras que es en verano cuando 
Jebeu hacerse las provisiones necesai'ias para el invierno. 



116 CANCIONKltO BASCO. 



ARTZAINA ETA BERE GASNAK. 



Den beriia, den zaliarra, 
hiina kondera bat, ez ÍQharra. 
es hala-hulako errana, * 
bainan sentsu handia daukana. 

Beihalako egunetan, 

Aldudeko mendietan 

bazen artzain famatu bat, 

iiaski ez baita hanbat 

orai halakorik, 

ez-eta idurikorik. 

Izena zuen Arkulo. 
Gauaz ez egunaz etzuen egiten lo, 

edo gnti bedero; 

batzuk zioten ere, 

etzuela lorik 

begi batez l)aizik. 
Jausten zen menditik igandetau 
Mezara etajateko-ketan. 

Behin hala heldii zelarik. 

bizkarra gasnaz betherik, 

jausten da patar bat behera. 

gero igaiten bertzera. 

Gainera heldu deneko, 

izerdia darioko. 

Behar duela hats-hartu, 

karga lurrera ematen du: 

bainan ematean lurrera 
liur doha gasna bat gain-behera. 

Min zitzaion Arkulori 

han uztea gasna hori. 
(fure artzainak bazuen izpiritu. 
Ktzuen bere gasnaz etsitu. 
¿Zer e^in ordean? hau? hori? hura? 
Azkenekotz heldu zaio burura, 
hainitz asmu dueiiean ei'abili. 

behar duela bidali 

gasna galduaren bilha 



AHTZAISA K4A BEHK OASNAK. 117 



ARTZAINA ETA BERE GASNAK. (alegría) 



LE BERGER ET SGS FROMAfiES. (píme.) 



Qu ' il soit vieux, <iu * il seit nouveau, voici un conté pas 
üiauvais, un dit-ou qui n ' est pas á dédaiguei', mais qui a 
ííne grande portee. 

Aiitrefois, sur les montagnes des Aldudes vivoit un fa- 
nieux berger, comme, sans doute, il en existe peu au- 
Jourd'liui 5 pas méme qui lui ressemble ; il avait nom 
Hercule. Ni <ie jour ni de nuit il líedormait, eu, du moins, 
dormait peu; d ' aucuns disaieut méme qu Vil ne dormait 
que d ' un oeil. Les dimaach<es, il desceudait de la mon- 
tague pour entendre la messe et pour cherchet* la nourri- 
ture. Un jour qu *11 exécutait son voyage, le dos chargé 
de fromages, il descend d'abord une cote, ?p»ib en remonte 
une autre. Quand il est arrivé au somme^ d« monticule, 
la sueur coule de son front; atin de prendi*e haleine, il 
pose son fardeau á terre, mais, dans le méme moment, 
voilá un de ses fromages qui roule jusqu ' au fond du ra- 
via. Hercule éprouvait du chagrín de laisser la ce fromage. 
Notre berger ne man<fuait pas <i ' espril; il /We pei-dit pas 
tout espoir de rattrapper son ft-omage. Muís, que faire, 
pourtaiit? Cecif Cela? Gette autre cfciose? A la ün, aprés 
ffiille expédients auxquels il a sougé, il lui vient a 1 ' idee 
d'envoyer a la recherche du fromage perdti, un autre 
fromage dur et rond. Tátant 1 ' un, tátant 1 ' autre, car 
notre berger n' avait que remi>arras du ohoix, il en 
prend un non pouní certainement et il lui tiertt ce langa- 
ge: tCher fromage, descend dans le ravín, et me raméne 
K>n camarade; ne saute pas en chemin, mais roule douce- 



118 CANCIONERO BASCO. 

bertze bat gogor eta hiribila. 
JM hazta, bertzea hazta, 
bazuen ezik non hauta, 

hai-tzen du bat, segur ez ustela, 

eta mintzatzen zaio hunela: 

«Gazna maitea, hábil beheiti 
•erakartzera laguna goiti: 
•bideau ez ihil jauzika, 
>l)ainan eiiieki j)iiTÍtaka, 

*beldurrez hauts dezakau imrua. 

• hartaz nik baituket damua.» 
Ñola erran, hala egin, 

igortzen du gasna. Oasna badoha arin. 

Bai, artzainak ikusi zuen goaten, 

ez ordean gibelerat itzultzen, 
ez biak, ez bat ere. 
Etzuen etsitu halere. 

Traba zerbaitek othe zaduzkan bidean. 

hirugarren bat igo^zen du kuchean. 
Han ere nonbait gelditu. 
Bidean othe zen eritu, 

Arkulok igortzen du bertze bat; 

egin zuen hunenbat eta hanbat, 
non azkenekoz zakua 
gelditu baitzen hustua, 

eta gasnak joan pusketan urera 
hango arrainen haztera. 

Orduan Arkulok buruan min... 

iBerantciie! etzen gehiago zer egin. 

¿Nora dago solas iuinen aria? 
Hunek erakusten du jokolaria, 
zeinak galtzen badu urbe bat jokoan, 
ez ))aitu etsitzen berehalakoan. 

(Jraldua atzeman nahiz, 

arriskura doha berriz; 

bethi berotuz dihoa 

azken sosen adioa 

ikusi duken artekan; 

etaordu hartan, 

•urrikiak alferretan. 
Zuhurra dostatzen da negurriz, 
diru gutijokotan igorriz, 

beldurrez geldi turin 

Arkulorekin berdin. 



A.KT/AtNA üÍTA BEKhi UASNAK. Il9 

ment, de peur de te casser la tete, ce qui me ferait deuil.» 
Ainsi dit, ainsi fait, il expédie son fromage, qui part les- 
temeiit. Oui jiiotre berger vit bien partir ses fromages, 
mais non revenir, ni tous les deux, ni méme un seul! 11 
ne perd pas tout espoir néanmoins, et supposant qu*une 
entrave quelconque les retenait en cbemin, il expédie 
prestement un troisiéme fromage. Celui-ci s'arréte aussi 
quMqu3 p irt. ¿S<3rait-il tombé malade en route? Hercule 
en fait partir euviore un autre, et il lit tant et si bien qu'á 
la fui son sac resta vide et que tous les fromages roulé- 
rent en morceaux dans l'eau oú ils servirent a nourrir les 
poissons. C'est alors qu*Hercule eut mal á la tete. Trop 
tard! 11 n*y avait plus rien á faire. 

Quel est le sens de ees paroles? EUes nous montrent le 
joueur qui, s'il perd un louis au jeu, ne perd pas espoir 
tout (le suite. Voulant rattrapper Targent perdu, il tente 
<le uouveau la fortune, va toujours s'échauífant jusqu'á 
^'e qu'il ait perdu son dernier sou, et á cette heure, le re- 
pentir est inutile. Le sage s'amuse avec mesure, risquant 
peu d'argent au jeu, de peur de rester a sec, pareil á 
Hercule. 



tf^«»«^»«^^^S^^^^^^^<«^«^«^NrfN^N^«^Mn 



• ••* ••w- * 



l!¿(> <:an(uonkh<) bxsc'O. 



TBADOCCION INTERLINEAL BftSCO-CASTELLAHA. 



kZi 7A.ÉTO& t svs otrfisos* 

ff 

Sea nuevo , sea viejo , hé aquí uu cuento no malo , 
Den berria, den zaharra, huna kondera bat* eztcharrí 

no un proverbio así como quiera, sino que tiene un gra 
oz erran(aj hala-bulakote), l)ainan daukana handi 

alcance. 
sentsn.2 

Habia en otro tiempo en los montes Alduides un fa 
Bazan beihalako egunetan niondietan^ Aldudeko bat fa 

moso pastor, sin duda que no existe ahora otro como él 
matu artzain ^, naski ez baita orai hanbat alakorik 

ni siquiera que se le parezca. Tenía por nombre Hércules 
ez eta idurikorik. Zuen izena Arkulo. 

No dormía ni de noche ni de día , ó cuando menc 
Etzuen lo egiten ez gauaz ez egunaz , edo bedere 

(dormid) poco , y algunos decían también que no dormí 
guti , batzuk zioten ere etzuehí lorit 

sino de un ojo. 
i)aizik begi batez.^ 



(1) Randera^ cuento, alegoría, bat^ uno, a. 

(2) Sentsa hamlla clauhana, lit. juicio grande que tiene... 
{:{) AUludeko (de los Alduides), metuUetan (montes en los). 
(4) Artzain (pastor), famata (famoso), bat (uno). 

(5; Begi (ojo), bat-ez (un de), baizik (sino). 



AKTZ.UNA UTA BKRK UASNAK. 1*21 



iba del monte los domingos á misa y á buscar pro- 
áten zen meiiditik igandetaii mezai-a eta jateko-keta 

es. Una vez que así venía, llena (cargada) la espalda 
/* Behin hala heldu zelarik. betherik l)izkaiTa 

;sos, baja una cuesta , luego sube otra. 

z , janstieii da patar bat beberá, geix) igaiten bei'tzerH. 

:uando llega a la cumbre, caéle el sudor {de la frente), 
i deneko gainera , darioko izerdia. 

itando tomar aliento , da {echa) al suelo la carga; 
• duela harlu hats(a), amaten du lurrei*a karga: 

il bajarla á tierra allá vá {rueda) un queso á lo hondo 
n «matean iurrera hot* doha bfit gasna gain- 

barranca. Dolíale á Hércules el dejar allí aquel queso, 
a. Min zitzaioii Arkulori uztea han iiorigasua. 

estro pastor tenia ciertamente espíritu, y no desespe- 
re at-tzaiiíak bazueu izpiritu , etzuen etsi- 

(recúbr-ar) su queso. Pero, ¿qué hacer? esco? eso? 
bere gasnaz. Ordean, ¿zer egin? hau? orí? 

lo? Por fin, después de dar vueltas A mil proyectos, 
Azkenekotz, erabili duenean hainitz asmu, " 

í á las mientes que debe enviar a buscar el queso 
!¡aio torurá I)e1iar duela bidali bilha gazna 

lo otro (queso) duró y bien redótráo. Tienta uno, 
«rmi bertre bat gogor eta biribila. H axta bat, 

^tro , pues tenia <k>nde elegir , toma uno, no 
. bortsea, ezik l^a^uen non hauta, hartzon dn bat , ez 

do cien^mente , y le habla de este modo, 
a segur , eta miiitzatzeii zaio faunela. 



jTa$ek&%ietñH^ lit. á provisiones. Jateko^keta bitheiy á bus- 
'ov. piones* 

Azkenekotz heldu zaio burura, hainitz as7nu duenean 
ti, por último, después de dar vueltas á mil proyectos, vié- 
i las mientes.... 



\'T¿ i:\.\«:io\KK«» B.\>i M. 



tíQueso querido, baja al abismo ¿ traer arriba (ai) com- 
«liasiia maitea. hábil behiti erakart^ra goiti la- 
pañero ; no andes en e! camino á saltos , sino rodando 
gima : ez ibil hideau jauzika, baina pirritaka 

dulcemente , de miedo (d^^ que , ó no sea que) te rompas la 
emeki . lieldiiriv/ haiits dexakan 

cabeza , que de eso tendría yo {un ¡^rati) pesar. « 
burua . harta/ baituket nik damua.» 

Así dicho asi hecho , envía el queso. El queso vá (jrueia) 
Xola erran hala ejin.'' ig<.»rt/en du gasna. Gasna badoha 

ligero. Sí , el pastor lo vio marchar , pero nó volver á su 
arin. liai, ai*tzainak zuen ikusi goaten, ordea ez itzultzen 

espalda; no los ¿os , sino ni uno tan solo. 
gil»elerat: ez biak . ez ere l>at. 

No desesperó utr.poco por eso. Por si algún obstáculo 
Ktzuen etsitu halere. Traba zerbaitek 

los detenía en el camino , envía prestamente un tercero 
othe zaduzkan bidean, igortzen du kuehean hirugarren 

{queso). Este también quedó en alguna parte. Por si se 
bat. Han ere gelditu »sup.5t*>i' noubait. Othe zen 

habia puesto enfermo en el camino. Hércules envía 

eritu bidean, Arkulok igoiizen du 

otro mas , c hizo tanto y tan bien , que á la postre 
l»ertze bat : eginzuen hunenbat et haubat. non azkeneko/ 

el saco quedó vacío , y los quesos fueron 
zakuagelditu baitzen hustua, eta gasnakjoan (^sup.w'P*?» 

en pedazos al agua á hartar á los peces que allá habia. 
pnsketan urera bastera arrainen bango. 



í^i Sola ei-ran. hala eyin, dicho y hecho. 



5^Wi3^5«lWW^?WW9^WÍWr9?;W?99W^^iWW^WC5^í?9^99V^^s^!»V^^^?7t^^WW^Í«S«^«»rWÍ^? 



mAQkJ^JLWL UTA JRJLTV^Á.. 



Estaban contentos en un desván mil ratoncillos , co- 
J'-;:.ozan pozik goijenen l)aten milla saguchu, 

niiendo maíz, hasta que asomara allí sus barbas el gato, 
jateii artoa , agertu artian ara bere bizan-ak katarrak. 

Cuando andaban huyendo los ratoncillos llegó (w«) perro 
Kíiiltsezala igas sagnak eMuzan chakur 

^^ íiiicho hocico; entonces huyeron los ratoncillos y el gato, 
moís^i zabala: oi^duau igas eben saguak eta katuak. 

Cuando todo entró en paz los ratoncillos reuniéronse 
^Hiiian guztija sartn bakez saguak batu ziriaii 

^^ nuevo , y dijeron : Á menudo tenemos ((> llamnos de 
^^viiz, eta esan eben: Sarri doguz 

^^^os) sustos los ratonciBos. 
sustuak saguak. 

El gato anda siempre callando y busqucmjs el modo 
Katua dabil betí isiUk, e4a biilatu Uuigun niodua 

p3ra coHOC<ír en todo tiempo , tíO invierno y verano, 
igarteko beti. negu ta udan. 

Jonde está el gato, 
n^m dan katua. 



H) Guztija bakez ¿artu zaMian, lit, totk) paz-en enti'ü cuan- 

"*»; cuando llepró á reinar de nuevo la paz en todas partes 

^) ¡iUlatu áaiOHHf lit. but<qiiémo$le.., 



1* Er>EBi'.' lí.* >:!J.»rl> I£ ^Zíl 



BLir ¿e^rsazu 'r:L5Ciré" p-.üinin'* 
Inii::: Lister 2:tí:: chikii 

L-« T 

Li>Ccr eláu zan kiskiSLlchuí, 
-A" riña ncr i-m i:r. rrccs-i 

T^'-< 1- 



2 ASTOAK... ARRAN 



Le:! Srre zirLm 
A::txik ez ¿"ñorsieaik 
Ze ¿liuzi ciriin.- 

Zonziko rserÑOtsm. 






• I • A?i«AK... ARRAXTüA. !it. ffl biiríV'... T^etozíKi. esto es, ¿qué 
poede esperarse del berro sido ua ?>?banii>: E? un didio semejante 
al oastellano: ^JHát4»y 'í ?^#^jí... y :!{*<; »*•«*<.» 

•?' Esto? dct< versicts apai?>fcés ii}>iiácaÑk^ eo egU íbnna en 
ua:» de )o< lomáores ^lel aator <ioe be teaido vvasioa de examinar: 

«Mneho hay. y miKhi>s^ ha habido en tCNlo tiempo, que nadie sa- 
l^e que da» de hombiViS $oii.> 

3' Srtrff» lüi ;^>^<t^^ me ha entr Jht<^ ei de!«o... 



ASTOAK... ARRAXTSIA. 127 



Debemos — se dijo en la junta — poner en seguida al 
iíiar deutzagu — esan zan juntan — iniírú laskr 

verdugo en la punta del rabo un cascabel pequeño pero 
borreruari bustanen puntan arran chikija baña 

claro (penetrante), 
zolij a . 

Es preciso traer(/í?) antes de mañana (cuanto antes)^ 
ISiar da ekarri bijar baño len, 

para que veamos al gato apurado (acongojado)^ y para que 
itiisi daigun katua larri , ta euki 

tengamos de este modo los ratoncillos libres (securas) 
'tói>?uzan alan sa^uak Jil)re 

las cabezas (nuestras personas), 
l^uruak. 

í^rc)ntovino(//e^(5,5í; /ra/í?) el cascabelillo; pero, quién era 
L-^ster eldu zan kaskabelchua ; baña , ¿ñor zau 

^1" t^n animoso que atase alguna vez á un gato el cascabel? 
'^in bijotsua 1 )tuko eutsana iñoz katu bateri arrana? 



EL BURRO... REBUZNO. 



duchos hay hoy, y ha habido también antes , cuyo as- 
A.sko dirá gaur, eta zirian bere len , ant/ak 

pccto no dice {no revela) qué cosa son. Me ha entrado 
ez diñotsenak ze gauza diria:i. 8artu jat 

en las mientes el poner en claro esta verdad por medio 
gogan argitutia í^gijau bategaz 

de una alegoría (escrita) en verso de zorzico. 
irudicho zortzico bersoan. 

Í4) Zortzlko herso-an, lit. zortzico verso en. en metro de zort- 
zico. 



128 fiUSKBIO M." DOLOUES DE \ZGUE. 

Asto bat ^ panparroia 
Erija batían " 
Salduteko ímiñi zan 
Zaldijcn artian ,^ 
Guzur ule baltsakaz 
Kokota apaindurik, 
Eta zaldi bustana ** 
Atsian loturik. 

Neurri)an ebagi ta 
Bere belarrijak 
Zaldija ta ona zalá 
Usté eban guzti)ak: 
Orrastu ta garbirik 
Anketako ulia '* 
Azkor eukan lepoaB 
Narruzko chalmia.'" 

Bere jaubiak eukan 
Kolkoan bildurra ** 
Nos ezagutuko zan 
Astean guzurra.^- 
Eldu zan erosteko 
Baserriko )aun bat 
Eia agindu zituzan 
Irurogei dukat/^ 

Atsegiñez b^terik 
Baserritar ona*^ 
Asi zan billatuten 
Ausoko gizona, 
BialduteSo laster 



(5) Asto bcU, lit. burro un... 

(d) Erija (feria), btU- (ima) tan (en)... 

(7) Zaldijen (caballos de) artian (entre). 

(8) Zaldi (caballo), bustan-a (rabo el). 

(9) Anketako (de las piernas), idia (pelo). El pelo d( 
ñas se diria ule anketahoa. 

(10) Narruzko (de cuero), chalmia (la albarda). La s 
cuero, diríamos lít. chalma narruzhoa . 



\SrO\K... AKFIANTSIA. lt¿l^ 



Un burro fanfarrón se pu%o i h venta en una feria 
Bat asto panparroia imiñi zan salduteko erija batiaii 

entre los caballos , adornada la barba con negro pelo pos- 
ai*tian zaldijen, apainditrik kokota balt/<akaz ule gu- 

tizo y atado en su parte p^st^iof fitt fabo de caballo. 

zur eta loturik atsian bustana zaldi. 

Cortadas á medida sus orejas, creian todos que 

Ebagi ta ueurrijan bere belarr^jak , usté eban guztijak 

era caballo, y {bien) bueno. Peinado y limpio el pelo 
zalá zaldija, ta ona. Orraztn ta garbirik ulia {ule) 

de las piernas, mantcnia alegre en el cuello la albarda 
anketako(a). eukaii azkor lapoati clialmia (chof- 

de cuero. 
tna) narruzko iu). 

Su dueño tenia el miedo en el pecho,^ cuándo se 
Bere jaubiak eukan biidurra fcolkoaii, nos eza- 

conoceria el embuste dd burro. Lkgó para comprarlo un 
gutuko zan guzurra astean. Eldu zan erosteko bat 

señor del campo y ofreció {por él) sesenta ducados, 
jaun basetTÍko(a) eta agindu zítuzaii irurogei dukat. 

Lleno de alegria al btitn aMeano comenzó á buscar 
Beterik atsegiñez oM basi^tritar asi zan billatuteii 

un vecino para enviar en seguida el unimal á casa, entre 
auzoko gizona i)ialdutda) laster piatíjau echera, artei'a 

los demás caballos de su corteo. 
beste zaldijen bere kortako. 



(11) Bere jaubiak» »• etc» ^u ilu«ft(y tenia harto miedo' interior 
de qoe ftresé desefobi^rtii la farsa del Mffo 

(12) AétMn (de! btirro), gHznrra (lá tnéfttiW. La frásé 6á»tfe- 
llana verteríamos literalmehtii, piizttr osiúáréna. 

(i3) Rs mit)r anticua, y subsiste aurr bastiente entré nuestros al- 
détnoi la castimityfe de emitar pof daeádds. 
(U) Baserritar (alde^tno) o/?-rt (bueno el.) 



130 ErSEBIO M.* DOLORES DE AZCCE, 

Pistijau echera ^'* 
Beste bere kortako 
Zaldijen artera. 

Ataraten ebala 
Zizkuti dirua^ 
Altsau cban astoak 
Zerurants burua, 
Egiteko arrantsa bat 

Miragarrizkoa, 
Ikaratuko ebana 
Balancn astea. 

Arriturik egozan 
Baserritar bijak 
Eta euren ¡nguruko 
Gizona guztijak ; 
An zirian zanzoak 
Barre ta gedarrak, 
An ikusten zirian 
Egunaz izarrak.*^' 

Orduan esan eben 
Basoko gizonnk: 

\Zeinbat dagoz inunduan 
Alango presonakl *' 
Isilik dirudije 
Rodera bikoak, 
Berbaz asten badira 
Lau kaderakoak.y> 



(15) En borradores del autor me lie encontrado este ve 

Astotzarra echera^ 

(16) An zirian zanzoak,. - etc. Podria traducirse libre 
«Qué vocerío, qué de risas y de gritos, tal era el barullo qu 
mó que se velan de dia las estrellas.» 

(17) Alango presonak... /Cuánto pensoa aje liay nt hI 
semejante á éste! ¡Cuántos que callados parecen hofn 
cuando abren la boca demuestran ser asnos/ 



ASTOAK... ARRAXTSIA. 131 



Cuando sacaba {el aldeano) el dinero de la bolsa, el burro 
Ataratzen ebala dirua zizkuti , astoak 

levantó la cabeza al cielo para hacer (soltar) un rebuzno 
iltsau eban bunia zerurantz egiteko bat arrantza 

admirable que hubiera hecho temblar ala burra de Balan, 
miragarrízkoa ebana ikamtuko astea Balanen. 

Estaban petrificados los dos aldeanos y todos los {cuantos) 
Egozan arriturík bi baserritar(raA) eta guztijak 

hombres ¡/¡ue habid) á su alrededor ; allí eran las vocerías, 
gizonak eureh inguruko(a/t); an zirian zanzoak> 

las risas y los gritos, allí veíanse de día las estrellas, 

barre ta gedarrak, an ikusten zirian egunaz izarrak. 

Entonces dijo el campesino : ii\Ctt^ntos hay 

Orduan esan eben basoko gizonak : t ¡Zeinbat dago/ 

en el mundo semejantes a estel callados parecen de dos piesy 
munduan alango presonak! isillikdirudije kadera bikoak, 

si comienzan í hablar de cuatro » 
badira asten berbaz lau kaderakoak. • 



xz. 



^-f -» 




oíl 



^UCÓLICA. 



± O X« O O ÍL S . - 1 X> I X4 I O s • 



.: ,: K : -t . . ■J...! y .. ■ ^ ^^■;^^^VJ^.- ^ •^ ' W^ '^' » /.-. ■ - ? - ■ - ■ .. a. u^> ^ .■. ' ■> ^.. u m ^miyiK^Kt-,^.-:-^.: 



TRADUCCIONES EN BERSO BASCONCADO, 



DE LAS 



ÉGLOGAS I y III DE VIRGILIO, 



vou 



SI. jl^ifstzh iT^mmiAO^A. 



i^e entre los trabajos literarios que nos ha legado este 

^'^ístnvlo escritor , merecen señalarse en primer término^ 

'^í^í por su importancia como por las dificultades sin 

*^^ento que ofrecen tareas de esta índole ^ las excelentes 

^'©rsiones de las Églogas I y líí de Virgilio, incluidas en 

'^s iiltimas páginas de su colección de Fíbulas , con los 

títulos de Artzai Koplak , y Koplarien teuM Palemón 

^*icz duteUi^ que creo de mi deber reproducir en esta sec- 

^''oii á la cabeza de las poesías bucólicas. 

l^mpresa tan difícil como meritoria es siempre la tra- 
^*^ccion de producciones de este génei'o, que ofrecen gran- 
'í^s escollos por su misma popularidad y por el renombre 
^Hie han alcanzado á los autoret^ que las crearon , y estos 
^^eollos y estas dificultades cífecen de punto cuando se 
^'"ata de verterlas á una lengua tan original y tan flexible, 
^*, pero tan poco cultivada literariamente como la lengua 
'Vascongada. 

El Sr. íturriaga intentó /no obstante , la empresa , y 
*'omo si las dificultades que ofrece la versión aun en prosa 
*^o fuesen ya por sí solas bastantes , quiso aumentar to- 
*íavia el mérito de sus traducciones , realzándolas con las 
Ralas de la versificación. 

Eu cuanto á su ejecución, están hechas con tal esmero, 



l'Mi <:ancion£ko brisco. 

hay tanta naturalidad en a {uellos diálogo» , tal espor 
ueidad en la frase y tal facilidad en el verso , que si 
fuera por ciertas alegorías y alusiones , pasarían ciei 
mente por #nfliflil#6«^ V e«4B ^ «4 mj^yw ' eloi^ ^ae 
ellas puede hacerse. 

El Sr. Iturriaga ha tenido la fortnna de dar en sus ^ 
siones con el suspirado justo aiedio, quitándoles la ari 
y aun la «scuridad de que generalmente adolecen las 
dupcidiie^ ]||Bye^^9 , denit^alQ ^pegajas 9Í toxtd , y 
yendo del extremo contrario, no menos peligroso , de < 
éste no se dé á conocer sino (íomo una mera imitac 
con todos los debctos ée tei^ y síd moguiio 4e ]m prii 
res del original , como ae^xtte^*^ ei» muchas de las ver 
]ies que se han hecho á casi todas las lenguas de las ol 
de Virgilio y da o4ros escritores dásioo«. 

En oomproiíacion de eHo, y para qtM de esfte modo { 
da api^edarse «lejop todo el mérito de lo6 trabajos del 
signe escritor her»a«ietise , ofrezea frente á frenie de 
versiones^ su truduoeion interlinea baseo-easteilana, 
el lector curioseó erudito ptiede luego ootejarcoa aigí 
de las muchas versiones que (te VirgUie se han hecfa 
casteikmo, des^ «luán de (a Encina , liasla nuestro pa 
no D. Eugenio de Ochoa. (1) 

£1 lector profano en et bascnence no debe peintei 
vista al hacer este estudio comparatiT<), que las versii 
de Iturriaga no han podido men<M de desvirtuavsi» j 
tante al haberse 4e ellas una nueva tr<%dii<idon, y trai 
cien intetiineal por añadidura. 

fiU esciriior y presbitere hei^tiaaiense ka encontrado 
más otra ventaja no despreciable en el fondo mismo 
la forma de las dos églogas elegidas para su vei^ion : 
carácter y coi*te especial. 

Sobre iodo, la titulada Palemón [Mopl^^^ien terna) re 

(1) Obras completas de P. Virgilio Marrón* traducidas al 
tellano por I). Eugenio de Oohoa. de la Academia Española, 
drid, 1869. 



4juustim jTuiaaAüA. • l¿>7 



admirablemente esas luchas de bersolaris ó koplak^-is 
improvisadores), tan comunes en el país bascongado . y 
gracias á esta circunstancia , sus traducciones han alcan- 
zado una populari(lad que no ha cabido en suerte á otras 
versiones del poeta mantuano , y tienen la fortuna de ser 
leídas con verdadero deleite aun por iiuestros más rusti- 
cóse incultos aldeanos , <me cre^n Hfá presenciar una de 
esas lides á que están ellos tan acostumbrados. 

Tengo entendido que liay también una traducción de 
las Églogas hecha en prosa guipuzcoana por D.Baltasar 
deMendia, pero no conozco dicho trabajo, ni he podido 
adquirir de él otra noticia que la de su existencia. 

Para ter^iiitfti* est^s figerísimos apuntes, hé aquí ahora 
sumariamente expuesto el argumento de las dos Églogas 
en cuestión. 

ÉÍ'*IéOO>A i« 

. yi'^Düp tí H^)Wfi SMPfdre, según casi tú4o« loe intép^etes), 

^lo la figura d^ pastor TiUi*o, eiicai*eee á M^lj^ sa g?ati¿ud al 

^inperador (Mf(vw, por haberle restituidp las tierras que perdió 

enelrepart0t«Me dela6 4ÍB€remona y lí^iHua se túwy entre los 

vetenmoB 4^ f jrjuoiiYJm, después de la batalla de Füifoa, eñ pena 

^^h^h^i^9¿b0tifi0i» prMnera de aquellas eiDUades á U p^i^eíali- 

ddd ae Cagio j Bpuío, jefn^ del partido repiibiicano, vencidos en 

^^lla sangneiit9 Jornada No bastando las tierras de Cremona 

P*ra todos Umwetitrimm^ $e les agregafien eo el reparto, seguu la 

*^bara cofltinnttfo áfi «fingios tiempos, Uf de loa tenrit^noa ümi- 

^'ofcg, y entre ellas las de Mantua, en que radicaba la modesta he- 

'^d de Virgilio. 

ilijihno, m» pewiffitift á k¡» áaimidores eraakneftte á»spom\n 
5^ IUmm 4^^<mi T4ivtí, y Hora au 4eagracia, oowo ^fmfi va 
^'*í esperanza de volver á ver su patria y su ho^ar, lajni^ptándos« 

•fUboá cóli este motivo de las desgracias que acarrea la guerra 
eivii. 

LiOS pastores Menalcas y Dametas, después de decirse groseras 
^^oriM, MÍ étosffáaft á eaflftar. El^do Palemón arbitro de la con- 
'*%>iili, 9B m wtrwi^Á deciáiria, declaaaudo á los dos igualea. 

Ferien jce esta bella ct^fipaioipn a¿ género llamado amebe^ que 
^^Onúal^ ^ ign^ JlAprovladit dns atteroativamente, diciendo el se- 
^tmáo algo más, ó sibniera tanto cpmo el primero, sobre el mifimo 
^ma ú otro diferente. 



■ • '- 'r :r r ' 



\-V'-*-'V ■.-*' •% . y N'V" 



rwr 



/ ■ <^- j- ' 



íim^ 



• >^^^rT^?^.¡^^!^Wí!^W?S 



IrTZAI toPLAK. 



IwCBLISEO. — TÍTII\0. 



Mkl. Títiro, zu or zaude, 
Fazn ederrean, 
Luze luze etziñik ^ 
Pago itzalean; " 
Chirola jo ta kanta, 
Or zaude zalanzan, 
Amarilis maitea 
Noiz etorriko dan; 
Gu berriz eir.en goaz 
Erritik igesi, 
Echea eta lurrak 
An ditugu utzi; 
Gu negarrez gabiltza, 
Zuk, orche jarririk, 



£z dezu Amarilis . 
Alabatu baizik. 
TiT. Melibeo bizi naiz 
Deskansu onetan^ 
Zñten bizi modu au 
Jainkoak ^ dit eman; 
Oni zor diot emen 
Chirola jotzea, 
Eta nerc idiak 
Landan bazkatzea. 
Bein baño geiagotao 
Onen aldareak 
Ikusiko dituzte 
Nere arkumeak. 



(1) Luze luze etziñik, lit. largo largo tendido. Es muy ootrnií* 
y muy expresiva en el bascuence esta repetición. Tetufido ta^ 
largo cmno eres.,., 

(2) Pago (haya) ¿tzál-is^omhrayean (á la)... 

(3) Deshantzu onetán, lit. descanso ó sosicifo esle en... 

(4) Bizimodii au, lit. modo de vivir este... 

(5) La voz Jainkoa se refiere aquí á Octavio César Auí?usto. á 
<iuien Virgilio estaba agradecido por haberle restituido las tierras 
((ue perdió (él, ó lo que aun es mas probable su padre), ea el im- 
parto hecho después de la batalla de Filipos. * 

(0) Onen aldareak, lit. este de los altares. Los corderos que 
se lian de inmolar en los altares del dios (Octavio), 



"Sf^ví^X'W^^^^^PPí^^'í^í^^I^^y^^^S^?'^!''!^?^^"^?"''^^^^'^''^"^^^'^^^ ~~ "•■ í^-^rv^" - I . .'* j-^r^j^.' j^ 



PPLAS DE f ASTORES. 

Melibeo. — Títiro , tú estás ahí , con gran magestad, 

Títiro 5 zu zaude or , faza ederrean, 

echado tan largo como «res á la sombra del (¿/í? //«) haya; 
Hziñik hize luze itzalean pago ; 

cantando y tocando el caramillo estás ahí á la espera, 
kanta ta JQ chirola zaude or zalan/an, 

v^uando vendrá tu amada Amarilis ; en cambio nosotros 
iioiz etorriko dan niaitea Amarilis; berriz gii 

fainos aquí huyendo del pueblo , {j) hemos dejado allí 
^oaz emen igesi erritik, ditugu utzi an 

^1 hogar y las tieiras. Nosotros andamos llorando , tú, 
^<^hea eta lurrak. Gu gabiltzanegarrez, zuk, 

pMesto ahí [tendido á la sombra) no tienes otra cosa (que 
í^rririk orche, ez dezu baizik 

^^Mcer) que alabar á (tu) Amarilis. 
alabatu < Amarilis. 

Tlrmo. — Melibeo, vivo en este sosiego , porque 
Melibeo , bizi naiz deskansu on^tan , zeren 

Dios me ha concedido este modo de vivir ;' á é^te debo 
^ainkoak dit eman bizimodu au; oni zor diot 

<íl estar aquí tocando el silbo y que mis bueyes gasten 
emen jotzea chirola eta ñero idiak bazkatzea 
vibrenitnte) por los campos. Mas de una vez mis cor- 
laudan. Bein baño geiagotan iiere ar- 
wos • verán los altares de este [dios) . ' 

^^ímeak ikusiko dituzte aldareak one n. 



I 'lO 



AítL'STlX ITURHIAGA. 



Mfl. líz dízut nik, Ti tiro, 
Hnbidirik artzen, 
Baña csango dizut 
Zerk ñauen arritzcn; 
Da zu or ikusteak 
Deskansu orretao" 
Penak diradenean 
Bazter guztietan. 
Ona ni cmen eriz 
Ezin ibillirik, 
Ñola nuan auntz oiek 
Aurrcan arturik; 
Ikiisten dan bezaU 
Oietatikan bat 
Buitzaka ta buUzaka 
Doi doia " daramJt; 
Gaisorrek or ^ su arri 
Gogorr^n gañean 
Bi ume egin dizkit 
Urritzen artean. 
Badakizu iraungo 
Badu artildeak, 
E .perantza guztia 



TlT. 



Dirala umeak. 
Zon gaizto au,"' nana. 
Izan ez banintzan, 
Aditzera emandit 
Zeru^k askotan, 
Ain lazcer artelaza 
Chimistakin joaz, 
Ain laster beltzurrari 
Kanta-arazoaz. 
Baña orain, Titiro, 
Zoríonekoa, 
H^on z^dazu z£in ^^ísm. 
Zuv^ Jaqpgoikoa. 
Bildotsak eramaten 
Ditugun erria *^ 
Usté nuen nar onek 
Z^^ ^n aD4ia> 
Nop izan zifekeap 
Zauik andi^na, 
Ñola dan gaur Erroma 
Deitzen áiotena; 
Baña ik^sí nuejí 
Au aren aldeas 



(7) Deskantsu orretati„ lit. sosiego ese en, ó en tai sosiego. 

(8) Nótese la fuerza y la exjptreslQn de datas f^ey^^clon^, 4gí 
doia, buitzaka ta buitzaka,., 

(9) Gaiso orrek, lit. desdickada «sa .. Esa infeüx fia (marido ha- 
ce poco (jos cabritillos sobre el duro pedernal y ^oftre nwm fH^e- 
llanos... 

(iO) Zori g^z¿o au,.. Si no hubiera 8Í4Ío tonk^, á no estar obce- 
cado, debía haber previsto esU (<{^y desdiolia (9orl^a¿zt(^^sf^ 
muchas veces me ha dado á entender (me ha anunciado) el Qies- 
lo. ya hiriendo con e\ rayo los robles, ya con \m ^raznMos de la 
cornejal, 

AniDOS sucesos eran mirados en aquel tiempo como augurio de 
de.si2rracia6 y calamidades. 

(il) «Yo, simple de mi, creía que el pueblo á dond^ condüci^oos 
nuestros corderos (la ciudad de Mantua), era tan grande como 
el mayor de los puolilos,' tanta oomo lo es la misma Roma, pero 
vi que aquél (Mantua) es al lado de é$ta, lo que la oveja comi^^^ 
rada con los corderos, 6 lo que el cachorro que acaba de nacer con 
relación á su madre.». 



ÉCtLUIíA i de VIKGILIO. 141 



Melibeo. -^-No te tengo yo envidia , Títiro , pero te 
Ez díxut nik enbidirik, Titiro, baña dizut 

diré qué es ló que ñiás me admira; es el verte ahí con tal 
esaiigo zerk ñauen arritzen ; da ikusfea zu or des- 
sosiego cuando hay penas en todos lados. Aquí 
kantsu orretan diradenean penak bazter guztietan. Emen 

me tienes á mi sin poder andar de enfermo , cómo voy 
ni ona ezin ibillirik eriz , ñola noan 

tomando delante (íie mí) esas cabra*; como se vé , 
Hiturik aurrean oiek íuntz ; ikusten daii bezala 

una de ellas conduzco d duras penas á fuerza de empujones; 
''id í'letatikan dafaniat doi doia bultzaka ta bultzaka: 

esa infdír me bd hecho dos crias ahí entre los avellanos 
gíiiso orrek diafcit egln bi ume or artean nrritzen 

sobre el diifó pedernal. Si ha de durar el rebaño, ya sa- 
fíiUean gogorren su-arri. Badu iraungo artaldeak , bada- 

•^^s que las crías son {constituyen) toda la esperanza. Si no 
'^^u umeak dirala • guztia esperantza. £/ 

niíblerá éido {un) tonto , el cielo me ha dado á entender 
"^^intzan izan nana, zeniak emandit alitzera 

'^Uchas veces esta desdicha , tan pronto hiriendo con el 
H^kotan au zorigaizto, alu laster joa/ chimis- 

^^yo ki dura encitw, ya haciendo cantar {graznar) i la cor- 
^'^kin laza arte, ain la»ter kanta-arazoaz beltzu. 

^^)a. Pero ahora, Títiro, dichoso, dinie , quién 

^^'Hri. Bañía orain, Títiro , zorionekoa , esan zadazti , zein 

^s tu dios. 

*l^ii zure jaungoikoa. 

Ttrmo.— -Yo tonto de mí creía que el pueblo á donde 
Nar onek usté nrton erria ditu*^nn(V/» 

W^\^amo$ los corderos era tan grande como pudiera serlo 
^ramaten bildotsak zalá ain andia non zítek^^an izan 



'.•> 



142 



viisriN iruKKi\G\. 



Dala ardía daña 
Bildotchen aiteau, 
Edo chakurkumeak 
Jaio diranean y 
Ama oi dan bezala 
Oien saietsean. 

Mkl. Baña galde beaizut, 
Titiro, esazu, 
Zerk Erroraa aiderontz'- 
Eraman zaitu zu? 

TiT. \i Erroma alderontz, 
Arturik makiUa, 
Joan ninzan, Melibeo, 
Libeitade billa; 
Baña libertadea 
Xueneko izan, 
Bizar-zuría eu 
Buní soUa nintzan. 
Amarilis niaitea 



Knen emaztea. 
Bada orduko galdu 
Nuen Calatea; *^ 
Eta aitortu beat. 
Amarilis gabe» 
Ez nintzala izango 
Gaur ni nere jaoe; '* 
Zergarik Calatea 
Nuen bitartean, 
Beñere ez nuen nik 
Ardit bat echean; 
Eramana-gatika 
Errira guria, 
Gazta freskoa eta 
Arkimie lodia, 
Heri bkutKO mntzan, 
Bear deza )akin, 
Cauza asko saldu eta 
Bi esku utsakin. 



(it) En-mna aiderontz^ lit. Roma lado lucia, ó báeia Huma. 

(13) Las figuras de Amarilis, á la que el viejo Titiro aupone 
amar todavía, y Galatea. de la que estuvo enamorado eo otro \xesor 
po. cuiistituyen uno de los pontos oscuros de la égloga de Virgilio. 



bit ti 



lots ocopos 



de ik> yc^nvat j<«p¿ar coiito realeo 
D. EaKoño de Ucboa «u ^u» C* 
inMetouble. AiaArü». diera, 

de Doaato ▼ Serriu'cn %m ■■ 
■al podnuBos expiicário tay 






el 



á Mantua; 
de «n TMgocMWMá 



Esta, que i'eailm«Mite es una dificultad para loeí^ intérpretes, co- 
mentaristas y disectores de las obras del poeta de Mantua, no lo 
lia Kído en modo alguno para el traductor guipuzeoano, quien aten- 
diendo al destino de su trabado, que forma parte de ana oolec- 
eion de carácter verdadei*amente popular, lia creído mas sencillo 
y conveniente que entrar en explicaciones, presentar á Galatea y 
Vmarilis como t^sposas del vi^o Titiro. e-n primeras y segundas 
uopeias ropeotivamonto. 

«141 S^fjab^^ sin Amarilis no hubiera siik» yo hoy libre, due- 
ño de mí misni >. 



ÉGLOGA I DE VIRGILIO. 1 4- i 



eJ mayor que existia , como es hoy la que llaman Roma; 
íindiena danik. nohidaii gaur diotena deítzen Erroiua; 

pero vi que ésta de aquella al lado es lo que la oveja 
Jiafia íkubi nueu au arreu aldoau dala ardia 

es entre los corderos , ó como suele ser la madre cuando 
(luna artean biMo4^hen. edo be/ala oí dau ama diratieaii 

los perritos acaban de nacer, al lado de estos, 
rliakurkume^k jaio, saietsean oieii. 

Mklibso. — Pero tengo que preguntarte , dime , Titiro, 
Baña beaizut galde, ezazu , Titiro. 

;*^nc te ha llevado hacia Roma? 

T'^* vk ¿aíl i erajuan Kn-onia al leiontz? 

TiriKO.— Yo, Melibeo, tomando mi palo, fui 

Ni 5 Melibeo, arturik makilla . joan niiizaii 

l^iioa Roma, en busca de libertad; pero para cuando 
lí^ltierontz Erroma, billa libertade ; baña nueneko 

^^ alcancé era de barba blanca y calvo. Tenia por 

izan nintzan bizar-zuria eta burn-soUa. Nueu 

•esposa á la querida Amarilis, pues p¿ira entonces perdí 
^*niaztea . niaitea Amai-ilis, bada orduko galdu nuen 

^ Calatea } y debo confesar , que sin Amarilis no hubiera 
<iulatea; etá beat aitortu , Amarilis gabe e/. nint/ahí 

5>idoyü hoy dueño de mi mismo Qibre)^ porque mientras 
izaugo ni gaur jabe nere. zergatik bitarteaii 

tenia á Calatea nunca tenía yo-un ochavo en aísa,{pues) 
nuen (Calatea beñere ez nuen nik bat ardit echean , 

aunque llevaba al pueblo mantequilla, queso fresco, gordo 
cramanagatika errira guria, gazta frescoa , iodia 

wdcro , siempre regresaba , has de saberlo , después de 
arkume, beti biurtzen nintzan. bear dezu jakin, 

vender muchas cosas, con las dos manos vacías. 
^'^Mii askogauzaota lú esku utsakin. 



144 



-UiLSTIN irtlUUA<iá.. 



\Í£L. Arñtua, Amarilis, 
Nengoan oi, zeren 
Beti Jaunarí deika 
Trisieturik zeanden; 
Arritua norentzat 
S^rrak eidurík 
Ote zeuden arbolan 
Bildu cabetaoik. 
Orain kont uratzen nai / 
Zergatika zeuden, 
Zei^tika Titiro 
Emeo ez zeeocn. 
Titiro zuri deika 
Zeuden iturríak, 
Zuri deika piñuak, 
Eta elorriak. 

1 iT. Zer nai zcnduen bada 
Emen egin nezan, 
Nerc lifcrtadea 
Ezin nucn izan '' 
Ez nuen nik ikusteii 
Emen Jauogoikorik 
Dcseatzen nuena 
Emango ziranik. 
Erroman, Melibeo, 
Nuen nik arkicu 
Galai gazte bar **' zeñnk 
Ninduen aditu. 



On&c oi díot sik 
Eskfiotsen ill^in 
Arkume bat gizeua 
Bere aldareatí; 
Onechek esan zlran 
Lenbizian niri, 
Egia nion ordÁian 
Otoitza berari, 
Zoaz len bezalase 
Idi uztaitzera 
Eu zurt zezcnak 
Laodan bazkatzera. 
\U:l. Orrela zartze ona, 
Titiro, daukazu^ 
Gelditu bazeradc 
Lur oicn ^^ jabe zi 
Arria eta iva 
Ugah izanik, 
Larre ederrik asko 
Badé^u oraitídik. 
Ez dittt emidco 
Belar bcrrítuak ^^ 
Artaldean dituzun 
Ardi azünduak; 
Ez ^e kutsataico 
Kaapoko ardiak 
Askotan iduki oi 
Duten ezkabiak, 



(15) Ezin nuen izan, Ut. uo podia tvnt^i\ es clocir. no pod: 
camsar mi liberUd... 

(16) Galai (bcnm. manüeboi yasie (jóTen) hai {nmoé. 

(17) Zartze (vejez) oiia (buena). 

(18) DaeAo de esas (oíen) tierras (inr), 

(19) Belav berritnak, Ut. las hierbas renovadas. El orisffa 
Vii^ilío dice Pabnla isijíiieta. los pastoe dej^osadas ó no ircos 
brados; esto es, el cambio de pastos.... 

«No daítarán á la^ preñadas ov^as los desacostumbrados p 
ni se le^ p<^?ar.^ el contasrio del vecino rebafio á las paridas.» 

ik\ Ochon.) 




ÉíiLOGA I DE MKItÍUO. 145 



Melibeo. — Admirado estaba yo, Amarilis, porque estabas 
Arritua nengoau ni. Amarilis, zeren zeunden 

siempre triste * invocando ¿ Dios ; admirado para quien 
beti tristeturik deika Jaunari ; arritua norentzat 

estarían en el árbol , sin ser recogidas , las manzanas ya 
ote zeuden arbolan, bildu gabetanik , zagarrak 

maduras. Ahora caigo en cuenta por qué estaban (asi), 
eldurik. Orain naiz koniuratzen zergatika zeuden , 

porque Titiro no estaba aquí (estaba ausente). Llamándote, 
zergatika Titiro ez zegoen enien. Deika zuri. 

Titiro , estaban las fuentes , llamándote los pinos y 
Titiro , zeuden iturriak, deika zuri piñuak eta 

ios espinos, 
elorriak. 

TrriRO. — ¿Qué querías , pues , que hiciera aquí? No 
¿Zer nai zenduen, bada . nezan egin emen? Ezin 

podia alcanzar mi libertad. No veía yo aquí 

íiuen izan nere libertadea. Ez nuen ikusten nik emen 

dios que me diera lo que deseaba. En Roma, 

jaungoikorik emango ziranik nuena deseatzen. Erroman, 

Melibeo, hallé yo un joven mancebo, el cual me 
Melibeo, arkitu nuen nik bat gazte galai, zeñak ninduen 

escuchó. A este suelo yo ofrecerle al (cada) mes un grueso 
aditu. Onise oi diot nik eskaintzen illean bat gizenu 

cordero en su altar ; este mismo me dijo el primero 
arkunie bere aldarean ; onechek niri esan ziran leubizian 

cuando le dirijí mi súplica : «Vete como antes á uncir al 
Dion orduan egin otoitza: «Zoaz len bezalase uztartzera 

yugo tus bueyes y á apacentar en el campo tus toros.» 

idi(ah) eta bazkatzera laudan zure zezenak.» 

Melibeo. — ^De ese modo tienes (logras) , Titiro , una 
Orrela daukazu Titiro, 

10 



146 



AGUSTÍN ITLKH1\GA. 



Bein eta berriz zera 
Zorionekoa, 
Emen artujco dezu 
Zuk aise freskoa 
Iturri ta erreka 
Oienchen artean^ 
Luze luze etziñik 
Pago itzalean; 
Auzoan zariketan 
Dabiltzan erleak 
Goizetik arratsera 
Chupatzen loreak, 
Ekarriko dizute 
Burrunbaz gogoa, 
Titiro, egiteko, 
Nai badezu, loa 
Adituaz kan tari, 
Lo jarri artean, 



21» 



Unaia arkaitzetan 
Ostoa biltzean, 
Eta usoak berriz 
Urrunga egiñez 
Eta usa tortolak 
Pagoan negarrez. 
TiT. Lenago ikusíko 
Dirade oríñak 
Bazkatzen dabilzajá 
Airean ariñak, 
Eta lenago berriz 
Igeri lurrean 
Arraiak, itsasoa 
Utzi ondorean, 
Ikusiko dan baíio 
Nere memoria 
Astutzen galai gaztc 
Aren arpegia. "* 



{'^) E}iien artuko dezu , lit. aquí tomarás... . «Disfrutarás 
aquí tendido á la larga á la sombra de estas hayas, liel puro y fi'en- 
co aire, entre estas fuentes y riachuelos: las abejas que andan todo 
el dia libando (lores e^i los vecinos sauces, te convidarán, si isá tP 
place, al sueño con $us zumbidos . y en tanto, escucharás el c^nto 
del boyerizo que está recojiendo hojas en el bosque^ el arnillo de 
las palomas , y el tierno llanto de las tórtolas en lo alto de hs 
hayas.» 

(:?!) Antes se verá á los ligei'os ciervos pacer en los aires y á 
h>s peches nadar en los campos , abandonando el mar . que se me 
vea olvidar {borrar) de mi pecho la imajen de ^quel joven man- 
t»elK>. {Augusto.) 



ÉGLOGA I DK VIRGILIO. 147 



fcuena vejez,si has quedado tú dueño de esas tierras, (/w«5) 
onazartze, bazerade gelditu zu jube lur oen, 

aunque abunden el guijarro y el junco , ] estante todavía 
izanik ugari arria eta iva , badezu oraindik 

muchos pastos buenos. La hierba renovada no hará 
asko larre ederrik. Belar berrituak ez ditu 

enfermar á las ovejas preñadas que tienes en tu rebaño, 
erituko ardi azundu(ak) dituzun(a^) artaldian, 

ni les contagiará la sarna que muchas veces suelen tener 
ex. ere kutsatuko ezkabiak askotan oi duten iduki 

las ovejas del c^LVCvpo {vecino). Una y otra vez eres feliz, 
ardi(ak) l{ampoko(aA). Bein eta berriz zera zorione- 

aqui disfrutarás tú del aire fresco, entre estas 
kLoa, emen artuko dezu zuk aise freskoa , artean oiencheii 

fuentes y riachuelos , tendido á la larga á la sombra del 
Ituirri ta erreka, etziñik luze luze \izd\{ean) pa- 
caya; las abejas que andan desde la mañana á la noche, 
go(are>0; erle(ak) (labiltzan(a/j) goizetik arratzera, 

Vibando las flores en los sauces vecinos , te convida- 
^^^upatzen loreak zariketan auzoan , ekarriko dizute 

rín , Titiro , con su zumbido á dormir , si así te place, 
gogoa, Titiro, burrunbaz egiteko loa , nai badezu, 

escuchando cantar en tanto al boy erizo al recoger la hoja 
^tuaz kantari artean unaia biltzean ostoa 

entre las peñas, á las palomas arrullándose, y á las tórtolas 
íU'kaitzetan , usoak urrunga egiñez , eta usa tortolak 

llorando sobre el haya, 
negarrez pagoan. 

TrriRo.'— Antes se verá á los ciervos que andan ligeros 
Lenago dirade ikusiko oriñak dabiltzala ariñak 

paciendo en el aire, y antes á los peces nadando 

l^í^katzen airean, eta lenago (berriz) arraiak igeri 



148 



AGUSTÍN ITUKKIAGA. 



Mel. Bitartcan, Titiro, 
Gu emencheii goaz, 
Nora ez dakigula, 
Gure auntzak joaz. " 
Baczuek artii dcgu 
Egoa aldera, 
Eta beste batzuek 
Berriz ifarrera, 
feperantzarík gabe 
Sekula guztian *^ 
Lenbezala arkitzeko 
Gu geren errian, 
Abereak bazkatzeii, 
Itaitzen garia, 
Errirako egiten 
Gazta ta guria. 
Gaur soldadu gogorrak, 
Kupidarik gabe, 
Dirá gure chaola 
Eta landen jabe. Tit. 

Orran zer dirán gerrak 



Elkarren arrean, 
Orra zer dan gizona 
Pakea galtzean. 
Zoaz orain, Titiro 
Gari ereitera, 
Sagarrak chertatu ta 
Matsak podatzera. 
Guazen, guazen, aurrer a 
Auntz erdi berriak, ^"^ 
Len zori onekoak, 
Gaur kupigarriak, 
Ez zaituztet geiago 
Erriko aitzetan 
Saltoka ikusiko 
Xere eg uñeta n, 
Ez naiz berriz egont^o 
Zuen zai kantatzen, 
Ikusiaz maite ok 
Charpola bazkatzen. 
\jelibco nerekin 
Gaurko arratsean 



(22) (riire (nuestras) auntzak (cabras) ,/oaj, pegando á nues- 
tras cabras. Es decir, estimiilaudo á andar á las cansadas cabras 
Tamos 

(2.3) Sekula guztian. JitrpQi* todo8 los siglos : es decir, nunca, 
jamás.... 

(24) Áuntz erdi berriak. Clabras. en su mitad nuevas, estoes, 
cabras, una mitad nacidas poco tiá. 



ÉGLOGA 1 DE VIRGILIO. l49 

sobre la tierra , abandonando el mar , que se verá 
lurreaa, ut/á ondorean itsasoa , ikusiko dan baño 

á mi memoria olvidando el rostro (/a fisonomía) de aquel 
iiere memoria astutzen arpera aren 

¡oven mancebo. 
gazte galai. 

Melibeo. — En tanto , Titiro , nosotros estimulando á 

Bitartean. Titiro , ; gu joaz 

nuestras cabras , vamos aquí , sin saber á donde. 
í^ure auntzak, goaz emenchen ez dakigula ñora. 

ío<í unos hemos tomado al Mediodía y otros á su vez 
Batzuek degu artu ego-aldera eta beste batzuek berriz 

nacía el None, sin esperanza de encontrarnos nunca 

ifarrera. esperaptzarik gabe arkitzeko sekula 

)2niás como antes en nuestro (nativo) pueblo, haciendo pacer 
K^i^tian lenbezala gure errian. bazkatzen 

^ 'or ganados , segando el trigo (y) preparando queso y 
^bereak, itaitzen garia, egiten gazta ta 

mantequilla para el pueblo. Soldados implacables se han 
Kuria errirako. Soldada gogorrak dirá 

necho hoy sin miramiento dueños de nuestras cabanas y 
^^■Ohi) gaur kupidarik g^be jabe gure chaola eta 

^^^estros campos. Hé ahi lo que son las guerras civiles, 
landen. Orra zar dirán gerrak elkarren artean, 

Hfc ahi lo que es el hombre , perdida la paz. Vete ahora, 
^n-a zer dan gizona, galtzean pakea. Zoaz orain, 

Titiro, á sembrar trigo, á ingertar los manzanos y á podar 
Titiro, ereitera gari(«)5 chertatu sagarrak ta podatzera 

las vides. Vamos, vamos («ojc^/roj) adelante, cabritas 
n^atsak. Guazen , guazen {gu) aurrera , auntz erdi 

"^ias, antes felices, hoy dignas de compasión ; no os 
^^erriak. leu zorionekoak, gaur kupigarriak ; ez zaituztet 



150 



AGUSTÍN irÜRRIAGA. 



Deskantsatuko zera 
Belarren gañean,^ 
Baditut sagar umo , 
Gaztaña gozoak , 
Gazta eta 2:uria 



Gaur egindakoak ; 
Begira chaotetan 
AgePtzen da kea, 
Mendiak egiten du 
Itzala luzea.** 



II, 



KOPLARIEN TEMA 



PALEMÓN JUEZ DTITELA. 



Men. Dametas , orise bai 

Dala artaldea! 

Melibeo edo ñor 

Dik orrek jabea? 
Dam. Ez dik ez Melibeo, 

Baizikan Egonek 



Eriían zidak zaitzeko 
Chit kontuz neronék. 
Men. Esku onetan zaude * 
Guztiz artaldea, 
Chit buru onekoa 
Da zure jabea; 



{2S) Belan^en gañean, sobre la hierba, en la verde enramada. 

(26) Begira,,, Mira, el humo asoma por las cabanas y los mon- 
tes prolongan su sombra; es decir , la noche está ya encima, pues 
el humo de las cabanas anuncia que se prepara en ellas la modesta 
cena y los montes van prolongando la sombra. 

(1) [Esku (manos) onetan (buenas en) zaude (estás)! 



ÉGLOGA I DE VIRGILIO. 151 



veré ya mas en mis días triscando por las peñas del pueblo, 
ikusiko geiago nere egunetan saltoka aitzetan erriko, 

no estaré ya de nuevo cantando esperándoos , viéndoos, 
ez iiaiz egongo berriz kantatzen zai zuen , ikusiaz, 

queridas (tnias) pacer el (oloroso) serpol, 
inaiteok bazkatzen cherpola. 

• TiTiRO. — Melibeo , esta noche descansarás 

Melibeo, gaurko arratsean deskantsatuko zera 

conmigo sobre la hierba ; tengo manzanas maduras , sa- 
íi^rokia gañean belarren; baditut sagar umo, go- 

l^rosas castañas , queso y mantequilla hechos hoy ; mira 
^^k gaztaña , gazta eta guria egindakoak gaúr; begira 

^í hunio que sale de las cabanas , éí iiiónte produce 
ke(a) agertzen Aania) chaoletan , mencüák egitén du 

'^rga sombra. 
í'»:ea itzala. 



II. 

CONTMA DE LOS VERSIFICADORES CON PALEMOfí POR JÜÉZ. 

TEMA KOPLARIEN PALEMÓN JUEZ DUTELA. 



Men.— Dametas ¡ese si que es rebaño! ¿Á Melibeo ó á 
Dametas |orlse bai dala artaldea! ^:Melibeo edo 

í^ien tiene por dueño? 
'*o f (iik (orrek) jabea? 

Dam.— No tiene nó (por dueño) á Melibeo , Egon 

Ez dik ez Melibeo , Egonek 

"^e lo ha dado para que se lo vigile yo mismo con cuidado, 
'i^lak eman zaitzeko neronek kontuz. 

Men.— ¡En buenas manos estás , rebaño , tu dueño es 
jEsku onetan zaude, artaldea; zure jabeada 



i 



l.V> 



AGlSriN nrRHIAG-V. 



Neeraren ondotik 
Or dabil gaut^un,- 
Enbidia duela 
Ongi da ezagun; 
Beldur da ez daiorren 
Onera Xeera, 
Nerekin itzalean 
Emeu jostatzera ; 
Bitanean , Dametas , 
Ardí errapeak 
Ez dik perill lerdikan 
Geiegiz esneak; 
Beti jazten ari aiz 
Eta arkumeak 
Ezur uts biurturik '• 
Zeauzkak ^oseak. 
Dam. Polikicho, Menalka, 
Beazu itzegin , 
Badaki^u ijuk zer dan 
Gertatu ziirekin : 



Radakigu ñola zu 
Lengo egunean * 
Akerrak bazterrerontz 
Or begiratzean, 
Eta aitzpean Ninfak 
Zeudenean berriz 
Algaraka eztanda 
Egin nairik ¡rriz 

Me\. Orí zin nik Mikonen 
Matsak podatzean, 
Eta aren sagarren 
Adarrak mo¡zte;.n. 

Dam. Edo onako emen 
Pa^o itzalean 
Daiinden tiruztai ca 
Chirola austean; *'* 
Norbaitek gazte oni '' 
Ziozkalako " eman , 
I lertzeko zorian 
Menalka e^oan , 



(2) Ga'4t**f/aH (contrae, de tjau ta ^í/m;í). noche y día. 

(3) Ezur ats binrftoúk, lit. hueso solo vuelto. 

(4) Lengo egunean. lit. de antes día en el el dia pasado. 

(5) Edo onako emen ó cuando á la sombra de estas hayas 

rompiste el arco y la zampona de Datnis 

(6) Gazte on*\ lit. joven esta á 

(7) Ziozkalako . porque se los habla Nótese la riqueza del 

baseuence en esta y otras muchas formas verbales Solamente para 
traducir la voz ziozkalako necesitamos mafro jioiabra.^ en cas- 
tellauu. 



ÉGLOGA. III DE VIRGILIO. loíí 



())ombre) de muy buena cabeza! Ahí anda día y noche 
chit buru onekoa! Or dabil gautegun 

cerca de (jras de) Nerea, bien se conoce que tiene envidia. 
oüdotik Neeraren, ongi da ezaguii duela enbidia. 

Teme no venga aquí Nerea , á solazarse aquí 
Beldur da ez datorren onera Neera , jostatz^ra emen 

conmigo á la sombra. En tanto, Dametas, no hay (al menos) 
nerekin itzalean. Bitartean, Dametas, ez dek 

peligro de que la leche por demasía reviente las ubres de 
perill esneak géiegiz lerditzan errape(«/¿) 

las ovejas ; estás siempre ordeñándolas , y á los cordero^ 
ardi(m) ; ari aiz beti jazten , eta arkumeak 

'os tiene el hambre convertidos solo en hueso. 
J^eauzkak goseak biurturik uts ezur. 

Dam. — Debes hablar con cuidado, Menalka. Ya sabemos 
Beazu itzegin polikicho, Menalka. Badakigu 

nosotros qué es lo que ha ocurrido contigo ; ya sabemos 
guk zer dan gertatu zurekin; badakigu 

•^otno tú el día pasado al mirar ahí los machos cabríos 
"<>la zu lengo egunean begiratzean or akerrak 

^^ reojo , y cuando además estaban las Ninfas bajo la peña 
*^^sterrerontz, eta zeudenean berriz Ninfak aitzpean 

^ Carcajadas queriendo (á punto de) reventar de risa... 
•^Igaraka iiairi k ez tanda egin irriz .... 

Men. — Eso era al podar yo las vides de Micon , y 

Orí zan podatzean nik matsak Mikonen . eta 

^ cortar las ramas de sus manzanos, 
nioiztean adarrak aren sagarren. 

Dam. • Ó cuando en este sitio á la sombra de las hayas 
Edo onako emen itzalean pago 

rompiste el arco y la zampona de Dafnis; estabas tú, Me- 
austeau tiruztai ta chirola Dafinden ; egoan i , Me- 



UA 



vursTiN iti:rhia(;\. 



£t;i gaiztakeri au 
liz bautn egiñ, 
Ilko inzan segurki 
Ainbeste uen nim. 
Me\. Zer ez dute egingo 
Gurekin nausiak, 
Ausartatzen badira 
Onetara seiak? 
Neronek ikusi aut 
Dat>ioncn iiintz bat **, 
Ebasten abillela 
Lasoa jarrírik; 
Bitartean Lisika , 
Lertzeko zorian , 
Zangaka ari uen 
Alegin guztian , 
Eta ni berriz emen 
Nerc aldetika 
Ojuka iieagoan 
Titirori deika , 
Atoz^ atoz y Titiro, 
Ara non dijoan , 



nit 



Eta i kirikoka 
Gorderik egoan , 
Ezpata belar aien 
Atzeaii jarrírik , 
Lotsa baño beldurrn 
Geiago izanik. 

Dam. Auntza nerea uen , 
Jakin beardek ik , 
Kantam eta chirohn 
Damon garaiturik: 
Aitortzen dik Damonek 
Au egia dala. 
Baña esan dik ezin 
Emango dirala. 

Mh\. Kantan eta chirolan 
Ik Damon garaitu? 
Ik chirolik deanik 
Ez diat aditu. 
Gari lasto batekin '* 
Ez intzan ibiltzen 
Marrang«iz jendearí 
ígcs eragiten? ^** 



(8) Anntz (cabra) hat{{\\\z). 

(0) (rari (trigo) lasto (paja) hat-{uník) ekht (con)...,. 

(10) El Sr. D. Kuí^eiiio de Ochoa traíUico así este pasage del 
original : 

«¡Tü vencerle en el canto! ¿Supiste tú nunca tañer las cañas unidas con cera? ¿No 
nndabaft tñ , ignorante . sembrando despreciables verso» por la« callejuelas coii I» 
rechinante caña?» 



ÉGLOGA III DÉ VIRGILIO. J');" 



nalca á punto de reveatar {de envidiii) porque se los había 
nalkíi zoriaii lertzeko ziozkalako 

dado alguno {de regala) á esta joven , y tanto te dolía, 
eman norbaitek oni gazte, eta ainbeste uen miñ, 

que stíguramente hubieras muerto si no hubieras hecho 

segurki inzan ilko ez bañen egin 

esta fechoría, 
au gaiztakeria. 

Men.— ¿Qué no harán con nosotros los amos , si á tanto 
¿Zer ez diite egingo gurekin nausiak, badira one- 

se atreven los siervos (ó domésticos)? Yo mismo te he visto 
ara ausartatzea seiak? Neronek aut ikusi 

'ue andabais robando, puesto el lazo, una cabra de Damon, 
abillela abasten, jarririk lazoa, auntz bat DamoBen(a>, 

o misiijo. Licica en tanto , á punto de reventar , estaba 
nik. Lisika bitartean, zorian lertzeko, ari uen 

clrando á mas no poder , y yo , por mi parte , es- 
atngaka alegin guztian, eta ni berriz, nere aldetika, nea- 
iba gritando, llamando á Titiro: «r¿«, vén, TiiirOy he allí 
oanojuka deika Titirori: f^Atoz, atoz, Titiro, ara 
ondevávy y tú, mirando á hurtadillas, estabas escondido, 
fandijoanif, ets. i kirikoka, egoan gorderik, 

puesto tras de aquellas espadañas, con {tefríendoy mas miedo 
jarririk ateea# aien ewpata helar, izanik geiago beMurra 
^uo vergüenza, 
lotsa baño. 

Üam. — El cabrito era mío, has de saberlo, por haber ven- 
Auntza uen nerea, bear dek jakin , garai- 

cidoá Damon en el canto y el silbo. Confiésalo el mismo 
turik Damon kantan eta chirola. Aitortzen dik 
Damon, que esto es verdad , pero ha dicho que no podrá 
Damonok, au dala egia , baña dik esan ezin dirala 
dirmelo (el cabrito). 
emango. 



ir>6 



AOUSiTX ÍTLHRMGA. 



Dam. Nai dek bada jokatu 
Bi gauza oietnn? 
liíñiko diat nik 
Beí gazte bat teman , 
B¡ chekor zeaukatzik 
Bere errapean, 
Eta bi bider jazten 
Diat egunean : 
Esan bear dek orain 
Jakin dezadan nik, 
Zer ifiñico deán 
Ik ¡re aldetik. 

Men. Aita ta oazama 
Dizkiat echean , 
Ez diat nik eskurik 
Gure artaldean , 
Bi bider guchienaz 
Oi dizkitek biak 
Kontatzen egunean 
Auntz eta ardiak. 
Baña aizen ezkeroz 
Burutik maingutu 
Artaraño, non nai dek 
Nerekin jokatu , 



Erratillu eder bal 
Echean badiat^ 
Eta nere aldetik 
Ifiñiko diat. 
Aitortuko dek seurki 
Ura ikustean, 
Asko balio dujela 
Beiaren aldean; 
Alzimedon andiak" 
Egindakoa dek , 
Beste alakorika 
Ik ikusi ez dek. 
Aien luze eder bat 
Mats-mordo beltzakii 
Zeaukak inguruan 
Untzen ostoakin, 
Erdi erdian berriz 
Konon-en ichura, 
Eta ez nak oroitzen 
Ñor dan bcste ura.... 
¿Nork zuen lurraneurz 
Lenén erakutsi? 
Nork garia noiz erain 
Eta noiz ebaki? *^ 



(11) Alzimedon amliak, lit. Alcimedon gran el...., 

(12) Hé aqui la tpaducíion que de este pasage lia liecho el se 
Ochoa: 

«Pero supuesto que das en esa locura, apostaré, y tú misnio confesará» que es( 
dn de mucho mas valor, dos copas cinceladas por mano del divino Alcimedon, ei 
cuales! u na flexible vid. torneada de relieve en derredor con fácil giro, cubre los i 



ÉGLOGA III DE VIRGILIO. 157 



Mi-N. — ^Tü vencer á Damon en improvisar versos y tocar 
Ik garaitu Damon kantaii eta 

el silbo? No he oido nunca que tuvieras silbo. ¿No solías 
chirolan? Ez diat aditu deanik chirolik. ¿Ez intzan 

andar con una paja de trigo, haciendo huir á la gente con 
ibiltzeu gari lasto batekin , eragiten iges jendeari 

sus ronquidos (con su ronco sonido)} 
marrangaz? 

Dam. -¿Quieres, pues, jugar {ó apostar) sobre ambas cosns? 
¿Naidek, bada, jokatu bi gauza oietan? 

Pondré yo en la porfía una joven vaca; tiene en sus ubres 
ííiíiik ) diat nik temai bat ^^a/te bel; zeaukatzik bere er- 

{cria) dos utreros , y suelo ordeñarla dos veces al día. 
í*upean bi chekor , eta diat jazten bi bider egunean. 

Debes decirme ahora qué pondrás tú por tu parte. 
Beardek esan orain zei* ifiñiko deán iré aldetik. 

Men— Padre y madrastra tengo en casa , (y) no tengo 
Alta ta oazaina dizkiat echean , ez diat 

yo poder {autoridad) en (í; s.)bre) nuestro rebaño; dos veces 
»úk eskurik gure artaldean; bi bider 

lo menos al día suelen los dos contar las cabras y 

guchienaz egunean ui dizkitek biak kontatzen auntz eta 

las ovejas. Pero una vez que {laqueas de la cabeza hasta el 
ardiak. Baña aizen ezkeroz inaingutu burutik artara- 

punto de querer apostar conmigo, tengo en casa un hermo- 
í»o non nai dek jokatu nerekin, badiat echean bat eder 

so platillo y lo pondré por mi parte (en la cantienda) 
^rratillu, eta diat ifiñiko nere aldetik. 

Confesarás seguramente al verlo que vale mucho al lado 
'^itortuko dek seurki íkustean ura duela balio asko aldean 

(^ ^ comparación) de la vaca ; es hecho por el gran Alci- 

beiaren; dek egindakoa Alzimedon 



158 



XUI'SIIN ITi:um\(TA. 



Ez diat oraindika 
Aora eraman, 
Mokanesan bildurik 
Zeaukadat kuchan. 
Dam. Nik ere badizkiat 
Beste bi chit liñak , 
Alzimedon orrechek 
Berorrek egiñak; 
Molorrika ederrak 
Beren kirtenetan 
Zeauka¿kitek biak 
Asko chibistetan. 
An zeagokOrfeo 
Erdian ¡arririk 



Jarraitzen diotela 
Arbolak atzetik.^'^ 
Hz dizkiat oraindik 
Eskuetan artu, 
Bein nituen ezkeroz 
Nere kuchan sartu. 
Baña ikusten bada 
Nere bei gaztea , 
Ez dik ezerk balio 
Aotan artzea. 
Men. Ez dek iges egingo, 
Joango nak ñora nai, 
Zergatik iretzat ni 
Non nai beti nak gai. 



iiios mezclada con la pálida hiedra. En mcdiu tiene dos flguras; una la de (Jonon, y...* 
cuál fué aquel otro que trasó con el compás toda la redondez de la tíerra habitada , y 
señaló la época propia para los segadores y la que conviene al encorvado an4oi?# 

Concm fué un célel)re astrónomo de Alejandría. Berenice, espe- 
sa de Tobmeo Evergetes , consagró su cabellera á Verms , y ha- 
biendo desaparecido del tempk) de esta diosa, Gonon , lisongeaBdo 
á su esposo, hizole creer que se liabia convertido en astro , j á^ 
signó con el nombre de Cabellera de Berenice, al conocido desde 
entonces con este nombre. El otro , cuyo nombre no puede recor- 
dar , y le dejó entender por sus obras , es probablemente Erato, 
autor de un poema sobre astronomía, Demotu sinuqtie stellarum, 
aunque algunos intérpretes señalan también los nombres de He- 
síodo y de Arquimedeíí. 

(13) «También para mí labró Alciraedon dos copas , cuyas asas 
rodeó con tolando acanto , y esculpió en el centro á Orfeo y A Uis 
selva*! que le van s¿(^{Uendo,> (E. Ochoa.) 



ÉGLOGA m DE YIHGILIO. 159 



medoi), no has visto tú otra igual. Una hermosa y estensa 
audiak, ez dek ikusi ik heste alakorika. Bat eder luze 

vid con negros racimos de uva tiene contoneada (enfrernez- 
aieii beltzakin matz-inordo zeukak iuguruan 

clúia) coxi hojas de hiedra; además en medio medio la figura 
ostoakin untzeu; berriz erdi erdiaii ichura 

dcConon, y no me acuerdo quien es aqupl oífo. , ^Q.uien 
Kononen, eta ez nak oroitzen ñor dan ura beste.... ¿Nork 

enseñó el primero á medir la tierra? ¿Quién cuando debia 
erakutsi zuen leñen neurtzen lurra? ¿Nork noiz 

sembrarse y segarse el trigo. .? No lo he llevado {el platillo) 
e rain eta [noiz) ebaki garla.../ J>. diat eraman 

todavía ala boca, envuelto en el pañuelo lo tengo en el arca. 
<^íaindika acra , bildtirik mokanesan zeukadat kuchan. 

Dam.— Ya tengo yo también otros dos muy finos, hechos 
Badizkiat nik ere beste bi chit fiñak, egiñak 

por ese mismo Alcimedon ; los dos tienen hermosos 
•Vlximedüü arrechek berorrek : biak zeukazkitek ederrak 

•acantos gn sus asas en numerosa<> lazadas. Allá en medio 
ínolorrika bereJí kirteaetan asko chibistetan. An erdian 

está colocado Orfeo, siguiéndole detrás los árboles, 
zeagok jarririk Orfeo , jarraitzen díctela atzetik arbolak. 

^0 los he tomado todavía en las manos, desdé que una vez 
Ezdizkiat artu oraindik eskuetan , ezkeroz bein 

los metí en el arca. Pero si se vé mi joven 

nituen sartu kuchan. Baña bada ikusteii nere gttztc(a) 

^^ca , u;j4ft val^ el tomar en boca. 

b«i(a), ezerk bailo ez dik artzea aotan. 

Mek.— No te escaparás, nó, iré donJe quiera , por- 
Ez dek iges egingo, ez, joango wak ñora uai, zerga- 

<]i»een cualquier lado soy yo capaz para tí. Escucha 

^^^ non nai nak ui gal iretzat, Adizak 



1(50 



AliüSTlN ITCHRIAGA. 



Adizak.... ¿baña zeiii 
Onontz datorrena? 
Palemón : orise dek 
Juezik onena. 
Erakutsiko diat 
Nik orain nolatan 
Gizon prestu artean 
Itzegin bear dan. 

Dam. Asi ari nai badek , 
Ez nak ikaratzen , 
Nik ez diat zankorik 
Atzera botatzen. 
Enzun zazu Palemón 
Zuk arretarekin , 
Ez degu egin tema 
Gauza guchirekin."^ 

Pal. Asi zaitezte bada 
Enzun dezadan nik, 
Soro eder onetan 
Biak eseririk 
Orain belar berria 
Asi da ¡aiotzen, 
Orain daude arbolak 
Lorea botatzen, 
Orain ostoz betetzen 
Dirade mendiak , 



da Orain guztia pizten 
Ou uda berriak. 
Asi zaitez Dametas 
Kantatzen aurrena, 
Gero Menalkak beau 
Kan tatú urrena. 
Koplarien anparo 
Dirá Musandreak 
Pozten ditu aldizka 
Koplak botatzeak. 
Dam.— Aditu Musandreak, 
Jaungoikoa gandik 
Nere koplak botatzen 
Asi bear det nik. 
Diot bada arkitzen 
Da mundu onetan 
Gure Jaungoiko ona 
Leku guztietan; 
Ematen oi du iurrak 
Ark nai ta frutua , 
Eca ark berak dauka 
Kopl-oin *^ kontua. 
Men. — Ni ere maitatzeñ ñau 
Nere Jaungoikoak, 
Baditut erregalo 
Ark egindakoak, 



(14) Gauza guchirekin , lit, cosa poca con. 
listo es, la apuesta es de importancia. 

fl5) Kopl^oioij contracto por Kopla oten. 



: con poca cosa. 



ÉGLOGA IIÍ DE VIRGILIO. 161 



ero ¿quien es el que viene hacia aquí? Palemón: ese mismo 
aña ¿zein da datorreiia onontz? Palemón: orise 

í el juez mejor. Ahora te enseñaré yo cómo debe 
ík juezik onena. Orain diat erakutsiko nik nolatan bear 

hablarse entre hombres honrados, 
m itz-egin artean gizon prestu. 

Dam. — Comienza si quieres , no me asustas, yo no 
Asi ari balek nai . ez nak ikaratzen , nik ez 

ho el pié atrás. Escucha tú , Palemón, con 

at botatzeu zankorik atzera. Enzun zazu, Palemón, ar- 

encion, {pues) no hemos hecho la apuesta con poca cosa, 
ítarekin, ez degu egin tema gauza guchirekin. 

Pal.— Comenzad, pues, sentados ambos en este hermoso 
Asi zaitezte, bada, eseririk biak onetan eder 

ado, para que escuche yo. Ahora ha comenzado d nacer 
►ro , dezadan enzun nik. Orain da asi jaiotzen 

yerba nueva, ahora están los árboles echando flor, ahora 
>€lar berria, orain daude arbolak botatzen lorea, orain 

llenan de hoja los montes , ahora (en fin) hace renacer 
rade betetzen ostoz mendiak, orain du pizten 

do la primavera. Comienza Oametas á cantar el primero, 
iztia uda berriak. Asi zaitez Dametas kantatzen aurrena ^ 

lego Menalca debe cantar en seguida. Las Musas son 
aro Menalkak beau kantatu nrrena. Musandreak dirá 

mparo de los versificadores, y las ^legra el echar coplas 
nparo kóplarién, ditu pozten botatzeak koplak 

Itemativamente. 
aldizka. • 

Dam. — Oid, Musas , debo empezar por Dios 
Aditu, Musandreak, bear det nik asi Jaungoikoa- 

á echar mis coplas. Encuéntrole, pues , que nuestro 
gi^ndik botatzen nere koplak. Arkitzen diot, bada, gure 

wn Dios se halla en este mundo en todas partes. La tie- 
^^^ungoiko ona da onetan iniindu guztietan leku. Lurrak 

II 



íé}2 



AGUSTÍN ITURRIA.GA. 



Moredin ederra ta 
Erramu berdea, 
Ezin arki diteke 
Emaitz bat obea.*" 

Dam. Galateak, dalako 
Neskacha ariña, 
Sagar bat tira eta 
Emati ziran miña ; 
Zaziketara iges 
Laster joanagatik , 
Nai zuen ikus nezan 
Gorde baño len nik. 

Men. Nik Amintas ederra 
Det asko maitatzen, 
Baña orrelakorik 
Ez oi dit egiten : 
Aiñ maiz etortzez^t non 
Chakurrak oi duten 
Delia bezin ongi 
Ura ezagutzen. 

Dam. Agiri da emendik 
Arako an aitza, 
Nere maitiarentzat 



An daukat emakza. 
Joan dan egun batean 
An ikusi det oik 
Uso bat *^ arraultzakii 
Kabia egiñik. 

Men. Nik biaidu diozkat 
Nere maiceari, 
Basoan topaiurik, 
Sagar umocho bi ; 
Bata eta bestea 
Ziran ain oriaU , 
Non urrezko sagarral 
Ziruditen biak. 
Beste bi an daukatzit 
Arbolan zinzilik 
Bialtzeko berari 
Ongi umoturik. 

Dam. Zer itz eder ez diz 
Esan Galateak! 
¡A! eraman balitza 
Zerura aizcak! 

Men. ¿Zer zait niri Amir 
Zuk nai izatea , 



(16) Emaitz (dádiva, regalo, presente) bát(imo-B) obea (m 

(17) Joan dan egun hatean^ Ut. que lia ido dia uno en... 



(18) Vso (paloma) hat (una). 



\ 



ÉaLOGA m DE VIRGILIO. 163 

ra suele 4ar el fruto que Aquel quiere , y Él mismo tiene 
oi du ematen frutua Ark naita, eta Ark berak dauka 

el cuidado de estas coplas, 
kontua kopl-oien. 

Men.~A mi también me ama mi Dios , 

Ni ere ñau maitatzen nere Jaungoikoak. 

tengo regalos hechos por Él, un hermoso jacinto y 
baditut erregalo egindákoak Ark , ederra moredin(«)la 

un verde laurel , no puede encontrarse uQ^ dádiva mejor. 
l>erdea erramu, ezin diteke arki emaitz bat obea. 

Dam.— Calatea , porque es doncella ligera , tiróme una 
Galateak , dalako neskacha ariña , tira bat 

manzana y dióme mal ; y aunque fué huyendo presurosa 
sagai* eta eman ziran miña; joanagatik iges laster 

entne los sauces, quería que la viera yo antes de esconderse. 

^ariketara , aaí zuen ikus nezan nik len gorde baño. 

Men. — Yo quiero mucho á la he/mpsa Ai»ii>tas, jlqíco 

Nik maitatzen det asko ederra Aipintag, baña 

00 suele hacerme cosas semejantes. Tan frecuentemente 

®z oi áit e^en orrelakorik. Ain maiz 

suele vjenirme (á ver) que los penros suelen cono- 

etoi-^aez^t non chakurrak od dutea ezapu- 

cerlata? bien como á Delia. 
tzen ura ongi bezin Delia. 

Dam. — Allá á lo lejos descúbrese desde aquí la (imd) 
Arako an agiri da emen dik 

peña- allí tengo la ofrenda para mi amada. Uíio délos 
^itza: andaukat emaitza nere maitiarerxtzat. Joan dan egiin 

4ia^ p^^dxpshe visto yo ^lli una paloma anidada con hu^v^os. 

l^ateandet ikust nikan uso bat kabia egiñik arraultzaJcJAi. 

Men. — Yo he enviado á mi amada dos manzanas sazo- 

Nik diozkat bialdu nere maiteari bi sagar umo- 

^adas, halladas en el bosque; una y otra eran tan amarillas 
'í'ío. topaturik Lasoan; bata eta bestea ziran ain oriak 



im 



AGUSTÍN ITURRIAGA. 



Mendian bazabiltza 
Utzirik sarea, 
Eta zu basurdetan 
Zabiltzan artcan 
Bakarrik banaukazu 
Sareen aldean? 

Dam. Nere egunak dirá 
Egun/" Calatea , 
Naiko nuke Filida 
Niri biaitzea, 
Ofrenda egunean"" 
Berriz, Calatea, 
Naiko nuke zerori 
Onontz etortzea. 

Men. Iñork baño geiago 
Maite det Filida , 
Nigatika negarrez 
Joan zana ori da, 
Adió nere ederra 
Esan ziranean. 



Eskua estuturik 
Emendik joatean. 

Dam. Zer gauza tristea dan 
Otsoa artegian , 
Cariak itaitzean 
Ujola zel lian, 
Arbola gazteentzat 
Egoa aizea, 
Neretzat Amarilis 
Muchin egotea. 

Men. Arratsean erortzen 
Dan euri lanbroa 
Lur ereiñentzat oi da 
Onenetakoa; 
Titi:i utzi duten 
Auntzentzat da berriz 
Kaudanaren muskilla 
Bazka ona anitz; 
Zarika dute maite 
Azunduta ardiak, 



(19) Nere egunak dirá er/un , mis días son hoy. La palabí 
egun, que en los dialectos basco-franceses se emplea con la sign 
flcacion de hoy, es la primera vez que la veo usada en el dialec 
guipuzcoano en tal acepción , pues siempre se vé sustituido p 
gaur, 

(20) Ofi^enda egunemí , el dia de la ofrenda. Kl texto hV 
dice: «Cum faGíam vitola ¡vo fruf/¿bus)>.., cuando inmole un5( 

cerra nara alcanzar bfi^nas nnpssAss 



cerra para alcanzar buenas mieses.... 



I-:4«L«:>GA lU I>E VIRGILIO. 1(>5 



que parecían ambas manzanas de oro. Otras dos tengo 
nonziniditenbiaks£^[ar(rak) mTezko(/7A».Bestebi dauka- 

alli colgadas del árbol para enviarle á e!Ia bien sazonadas, 
tzitaii /¡nzilik arbolan bialt/eko berari ongi umoturik. 

Dam. — ¡Qué hermosas palabras no me ha dicho Calatea! 
¡Zer eder itz ez dizkit es:in Galateak! 
¡Ah! si el viento pudiera llevarlas al cielo! 
jA! aizeak balitea eniinan zerura! 

MEK.=¿Qué me dá á mí, Amintns, que tú me quieras, 
¿Zer zait niri . Amintas. zuk nai izatea, 

si andas en el monte abandonando la red , y si en tanto 
tejihiltza mendian utzirtk sarea , eta artean 

tú andas á caza de jabalíes me tienes solo junto 

^u xabiltzan basurdetan banauka/u bakarrik aldean 

alas redes (cuidándolas)} 
sareen? 

Dam. — Hoy son mis diaN , Calatea , (y) querría me 

Kgun dirá aere egunak , Calatea : naiko nuke 

-nviases a Filida; en cambio, Galatea , el dia de la ofrenda 

^laltzea Filida: berriz , (lalatea. ofren la egunean 

l^erría que vinieras aquí tú misma. 
^í^iko nuke etortzea onoiitz zerori. 

xMen. — Mas que nadie quiero yo á Filis; esa es la que 
Geiago inork baño maite det Filida; ori da zana 
í^archó llorando por mí , cuando me dijo adiós hermoso 
oan negarrez nigatika , ziranean esan adió ederra 

lio, apretándome la mano, al alejarme de aquí. 
ere, estuturik eskua , joatean emendik. 

Da Vi. - Qué cosa mas triste es el lobo en el redil, el agua- 

Zer gauza tristea dan otsoa artegian . ujola 
íro en los campos al segar el trigo , el viento solano para 

zelaian itaitzean gariak , ego-aizea 
►s árboles tiernos, para mí el que Amarilis esté enfadada, 
bola gazteentzat, neretzat Amarilis egotea muchin. 



HJTi AGUSTÍN irTRRI.MiA. 



Eta nik maite dinit Eta maiz zabaláuaz 

Amintasen deiak. Oñákin ondarrá. 

Dam. \ere koplak gustatzen Dam. Polion, zu maitatzen 

Zaízka Polioni, Zaituen guzria^ 

Gizcntzen daukac chai bat Dijoa egitera 

Eskaintzeko oni. Non nal zure naia , 

Mex. Poiion bera ere Emandizazutela 

Da chit koplaría, Arkaitzak eztía, 

Onentzat bazkatzen dct Eta bisoko larrak ^^ 

Zezen bat lodia ;~* Berriz madaria.^ 
Jotzera saiatzen da Mkn. Enzuteko iré antza 

Jasoaz adarra, Duren koplariak ^ 



(21) Zpzen bat lodia. lit. toro im gordo. 



( '^) Za { tu ) maitatzen znitapn ( el qne te quiera) g uztia (todo)« 
Todo el qiie ie quiera.... 

(23) Lnrrak. la< zai'zas. h/i<o/io. del bos^iiie, esto es, sUoestre^* 

(24) El Sr. Ochoa ha traducrdo asi este pasa;^ : 

• El que bien te quiera . ¡oh PoKon! . \'enga á donde se reigocife ét \tHB ; para ^ 
ccoiran arroyos de miel, produzca amomoe para él la puntante zara.» 

Folión fué, coiuo Mecenas, el protector de Virgilio y de Horacio. 

(25) Iré (tú) antza (semejanza) rhttenak (los que tienen).... 
Dice el Sr. Ochoa: 

« El que no deleste á Bavio . ^<te de tus versos . \ievio. y unía al yugo n^poeas y 
ordeñe niaclios cabríos. * 

El Sf. Iturriaga , atendieudo sin duda al caráet»r popnlar de sa 
libro, ha suprimido los nombres de Bario y Mevio, dos malos poe- 
tas contemporáneos y enemigos de Virgilio y Horaeio, d^andonsí 
algo oscui*o este pasage. pues los cuatro primeros versos no enla- 



ÉGLOGA III DE VIRGILIO. 167 



Men.— Para las tierras (fé^nV//) sembladas suele ser dé lo 
Lur ereiñentzat oi da onene- 

. mejor la lluvia menuda (neblina) que cae por las noches; 

takoa euri lanbroa erortzen dan(a) arratsean; 

i su vez , el renuevo del madroño es pasto muy sabroso 
r berriz , muskilla kaudanaren da bazka anitz ona 
r para los cabritos recien-destetados ; las ovejas preñadas 
: auiitz(entzat) iitv¿,\it'¿i áixiei\(e ntzat); ardiak azunduta 

quieren (gustan del) sauce; y yo quiero (á mí mesan gráías) 

ilute malte zarika; eta nik malte ditut 

las llamadas de Amintas. 
ileiak Amintasen. 

Dam.— Mís coplas gustan á Polion ; tengo 

Nere koplak gustatzen zaizka Pofiorii ; datikat 

cebando un ternero para ofrecerle, 
gizentzeii bat clial eskadntzeko oni. 

Men.— El mismo Poliotí es muy versificador, (y) tengo 
Ijera ere Polion da chit koplaria , det 

pastando para éste (para ¿1) un toro de libras que se ensaya 
baskatzen onentzat bat zezen lodia da saiatzen 

i pegar levantando el asta y esparciendo á menudo la* arena 
jotzera jasoaz adarra eta zabalduaz maíz ondárra 
con los pies. 
oñakin. 

Dam.— Polion , todo el que te quiera , vaya donde quiera 
Polion, zu maitatzeu zaituen guztia, bijoa non nai 

á hacer (realizará cumplir) tu voluntad: dente miel 

^gitera >íure naia: eman dizazutelá eztia 

^ peñas , y á su vez peras las zarzas silvestres, 
^rkaitzak, eta berriz madaria basoko larrak. 

I Men. — Necesita uno tener orejas de asno para escuchar 
Beaizkik batek izan belarriak asto enzuteko 

^cdpleros que te semejan; que unza éste Q) á los traviesos 
koiílari(ak) iré antza duten(a/i); uztardízala onek okerrak 



IG^ 



AUUSTIN ITUHRIAlGA. 



Beaízkik batek izan 
Asto belarriak, 
Uztardizala onek 
Azeri okerrak , 
Eta jatzi ditzala 
Nai badu akerrak 

Dam. Marrubi eta lore 
Btlczalle gaztea , 
Kontu, belar azpian. 
Ordago sugea : 
Zoaz ortik igesi 
Lasterka gaísoa, 
Sar ez dizazun arren 
Oñetik mistoa, 

Mex. Ez Joan ardiak arrea 
Ibai bazterrera, 
Erori ez zaitezten 
Andíka urera ; 
Begira non datorren 
Lasterka aria , 
Burutik oñetara 
Osoro bustia. 

Dam. Ardi oiek, Titiro, 
Ib;ü basterretik 
Atzoraazo ¡tzak 



Doakabetanik , 
Nik neronek errekan 
Iido iturrian , 
Garbituko dizkiat 
Nai dedan guztian. 

Mex. Ekarri itzazute , 
Mutillak, echera 
Ardi oiek larretik 
Laster itzalera; 
Errapeak baditu 
Beroak idortzen , 
Alíerrika ariko 
Gaituk aiek jazten. 

Dam. Orren argala dabill 
Zezena larrean 
Triparaño estaltzen 
Duen belarrean; 
Zezena ta nausia, 
Daduzkatzi biak 
Amorearen miñak 
Galdurik guzttak. 

Mex. Ezin ezaugo det nik 
Xere arkumeak 
Daukatziela beintzat 
Argal amoreak ; 



/aii bien t\>ii Kv? re^i^taiite^. Además, parece que aquí burla y censu- 
i*a t*^n aori* se dirijen por Menaloa ¿ su adversario , y no es asi. 



ÉGLOGA UI DE VIRGILIO. lt)i> 



raposos y ordeñe si quiérelos machos cabríos. {V.nota 26.) 
eh:| azeri eta jatziditzala nai hadu akerrak. 

Dam. — Joven que andas cogiendo fresas y flores cuida 
Gaztea biltzalle marrubi eta lore kontu 

íue ahí, bajo la hierba, está (se oculta) la serpiente. Vete 
or , azpian balar dago sugea. Zoaz " 

'íüyendo de ahí presuroso, infeliz, no te meta , por Dios, 
igesi ortik lasterka, gaisoa, ez dizazun sar, arren, 

«eJ pié el aguijón, 
^ííetik mistoa. 
AÍEN. — Ovejas , no vayáis por Dios á la orilla del rio, 
Ardiak , ez joan arren bazterrera iba!, 
no os caigáis desde allí al agua: mirad donde viene presuro- 
^z.zaitezten erori andika urera : begira non datorren las- 
^ el camero completamente mojado de la cabeza á los pies. 
terka. aria osero bustia burutik oñetara. 

Dam . —Haz apartar, Titiro, esas ovejas de la orilla del rio, 
Atzeraazo itzak, Titiro, oiek ardí, basterretik ibai, 
no Sixceda una desgracia , yo mismo te las lavaré 

4oakab6tanik, nik neronek dizkiat garbituko 

siempyg que quieras, en el arroyo ó la fuente. 
^^^ <ledan guztian, errekan edo iturrian. 

*'^^N.=í Muchachos, traed pronto del prado á casa 

Mutillak, ekarrí itzazute laster larretik echera 

y ^ la sombra esas ovejas : si el calor seca sus ubres, 

^ts^era oiek ardí : baditu beroak idortzen eiTa- 

en vano andaremos ordeñándolas. 
?^^k, alferrika ariko gaituk jazten aiek. 

Í^AM. — ¡Cuan flaco anda el toro en el prado, entre hier- 
lOrren ai'gala dabill zezena larrean , belar(rean ) 
\}a que le cubre hasta el vientre! Al toro y al dueño los 
^tdltzen áxkQTíiean) tríparañof Zezena ta nausia da- 
tiene á los dos <:ompletamente perdidos el mal de amor. 
SL I dazkatzi biak guztiak gsddurík minak amorearen. 



1/0 



ACirSTlX nTRRIA\*A. 



Kzur utí? egiñika 
Emandit gogoak 
niñí iliatkidald 
Nirí begi^koak. 

Dam. Esatt zádak ík nóiV da 
Munduan lekua 
Séi ka!na bakarrika 
Dueña zerua; 
Au esaten badírak 
Segurki nik beintzat 
Idukiko aut beti 
Nere Jauñgoikotzat.^' 

Men. Esak, ¿non dirá afros 
Etá azuzenak 
Erregeen izenak 
Sottzez dituztertak?; 
ErartZiitért badírak 
Duda gabetanik , 
Filida ¡zango dek 
Iretzat bakarrik.^ 



Pal. Ez nezakc nik heinmt 
«^auD^k , eraba^ei , 
Zeiick koplIítaW' egin 
Dezuten oBékí; 
Batak eta besteak 
D'ezute mere¿I 
Bei gazte eder ura, 
Dedanez ikusi. 
Orobat mere3Í du 
Beldur dan guztiak 
Engañatu ez deean 
Amore eztíak, 
Eta ez guchiágo 
Amot'een' miñak 
Progátüa daukanak 
Dirafa sarniñák. 
Ichi, ichi, mútillak, 
Atakidak icKi, 
Soroak edan ditek 
Gaur urikan aski. 



(^) €Die qwíkfí» m terris, a eHs mihi magHus ApoUé, 
Trinpñteat cali tpatium nou ampliut ulaai.i^ 
Diine, y serks para mí el gran Apolo , /.en qué tierras el espacio del cielo se ei^tiend 
treg brakas , y no- más? 

• La solución de este acertijo , en sentir de los comentadari^ , e 
pl forido de un pozo , desde donde , en efecto , se puede ver pocC^ 
cielo. 

(27) f /)ic quibus in terris inscripli nonitna regutn' 

Nascantar flores; et PkgUiáa sulun Airbeto.» 
Di en qué tierras las flores nacen inscritas (llevando la inscripción) áe los nombréis 
de los reyes y poseerás solo á Filida. 

E» es*e afctertljo se trtrta, segttti loig conaeirtatlor es , t!e la flor del 
facinto^ donde se representan aunque imperfeotattoente las dos 

f primeras letras del nombre Ayax (Ai), que si no fué Rev , fué por 
o ríiefiós IttJe dereyes', y q«e segtfii íá mbtffadé Oviflío\llbro XTIt 
de las Metamorfosis) , Aié á su muerte convertido en flor. 



i 



ÉCfliOGA m DE VIRGILIO. 171 



Meí4,— No podré decir ydaíi menos que el amor tie- 

Ezi» e6ar>go diat nik beintzot amoresrk danka- 

ne flacos á mis corderos; sospechóme que la ojeriza (el aojo) 

tziela argal nere arkumeak; emaH4it gogoak begixkoak 

me Jos ha puesto convertidos en solo hueso. 

dizkidala iññi egiñak ezür uisi 

DAAÍ4-*-Dime xú^ ¿dónde está el sitio en d mando eh= é 
Esan zadak ik, ¿non da lekua munduaá 

^ue el cielo solo tknd seis varas (de extenskn)h ú me GdH^ 

zerua(k) bakamka diiena sei ka:na? : bisulirafc efea^ 

testas esto con seguridad , te tendré al mfet^ds yo ^fertij>fe 

tea aa segurki, aut idukiko beitífzslt f>ik betf 

por mi Dios i 

nere JHungoikoteat. 

AfeNw— Di ^ ¿d6nd<í existan rasas y azucenas qué tietteft 
Esak, ¿non dirá arros eta azuzenak ditUBtenak 

de nacimiento nombres de reyes? Si me contesta»^ siYí d«dá' 
sortzes ieenak erregeen? BadLrak erans^uteti, duda 

alguna, Fiitda será para ti sob^ 

gabetanik, Filida izango dek iretziat bakairik-, 

Pal. — Señores , no puedo yó al mtónos decidir quien 
Jaunak , ez nezake nik beintzajt erabaki zenek 

{^ los dos) habe» hecho mejor en {imprcvistd) coeoim : 
dezuten egin obeki kopleian!^ 

uao y otro n:erecei8 , por lo que h« viwoj aqudUá 

b^tak éfa besteak merezi dezute, dedanez ikusi , iira 

"^rniosa joven vaca: del mismo modo (/¿i) fnerede todo el 
^ér g'azte bei: oro bat merezi du guztiak 

5^e teme no le engañe un dulce amor , y no menos, 
"^Idur dan ez dézan engañatu amore eztiak, eta ez guchia- 

quien tiene experimentado que son amargos lo% malei de 
1% datikañák progáítía (ftralá saminak miñak 

^níór. Cerrad, cértád, muchachos, las compuertas, cerrad, 
amoftíéh. Ichl, icftri, mütillkk, atákidák , ichi, 

(jtó^ Itjfs pradcte há'íl bebido (ya) hoy agua suficiente, 
soroak ditek edan gaur urikan aski. 



—» -■ ■ V k.^/~<-.AAAAA,>A/^>/tv-^ A*A^vMV»A^^r^rvV^^^>Arv^v'•AA AAA — J>^^^^Af^J ' ^f^AfV>^J>^^.^As,>Ar^^-^,r>rs.w. 



LABORARIAREN DOHATSUTASUNA 

POK 




Esta composición , inspirada en los mejores moilelos 
clásicos íle su género, é imitada principalmente del maes- 
tro entre los maestros en la poesía bucólica , el inmortal 
Virgilio , revela en su autor una escelente educación lite- 
raria , un delicado gusto artístico , y condiciones no des- 
preciables de poeta. 

Kl Sr. Guilbeau , (jue escribió esta composición á los 
veintitrés años de edad, cuando aun no había abandonado 
las aulas, tenía frescos en su memoria los clásicos latinos, 
y si á esto se agrega su amor á la naturaleza y á la vida 
del campo , como hombre que ha nacido en un pafs mon- 
tañoso y tan pintoresco como es el país euskaro , no se 
extrañarán ni el tema elegido para este bellísimo cuadrO; 
eu el que se pintan con los mas risueños colores la tran- 
quila y dichosa vida del labrador, sus sencillas delicias y 
su envidiable bienestar, ni los muchos rasgos que apare- 
cen en la composición tomados de Virgilio , y vertidos ó 
imitados en lengua euskara con tanta discreción como 
acierto. 

El Sr. Guilbeau , entusiasta apasionado de la lengua y 
la poesía bascongadas , que ha cultivado con cariño desde 
sus juveniles años, nació en el pueblo de Urruña, (región 
de Labourd) , el 2 de Agosto de 1839 , hizo sus primeros 
estudios en el colegio de San León (hoy San Luis) de Ba- 
yona; pasó á los veinte años á Burdeos , donde cursó dos 
años la carrera de Medicina , y de allí marchó á Paris, 
donde la terminó, regresando en 1868 al país natal, á ocu- 
par la plaza de médico de San Juan de Luz , en la que es 
sucesor de otro médico poeta, euskaro también, el Doctor 
Larralde. 

A los 16 años de edad demostró va sus aficiones litera- 



LABOHAHIAKKN lX>HAl>vL"rA:>4:NA. lYS 



lias, escribiendo en el colegio en que estudiaba un poema 
lírico . titulado : La priére de l/i CannofUenne , y desde 
aquella fecha comenzó asimismo á cultivar la poesía bas- 
congada . ofreciendo como primer fruto de sus tareas la 
composición EuskaMun baten bihitz-minak Indietan . á 
la que han seguido otras muchas , de dívers» índole , va- 
rias de las cuales han obtenido premios y menciones ho- 
noríficas en los concursos |>oét¡cos de Sara y Urrugne. 

M. Martin Guilbeau , cuenta hoy it> años . aun({ue su 
severa fisonomía y la gravedad de su carácter hacen que 
i'epresente algunos mas, posee bien el bascuence labort^i- 
110 , y conoce perfectamente no noIo la re^on basco-fran- 
oesa , sino también la Navarra b:isto-española , especial- 
mente el ijaztan. 

Recientemente ha publicado u¡i curioso folleto sobre 
JjBS agoths du Pays Basque (Bayona, 1878). y otro titu- 
lado : Ouelques mois sur les Bains de inev , y según nu* 
manifestó en una de las visitas que tuve el gusto de ha- 
cerle, hará poco mas de dos años , en sus ratos de ocio 
viene formando un Voca* Hilario de nombres vulgares eus- 
karos de peces, aves , plantas . flores y arbustos del país, 
y acaricia también el proyecto de escribir en bascuence 
iin tratadito de Medicuin popular. 

He tenido asimismo la curiosidad de hojear el cuaderno 
manuscrito de sus poesías , entre las (lue tiene bastantes 
inéditas, y conozco y poseo en mis Afhuuís las tituladas. 
EuskaUlun desterratua , Vdako eghua eder halen arra- 
Isa , Hetika baten azken bedatza . Nere nutilerena , y 
Enadak , edo tterri/jren ovoitzapcna . todas ellas muy 
apreciables y no escasas de mérito literario. 

Las ocupaciones propias de su carrera, le retienen hace 
años bastante alejado de las Musas , contribuyendo al 
mismo fin los cargos populares que en estos últimos tiem- 
pos viene desempeñando con alguna frecuencia. M. (íuil- 
heau os actualmente Alcalde de San Juan de Luz. 

Su composición Laboraríaren dotuitsulasuna^ será, sin 
duda . leida con jdacer ]»or los lectores del ('.\ncionkko. 



|HBD<>MPW M K K W A <»WWWWWP^<W<HW»P UkHHRi MMMMUMñA ^ ^ ■ W'JW r W.J^WSMgW'f P'WB 



HakfapiaiiD doiatsvtaiiifit. 



Ufrun hirietako arrabotsetarik , 
Gortfcetako atseghin galgarrietarlk , 
Dohaisu, pena gabe , bizi da bakha^rik, 
Hark baizen nork othe du holakp ^ortKerik. 

Goizcan-goiz jeikirik badoha lanera 
Bere neke izerdiz lurra Wstitzera, 
Eghuna igan eta e!du da etchera 
Aphur bat familian lana ahanztera. 

G^üak harejií^t «z du f^fs^gín gprrferik , 
Harén goiz-alhak Sj(^ du aghur ¿ghiierik; 
¿ÜQxk oche du zoáon hark beaakkofvk? 
¿Nork othe du munduan har-en sosegurík? 

Unghi prezatzen b^du bere zoriona 
Hartan diA aurkijturen zorthe hobefjWia; 
JelosUri){:rgab^ dü hark bak^ ona, 
Haret) Qtchetik ut>run dogo hthotz-mina. 

Bai tniíetg^n dohcLtsu da laboraría 
Bakean ^at tarama gozpki bizi^ ^ 
Ez dvi ^z ezagutzen z^r dan esJkasíia, 
Guzientzat hark badu bere pobresia. 



% e bonhettP de l'homme des champs. 



Loin du fracas des villes , des plaisirs trompeurs des 
palais j heureux ! sans soucis , il vit dans sa solitude , qui 
autro qu- \\{x \omx, d*.un bonJieur pareil! 

í^^ levant, á Taube, il se rend á son travail^ tremper le 
sol do sa sueur. Le jour fini , il rentre á son foyer pour 
oublior, avi 'Hijüpu de sa famille, la fatigue du labeur. 

La. nuit na point pour lui de plasir caché. Son reveil ría 
point jii aiorateurs ni courtisans, Qui possede un bonheur 
\)atei\? Qui dans le monde savoure une plus douce tran- 
quillité? 



^il sait reconnaitre son bo n heu r , c*est la qu'il trouvera 
*a itxeilleur destinée. Sans envieux , il jouit de la paíx du 
^^Ur, le chagrín habite loin de son toit. 



Oui mille fois heureux est \le laboreur , parce quil coule 
^^ucement son existence! II ne connait point ce qu'est le 
^^soin. II partage, íitput le monde, le peu qu'il possede. 



nt> M. GUILBEAU. 



Ikustekoak diré harén haúr chumeak, 
Eder eta freskorik dagozl guziak, 
Eta non othe diré soldadu hobiak, 
Askarragorik ez du aurkitzen Franziak. 



Udako beroetan baskaldu ondoan 
Ertankara )arririk dago itzalpean» 
¡Oi dohatsutasuna ez dena hirian 
Bake pare-gabea alhorren erdian. 



Urrun erresumetako nahasmendutarik 
Ez daki zer den berri, badén ez gherlaríli 
Bizi da soseguan, ez da erregherik, 
Ez printze, ez aberatz , hain dohasu deni 

M. GüILBEAU. 



LABORARIAREN DOHATSCTASUNA. 



177 



11 sont á voir ses petits enfants, beaux et frais sont tous. 
Et oü y a-t-il de sddíats meilleurs? De pltis robustes la 
France n'en possede pas. 



Dans les chaleurs d'été, aprés son diner, mollement cou- 
Mil se repose i fombre, O bonheur! qui ne se trouve point 
dans la ville, douceur sans pareille au milieu des champs! 



^n des fraubks des royantnes, il ígrtofe ce qu'il se passe, 
ou s'il y a quelque gu^rre. I! vit dans la quietude, il n'y a, 
^í '"oi, ni prince, ni riche , plus heureux que lui. 



m^f(gm 



12 



178 M. GITLBE-VU. 



THADOuHüS ffiTiRLIKAL BASíHILmLASA. 

DICHA DEL LABRADOR 

Ltkorariaren áohatsutasuna. 



Lejos de la confusión de las ciudades , de los pbcer^s 
Tmín arralx^tsetarik hirietako , atseghin 

engañadores de las cortes, JL'ti*sc , exento de penas , vi-v^e 
galg;irrietarik gorthetako, í/#>7/^í/.* pena gal^e.- bizicia, 

solo ; ¡quien otro que él tiene (jgtKo) semejante felicidad- 
bakharrík: ¡nork harkbaizen othe du holako zortherik! 

Levantándose a la madrugada vi al trabajo, i regar Ja 
Jeikirik goizean-goiz kiioha lanera bustitzei"a 

ñerra con el sudor de ^u cansanci«> , y al pasar (espirar ó 
luirá izerviiz l>ere neke,' eta igun 

fcrminjr) el d:a vuelve i (í-v) casa i olvidar un momento 
eghuna eldu da etohera ahauztei-a aphur bat 

su trabajo (su :43ns¿:n¿iS) (rn ri smc jV su) familia, 
lana familian. 

La noche no tiene para el placer (alguno) oculto (ó re- 
Gaüak ez du harentzat atsegin gorderik. 

sírzxzJS)^ su despertar no nene cortesanos. ¿Quien po- 
haren g^Mz-ctlUak rvr ,\\i a^hur-egilerik.* ¿Xork othe 



\i^ A:^>^Atei«. diehvxskv heureox! Es aoa neminiscencia de la f)ra- 

í¿» íVíM 37i»V, lit, penas s:s. o sin peoa^ libiv de cuidados. 
v;>< BíW #w^< f4:A^.íií, c\yj oi <UiV^r. úruto Jt» su trabsúo. 
a I Hmr^A jjkV.*-t7.-'%:Jt í'o :?-. íí>:^w.w'tf,7/»r;jk. Es imitación de 
U íVí^ de! p.x^.^1 de Msr.tiiA, ^Vt;^^ it.jrWj^f'ri^ tr»fis r^nit ce^^ 




L.VBOHARIAHKN D<»HATSL'TASUNA. 179 



see una dicha como la suya? ¿Quien tiene (ó gozn) en el 
du zorion hark bezalakorík? ¿Nork othe du 

inundo de su sosiego? 
ínunduan harén sosegurik? 

Si aprecia bien su dicha, en ello encuentra 

Prezatzen badu bere zoriona ,'* hartan du aurkituren 

'^ felicidad mejor; sin envidiosos, tiene (goza) aquel la paz 
xorthe oberena; jelosiarik ^abe " du hark l)ako 

^^1 corazón, y el fastidio habita lejos de su hogar, 
ona, bihotz-mina dago urrun harén etchetik." 

Sí, feliz mil veces {es) el labrador , porque él pasa traa- 
Bai, dohatsu miletan (da) laborarla .** baitarama l>a- 

S.^ila y dulcemente su existencia! No conoce , nó , lo que 
Ic^an gozoki bizia! Ez du ezagutzen, ez, zer 

^s la necesidad, y tiene para todos en su pobreza, 
^an eskasia , badu guzieiitzat bere pol)resia.*** 

Son dt ver sus hijos pequen uelos , hermosos y sanos 
Dirá i kustekoak harén haürchumeak.edereta freskorik 

hállanse todos : y ¿donde podrá haber soldados mejores? 
riagozi guziak ; eta ¿non othe diré soldadu hobiak? 

Aías robustos no los encuentra la Francia. 
Askarragorik ez du aurkitzen Franziak. 



(5) Prezatzen badu bere zoriona. Ks complemento dol viT^o 
C5itedod3 Vir;?ilio, suasibma ni'htt. ((;eor<?., lib. II, vorno W,) 

(6) Jelosiarik gabe, lit. envidiosos sin...; esto e«, libre 6 Hxmm^ 
to de envidiosos de su dicha, goza de la tranquila paz dol iwfii//#ij^ 

(7> La palabra bihotz-mina. corresponde perwclainent* » ** 
francesa chagrin, disgusto, enfado. 

(8) Bai, dohatsu miletan laboraría. Es una T^\Mu9kMí 6^1 
mismo verso citado de Virgilio, O fo?'tiwatas nimium/ 

(9) Baitarama, edo hark bai dar ama, edo orain^j. fuírk V^^ 
eramatendu, expresión hermosa y muy usada «j iw» üíHír^*'*- 
Hbros labortanos. 

(10) Guzientzat hark badu bef^e pobresia/ So «vof^^ i* t#i.#*.- 



180 M. GUXLiBKA.V. 



^ {durante) los calores del estío , después de comer, 

Besoetan udako , baskahlu ondoaa, 

muellemente echado está (descansa) i k scunlna. ¡Oh di- 
ertankara jarririk dago itsalpeaB.^^ ^Q doha^ 

cha que no se encuentra en la ciudad , paz {tranquilidad, 
tsutasuna ez dena hirian , bake 

dulzura) sin igual en medio de los campos! 
pare gabea erdian albor ren! ^^ 

Lejos de las turbulencias de los reinos, ignora qué 
Urrun nahai^m^nduMrík erresume&etako,^^ ez daki zer 

nuevas hay (jjué es lo que pasa) , si hay ó no guerra; 
berri den, l)aden (edo) ez gherlarik; 

vive en la quietud {en el mayor sosiego) , no hay rey , 
bi25i da soseguan, ez da erregherik, 

ni principe, ni rico, que sea tan dichoso {como ét)\ 
ez printze, ez aberaz. denik hain dohatsu! 



Fta>, pues en inedio de su pobreza comparte con toda el mundo U 
poco (fae posee» 

(11^ SréauJuxra jarririk... Traduce perfectanaeoto la firase di 
Virgilio, Recubans sub té^m,ine fagi^ (Bglqga I, verso i.f:>, da 
que eslá imitadaí; muellemente tendido (vnollemeni coitché). 

(12) Alhorren erdian, lit. de los campos en medio... 

(13) Urrun erresum^tako nahasmendutarik. Cs un feliz 
cnerdo de ki frase de Virgilio: Procul discorddims armis (Ge oí *-^ 
gicas, lib. II, verso 459); lejos de las turbulencias (<4e Itis astma — 
d€í8}.áe^ los reinos, lom des trouM.es des royaumes... 



'í»'«J'>Ajlv)kAr7 



POR 

DIALECTO LABORTAKO. 

ÉIs una lindísima composición del género bucóílíco , en 
í^ que se describe con los mas placenteros colores la 
solitaria y tranquila existencia del pastor. 

.5 Allí {en la nwnúafla)^—4\ce la 11.» estrofa ,-— está mi alegría, 
3líi está mi vida. No tengo mas Sef^or que mi Dios , de nadie de- 
Pendo sínfo de Él. Qi^édense para otros las riquezas , los mas sa- 
brosos manjares y tas ricas vestiduras ; á itií , gracias á Dios , me 
s'óftra (ion está dulce liPáft'(]fmlídad.» 

JliO extraño en el caso presente es que, todo eso que por 
algunos puede calificarse de puro y exagerado idealismo, 
^s realidad practica y viviente en esta oomposicion, cuyo 
^utor es un oscuro pastor , pero un pastor de veras , de 
.^^ta moderna Arcadia que se conoce con el nombre de 
Euskal erría ; lo verdaderamente admirable y asombroso 
lUe éste rústico aldeano, no solo no entiende de otra cul' 
^tt^a que la de la madre-tierra , no solo no ha aprondido 
^tia sola regla del arte de la versificación , sino que ni 
^Btá en condiciones de adquirirlas, pues que ni aun sabe 
í^er y escribir. 

Después de algunas vanas investigaciones practicadas 
^íira averiguar la personalidad de este ignorado poeta, 
^i querido amigo , el ilustrado escritor labortano , J. B. 



^wwpw^W M P ^MA ' ^A;^u l A'^ l AW i^ ^ ^ ^^ ■ J. ' l ^ J g all^M>■^W^<MW 



ARTZAINGOA. 



Hurran bakhariik n^ itiendieti gamean; 
Arthaldetto bat daukíit han nere menean, 
Harekin bizi bainaiz gostu ederreian. 

Asko dirá menturaz nitaz urrikaltzen, 
Axegitt zofo batnrc ez bairtaíz gózatzen. 
Ui?rikarí hek daus&kac orai eta lebm: 
Bakearen gozoa ez dakhe zer den ! 

Mundupean duenak higatzen bizia 
Ardura du berekin izaten hauzia. 
Bakea jendetarik urrun igorria, 
Handik khendurik dagp mendian )arria* 

Arcizarra zeruan agertzen deo^aa, 
Qgití noha ai ere harekin hatean; 
Sa^rteem egi^n du ilhun nabarrean, 
Ni ere itzults^em naiz otnore onean. 

Choriak eder dirá khantari mendian; 
Begira egotennaiz hekier lorian. 
Bazter guzietarik khantuz daudenean, 
Ni ñola nindagoke ilhun bihotzean. 

Mendkik zoin den eder goizetan argia ! 
Bózkariotan nago maiz hari goardia. 



ARTZ AINGO A. 

{le MÉTIER de BBRQim.) 

Je ne suis pas des graiids parnfíi les hótnmes, 
fe vis presque seul sur la montagn^; 
íe posséde sous ma hiain un petit troupeau, 
^ül me fait vivre trés-agróablemeiu. 

Peut-étre sont-íls nombreux ceux qui plaignent mon sort, 
Parce que je suisr privé de ^crtaines folies jouissances; 
Et inoi j'ai eu tQujovirsi piué de ceux qui me plai^^enc 
Parce qu'ils ignoreat les doucewrs d'uw vie paisible. 

Celui qui use sa vie au milieu des foules 
A souvent maille á ^^rcir w^i^ ses voisins. 
La paix bannie du milieu des bomiriles 
A élu domicil^ s^f la mi)Ei(t^nie. 

Quand Tétoile du berger paraít á rhórizon 
J'accomplis avec ette mon ascensión dief ^rhmqitte jétir; 
Part-elle mine de disparaiwe a«i^ tmoiiwnt d» (H^puscule, 
Je rentre atois diez moi fon contemde imitt son, 

Qu'elest beau d'entendre les oiseaux chanter ala montagne! 
Aussi quellc jote féprouve a íes éeotrt et 1 
Quand de tous-cótés j^entetlds leuts chattts jofyetix, 
Comment pourrab, je áVtíir h ttistesse au ccetrr? 

^^ haut de la montagne qu'el est beau de voir, chaqué ma- 

[tin, apparaltre la lumiére ! 



1H6 JOAXES BERJES. 



Ohepean hagoen, hiritar nagia. 
Ñola ezagüt dírok ník dudan zona ? 



Mendittk dudanean begia hedatzen, 
Jainkoak eman onak orotan ikhusten, 
Bihotza harén gana dut bozik altchatzen, 
Gure Aita onari eskerrak bihurtzen. 



Tratulariak dohatz nekhatuz bidean, 
Zenbat amex ederrez alhatuz gogoan. 
Aldiz artzaina dago mendi urdinean, 
Deskanxuz lo eginez etchola tcharrean. 

Eihorri da negua, harekin elhurra; 
Zelhaian eginen dut egoitza laburra. 
Ez daiat adiorik egiten, etchola; 
Nihondik ez naiieke hi gabe konxola ! 

Negua )oan-eta primadera basten; 
Bazterrak oro dirá belharrez bethetzen; 
Choriak oihanetik khantuz abiatzen, 
Bozkarioz artzaina mendirat igaiten. 

Han dut nere gozoa, han nere bizia ! . 
Jainkoa da bakharrik han nere nausia ! 
Bertzentzat diruy jan on, soineko ederrak, 
Niri bake gozoal Jaunari ezkerrak! 

Nere adiskideak, orai naiz gelditzen, 
Hasi dudan berxua hemen akhabatzen; 
Jainkoak osagarri eman dezazuen, 
Bihotzaren erditik othoitz dut egiten. 



ARTZAINOOA. 187 

Souventje me sens transporté par ce spectacle. 

Citadin paresseux quí croupis dans ton lit, 

Comment peux-tu comprendre le bonheur que j'éprouve? 

^uand du haut de mavnioatagríe j'étends ail Ipin ma vue 
iuand je vois tous les biens dont Dieu nous a comblés, 
-'est avec reconnaissance que j'éléve mon coeur vers Lui 
it que je remercie notfe Pé"ré si bon. 

-elui qui vit du commerce chemine péniblement 
-a tete bourrée de mille heureux réves; 
.^andis que le berger vit sur sa montagne bleue 
^oujours calme et dormant dans sa mechante cabane. 

-'hiver vient et avec lui la neige; 

-e séjour que je íerai dans la plairie sera bien coürt. 

e ne te dis pas adieu, ó ma cabane, 

1 m'est impossible de vivre loin de toi! 

-hiver disparaissant le printemps arrive 

fout se couvre de verdure 

-esoiseaux commencenta chanter dans la forét, 

-est avec joie que le berger regagne la montagne. 

-i est mon bonheur, li est ma vie ! 

-i, c'est Dieu qui, seul, est mon maitre ! 

^ d'autres argent, méts choisis, et beaux habillements, 

^ moi la douce paix ! Gráces á Dieu 1 

Wes bons amis, je m'arréte la; 
h termine ici le chant que j'ai comméfice; 
C'est du fond du coeur que je prie Dieu 
Qu'il vous accorde bonne san té. 

(J. B. EUZAMBURU.) 



188 JOA*JftíS ^ÍERJtíS. 



TRADUCCIÓN INmílAL JiASeO-GASmANA. 



*^^^^^i>^«^%^»*iK>i^»^^^i^N*^^»^% 



PASTOREO. 

ARTZAINGQA. 



mm 



No soy de los grandes entre los hombres , casi solo 
Ez naiz háhdletarlk* áftean gizonen, hürráñ bafchárni 

estoy (vivó) sobre las montañas ; tengo (poseo) allí un p«- 
nago gainean mendien ; daukat añ bat ac* 

queño rebaño en mi poder (á mi cuidado) , (y) con é 
thaldetto nere menean , karekii 

vivo muy ogradablemetHe. 
bizi naiz gostu ederrean.^ 

Muchos por ventara se cúmpaáeceTáfí{tenéi^ cotHpáHoll 
Asko menturaz urrikaltzen dirá 

de mi , porque nó disfruto de íílguiíOs fflVótos plaCfíteS 
nitaz , ez banaiz gozatzen batznz zdro aji^gifi 

tengo antes y ahora quienes (ó esos que) me compadezcan 
dauzkat lehen éta oral urillcárt h^lí; 

no saben lo que es la satisfacción de la paz {de la /rd» 
ez dakite zer den gozoa bakearen.^ 

quilidad). 

El que pasa la vida en el mundo (en la saciédité), á nfiíenuA 
Duenak higatzen bizia mundupean,* ardura 



(i) Ez naiz handieéa»Hk,., No soy grande ó^^e los gumías tti 
tpe los liombres. 

(2) Goztu ederrean^ nmf agf átfáblefnnteirter, e6tt grPití phW 
alegreraeute. 

(3) «Me compadecen porque ignoran lo que valen las dulzura 
de la paz, los plaoerefi d6< uu» vida tranquila y sosegada.» 

(4) Mundupean, lit. bajo el mundo, esto es, suyeto á las leyes 



AHTZAJNGOA.. J89 



suele tener pleka cou él. La paz , descerrada lejos de los 
i dü izaten hauzia berekin* Bakea , igorria unrua jen- 
gentes (de los hombres) , alegada de allí (de Id sociedad , de 
deiarik, khendurik haudik 

entre ¡as gentes) se ha refugiado en la montaña. 

j arria dago mendian. 

Cuando aparece en el cielo el lucero {del alba)^ voy 
Danean agertzen zeruan artizarra, " noha 

subiendo también yo {á la montaña) con él á la par ; co- 
goíti ere ni b^rekin batean ; egi- 

nrienza á desaparecer al anochecur, y yo también me vuel- 
ten dii sartzera ilhun nabarr^a» , ni er© naiz itzul- 

vo [me retiro) con buen humor {dichoso con mi suerte) . 
tzen omore onean. 

Lo^ pájaxQS (fuán) bellos son cuando están cantando en 
Chortak eder dirá khantari 

el monte ; sueilo estar mirándak>s {esctKh^ndolos) en mis 
mendian;" naiz egoten begira"^ hekier 

gbrias. Y cuando están cantando por todas partes ¿cómo 
; lorian. Daudenean khantuz bazter guzietarik ¿ñola 

puedo estar yo triste de corazón? 
nindagoke ilhun Mhotzean? 

¡Cuan hermoso es á las mañanas (contemplar) la luz 
Zoin eder den goizetan argia 



ilasexijfencias de la sociedad, frecuentemente suele tener üis- 
Wi^ (hoMziéi^ pleito) coB sus oQnottidadanos. 
J5) ArUzarra^ el lucero del alba, voz q[ue ha tomado mdtida- 
Diemente su oiig^ de «rdf-t^on-a ó art2tap4zarra^ lucero de la» 
^«jas 6 d& los pastores, Vetoile des brebis on du berger, 

^ Choriak eder dirá!,.. \CxÁfi grato ee esencfaar en el bosque 
«l€aBtade las ares...! 

P) Regirá, lit. mirando, esto es, escuchando... 



190 ' JOA.NES BERJ£S. 



desde la montaña! Á menudo me siento trasportado ( 
menditik. Maiz nago bozk; 

alegría por este espectáculo. Ciudadano perezoso que est 
riotaii hari goardia. Hiritar nagia hagoen( 

en la cama , ¿cómo has de comprender la dicha que ^ 
ojiepean , ¿ñola dirot ezagut zoria ni 

disfruto? 
dudan(a)? 

Cuando estiendo la vista desde la montaña y veo po 
Dudanean hedatzen begia ^ menditik ikhustei 

todas partes los bienes que Dios nos ha concedido , elev 
orotan onak Jainkoak emu.n(ak) altcha 

{lleno) de gozo el corazón hacia Él, dando las gracias 
tzen dut bozik bihotza Harengana, bihurtzen eskerra 

nuestro buen Padre, 
gure on(ari) Aitaíríj.^ 

Los comerciantes van por el camino fatigados alimer 
Tratulariak doaz bidean nekatuz alhatu 

tando en su ánimo mil hermosos sueños (ilusiones), 

gogoan zenbat ^^ eder amex. 
A su vez el pastor está (vive) en el azulado monte du 
Aldiz artzaina dago mendi urdinean ** 

miendo tranquilamente en su miserable cabana, 
lo eginez deskanxuz etchola tcharrean.*^ 

Llega el invierno, y con él la nieve; haré (pasaré) ei 
Ethorri da negua, harekin elhurra; eginen dut 



(8) Dudanean hedatz'm begia, lit. cuando estiendo el ojo 
vista),,. 

(9) Gure Alta onari, lit, nuestro Padre bueno (onor) á (r»)« 
ÍIO) He usado en la traducción el determinado mil, en vez 

incieterminado zenbat^ cuántos, que aparece en el original. 

(ti) Mendi tirdínean, en el monte azul, es decir, en el mo 
cubierto por la bóveda azul del cielo. 

(12) Etchola tcharrean, lit. cabana ó choza (et^^hol-) la i 
mala en (tcharr^ean). 




ARTZAINGOA. 191 



llano nna breve temporada .' No te <ilgo adiós {no te despido)^ 
zelhaiaa laburra egoitza. Ez daiat egiteu adiorik. 

cabana {tnid) ; de ningún modo puedo consolarme sin 
etchola; nihondik ez paiteke konxola gabe 

(V) tí! 
hi! 

Pasa el invierno {y) comienza la primavera; los campos 
Joan eta negua basten (da) primadera ; bazterrak 

lléuanse completamente de verdura; los pájaros principian 
bethetzen dirá oso belharrez;^^ choriak abiatzen 

á cantar desde el bosque , {y) el pastor sube {de nuevo) 
khantuz oihanetik , artzaina igaiten (da) 

alegre á la montaña, 
bozkarioz mendirat. 

¡Alli tengo mi alegría, allí mi vida! Solo Dios 
jHan dut nere gozoa, hannere bizia! Bakarrik Jainkoa 

es allí mi dueño! ¡(Quédense) para los demás el dinero 
da han nere nausia! iBesterentzat diru, 

{ks rique:(as) , la buena comida (los sabrosjs manjares) , y 

on jan , 
los hermosos vestidos; para mí la dulce paz , gracias 
ederrak soñeko; niri bake gozoa , ezkerrak 
i Dios! 
Jaunari! 

Amigos míos , ceso ya , y acabo 

Adiskide(ak) nere(a%) , geiditzen naiz oral , akhabatzen 

aquí el canto que he comenzado, (_y) ruego desde 
hemen berzua dudan(a) hasi ; othoitz dut agiten 

el fondo del corazón para que Dios os conceda la salud 
erditik bihotzaren Jainkoak dezazuen eman osa;i:arri. 



(j3) Belharroz, Ht. de hierbas (de verdura, de follage). 

U^) Jan on-^aK Ht. comidas buen-as. 

(i5) BafiB gozoa, lit. paz dulce la; el adj. siempre pospuesto. 



"^H^^^^^^^^^^^m^mm-'ammsa^siBsaBs^íi^gotrsaa^aammmm 



ARTZAIS DOfiATSlÁ. 













L 


p*i* 



Mu^jitrxX a bihx bsi^r^ : 



N' :ía!;í ír:::/>la h-nisko mis:! 

1 J^uvrrcn beldurrík nihoiMiik cz dflC; 

fiemen njgo 
l;rrege baino fierrago; 
/Nfl¿ zcr behar dut geheiaga? 

Ha! ez da ítsusi 

iUcitola huntan Fiarres naha^! 

ííoízctan )aikirik argíaldera , 
Igorizcn ditut ardiak larrera, 

lita gero 
It/alpcan larririk nago; 
¿Ñor íl;i in baiiK) urusago? 

Ai! ct/ait itsusi!.... 
Ni uhíx arthatdc huntako nausi! 

Aitoivn sonicnk, gazteluetan, 
Hihotzak illumik Unude goguetan; 
Alcpora , 



AHTZAIN DOHATSUA. IU8 

Nik ez dut denbora sobera, 
Kantuz nabila gain-behera. 

Ai! etzait itsusi.... 
¿Etcholan ñor da ni baizen nausi? 

Jan onegiak barnea beterik 
Aberatsak nihoiz ez du goserik , 

. Eta bethi 
Ene trenpuaz da bekhaizti , 
Diruz-ez baitaitc crosi. 

Ha! ez da itsusi..,. 
Etchola gazteluaren nausi! 

Noiz bait Jaunari nik damu cginik, 
Igortzen banindu aberasturik 

Zorigaitzez 
Hesturik nindauke bihotzez 
Ene etchola hunen m¡ne2. 

Jauíla, barkha níri, 
Utz nezazu etcholako nausi! 



TmAX»'C7d'xosr rmAsroAsasR, 



L'HEUREUX BERGER 



Une cabane est mon palais ; le bocage qui Tentoure 
^st mon salón; je posséde un tropean comme on n'en voit 
S^ire; il sufEt á tous mes besoins. Ah! vraimcnt , j'cn 

^^isflatté Cest moi qui suis le maitre de cette chau- 

niiére! 

Pour moi , le soir et le matin sont toujours paisibles; 
iiulle craiute ne me vient d'aucun cóté; je vis dans ma ca- 
í>ane, plus glorieux qu'un roi sur son troné; que me faut-il 

13 



194 EL PAST<>R PEUZ. 



de plus? Vraiment, c'esr flatteur... Fierre est maitre da 
cette chaumiére! 

Le matin, levé des Taurore , je pousse mon troupe 
vers le paturage, et puis je vais m'asseoir i l'ombre, ¿es 
un homme plus heureux que moi? Ahí vraiment j'en s 
flatté... Cest moi qui suis le seigneur de ce troupeau! 

Le noble, en son manoir, languit d'humeur noire 
d'ennui; pour moi, joyeux, je trouve le temps court, 
monte, je descends en chantant. Ah! vraiment, j'en su 
flatté... Quel autre que moi est maitre dans la cabane? 

L'estomac du riche, que blasent les fins ragoúts, n'épro 
ve pas l'agréable aiguillon de la faim, et toujours ¡1 env 
mon appétit, qui ne se vend pas á prix d'argent. Ahí vra 
ment, c'est flatteur... La cabane Temporte sur le palais. 

Un jour, si, pour quelque oflfense, le seigneur me coi 
blait de richesses et me renvoyait d*ici; accablé de mi 
malheur, le coeur oppressé de chagrín, du regret de ma k 
bañe, je m*ecr¡erais: Pardonnez, Seigneur! Laissez-m 
maitre dans ma chaumiére ! 



EL PASTOR FELIZ 



Una cabana es mi palacio, cerca tengo un robledal j 
salón, y poseo un rebaño, como no hay otro, y que ba 
á cubrir todas mis necesidades. ¡Ah! no me vá mal! S 
el señor de esta cabana ! 

Paso siempre tranquilo los dias y las noches, nada ter 
por ningún concepto; vivo aquí mas glorioso que un r 



THE HAPPY SHEPHEKl). 195 



en su trono. ¿Qué mas necesito? ¡Ah! no me vá mal! Pe- 
dro es el señor de esta cabana ! 

Por las mañanas, levantándome al alba, conduzco mis 
ovejas á pastar al prado, y luego permanezco sentado á la 
sombra. ¿Quién es mas feliz que yo? ¡Ah! no me vá mal! 
Soy el dueño de este rebaño ! 

Los nobles, en sus castillos, hállanse siempre con el co 
razón oprimido, sin poder satisfacer sus deseos (^sus vani- 
dades); á mí, que vivo alegre, nunca me sobra tiempo, y 
subo y bajo cantando la montaña. ¡Ah! no me vá mal! 
¿Quién sino yo es el dueño de esta choza? 

Harto el estómago de las mas ricas viandas, el rico nun- 
ca siente hambre, y envidia constantemente mi apetito, 
que, ciertamente, no se compra con oro. ¡ Ah ! no vivo 
mal! dueño de esta cabana-castillo, (i) 

Si, alguna vez, por haberle ofendido. Dios me llenase 
Je riquezas, oprimiérame el corazón de desdichas el sen- 
timiento de tener que abandonar mi cabana. Señor! perdó- 
name, ¡déjame dueño de mi choza! 



ir>i%AS»iarcoio»ir nearct&ssaik. 



THE HAPPY SHEPHERD. 



A cottage my castle is, 

By the side of willows, wood, and oak copse; 

Aflock 
Such as mine is of no great worth, 
Yet it is all I necd. 



(1) «¡Ah! no vivo mal! Dueño de esta cabana, de mas precio pa- 
t'3 mi que el mejor de los castillos. i» 



196 \RTZMN DOHA.TSÜX, 



Ah! my lot is íiot so bad! 
Am master of this littlc house. 

Tranquil I live by night and day, 

Of aught from no quarter afraid aíii I; 

Here dwell 
No king more proud. 
What need I more? 
Ha! it is not so bad! 
Petar is master in this little house. 

Almost at daybreak each morn I rise, 
My sheep I drive to thc pastures; 

And then 
Neath the shade reclined I pass the day. 
Whereisthere one more happy than I? 
No! my lot is not so bad! 
I of my flock the master am. 

The sons of the nobles in the castlcs, 
Their hearts are black, their thoughts dull. 

Joyful 
Always am I; to be sad (*) 
I ha ve not time enough for that. 
Ah! my lot is not so bad! 
In the cottage of which I the master am. 



(*) Hallándose el verso correspondiente á éste borrado < 
ejen>plar que sirvió para su traducción al Rev. W. Webster, 1 
plió dicho ilustrado escritor, según hace constar en una ; 
aproximadamente, siguiendo el sentido del original, en esta fo 

Alegera 
Jiethi naiz; irislaiutzera 
Xik ez dnt dcmbora sebera; 

Al verso subrayado corresponde el que en la traducción aj 
ce en letra cursiva. 



k 



THE H\PPY SHKPHERD. 1^7 



Eating too much, and ever full, 
The rich they never fcel hunger; 

Yet always 
My rude good health they envy; 
With money they cannot purchase that. 
Ha! it is not so bad! 
The cottagc the lord of the castlc is. 

Once on a time I grieved the Lord, 
Sending me full of riches; 

Of sorrow 
Full theii was I at heart, 
My little house here sufferiiig. 
Lord! spare me! 
Lea ve me the master of my little house 



^epo, como se ha visto por el texto orií?iiial que precede, dicha 
«trofa dice: 

«Alegera, 
Nik ez dut denbora sobera, 
Kaniui nabila qatn-behera» 

^WoxhYículampnte también, podría pues la versión inglesa rao- 
•lificapse así: 

Joyful 
I have not time enuugti for that 
At i wanier singing up and iown ihe moumatns. 



RSt VB 99 ' 



POESÍAS AMOROSAS. 



X 



'í-^m.A'WKrM.rtriA'—^J'^ -*,-■-*. v %■ v- ■«, '-.^^ -.>,.' ^.\. '■. .' '.^ 



I. LORIAR. 



ron 



.Indalecio |izcarrondo. 

Kstas (los coiiiposicioíios del iiispiríido y sentimental 
poola easonense , son do las menos conocidas de la pre- 
í*io^ia coleííoion del simpátiro Vilincli. 

I^a primera fné escrita en 18<í'2 . y vio la luz t»n las co- 
^^^rn ñas del periódico local «AV (ht'nmzraann^. correspon- 
^íi<?^nte al 34 de Julio del mismo ano. 

. Lia seg^iula , (jledicada á la (|ue fué después su amanti • 
^^nia esposa y es hoy su viuda . se publicó en el diario 
•-4í€rr<'/'^» de 1.^ de Diciembre de 18()8 , sin que haya 
^'^lelto á ser reproducida desde aipiella tedia. 

l^or esta ra/ou, existen <le ambas rarísimos ejemplares, 
y serán desde luego nuevas para bi mayor parte de los 
*^ctores del ('ancionkuo. 

Kn otra ocasión me he ocupado ya de este malogrado 
^^critor y he expuesto aljnuiuis consideraciones acerca del 
Minero poético que cultivó con tanto éxito. * 

Las dos poesías (|ue reproduzco á continuación bastan 
P^t'a acreditar á Vilinch dcd mas tierno y el mas senti- 
mental de los poetas eróticos euskaros. 

Kl leugijj3¿e de Vilinch adolece de ciertas eufonías, im- 
Pi'opias del basouence literario , pero es tan dulce , tan 
^íno , tan delicado , y por otia parte , reproduce con tanta 
^x^actitud y tal lidelida:! la manera de hablar propia de 
^uii Sebastian , que no me he atrevi(h) á introducir unnii- 
^U'acion alguna en su texto. 

I >e la composición LtíriaJí he tenido el gusto de ver 
borradores originales del autor , (fue m(^ lian movido á 
Hceptar algunos cambios de versos , introducidos por el 
ííiisino Vilinch , en época probablemente ])osterior á su 
IHiblicacion. El lector hallará señaladas todas estas va- 
nante> m las notas (jue acompaño al pié del texto. 

U) Puede versíe el Boceto que va al frente de sus ¡toefilaa hhé" 
ff'tus. (Gancionkrü. sMe //, tomo I.) 






^ ' -y^UA^/ <» *>><t^A> » ^»X ' VU-v^^rilikj8,,.^^ 



Z. 




O 



Beti nik damari ' 
¡Loríale ugari! 
Batez ere zerbait '^ 
Maite naubenari. 
Damak berriz neri, 
¡Gezurra diruri! 
Osiñez pagatu 
Lorezko zor ori. 

Oso nago mendian 
Jaungoiko ichubaren, 
Ama Venus-en-gandik 
Jayotakoaren ; 
Neroni ez naiz jabe 
Nere biyotzaren , 



Gaisua preso dakat 
Amoriyuaren, 

Sartutzen dan bezela 
Balkoi batetikan 
Eguzkiya gelara 
Kristaletatikan , 
Neri gisa berera 
Beiñ sartu zitzaitan 
Dama bat biyotzera 
Begiyetatikan. ^ 

Biyotz nerian preso 
Gelditu zan bertan ^ 
Geratzen dan bezela 



(*) En la edición impresa en 1862, estos versos apai'ecen € 
bezados con los siguientes del autor del Diablo 'mundo: 

«Tanta frase inútil y rodeo, 
A mi corto entender, no es mas que i 
Pero también á mi me entra deseo 
. De echarla de poeta, y el oido, 
Palabra tras palabra colocada, 
Cun versos regalar «sin decir nada.» 

(Kl Diablo-Mundo, poesía de D. J. Espron 

La cita no aparece en los originales de Vilinch. 

(1) Dama, g. damea, b. Es voz bascongada, y procede, s 
el P. Larraraendi, de da mea, que significa t's delicada^ ó d 
mea, es dulce, sosegada, afable. 



r4-v-*->>WUr<->A^^^iv » X'»v P wS > rJV » '' »» ir> ' » » t i w<'Uv >i>» »' » o^>!ivA^;^.^r»ri>»NAKKAy 



X. 



(2Sr ? r-x: 






Siempre yo á las damas flores abundantes^ cspecialmen- 
í^ i la que algo me quiere. Y las damas á mí , á su vez, 
¡mentira parece!, páganme con ortigas esa deuda de 
flores. 

Hallóme completamente bajo el imperio del ciego dios, 
hijo de Venus; no soy dueño de mi propio corazón. (j)ues) 
hállase el pobre preso (en las redes) de Amor. 

A la manera que el sol penetra por las vidrieras del bal- 
cón en una estancia, del mismo modo, en cierta ocasión, 

introdújose en mi corazón una dama por conducto de mis 

ojos. 

"resa en mi corazón quedó desde aquel momento, á k 



'^) En la edición impresa léese, en vez de este verso: 

En demos piska hat 

J^ En la edición impresa, ya citada, la segunda parte de esta 
^^fti aparece así: 

<kModu ortarase bein 
Igaro zitzaitan 
Biyotzera dama hat 
Begiyeta t¿hanj> 

J^^ peusamiento es completamente el mi^mo. 
\V En la edición impresa se lee: 

Qelditu hire zan 



'm 



ÍXDALKCÍO m/CARRONDO. 



Cliingarra iycskan: '"' 
Bizi niizen artian 
Irukiko dct an, 
Kta ¡ó zer guztora 
Irukiko detan ! " 

Ditu ille urrczkü 
Albiñu luziak, 
Alakorik apaintzen 
Ez du orraziak: 
Frankotan inbiriya 
Eman dít aiziak 
Aren trentza tartetik 
Josiatzen pasiak. 

Ondo konparatzia ' 
Da gauza eziña 
Arren begivetako 
Urdintasun fina ; 
Ez da urru tirare 
Aitatzeco diña , 



JO 



Itsasoko bagaren 
Kolore urdiña. 

Ez da zer aiíaturik 
Zeru zabalare ^ 
Bolaraz urdiñ- urdiñ ''^ 
.larri tzeu dalare; 
Aing^ru neriartn 
Begiyak alare, 
Urdiñ purubagoko 
/íerubak d'rare. 

Izarrak dirurite, 
Ain ditu argiyak , 
Aiñgerubak zerutik 
Jachita jarriyak , 
Gloriyan egintako 
Ispillu garbiyak , 
Jaungoikoa badíila 
GogoragarriyakJ' 



(5) La voz ¿yeska, que no es bascongada, pedia haber sido j 
tontamente sustituida, (sin que, por cierto, ni descompusiera 
consonancia), con la pura arday-a, común á todo» los diajeel 
V mas ó menos usada en todos ellos. 

■ 

(6) Ln segunda parte de esta estrofa aparece variada de € 
modo en la edición impresa: 

€OhUgat'iba dago 
E gotera hartan, 
y un ta biyotz ta guz¿ 
A teratzen ez dan.y^ 

«Hállase obligada á permanecer allí, al menos que no saiga 
rastrando consigo mi corazón.» 

(7) Sinónimos puros de este verbo: bardinkatu, hehaldu. 
haldeta, anzundu, anzandfta. (raíz, antz-a, semejanza). 



LOHIAK. *J()" 



manera que la chispa se agarra {prende) á la yesca, y mien- 
tras yo viva tendréla allí...., y ¡qué á gusto he de tenerla! 

Posee largas hebras de ai'ireo cabello , como jamás ha 
adornado peine alguno, y muchas veces me ha dado en- 
vidia el viento al pasar jugueteando por entre sus trenzas. 

Punto imposible es el poder encontrar términos de com- 
paración para el límpido azul de sus ojos. El azul de las 
ondas marinas no es ni con mucho comparable con él. 

No liay que hablar del azul del extenso horizonte, aun- 
que á ratos se ponga éste del todo azulado. Aun así y 
todo , los ojos de mi ángel son cielo de mas puro azul. 

Tan brillantes son, que parecen estrellas colocadas (allí) 
por ángeles descendidos del cielo , brillantes espejos fabri- 
cados en la celestial mansión, para hacernos recordar que 
existe un Dios. 



(8) Zahalarp^ contracto por znhaln-ev(\ así como también en 
los versos siguientes daíarr y alare, 

(9) La repetición Hrdoi'-nrdhla, que es muy í?raeiosa y expre- 
siva, eg una especie de superlativo. 

(10) lia voz pnriibaíjoiio^ aunque bastante usada, podía haber si- 
do sustituida, quizás con ventaja para la pnroza. por la sinónima 
euskara oarbitaooko.... 

(U) Kn uno de los borradores del autor, que lie tenido entre ma- 
nos, los dos últimos versos de esta estroííi aparecían sustituidos 
por estos otros: 

«A yeoheh dirá ncre 
fínnt f/al(;arrfyak,> 

Me ^aislan, sin embarí^^o, mas los que aparocon en el texto de es- 
ta estrofa, verdaderamente preciosa. 



*^> 



INDALECIO tílZCÁKROXDO. 



Cupidok eritzen^^ ñau 
Flechakin *^ berriro, 
Neregana jiratzen 
Dituben aldiro 
Biyotzera sartzen zait 
Eztiro-eztiro/'^ 
Alakose gauza bat '"' 
Gozua guztiro. 

Aren czpañ^'^gorriyak, 
Fanian daude fiñtzat, 
Iñoiz pasatzen dirá 
Lore polit bitzat,^" 



Zerbaitez apartetik 
Ikusi ta beintzat, 
Mundu guztiyak artzen 
Ditu krabeliñtzat. 

Farrik egiten badu 
Zerutar birjiñak 
Erakusten dituben 
Ortza chiki fiñak, 
Churiz durrarekin 
Dirare berdiñak , 
Perlak *^^ iruri dute 
Zillarrez egiñak.*^ 



(12) Eritzen. Este verbo, por mas que pueda creerse otra cosa 
por algunos, es euskaro puro, é indudablemente procede de él el 
castellano correspondiente, y aun, el F. Larramendi cree que tam- 
bién el latino fer ¿re. —Eritx: procede de erio^, golpe, enferme- 
dad, de donde se ha derivado orlotz^i, la muerte, (herida ó enfer- 
medad fría.) 

(13) La lengua euskara tiene como equivalentes propios de esta 
voz, gezi-a. usada, por lo menos, en los dialectos Gruipuzcoano y 
labortano con la significación de flecha, dardch citada por Pou- 
vreau, Larramendi y otros lexicógrafos bascongados; lutzí-a, ad- 
mitida asimismo en los dos citados dialectos, y la voz asagai-O' 
euskara pura también, y de la que se ha ocupado todavía recien- 
temente la prensa europea, con ocasión del trágico fin del prínci- 
pe imperial de Francia en el Zulu-land, por medio de una de esas 
armas de guerra, que, sin duda ninguna, ha tomado su nombre de 
nuestro idioma. 

(U) EzTiRo-EZTiRo, dulcemente-dulcemeifte . repetición muy 

gráfica y expresiva en el bascuence. 

(15) En la edición impresa, en vez de este verso, se lee: 

Amoriyotasun bat.„. 

(16) Esta vf«, que seguramente ha dado origen al nombre de 



LORIA.K. 207 



hiéreme nuevamente con sus dardos, cada vez 
los dirija , y penétraseme en el corazón dulce- 
uniente una cierta cosa del todo agradable. 

)s labios tienen fama por lo finos, y pasan algu- 
r dos preciosas flores. Y, como al menos se con- 
cierta distancia , todo el mundo los toma por 



la vez se sonríe esta divina virgen, los menudos 
entes que muestra rivalizan con la nieve , por 
, y semejan argentinas perlas. 



le no hay necesidad de buscar en el fenicio ni otros 
?ribese con mas propiedad con .v en el dialecto laborta- 
sentir, debia escribirse así en todos ellos, 
i edición impresa, en vez de los cuatro primeros ver- 
Bstrofa. hállanse estos: 

^Are^i rzpaiíl (/orriyah. 
Seré atsnjintzat 
Ondo Yiierezi dutP 
Faifíitzla fifltznt.> 

tiimo puro de esta voz: nltiste-a. 
ino de los originales que he visto, de pufto de Viliuch, 
aparece con las variantes que pueden notarse á con- 

<Ayen barreneo aldetik 
>»Ortza chiki fiñak, 
>Churiz elurrak ere 
>Mentsutu eziñak. 
^Errenkara polit bi 
».\in di tu berdiñak 
»Nola izan baziran 
»Moldian egiñak.» 

labios {nutésfrnníie) dos filas de pequeños y linos lUen- 
nisma nieve no puede vencer {rwaUzar) por su blan- 
i^uales iforuindos cor tal arte), que parecen vaciados 
e.» 



•¿<>8 INDALECIO BIZ(;A.HU0XD(). 

Gozuaren birtutez Arpegiya polita,^* 

Aren asnasiak Gorputza liraña , 

Lo-arazitzen ditu Chikiz ez det esaten 

Nere oñaziak :*^ Oñaren tamaña ; 

Usai oberik ez du Ibiltzen airetsua , 

Banatzen aiziak, Jantziya apaña , 

Loriak maitatubaz Aren graziyak dirá 

Baratzan pasiak. Eziñ esan aña. 



BETi ZUTZAZ PENSATZEN. 



Dama gazte bat ezagutzen det 
Diruriycna izarra , 
Eguzkiyari kopetetikan 
Saltatutako chingarra;^ 
Biyotz nerian ala piztu du 
Amoriyozko su-garra, 
Ñola mendiyan piztu dezaken 
Chimistak árbol ¡garra." 

Beti goguan zauzkatan dama 
Izarra dirurizuna, 
Eguzkiyaren biarrik gabe 
Argi egiten dezuna ; 
Berdin-gabeko amoriyua 
Senti-arazten nazuna , 
Aditzera eziñ cman liteke 
Dizutan maitetasuna. 

Nere begiyak beren aurrian 
Ikusten ez bazaituztc , 
Gisarasuak eta biyotza 
Hgoten dirá chit triste ; 




BETl ZUTZAZ 1»KNSATZEN. 209 

r la virtud de su perfume, su aliento adormece todos 
lolores, y es tal, que el céfiro, al acariciar las flores 
ndo por el huerto , no esparce otro mejor. 

raciada de rostro, de esbelto cuerpo . con unos pies 
edida por lo pequeños , de andar airoso , y de vestir 
ite, son tantas sus gracias que es imposible el des- 
las. 



SIEMPRE PENSANDO EN TÍ. 



nozco una joven que parece una estrella , chispa 
dida de la frente del sol ; de tal modo ha encendido 
pecho mío la llama del amor, como pudiera prender 
:ender) el rayo al árbol seco. 

ma, á quien tengo constantemente en el pensamiento, 
careces una estrella, que alumbras (/w tt) sin nece- 
del sol , que me haces sentir un amor sin par, no 
: darse á entender {es imposible explicar) el cariño que 
igo. 

> ojos, cuando no te ven delante de sí, los desdicha- 
isí como mi corazón, están muy tristes; créeme que 



Kri uno ile los originales del autor aparece modificado asi 
icii-io 'I- esta estrofa: 

*Gaur arte sortutako 
»Usay on lílasiak 
»Azpitik usten ditu 
)i>Arren asnasiak; 
»Obiagorik ez du..,.» 

iento deja atrás todos ios olores descubiertos liasta el dia...» 
l^.n la edición impresa se lee en vez de este verso: Lepoa 
lia.,., Kl cuello tornea (](.... etc. . 

Chispa (chingarra), desprendida (saltatatakoa) al (del) sol 
kiyari) de su frente {knpf.trtikat}). La personificación están 
íomo ingeniosa. 

La imagen del rayo prendiendo al seco tronco es muy pro- 
ira expresar el fuego instantáneo del amor. 



210 INDALECÍO BIZGARKOXDO. 

Sinista zazu mtíndu guztiyan 
Ez dala iñat ni beste , 
Zü ríiaitatzeko kapaz ^ damkan 
Merezi * dezun ainbeste. 

Gaü eder alai ayetako bat 
Gertatuzen dan orduban, 
Izarrak diz-diz ^ egiten dute 
Zeruko urdiñ purubah; 
Diferentzirik ^ batere gabe 
Zuk nere pensamentuban, 
Diz-diz alasen egiten dezu 
Ñola izarrak zeruban. 

¡la gozua izango aldan , 
Enamoraturik daña, 
Ama on batek aur maitiari 
Ematen diyon laztana! 
Alare bada beste gauza bat 
Azkoz gozuago daña, 
Zureganako amoriyua 
Nere biyotznk daukana. 

¿Nork irukiko zaitu nik bezin 
Istimaziyo aundiyan, 
Animatikan maite bazaitut 
Erotutzeko zoriyan? 
Amoriyozko naitasunakiñ 
Gorderik erdi-erdiyan , 
Biyotz nerian ala zaukazkit 
Ñola niniya begiyan. 

Bost urte dirán ez dakit baño 
Beñepeiñ badirade lau , 
Faltatu gabe nere oroitzan 
Zaudela §gun eta gau; 
Zu ichurnenez maitatutzeko 
Zerubak siñalatu '^ ñau, 
Alik lenena premiya ^ zazu 
Egiyazko naitasun au. 



BETI ZL'TZAZ PENSAT/EX. 211 



O hay en el mundo nadie mas que yo que sea capaz de 
la erarte todo cuanto tú te mereces. 

Cuando ocurre una de aquellas noches claras y hermo- 
í-s , las estrellas brillan con fuerza en el puro azul del 
<^lo; del mismo modo brillas tú en mi pensamiento. 

<Será dulce el abrazo que dá á su hijo , llena toda de 
^t^ior, una cariñosa madre? Hay, pues, todavía algo mas 
*-ilce que eso , el amor que mi pecho tiene hacia tí. 

<Quién te tendrá en tanta estima cual yo , si te quiero 
^sde el fondo del alma hasta el extremo casi de enloquc- 
^ rme? Te tengo guardada con cariño amoroso en medio- 
^^dio de mi pecho, como la niña está prendida al ojo. 

No sé si han trascurrido ya cinco años , pero cuando 
">«nos hace cuatro que , dia y noche te hallas, sin faltar 
tn instante, en mi pensamiento; el cielo me ha designado 
^ra quererte con ceguedad; premia, pues , cuanto antes, 
3te verdadero amor. 



(3) Kapnz. Sinónimos oiiskaros puros de esta voz: gai^a, 

(4) Merezi. Sinónimo euskaro de este verbo: onkaitu, 

(5) lUz-diz. Es tan común como expresiva la repetición de es- 
g voz onomatopí^yica para desi^ínar el hrillo de las estrellas, que 

:>arece lanzar chispas intermitentes. 

(6) Diferentzi-a, Sinónimos euskaros puros de esta voz: ha- 
laita, desberdintasim-a. 

(7) Sbl alatli. Este verbo, así como el nombre señalea (señal), 
iel que ha sido formado, es, según Larramendi, contracción de la 
voz vascongada seiíat zalle-a, hp ti atz ale-a, y quiere decir mostra- 
ior, el que miiefitra, y la señal es cosa que nos muestra otra. 

(8) La voz 'premiya, es esencialmente Vascongada, pero no con 
la significación con que aquí está usada, sino coft la de necesidad, 
óbligacArm, La lengua euskara tiene en el concepto de premiar^ 
entre otros sinónimos menos usados, los verbos puros, sariztu, 
tiariztata. 



^K^C^9W?WW^^^^^WW>^?v«WW^^^^ 



IIÍ.— MARÍA, 

IV.— AINGERU batí, 



POH 



jT. B. sifiísAMSiormiori 



DIALECTO LABORTANO. 

Mi estimado amigo el Sr. Elizamburu, á quien conoce 
antes de ahora los lectores del Gwcioxero, es uno de le 
poetas de quienes se enorgullece hoy con mas razón j 
región de Labourd , que le cuenta en el número de si 
mas notables y predilectos escritores. 

Elizamburu , nacido en el corazón miismo de Laboun 
en uno de los pueblos en que se conserva mas vivo 
amor á la lengua y el culto á las antiguas costumbres d< 
pais , (|ue no han sido bastantes á entibiar en él treiii 
años de continuada ausencia; hombre de una muy regiilí 
instrucción, y sobre todo de excelente gust > , lleno de o 
riño hacia las montañas (¡ue le vieron naces* y almira.b 
entusiasta de sus patriarcales tradiciones , es uno de l< 
poetas , cuyas producciones , llenas de encanto , se let 
con el mayor placer y el mas puro deleite. 

Elizamburu , dotado de un exquisito sentimiento y - 
un gran instinto poético, sabe elegir con el mayor tino I' 
asuntos para sus sencillos y populares cuadros , y pos 
yendo, como posee, una imaginación viva, que le propc 
ciona hermosas alegorías y bellísimas imágenes pai 
adornarlos , un lenguaje dulce y armonioso , y una ira 
castiza y elegante , no es extraño que sus composición 
encuentren tanto eco en el pais, y sean tan apre(*.iadas < 
los aficionados á nuestra poesia. 

Las dos composiciones que reproduzco ;i continuacio 
de índole esencialmente distinta dentro de un mismo ^ 
ñero , no son de las menos apreciables de entre las q 
figuran en su pequeña colección. 



CAN*GIONERO BASCO. 213 



María es un cuadro de carácter realista , en el que el 
autor critica de una manera suave y delicada la tendencia 
délas jóvenes que empiezan á mostrarse hostiles al tra- 
bajo (le los campos , en el ({ue lian sido siempre las infa- 
tigables compañeras , las inteligentes cooperadoras del 
agricultor bascongado ; Aixgekü batí , es la descripción, 
llena de esplritualismo, de un ángel que el poeta ha en- 
contrado en su camino, ó lo que es mas probable, que ha 
forjado en su mente , al calor de la inspiración , en uno 
de sus sueños de poeta. 

Ambas son bellísimas producciones, y serán desde lue- 
go saboreadas por el lector , que no podrá menos de ad- 
mirar sus bellezas de estilo. 

Elizamburu es, sin duda alguna, el poeta labortano cu- 
yos escritos rebozan mas (lulzura y delicadeza ; es el 
yHindí de Labourd ; y hasta tal punto encuentro seme- 
janzas entre «ambos escritores , que creo , que estudiando 
detenidamente sus composiciones , no sería difícil encon- 
trar muchísimas coincide acias y y no á\%o plagios ^ porque 
me consta que ni Vilinch ha conocido un solo trabajo de 
Elizamburu , ni éste tuvo noticia alguna del poeta easo- 
uense híista que vieron la luz los primeros cuadernos del 

Un'CIOxNERO. 

María fué presentada al Concurso poético del año 1866, 
en el que obtuvo un premio , y se halla escrita sobre la 
música de un antiguo aire popular {Ihhazhetako niandoa), 
<|ue, trascrito para canto y piano, incluyo en el Apéndice 
^^mtisica . ({ue aparece al ttn de este volumen. 

AiNGERU BA.TI , ha sído á su vez calcada sobre una ro- 
manza de A. Adam (Ópera, Si j etais uoi. Acto /, n.* 2.), 
íle sabor eminentemente bascongado , (como puede apre- 
ciar por sí mismo el lector, que la encontrará también en 
e| citado Ajjéndice) , y que indudablemente ha sido reco- 
gida en nuestro país.* 

Las traducciones francesas , que acompañan á ambas 
composiciones, han sido hechas por el Sr. Elizamburu *, 
expresamente para el Canoioneho. 



Cl) ElizanÜNiru, nació ea el puebleclUo de Sara en 18*28; ingresó voluntariamente 
^ «i ejército francés en 1849 (y no en 1829, como por error de imprenta apareció en 
^ lomo II, señe II, página ^), ascendió á oficial en 1858, ingresó mas tarde en los 
K'^BAderos de la guardia imperial, de la que era teniente en 1866, al escribir su com- 
PJHcioQ Mauía, y capitán en 1870, y habiendo pedido su pase al servicio pasivo en 
1^1 ^ consecuencia del delicado estado de su salud, obtuvo su retiro definitivo en 

j?' '^C^'^iicto ^ su amado pais natal, del que ha vivido alejado durante treinta 
m^t y fijando poco después su residencia en su pueblo nativo, en el que hace una 
«nquiía y modesU vida. 



v^^^^^^^^r^^^^^^^^^^^^^^^T^v^^T^^^^^^^^T^^^^ v^^^^^^^^T^^ v^TiPI^^Ñ^S^J^o^^'rf^^^'^'Ñ'^^^ 



xzt 



MARÍA. 



Berpzek erran baitutc nik baino lehen: 
«Hainitz adituz déla haiuitz ikhasten» 

Usté dut on den, 
Nik dakidan bezala guziek arren 

Jakin dezaten, 
Beraz aipha dezagun Maria ñor den. 

Aztal biribil eta zangar hertsia,^ 
Eskuaren betheko zango bihia ~ 

Ttiki-ttikia,'* 
Golkho bat aberatsa/' lerden gerria, 

Erne bcgia; 
Nolako panpina '' den horra Maria! 

Erle bat *^ da Maria etche barnean, 
Eta landan orobat hari lanean 

Behar denean ; 
Aphaintzeko puUiki behin astean, 

Noiz? Igandean; 
Uztai beharrik ez du soinaren pean. 



(1) Aztal híríbü eta zangar hcrtsia! La voz aztal-^, se 
(luce en general en el dialecto labortano por pantorj^illa (mollet 
en el guipuzcoano por />¿er?¿a (jambe), Jarr^^e (jarret), y úaí 
como sinónimo de zanko-a, en el bn., por ^aZo>^ (talón). Pouvrea ^ 
escribe astal-a, con *.— Su propio autor ha traducido este verscr ; 
Mollet rond et jarret minee ^ frase que no me es dado verter a ' 
castellano con la claridad y precisión que deseara. 

(V) Zaiígo BiHjA, La pa7^te baja de la pierna, tan diminuta, 
que puede contenerse ó estrecharse en la mano. 

(3) Ttiki'ttikia. Antes de ahora he hablado de repeticiones 
de este género, tan comunes y expresivas, que se usan ipecuente- 
mente en bascuence. á guisa de superlativos. La palabra ftikt, se 



'.-w- ■V--' 



vs 



MARIE. 



Comme d'autres oii dit avant moi : 
Qjae«c'estenentendant beaucoup qu'onapprendbeaucoup» 

Je crois qutil esc bon, - 
A.fin que tous sacheqt comme je le sais 

Qui nous disions done qui est Marie.- 

MoUet rond et jarret minee, 
Pied qu'une main contiendrait;, 

Tout petit, tout petit, 
Riche poitrine, trille svelte , 

CEil vif ; 
Voili quelle poupée est Marie! 

E^ans la maison Marie est une abeiile , 

Et elle ne déddanp pas de travailler aux champs 

Quana il le faut ; 
Pour se parer gentiro.e.qí une fois p^r sem^ine , 

Quand? Le dimanche ; 
Elle n'a pas besoin de cercle (crinoline) spus sa robe. 



pi^onuncia de una manera muy semejante á chiki, dandaá [Rch 
inicial (ch ñ^ancesa) toda la expresión posible de dulzura. 

(A) Golkho bat (iberatsa,,. seno rico, es decir, pronunciado. 
ííotese la delicadeza con que está usada la voz abet^aisa. 

(5) l^ voz panpinan signiüca propiamente en el dialecto la- 
bortano muñeca (poupée), y se aplica por extensión en sentido 
Uiudatorio á las niñas bien puestas ó adornadas. El dialecto gui- 
pizcoano emplea en la misaba acepción, y como sinónima de esta, 
^yozpanposa^ que dudo se halle en ningún Diccionario, 

(6) t'a VQZ erle-a (abeja-abeille) se halla usada como personiíl- 
cacion del trab^o, de una constante laboriosidad. 



ál6 J. B, ELIZ\MBüRÜ. 

Solas alegara bat errana gatik , 

Irri freskorik baizeu ez dut izan nik 

Maria ganik ; 
Adizkidekin cz du handitasunik; 

Bainan hargatik! 
Ez erran Mariari solas arinik! 

Mariak baratzean badu berea, 
Udan eta neguan lorez bethea 

Errek-artea ; 
Bere loren artean erdi-gord^a , 

Gachoi»maitea ,' 
Bera da pullitena bango lorea! 

Mariak balinbadu moltsa joria, 
Merkatura guateko badu saskia 

Churi-churia;** 
Arroltze lau dotzena, oilasko bia, 

Salduz guzia , 
Zertako den aberats horra Maria! 

Jendek errana-gatik hareta hola,... 
Maria batzuetan ez jakin ñola 

Goibel ^* dagola ; 
Bertzetan nigartto bat jausten zaiola... 

Zer zaio achola? 
Baluke nahi balu aise kontsola! 

Igandetan Maria zinez panpina; 
Zapata chabalekin soin motch urdina 

Berak egina ; 
Elizako bidean arin-arina, 

Mila sorgina! 
Errege baldin banitz zer erregina! 



(7) Frase dulcísima, é intraducibie literalmente. Dice mi 
mas que la empleada como corresponoiente en francés: pauvrt 
tite^ y la de pobre pequmuela, de que uso en mi versión castel] 

(8) Churi-^huri'^, Blanco-blanquísimo, 

(9) Goibel-a^ d. d., oscuro. Dicese generalmente hablandc 



MA.RIA. 21 



i 



5 i quelque fois j'ai dit une parole gaie , 
J^ n'ai regu que frais rire 
De Marie ; 
le n'a pas de fierté avec les aniis ; 

Mais , pourtant! 
* allez pas diré á Marie de paroles légéres! 

^rie posséde au jardin , lui appartenant en propre, 
: garnie de fleurs eté comme hiver , 

Un carré; 
moitié cachee au milieu de ses fleurs, 

Pauvre petitc , 
*€st elle qui est la plus jolie fleur du carré. 

Si Marie posséde une petite bouse bien garnie, 
Cest qu'elle a, pour aller au marché, 
Une corbeille toute blanche; 
.uatre douzaine d'oeufs d'uncoté, deuxpoulets de Tautre, 
En vendant le tout, 
VoiJi pourquoi Marie se trouve étre riche! 

MaJgré que le monde dise et ceci et cela.. .. 
QiJe quelquefois Marie, on ne sait comment 

a Tair triste; 
Qwe, d'autres fois, un pleur coule de ses yeux,... 

Que lui importe? 
*^*le trouverait, si elle voulait, aisément á se consoler! 

^ est le dimanchesurtout que Marie est vraiment une poupét* 
-^vec des souliers plats, robe courte et bleue 

qu'elle a cousu elle méme; 
*^arcourant d'un pas si leger, si leger, le chemin de TégHse, 

Ahí vertubleu! 
^i j*étais roi, quelle reine. 



^lelo ó del horizonte, y procede indudablemente de goi-beltz-a. 
Wo 6 altura negra). En sentido figurado se aplica á las personas, 

^^ la acepción de sombrío^ triste. 
(lO) Exclamación originalísima que equivale literalmente á 

^il bribas/ 



*^18 J. B. KLIZAMBÜKÜ. 



A' 



MARÍA 



Como otros han dicho antes que yo, «que oyendo mu- 
cho mucho se aprende», creo que es bueno, para que to- 
dos sepan como yo sé, que digamos quién es María. 

Torneada pantorrilla, reducida tibia, de pié que podría 
cojer en una mano, pequeño ^ pequenisimo^ rico seno, talle 
esbelto, ojo vivo y penetrante; ¡hé ahí qué linda doncella 
es María! 

María es una abeja en el hogar, y no tiene asimismo in- 
conveniente en trabajar en el campo, cuando es preciso; 
y para adornarse graciosamente una vez á la semana, ¿cuan 
do?, el domingo, no necesita de miriñaque bajo su vestido 

Si alguna vez le he dicho {le he dirigido) alguna fras» 
alegre {festiva)^ solo he obtenido de ella una fresca risota- 
da; no tiene vanidad alguna con sus amigos, pero, por !• 
mismo, no dirijáis á María palabras ligeras (frases a trevidas)i 

María posee un jardin, propio suyo, lleno de flores, as 
en verano como en invierno: medio oculta entre sus floc 
res, la pobre pequeñuela, es ella la mas bonita de entt" 
todas aquellas flores. 

Si María posee una bolsa bien repleta, es que ella tien 
una cesta, blanca, blanquísimn , para acudir al mercado^ 
cuatro docenas de huevos por una parte, dos pollitos po 
otra, para venderlo todo... ¡Hé ahí por qué se encuentrr 
rica María! 



MAHIA. 219 

Aunque el mundo diga esto y aquello... que María, sin 
saber por qué, está á veces, triste y sombría; que, otras, 
una lágrima se desliza de sus ojos... ¿qué le importa á ella? 
Ha encontraría üícilmente consuelo si quisiera. 

iCuán bella, cuan adornada está Maria, sobre todo los 
domingos!; con zapatos bajos, vestido corto azul, cosido 
P^'- ella misma, marchando ligera camino de la Iglesia... 
'^^^ brujas! si yo fuera rey qué reina. 



AINGERU batí 



Maite dut eta ezin erran 
Aingeru bati maite dúdala, 
Zeru garbiak arratsean 
Izarra maite duen bezala! * 
Zer! ez da bada zcrigaitza 
Mimzatu nahi ezin mintza? 
Non nahi naizen í^ogoan dut 
Gauaz, egunaz, aingeru hori;'^ 
Urrundik franko chede badut, 
Bainan hurbildik ezin atrebi! 

Hurbildik ezin atrebi! 
Hurbildu eta cz naiteke atrebi! 

Igande bat zen ikustean 
Nik aingerua Ichen aldikotz; 
Harén itchura bihotzean 
Geroztik hor dut eta bethikotz! 

Meza zen hari aldarean 

Belhauniko zen othoitzean 

Cero behatuz zerueri 
Agur ezti bat e^jorri zuen 
Aingeru bere laguneri... 
Ordu beretik maithatu nu2n! 
Orduan maithatu nuen! 
Ondikoz!"^ nik orduan maithatu nuen! 



(1) Xeru f/arb¿ak„. Esta lindísima imáj^eii recuerda competo- 
mente á Vilineli. 

(2) Non (donde) nahi (quiera) na* zen (que rae halle), datif»'^ 



A UN ANGE 



J'aitne ct ne peux diré 

A un ai:ge que je Taime , 

Comme le ciel pur aime Tétoile le soir! 

Quoi ! n'est-ce done pas malheureux 

Vouloir parler et ne pas le pouvoir? 

Partout oü je me trouve, de nuit comme de jour, 

Je pense toujours á cet ange; 

Quand je suis loin d'elle, rintention de lui parler ne 

Me fout pas défaut; mais de prés , je n'ose plus! 

De pres, je n'ose plus! 
Une fois prés d'elle, je n'ose lui parler! 

Cétait un dimanche quand je vis 
L'ange pour la premiére fois; 
Depuis lors, son image je Tai lá dans mon 
Coeur et pour toujours! 

La messe se disait á Tautel 

Agcnouillée, elle priait 

Puis, élevant ses ycux vers le ciel 
Elle envoya un gracieux salut 
A ses camarades , les anges.... 
D6s ce moment , je Taimai! 

Cest alors que je Taimai! 
Helas! oui, c'est alors que je Taimai!!! 



') gogoan'Jevi el pensamiento, en la mente) alngeru (¿ingel' 
n fese). 

'3) Omí^7¿o:./ Es nna interjección ([ue equivale á la francesa 
lasl y á las españolas \Ay\ \ay de mil 



\ 







aotía"r.,a\ tv\ Vve^;:- jat> 









ístsó;«Ssv-'=»'""' 



oete 






ÚV 



VvV^o^^T ba^e»- 



Sáii^E^ts^--' 



ea,*' 
:b\a 2- 



beba \a«* 



etüa» 



E¿ 



,' nt 



filtra 



(4> í^"*; (Véase 



h«i" J'.^^iv vó"' «'^ "' 



^.'''•••^'^wa^««\'* 



10' 



AINGKHi; BATÍ. 22^^ 



Non! Désormais sur cette terre 

Plus d'espéraiice pour moi! 

Elle planant si liaut! Moi rampain si bas! 

Comment pouvofis-ttous etre Tun a l'autre? 

La terrc est le séjour des honimes; 

Celui des anges est leCiel. 

Pourquoi vous, ma bieii-aimée, étes-vous 

Descendue du ciel sur la terre, 

Et pourquoi avez vous, ainsi, enlevé 

La paix de mon coeur? 

Pourquoi, ma bien-aimée, 
Avez-vous enlevé la paix de mon coBur? 

Aprds la pluie, sous les feuilles d'arbre, 

Trenible la pauvre petite goutte de rosee: 

Un fort coup de vent soufflant. 

Elle a peur de tomber dans la boue noire; 

Ma bien aimée, quand je pense á vous, 

Mon coeur éprouve la méme crainte; 

Vous étes puré, oh! preñez garde 

De tomber dans la boue , vous, ange! 

Ne regardez pas vers la terre; non! en dótournant 

Vos regards de la terre, fixez vos yeux vers le ciel! 

Oui! prenez-garde , ange, 
Ne regardez pas la terre, regardez le ciel! 



224 AixGERu batí. 



A UN ÁNGEL. 



Amo á un ángel, y no puedo decírselo, como el líi 
cielo ama de noche á la estrella! ¡Qué! ¿No es des 
querer hablar y no poder hacerlo? Donde quiera qi 
encuentre , de día y de noche , tengo á ese ángel < 
pensamiento. De lejos (cuando me hallo lejos de ella) 
bastante resolución (para decírselo) ; pero cuando Ir 
templo de cerca no me atrevo. De cerca no me a 
una vez cerca de ella no puedo atreverme. 

Era un domingo cuando vi por vez primera al • 
ángel; desde aquel momento , tengo ahí , para siemj 
imagen en mi corazón! Decíase la misa en el altar 
arrodillada oraba ; luego , alzando su vista al cielo , 

un dulce adiós á sus compañeros, los ángeles ¡ 

aquel momento la amé! ¡Desde aquel momento la 
¡Ay! fué desde entonces que yo la amé! 

No! No hay ha esperanza alguna para mí en este 
do! ¡Ella tan alto, yo arrastrándome por la tierra! ¿< 
podemos ser nosotros el uno para el otro? La tiern 
morada de los hombres , la de los ángeles es ei 
¿Para qué, amada mía, has descendido del cielo á la i 
¿Para qué me has arrancado así la paz del corazón? 
qué, amada mía , me has arrancado la paz del coraz 

Tras déla lluvia, bajo las hojas (del árbol) está {se c 
temblorosa la pobre gota de rocío ; teme que un 
golpe de viento la haga caer en cl negro lodo. / 
mía, cuando m^ acuerdo de tí, el mismo miedo abri 
el corazón. Eres pura; cuida, ángel mío, no caigas 
cieno! No mires á la tierra, huye de ella y alza tus 
das al cielo! Sí, cuida, ángel mío, no mires á la tiei 
rije tu vista al cielo. 



I 



SILBIAREN ERIOTZAN 



"Í?IUA.I>XJaaiON- EN BER.SO ^JLSOlONO^JLna 

POR 

DIALECTO DE GUIPÚZCOA. 

Rarísimos son los escritores que en nuestro país han 
mostrado añcion á la Versión de coüí posiciones escritas 
en lenguas extrañas, como ha podido apreciar él lector por 
los contadísimos traba^jos de este género, que han encon- 
trado cabida en las senes ya publicadas del Gangionero. 
Verdad es que tareas de está índole nunca reportan al 
autor la gloria que las obras originales , por la creencia 
general , ciertamente errónea , de que acusan falta de in- 
ventiva propia en quien las lleva á cabo , y porque muy 
pocas veces se aprecia tamponío debidamente su mérito, 
ni se tienen en cuenta los qsfuérzos qiieexijen , y las di- 
ficultades sin cuento con í|Ue es precisó luchar para hacer 
versiones de otros idiomas , sin qué al ser trasladadas 
pierdan el sabor y el sello especial que supo imprimirles 
su autor. La tarea es , por lo mismp, doblemente mentó- 
la y dignísima dé aplauso, áobre todo, cuando el traduc- 
ir tiene el necesario tffíb en lá elección, y en la ejecución 
^1 deseado acierto. 

La versión inédita de Arólas que á continuación doy á 
1^^^ , sin que sea en su original de las composiciones mas 
^^ecuadas para ser vertidas , revela en el traductor , que 
^H logrado vencer con acierto las principales dificultades, 
Condiciones muy apreciables y dignas de estima. 

Algo debiera Secir eñ este lugar , y con tal motivo , del 
Sr. D. Claudio de Otaegui , una vez que su nombre figura 
aquí por vez primera en las páginas del Cancionero; 
pero , como quiera que en este mismo volumen me pro- 
pongo dar á conocer otros trabajos suyos de la tóisma ín- 
dole, y, en mi sentir de mucho mas mérito aun que éste, 
me reservo el hacerlo al ocuparme en la sección de Poe- 
sías religiosas, de f5ú excelente y notabilísima versión de 
Ja oda de Fray Luis «Á la ascención.» 

15 



V-^A9»> JvJv»AA^ ■v>A.»v'>AAAX< > kA'^'AM»«AVv-^M JtK>iAX^ ^-i^í JC^Ar>V«JwVJU ' XV>fAA-vV ^ MJUt»rvv^>/Jf>AVg < 



V. 



EN LA MUERTE DE SILBIA. 



Joven alegre risas festivas 

deja estos versos, á los mozuelos, 

solo los tristes mover á llanto 

deben leerlos. ya solo puedo 

Si pudo un dia con los suspiros 

causar mi ingenio que da mi pecho. 

Cielos, ya que me quitáis 
la prenda que amaba yo, 
¿porqué á mi me negáis 
la vida que ella perdió? 
Si con pura fé me amo 
¿porque asi la castigáis? 
¿ó porqué nos separáis 
si un dulce amor nos unió? 



(i) Gazte zoro alaiak,,, lit. Jóvenes locos y alegres... ^ 

(2) ErazL Es la pasiva del verbo egin^—Egin-arazú eg^^ 
arazo, ó erazi^ hacer hacer. 

(3) Jmma, lit. ¡Señor (Dios!) Kquivale perfectamente á la t^^" 
clamacion \Cielos\ del original. 

(4) Prenda. Es voz bascongada, según el P. Larramendi. 

(5) El verbo castellano castigar, se tomó, serun el mismo W^f" 
tre bascóíllo, del euskaro yaztlga^ gaztigata^ que signítica ^y^" 
sar y corregir, «y porque esto duele comunmente, se aplica á c^*" 
tigar por modo de pena.> — El mismo Larramendi señala tambi^**' 
como origen probable del verbo castigar ^ el euskaro asti^ ast^^'f* 
que significa azota?*, y del cual se deriva astindu, tan usado con w 
significación de sacudir, pegar, azotar,— ñé aquí las explicacio- 



^^*Jvw^A,.>rJ 



SILBIAREN ERIOTZAN. 



Gazte zoro alaiak,^ad¡ nazazute, 
Atsekabe aundiak onetara naute : 
Kopla oek dirala zuentzat ez usté, 
Tristeak bakarrikan irakor bitzate. 

Zenbait parre ezticho nago erazirik ^ 
Ingurura deituta mutillak bildurik; 
Baña gaur ez dezaket negarra besterik 
Biotza daiikalako arras penaturik. 

Jauna,^ aditu beza, iñondik albada, 
Arren izan dezala neretzat kupida: 
Kendu didan ezkero amorezko prenda* 
¿Zergatik uka neri bizi ura bada? 

Fede garbiarekin maita baninduen, 
¿Zergatikan orrela kastiga^zenduen? 
¿Edo zeren orrela gaituzu 4?ereizten 
Amodio gozoak lotu baginduzen? 

ftcs que sobre el origen de dicha voz da el insigne Cliao, conforme 
^ffioien en un todo en cuanto á su procedencia euskara: 

, *Casti(;a, gaztiga, lu, Ize.... Du priinitif euskarien GazlCy en bas age, jeune. Les 
jeuDes bommes servant de courriers daiis les republiques ibéfiennes. le conjugatif 
tifttiqa, ijmlia, /u, ite, est employ»? dans racceptioii de mander, envoyer diré, faire 
savoir, Olí par lettres, ou par iiiessager. On dit aussi bien par s, Gattia, Gasligatzvn, 
^ion le dialecte. Tous les mots castillans^ franjáis et lat. de cette famille sont d'ori- 
poe euskarienne.» 

y mas adelante en la voz CasUyu añade: . 

'Les peres, les méres, dans la famille. les vieillards, dans la république ibérienne, 
Aíent ceux qui faisaient la répriroande et infligeaient les corrections a plus jeune 
tesoi, Gazle. II est tres certaiii que i/n, ¡/utf, tjoa. sont des formes grammaticales et 
t tcnn. propres á la languc cuskarienne. 11 y a aonc erreur de le part des latinistes, 
iéoomposer le v. latin cnstnjare, par caslns et ugere; sans conipter que castus est un 
►r d*ongine puskarienne.» 



22S c:lai:dio dk otaegui. 



Si fué delito el amor 
pena igual los dos debemos; 
si nos queréis castigar, 
la muerte los dos probemos, 
V si no la merecemos 
¿porqué se ha de condenar 
ella á morir, yo a llorar 
el crimen que no tenemos? 

Si ella nació para mí, 
para mi justo es viviera, 
si para amarla nací, 
con ella morir debiera; 
¿porqué es lia pena mas ñera 
ver lo que en mi daño vi, 
y perder lo que perdí 
sin que yo lo mereciera? 

Cuenta, mi amigo, tiene en su manto 

cuántas arei^as noche serena, 

tienen los rÍ9s si contar quietes 

en sus riberas: todas las penas 

cuenta primero que en este instante 

cuántas estrellas mi pecho aquejan. 

Si dices que la quería 
dices poco, Celio amigo, 
si dices que la adoraba, 
nada expresas mi cariño; 
deja que lo diga yo 
con mi natural estilo: 
«Me moría por ser suyo 
y para llorarla vivo.» 

Quisiera, amigos tiernos, 
no haberla conocido; 



Gaizki egiña bazan alkar maitatzeá, 
Merezi bagenduen kastigatutzea, 
¿Zergatikan emaii ez bioi eriotzea 
Egokiago bazan berdin pagatzea? 

Baña utsegiterik ezpada gurekin 
¿Zergatik eripetu uta eriótzakirr 
Eta ni ibar ontan negar samiñakin, 
Ezpadegu okerrik iñondikan egin? 

Aingeru polit ura neretzako bazañ, 
Munduan bizitzea bidezko gauza zan; , 
Urí maitatutzeko jaioa baniptzan 
111 bear nuen ustez arekin batean. 

¿Zergatikan da bada, miñagoko pena, 
Ikus nere kaltetan ikusi nuena, 
Eta gañera galdu lagunik obena, 
Ezpanuen merezi ¡oh! Jaun andiena? 

Konta nai badituzu gaurko nere penak, 
Konta errek-ertzetan diraden ondarrak, 
Konta, adiskidea, zeruko izarrak, 
Ezpáditu estaltzen gaueko goibelak. 

Chit-asko nai niola esaten badezu, 
Nere adiskidea, guchicho diozu, 
Gurtutzen^ nintzaiola mintzo bazera zu, 
Nere naitasunagaz ezer ez diozu. 

Lajatu egidazu esaten bakarrik 
Nerezko esaeraz laguntza gaberik: 
«Iltzen nintzan arena izateagatik 
Eta bizi naiz orain negarrez argatik.» 

Adiskide biguñak, nai badute aditu, 
Egiaz naigo nuen ezpanu ezagutu; 
Bada nere biotzak ez dezake ukatu 
Betiko penarekin nauela lajatü. 



Véase en el Vocabulario final el origen y significación dé 
rbo. 



230 CLAUDIO DE OTAKGUI. 

mas no, que conociera 
me dio placer divino. 
Quisiera, pues, no amarla 
y sólo haberla visto. 

Mas ¡ay! era forzoso 
verla y quedar cautivo. 
Quisiera... ¡oh qué desgracia! 
no sé lo que me pido: 
quisiera verla, y luego 
dar el postrer suspiro. 

(▲ROIGAS.) 



(7^ Geldi, por gelditzea, 

(8) Ez hadahit ordea,,. Si no sé lo que pido.— La particulí» ^ 
antepuesta á dauit, equivale á la conjuíracion ca.stellana si» 

(9) Nni ziiiuzkPt ikusl,... Quisiera vprte, por quisiera verK^' 
De otro modo hubiera dicho nai vukf*. 



SlLtílAKKN EH1«>TZAN. *^31 



Baña ez, ez det iiai ez: zeren ikusirik 
Jainkozko atsegiña ncrekin nuen nik. 
Izandu ezpanuen ikusi besterik 
Maitatuen damua etzen zer izanik. 

Baña ¡ay! zer esandetü premiazkoa zan 
Ura ikusi eta gelditu' mendean. 
Nai nuke ¡o doatsua! zerbait nai nuke esan! 
Ez badakit** ordea, zer eskatzen dedan! 

Ala ere Jaunari alchata biotza 
Sentitutzen dedana esango det aisa: 
Nai ziñuzket ikusi'' jbaldin albaneza! "' 
Eta eman benanche nere azken asnasa! 

'c, OTiLmavx,) 



)) tíaldht alhnneza. si pmlieral í.a conjuiioioii baldin hace 
veces lie una verdadera interjección: es como si dijera ¡Ay 
neza! La particula aU antepuesta al verbo, indica el concepto 
idn\.. El ha que le si^rue, es abreviación de la particula afir- 
va btni (si), que da aun mas fuerza á la expresión. 



poesías festivas y satíricas. 



*-V-,'-V^ ■•-'/'W'W^ 



y ! A--/ 



POESÍAS FESTITAS Y SATÍRICAS. 



rmaii parte de esta sección dos composiciones inédi- 
311 dialecto l>izcaino, de D. Ensebio María Dolores de 
le ; nna interesante y curiosísima colección de Epi- 
nas , de este mismo ingeniosísimo escritor , y varias 
leñas poesías festivas del poeta easonense Serafín 
)ja. 

.lAKUMiAN sENDOTASüNA, de Azcue, es una intencíona- 
ítira contra la inconstancia de las mujeres en el amor; 
►NKEHiJA TA GizoNTASiJXA, uua ci'ítíca de los que se 
iglorian de los timbres de sus mayores, y creen tener 
ello, sin mérito alguno propio, títulos bastantes á la 
ideracion de sus conciudadanos, 
itre sus Epigramas . (composiciones que Azcue ha 
izado con el significativo y original nombre de Ziri- 
oak , hay algunos calcados ó imitados de la poesía 
ellana, pero en su mayor parte son originales , y dan 
la muestra de la juguetona musa y las excelentes 
liciones de satírico de este escritor bizcaino. 
is cuatro pequeñas composiciones con que cierro esta 
ion, han visto todas ellas la luz en diversas obras de 
iitor , y llevan el sello especial que caracteriza todas 
producciones del simpático Serafín Baroja. 

uchas mas eran las composiciones festivas (jue tenía 
caradas y dispuestas para ser incluidas en este volú- 
i , i)ero la extensión que han alcanzado varias de las 
aeras secciones, me obliga, muy á pesar mío, á redu- 
ésta y las subsiguientes , so pena de retardar mas de 
3nveniente la publicación de la obra , y de dar á esta 
e dimensiones que no caben dentro de las condiciones 
[i publicación. 

o desisto , sin embargo , de dar á conocer las muchas 
lucciones de la misma índole que aun me quedan en 
era. y cuya inclusión en esta serie me veo obligado á 
mcia»", pues confío, contando con el favor del país, en 
indolas á luz en un plazo mas ó menos largo, en nue- 
v sucesivas series del Caxcionkuo. 



-^ J J 



til 



T-W 



-»»=^^ 



...^-T^^^ -g^^ 



ENAIONIAX SENOOTASÜNá. 



Salomón '--rre^ij 
Gizon 'akintsuj 
Andrak ijjiti aurkitu zan 
Galdiirik burua;* 
Gaztiak eta ederrak 
Zituzan lastanak,- 
Zurí, balts eta sorri 
íita baltscranak/' 

Salomón zan gizona 
Bcstiak laagoa ,* 
Baña izan cban maisii 
Geure Jaungoikoa : 
Alan esan zituzan 
Gauza jakintsuak 
Jaungoikoak berari 
Buruan sartuak.' 

üíE^dau eniakumiak , 
— Salomonek diño — 
Gu:Jiz tnaite gii^onik 
I:^an oraindiño.n 



Salomón egoQ zab 
Usté dot zororik 
Hdo egip esateko 
Ez eukan íjo^rik.*' 

Hmakumiak dagoz 
Mundu zabaltan ~ 
Edia legez zalak 
Maitetasunian: 
Alando bar egoan 
Ainchiña erri baten, 
Zeñen bizi-modua 
C^rain noa esaten. 

Joanikok ta Teresak 
Diñodan errijan 
Ez euken galduteko 
Alkar urte bijan: 
Gurasoai esan da 
Eskondu zirian, 
Ibilli barik beti 
Alkarren atsian. 



(1) Galdurik huraa^ lit. perdida la cabeza; trastomadd el seso 
i2) Laztatira significa propiamente. querUló-a , ainado^a 
\ sase también con la signiíicacion de ábi-uzo, (véase eí Vocabula- 
rio). Fin el texto está empleada en el sentido que dejo expresa 
en la traducción. 

(3) Zur¿, balts, etc. Blancas, negras; es decir, mujeres de to 
<las clases j' razas. 

( 4) Bpsiiak langoa, como los demás: igual ó semejante á to- 
dos los otros 




% 



{ 



Í^^^¡KJS 



£. 



FIUMEZA DE LAS MUJERES. 



El Rey Salomón, hombro sabio, hallóse perdida la ca- 
5a, por causa de las mujeres. Tenía jóvenes y hermosas 
ncebas blancas, negras, coloradas y morenas. 

Salomón era hombiv cono los demás, pero tuvo por 
estro á Dios : de este modo dijo cosas sabias que Dios 
liabia infun4ido en h cabc^^n . 

a^Njunca hasta ahora — dice Salomón — mujer alguna ha 
rido del todo (de corazón) á ningún lyombre.v^ Sospecho 
í (al afirmarlo) Salomón estuvo alelado o que no tenía 
las de decir la verdad. 

Víujeres hay en el mundo, flexibles cual correas, en cues- 
n de amor, y, (en prueba de clló)y voy á contaros la vida 
una de ellas que vivía en un pueblo hace algún tiempo. 

in el pueblo á que me refiero , Juanillo y Teresa no 
ían mucho (estaban muy lejos de creer) que habian de per- 
el uno al otro en el plazo de dos año;. Tomaron el 
isentimiento de sus respectivos parientcs^-^y casaron, sin 
lar siempre el uno tras del otro. 



)) Bn7*tian sarticak, lit. cabeza en la metidas; es decir: «Sa- 

lon era un hombre como todos los demás, pero liabiendo teiii- 

por maestro á Dios, expuso muchas sabias máximas que F 1 le 

ia inspirado.» 

\) El poeta liabla en sentido irónico en la secunda parte ¿e 

i estrofa, xíomo so dednre de la simple lectura de las que le 

len. 

') Miiifdu zahul-íaiK lit. mundo ancho en el... 



•2;w 



KUSKBIO M." DOLOllKS ÜE AZCl'K. 



Urte bat igaro eben 
Memento bat legez 
Alkarreri begira 
Pozik eta barrez; 
Baña gaiso char batck 
Artu eban Joaniko 
Ta liste eban niedikuak 
Ez zalá biziko. 

Asi zan emaztia 
Burua apurtuten,** 
Iñoen consejurik ^ 
Ez ebala artuten; 
Matrelletan eukazan 
Negar anpuluak , 
Eta ezin kontau leikcz 
Bero zizpuruak. 

«AmaitLi da — ziñoan — 
«Neure bizitza ona! 
«Zegaitik artu neban 
«Maitia gizona! 
«Ai! ze ariñ igaro dan 
«Neuretzat mundua! 
«Ze naiz faltan ezkero 
«Echeko burua? ^" 

«Bctor*' erijotzia 
«Betor nere billa, 
«Bizi bedi Joaniko 
«Ta neu ill nadilla ; 



«Ez dot nai osasunik, 
«Ez ta bizitzarik, 
«¿Zertako dot bizi)a 
«Neure Joane barik?»> 

An agertu zan laster 
Negardunagana 
Abel ill zanik ona 
Asetan ez daña; 
Aragi bako agura 
Kodañadun zarra , 
Darabillena beti 
Atseti negarra. ^- 

»¿Nor kentzen dot mund. 
— Diño erifotsiak— 
«Gizona?, edo gura dau 
«Etorri" emaztiak?» 
Arritu ta Teresa 
Muturik egoan , 
Baña asmurik illteko 
Ez eukan gogoan.*^ 

Al izan ebenian 
Eragin miñari, . 
Bizkor erantsun eutsan 
Erijotsinri : 
i^ Bal din nai ez badoTu 
(.ijoan lagun bariky 
i^Neure señar maitia 
(f^Dago or ill gurarik.vi 



ti? 



(8) Burua apurtaten, lit. rompiéndose la cabeza... 
(0) Sinónimo euskaro puro de la voz k nisejux esondea. 

(10) Echeko hurua, lit. casa de cabeza la; el jefe, la catJ^^^^ 
de la casa. 

(11) Bktor. Es el presente de imperativo del verbo etorri, 

(12) «A;«, nWi—ac/ertu zan, apareció— í^í^ít, pronto— «e*/^^'" 
(lunagaua^ donde la Wovo^^, —as(*tan ez daña, el que no se t»^^" 



EMAKUMJAN SKNDOTASLNX. "289 



Pasó un año, cual si fuera un momento , mirándose el 
uno en el otro llenos de alegría y de contento; pero una 
maligna enfermedad hizo presa en Juanillo, y los médicos 
desconfiaban de salvarlo. 

Comenzó la esposa á quebrarse la cabeza, sin que escu- 
chara consejos de nadie : sus mejillas se llenaron de lágri- 
mas y punto imposible fuera el referir sus suspiros. 

«Acabó apenas comenzada mi dichosa vida, — decía. — 
¿Por qué me enlacé á un hombre amado? Ay! qué rápido 
ha pasado para mí el mundo! ¿Qué soy si falta el gefe de 
la casa?» 

«Venga la muerte, venga en mi busca , viva Juanillo, y 
ii^i Llera yo ; no quiero U saluJ , no quiero la vida ; ¿para 
qiac la tengo sin mi Juan?» 

Pronto apareció á la afligida mujer el que no se harta 
desde que murió Abel ; el viejo sin carne (esqueleto) de la 
•^viadaña, que lleva constantemente el llanto tras de sí. 



ir 



*¿A quien me llevp del mundo? — dice la Muerte. — ¿Al 
Viombre , ó es que desea (prefiere) venir (en su lugar) la 
esposa?» Petrificada Teresa permanecía muda , pero no 
hallaba cabida en su mente la idea de morir. 

Cuando (repuesta de su asombró) pudo mover la lengua, 
contestó presurosa á la Muerte : «ÓV acaso no quieres mar- 
charte sin compañero , ahí está deseando morirse mi amado 

^pOSO,)} 



^'-Ábel iU zanik ana, desde que murió Abel hasta hoy; — af/n- 
''fl» encorbado,— ja?'r£í, y\e]o,—arag¿ bako, sin carne— ftüí/¿i;>a- 
'^^'W, el de la guBáañsi^—daradiUena, el que anáA—f^ti, siem- 
pre— a^vf?^:, tras si—ncgarray el llanto.» 

(13) Batía, pero— pj eukan, nótenla— gogoan, en el deseo—- ¿1.9- 
murih^ prop<^3itos-¿7í^eíio, de ó paca morir. 

(Í4) Ili r/ura?^ik, con deseos de morirse. 



&IZQKKERIJA TA GlZOKTASVKA. ^ 



Ainchinatar bat okcrra 
Lagunik bako gizona," 
Eta itsu zar bat ezkcrra 
Batsar askotan egona 
Eta lagunentzat ona, * 



«Neure ainchiñako guztij^it, 
— Ziñoan gizon zatarrak ^ — 
«Ziriaii odol garbijak, 
«Gerran ^ general andijak: , 
(«Bakian gizon bakarrak.»^ 



Batu zirian bein bijak 
Taberna zulo batían ,* 
Nun gauza azkoren gañían 
Guzurrak asko ta egijak 
Iribijatu zirian. 



Bere mosua izurturik 
Itsua egon zan entzuten, 
Eta esan eban siiturik : 
<(Ez dogu euki guk itsurik 
(íBaha nili e¿ dot ikusten.yi 



(1) üizoNKKRiíA TA GizoNTAsuNA. Hé squi una frase verda^^®' 
ramente intraducibie en castellano , lenjrua que carece de vor-^^^ 
que expres€« la diferencia señalada en el texto oriífinal. 

El bas3uence forma , sencilla y naturalmente, nombres abíFti^^'^P' 
tos de casi todas los adjetivos , y aun de muchos sustantivos , ^^^ 
mas que posponerles ciertas partículas. Así de zuzeu , deréc^*^' 
formamos zuzkntasuxa. justicia : de ow, bueno, owtasun-a, b^^"' 
dad ; de garbín limpio, puio, f/at^híTASuyí-x, limpieza, pureza ; v 
ancU , grande , andltas'ma , «grandeza , y asi en todos losder^^^^ 
casos. 

F'ero la riqueza de formas del bascuence se reconoce mas y vt^^^ 
cuanto se examina mas á fondo este filosófico idioma , y , en e^^^^ 
caso particular , por ejemplo , vemos que no solo ss limita á la '^^ 
irla expuesta, que facilita extraordinariamente la formaciork ^¡^ 
nombres abstractos , sino quo además esa misma 'erminacion ^^" 
presa, sin dejar lugar á duda alguna, las cualidades buenas ó iBr^^- 
las del nombre á que se junta. 

Y asi como de zuzen, on, garbi, andi. hemos formado losat^" 
tractos correspondientes , sin mas que posponerles la partl6'«J^3 
tasuf^i , que expresa una cualidad recomendable , de la misma n^^ 
ñera, por ejemplo, formamos de ordi, ebrio. orífé-KERi-A, embria- 
guez : íle char , malo , c^^r-KERi-A. maldad : de gizachar^ vaio, 
canalla, gichazar-KEKi-A, ruindad, etc. : sin mas que posponer ia 
partícula keri-a , que envuelve ya en sí y dá á conocer la idea de 
maldad, bajeza, ruindad, etc. 



» » » 



Un anciano tuerto, hombre sin amigos,^ y un viejo cie- 
go y zurdo, que había estado en muchas reuniones, y era 
muy bueno para los suyos,"* 

Juntáronse en cierta ocasión en una taberna , * donde 
sobre muchas materias, revolviéronse y se barajaron mu- 
chas verdades y embustes. 

«Todos mis antepasados, — decía el hombre feo, — eran 
de limpia sangre , grandes generales en la guerra,^ únicos ^ 
en la paz. 

Escuchóle el ciego torciendo el gesto, y díjole incomo- 
dado: iüNohernos tenido nosotros ciegos (en la familia), />^r(? ya 
^ veo por eso,Ti> 



¿Puede darse mas fílosoña y mas riqueza de formas? 

Ahora bien, aplicando la preoedente regla al nombre sustantivo 
9^^f>n , origen de esta nota , deduciremos que la palabra gizonta- 
iuncí, , expresa clara y. distintamente la idea de hombría dé bien, 
de grandeza , bajo uiía y otra fbrma , y que gizonkeria , por el 
contrario , indica perfectamente una idea pequeña y miserable, 
^^o es la del hombre que cifra exclusivamente su vanidad en las 
acciones de sus antepasados, aunque esté muy lejos de reunir las 
^^lidades ni las virtudes que hicieron á aquellos acreedores de 
í?^^ria y de alabanza. 

(2) LagunUo bako gizona , hombre sin amigos. Este verso 
^'^¿uerda la locución castellana, tener cara de pocos amigos, 
, (3) Baisar ashotan egona,,,, hombre franco, de trato agrada- 
"*®> que gustaba de reuniones, y que había estado en muchas. 

(4) Taberna zulo batían, en una taberna.... donde se mezcla - 
^^n y barsgaron sobre rail asuntos muchos embustes y algunas 
^«irdades. — Sinónimo puro de taberna, ardotegia, arnotegia, 

tó) El P. Larr. pretende que la woz guerra es bascongada y pro- 
^^^e de guzierra, guzierrea, sincopado en guerra, y quiere decir 
*todo quemado y abrasar'o», que es efecto de la guerra , ó de gu- 
^^*^ah, gurerreak^ geu-erreak^ «quemados y abrasados nosotros», 
3^' es lo que sacamos de la guerra. El sinónimo correspondiente 
^Ue mas se emplea es goda* 

(6) Bákian, en la paz, gizon bakarrak, hombres únicos; esto 
^^. *sin par, sin rival en tiempos de paz». 

1^6 



>»^*v>.%^^ív«vkAA^xB 



ZIRI-BERSOAK. 



i-Eral^agijá. 

Kanarijoak * ta ]ilgeruak - 

bitsuak, 
Disputia euken euren kantian 

gañían : 
Entsun da gero kantu guzti)ak 

idi)ak 
Erabagi eban^ ¿zer usté dozu?... 

Mw...w...¿.... 

a^-]iiMáii«^ flMiitk eta mdxapii, 

Andrak galduta dauke mundua 
fita gizonak andren burua : 
A]an galduta dagoz gizonak 
Mandu ta gonak. '^ 

3— ChMton^ 90»a. 

Errijan dago gizona gorra 
Eta kalian ibilten zorra ; '^ 
Zein garizuman ez da aspertuten 
Sermoi entsuten. 



(15 Los basco-franceses designan al canario , (serin-ne) co 
los nbmfjóres dé hemaáia, kirishileta. 

(2) Y\ jilguero (chardonneret) es conocido en los varios diaiccr-' 
tos dél badeuenoe^ con los nombres iXQkamaba^ hardincha, hat^^ 
dinala y kardamirua. 



^^^ • ' • " ^'''^'^'^f^''^^^*^''>'^ir>fVvv-*r^rvv>i-sf^^j-\/->i->i'v-^.,>j'j--^ 



EPIGRAMAS 



1.— Üécísion.— Senteacift. 

Hl canario y el jil^eFO ambosu á des disputaban sobre 
canto respectivo; después de escuchar todos los cantos, 
buey, decidió... ¿qufrcrcís? AÍ4...ifc.r'.ifc..*. 

Hli epigrama no es sino una. ampliacioh de la conocida locución 
^t;«llana: Habló el buey y dijo mim,.,^ que sé aplica á (ps necios 
ostumbrados á callar, y qWé ciiandb llegátt'á'líafclar es para de- 
* silgun desatino. 



2— El mundo, los fc9pteea J^^3^ mujeres. 

ias mujeres tienen g^i^dido je4 mando, y los hombres 
^éistornadd) la cabeza de las. mujeres: de este modo se ha- 
ií.11 perdidos homÜi^é^, irwkVM y lÁujeréfs. 



3.— Chanto* el aforéot 

Existe en el pueblo un hombre sardo é insensible al an- 
lar en la calle, el cual en la Cuaresma no^ se cansa de es- 
Uchar sermones. 



(3j La ^maofuúi , eiiagüáfe , se hftila etttí^Iéaíd»* pftí* mémbi^ás, 
n'HJeres,e¡tíe\ mteiíiO'seiítido qufe dláciitíó* éií cá«téM«W* if/WlMWO 

(4) Rhltaft mtten soi^n, xximA^M^, cpié nduleütfei qu^ no oye 
le puro sordo, qae pasea la^ ealléíá sitt dtnt*séf cttetítá dfe njída. 



{ 



244 EUSEBIO M.» DOLORES I>K A/CUE. .; 

4-Medika Mldurtija. 

Eltsen zanian Mediku ¡aun bat 
Kanpo-santuen ^ aurrian, 
Bere bitartez ill zirialez ' 
An eiifozanak lurrian 
Hztaldu barik bere arpegija 
Ez zan egoten urrian. 

S— &ÍZ011 Jan gichikoa. 

Ikusi dot Joan Antón, 
Jaten lapiko bijak 
Eta ollasko bi andijak 
Eta libra bat salmón. ^ 
Baña ardaorik ez eban 
Artu nai bitartean, 
Ze jan erdira artian 
Egarririk ez eukan. 

8— Iría l^aten. 

Ezin y--diño Joan Pedrok— 

Buruan sartu jat, 

Gauza bat i\atia 

Botera itu ta bat. 

Neure emaztia, — Marcos 

Asi zan esaten ,^ — 

Tiemoniño ta mundu 

Ta aragi da baten. 



(i) El bascuence tiene una voz propia, y por cierto preciosa, 
para designar el cerner* terio, sin necesidad de acudir al manosea- 
do karípo^sanUia. Tal es ill-erria, de etimología perfectamente 
científica, que quiere decir tanto como pueblo ó lugar de las muer- 
tos, y de derivación exactamente idéntica á la griega necro^polis. 



% 



ZlRl-BtíHSOAk. ¿45 



4—11 Médico miedoso. 

erto médico cuando llegaba frente al cementerio no 
aba á él, sin cubrirse antes la cara,/wr temor de los 
lallaban en aquel recinto por causa suya. 



5— Hombre de poco comer. 

ícion libre del siguiente epigrama de 1). Nicolás Moratin: 

«Ayer convidé á Torcuato, 
Comió sopas y puchero, 
Media pierna de carnero, 
Dos gazapillos y un pato. 
Dóile vino y respondió: 
«Tomadlo por vuestra vida, 
Que hasta mitad de comida 
No acostumbro á beber yo. » 

6— Tres en uno. 

lede caberme en la cabeza, — dice Juan Pedro — que 

sea á la par una y trina, 
posa — responde Marcos — es á la vez {en una sola 
monioy mundo y carne. 



Imon. Lástima grande es que el aulor haya d^ado pasar 
bra, que ni es pura, ni siquiera euskara, teniendo como 
ascuence la propia equivalente izoki-a^ izokiri'aj ó izo- 
mun á todos los dialectos (salmon-saumon). 
i zan psaten,,, Lit., comenzó á decir... 



< 



:;^6 EUSEBIO M,* DQUaapS DE AZ€UE. 



Lumian bitartez. 

8.— Gusur uledun bateri 

Zeuria dala ulia 
Diñozu 'Mari-Ahton : 
Qai ze ez deutsula Pons-ek 
Doan epion - RiJhQn. 

Eskríbjiuen egija 
Eta andrian negarra , 
Eta isilla atso zarra.... 
Guzurra da guzti|a. 



Bart neugaz afaldu ta 
Oirá pozik pian 
Joane, baña gaur iUik 
Billatu dute oían: 
Ez egoan gaisorík, 
Baña amets egin dau 
Erriko medikuak 
Dabela bisitau. 



íi) Gamo ?ia();»if}jp jjqíto de U voz ¿nfernu, de oríg^ 1 
bpsueile^ ^íeijé ^ ^^\2\^\^ pjP^ia sule^q, forxnadí^ i 
W^ cqh f^rr^^Jo á Tos bueojós pn^M^úiiQs ^ti»ol<giQQg, 
pó^ diversos e&^ltoj;'^ eusMÍ^os, fudtre los qué ríwuer^Q í 
y á D, Tomás de Sor^^^guiet» (Triunfo de la ^^amjkMm 



ZtRI-BÉRS04K. 247 

7— Los ESCRIBANOS. 

Ks ti'aduccion del siguifeble út Lean té Ari>OyaI: 

«Con las plumas se remonta 
El águil^ ii^st^ los cjelos, 
Y éí é^cfíbaíio con éllás 
Se abate hasta los infiernos.» 

S.^AtlM t« ftíi posftixo. 

Dices que es tuyo el pelo, Mari-Antoa; sí, que no te lo 
habrá dado Pons de regalo en Bilbao. 

Ks tradueoion áe im epifl^rama castellano. 

Verdad de escribano, llanto de mujer, y vieja callada.... 
^^do es falso. 

^^ Una ampliación de la locución proverbial castellana: «En co- 
jera de perro y lágrimas de mujer no hay que ere^r^» 



""-s traducción del siguieiite epigrama de M. de Salinas: 

«Cenó Andragóras Bañado 
Ccrtmiígó anoche, de gátiíi, 
Y ytt muerto esta mafifftín 
En su cama lo han hallado; 
4i 4a tíín arAebaladíi ^ 

Fin, quieres saber, Faustino, 
La causa, yo la adivino: 
CLue en Hermócrates, doctor, 
Soñfó, y c^ue áíñ riíáS ¿blar 
De urt médico á mCfrit vitió.ir 



pangada, pág. 137). Su-lezea equivale á abismo de fuego, de su 
^^gp, y leza^leiza, abismo, anípo, ciwva. ¿jP«ied« ^tef^ «n mim- 
"'^'a mas propio ni mas expresivo? 

(2) Doan emon, donar, dar de regalo. 



^VvV AAA.-»^-vA/V*>AAAA.^v4. Wk- ' A^ JAAA. wMA«AVv>XAAP>»M>AAArv-AMvM>V-,.Ay^AV^ K>-v'v-AAi;-/^ 



serafín baroja. 



ZIRl-BERSOAK. 



É. — .4«fO-IUBMtfiMlik. 

Ikusirik pasatzen * Semeak bereala 

Astoak ugarí, - Hsantzun du: «¡Ené^ 

Aita batek, algaraz Oiek nere anaiak! 

Dio semearí: Ez nuen nik usté 

«Begirakiok, Pello, Berorrek zitucla 

Iré anaiari.» Orrenbeste seme.» 

9. — jJMiiila teñen arrazoin. 

Madalen ezkondu zan Ama suyaren kontra 

Bersolai batekin; Pozoitua dago, 

Zortzi garren illean Ta alabak esaten du: 

Poz aundiarekin, «¿Ñola geroago, 

Eder eta galanta Zortzikoak * egiten 

Seme bat du egin. Oitua badago?» 

S.—MieMhu baien ateratMa. 

Conke '' esan beza, mediku jauna, 

¿Asmatu nuen, ez da ala, 
Nere alaben *^ tristetasuna, 

Amore kontuba zalá? 



(i) Sinónimo euskaro del verho pasatéi: iragó, ioaro, iraga 
transitar, passer. 

(2) Aatoafiugari, burros abundantes. 



I^r^^^^S^T^^TT*? 






SERA FIM BIR OJi 

EPIGRAMAS. 



\/iendo pasar un numeroso grupo de burros, un padre, 
i^ndose, dice á su hijo: «Mira, Pedro, tus hermanos.» 

El hijo al instante respondió: «¡Cá! esos mis hermanos! 
Í^ÍL-ccmrt yo que F, tuviera tantos hijos. ^^ 

9.—MA9 rmzmn de Magdalena. 

Magdalena casó con un versificador, y á los ocho me- 
ses, con gran júbilo, dio á luz un hermoso y robusto hijo. 
la madre está irritada contra el yerno, pero la hija di- 
ce : n\Cámo mas tarde si está acostumbrado a hacer zortzicos?» 

a.—SaUdm de ^n m%édiem. 

¿Con que diga V. señor médico, acerté yo, no es así, 
lue la tristeza de mi hija era cosa de amor? ¡Es la pobre 
^n inocente como un pichón, sin malicia ninguna!; y es- 



^^) E)ie! Es una exclamación que acepta diversas traducciones. 

(4) Zortziiio , voz que literalmente significa de á ocho , es el 
JJ^nabre de un género de composición poética y musical , muy co- 
^^ííido y característico de los bascongados. 

. (p) No es bascongada la locución conke , que inicia la compo- 
^l^on, por mas que sea muy familiar en el lengu^e vul<>ar de San 
^hastian , que el autor reproduce con gran fidelidad. Sinónimo 

^uskaro mas admitido de conke , beraz. 

^}^) Alaben, por alabaren. í^ primera es forma privativa del 
plural. 



í¿r)0 SKKAFÍN B\HOJA. 



¡Ain da gaisoa inusentia! ^ 

Usakurpe bat b^z^lA, 
Malizi '^ gabe; seguru nago 

Mutill boskorren '* bat dala. 
— Doña Leocadi: konfornie nago: 

Andre jakintsurik cz da 
Españiatik Alemanira 

Befori Tcnbizi ez baía. 
Bañon ote dan mutill koskorra 

Edo alaba ote da, 
Egin artian, '' berorrek ezin 

Jakin lezaken gauza da. (*) 

S.—jJVnrh eManí 

Milla bat aldiz Josek Pascuala 
Arkitu zikan zatarra^ 
Broma zalia, au t*ura zalá; 
Ainbeste burla ^* ta farra, 
¡Ta orain José dik senarra! 



(1) Sinónimos puroi^ de esta voz : gaitzik-bagea , ogengaE^ 
bilartez^oa, 

(2) Sinónimos: yalztakerl-a , gaizki^a , dongetasima , gc^ 
hlntza, amarrua, 

(3) Mutill kóSkorra, un muchacho talludito , un rapazuelo^ 
niozueh). 

(4) Egin artian , Ht. hasta hacerlo j hasta, darlo á lv^.. 
no puede V. saber si es hijo ó hija. 

(5) Véase lo que sobre la etimología de esta voz dice Chio < 

su VOGAUULAIRE ÜPÉOLOGIQUE, pág. 166: 

«L'école fran^ise mttache le mot burlesque á ritalien bur,lé»C0y par biirtii, piiri^ 
t«rie . attrape. Nous ne voyons pas pourquoi Ton donnerait la préféreínoe k TUrito 



ZIRI-BEUSOAK. 251 

ra que es (Ja causa de ese malestar) algún mucha- 

iia Leocadia, estoy conforme. No hay mujeres sá- 
íspaña á Alemania , si V. no es de entre ellas la 
pero si es un muchachuelo ó si es hija, esa es cosa 
no puede saber, mientras no lo veamos. 

,'uiente epigrama de A. G. Tejero tiene bastante analogía 
I Sr. Baroja, si bien encuentro mas gracia y mas natura- 
íl del poeta easonense. 

«Cierta madre inocentona, 
Preguntábale á un doctor : 
¿Podéis decirme, señor, 
liO que sufre mi Ramona? 
Ello es que el vientre la crece. 
No come y está tristona : 
Yo no sé lo que padece ; 
Yo pienso que un airecillo..v 
Y el médico: «No se añija)^ 
Contestó, «que vuestra hya 
liO que sufre es muy sencillo, 
¿Sabéis lo qué? un «deseu idilio». 

A.— ¡Quien t0 iUferal 

eces José á Pascuala la encontró fea , amiga de 
y decía que era esto y lo otro.... ¡Tanta burla y 
a... ! y ahora tiene á José por marido! 



urlúf qui est aussi caKt., et que l'euskai'ien pourrait regarder comine sien, 
meUleur titre. C'est avec des hóchements de tete et avec des grimace» 
i moquerie, quand on joint I'action aux paroles; partant de lá , hurla ^ for- 
, tete t par term. significative et expresíve , pourrait étre la contraction 
de burnla. De iaimu, bouche , lévres , partie du visage , la moquerie qui 
atrefaire, les personaos en grimagant , est appelée en euskarien mutihOf 
cOf qui exprime aínsí, en un sens tres difTórent l'ua de I'autre, Taction du 
eelle du chanleur: preuve que i'origine euskarienne du mot Música^ mu« 
16 victorieusement toute étymologie latine ou grecque.» 



▼ 



POtSIllS mlSTICllS t MUCIOSIS. 



; f. 



h 



7??r 



1. 

AVE MARIS STELLA 




v3 » 



VBR.SION SX7SIC^R.JL 

POR j. iusEBio Jaría Iolores de 

\ uno (le los tomos anteriores (IV de la serie II) he 
> á conocer , eñtt*e otras composiciones de este ilus- 
o poeta bktíaino . una excelente traducción euskara 
lúgubre y solemíie hámno religioso , conocido con el 
tl)re áe Dies ir^:..., composición que, como dije en el 
»'e juicio de cpie la hice preceder , bastaría para acre- 
rle de hombre de gusto y de excelente poetíí. 
oy tengo el gusto de ofrecer á los lectores del Cancio- 
otra vei*si<)ri, también inédita , y no menos notable. 
»tro de los mas conocidos himnos religiosos : el Ave 
is steliOí, de San Bernardo , que el mi'smo Sr. Azcue 
lujo á la lengua eiiskara, con una precisión y una ele- 
cia verdaderamente dignas de aprecio , y que hablan 
<^ alto , ttifito en favor de las excelentes cn-á-fid^ées de 
ta de este laborioso profesor, com^delortltexibUidlad y 
leza de la lengua bascongada, que tan admirablemente 
resta y se amolda á la expresión de todo géftéro de 
imientos y de ideas. 

ilcil y cómodo me hubiera sido acompañar esta nueva 
;ion del Sr. Ay.cue de una de las muchas traducciones 
ellanas que de este himno abundan en los libros pia- 
)s; he preferido , no obstante , atendieiulo al fin filoló- 
, objeto principal del Cancionero , ha.íer de ella una 
ion, literai hasta donde sea posible, para que de esta 
lera, el lector pueda apreciar mejor &u mérito literario 
laminar la composición aun en sus menores detalles, 
esta traducción, sigue, por último, el texto latino del 
oso himno de San Bernardo , con el objeto de que 
lia así consultarse en las fuentes originales cual({uier 
a á que pueda dar origen la versión euskara que tengo 
usto de dar á conocer. 
^ aquí, ahora, ésta : 



^%^^ 7py?^ p^^^^^^^P^^^S^^^?^^^^^'V'v'vv'Y'i»'vvvv*y^W^y^^CCBor^9v^^W^n^ñ^^WW^WBñ5^^^ F 



AVE MARIS STELLA 



ED8K1RAXK0 BERT80ETA1I. 



Jaunak gorde zaizala 
Ichasoko izarra/ 
Jaungoikoaren Ama 
Garbi ta bakarra, 
Eta Birjiña beti- 
Beti izanekoa, 
Zcruetako ate '^ 
Zori)onekoa. 

Gabrielen agoti 
Ave bat arturik, 
Zeiñ dan Eva-n izena 
Letrak '^ biurturik, 
Egiguzu bakia 
Geure Jaun onagaz , 
Sierpian "* burua 
Zapaldu ta oñagaz.'' 



Askatuízuz katíak 
Errudun guzti)ai, 
Emoizu ^.argitasuna 
Itsu dagozanai; 
Kenduizuz geure gach: 
Bir]iña Mari)a, 
Eskatuizu gcuretzat 
Ona dan guztija. 

Arren erakusizu 
Ama zariala, 
Zeugatiic eskari)ak 
Ak ?rtu deizala, 
Zein mundura etorrits 
Gu gaiti bakarrik, 
Zeure seme izatia 
Igaro eban pozik. 



(1) Ichasoko ¿zarra^ estrella de las mares. Maris stella. 

(2) Zeruetako ate zorijonekoa, dichosa puerta de los Gif 
Félix coeli porta. En uno de los borradores originales que he 
to del autor dice: Zerurako dan ate,,,, 

(3) Sinónimos puros de letra: Izkira, bechia. 

(4) Sinónimo euskaro de esta voz: suga?Tasta, s'ige-a, en 
ó erensaye-a.—YA verso hubiera, pues, ganado en pureza non 
modificación: Sarjearen hariia,.,. 



aj^ 



^^^^W^í^^WRWW^P^90W 



I. 



> ." 



AVE MARIS STELLA. 

TRADDCCIOll LITERAL CASTELLiHA. 

E>ios te guarde , estrella del mar , Madre de Dios , pura 
y única, Virgen siempre, dichosa puerta de los Cielos. 

T'omando de boca de Gabriel el Ave (Salve ó salutación), 
que , iuvirtiendo las letras es nombre de Eva , haznos la 
P-iz (restituyenos á la paz) con nuestro buen Dios, aplastan- 
do con el (bajo tu) pié la cabeza de la serpiente. 

Desata las cadenas á todos los culpables (pecadores) . dá 
I2 luz {presta lu:¡) á los que están (^permanecen) ciegos; 
quítanos {despójanos de) nuestros males. Virgen María, (y) 
pide para nosotros todo lo que es bueno. 

Por favor , muestra que eres Madre , y por tu media- 
ción, reciba nuestras peticiones Aquel que vino al mundo 
solo por nosotros, y que pasó, gozoso, por ser hijo tuyo. 



(5) En originales del autor he visto también esta estrofa con 
estas variantes: 

«Gabrielen agoti 
Ave entsun ezkero , 
Zein dan Eva-n izena 
Biurtu ta gero, 
Ereizu bakiaren 
Azya lurrian, 
Borondate ona daben 
<3izonen artian.> 

«Siembra (ereizu) la semilla fazi/a) de la paz, (bakiaren) entre 
I08 hombres de buena voluntad.» 
(6) Es el verbo emon, b. eman^ g. 

17 



258 



EUSEBIO M. DOLORES DE AZCUE. 



Birjiña guztiz bakar, 
Ama Jesusena, 
Jai]o dañen artian 
Bi]otz bigunena, 
Kendu ta geure kulpen " 
Guztiz kate astunak, 
Egizu izan gaitezan 
Garbi ta bigunak. 

Emoiguzu graziya ** 
Bizitzeko garbi, 
Eta egiguzu bidé-" 
Ziurrian argi, 
Bizi gaitezen beti 
Jesusen aurrian, 
Inos amaituko ez dan 
Atsegiñ artian. 



Alabantsak ^^ Jaungoil 
Guzti)oa Aitari, 
Hossana seme berak 
Unjidu ^* ebanari: 
Baita Espiritu-Santu 
Jaunari amorioa, 
Iru pertsonentsako 
Bardiñ onoria.*^ Amen 



Arren ontzat artuizu, 
Birjiña santia, 
Neuk denpora guztijar 
Zeu alabetia :*^ 
Ekazuz Ama neuri 
Fedian indarrak 
Puskatuteko zeure 
Arerijo charrak. 



(7) Sinónimos euskaros de Kulpa: errua, gaizkítaj oyen 
Variante de este verso del mismo autor: Askatuta erruen, 

(8) Sinónimos puros de esta voz: doai-a^ doain-a. 

(9) Bide-ziurra, lit. camino estrecho, atígo, sendero. 

(10) Alabanza,,, «Es voz bascongada: sin añadir ni quitar! 
significa semejanza de hija; y como es natural hablar con ca 
y estimación de una hija, así á las expresiones de aprecio y < 
macion en favor de alguno se dio el nombre de alaban2a,\{Lh 

(11) Sin, euskaros del verbo nnjidu: gantzutu, likayotu. 

(12) Tanto la voz onoria {onorea ú ohorea), como las ooi 



X\E MARIS 8TELLA. 259 



Yírgen Única, Madre de Dios, la mas piadosa entre todas 
las nacidas , librándonos de la pesada cadena de nuestras 
cialpas, haz que seamos puros y humildes. 

Concédenos la gracia (necesaria) para queseamos puros, 
Y préstanos luz en el sendero estrecho (de este valle de la- 
g^9^imas)y para que vivamos puros ante Dios entre el gozo 
qu.^ nunca tendrá fin. 

Alabanzas á Dios, Padre de todos, Hossana al Hijo que 
£l ungió , y amor al Espíritu Santo ; igual honor para las 
tres personas. Amen. 

Ten á bien , por favor , Virgen santa , que te alabe en 
todo tiempo , y dame , {cotuédetm , préstame) fuerzas para 
aplastar á tus rebeldes enemigos. 



Pendientes castellana, latina y francesa, honra^ hofior, etc. {onrea 
o^^a), proceden, seí^un el P. Larrainendi, y Chao encuentra tam- 
bién lógica la etimoloíría, del bascuence on-^r, que equivale lite- 
í'^lnaente á bien ahí. 0^-a, ho^i-a, ó hun-a, según los dialectos, 
^^le tanto como bueno {hon) , excelente (excellent) , perfecto 
iParfait). 
(13) Variante. — Rn borradores del autor aparece la siguiente: 

«Arren ontzat artuizu 
Nik zu alabetia, 
Birjiña Ama Marija 
Hrazijaz betia » 



960 



EUSEBIO M.* DOLORES DE AXCVK. 



AVE MARIS STELLA. 



TESITO ZdiJLTIXTO. 



Ave maris stella, 
Dei matcr alma, 
Atque semper Virgo, 
Félix coeli porta. 

Sumeiis illud Ave, 
Gabrielis ore. 
Funda ños in pace 
Mutans Eva nomen. 

Solve vincla reís 
Profer lumen coecis, 
Mala nostra pelle 
Bona cuneta posee. 

Monstra te esse Matrem, 
Sumat per te preces: 
Qui pro nobis natus 
TuUit esse Tuus. 



Virgo singularis , 
ínter omnes mitis, 
Nos culpis solutos 
Mites fac et castos. 

Vitam presta puram 
Iter para tutum; 
Ut videiltes Jesum 
Semper colloetemur. 

Sit la US Deo Patri, 
Sumo Christo decus, 
Spiritui Sancto 
Tribus honor unus. Amen. 

Dignare me laudare te 
Virgo Sacrata : 
Da mihi virtutem 
Contra hostes tuos. 



^^^^ry^^'^^??C^W^^^?^^^^^^^y^?>r^^ñ^^^^yXK^ñ?^?>^S5^^^^?^ff^^W^W?C^ffOMPS^W^H 



IX 



ÁKTICO Á LÁ YIRGEN DE ARANZAZÜ 

POR 

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ. 

M 

M\ el nombre íle La Mo)%ja <le Mégico, es conocida en 
néñca y en Eurppa , una de las mas ilustres escritoras 
I siglo XVÍl ho.ira , de su sexo por su ilustración poco 
mun, por su ciencia y sus virtudes. Sor Juana Inés de 

Cruz, que éste es su nombre, nació en 12 de Noviembre 
! 1()51 , en el pueblo de San Migg^l Nepantla , á dot*>e le- 
ías de Méffico , siendo sus padres D. Pedro Manuel de 
sbaje, noble guipuzcoano de la villa de Vergara, y doña 
abel Ramírez, natural de Ayacapixtla. 
Descubrió desde sus mas tiernos años un prodigioso 
geaio y una añcion tal al estudio, que á los qumce habia 
'i'endido ya la gramátii'a latina con tal perfección que 
cribía en dichalengua con rara facilidad, tanto en prosa 
mo en verso , manejando y entendiendo los mejores 
>ros romanos. 

La fama de su singular talento hizo que el Virey , Mar- 
es de Mancer , le condujera á Palacio , donde entró á 
t'vir de dama de honor cerca de la Vireina , y á. los diez 
^ete año8 , congregados en Palacio buen número de 
>logos, juristas , filósofos y poetas , examinaron minu- 
^sameate í Sor Juana Inés, conviniendo todos, y notiti'- 
ndolo así al dicho Virey, ^que el talento de la joven era 
odigioso, y que su erudición excedia á su edad y d su 
ro, y aun á Lo que podía esperarse de un ho^nbre cria- 

en las Academias literarias. ^ 

Joven aun , retiróse á la soledad del claustro , tomando 
hábito de religiosa gerónima en el monasterio de Mégi- 
, dedicándose allí durante veintisiiete años, á la vez que 

cumplimiento de sus estrechos deberes religiosos , al 
üUyo de la teología , la inteligencia de las Santas Escri- 
iras, la lógica, la retórica, la física , las matemáticas , la 
ástoria, la música y la poesía , demostrando en tantas y 



362 SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ. 

tan variadas ciencias , su i-aro talento y su prodigios! 
erudición. 

Su saber y su ingenio poético le valieron los dictadoí 
de €CiS7ie de Mégico* y •décrma Musa* , con los que fin 
conocida , y las obras que dejó escritas son tesümoni^ 
eterno de su profunda sabiduría en todos los ramos de 
conocimiento. 

El ilustre P. Feijoo, uno de sus admiradores y críticos 
llegó á escribir: «La célebre monja de Mégico, Sor Juan: 
Inés de la Cruz, es conocida de todos por sus eruditas "; 
agudas poesías , y asi escusado es hacer su elogio. Nví 
guno acaso ^ de los poetas españoles , la igxialó en la. nm 
versalidad de noticias de todas facultades,* 

Parecidos elogios han hecho de ella otros muchos es- 
critores , é ilustres Prelados , nacionales y extrangeroe 
como puede verse en los apuntes que de esta insigne Poe 
tisa Megicana aparecen en las páginas 184-191 del Erna 
yo de una colección de rnemotiAS de h, vibres célebre 
naturales de Guipúzcoa publicado en Florencia en 187f 
del que he extractado la mayor parte de las precedente 
noticias. 

Sor Juana Inés de la Ginz , falleció contagiada de 1 
peste el 17 de Abril de 1695 , después de haber asistido 
sus hermanas con ejemplarísima caridad , siendo s 
muerte universalmente sentida en todo el reino. 

De sus Poesías sagradas y profanan , que contiene 
gran número de composiciones en castellano , algunas e 
latín, en italiano, y en tocofin, (lengua de Mégico), se ha 
hecho diversas reimpresiones en Madrid, Sevilla , Barcí 
lona y otros puntos. En dicha colección figura la siguieni 
composición que escribió para la fiesta de la Asunción d 
Nuestra Señora, remedando el lenguage de los bizcainot 
y en la cual confirma ella misma su origen bascongadi 
dejando ver que no le era tampoco desconocida la lengu 
de sus ascendientes. 

Dicho cántico , que con su propia ortografía incluyo e 
esta sección , como una verdadera cunosidad literarií 
forma parte del Villancico II del Nocturno III , que debí 
ser cantado en la catedral de Mégico en 1683 , y aparee 
en las páginas 239 y 241 respectivamente de las edicioní 
de Madrid, 1689 ^ y Barcelona, 1691.2 Dice así: 



(1) InvndcuHon castálida de la vnica poetisa^ sóror Juar 
Inés de la Cruz. Madrid, 1689, en 8.o de 328 páginas. 

(2) Poemas de la vnica poatisa^ etc. Barcelona, 1691. 



Ji^>ilS^ÁArÍffU^rV^~!VAr^R^^ 



VILLANCICO II DEL NOCTURNO III. 

Prosigue la introducción. 

FoTi. — Pues que todos han cantado, 
Yo 'de campaña me cierro: 
Que es dezir, que de Vizcaya 
Me revisto, dicho y hecho. 
Nadie el Vazquence mormure 
QjLie juras á Dios eterno, 
QjLie aquesta es la misma lengua 
Cortada de mis Abuelos. 

Señora André^ María, Aquí en Vizcaya te quedas. 

Porqué á los cielos te vas? No te vas, nere viotT^a; ^ 

Y en tu casa Aran^azu Y si te vas, vamos todos. 

No quieres estar? Vagoas. ^ 

¡Ay! que se vá, Galdunaiiy^ GaldunaiT^ ¡ay! que se vá, 

Aíwí vid gucico galdunaiT^.^ ^Hjere vid gucico galdunai:(\ 

Juras á Dios, Virgen pura, Guacetiy Galantáy^ contigo 

De aquí no te has de apartar. Guacen^ nere lastana,'^ 

Q.ue convenga, no convenga. Que al Cielo toda Vizcaya 

Has de quedar. Has de entrar 

Galdunai:(j, ay! que se vá, Galdunai^^ ay! que se vá, 

%^e vid gucico galdunai:(^. l>Ure vid gucico galdunai:(\ 

(1) Andre-a, miyer, 

(2) Galdu ncUZy me he perdido. 

Í3) Nere vici gucico galdunaiz, para toda mi vida me he per- 
diao. 

(4) Nere viotza, mi corazón. 

(5) Vagocís, nos vamos. 

(6) GucLcen, Galanta. Vamos, hermosa. — Galant-a^ suele tra- 
ducirse, por grande^ hermoso^ robusto^ rollizo^ etc. 

(7) Ghut^en^ nere lastana. Vamos, amada mia. 



A^JiPviyiAMAAAWAMAAAAAAWWMJ^'vMA^^^ I tfPWWi MUMUWMW* 



XZX 





ODA *M LA MSCENSION» 

dt Fray Luis de Ixon. 



POB 
DIALKCTO 1)K (a:iPÚZ(»A. 

Todas las composiciones poéticas presentan grandes di- 
íicultades para ser vertidas á otro idioma cualquiera, y 
no es el castellano el que ofrece mayores ventajas parala 
traducción al bascuence, por la absoluta falta de analogía 
que existe entre ambas lenguas, tanto en su construcción, 
como en sus giros , y en los elementos esenciales de ex- 
presión. 

Y de los poetas castellanos pocos habrá que se presten 
menos á esta clase de versiones que el insigne Fray Luís 
de León, y de sus composiciones ninguna quizás mas di- 
fícil para tal empresa, que su oda A la ascensión. 

La composición solo consiste en unas cuantas pincela 
das, pero dadas con tal gusto y tal maestría, con tal tin 
y tal acierto, que un poco nada mas que descienda su to 
no, pierde ya toda su grandeza, un poco que se elev( 
pierde su principal mérito: la sobriedad. 

La empresa de verterla á una lengua, tan extraña y ta 
diversa como la euskara, era, pues, obra de verdadei 
empeño. Hubo quizás por mi parte, un tanto de temer 



CANCIONERO BASCO. :¿C5 

id al aconsejar esta traducción al Sr. Olaegui; verdadero 
Jor y conciencia de sus fuerzas por parte de éste , al 
eptar mi recomendación. 

La versión de la oda A la ascención ha sido para mí 
jeto de inmensa satisfacción, y es para su autor motivo 
legítimo orgullo, pues debe ser considerada desde lue- 
como una de las mas notables que se han hecho en 
igua euskara, por lo perfectamente que el traductor ha 
ertado á conservar el tono y el carácter del original, sin 
pararse en un ápice del texto, y trasladándolo, por el 
ntrario, verso por verso, frase por frase, y hasta casi 
ilabra por palabra, sin que hayan desmerecido en nada 
grandeza y la sobriedad de la preciosa composición de 
ray Luis de León. 

El Sr. Otaegui se ha hecho acreedor por ello á un justo 
tlauso, y los lazos de amistad (jue á él me ligan no han 
! ser obstáculo para que se lo conceda de buen grado, y 
►roveche la ocasión de exponer, siquiera sea sumaria- 
ente, !los títulos que reúne á la consideración de los 
Jantes de la lengua y la literatura bascongada. 
El Sr. D. Claudio de Otaegui, natural de Cegama (Gui- 
zcoa), y profesor de primera enseñanza hace muchos 
08 de la ciudad de Fuenterrabia, comenzó en 1863 sus 
ibajos euskaros, estimulado quizás á ello por el bene- 
irito Príncipe Luis Luciano Bonaparte, por cuyo en- 
*go tradujo la Doctrina Cristiana al bascuence de Ce- 
na, Hernani, Azpeitia é Irun, versiones que habían de 
vir mas adelante al ilustre Mecenas para importantes 
udios lingüísticos. 

ín 1864 hizo una traduiícioa completa al dialecto gui- 
zcoano del Evangelio de San Jaan^ con todas sus no- 
y comentarios, con destino al Concurso anunciado á 
sazón por la Diputación foral de Guipúzcoa. 
En 1865 hizo, por encargo del mismo Príncipe Bonapar- 
una traducción del Catecismo al bascuence vulgar de 
Uafranca; al siguiente año acompañó al ilustre filólogo 
uicés en su excursión lingüística por las Amezcoas, y 



^^6 OAXCIÓNERG BASCÓ. 



los valles de Salazar y el Roncal (Navarra), quedand( 
después encargado de entenderse directamente, y de ser 
vir de intermediario, con las muchas personas del pais i 
quienes el egregio bascófllo habia encargado diversos tra 
bajos, base para sus ulteriores estudios. 

J^urante el mismo año, el Sr. Otaegui hizo una nuev 
versión de la DocMyía al bascuence de Tolosa, y recorrii 
el valle de Basaburua (Navarra), para estudiar sobre í 
terreno é ilustrar al Príncipe Luis Luciano, sobre las ma 
notables diferencias dialectales del lenguaje de a ¡uell 
rei4o» con el común en Navarra y (xuipúzcoa. 

Kn 18H7 vertió, con igual destino, al bascuence vulga 
de Cegama, El Evangelio de San Marcos y el Cántico d 
los Cánticos de Salomón, y al literario de (xuipúzcoa i 
mismo libro de los Cánticos^ el de Ruth^ el de Jonás y i 
Apocalipsis del apóstol San Juan, la mayor parte de cu 
yas traducciones permanecen inéditas, por causas cuy 
enunciación no me corresponde, en manos del sabio file 
logo que se las encomendó. 

]<]n 18G9 y 1870 acompañó nuevamente al Príncipe Be 
ñaparte en sus excursiones al país bascongad*o, cooperai 
do elicazmente á sus trabajos lingüísticos; realizando nu 
vos viajes á las montañas de Navarra en 1871, para ar 
quirir sobre el terreno mismo importantes y exactos da 
tos, indispensables para la ejecución del notabilísim 
Mapa lingüístico de las siete Provincias hascongada^ 
que á la sazón venia preparando aquel sabio bascófilo. 

J^esde aquella fecha, el Sr. Otaegui, que ha publicar 
estos últimos años en la prensa del país algunos otros tr 
bajos literarios de menos importancia, y ha hecho diveí 
sas traducciones de otra índole por encargo de distinti 
corporaciones, sigue siendo, en materias de lengua y lit 
ratura bascongada, el corresponsal predilecto del Prínc 
pe Bonaparte, con quien sostiene larga é interesante ci 
rrespondencia. 

Hasta hace poco mas de un año, el Sr. Otaegui, no hab 
intentado realizar un solo trabajo en verso: algunos de si 



CLAUDIO DE OTAEGÜI. ¿07 

ensayos revelan, no obstante, en ól, dotes muy aprecia- 
bles, y sus traducciones de las odas A la ascención y La 
vida del ca^npo, deben animarle á seguir con preferencia 
este camino, para el que, en mi opinión, revela facultades 
mas adecuadas que para las composiciones originales. 

El laborioso profesor de la ciudad de Fuenlerrabia, ob- 
tuvo el año pasado en el Concurso de Elizondo, el premio 
señalado por la Asociación Eushara para el maestro bas- 
congado que hubiere ejecutado mas trabajos en lengua 
ibérica, y me ha favorecido asimismo, entre otras versio- 
nes, con varias en prosa de diversas narraciones del in- 
signe Trueka, que no me ha sido posible incluir, por su 
carácter, en esta serie del Cangioxero, á la que estaban 
destinadas. 

Méritos mas que suficientes son los expuestos para que 
elSr. Otaegm merezca consideración de todos los aman- 
tes de nuestro peculiar idioma y nuestra especial literatu- 
ra, y tengo por mi parte un verdadero placer en darlos á 
luz, para que sean conocidos y debidamente apreciados. 

Hé aquí ahora la oda de Fray Luis de León y su tra- 
ducción euskara: 



-«%AA<]¿^'_/— 'íSKr^^*-" 



■ v^Mw ./■>A^'v^- ■ >"X V,^^>>AAA)^AAXA/;^MAAAMMAI^MAMVXU^ ^ 




A LA MSCENSION 



¿Y dejas, Pastor santo, 
Tu grey en este valle hondo escuro, 
Con soledad y llanto, 

Y tú, rompiendo el puro 
Aire, te vas al inmortal seguro? 

Los antes bien hadados, 

Y los agora tristes y afligidos, 
A tus pechos criados. 

De tí desposeidos, 

¿A dó convertirán ya sus sentidos? 

¿Qué mirarán los ojos 
Que vieron de tu rostro la hermosura. 
Que no les sea enojos? 
Quien oyó tu dulzura 
Qué no tendrá por sordo y desventura? 

¿Aqueste mar turbado 
Quién le pondrá ya freno? ¿quién concierto 
Al viento fiero airado? 
¿Estando Tú cubierto 
Qué norte guiará la nave al puerto? 

¡Ay! nube envidiosa 
Aun de este breve gozo, ¿qué te aquejas? 
¿Dó vuelas presurosa? 
¡Cuan rica tú te alejas! 
¡Cuan pobres, y cuan ciegos!, ay, nos dejas! 

,F(AY ifíuiS DE ÜeON. 



sat> 



(2) Zare jende-a, tu gente, tuí^rey. 

(3) Emen heraz, por emen bkan. 

(4^ A rpegiren. contracto por m^icgikren, 

(5) Itz-eztia, lit. palabra dulce, ^Quien escuchó tu didci 
qué no tendrá por sordo y desventura^ 

(6) Idorrerá. legorrerá, á seco. Es decir, ¿Quién ensefis 
camino á Üei^a á la nave? Idorrerá está empleado por ham 
po7*tura, y es ciertamente mas poética la voz. 



HMW tf UU ' AAA.vVkAA^ikP.k;-. . ■ ^^AW^^.VvkV>^^M.*J«>-. A .-W^^J^ ' ^iJXy.KKAA.^.^M^^-^^ f^K^ 



ESURRISTOREN IGOERAN EDO iGANDEAN. 



¿Ta uzten dezu, Artzai santua, 
Bakardade ta lantuaz, 
Ibar ondokai ta illun onetan 
Zure jendea - eraen beraz i> 
Ta zu, autsirik aize garbia, 
Betiko bizira zoaz? 

Len doatsuak, eta orain triste 
Ta atsekabeak diranak, 
Azitakoak zure laguntzaz, 
Zure mecdetik kendiiak, 
¿Nora itzuliko dituzte bada 
Orain beren sentierak? 

Zure arpegiren * cdertasuna 
Ikusi zuten begiak, 
;Zeri diote begiratuko 
Bckaizten bnditu danak? 
¿Zcr izango cz du gor ta doakabe 
Itzcztia'adi zizunak? 

¿Zeñek parako dio orain brida 
Ichas genasi oneri? 
Górdea zaudela, ¿nork aráudéa 
Aizegogor iratuari? 
¿Norfc erakusko dio bidca 
Idorrera " ontziari? 

¡¡Ai! odeia naia! poz labur ontaz 
Ere, ¿zér zera kejatzen? 
¡Zeñen ederki urruntzen zeran! 
¿Nora ariñ dezu egaatzen? 
¡Zeiñ bearrean ta zeñen itsu 
¡Ai! gaituzun lajatutzen! 

^LAUDIO DE ^TAEGUI. 



Igoera, iyanáe-a, ascensión, elevación. Tratándose de la 
\ov á los Cielos, quizás hubiera sido mas propio, y desde 
ñas expresivo, Cíqq'w Jes uhr ¿atoren zervratzean. 



DIES IR^e... 

VERSIÓN EUSKARA, DIALECTO GÜIPÜZCOANCZ>. 

POR 

EL f . losE Ignacio de Írana. 



iMitre las Poesías religiosas publicadas en el tomo IV 
(le la serie II, ofrecí una traducción bizcaina de este gran- 
dioso himno, en el que se representan con los colores mas 
lúgubres y solemnes á la par, las alegrías y las tristezas 
({ue deben animar el episodio terrible y conmovedor del 
Jiii del nuin;1o y del juicio postrero de los hombres. 

A continuación tengo el gusto de dar á conocer un nue- 
vo ejemplar del mismo himno, vertido al dialecto guípuz- 
coano por el ilustrado bascófilo D. José Ign.* de Arana, de 
la Compañía de Jesús, uno de los escritores con cuyos tra- 
bajos se honran hoy mas la literatura y la poesía euskara. 

El P. Arana, el mas profundo y elegante quizás de en- 
tre todos los poetas que rinden hoy culto á la Musa bas- 
congada, nació en la villa de Azcoitia, cerca de Balda, so- 
hir materno de San Ignacio, y en dirección á Loyola, casa 
paterna del ilustre fundador de la Compañía de Jesús, ev 
la casa llamada Baroikoa, ó del Barón, siendo bautizad< 
en la parroquia matriz de Santa María d'3 la Asunción, d< 
aquella villa, el 26 de Mayo de 1838. 

Pasó su niñez, y recibió su primera educación, en 1* 
villa nativa, y en Amézqueta y Ezquioga, cursando poc 
después la segunda enseñanza, y el estudio de las 1^^ 
guas castellana, latina y griega, en Azcoitia, Albis^t^ 
Ai'an:<azu y Pamplona. 

En 1854 ingresó en Loyola en el noviciado de la Co^^ 
pañia de Jesús, institución á la que pertenece desde arjti 
lia fecha. 

Los puntos principales en que ha habitado por ra.^^ 
de sus estudios superiores, enseñanza y ministerio sag^' 
dos, son: TiOyola, Salamanca, León, Carrion de los (1<^^ 
des, Orduña y Zarauz, en España, y en Hagctman, Bat'y 
na y Poyanne, en la vecina Francia, á donde se ha vi^ 
desterrado por tres veces, como miembro del instituto ^ 
ligioso á que pertenece. 



CIANCIONEHO BASCO. 271 

. A principios de este año ha regresado nuevamente á la 

tierra nativa, entrando á formar parte del profesorado del 

Colegio de segunda enseñanza, fundado en Orduña TViz- 

^^ya) por la Compañía. 

En la última década ha escrito hi ol^ra titulada Vidas 
(i^ algunos claros varones guíjmzcoanos de la Compafüa 
(f^ Jesús * (en colaboración con el P. Garcia, y el H. José 
R. Lizargarate); un Compendio de la Vida de San Igna- 
ro de Loyola, en bascuence y castellano,^ un lil)rito rehi- 
íivo á la Congregación del Sagrado Corazón de'^ Jesús; una 
versión del latin en zortzicos euskaros del Breve oficio 
sobre la ínirísima Concepción de la Virgeti;^ y otro pe- 
<íueño opúsculo en latin, impreso en Toulouse en 1875. 

Como poeta el P. Arana ha escrito numerosísimas com- 
posiciones, muchas de las cuales figuran en diversas 
obras piadosas, algunas que han sido leídas en las Aca- 
(lernias que celebra su instituto, otras, como la oda inédi- 
ta á Elcano que doy á conocer en este mismo volumen, 
ÍUe han sido laureadas en público certamen, y buen nú- 
íHero que aun permanecen inéditas. 

En esta serie doy á conocer algunas de éstas, gracias á 
'a complacencia de su autor, que se ha prestado gustoso 
i ello. 

Tengo entendido que el P. Arana tiene además comen- 
tados diversos trabajos sobre literatura y métrica euska- 
'a, (jue seria de desear pudiera dejar terminados, según 
►<^ lo vayan permitiendo las ocupaciones de su sagrado 
ninisterio. 

A continuación encontrará el lector su versión euskara 
' ^1 Dies irce, composición sobre la que expuse ya un ])re- 
^ juicio, y de la que di el texto latino en el citado tomo 
N^ de la serie II. 



^l) Tólosa , en la imprenta de Modesto Goro.sabel y CM , año 
^70. Obra costeada por varios bienhechores. 

(2) San Ignacio Lotolacoaren bicítza laiujrtua euskaraz 
'X'A GAZTELANiAZ. — BUbon, Larumhe anayen moldízteguíav, 
^^2. — Este libro contiene al flnal dos curiosos apéndices sobre el 
^fBiscuence, sus diversos dialectos, y la ortografía euskara, y va- 
i^s composiciones religiosas del autor. 

^ (3) Jesus-e/i Biotz Sagradiico Billera santu edo Confjrega- 
^^^aren gaüeco cerbaitztiec dacazquien liburuchoa. — Vitoria, 
^iuda de Egaña é hijos, 1870. 

(4) Ania Yirgiña guciz garbi Concepciocoaren Oficio labn- 
^^0, latiñezco itz neurtuetatic eusquerazco zorlzicoetara itzulia. 
Erroman, Propagandaco moldizteguian, 1872 garren urtean. 



^J'^^MWAAAAVAMAAVv-v-vM^^'^-y'v-vJvkAAAv-k^^ 



DIES IR^... 



Yersion evskara, (Dialecto guipuzcoa: 



Hura bai egun izugarria, 
David erregek digunez 
Zeñean daña da auts biurtuko 
Jaungoikoaren asarrez. 

¡Zeiñ bildur eta ikara orduan 
Izango dirá gizonak 
Juezaki zuzen pisatutzean 
Egiñak charrak edo onak! 

Mundu guzian izugarrizko 
Tronpeta baten soñura,- 
Obietatik jaikiko dirá 
Jaungoikoaren tronura." 



:) 



Geldiko dirá zcru ta lurrak 
Ta eriotz-bera izutua, 
Eman bearrik gizon pistubak 
Jainko Juezari kontua."^ 

Liburu bat an agiriko da, 
Nun egongo dan jarririk, 
Mundu onetan zer egiñ degun 
Onikan edo gaizkirik.. 



(1) JüEz-A. Sinónimo euskaro puro, ekadoi^a. 

(2) Tronpeta baten soñura, al son de una trompeta 
cuence tiene como propia equivalente de tronpeta^ la p; 
rundu-a, turuntu-a ó tu7^runta^ voz llena y sonora, dí 
monia imitativa, y que parece expresar, por si sola, 
fuerte y prolongado. 



Ww>«WsAA,-sAAAA-AAA^iw* 



DIES IR^... 

Yersion castellana.— (Antoima.) 



Dia de ira, cuan terrible, 
Sogun David y Sibilas, 
Aquel en que todo el mundo 
Convertiráse en cenizas. 

¡Cuan grande será el temor 
Cuando Cristo, con divisa 
De Juez, venga á tomar cuenta 
Rigurosa de la vida! 

Convocará una trompeta 
Terrible, que será oida 
En todo el mundo, á los muertos 
Para que ante el Trono asistan. 

Llena la naturaleza 
De espanto, y la muerte misma. 
Verán como á ser juzgado 
Todo hombre resucita. 

Se manifestará un Libro 
En que se verán escritas, 
Para juzgarles i todos. 
De todo mortal las vidas. 

(3) Sinónimo euskaro de tí^onua^ jargoya. 

W «Cielo y tierra, y hasta la misma muerte, quedarán asus- 
taos al ver que los hombres resucitados (pistuibák) tienen que 
"^f CDenta á Dios... de su pasado.» 

w Onikan edo gaizkirik. Todo lo que hemos hecho en este 
""íído de bueno ó de malo, 

i8 



^4 JOSÉ IGNACIO DR ARANA. 



Charkeri danak an izango du 
Merezi duen minpena,^ 
Juezak zorrotz jartzen danean 
Agertuko du gordeena. 

¿Zer esango det? ¿Zeiñ artuko det 
Nik bitarteko ta buru, 
ju$tua bera egongo bada 
Estu-estuban seguní? 

¡Errege itzaltsu bildurgarria, 
Nor-nai salbatzen dezuna! "^ 
Emikiz arren salba nazazu,^ 
¡O iturri oparo biguna! ^ 

Oroi zaite bai, Jesús maitea, 
Nigaii €tom ziñala,*** 
Ez utzi galtzen egun artan ni, 
Salbatu al nazun bezala. 

Nere billan zu nekatu ziñan 
Gurutze baten ill ané; 
Erosi nazu:^^ lan orí galtzen 
£z nadilla izan ni parte. 

¡O Juez zuzen ordañ-zalea! 
Erregutzen det geiago; 
Anen barkatu egun gorri hura 
Iricüi baño lenago.**. 

Gaizkille-baten eran negarrez 
Lotsaz arpegi gorririk/^ 
Barkazio eske nago, Jainkoa, 
Begiyak ezin jaikirik. 



(6) Charkeri danak... Toda maMad tendrá allí el 
castigo fminpena), 

(7) Nor-nai salbatzen dezuna, lit. que salvas á quie 

(8) Salba nazazu... ¡Sálvame!— En el sentido de » 
do la gloria eterna^ el P. Larramendi seüala, con nmcb 
dad, el verbo gozaibetatu. 

(9) ¡O iturri oparo biguna! ¡Oh, fuente por demás pi 



DIES IBJE. 375 



Luego, como el Juez se siente, 
Lo mas oculto á la vista 
Se pondrá, y no habrá culpado 
Con quien no se haga justicia. 

Qué haré yo, cuitado entonces? 
Quién habrá que por mi pida. 
Cuando en el juicio supremo 
El justo apenas respira? 

Rey de magestad tremenda, 
Vos que dais la eterna vida 
Graciosamente, salvadme. 
Fuente de piedad divina. 

Piadoso Jesús, no olvides 
Que por mí fué tu venida 
Al mundo; y así, el que yo 
Te pierda, no lo permitas. 

En buscarme te cansaste. 
Padeciste la ignominia 
De la cruz por redimirme: 
No se frustren tus fatigas. 

Justo Juez de las venganzas. 
Remitid las culpas mias. 
Antes que de nuestro juicio 
Llegue aquel tremendo dia. 

Gimo y lloro como reo, 
Y me avergüenzo á la vista 
De mis pecados: Dios mió, 
Perdona al que te suplica. 



(^^) Nigaíi etorri ziñala,., mundura edo lurrera... 

(^^) Erosi nazu^ lit. cómprame; esto es, redímeme. 

(l^) Arren harkatu... perdóname por piedad, antes que llegue 
•n^l terrible dia (egimgorri hura). 

(^^) Lotsaz arpegi gorririk, 6 arpegia lotsaz gorriturik.,, en- 
*^J6ci(io de vergüenza el rostro... 



276 JOSÉ iGy^Gio de araj>ja. 

Magdalena-ri barka ziñion 
Ta aditu lapur onarí; 
Eman ziñidan ichodomenaz 
Leku nai diot '* pozan... 

Ez dirá diña nere erreguak, 
Baña ona zeran ezkero^ 
On-egidazu, betiksuaz 
Kiskal ez nadiñ ni gero. 

Aker artetik kendu nazazu 
Ta artu eskubi-partera, 
Sarturik arren zere ardiyakiñ 
Zeruko artegi maitera. 

Ondatutzean gaisto guziak 
Su-ta garrezko leizean/^ 
Deitu nazazu zeregana ni 
Bedeinkatuen artean. 

Nagokizu-eske, ta makurturik 
Autsetaraño biyotza/" 
Salbatzeko arren irichitzean 
Juizio-egun zocrotza... 

¡¡Gizona autsetik pisten danean 
Negargarria egun-nura... 
Zeñetan zayon erabakiko 
Sartzen dan edo ez zerura...!! 

Barkatu bada neri, Jaungoiko 
Jesús Jaun nere maitea, 
Eta fededun animai eman 
Beti-betiko pakea. 

Ala i{an dedilla, 

( AZAROA-REN *^ I-*" 1 867-".) 

J. J. A. 



(14) Lehu nai diot.. Está suplido el verbo eman, Lehu 
nai diot... 

(15) Su ta garrezko leizean.,, Al perderse para siempre 
los malos en el abismo de fuego y llama... 

Aquí nos encontramos nuevamente con la voz su-leiza, su 



Vos que oiste al buen Ladrón 

Y perdonaste á María, 
En ellos me diste á mí 
Esperanza firme y fija. 

De conseguir el perdón 
No son mis plegarias dignas; 
Líbrame del fuego eterno 
Por cu bondad infinita. 

Pónme entre los escogidos, 
De los precitos me quita. 
Colocándome á tu diestra, 
Donde todo bien estriba. 

Arrojados los malditos 
A aquellas llamas continuas. 
Llámame con los benditos 
De tu Padre, gloria mia. 

Humilde y postrado os ruego. 
Deshecho como ceniza 
El corazón, que mi bien 

Y mi último fin consiga. 

Lamentable dia aquel. 
En que el hombre que yacía 
Hecho polvo, resucite 
A ser juzgada su vida. 

Perdona al hombre. Dios mió; 
Piadoso Jesús, consigan 
Paz y descanso las almas, 
É ir á gozar de tu vista. 

Amen. 



(igneo-abismo, inñerno)^ de que he hecho mención en 
le la página 246, voz empleada también por el mismo 
su versión bizcaina del D¿es irce^ estrofa 15, verso 5; 

«Joan ez nadin suzko lezara 
Jauna Jauna dan artian.» 

^akurturik autsetaraño biotza. Cor oontritum quasi 
zaroa ó Azula, es el mes de Noviembre. 



{ 



r viAA^v^A^AMJVVUkAAAXAAAWMyMAM>^AWAM.* ■> 



V— VI— Vil Y VIII. 

VARIAS VERSIONES 

POK 

el % losé Ignacio de |pan2 



¡Zenbat nai nuke,* ¡Ama Birjiña, 
Ama gozo chit maitea, 
Zure amorez chingar-egiñik 
Biotza kiskaldutzea...! 
¡O nere eztiya! nere Erregiña! 
Naizan guztiya suturik, 
¡Ay! banegoice, zure maitetzan 
Aingeru danak gaiñdurik, 
Asma ditezken modu guzitan 
Zu amatutzen urturik^ü 



Bedeinka-zaite Garbi izate 
Beti-betiko guzian: 
Bada alaitzen da Jainkoa bcra 
Aiñ edertasun aundian. 
¡Zeruko Erregiñ paregabia 
Birjiña dañen loria...! ^ 
Gaurti benetan eskeintzen dizut 
Biotz ta anima neria; 
Begira errukiz; ez utzi ni arren 
¡O Ama zoragarria! ^ 



(i ) Zetibait nai nuke! 1 i t. ¡ Cuánto quisiera ! . . . 
(2) Reina del Cielo (zeruko erregiñ) sin par (pare-gahia), ^^ 
de todas las Vírgenes 



V— VI— VII Y VIII. 

TEXTO ORIGINAL DE LAS COMPOSICIOIS 

TRADUCIDAS POR 

d ^, losé Ignacio dt |pana. 



Quisiera, Virgen María, 
Madre mia muy amada. 
Tener el alma abrasada 
En vuestro amor noche y dia. 
¡O dulce Señora mia! 
¡duién tuviera tal fervor, 
Que aventajara en ardor 
A los serafines todos, 
Amáañdoos por cuantos modés 
Inventó el mas puro amor. 

(Anónima.) 

Bendita sea tu Pureza, 
Y eternamente lo sea. 
Pues todo un Dios se recrea 
En tan graciosa belleza^ 
A Ti, celestial Princesa, 
Virgen sagrada María, 
Te ofrezco desde este dia 
Alma, vida y corazón; 
Mírame con compasión: 
No me dejes, Madre mia. 

(Anónima.) 



Ez utzi ni arren. No me dejes, por favor, pop piedad. ¡Oh 
*e enloquecedora, divina (zoragarria) . 



280 JOSÉ IGNACIO DE ARANA 



ZORZIKO AVHU BAT. 



Zeruko argi Jainkozko-gabe 
Zer da gizona munduan...? 
■^ ■ ^ Kfistau-sinüfnen ¡turri-gabe 
Egarri dago barruan: 
Griña gaistoak ari zaizkio 
Gerra bizi ta sutuan, 
Errelijio samuz-ez bada 
Nolatan sartu zeruan...? 



AMAHREKOAN. 



Zertako jayo ninzan, ez pada 
Igo nadien zerura...? 
111 bearra det... ta are-geyago 
Eror ninteke infernura... 
Eror ninteke....?^ Eta banabílP 
Beti begira mundura...? 
Eror ninteke...? eta maita det 
Gauz-ezerezen ichura...? 
Oso-zoro naiz, giatze ez-panaiz 
Santuen bizi-lekura. 



i ■ t< 



(2) 



/Eror ninteke/ ¡Puedo caer! 

Banabill, Es primera persona del singular del presenta 



c 



VARIAS VERSIONES. ¿81 



Vha octava rbal. 



¿Qué es el hoipbre lanzado en esta tierra 
Sin la luz de la antorcha soberana, 
Sin el raudal de júbilo que encierra 
La fuente pura de la Fé Cristiana} 
Muévenle sus pasiones cruda guerra, 
y si la débil fortaleza humana 
Opone solo á su tremendo embate, 
¿Cómo vencer en el mortal combate? 

-ILLA.— Poema religioso itfa/'¿a, VIII, <LaFé Cristiana, y^) 



VERTIDA EN DÉCIMA. 



O ¿para qué nací? Para salvarme: 

tengo de morir es infalible: 
ir de ver á Dios y condenarme 
a cosa será, pero posible, 
sible? ¿Y tengo amor á lo visible? 
úble? ¿Y tengo aliento de alegrarme? 
é hago? ¿En qué me empleo? ¿En qué me encanto? 
o soy un loco, ó debo ser un santo. 

(^Lope de Vega,) 



'ivo del verbo íbilli, nabilL con la partícula afirmativa ha, 
lesta. 



¿83 Lie/ MIGUEL DE SUÉSGUM. 

Yersion de la misiM oetaVa át Lope hecha ] 
el Lie/ D. Miguel de Sueseum. 



^^^i0»^^^^^*^tf*^^0^0^^^0^0^0^^^ 



La precedente octava de Lope de Vega, que fué esculpida ei 
cuadro enlosado en campo de ladrillos en la pared de la i^lesi; 
San Martin de la Corte, na sido traducida anteriormente al 1 
cuence por el Lie.» Miguel de Sueseum, cuya versión que á co 
nuacion reproduzco, fué incluida por Isasti en su Compendio ¡ 
torial de Guipúzcoa (página 171), escrito en el año de 1625, é 
preso en San Sebastian, por Ignacio Ramón Baroja, en 1850. 

Gomo el lector puede observar, el bascuence del Lie.® Suesc 
á pesar de su antigüedad, apenas difiere absolutamente del 
iHiestros días. Dice asi esta versión: 

¿Ni zertako jayo ninzan? Salbanedin 
¿U bear baitiket nik? Bai gertu date. * 
Jainkoa ez nezan ikuz, kondena^al nedin, 
Gauza tristea lizake, ordea badate. 
Badate, eta farra, lo, eta josta nedin? ^ 
Badate, eta ikusi alas nai al naice? 
Zer ari naiz? Zertan nabil? Arritu al naiz? 
Erotu ni ^ bidenaiz, Santú ezpanaiz. (*) 

(JJc.^ ¡\Cigml de Sueseum.) 

(*) Los últimos cuatro versos de esta octava aparecen en 1 
con algunas ligeras variantes, á las que se halla ajustada la 
sion del Lie." Sueseum. Dicen asi: 

Posible? Y rio, y duermo, y quiero holgarme} 
Posible? Y anw y quiero lo visible} 
Qué hago? En qué me empleo? En qué me enea 
Loco debo de ser, pues no soy santo, . 



(1) Bai gertu date,,. Si, puede acontecer.,. 

(2) Gomo sinónimo propio del exótico Koudenatu, el bas<: 
ce tiene el puro eripetu, 

(3) f^ Badate, eta farra, lo, eta josta nendin ,,? ¿Puede s< 
rio, y duermo, y puedo holgarme...? 

(4) El verso hubiera ganado con la supresión de este ni, c 
pletamente innecesario y superfino. 



VI 



MISCEUNEA DE POESÍAS VARIAS. 



^t0^^^^*^^^*^m^mr^^»^^^n^*t^^^*^ 



JAN JeBASTIAN gLCANO, 



a EL i. losÉ Ignacio de Irana. 



DIALECTO DE GUIPÚZCOA. 

evacion de sus ideas, por su lenguaje eminen- 
íético, sus hermosas imágenes y sus bellezas de 
lede señalarse esta oda entre las mejores con 
. la literatura bascongada. 
3or su autor hace algunos años, fué enviada en 
mo de sus amigos al Concurso celebrado en 
tian en Setiembre último, mereciendo ser fa- 
fi aquel certamen con uno de los premios, 
ana, que no tuvo noticia de su presentación has- 
de conocido el resultado, ha introducido poste- 
en el texto primitivo algunas ligeras variantes, 
5 la del nombre del insigne marino á quien es- 
i, que aparecia Kano, y ha rectificado por El- 
virtud de datos posteriores que estima funda- 
izándome para su publicación en esta serie del 
o. 

pues á su bondad, me cabe hoy la fortuna de 
3er esta preciosa composición , cuya aparición 
da con verdadera curiosidad por los amantes 
nce. 

ar á formular un juicio detenido de ella, no 
IOS de llamar la atención del lector hacia la es- 
le verdadera elevación poética, de gran efecto 
jyico, y que puede presentarse como un buen 
género descriptivo; y las estrofas 8.", 10.» y 
es por la personificación que en ellas se desa- 
tambien muy hermosa la estrofa 12.»; bellísima 
nsonancia observada en el verso 3.° de la 10.», 
tiene de imitativa, y valiente é inspirada la 
{di con que termina la 13.» 
rana merece por sus trabajos los mas cumpli- 
les de cuantos se interesan por el desarrollo y 
la poesia bascongada. Hé aquí su oda: 



VWIAf l ^MAJ^f>AAA^AAAAAAA^MAAAMAAM^9^^^^nVV 9 mfWMJ^JV^J l J^/^J I J^^ 



GITARIATAR JAUNARI» MVNDUA JIRA-BIRATZEK 

(1519-1522.) 



¿Nora zoazkit idurimena, 
Zabalik egal-urdiñak? 
Chimist-oñakin zoaz ikusten 
Munduko bazter urriñak? 
Ara Hlkano, zure ondoren 
Bildurik lagun berdiñak. 

Ikusi nai du nundik sortzen dan 
Eguzkiaren argiya, 
Zein ichasotan gordetzen duen 
Bere buruko koroiya; 
Biribilla dan mundu au, ció 
Nun duen azken arraiya. 

Ontzi-galantak San Lukar-dikan 
Ichaz-gizonez beteak, 
Boga-ta-boga dijoaz ariñ: 
Sututzen ditii Fedeak, 
Eta Españaren izen aundiya 
Munduban zabal-nayeak. 

Beren aurrean, egan dijoa 
Zeruko aingeru galaya, 
Españatarren kontua duen 
Goartari chit ernaya, 
Ego urrezkoz erdiBiturik 
Aize-labañen erraya. 



W99m99990m999999m>99l99t AftAAJJ'JiAJ f AViJ l WK^J^K^KM^*>J^^ .MV»»l> i v. 



4l ^p. )^. j^uan Sebastian de picaño, 

NA.TURAL DE GUETARIA, RODEANDO EL ORBE. 

(1519-1522.) 



(Traducción acnii- literal.) 



A do vuelas; rauda imaginación, desplegando tus alas 
^^uladas...? Rodando veloz con tus fulmineos pies, prcten- 
^^s acaso revistar los mas lejanos confines del mundo...? 
^é ahí á Elcano, que acompañado de otros héroes iguales 
^^ sigue en pos. 



Quiere ver de dónde nacen y brotan los primeros fulgo- 
¡"^s de Febo, y en qué mar occidental guarda y deposita 
la áurea corona de su cabeza; si este mundo es redondo, 
^ en dónde tiene sus últimos limites. 



Soberbias naves llenas y henchidas de bravos marinos 
oogan y bogan veloces d^sde San Lucar, surcando los ma- 
res: inflama sus pechos la F¿, y el ardiente deseo de difun- 
dir el gran renombre de España por cien mundos. 

Volando ante sus ojos, hiende raudo con alas de oro lab 
entrañas de la resbaladiza atmósfera el ángel gallardo del 
Empíreo, el custodio vigilantísimo de los destinos de los 



388 JOSK IGNACIO DE ARANA. 

Ongi zoazte. Ager zazute 
Ta urrutietan zabaldu, 
Ñola Jainkoak bere semea 
Mundura zigun bialdu, 
Eta gizonak zeruratzeko 
Ñola zitzaigun azaldu. 

¡Gizon argiyak! joango dirade 
Zuen ondoren aurrera! 
Batzuek égi-ta Erlijioz 
Jende gaistoak ontzera, 
Besteak berriz merkaduriyaz 
Urre ta perla biltzera. 

Ongi dijoaz; Alperrik dirá 
Odei goibelak urratzen, 
Alperrik trumoy-danbatekoak 
Eta oñazkarrak zartatzen, 
Itz-ujoldeak burruka amiltzen 
Lurrak ikaraz dardatzen. 

Euskera kantak aitzen dituzte 

Milla ugarteen magalak, 

díAra Euskaldunahy esaten dute 

Ur-urdiñ zelay zabalak; 

«Ara Euskaldunak». erantzun dute 

Aize biguñen egalak. 

¡Otentoteak, Jeorgi-tarrak, 
Ta Moluka-tar liraiñak! 
Zurezko-echeak * labañ dakazki 

Zuengana gaur Españak 

¿Nun arki dirá ontzi ta gizon 
Aiñ eder eta bikañak? 

Baña ¿zer dakusta ¡¡Gorrotoaren 

Iran-zugea parlan?.... 

Listorra zorrotz, chístuka ta orroz 

Dator ujolen gañian; 

Puzuni beltza isurtzen dabill 

Ichas-gizonen artian 



(1) Zt^re^ho-echeak, lit. casas de madera, naves (ontziah 



. ODA. X ELGANO. S89 

♦ * ... 

Idos en hora buena. Manifestad y publicad en las nacio- 
nes mas remotas, que Jehová, el Señor de las Alturas, nos 
envió al mundo á su Divino Hijo, y cómo se nos descu- 
lirió en carne mortal para llevar al Cielo á liú hombres. 

Tras vuestras huellas y rumbo, seguirán después adelan- 
te otros esclarecidos varones, unos a mejorar y civilizar á 
^ perversa gentilidad con las lucfes dé la verdadera reli- 
gión; otros, empero, para atesorar oro y péríás por medio 
del comercio. 

Van bien. En vano risganse los negros nubarrones; en 
vano los estampidos del trüefi^ y los rayos estallan y re-. 
vientan, y luchan y chocan, rodando con ímpetu braman- 
te corrientes inmensas de las aguas, y las' tierras del conti- 
tiente retemblando Se estremecen. 

Las playas y senos de mil remotas islas, escuchan ale- 
gres por vez primera los cantos euskaros: «/í¿ aquí los has- 
cos)) dicen al resbalar los acentos las vastas.fíríideras de azu- 
ladas ondas, «iíe aguí los bascosa responden placenteras 
''is alas de los blandos céfiros. 

Hotentotes, Georgianos, y esbeltos Molucos: hoy os trae 
^ grande España sus ligneas casas deslizadas hasta aquí 
*^r cien borrascosos occéanos. ¿Dónde hallarán jamás 
^estros ojos tan magníficas naves y gente tan gallarda y 
^Cogida? 

Mas ¿qué veo? La horrenda sierpe del rencor funesto se 
f"esenta delante! Viiene rodando sobre las ondas con ru- 
^^ntes silbidos: brama, y blandiendo en su entre-abierta 
^ca el aguzado aguijón, derrama á torrentes su negra 
^Hzoña, entre los bravos marinos. 



(^) Dakust. Es primera piersona del singular del presenté de 
Sicativo irregular del verbo ikusi, ver. 



19 



Ü290 JOSÉ IGNACIO DE ARANA. 

¡Ai Amerika! ¡Ah pake-ichaso! ^ 
I Ai Zebu-ugane gaistoa! .... 
. Españatarren odol-ederrez 
<joiTÍ dezute kanpoa! 
Magallanes*ek bere lagnnaz 
Or utzi zuen lepoa. 

Ontzi bakar bat osorik dago 
Elkano dala Gidarí: 
fuAurreráfiy diyo, erreguturik 
Ama Birjiña Santarí ^ 
fUxAnrreríi guacen; begira aurrian 
Aprika-aldeho ¡urrari.^ 

Java, Sumatra, pasa zituzten, 
Ta Aprika-azpitik ¡o goirá, 
Kabo-Verdera ta Azores-era 
Ibill da ibill ^ )un dirá: 
Zeru ta lurrak arritu ziran 
Ta Euzkia geldi begirá. 

Urteak iru pasa baño len, 
Jirarik leñen Mundua, 
Elkano bere lagun onakin 
San Lucar-era dijua 
Eta Sevillan Birjiña-gana 
Ematera ezker-prutua. 

Jason azturik, oroi Elkano 
Ichas-errege goiena, 
Drake on doren, Noort ta Kook 
Ta Espilbergen urrena. 
Bañan Elkano dañen Gidari 

MUNDU JIRATZEN AURRENA. 

0. J. A.) 



(3) /Ah, pahe^ichaso/ ¡Oh mar Faoífteol 



k 



ODA Á ELGAXO. 291 



^\\ América! ¡Oh mar Pacífico! ¡Oh pérfida isla de 
lÜ Colorasteis crueles vuestras playas con la hermosa 
re de los Españoles. Vuestra traición segó fiera el no- 
cuello de Magallanes y. sus compañeros. 



)la una nave, cual sol incólume, queda entera, y el 
f/ram? dirige sus destinos. ¡¡A4elante!l clama elevan- 
US ardientes plegarias á la Virgen Madre Santa Estre- 
e los mares. «¡¡Adelante, boguemos: ved, compañe- 
ante vuestros ojos el continente Africano!!» 

:ravesadas Java y Samatra,. y girando veloces el Sur 
^ca, y: s^eiMO: y bc^inia s^ alcanzan las 

ts de Calxj- Verde y Azores. Cielo y tierra se asombran 
}uel portento, y queda el Sol absorto, mirando con 
3Jos aquel prodíigio. 

penas rápidos deslizáronse tres años, y ved al admira- 
^Icano^ después de rodear d primero al Orbe, arribar 
:e con sus dignos socios á San Luc^r, de dó saliera; y 
ir en Sevilla su tributo de agradecimiento á la Virgen 
atrona y Libertadora, que los ha salvado en alas de 
ictoria. 

Ivídese ya á Jason, y canten todos al mas eminente 
>s argonautas: Elcano. Sigan después sus huellas el pi- 
Drake, y los audaces Noort, Kook, y Spilbergen: mas 
tuya será ¡oh Elcano! la sin igual gloria de haber 
íADo y circundado primero el mundo. 

O- J- A.) 



I Ibill da ibill, andando sin cesar. Es muy oportuna y ex- 
iyae8ta repetición. 



^ypy^l[J^^ ^Jg l ,;^;^ l ^gg^ l ,v^,J/A'^MJV^^ m I AJ i ^a ^^mam; 



zx. 

GURUTZEAREN GARAITUPENA. 
£ttsktli!uukiii Hutas-tit , 

POR 



EL ^. "^OSÉ ^GNACIO DE ^RANA. 



•) 



^»»^**^l^tf%#«>^ 



Cántase en esta oda el decisivo triuafo alcanzado pe 
los cristianos en el memorable campo de las Navas e 
16 -Ae Julio d« 1212 , triunfo en el cual cupo tan glorío^ 
parte á las voluntarias huestes basco^&avarras que for 
in;aban parte úe aquel formidable ejéreito , y combatiera 
denodadamente en su vanguardia al mando de D. Dieg 
López de Wxto, Señor de Vizcaya. 

Cuando tan olvidadas están , y con tanto desden se h? 
bla por los adversarios de la Euskal-erria, de las hazañf 
que en todo tiempo han realizado los euskaldunas , nac 
mas justo ni mas oportuno que el que nuestros poetj 
recorran las páginas de la historia , para reverdecer I 
laureles marchitos hoy, por la pasión política , y beb 
su inspiración en las gloriosas empresas llevadas á ca 
por los bravos descendientes de Aitor , presentándolas 
la consideración de propios y extraños, asi para restabl 
cer la verdad de los hechos, como para estimular con t 
nobles ejemplos el valor y el heroísmo de las generac 
nes presentes y venideras. 

La oda del P. Arana, que obedece á tan alto fin, si bi 
corta en proporciones , es rica en inspirftcipn , y nota] 



GURÜTZEAREN GARAÍTUPÉNA. Sí93 

' ' 1. 1 I III. -I . j i ■ 

por su correcta dicción y su elevación poética , habiendo 
merecido una mención honAríflc^ en el Concurso celebra- 
do , bajo los auspicios del ilustre bascófllo M. d'Abbadie, 
eu el pueblecillQi .4e ^|at^Palai& (J^£aaQÍ^> eo el mes de 
Agosto de 1878. ' 

La traduccioFft castellana de que vá áe^^pañada esta 
composición, — así como también ta de la oda á Elcano, — 
hau sido expresamente hechas para el Cancionero, por el 
mismo autor de las producciones origínales , que ha de- 
mostrado con ellas su buep gusto literario y sus excelen- 
tes condiciones de escritor. 

En esta última , eí P. Ai'ana ha teijuda \s. feliz idea de 
encabezar la oda, y terruiíMir ca4a. uiy* de WWf estrofas con 
^^ pareado de arte m^as^oj? , qiíie iíiOi^tr'ilbHyfli á embellecer 
^as y mas su excelente vwsion. 

Dice así la Oda : 



1212. 

GurvtiéaTen gariUtipéni 
Euskaldunakin KaUs-en, 



Atoztei^ korri, kanututzera 
Euskaldun anai maitiak, 
Gurutze galai Jainkozlcoareñ 
Mirari guziz andiak. 
Gurutze baten gugatik illik 
Jaungoíkoaren semiák 
DesegHi ditu beti-betiko* 
Etsaien asmo guziak: 
Distiatzen du mundu osoan 
Gurutzearen argiak. 

Orisen dago ¡zeiñ edergarri 
Gure mendien gañetan! 
Ori Erregeen buruetan ^ da 
Agintarien ar metan! 
Ori da agiri gallorturikan 
Gure Eliza danetan: 
¡Lezo Santura begiák alcha! 
Euskaldun erri onetan 
Gurutzearen milla mesede 
Arkitzen dirá loretan.* 

Lauburu onek milla ta berreun 
Amabigarren urtean 
Euskaldunakin garaitu zueh 
Mairu gogorren artean: 
Sancho ^ ix Alonso ® buru zituzten, 
Ta Aro ' jaunaren mendean 



(i) Es segunda persona del plural del innp. del verbo eA 

(2) Beti-betiko, siempre y para sienapre, ó por siemp 
muy expresiva esta repetición. 

(3) Buruetan, lit. en las cabezas. 



% 



Í2i2. 

Con los Basóos la Crvz ostenta gloria 
Oe las Natas en la Ínclita Yictoria. 



Venid, venid, y volad, caros hermanos Euskaldunas, á 
cantar los grandiosos portentos de !a esbelta y divina Cru:i^: 
Al ofrecer en Ella su vida por nosotros el Hijo del Altí- 
simo, desbarató para siempre los funestos intentos de to- 
dos sus enemigos; 

Y bañado en su luz el mundo entero 
Aparece radiante y placentero. 



La veis? ¡Cuan hermosa se ostenta en las cumbres de 
nuestras montañas! Vedla en las coronas de los reyes, en 
las armas de nuestros guerreros y adalides! Vedla cómo se 
muestra y gallardea en lo alto de todos nuestros templos! 
Alzad vuestros ojos ál santuario de Lczo, y veréis que en 
í^quel humilde albergue de la Euskaria 

Florecen de la Crui portentos bellos, 
Difundiendo benéficos destellos. 



Este Santo Lábaro, conducido por los bravos Euskaldu- 
^^> obtuvo en 12 12 una brillante victoria contra los fuer- 
^^s mauritanos: Sancho y Alonso eran sus jefes, y al man- 



(^) Loretan arkila, hallarse en flor, florecer. 

!^) El rey D. Sancho el ñierte de Navarra. 
^) El rey D. Alonso VIII de Castilla. 



. v) D. Diego López de Haro, mandaba la vanguardia, de la que 
">PQiaba parte la legión bascongada. 



'¿9() JOSÉ IGNACIO DE ARA.SA. 

Arri-ta-makill « bazijuazen 
Basamortuen uvrtean. 
Hiera askotan, isill-isillik '' 
., M<?ndi§íyó ortu arte^n. 

Igo ziraden artzai batel^in 
Muradal-eko ponura 
Ekusteko zan Afrikatarren 
Bddur, larri ta estura. 
Beela dijoaz, Ubeda utzirik, 
Eipr^e duten lekura: 
Baña,' Kristabak gurutzeakin 
Ta Ama-Birjiñaen ichura, 
Sartzen zaizkate, ill-edo bizi *° 
Beren gaiñ eta burura. 

¡Aurrera! dio, Alonso erregek: 
Ta oiduka danak ¡Aurrera! 
Haro ta Lete,** Ñuño ta López 
Saltoka ezpaten artera; 
Millaka-euskaldun, otsoak ñola 
Ardiak triskillatzera: 
An ere datoz Ñapar ta Aragoi 
Kateak purrukatzera; 
Lotsa gorriau ** Errege beltza 
Sebilla-ratu da atzera. 

Illerri bat da ilkintzarekin 
Nabas dcmznn tokiya; 
Berreun milla berberiskoak 
An uizi zuten biziya, 
Gizon odolez u¡oltzen zalá 
Guadalkibir-ko ibaya. 
¡Gloriya bada Gurutzeari, 
Birjiña Amari Gloriya! 
Ta izarrez-gora jaso dezala 
Mundubak Euskal-erriva. 



(8) Arri ta makiU, es iinn locución espe-^ial que quiere 
con t(Mto <VM;)f»/í()»(V)/i <»/ mayor tesan (aleoin ocziarerin),i 
faerza, á ftrazo partido^ {al dirán indar da bidk ouziekik 

(9) 18ILL-T9ILUK, Ut. caUando-caUando. es decir, con < 
yor silencia, á fln de que no tVactsara la empresa. 



GüRUTZEAREN GA.RA.ITUPEXA NABA.SE-N. 297 

do <fcl Señor de Haro, iban á brazo partido, abriendo pa- 
so por bosques de espesos matorrales, por do desfilábase 

En silencio la cauta muchedumbre 

Del monte hasta arribar la erguida cumbre. 

Dirigidos por experto pastor, presentáronse súbitamen- 
te en el alto puerto de^Mur^^íil- lAllí eran d& vQr el mie- 
do, el terror y el congojoso aprieto de los africanos! Aban- 
donan á Ubeda, y corren al punto á proteger el campa- 
mento de su Rey; mas allá se lanzan los Cristianos, tre- 
molando los estandartes de la Santa Cruz y de la Virgen 
M^re, y 

De la hueste eaemiga en lo mas fuerte 
Arrójanse á luchar á vida ó muerte. 

¡Adelaníe! grita el rey Alonso, y todas á voz w cuello 
responden ¡Adelanít^!. El de Haro y Lete, el de Ñuño y 
Lope?, iánzapse fieros á enemigas espadas, y miie? de Bas- 
cos se precipitíin tras ellos, como hambrientos lobos á des- 
trozar indefensas ovejas. Allá van también tras éstos los 
Navarros y Aragoneses á romper las férreas cadenas, que 
deHenden al agareno ; escapa el negro rey hacia Sevilla; 

Dirije allá los pasos mal seguros, 

Y esconde su vergüenza tras sus muros. 

. Con la horrible matanza conviértese en vasto cemente- 

!^^ el campo de las Navas: doscientos mil Berberiscos de- 

/^n allí sus vidas: hinchese y se acaudala con corrientes de 

f^í^gre humana el Guadalquivir undoso. iGloria, pues, á la 

^íita Cruz! ¡Gloria á la Virgen Madre! 

Y el n:undo ensalze el Euskaro ardimiento 
Sobre estrellas del alto firmamento. 



^^^ ^10) III edo hizU lit. á morir ó vivir, esto es, á luchar á vida ó 

^ Vierte, á vencer ó morir. 

^ f íí) Pedro Martinez de Leet ó Lete, uno de los jefes navarros 

^^ ^rniaha parte de ia vanguardia euskalduna, en la que figura- 

^-Ji tiyiibiea Ñuño y López, designados después. 
^ (12) Es muy gráfica esta frase, lotsa gorrian, que no puede 
"lucirse exactamente. Rojo de vergüenza, lleno de vergüenza... 



>'^v^AW^AA;<^»>rvMvWXAAAVv 'g ^r^X?^^ 




AMA EÜSKERIARl 

AZKEN AGURRAK, 

POR 

Preciso es confesar que si la literatura y la poesía bas 
congadas no han alcanzado un desarrollo y un grado ma 
yor de explendor en tiempos antiguos, se debe indudable 
mente al abandono, á la escasísima protección de que ha 
disfrutado sus raros cultivadores. Casi siempre se encon 
traban éstos sin medios de dar siquiera á conocer su 
composiciones, y las mas veces desaparecían aquellas si 
los honores de la publicidad, para perderse en el panteo 
del olvido. 

Basta lijarse para ello en un solo hecho. Apenas se h 
despertado un poco la afición al bascuence, apenas ha 
comenzado á gozar de alguna estimación las produccione 
escritas en este admirable idioma, y se han iniciado k 
(íoiicursos ó certámenes que tienden á estimular esta pr< 
paganda, el niimero de los escritores aumenta visibh 
mente, y nuestra poesía va ganando de una manera oste 
rible en pureza, en elegancia y en elevación. 

De puramente vulgar que era va caminando al ranj 
de trascendente, y testimonio de ello son la soberbia el 
gía de Arrese, á la que sirven de preámbulo estas linea 
las dos odas del P. Arana, que le preceden en este misa 
volumen, las traducciones clásicas del señor Otaegui, 



CANCIONERO BASCO. ^ 

otras composiciones de no menos valia con que en corti- 
simo plazo se ha enri {uecido el hasta hoy modestísimo 
tesoro de nuestra poesía. 

Este renacimiento, comenzado bajo tan felices auspi- 
cios, augura una época de mayor brillo y explendor para 
la literatura bascongada, y los provechoso» resultados al- 
canzados por los primeros iniciadores, deben servir de 
estímulo á los que, llenos de patriótico deseo, comienzan 
hoy á ejercitar sus primeros ensayos en esta antiquísima 
lengua, y de justa satisfacción- á cuantos han contribuido 
í encarecer la necesidad de levantar del olvido y el abati- 
Kiiento en que yacían nuestro especial idioma y nuestra 
Peculiar literatura, y han trabájalo en uno ú otro con- 
C6pto, para la realización de este ftn. 

Foméntense los certámenes poéticos y las justas litera- 
tas, ofrézcanse recompensas, aunque por el momento 
^©an éstas poco menos que puramente honoríficas, á los 
ÍUe se distingan en estos trabajos, y pronto se verá au- 
''ientar el número de los escritores euskaros, con honra 
^ provecho de nuestras letras. 

^o hace todavía un año , la Asociación Éuskara, de 
navarra, que tantos y tantos desinteresados y útiles ser- 
icios viene prestando desde su creación en pro de los in- 
greses permanentes de la Euskal-erría, asociada con el 
Lxistre bascófilo M. Antoinne d'Abbadie, anunciaba uno 
^ estos certámenes en lengua bascongada. Entre las nu- 
^ irosas composiciones que allí se presentaron contábase 
^ elegía que á continuación reproduísco, composición no- 
^bilisima por su fondo y por su forma, que puede flguiar 
&gnamente al lado de los mas celebrados cantos naciona- 
^8, y que revela la existencia de un poeta de primer ór- 
^n, desconocido para todos hasta aquel momento. 

Este poeta se llama Felipe Arrese y Beitia, y la compo- 
■-^ion con que ha hecho su aparición en el campo litera- 
S-o, y que le ha conquistado ya un nombre y un puesto 
^tímable en el Parnaso bascongado, es la titulada Ama 
'^'skariari azken agurrak. 



'3(K) FELIPK DE .\RHIC«K Y BUITÍA. 



•Ternura es(|uisita, profunda melaneotia, graadiosiáid 
(le imágenes, lamento» eomo ios de Jeremías y apóstram 
fes como los de Shakespei^re, son tas joyas que atesora 
esta elegia, sin riva> en la lengua euskarai, ha dicho eoiL_ 
razón al examinarla el ilustrado v laboriosísimo eseriloii^ 
navarro 1>. Arturo dainpiop,* 

f No puede desconocerse el valor literario de este canto 

Ks uno de los mas bellos que posee la lengua euskai^a, 
ligunirá. sin desventaja entre los cantos nacionales 
otros pueblos», ha añadido por su parte un distiaguid«cz> 
J)ascóñlo (le allende el Bida8oa,en el breve preámbulo cos»^ 
({(le acompasaba una excelente traducción francesa de 
ta magnííica prosopopeya. » 

Y grato es confesar, que con poetas como el Sr. Anu 
y Beitia, y con producciones como la que es objeto de 
tas lineas, la poesía bascongada podría muy pronto ssiííít 
con honra y gloria de la modesta oscuridad en que ha iri- 
vido hasta nuestros dias. 

Si hubiera de hacer un estudio completo de esta verda- 
dera joya literaria, necesitarla mas espacio del que puedo 
disponer en estas páginas, y por otra parte, el juicio que 
acerca de ella ha publicado con anterioridad mi querido 
amigo Arturo Gampion, y cuyos párrafos mas esenciales 
trascribo, me dispensan de esta tarea. 

«La composición (fue ai*.abo de traducir-r-^dice el inteli- 
gente escritor navarro — marca un nuevo p^odo m ^ 
poesia euskara; por primera vez ésta deja de ser pApulai;, 
y se eleva al rango de trascendente: la profunda persoiü- 
iicacion de la raza en la lengua, es una prueba incontro- 
vertilde de ello. Aunque imperfectamente,creo haber cob- 
seguido hacer palpable la inspiración titánica que infoi^ 
nía la elegía. Lo verdaderamente imposible de indicar soa 
las numerosas bellezas de factura quQ encierra; á la ateii- 

(1) Articulo publicado en la «Hoja literaria» del Noticiere Bi^ 
haino, correspondiente ali2 de Enero dtQ 1880. 

(2) Folletín de La Se^naine de Bayonne^ eoprespo»dieito ^ 
6 de Aofosto de 1879. 



CAXCIOXEKO BASCO. Ht)l 



cion de los afícioaados me permito señalar la hermosísi- 
ma estrofa que principia con las palabras 

Zngozé oraUulik zé^tík arkaítzakt * 

en la qne el poeta consiffiíe prorlncir un efecto oiioin ito- 
peyco asombroso, al latió del cual palidecen el célebre 
verso de Koirilla: 

Kl ruiflfi con que metln fn f^miv tempesfotL 

y el tan celebratlo del poeta latino: 

Al tnba terH-bili sonUu faratanfnrrn dLrít. 

»En la presente poesía el arte es tan grande (*.om(> la 
liisjíiracíoH^ la ley de la gradación do los efectos, capital 
^n literatura, estíi observ.iila cnn rigorosísima exactitud. 
La poesía comienza con los idañideros acentos de la me- 
lancolía, y teniiína con los gritos épicos de la desespera- 
ción. Parece (jue estáis oyendo el crescendo de la sinfonía 
en do inenor de Bethowen. mediante el que el incompara- 
ble músico alemán pasa del scherzo al aleifro triunfal. 
Este golpe de genio lo ha tenido también Arrese. Mira i el 
camino recorrido desde las acongojadas palabras 

Xnn dirá omiñ oraui negorrn/i? 
Nun dirá netfre beginn? '^ 

hasti el grito sublime de Lurfn ichnsnnk^^ y va:eis quf» 
H^edia un abismo que únicamente el vuelo de una águila 
podia salvar. • 

Hasta aquí el Sr. Campion. á cuyos justos elogios y ati- 
nadas observaciones nada tengo que aña lir: solo diré, por 
nxi parte, que el bascuence de Arrese es claro , é inteligi- 
We sin gran esfuerzo para todos los eusk ii'os. y ([ue mas 
í^eal lenguage de Ochanliano. que es de los mas difíci- 
les, pertenece al dialecto de Guipúzcoa, ([ut* es el ([ue sirve 
Í6 lazo de unión entre todas las variedades, \\ov mas (|ue 
conserve en sus detalles algo del sabor bizcaino. 

Ahora bien: ¿quién es el hasta hoy desc(»nocido autor 
de este poema? 



(O Todavía permanecéis de pie, rocasí' (trad. lif,), 

'-) Dónde estin ahora las láírrimas? Dónde están ínis ojos? 

w) Vuélvete tierra ¡oli marl 






Í-WS FKLU'K DE AHR£H£ Y BEITIA. 



Felipe Arrese y Beitia, nació en Ochandiano (Bízcaya^ 
el 25 de Mayo de 1841 ; de modestísima familia, aprendió 
las primeras letras en la villa natal, en la que permane- 
ció hasta los trece anos; y á esta eda t, manifestándose ecj 
él una decidida afición á las bellas artes, pasó á Vitoria^ 
en cuya Escuela especial ingresó como discípulo de dibuB 
jo y escultura del laboriosísimo profesor D. Marcos de Om 
<lozgoiti. 

Habiendo alcanza lo los conocimientos necesarios &= 
retiró íi su hogar, y en él vive, trabajando de continuo ^ 
su profesión, construyendo, ya retablos, ya imágenes p z 
ra las iglesias de las tres provincias hermanas, que J 
proporcionan ocupación mas que suficiente, 6 entretem. i 
do en la decoración de edificios de toda índole, con traL>¿ 
jos en piedra y madera. 

Durante el ffital periodo de la última guerra civil (187¿ 
á 1876; permaneció en San Sebastian, donde haU6 ntteitf- 
ra honrosa de vivir con el fruto de su profe^n, y entre 
sus trabajos de esta época se cuentan los bustos de hom- 
bres célebres que coronan el edificio que ocupa actual- 
mente nuestro Instituto provincial. 

El Sr. Arrese . muy aficionado desde su niñez á los li- 
bros bascongados,se hal)ía dedicado siempre con solicitud 
á su lectura, y había practicado algunos humildes ensayos 
en la lengua nativa; pero la composición con que sehada- 
do á conocer es la elegía A7na euskeríari, que constituyo 
para él un justo titulo de gloria , y es uña brillante joya 
para la poesía bascongada. 

Nobleza obliga, y el éxito que ha alcanzado el Sr. Arre- 
se , con su primera producción , le impone deberes cuyo ; 
cumplimiento no puede rehuir, sin defraudar las lisonje- 
ras esperanzas que ha hecho concebir á todos los amantes 
de la lengua y la literatura bascongada. 



^9^^^^^^R^^^^^^^^^^5twws^írs?w;v«s?!'^^w*(W^w^^w?ww^5^ww>í?w^:s^?wvw?*l>cs 



4zken aguppak gure etsaígoapí, 



POR 



iMT®NÍ@ AMAC Y ÜBEIBI 



Esta pequeña composición es, por decirlo así, continua- 
ción y complemento de la admirable elegía de Arrese que 
le precede. 

Habiendo leído el Sr. Arzac el sentido y triste adiós que 
el poeta bizcaino dirijía , en momentos bien dolorosos 
ciertamente para la- tierra euskara , á la lengua que desde 
los tiempos prehistóricos ha sido patrimonio de los bas- 
congados , sintióse profundamente herido en su corazón, 
agolpáronse las lágrimas á sus ojos, vio en las desdichas 
intestinas , hijas de las pasiones políticas , la causa prin- 
cipal de los males que afligen á nuestro país , y con la es- 
peranza y el entusiasmo que nunca faltan á la juventud, 
escribió esta composicioi» , la primera sin duda ninguna 
pe brotaba de su pluma , no acostumbrada hasta enton- 
ces á trabajos de esta índole, para predicar la unión entre 
hermanos é hijos de una madre común, coma única ánco- 
ra que pudiera contribuir á salvar el arca santa de nues- 
b'as viejas tradiciones. 

El Sr. Arzac no ha hecho sino iniciar el pensamiento, 
desconfiando quizás de sus propias fuerzas, y en su bre- 
vísinia composición nótase cierto desorden, propio de la 
escitacion de que se hallaba dominado su espíritu. La idea 
íue le anima es, sin embargo , tan útil como fructífera, y 
el ensayo merece sincero aplauso. 

Lástima es que el Sr. Arzac no hubiera dado algún ma- 
yor desarrollo á su pequeña producción, que no obstante 
^ circunstancia mereció una mención honorífica en el 
Certamen celebrado en San Sebastian en 1879, al que fué 
presentado. 

Sirva esta modesta distinción para infundir mayores 
^lientos al joven poeta , y para animarle á continuar con 
*® y entusiasmo el camino que ha emprendido baja tan 
belices auspicios. 



« WWUkMA "-A. VU ^ WmWWA VVUUWWWAM i VVVVWMAMUkWwkAAA/^" ^ UVUWWV gPPPgPO^gWW^^ 



AMA EUSKERIARI 

AZKEN AGVRRAKIII ' 



Neure biotzeko Amacho''* zarra, 

Anchiñako ama Euskera, 
Seme leyal bat oraiñ datortzu 

Azken agurra emotera. 
Ainbeste gerra goitu ezin da 

Danori atsotu zara; 
Zauriren zauriz galdu galdu-ta,^ 

Amacho, zuaz ilhzera! 

Zorigaistuan negargarri-ta 

Dot sendimendu andia, 
Geure lur maite dakustalako*^ 

Gaztelatuta jarria, 
Bcstela erdu, erdu ikustera, 

Tubal euskelaria, 
Baña ez dozu ezagutuko 

Oraiñ zeurc jatorria. 

¿Nun dirá bada zure semiak, 

Foru ta euskera-zaHak? 
¿Nun dirá bada, Tubal gure aita, 

Zure ondorengo garbiak? 
¿Nun dirá bada zure ume zintzo 

Eta leyalen legiak? 
¿Nun dirá oraiñ oraiñ negarrak? 

¿Nun dirá neure begiak? '• 



(1) AzUen-ar/urrak, lit. últimos saludos. 

(2) Amacho, Es un diminutivo de Ama^ usado, nó 
minar una relación de pequenez, sino para exprés? 
afecto cariñoso. 

(3) Son de admirable efecto las repeticiones di 



WWi>wpw^^pw^ypp^iPWi^ppg'PPappqwotqgwwqp pvtJ■.,l^lo^^ 



ÚLTIMO kim i u mtím eusíkarí 



¡Oh venerable y qtfetida madre de mi dma, oh anti- 
quísima Euskara, pertíiite'qtíe'á'ño'de tus leales hijos ven- 
S^ á darte el último íidtos. Las prólotigadias luchas debili- 
taron tu vejez; desgftíTíída por mil litetidas, oh madre, vas 
i morir! 



En terrible aflicción itero, ííéno de pesar, pues veo cas- 
tellanizada á nuestra querida patria. Tubal, f^adre del Bas- 
^^> acércate y mira. ¿Reconoces ftü*4^ descendencia? 



Oónde están k)s amantes hijos de tus leyes y de tu len- 
Sy^^? ¡Oh, Tubal, nuestro,padre,.¿dónde se oculta tu lim- 
P*^ prole? ¿donde las libertades de tus sabios hijos? Lágri- 
'^^smias, ¿dónde estáis? ¿Dónde mis ojos, que no lloráis? 



■ I I ni r t I i> 1 1 



¿¿wiren zauriz galdu galdu-ta, verdadertetiiértt«&4KÍtóbte j^fiu 
^'ÍHWIIfíh, y dé WflpOÉiMé tiWdtiK;É*i!*i lltéWll eh >í5listB«éllo. 
5^/2(4) DütKüSTALAKo.^Es el v«^Ik) Wt?w¿, t)(?r, (jóh j^giada en «n fót- 

I *C^) m'4finiy'«l6g«lttte, y da mucha energía á W4Mót\^\, lai^He 
^^ repeticiones empleada en e?ta estrofa. ¿Nun B,iru... 

20 



806 FELIPE DE ARRE8E Y BEITIA. 

Agur illun bat egin deuskue 

Guraso zarren legiak, 
Umezurtz batzuk geldttu ^ara 

Billosik foni-b^iak. 
Izan bagiña eurak legetche 

Euskeriaren s^Hak, 
¡Oso ta garbi gordeko ziran 

Oitura aiñ miragarriak! 

Errazoyagaz esango dabe 

Gure urrengo umiak 
Izan giñala duda bagarik 

Ero ta zoro garbiak; 
Jakngio dabez euskefiagaz 

Genduzan eskubidiak, 
Erdera-zale "^ giñalako egin 

Galdu zirala guztiak. 

Zorioneko arkaitzak, eta 

Zorioneko mendiak, 
Oraiñ artian zuek zare izan 

Foruen gordelariak. 
Zuek goyetan beti euskeldun^ 

Ez alan beyan erriak; « 
Orra zer gero ekarri djeuskun 

Azkenian erderiak. 

Ez, beyetan ja ez det ikusten 

Tubalen ume zintzorik, 
Ez dalako gaur emen entzuten 

Erdera baño besterik. 
Onechek dauka ñire biotza 

Naibagez erdibiturik, ^ 
£z dodalako gure euskera 

Osatuko dan usterik. 



(6) Gure urrengo umiak, lit. nuestros primeros h 
premiers desoendants.... 

(7) Erdera-zale^ aficionado á lengua extraña. Ei b; 
llama Erdera á toda lengua extraña, y erdaldmta á todo 
jero, á todo el que no sea del país euskaro. Bsta última ve 
pues, en la misma acepción que los pueblos antiguos empl 
calificativo de bárbaro. 



AMA EUSK£RIAKI AZKEN AGIJRKAK. '¿01 



Las viejas leyes de nuestros padres nos han lanzado un 
nbrio adiós; hemos quedado huérfanos, despojados de 
ístras libertades. Si hubiéramos amado el Euskara, cual 
ístros antepasados, aun vivieran entre nosotros, puras 
iitactas, nuestras admirables costumbres. 



üon razón dirán nuestros hijos que fuimos unos locos, 
Ds insensatos; pues sabrán que por haber amado extraña 
gua perdimos todos los derechos que nos concedia el 
skara. 



¡Dichosas montañas, dichosas rocas! Vosotras habéis s¡- 
hasta ahora los leales custodios de nuestras institucio- 
). Vuestros elevados flancos son y han sido siempre bas- 
igados: no asi las llanuras que descansan á vuestros pies, 
irad las desdichas que nos ha traido la lengua que no 
nacido en el pais! 



S^o, ya no veo en los llanos los prudentes hijos de Tu- 
, pues en ellos no se escucha otra voz que la del erdera. 
o tiene mi corazón deshecho de dolor, pues no pienso 
í el Euskara recobrará de nuevo su antiguo poderío. 



\) Zorioneko arkaUzah eta.,. El poeta culpa á los pueblos 
los valles que lian aband;»nado el uso dol bascuence, que ae 
serva todavía en toda su inteí^ridad en los caseríos y las al- 
3. Kste pensamiento se halla ampliado en los cuatro primeros 
•sos de la siguiente estrofa. 
)) Onechek (esto mi^nio) flacha (tiene) ñire biotza (mi cora- 



986 JVLIRE 'DE A1ÍBB8E ¥ 3BITIA. 

foskcciíari gorroto eta 

Comú nái bete foruak 
IDiraki 4isce 4ot ibarcunbarruák /^^ 

Auterestia zoruak . 
Izan ieitcke ori alan, ¡baña 

Niri ezetz diñóst goguak; 
Baldin euskera bizten ezpada, 

Ilizat daukadaz foruak. 

..Ge^rje.^tuz hj^.^vú dff^n 
Eriowákp libera 

Berbetá eder, gozo tá leun au 
Beste munduko atera. 

Norbait ezpada laster minduten 
Osasuna ematera, 

Mundutik laster man bear dau 

Ama Euskerak bestera. 

•■ > - .. • ■ 

Ambeftte seoie eiaua ^ikui».n 

rlchdfiorako ¡soiiíiky 
>Uorjrerák0 lez :giicbj,agp 

Gerrari bildurgarmk; 
Liburuetan ta izkuntzetan 

Ugari miragarriak. 
¡111 ziran danak, ta oraiñ ill biar 

Euskera maitagarriak! 

Or, Gcxnikako arboliaren 

Oñian dago etzinik, 
Estu ta larri, ta ia íllian, 

Arnasaz bete ezinik. 
¿Au jakin-eta, ez ete deutsa 

Iñok artuko errukirik? 
¿Ez ete datoz bere seniiak 

Os^Arriak arturik? 



zon) eráUHturtk (dividido en dos, hecho dos pedazos) m 
(de contrariedad; de dolor, de aflicción). 



iar el Euskaiti'y píttéttiier dMlsífJH^'stíí fueros, es 
locura! Tat^^ rfm€n©íí liil^coíiñiífecion, nacida de lo 
londo de la condéfíéiál Podrá^sífí* d& oftíi* modo, pe- 
rozón me dice qñe noi Si eV EüAara no resucita, 
tas quedarán pHHi^siéhfprt^ nué^tfk^ litféiMdes. 



muestra culpa bemo^. traído á- la agonia lengua tan 
3sa, tan duke ytan bella. Socorramos^ prAíito á nues- 
adre, antes que se aleye de la tierna. 



ílntos ilustres nwrinos ^ cuáatos temibles guerreros, 
»s sabios insigpes ep. Ia5 ciencias \^* las artes ha en- 
ido! Murieron todos, y ahora, añora su idolatrada 
Euskara va á moHr también. 



adía al pié ^4pl árbol de (kierniday postrada en tierra, 
ida, coiTvuls^í atorm^ntadui piK' el esír^tor de la 
:e, y sin poder^encQnlrai/ aire^bai^Canté para sus pul- 
s. ¿Tan inmenso dolor nó moverá á compasión á 
? ¿No acudirán sus hijos á prestarle los necesarios 

ro9^ 



• mi^Wm¥Hfih\ lít: i\é déntrtWTentró; ^ lóiníti lítmti 
conciencia. 



310 PELIPE DE AllRESE Y BEITIA. 



Ay neure Ama, c;aurko semiak 

Derichat ^* dagoz aztu-ta,. 
Estura onetan lagundutera 

Iñor ez da agertu-ta. 
¡111 zaite bada, bakar ta soillik, 

Paradisuko izketa, ^'^ 
Sei milla urtian ainbeste damu, 

Garratz, mingotz ¡runtsi-ta! *^ 

¿Zer aldaikezut, ^^ Ama, bakarrik 

Agonia estu orretan? 
Zotin, zizpuru. negarrez urtu ^^ 

Etzinik zeurc onetan; 
Parka eskatu seme danentzat 

Biotzez bcne-benctan, ^^' 
Zuri arimia lagun ¡pinten 

Jaungoikuaren eskutan. 

Zuaz mundutik orban bagarik, 

Zuaz mundutik garbia, 
Zuaz mundutik adoran oaga 

Hz idi eta ez beija. 
Beti gorrotau, beti zapaldu 

Zenduen idolatría, 
Ja oraiñ zagoz Jaunak emoten 

Fedian zintzo bizia. 

¡111 da Euskcra! ¡111 da Euskera! 

Betiko itchi dauz begiak, 
¡Negar Arabak! negar Guipuzkoak! 

Negar egin bei Bizkayak! 



(11) Derichat, b. deritzat, í»., paréceme. Es el presente dein* 
dicativo irregular del verbo iritzi, parecerle á uno, liaciendo 
juicio. 

(12) Paradisuko izketa, lit. del Paraiso leníifua; lengua descen- 
dida del Cielo, langue descendue du ciel. 

(13) Lástima es (\\\e el autor haya dejado pasar en los versos 
2.0, 4." y «.o de esta estrofa la consonancia con la conjunción finí» 
ta, que es muy pobre, y debe en realidad considerarse como de- 
fectuosa, 



AMA EÜSKKRIARI AZKEX AGURRAK. 811 

¡Ay, madre mia! Tus actuales hijob deben haberte olvi- 
do, pues ninguno acude á consolarte en tste supremo 
mee. Muere, pues» muere sola y abandonada^ lengua 
1 paraiso, después de haber devorado durante seis mil 
os tantos ultrajes, tantas amarguras y tantos dolores. 



¿Qué puedo hacer yo, solo, ¡oh madre! en tu triste 
3nía? Gemir, sollozar, derretirme en lágrimas^ echado á 
: pies, y pedir perdón desde el fondo de mi alma para 
los tus hijos, acompañándote hasta que entregues tu al- 
á Dios. 



Méjate del mundo sin mancha, aléjate pura de la tier- 
vete del mundo sin haber prestado adoración á los fal- 
dioses. Siempre odiaste, siempre aplastaste la idolatría 
entrega tu alma á Dios en la pureza de la fé. 



¡Euskara ha mueno! Huskara ha muerto! Se cerraron 

ojos para siempre! Llora Alaba! llora Guipúzcoa! llora 

caya! Llorad peñascos, llorad montañas, hasta agotar 



4) ¿Zer aldaihezut.., lit. ¿Qué es lo que te puedo... hacer? Es 
erbo AL, poder. 

5) Negarrez urtu^ derretirme en lágrimas, (fondre en lar- 
). Rl verbo urtu^ procede de i«r-a, agua, y expresa desde lúe- 
1 acción de derretirse, liquidarse, convenirse en ó volverse 
a, 

6) Bene^enetan, de todas veras, de todo corazón. 



' 3lá F'ELlPE DE ARttEdB'Y BitmA. 



Negar, arkaitzaW itegnr; menáí^k, 

Agortu arte iturriafc, 
A'inbeste gacho, a¡nbes.te gacchen 

Osasun emongamak.*' 

¡Negar, Naparrak, geure anayak, 

Ta Euskeldun Frantziakuak! 
¡Negar hatera! *** danok urratu 

Sentimenduz soñekuak. 
Anru historia^edo kondairak. 

Etnengo aiichiñakuak> 
Xa euren lekuan asi harriak 

Aiirrerantz' erdewzkuak.*" 

¿Eta nuñ dozuz, zeruko arhola^ 

Zuk here jantzi herdiak? 
Zure erramok hilloch dakustaz ^ 

Igar ta ezkur bagiak,^* 
¡Ai mingarria! Ga;ítelako arrak 

Jaa d^ut^^z^ sustrai guztiak^ 
Babcib biotza> hai^^a hai:raa^, 

M^hi icchi-ta ; hei»tiak. 

¿Zagoze oraindik zutik, arkaitzak?'^^ 

¿DoUortu baga, mendiak? 
¿Samur emoten Somorrostrogaz 

Zeuen ondasuntegiak? 
¿Eticotaki klaoi k}a(H;. tapn, taunk^ okk> 

Ecaí pul' pill ¡tiiííriakj 
Biziraerisel^sk^ b^ ta i<;ha$AaJf 

Opaz arraintz ugariak?' 



(i7) Es ésta una de las estrofas iiMW nota-bles- de ia compos 
PQc,el,i)j'Qfim)d.o sentimiento que domina al poeta y por el-'aí^ 
que,^afe.,expres3rIo. Son muy hermosas, la prosopopeya ó*j 
niflqaqion, pot* la cual el poeta se dirij^e- á las. provincias eusl 
y aun á sus montaña^ y siis rocas, al dárics cuenta dé la tris'ti 
va, y bellísimas las varias repeticiones de dicción que se obs€ 

(18) Negar hatera/ Llorad á lina, llorad á un tiettipo.... 

(i9> El señor Gampion ha traducido así la segunda parte d< 
estrofa: 4kQuédese para otros el triste empleo de escribir e¡ 




A\ÍA EüSKáRlART AZKB>Í' A^ÜRRIK. 31^ 



nuestras fuentes, esas^ fuenoes uw saiíadobles^ pm^a todos los 
males y tan bendecidas, ponióse queisuften. 



Liona tambip&v NisiyaDrosi Lloradv fistsjoCKÍvaitceses, pues 
^ois hermanos nuestsos. Liásemos jucMs^ rasguemos de 
dolor nuestras vestiduras, desgárrenlos las páginas de nues- 
tra antigua gloriosa historia', y^ cív¡ sa^ Ibgar*, ceménzad las 
nuevas en lengua ^extí aña. 



Y tú, árbol celi^sii^^.dóndí: tienes tanablen tu verde ves- 
tidura? Veo tus ramas desnudas , secas y sin fruto ¡Oh 
dolor! el gusanOí=::ultra-ibéricp;devoró tus rakes, tu médu- 
la y tns fibras; ntrhá dejado mas que lá áridís corteza. 



llecas, aun permanecéis de pié? No os hundís, monta- 
nas? ¿No entregáis, como las minas de Somorrostro, el 
depósito de vuestros bienes? ¿Porqué turban todavia el si- 
*encio las volteantes ruedas de los molinos, los martillos 
de las fraguas, el murmullo de las fuentes y el ruido de 

*os torrentes? ¿Porqué el mar llena de abundantes peces 

^s redes del pescador? 



P'Cínjera lengtca los futuros acontecimientos. > (A d'autres que 
nous d'ecrire en langage étranger les événements ftiturs!) 
.(*0) Dafiuztaz. Es una de las formas irregulares del verbo iktir 
"♦ '^ veo... Veo tus ramas desnudas... 
iW ^^^^ ^^ ezkur hagiak, secas y sin bellotas. 

2|wi« ^,pi^pfñftg?T— Esta y la. sigiiieote'estpafa sonada priiaer 
^^ y^zá^'Y s'^qnisti/^ notieaen rival eola-poeísia ^iisHai^a'. 
erecto onomatopéy ico de los versos 5.o y 6.p es «áqnina^leí. 



314 FKLIPE AHHKBE Y BEITIA. 



Geyegi da ta ¡ausi, arkaiuak! 

Onegi ez izan, menéiak, 
Lurpetuteko Euskera ill-ta 

Be re ondasun hiztak. 
¡Bera, tontorrak; bete, arruak; 

Erdue Gaztel-Iau igarrak; 
Agortu, errekak; lurtu itchasuak; 

Agur, euskeldun ibarrak 

Geure Erna, gizaldi danák 

Zeugaz dirá komutauko, 
Ez dabelako bcste erri bat 

Zu duiñ garbi ^ aurkituko. 
Etsai batzuek alper-alperrik ^* 

Zure izend zikinduko: 
Zeure Jaungoiko, egi bakarrak, 

Dau oso garbi gordeko. 

I^ELIPE DE ^RRESE Y ^EITIA, 



(2:3) Zu DUIÑ ó zuí*e din garhi, tan pura como tú. 

(24) A Iper-alperrik. Repetición muy común en bascuence ; 
expresiva. Lit. en vano-en vano. Está suplido el verbo dute, 
izena dute zikindufio. 



AMA. FX'SKERIARI AZKBX AaUHRAK. 315 



íasta, basta! Rompeos, rocas; desgarraos, montañas, 
ndo ya de ser generosas. Euskara ha muerto: cúbra- 
la de tierra, sepultemos sus inapreciables bienes. Hun- 
, altivas cumbre»! Rellenaos, profundas gargantas! No 
la voz áspera del ultra-ibérico? Secaos, rios; petrifícate, 
nar! Adiós, valles bascongados! 



3h, patria mia! Las generaciones futuras han de acor- 
e de tí, pues no encontrarán tierra mas pura que tú. 
ano mancharán tu nombre algunos enemigos; tu Dios, 
es la verdad única y eterna, sabrá preservarte de toda 
cha. 



fXfy^f m Af l^t JJ'J l f t MVlJ I XKJ'<JtnfAJ>MXKMjn 



kiux mmi ms mmmi 



Tiun Arrise Jaura-rl 



Ir;i^ririk) anal n^ea, 
//// da, Éuskera betiio/ 
Negar samiña, inalko tristea, 
Isuridet lenbizika. 
Damu garratza artu det eta 
Ama ¿non zera? otsegindet. 
— «Emen naiz, seme urrikitua, 
Oraindik amasa badet. 
Utzi zizpuru eta auhenak, 
Elkartu, seme maiteak, 
Libranazake bakite onak, 
¡Adinazute gaisoak!» 

Ea bada, kuraia, nai luke Guipuzkoak, 
Kuraia eranzutendu batian Bizkayak, 
Kuraia Naparroak, kuraia Arabak, 
Kuraia gure anaij fraiizes-euskaldunak, 

Ez, Felipe, ez; azken agurrak, 

Desarokida joanari, 

Eta biotzetik, fedez beterik. 

Esanzaiogun Amari: 

(íAtoz Amacho, arren, onera, 

Zure semeen artera; 

Zu gabetanik, ez degu izan nai, 

Illtzen bazera, ilko gera. 

Baña ¡EZ! 
Beti gugatik bizikozerá, 
Sekuían illko etzerá.» 



tltimo adiós á nuestras enemistades. 



ál ^f. ^. 7«li|» A«MW. 



Al leer, hermano mió, ¡Ha muerto ^ra siempre el bas- 
^nce!, amargo llanto, tristes lágrimas he vertido por la 
z primera, y lleno de profundo dolor, he llamado á la 
idre Euskara: "^Mcuké, ¿dónde «9SCá&? 

—«Aquí estoy, hijo compasivo (ha respondido nuestra 
adre), aun r,eíip¿ro. 'Dé^á los suspiros y los lamentos, 
líos, ¿íjos amados, una sincera .uni<i«3 puede ^todavía 
Ivarme.» 

ía, pues, inimo, quisiera Guipúzcoa, ánimo, responde 
i .par iBÍ2;Gaya, ¿nuno Navarra, ¿nimo Álava, 4mm.o, 
^tros hémenos ios basoo-árancoAes. 

"í.ó, Felipe, no: démós nuestro postrer adiós, *ó iil -bas- 
tí ce, ^90 a las pasadas intestinas discordias, y de todo 
ison, y llenos de fé, digámosla nuestra Madre: 

Veo, 'Ma4re, por Dios, entre tus hijos, no 4|ud«emos vi- 
sin tí, y si inueres, moriremos también. Pero nó, vi- 
s siempre, ppr ppifptjs;ps: ha3 lie-ser intnoital.» 



^^mmm*mmmm 



l 9 iMWV^^KMAf>,KAAt>A(^-jJ^^^ JvVi » >A.4^FA^AAAA (VW\MfvvWWi 



POR 

'^ERAFIN ^AROJA. 



O 



^ i^^^0^^^^^^^0^^^^^^^^^ «^^^h^%^^^4^*^ 



;\oche terrible, tristes horas, las que atravesó el vec 
dario de la noble ciudad de San Sebastian en el tristem< 
te memorable dia 81 de Agosto de 1818! Ocupada la ph 
durante varios meses por un ejército invasor, y despi 
de un largo sitio que convertía á sitiados y sitiadores 
enemigos de sus indefensos habitantes, cuando espera! 
éstos hallar la salvación y el ansiado término de pri 
clones sin cuento, encontráronse aquel infausto dia. 
(jue fué asaltada la Ciudad por el ejército aliado, y es 
cialmente durante su noche, con el cuadro mas horril 
con la mas espantosa de las catástrofes. 

Parecían haberse desencadenado contra la leal (^iu 
todas las furias y todas las desdichas. Asaltada por 
soldadesca indisciplinada, ebria de codicia y llena de 
senfreno, viéronse sus moradores atropellados, insu 
dos y escarnecidos de la manera mas torpe, despoja 
de sus haciendas, privados de sus intereses, amenaza 
en sus vidas, y heridos eu sus mas caras afecciones, > 
sus mas delicados y profundos sentimientos. 

La Ciudad, casi entera, desapareció presa de las lian 
convirtiéndose en un montón de ruinas y de escomb 
los robos, las violaciones y los asesinatos se sucedió 
con bárbaro atropellamiento, y en aquella sangrienta 
catombe ni fué respetada la vida de los decrépitos ai 
nos, los afligidos enfermos y los inocentes niños, ni e 
paron al desenfreno de la soldadesca, madres, hijas r 
posas, que sufrieron los tormentos de la mas inte 



CANCIONERO BASCO. 319 

■ I I. ■■■■■■_■, ■■.■■. ■■■■ i^»... ■ — I ■ , ■ I » ■ p., ■ ■ ■ I ■ — I -.M «^ ■■ ■ ■ Wli ■» I- ■■■ I .I-»»!. ■■ 

rbara de las injurias, y de los mas horribles trata- 
ientos. 

iCuadro siniestro que no han bastado á borrar de la 
ente los años ni los sucesos, y que hace aun agolpar las 
íiimas á nuestros ojos con sus tristes recuerdos! 
En ellos ha bebido su inspiración para la sentida oda 
ígiaca, á la que sirven de prefacio estas breves líneas, 
simpático poeta y entusiasta hijo de San Sebastian, Don 
rafin Baroja, cuya composición, escrita para el Certá- 
3n celebrado en su ciudad natal en el mes de Setiembre 
1879, obtuvo en él el accésit á uno de los premios. 
iArrats izugarria! describe perfectamente, y con el 
rico colorido con que nos muestra la historia, las tris- 
J escenas de que fué victima la leal Ciudad en aquel des- 
íhado dia, en el que esperaba su salvación y halló su 
ina, y el poeta, que la ama con el entrañable cariño de 
buen hijo, ha sabido trasladarse con la imaginación á 
uellos terribles momentos, ha contemplado el siniestro 
adro con los ojos arrasados en lágrimas, y ha arranca- 
á su paleta los mas sombríos colores para darle nueva 
la y legarlo á las generaciones venideras, revestido con 
i galas de la poesía, como un tributo de admiración á 
J virtudes cívicas de nuestros padres. 
Era verdaderamente extraño que á ningún poeta bas- 
íigado le hubiera ocurrido hasta ahora ocuparse de este 
Iminante hecho, uno de los mas trágicos y memorables 
e registran los anales de la historia de la Ciudad, y gra- 
es confesar que Serafín Baroja ha vencido con habili- 
4 las principales diticultades que el asunto ofrecía. 
Su oda, escrita en estrofas iguales de á nueve versos de 
loca y cinco sílabas, simétricamente combinados con 
na perfecta, es muy apreciable como descripción, su 
rsificaeion es muy correcta y el lenguaje bastante puro. 
íArrats izugarria! merece, pues, coiitaise entre las 
íjores composiciones poéticas de su autor, y tengo un 
rdadero placer al incluirla en esta serie del (Ivncionero, 
ompañada de una traducción castellana hecha con este 
jeto por el mismo autor. 



gf9ilíf|flfff>fC9^l99V999 m^^^w w9 v^mf w ^v^*^MJ^JVV^m^ 



¡ARRATS IZÜGARRIA 



m^^^^^^^^^ ^ ^^^0^^*^^i0^0^0^^^^0i^0^0^0^^^^tm^^^^t0^^» 



1313 garren ^pj^o iÜ^tllAMll aSlMA*kO J 

Gorríak daude goiak urratitaño; 
Ageri 4m guana gorria dago, 

ta lurrak ibaño 
izutzen du zeruak azkoz gei^^o. 
Argitan zabaltzen da zeru gbibela 

illargi gabe, 

¡zer doakabe! 
odoiak su garretan balitz bezela, 
ta infernuak balita gabaren jabe. 

¡Arr*ts izugarria! jOrdw tristeak! 
¿Nora begiak jaso, penen kupiran 

nialkoz beteak, 
zeruak ere bada etsai baziran? ^ 
¡Uri leial gaisoa ^ garretan daña! 

ta zeru gorrak, 

agitz gogorrak, 
irabiatzen ditu berriz gu gana 
elementen boaldan suzko kanbor 

Itsasotik sortuko lanbro dokaitzí 
burrunbadan igoak turmoi tart' 

ziran ekaitzak, 
eta zartatu orduko, chimist kc 



(1) Zeruak ere bada etsai haz irán, si liast 
eran (mostráhansfj enemigos. 



¡HORRIBLE NOCHE! 

i . ■ 

la última noche de Agosto del año 1813. 

jo está el ancho espacio de los cielos; cuánto la vista 
a rojo está, y, más que la tierra^ espanta el encendi- 
maraento. La luz lo invade sin luna que ilumine las 
'las. ¡Cuan fatídica! Las nubes se agolpan candentes, 
si la noche se hallara én dominio de una infernal 
lad. . ; . 



Krible noche! ¡Horas menguadas! ¿A dónde tornar 
os, arrasados de lágrimas, si el cielo se Hallaba preña- 
rencores? La leal ciudad arde en las llamas, y sor- 
s crueles cielos, invierten hacia la tierra, bajo el im- 
le la tempestad, las llamas que se levantan de la in- 
i hoguera. 



j densas nieblas, surgiendo del mar, escalan los cie- 
mpulsadas por el retemblar de los truenos; ruje la 
istad, y al estallar herida por el rayo, del horno en 



Uri letal gaisoa... La ciudad de San í^ebastian. 

21 



322 serafín baroja. 



odoi gañeko labe sutu artatik 

jasa ta ujola, 

eurizko erróla, 
amiltzen zan lurrera, i4uriturík 
isurtzen ote ziran sua ta odola. 

¡Sua ta odd gorria! Naga ta Ikára, 
sutunpadak^ ansiak, illkintza nun nai, 

cbimist dardar^, 
biziak ta bizitzak garran err^ikai 
ta isiWL^il, ziJQan odol erreka^ 

kanikan bera 

itf as aldera 
iturria geiturik illak taldeka 
ez bazetorren sua eragoztera. 

Zerii lurrak aserré... Ustez anaiak 
atserritik ziranak gu gana etorri '^ 

ziran etsaiak. 
¿Nora bada b«giak jaso ta egorri? 
£z lur, ez eche, ez esku, biocz tristea 

noraganatu? 

nun anparatu? 
¡Bumiz edo berunez laster iitzea, 
noralderik onena zan aukeratu! 

Gizon ordí taldeak askai Ukitsan * 
ccherik eche dabiltz leían inoren 

diru ipritsan, 
onraren zale, bumiz pasatu ondoren 



(^) ATSSRRITIK XtRAXAlt tíU OAN A KTMIIII... rx>8 qW de BS" 

traftas tierras vinieron en nuestro socorrtí, y creíamos hermanos, 
eran enemiiro» Alude ája legión iij^lessu ^le ftié cama dt tjio- 



¡AKRATS izugakhia! 328 

se abrasa el firmamento, precipitase ln lluvia sobre la 
a, roja y encendida, como si cayeran torrentes de san- 
y de fuego. 



¡Fuego y roja sangre! ¡ Abomitiaeion y espanto! Deto- 
ciones, lamentos, la muerte por dó quier; el resplandor 
1 rayo^ las vidas y las viviendas pasto de las llamas. Y 
ledo y silencioso, oii reguero de sangre baja hacia el 
ar, creciendo en el mantón de cadáveres, ó deteniéndo- 
ante el incendio que a^a su curso. 



¡Enemigos cielo y tierra...! Los que procedentes de ex- 
n-añas naciones los creíamos hermanos eran enemigos tam. 
bien. ¿A dónde volver y ahssr los ofO&? Sin tierra, sin ho- 
gar, sin auxiltOy ¿i dónde acode el corazón doliente? En 
tónde refugiarse? ¡ Morir , herido por el hierro ó por el 
píoino, era el mejor recurso! 



lanadas de hombres ebrios, en infame regocijo corren 

'Jsorfia de casa en casa, sedientos de oro y de híbrico de- 

^ ite, después de atravesar con el hierro al que con ellos 




tormentos para la noble capital de Guipúzcoa en aquella tris- 
^■'^mente célebre noche. 

(4) AsKAi LiKiTZAN, cü infame r^oc^fo. Askaú es nna con- 
^^ccion de AStnpM^ bmcando donde hartarse. 



serafín BAROIA. 



arpegi eman duen aita, semea 

edo gizona 

iltzen dagona, 
sentiturik batean agont epea 
ta ansí triste larri bat deitzendiona. 

Zarrak, naiz egon zarrez obiko atean, 
ez ziran barkatuak, ain gucbi eríak, 

berea oyean 
illak ziraden; ume jaio berriak, 
gorde nairik, gaisoak, amen kolkoan, 

bjen biotzak 

bumi zorrotzak 
urratzen ditu, ta amak iltzerakoan 
igaro bear ditu laidezko lotzak. 

¡Lotsa ta illkintza...! Baña ñora naiz eidu? 
Ez, errítar maiteak, ez det nai zuen 

beta goibeklo. 
Gure asaben gaba gurtu nai nuen, 
jarriaz he^ aunean aien kondaira, 

binute aienak 

danik onenak, 
z^ dirjin bizia utsi ta argi joaira 
beti ikusi zazki^un beren izenak. 

¡Asaba zar gureak joanak mundutik, 
Numanziur emitsu aien modura 

bizia emanik, 
i^ zinatcn zuzen zeru altura! 
Jauuak bcre sana dizute ematen 

orviu ezkcro; 

bai, erraurs bcrt), 
uurtircak bczcU i^ ziñaten 
su^ar Douos&kocik posa ta gero! 



jARRATS IZUG arria! 325 



ncara, padre, hijo ó esposo , que mueren sinriendo á 
ez el trance de la agonía y el triste grito de las que 
llaman. 



-a ancianidad, á pesar de hallarse al borde del sepulcro^ 
es respetada*; los enfermos son asesinados en sus le- 
>s; el tierno niño ocúltase en el pecho de su madre; el 
rro atraviesa el seno de ambos, v la madre recibe al 
rir afrentosa injuria. 



Vergüenza y mortandad...! ¿pero á dónde me encami- 
Nó, paisanos mios; no quiero nublar vuestro pensa* 
nto. Qiaiero recordar con veneración aquella horrible 
le de nuestros abuelos , poniéndoos ante los ojos su 
^ria y sus virtudes, su desprecio i la muerte y su res- 
deciente aureola, para que les tengamos siempre pre- 
es. 



^esotros, antepasados nuestros, que dejasteis la tierra á 
aanera de aquellos bravos Numantinos, subisteis al alto 
lo. El Señor os dio su recompensa, sí, abrasadas ceni- 
» alcanzasteis la gloria inmortal después de pasar como 
rtires por medio de la inmensa pira en que ardió San 
>astian. 



SXf ' JWWV'X^^^iW f J^^ v^'v^v' .-^e-J ^ gAJ ^ W^-^r-^^^vMCftMwMAfJt^W^^^vg g UKAlJ^ 



VI.— vil. 

LA VIDA DEL CAMPO. 

ODA DE FRAY LUIS DE LEÓN, TK ADUCIDA A LA LENGUA 

BUSKARA POR 

(DIALECTO GUIPUZCOANO.) 



Si notables son la traducción de Arólas A la. muerte c 
Silvia , y la de Fray Luis A la ascención del Señor, qi 
he incluido ya en este volumen , no lo es menos , j au 
quizás sapera en mérito á ambas, la versión de la famoí 
oda Lá viáa ^l o»mpo, cpue á continuación doy á conoce 

Bellísima composición, llena de agrado, de seso y c 
dulzura, que^ á juiüio de un i lustrado literato,^ deja mv 
atrás á cuantas ae ban hecho «a alabaos^ de la vida rúí 
tica, sin exceptuai* la de Horacio, Beiitm Ule, que ha se^ 
vido de modelo á todas , la oda de Fray Luis es uc 
música suave y deliciosa que sale del corazón y va der( 
cha al corazón, sin esfuerzo y sin estudio. 

f La imitación de esta poesía — añade el mismo crítico 
requiere un talento y un gusto el mas exquisito: á nac 
(jue suba ya no es ella; á nada <[ue baje ya no es poesía. 

El señor Otaegui puede, pues, estar satisfecho de la e? 
(télente versión con (jue ha enriquecido el tesoro de nue 
tra litei*atura, versión que conserva todo el sabor, to^ 
facilidad y la sencillez d^ original , que el traductor M 
seguido con escrupulosa áéelidad, y qt»e basta á demo 



(i) D. Garlos de Ochoa en su Antología española (página 51 
Madrid, 1861. 



CiANGIOXÉRO BASCO. 3J7 

trar las excelentes condiciones ({ue reúne para tareas lite- 
múas de esta índole. 

A continuaci(Hl úe ^si» <^a , y <3eiiH> poja^fáemento, pue. 
^e decirse, de la misma, doy á conocer asimismo, con el 
'íúüiero VII, una versión del mismo señor Otaegui, de la 
^éciiufi e^crit^ p.or ^1 insigne Fray Lui6 f&a ia cárcel en 
que pejueftas miserias te tut^ieron f)j*e$o. Su tona y wíti- 
^^5 y aun el pensamiento generador, son exactamente los 
Mismos que los de La vida det campo; la traducción que 
«a hecho el señor Otaegui es, no obstante, algo mas libre 
[l^ie Ja de la oda, aunque no por esto deja dé ser un traba- 
Jo inu\- apreciabie y digno de sei* conocido. 



PSULY 1L.X7IS I>S riSOST. 



LA VIDA DEL CAMPO. 



OH 



¡Qué descansada vida 

La del que huye el mundanal ruido, 

Y sigue la escondida 

Senda por donde han ido 

Los pocos sabios que en el mundo han sido! 



Que no le enturbia el pecho 

De los soberbios grandes el estado, 

Ni del dorado techo 

Se admira, fabricado 

Del sabio moro, en jaspes sustentado. 

No cura si la íama 

Canta con voz su nombre pregonera. 

Ni cura si encarama 

La lengua lisongera 

Lo que condena la verdad sincera. 



¿Qué presta á mi contento 

Si soy del vano dedo señalado, 

Si en busca de este viento 

Ando desalentado 

Con ansias vivas, con mortal cuidado? 



(1) Nai duenarentzat pakea. Para el que desea lapa: 
Kste verso ha sido intercalado por el traductor. 



t lw l V^>^<M?^W^^vVvAAAAAAAAKMJg^^^ vKM^V^ ' .^AtnAAv'A^WMWA^ 



KANPOKO BIZITZA. 

VERSIÓN EUSKARA. 

¡Zer bizitz ona eta atsedena, 
Nai duenarentzat pakea/ 
Mundu nasia lajatu eta 
Biotzez jarraitutzea, 
Izandu airan ¡akintsu piskak 
Irago duten bidea! 

Ulundutzen ezdio biotza 
UrguUutsuen egoitzak, 
£z ere arritu mairu jakiñak 
Hgindako urretsu goiak, 
Jabarrietan beteidukita 
Gisa ederrean dagonak. 

Kantatzen badu izena patnak 
Etzaio ezer ardura, 
Ez eta ere losinch mingañak 
Alchatutzen badu gora 
Egi garbiak mundu onetan 
Eripetzen duen ura. 

¿Zer laguntza du nere atsegiñak 

Beatzutsaz ^ banaiz autua, 

Aize onen billa baldin banabill "» 

Guziro desalaitua, 

Ansi bizian, kezka illkorraz, 

Aspaldi naikidatua? 



Beats-ntsaz, del vano dedo... 

Banabill. Es el verbo ¿billi, con la partícula ba antepuesta. 



liso CLAUDIO DE OTAÉGUI. 

¡O monte! ¡ó fuente! ¡ó rio! 

¡O secreto seguro deleitoso! 

Roto casi el navio, 

A vuestro almo reposo 

Huyo de aqueste mar tempestuoso. 



Un no rompido sueño, 

Un dia pura, abgre, libre, quiero; 

No quiero ver el ceño 

Vanamente severo 

De á quien iá sangre eñstita ó el <línero. 



Despiértenme las avee 

Con su cantar sabroso no aprendido, 

No los cuidados graves 

De que es siempre seguido 

El que al ageño arbitrio está atenido. 



Vivir quiero coumi^, 

Gozar quiero del bien qué debo al cielo, 

A solas, sin testigo. 

Libre de amor, de celo, 

De odio, de esperanzas, de r«í:ek). 



Del monte en la ladera 

Por mi mano plantaido tengo on liuerto, 

Que con la primavera 

De bella flor cubierto 

Ya muestra en esperanza el fruto cierto. 



(4) Iges eginda is^utua. Hb^^o t»uéUtáo áie |ic{ ueste mar tem* 
pestuoso. (ítsoü ehaiztun onetatikan») 

(5) 1)iguek:a.na.ri. Es el verbo irregular ¿chekU atenerte, estar 
s^i^toó peadiente á algo ó de alguien, tetidr algo asido, verlM) que S0 




K4NIK)IC0 BIZÍTKÁ. 881 



¡O iturríak, baso ta ibaiaki 
¡O isil gauz gozotsua! 
Ontzia autsita, ^ugana nator, 
Atseden ongilletsua, 
Itsas ekai2tun otietarikan 
Iges eginda izutua.* 

Lo pausatu bat, egun garbi bat, 
Nai det librea, pozíuna; 
Ikus nai ez det gizon arroak 
Duen bekozko ilTuna 
Jaiotzak edo diruts aundiak 
Goitalcha duen arena. 

Esna nazate egazrichoen 
Ikasgabeko kantotsak, 
Ez det bada nai esnatutzea 
Keska aundi eta pnuak 
Besteefi mendean dicbekanari ^ 
Jarraitzen dizkiotenak. 

Jaungoikoari zor diodan ona 
Nai det enienche gozatu; 
Bakar-bakarrik, iñorcho gabe,« 
Nerekin nai det bizitu, 
Amofe, zek), esperanza, gaitz 
Ta bildurretik libratu. 

Baso egian daukat barats bat 
Neronek an paratua^ 
Udaberrian arkitutzen da 
Lora pillaz estaldua; 
Usté dedanez aren ichuraz 
Izango da bai prutua. 



i«n los diversos dialectos con im variantes itchfki, its^ 
tí, atchiki y achiki, 

KAK-BAKARRIK IÑORCHO GABB, Üt. SOlO'SOlitQ^ sitl testl- 

7. Es belllsiruo este verso, tanto por la exj^^esiva i^epeti- 



88á CLAUDIO Dtí OTAfGUl. 



Y como codiciosa 

Por ver acrecentar su hermosuray 

Desde la cumbre airosa 

Una fontana pura 

Hasta llegar corriendo se apresura. 



Y lu8go sosegada 

El paso entre los árboles torciendo, 
£1 suelo de pasada 
De verdura vistiendo 

Y con diversas flores va esparciendo. 



El aire el huerto orea, 

Y ofrece mil olores al sentido, 

Los árboles menea 

Con un manso ruido, 

Que del oro y del jetro pone olvido. 



Ténganse su tesoro 

Los que de un falso leño se confian; 

No es mió ver el lloro 

De los que desconfían 

Cuando el cierzo y el ábrego porfían, 



La combatida antena 

Cruje, y en ciega noche el claro dia 

Se torna, al cielo suena 

Confusa vocería, 

Y la mar enriquecen á porfía. 



clon empleada por el traductor, como por el uso del di 
iñorcho. 

(7) DoA, forma contracta de cUJoa, (verbo joan) muy 
el lenguaje poético. 




KA.XPOKO Bl/JLTZA. 338 



Ikusi eta aunditzeagatik 
Beraren edertasuna, 
Gutiziozoa br.litz bezela 
Iturri garbia daña, 
Mendi tontordik bi/iro doa ' 
Sarjin cder arengana 

Eta ondoren sosegatuta, 
Arbol-tartetan zeariuaz, 
Era berean Jurraren g.Ȗa 
Berdctasunez jantziaz, 
¡^íur mur dijoa " loreclio asko 
Or era enien banatuaz. 

Millaka usai eskeñtzen dio 
Senticrari aizeak, 
Eguraztuaz baratzachoa 
Mugitzen ditu arbolak 
Ots malsoakin, aztu-eraziaz 
Urre ta urrezigorrak. 

Ontzi-ustel batez pió direnak 
Izan bitzate diruak, 
Ez ditut ez nni ikusi pió 
Ez dirán acn negarrak 
Seta artutzen duten orduan 
Egoiaize ta iparrik. 

Austen da berga, egun argia 
Gau ichusn biurtscn da,^ 
Oju nasia^^ura ikusita 
Zerura alchatutzen da, 
Eta ichasoa aeh setakin, 
Oso aberastutzen da. 



íR-MUR difoa. Es bellísima esta frase ononiatopévica. 
un arffia f/au ¿chna hiurtzvn da, lit. el claro día tor- 
eara noche... 
¡u na9ia, lit. vocería confusa.., 



334 f:L\l DIO DK OTAHeUI. 

A mi una pobrecilla 

Mesa de amable paz bien abastadla 

Me basta, y U bajilla 

De tino oro labrada 

Sea de quien la mar no teme airada. 



Y mientras miserable- 
Mente se están los otros abrasando 
Con sed insaciable 
Del peligroso mando, 
Tondido vo á la sombra esté cantando. 



A la sombra tendido. 

De hiedra y lauro eterno coronado. 

Puesto el atento oido 

Al son dulce acordado 

Del plectro sabiamente meneado. 

Fray Luis de León. 



» ^rm^^ i ^ »mt^i^*^m^^0m^ 



KAMHiKO BIZITS4A. 885 



Mai urricho bat aski zatt nerí 
Ondo ornitua pake onez, 
Ta maiofittia bear bezela 
Landua urre piñ^piñez, 
Izan dedilla ez danarcna 
Icfaas iraren bildurrez. 

Eta besteak zorígaiztoro 
Erretzen dauden anean 
Ase-eziñezko egarríaktn 
Agintz períltsun gañcan, 
Nagoen emen luze etzinta 
Kantatuaz itzalean; 

Unts eta erramuz koroatua 
Arbolapean etzinta, 
Soñu gozoa, chit egokía, 
Kontu aondiaa adita, 
Otsestiliran )okat ederra 
Jakiatsuro ecabilta. 



Cl/vvdio pe Otapqui 



ci8K (UAi;i)IO DK OTAEOL'I. 

VII. 

I^éeima escrita por el Maestra Fray Luis á( 
en la cárcel donde estuvo preso. 

Aquí la envidia y la mentira 
Me tuvieron encerrado. 
Dichoso el humilde estado 
Del sabio que se retira 
De aqueste mundo malvado, 

Y con pobre mesa y casa 
En el campo deleitoso 
Con solo Dios se compasa, 

Y á solas su vida pasa, 

Ni envidiado ni envidioso. 



Ichia egondtt san presondegian. 

■ » 

Urrikirikan gabeMchia emenchen 
Kutizi ta gezurrak iduki ninduten. 
Gizon jakintsuaren bizitz umilchoa 
Danok dakigu dala zorionekoa 
Mundu gaiztoa laja ta igeska badoa 
Billatzera egiaz bakardadechoa,-* 
Eta mai eta eche urrichoak nairik 
Emengo poz guziak mendaro utzirik * 
Neurtzen baditu s[auzak Jainkoaz bakarri 
Iragoaz bizitza bakar bakarchorik,"' 
Besteri ondamua izan gabetanik 
Eta ez bestek ere orobat bererik. 



[i) Vrriliirifian gabe^ sin eompasiou... 

(2) Badoa. Ks tercera persona del siní^iilar del preset 
dicativo del sevhojoan, con la partícula ba antepuestf 
dijoa ó badljoa. 

('1) Billatzera e(/¿az bakardadrck a, lit. á buscar dt 
soledad. Bakardadechoa es el diminutivo de «bakardat 

(4) Emengo po z gaz ¿nfi 7nendaro utzirik . . . dej ande 
signacion todas las aleí^rias (ÍO'i placeres) de este mundo 

(5) Bakar-bakarchorik .... a solas sólito. Kstas re] 
son moy gráficas y expresivas en el bascuence. 



f 



7ÍII— EGUW-5EHTIÁ. IX -II.LÜHABARRA. 

POR 




AMON m^RTOLA. 



(OI^AXiSaTO GHJ1FTJZC30A.1T0.) 

lí^stas dos pequeñas composiciones constituyen otros 
tantos bellísimos cuadros del género descriptivo. 

La aurora ó el alba, y el anochecer ó crepúsculo noc- 
turno son los asuntos, eminentemente poéticos, elegidos 
por su autor, que aficionado á esta clase de trabajos, pre- 
para en estos momentos otros cuadros análogos, destina- 
dos á la descripción de las estaciones. (Uda-behria, Uda, 
'^^^^--VZKENA, Negua.) 

f^'^mon Artola, como indi(iué ya en otra ocasión al ocu- 
parme de él," es un modesto artesano que llevado de su 
amor al trabajo y de su afición á la lengua nativa, cultiva 
con Verdadero deleite la poesía bascongada. 

^i'acias á su constancia nótase cada dia mas perfección 

y ^n mayor grado de corrección en sus producciones, en- 

^'^ las que se cuentan algunas verdaderamente estima- 

*^^, y alcanzó en el Concurso celebrado en Elizondo el 

^^5 de Julio de 1879 el honroso y deseado tnahilla, como 

j^^^mio por una versión guipuzcoana del celebrado Canto 

^ Altabiscar. 

^^üx-sEXTiA é IfiLUNABARRA formau parte de su Álbum 
?^ poesías inéditas, del que el señor Artola ha tenido la 
^?^lidad de ofrecérmelas para su publicación en esta serie 
^^l Caxgionero. 



(1) Cancionero, serie I, tomo IIL páginas 81-82. 

22 



90^m999POBfff9^i9999^K^r9i99i9^:^9vcv>KfwamaectK?fro9'9m^^ 



ÍSB^BF %^ ^Ri P9«Bfi4^B «B BioB 



Ónen etorrera da 
Biotz pozgarriya/ 
Dagüen denboran zeru- 
Azpia garbiya; 
Izarrak joaten dirá 
Galdubaz argiya, 
Gelditzen dalarik, bat, 
Ura illargiya, 
Itsasora jechiyaz 
Lo artuban iya.*- 



Beren izkeran agur 
Hgiñaz Jaunari 
Chori chikiyak asten 
Dirade kantari; 
Gaisuak ontan dirán 
Bitartean ari, 
Indarrak laburtuta 
Arratz illunari, 
Jaioera ikusten 
Zaio egunari. 



Sortegiko aldean 
Azakzen da ontíin 
Zillarfezko zinta bat 
Zerubaren mugan; 
Cero ugariturik 
Argitasuna an, 
Balegoke bezela 
Urrutiya sutan, 
Iruzkia sortzcn da 
Mendiyaren puntan. 



(1) Pozgarria, vale literalmente tinto como alegradle, l 
mítaseme la expresión. 

(2) Lo artuban iya, «Casi casi dormida». La írn?e es muy 
fica, pues determina perfectamente, y de una manem harto or' 
nal, la languidez propia de este astro, en los momentos pr^xi 
á su desaparición. 



Ki>^'Mí&¿Af^^Á^^hMumf*K^»^AJU l M^/u^J^, 



CA. A7m«»A 



¡CHómo alegra el corazón su llegada, cuando el hprizon- 
^^ se muestra claro y 4espejado! Las estrellas v^n |>er4¡en- 
^^ poco á poco su lúa, y queda en el firmanientp oq solo 
^stro, la luna, <iue baja al mar casi, cínsi, dorinida. 



L.OS pájarillos comienzan á saludar al Creador en su es- 
pacial lenguaje, y mientras ellos cantan, agótanse sus fuer- 
^^s á la oscura noche, y muéstrase ti nacimiento dé. nue- 
vo día. 



Asoma en esto por Oriente, y en los límites del espa- 
^'o> ancha franja de plata, aumenta gradualmente su luz 
^^Ál si el lejano horizonte se hallara iijflamado, y tras la 
^irna de la montaña hace su aparición el astro del dia. 



JiJ i i^¡^,AJiMKAJiv-..ryAKMMAJiJ^J',^^ AMWWWMKW^AW.AWWiM'J ^ .WWmC- : 



Iruzkiya asten da 
Jechitzen, jechítzen, 
Dizdizera ederra 
Zaiola guchitzen, 
Díamantezko printzak 
Zaizkanean galtzen 
Urrezko bola baten 
Ichuran da jartzen, 
Eta geldi geldi-da 
Itsaspera sartzen. 



Jiratzen dan denboran 
Itsaspe aundira 
Paletako kolore 
Guztiak au dirá; 
Ain pintura pollitak 
Goien jartzen dirá, 
Ustetzen da zeruba 
Auspez dala ¡ira,* 
Ezin azper liteke 
Berari begira. 



Sarri beltzez janzirik 
Zabalde guziya 
Chori chikiyen kantik 
Ez da aitzen iva, 
Izarrez apaintzen da 
Zerupe garbiya 
Eta baztcr denari 
Emanaz argiya, 
Azaltzen da goi-farol 
Eder illar<nva. 

o ^ 



{{) Átés¡k*z dahíjita^ lit. qfu' x*' ha cm*Uo dH reres, que 
ha invertido ol tirmamento para permitir la eonteroplaeion de J 
l>eUexAs q«e ti\v< de si ix-ulta. 



^«' ' firv'J^ ^ v^>v ■ryv^■^.ÁVvV^-v *^ vW^fe^A.^v-AAwM^A,vC^^A^^V^ j^^^ ^v" ArsXAvV>^v-^A/VwWÁ>vV.rVkA^%WWAr^ 



BX« ▲lirOG3SS@Sll. 



El Sol comienza á declinar, perdiendo poco á poco su 
hermoso brillo; ájanse y se debilitan sus diamantinos rayos, 
Ponese semejante á una bola de oro, y lentamente, lenta - 
itiente, se va ocultando allá en el fondo del mar. 



En el momento en que penetra bajo las ondas del dila- 
^^do Occéano, muéstranse allá todos los colores de la pa- 
*^^íi, y el horizonte ofrece un cuadro tan bello, que no pa- 
""^ce sino que el Cielo se ha invertido, de tal suerte que es 
irnposible cansarse de contemplar t; n admirable espectá- 
culo. 



Muy luego, vístese de negro el dilatado espacio, los pa- 
l^^itos enmudecen, dejando apenas escuchar su canto, adór- 
^^^Se de estrellas el limpio firmamento, y asoma, derraman- 
^^ su luz por todas partes, la luna, la nocturna antorcha. 



DE TODAS LAS VOCES EUSKARAS 
CONTENIDAS EN ESTE VOLUMEN. 



.rtículo definido: 
ioml)re(liommej 
hombre, (rhom- 
kume, mujer, 
[iakume-a,lámu- 
[ime). — La voeal 
iiodulacion, sig- 
uí Astarloa, an' 
'udido , y como 
ticulaciou del va- 
is sigiiitieacioues 
i'obusto», y de- 
lades análogas á 

i/c. V. Aztu. 
d.d. rama(l)raii- 
mas comiinmeri- 
Uir ' V'. 

a, g. panal, (ra- 
íl). Sin.: Al)an-a. 
i-orrazi-a. 
i-a, g. b., abar- 
i.,harrabots-a, 1. 
^radable, crugido 
as al desgajarse. 
, fracas , J)rnit 
e ) . EWiiología: 
> adavr-a^ rama, 
y (ús-a , ruido, 



a, g. abendo-a, 
es de Diciembre. 
). Sin: LotazUl-a 
-a, g. Lllbaltz-a, 
/, 1., Neguil-a^ 1. 



'5 



Aberats-a, g. 1. aberatz-a. 
b. al)erax-a, s. bn., rico, 
(riche). FAiQn,: i)e abere, 
ganado , aberelsn-a , abe- 
rntS'Cf, el (jue posee mucho 
ganado , del mismo modo 
(|ue el latin formó de pecas, 
ganado , 2)ecunia , dinero, 
que es en lo que consistía 
la primitiva riqueza. 

Abere-a , d. d. animal , 
ganado, bestia en general, 
(animal). A be re hasatiák^ 
animales bravos, salvages. 

Abiatu , abiatzen , d. d. 
comenzar, principiar, enca- 
minarse, prepararse á uw 
trabajo, ( commencer , s'a* 
clieminer, se préparer a un 
travail, etcj. De este verbo 
procede, según Larraraen- 
di, el castellano aviar. 

Abiadura, d. d. carrera 
que se toma para andar ó 
saltar, partida, principio de 
alguna cosa , (commence- 
ment, allure, démarche). — 
Sin.: joanara. 

Abil-la, g. b. abil-a, b. 1. 
hábil, diestro, inteligente, 
experto. (Habile , intelli- 
gent, expcditif, capable). — 
Etim. Procede, según Chao, 
de la latina correspondiente 
habilis, 6\-8in. gai-a^ gel-a. 

Abo-a. V. Ao-a. 



84« 



A(;H— AfxU 



Acheri-a. V. Azeri-a. 

Aciiol-a, 1. bii.s. V. Ajol-a. 

Adar-ra , 1, d. d. rama 
gruesa de un árbol, (hran- 
cl>ej. 

Adar-ra, 2, cuerno de un 
animal, (corne d'animal). 

Adiñ-a, g. adin-a, d.d., 
edad, (age). 

Adiskide-a, d. d. amigo, 
íami). 

Aditu, aditzen, g. 1. ai tu, 
aituten, b., entender, com- 
prender , (entendre, com- 
prendrej. — Aditzera eman , 
dar á entender, (faire en- 
tendre). 

Aditzan-a, g. b. audien- 
cia , tribunal de justicia . 
(Audience, tribunal de jus- 
tice).-Sin.: adiunde-a , en- 
tzunde-a. 

Afaldu, afaltzen, d. d.; 
apaldu, apaltzen, g. b., ce- 
nar, (souper). 

Afari-a, d.d. apari-a, g. b. 
cena, (souper, sul)st). 

Ageri, agertu, agertzen, 
d. d. parecer, aparocer-se, 
íparaitro, apparaitre). — Go- 
mo verl)o activo ti'ad. por 
declarar, manifestar , (dé- 
clarer, manifester). 

Agindu, agintzen, d. d. 
mandar, y también ofrecer, 
prometer,! commander, pro- 
mettre;. — W para la etimo- 
logía la voz Egíndu, 

Agintari-a, d. d. agintza- 
ri-a, gefe, caudillo, el que 
manda ó gobierna. (Ghef, 
commaudant). 8in.: Külat- 
zalle-a. 

Agintz-a, 1, mando, (com- 
mandement;. 



Agintz-a , 'i , promesa , . 
ofrenda, mandato, (prome- • 
sse, offrande) . 

x\giñ-a, 1 , g. agin-a, g. b. « 
hagiñ-a, 1. s. bn., muela, ^ 
(grosse dent).— 2. En Bizca — 
ya designan también con es — , 

te nombre al fejo^ [árbol :. 

(Tilleulj. 

Agitz, g. hagitz, 1., muy_ --. 
mucho, (tres, fort). 

Ago-a, b. Y. Ao-a. 

Agoni-a, agonía, (agonía 
Sin.: Atzeueko guda, g. ' 
korroka, 1. eriotiseko uHe-^^^ 
d. d. 

Agor-ra, d. d. seco, es 
ril, (sec, tari, stérlle).-Sia 
idor-ra, leoi'-ra, Blkor-:ra» 

Agorrill-a, b. 1. el mes 
Agosto, (le mols d'Aoüt). — 
Etim.: Agor-Ula, mes secao. 
Sin.; Aboztu-a , Agorn^st, 
Abuztu-a.— En Guipúzcoa 
se conoce generalmea&e coa 
los nombres de Agoji^a, 
Agorrilla, el mes. die Se- 
tiembre. 

Agortu, agortzeia, d. ú, 
secar-se, a^otar-se, apura^ 
se, esterilizar- se, (Siecher, 
tarir). — Sin.: legortu, leor- 
tu, Idortu, chukatu, ustu, 
bagetu. 

Agur-ra, saludo, adiós, 
(les saluts,les adleux;. Agu^ 
eghile-a, 1. cortesano, adu- 
lador (courtisaxi, adulateur). 

Agure-a, aguria, d. d. an- 
ciano, (vielUard). — Etimo- 
logía: Según Moguel, esta 
palabra quiere decir tanto 
como tel quejoso, é el que 
quiere quejarse». Enmilii^' 
milde opinión deriva ^^ 



i. 

lii 

: I 



AHA— AIT 



^Yi 



yerbo gnr, gurtu, < A. esta 
voa) y equivale á «é>/ encor- 

Ahalketu, s^ ahalkatu, 1. 
ahalgetu, bn., lamentar]^, 
(8eplaindre).-Sin,: ahuen- 
du. 

Ahanizi, ahanzten, 1. ol- 
vidar, (oublier). i>iii.: aztu. 

Aien-a, ayen-a, p. h. ayhe- 
II -a, 1. aihen-a, s. hn., vid. 
viña silvestre. ( A'iorne, vig- 
ne sauvage). — Sin.: mats-a, 
masti-a. 

Ain, aii. g. ain, b. iiain, 
I. bn. s. , tan, tanto, tsi, 
taiit). Ain (uulUi, tan j?ran- 
(ie, i si gi*a»d;. 

Áinbat. anbat, g. b. han- 
b^t, 1. s. bn.. tan. tanto, 
tanto c(»mo . < tant. antant 
Une^ 

Aintiente, g. b. hainl>ert- 
2«, 1. bn: 8., tan, tanto ¡tant. 
^utant que). 

Ainchin-a. b. aít«in-a. g. 
1. ainzin-a, bn.s., antes, <le- 
líinte, lo qne fn^ ó sucedió 
^éoce tnfwiio fiCféijMP. <L>e- 
Vant, avant, jadisu — ¡Ah- 
^^himnHk ona! b. ¡lo que vá 
^ le aquellos tiempos á estos? 

Aingeru-a, g. b. 1. ain- 
^heru-a, 1. aiiígheri-a, bn. 
^inguri-a, s., ángel. <ange . 
Etim.: del latin au{ieli^s, 

Aintzii-a, g. b. 1.. laguna, 
estanque, r^nagal 6 panta- 
no, ílac, étang, bourbien. 
Sin.: zingira, g., zulanpóa, 
b., umanzi*a, ngoitz-a, lo- 
karda, lupetz-a, d.d. 

Ain. V. Ain, añ. 

Aipha. aiphatu, 1. bn. s. 
V. Aitatú. 



1 



Aisa, g. b., aise, b., adv. 
de modo, fácil, ñicilmente, 
íaisément;. Sin.: erraz, er- 
rez, errazki, errechki, er- 
razkiró. 

Aita, d. d., padre, (perei. 

Aitaiu, altatzen, g. b. 1., 
aipatu, aipatzen, 1., aipha- 
tu, aiphatzen, 1. íni.s., men- 
cionar, hablar de (men- 

tionner, parler de ) 

Aitorenseme-a, d. d., no- 
ble, t noble). EtLin.. lit. hija 
fie Aifor. — La tradición di- 
ce ser este el padre de los 
liascongados. 

Aitortu, aitort/en, g. b.. 
aithortu, í. s. bn., declai-ari^ 
confesar, lavouer. confes- 
seri . ÁUoiWirCtzi , hao^r 
confesar, el sacerdote, el 
juez, etc. , al penitente ó 
reo .—Sin.: azaldu, ari>ez- 
tu. 

Aitu, aitzen, l.-Este ver^ 
Ix), empleado muy comun- 
mente en los <Uafectos ^, v 
b. con la •signiticacion de 
entemier, y también con las 
de idr, escu/cUar, no es otra 
cosa que una sincope «le 
wlUu , que expresa propia- 
mente la acción de enten- 
der ó coénprender . v que 
equivale á estar otenfo , ac- 
ción necesaria para enten- 
der,, enteiidre, comprendre. 
écouter; . 

Aitu, aitzen, '^. b. g. aca- 
bar-se, agotar-se, consumir- 
se una cosa, «tinir. se finir, 
achever, terminen. Aitii- 
erazo, hacer acabar á uno. 
consumirlo, «fatiguer. tour- 
menter, consumen. 



348 



An— ALA 



Aitz-a, \i. acli-a, b.; Iiai- 
tz-a, 1. 8.1)11., pena, roca, 
(rocher, roche). 

Aitzaki-a, g., achaki-a, J). 
escusa, protesto, (pretexte, 
excuse). — [)e esta voz bas- 
congada deriva, seguu el P. 
Larraiíieriíli , la castellana 
correspoudieii te « achaque » . 

Aize-a, g. aise-a, b. liai- 
ze-a, 1. s. bn. vieuto, ( veut). 

Aizeri-a, b. W Azeri-a. 

Aizkor-a, g. b. liaizkor-a, 
1. s. bn., hacha (hílche). 

Ajatu , ajatzen , ajar-se, 
ítlétrir, chinbimer). Sin. pu- 
ros, murritu, g. b., marrus- 
katu, mastrikatu. 

Ajol-a, g. ])., achol-a, 1. 
bn., cuidado, diligencia, zo- 
zobra, (soin, souci). — ¿/Cer 
zaio achola? ¿Qué le impor- 
ta? {¿Que lui importe?) 

Ajolakabe-a, g.; ajolaga- 
be-a , ajolabage-a , g. 1).; 
acholabage-a, b. l.bn., desi- 
dioso , perezoso, sin ver- 
güenza, una pei'sona des- 
cuidarla, que no le importa 
j)or nada. íNé¿digent, non- 
chalant).-8in: ardurabage-a. 

Ak.-És el artículo deñni- 
do , signo de pluralidad. 
Kjemp.: o{/¿, pan, (pain); 
üíjl-a, el pan, (le paiuj; ogi- 
oli, los panes, (les pains;. 
Sustituye, aun en singular, 
al art.'' a, que se emplea 
con los verbos pasivos ó 
Meutros, cuando el sujeto es 
activo ó agente. Kjemp.: gi- 
zona ¿I (la, el hombre ha 
muei-to, (riiommeestmort;; 
ffizímsKjan du, el hombre 
ha comido, (rhomme a man- 



géj. -Empléase también co- 
mo pron. de la 3." persona, 
nJi por ark ó arrek, aquel. 

Aker-ra, g. b. 1., akher- 
ra, bn. s., macho cabrio, 
cabrón, (bouo.^Etim.: se- 
gún Moguel, akerra quiere 
decir, el de cuernos torcí- 
dos, como contracción, sin 
duda, de las dos voces miar- 
oher. — De la misma pala- 
bra se ha formado la cx)m- 
puesta ahelfirre, j^asamblea 
de las brujas] (lieu de sab- 
bat des sorciers), que e(|ui- 
vale á lirado ó campo del 
macho cabrio. 

Al, g. bn.; ahal, 1. bn. s., 
poder (pouvoir). — Los dia- 
lectos basco-franceses se 
sirven de al, como sustan- 
tivo; los basco-hispanos so- 
lamente lo emplean como 
nombre verbal , ([ue se co- 
loca de una manera inva- 
riable ante el auxiliar.-^ 
Kjemp.; egin kiJmneza, si 
yo pudiera hacer, (si jepou- 
vais faire;. ¿JoangoxLmn^ 
¿Iré?, es decir, ¿podkéib? 
(/.pourrai-je ailer^ )^ Al de- 
gim modaan, del modo que 
podamos, (comme nouspou- 
vons). 

Ala, g. alan. b. hala,1.8. 
bn. asi, de este modo(ainsi). 

Ala-ala , medianamente, 
así-así, tal cual, (la lá, mé- 
diocrementj. 

Alaba, d. d., hija, (filie)* 

Alabañ-a, g. alaiban-a,b. 
alabadere, 1. bu., no obstan- 
te, sin embargo, (cependant, 

des que cela est ainsi), 



ALA— ALF 



Alako-a, semejante íseiii- 
lable). 

Alai-a, g. b., alegre, vi- 
oroso. animado, despeja- 
os fgai, fort. joyeux, vi- 
oureux)* 

Alai tu , alaitzen , g. b.. 
lentar, animar, (encoura- 
er, animer). — Se emplea 
imbien en ocasiones con 
t significación de alegrar- 
3, recrear-se, ("égayer, re- 
huir, se rejouir). 
Alan, b., así, íainsi;. Si- ' 
ónimo: Onela. 
Alargun-a, g. j). alhargu- 
■a.l. s. bn.,viuJa(veuve). 
Albiño-a , albiñu-a , g., 
ebra de hilo, lana, pelo, 
te. fíil;.— 2>¿/¿/ Ule urrez- 
'jalMím liiziak ( Vilincli). 
iene largas hebras de au- 
30 cabello. (Elle a de lon'J:s 
Jeveux anx nuances do- 
íes.) 

Albo-a, alima, g. b., cos- 
ió, lado, flanco, cercanía, 
mediación (cótéj. Alboan, 
costado, cerca de, cabe, 
nto á, (a cóté, chez). — Al- 
>ak, los costados, los la- 
»s, (les cotes). 
Alcha, alchatu, g. b. 1. 
i., altza, altzatu, g., alt- 
u, altzaten, b., altchalu, 
bn., aska, sul. roncales, 
'antar, elevar, (lever, éle- 
i*). Voz euskaia de la que 
?un Larramendi ha toma- 
el castellano la equiva- 
ite alzar. — í^in.: jaso, g. 
igi, b. goratu, goititud.d. 
\ldamen-a, g. b. cerca, 
lo, (proche, á cóté). 
Aldamenian, g. b., cerca, 



al lado, junto á, (proche). 

Aldare-a, g. b., althare-á, 
1. s. bn., altar, (autel). 

Alde, d. d., proximidad, 
cercanía, (cóté, proximité). 

Alderago, comp. g., mas 
cerca, (plus prés). -Sinóni- 
mos: urrago, b., hurbilago, 
L, hullaiiago, s. 

Alderatu, alderatzen, g. 
b., acercarse, aproximarse, 
(approcher). — Sin.: albora- 
tu, ertzatu, urbildu. 

Alderdi-a, g. b. 1. bn. s , 
lado, costado, pedazo, frag- 
mento, (cóté, moitié). Eti- 
mología: de okle-erdi, 

Aldi, d. d., vez, tanda, 
turno, espacio de tiempo, 
(foiSjtour, espace de temps). 

Aldi baten, b.. aldi bate- 
ko, g., para una temporada, 
(pí)ur quelque temps). — Al- 
diró, cada vez (cha ¿ue ibis). 

Aldizka, d. d., á turnos, 
alternativamente , (tour a 
tour). 

Ale-a, g. grano, (graiii). 

Alegera , aleghera, 1. s. 
bn., alegre, (joyeux, gai). 

Aleghi-a, 1. s. bn., tVibu- 
la, alegoría, (fa^de , récit 
fabuleuxj. 

Alegin-a. g. b. ! y tam- 
bién egíñal'íf ,eñ^\x¿Yy.o^ ha- 
cer todo lo que es posible, 
(elfort, ce qu'il est posible 
de fairej. Etim.: de al, po- 
der, y egin^ hacer. 

Alfer-ra, g. 1., alper-ra, 
g. b., at*er-ra, l)n. s. perezo- 
so , holgazán , (paresenx, 
fainé.iiityi. 

Alfer-alferrik , g. b. 1., 
sobre superlativo]. E¡i va- 



35() 



ALF— AMA 



no, inútilmente, (en vain, 
iniítilement;. 

Alt'erkeri-a, alperkeri-a. 
ü. 1). L, aferkarl-a, bn., al- 
ferrerl-a* b.» auherkerí-a, 
8., liolga/anería, haragane- 
ría, ípai'osée;»* 

xVlgara, g. J)*, carcajada* 
(éclat (ie rlnv. De esta voz 
procede, üegun Larramen- 
di, la castellana fl///<?;j^/Y/. 
Sin.: i«kanbill-a,otsabai-ra. 

Algaraz, á carcajadas, ía 
gor^e déployóe;. 

Allia, alíiatu , alhat/en, 
1. bn., pacer, ^i)aitre): roer, 
írongery. — Ktim.: de allia, 
1., el pasto ó el Ingar en 
donde se pasta. — 8in.: lar- 
reatu, bazkatn. 

Alhadnra. 1. bn. Fig. re- 
nior.iiniiento, dolor inten- 
s(», ireinords, reproche de 
la conscience;. 

Alhor-ra , 1. s. bn. V. 
Alor-ríf. 

Alik lenen-a, frase adv., 
cnanto antes, á la brevedaii 
posil)le. (íin jdns (ót, le plns 
tót possible). 

Alkar, g. b., elkar, g. 1.. 
elgar, l:n.. elgor, 1., uno y 
otro, (fnn et Tautrej. 

Alkargan-a , uno al otro, 
(l'un á l'autre;. 

Alkarganatu, alkargana- 
tzen, elkarganatu, elkarga- 
nat/en, g. b., unirse, aso- 
ciarse, (se reunir^. ¡Sinóni- 
mos: alkartu, elkartu. 

Alkarrekin, g. b., el uno 
con el otro, juntos, asocia- 
dos, (cnsenii)le). 

Alor-rra, g. b.. alhor-ra, 
1. s. bn. (lampo sembrado 



ó dispuesto p.* ello. (€hamf3 
ensemeacé ou prét k étr^ 
ensemencé). 

Alper, aiperkeri-a. V. al — 
fer, alferkeri-a. 

Alpertu, alpertíien, g. b,, 
alferdu, alfertzen, L s., eirx 
perezarde, hacerse perez<^ . 
Ho, (ñe píaire dans Tinac^. 
tionj. 

AÍtiste-a, g. perla, (perle ) 

Ama, d.d. madre, (mere >. 

Amabi, g. b., hamabi, I 
s. bn.. doce, fdouze). Etim. 
De cunar ta bi^ diez y do«. 

Amabi ka, bamabika, ;í 
docenas, (^par douzaines). 

Amabigarren-a, hamábí- 
garren-a, duodécimo, (don- 
zieme). 

Amaciio, g., amatcho,k. 
aniatto,l. dim.de Ama, usa- 
do como expresión de cari- 
ño y de finura; madrecita, 
r petite mere, T. de tendre- 
sse). 

Amaika, g. b.. hamaika, 
i. bn.s. once ronze).-^wwt- 
kn aldiz^ lit. once veces. Se 
emplea frecuentemente con 

la significación indetermi- 
nada de muchas veces, (plu- 
sieurs fois, souvent). 

Amaikagan^n-a, hamai- 
kagarren-a , onceno, (on- 
zieme). 

Amairu, g. b., hamahi- 
rur, 1. bn. s., trece, (treiw'- 

Amaitu, amaitutzen, g*- 
amaituten . b., arnaada • 
amanduten, acabarsev^^ 
to vna cosa, terminar, fin*" 
lizar, (finir, mettre fin a.- • ^ 
Diferenciase enestodeoi/*^* 
— «Amaitu da neure bizit^^^ 



AMA— AND 



351 



onai,b, Ha acabado ape- 
nas comenzada" mi buena 
vida.— Sin.: azkendn, bii- 
katu> 

Amar, g. b. n., bamar. 1. 
55. bn., diez, fdix), 

Amargarren-a. liamar^a- 
rren-a. décimo, fdixiéme). 
Amarmillagarren-a, ha- 
marmilla^arren-a, diez mi- 
lésimo, (dix-millieme^ 

Amarreko-a. g. b. hama- 
rreko-a, 1. bu. s., lit. de 
diez, décima. (Le dixiéme, 
dizain^. 

Amasei, g. b., hamasei. 
l.bn. s., diez y seis, iseize;. 
Amets-a, g. b. 1., ame- 
x-a, 8, bn., sueno, (songe, 
réve). — Amets-ak, los sue- 
ños,' (les songes). — Amets- 
^giii, soñar, /^soíigery. 
, Amildu, amiltzen, g. pre- 
cipitarse, (précipiter). 

Amilerazo ó amílera/i, 
^oiilerazten, precipitar, lia- 
íí^r caer, /Taire tomber>. 

Amoiio-a , g. amodio-a, 
^- b., amor, ramoury. 

Amorrai-a , amuarrai-a. 
X-, amuarrañ-a, b., bíunua- 
''^^ain-a, 1., trucba, (truite/ 
'"^in.: arraukari-a, b. 

Amorratu , amorratzen , 
8- b., rabiar, (enrager). 

Amorrazio-a, g. b. rabia, 
desesperación , (rage, dé- 
^spoír, colére). 

Amorru-a, g.b. rabia, có- 
^^t-a, (rage, colére;. — Amo- 
^'t-uz, g. b., de rabia, colé- 
^'ieamente, (avec colére). 

Au, g. b.. han^ 1. s. bn., 
aclv. allí, allá, (la). 

Anai-ajg, b. n.. anaye-a. 



1. bn. s., hermano, (frérej. 

Anaitasun-a, d. d., her- 
mandad, fraternidad, (tm- 
ternité). 

Anbat ó ambat, ainbat, 
g. !>., hanbat, 1. s. bn., tan. 
tanto, ("tant, autantque). 

Anche, g. b. adv. allí mis- 
mo, (Ui momej. 

Ánchinatar-ra, ainchina- 
tar-ra, b.. aitzinatar-ra, g. 
1., ainzinatar-ra, g. 1., ain- 
ziiiatar-m, l)n., antepasado, 
("ancétre). 

Arichume, dim. de Aun- 
fz-a. (W) 

Andi-a, aundi-a. g. b., 
andija, b., handi-a, 1. bn. s. 
gran, grande, (grandj. 

Andiago-a. g. andijago-a. 
b., comp. mayor, (majeurj. 

Andien-a, g. b., súperl. 
el mayor, (le plus grand). 

Anditasun-a, aunditasu- 
n-a, g. b,, handitasun-a, 1., 
handitarsun-a, s, bn. gran- 
deza, magnificencia, ígran- 
deur). — Fig. vanidad, so- 
berbia, (ñevie),^GaHZ07Hk 
chikienetan ihiisten da on- 
gien Jrrikoaren anditasuna. 
«Kn las cosas mas peque- 
ñas es ílonde se vé mejor la 
grandeza de Dios. fDans 
les plus petites choses on 
voit mieux la grandeur de 
Dieu.j 

Andre-a, g.. andra, 1).. 
andere-a, 1. s. bn., mujei*. 
(femmej. -[Nombre mas cor- 
tés que el de emaJiUéne-fj^ 
que se acerc'a mas á / rjéi- 
Or(f,^ — La palai>ra andn'-a. 
en el dialecto bizcaino, ex- 
presa mujer casada, pero 



;í5'2 



ANI— ARA 



en los demás dialectos lo 
misino suele significar la 
casada que la soltera. 

Anima, g. arima h. 1. hn. 
s., el alma, ("1 ame). 

Anitz, g. \k bn.. anhitz, 
liainitz, 1. hn. s., muy, mu- 
clio, ü)eaucoup, tres/. 

Auka, g. 1). 1., pierna, 
(jaml>ej. Patíi, (pattej, tra- 
tándose de bestias. — Kl Pa- 
dre Larramendi cree que 
esta voz es euskara pura; 
(^ha«» se inclina á la proce- 
ilencia griega, anhds, ({ue 
signiíica «curvatura, ángu- 
lo saliente». 

A npulu-a ó am pulu-a, sig- 
niíica lit. en el dialecto biz- 
caino «gota redonda», y de 
dicha voz deriva, según el 
P. Larramendi, la castella- 
na «ampolla». — Xerjar an- 
puluafi ó negar malkoak, 
lágrimas. HarmesJ. 

Ansi-a, antsi-a, congoja, 
fatiga, cuidado, (soin. souci, 
aftliction , peinej.— Etimo- 
logía: deriva, según Larra- 
mendi, de (üisl-a, cuidado. 
(Ihao se inclina á su proce- 
dencia latina. 

Antz-a, g. ants-a, b. apa- 
riencia, semejanza, pareci- 
do, fapparence, ressemblan- 
ce). — Sin.: iduri-a. — Etimo- 
logía: Es voz compuesta de 
la silaba modal an, y la le- 
tra ^., característica deabun- 
dancia. ÁHZ quiere decir, 
pues, «abundancia de mo- 
dalida leso modificaciones», 
y ha de verificarse esta cua- 
lidad para la semejanza, 
que es lo ({ue significamos 



con la voz Anz ó anzá.m^ 
f Ast. Apol. p. 74^. 

Añ, g. sin. de Ain. [V."". 

Ao-a, g. b., abo-a, g. au — 
ha, ago-a, b., aho-a, L li- ^ 
hn., boca, fbouche). 

Apaindu, apaintzen, g. t^ . 
aphaindu,aphaintKen,l. bn. . 
s., adornar, conlasterm.d^J 
neutro, adornarse, forner-. 
se ornerj. 

Apaldu, apaltzen, 1, 1.. 
íiphaldu, aphaltzen, 1. bn. s. 
bajar-se, descender, pros- 
ternar-se, ("baisser, descen- 
der, se prosterner). 

Apildu,apaltzen,2,óafal- 
du, afaltzen , d. d. cenar, 
(^souperl. — Apaldu ó afaldu 
gabe, sin cenar, (^sans sou- | 
per;. i 

Apañ-a, g. apain-a, g. 1). 
L, adornado elegante, forné, 
élégantj. 

Apari-a. g. b., afari-a, g. 
b. 1. s., la cena, (soupej. 

Aphaintzeko , 1. Véase 
apaindu. 

Apirill-a, g. 1., aberill-A? 
b., aphiril-a, 1. s. b\\,, AbriL 
( le mois d'Avril).— Sin.: Jo- 
rraill-a, g. b. 1. 

x\pur-ra, g. b. 1., aphur- 
j-a, bn. s., poco, una mig*' 
ja, fun peu, une miette). 

Apurtu , apurtuten , b-? 
apurtzen, g. 1., romper, deS" 
trozar, despedazar, froia-' 
pre), aplastar, machacaí'? 
hacer pedacitos una cosi^-: 
("écraser, dépecer).-Fig. r^" 
ducirse, venir ámenos, b^" 
jar de condición, ^•>aisss? ^' 
de conditionj. _ 

Ara, arat, g. b.. hará, 1. ^== 



ARA— ARI 



. de lugar, hé ahí, 
►"a an, g. b. hé allí, 
Ara emen, hé aquí, 
-Ara or, hé ahí, (en 

-a, g. 1)., haragi-a, 
carne, (chair, vian- 
n. bizeaino, usado 
en la alta (luipúz- 
la, okelia, 
ñ-a, g. b. carnicero, 
•. (Boucher qui tue, 
I la viande), — Sinó- 
ratepalle-a. 
z-a, g. b., aranz-a, 
a, (épine). 

gi-a, g. b., lugar eu 
3 vende carne, car- 
(boucherie).-Etimo- 
5 aragi'tefji. 
:, adv. suL, sin du- 
s doute).-Sin.: Edo, 
i, g. Nazki, 1. 
-a, arbole-a, d. d., 
Tbre).— Etim.: Pro- 
Mite del latín arbos, 
— Sinónimos puros: 
zuhain-a. 
•-a, b. V. Ardo-a. 
i, 1, adv. ardiJA, b., 
brebis).-Etim.: se- 
5uel, vale tanto co- 
[ado al pasto de hier- 
el pastador de hier- 
. Ardija ó ardisa, en 
, y aun en la alta 
íoa [Goyerri], signi- 
bien fia pulga», (pu- 
1.: kukuso-a, arka- 

•a , g. b. , ochavo , 
e qui vaut deux 
üs). — Larr. preten- 
licha voz es bascon- 
(jue de ella ha to- 



mado el castellano la 3Uya 
ardite. 

Ardo-a, g. ardao-a, b. bn. 
arno-a. b. 1. bn. s., vino, 
(vin). 

Ardura, g. b. 1., cuida4p, 
inquietud, (soin),l. bn.,adv. 
amenudo, frecuentemente, 
muchas veces, (souveot). 

Arech-a, b. aritz-a, g. b. 
haritz-a, 1. bn. s., el roble, 
(robre). 

Aren-a, poses, su, suyo, 
suya, (son, sien). 

Arerijo-a, b., enemigo, 
(ennemie). — Sin.: Etsai-a, 
kontresta. 

Arengan-a, ó contrac, ar- 
gan-a, á él, donde él, (á lui). 

Argal-a, g. b. flaco, dé- 
bil, (maiere, faíble). 

Argandik, de él, (de lui). 

Argatik, g. b. 1. harg9.tik, 
1. s. bn., por éj, por aquel, 
por tanto , (par lui , c'i^st 
pour cela). — Es el pron- de- 
most. hura, ó ura, aquel, 
(celui la), usado también co- 
mo pron. personal de la 3.* 
persona. 

Argi-a, g. 1. bn. s. argija, 
b., la luz, (la lumiére). -Co- 
mo adj. luminoso, despeja- 
do, (spirituel, lumiueux). 

Argiró , adv. de modo, 
claramente. 

Argitasun-a, d. d., clari- 
dad , resplandor , (ciarte , 
splendeur).-Fig. vivacidad, 
(vivacité), 

Ari, 1. es el d^ivo del 
pron. hura. 

Ari, 2, nombre verbal qjie 
acompaña las term. del ver- 
bo iza7i. — « Jalen AHicto». 

23 



354 



ARI— ARR 



está comiendo. (11 mange, 
II est á manger). 

Ari-a, 8, g. b., hari-a, 1. 
bn. s., hilo, (fil). 

Ari-a, 4, g., aari-ja, b., 
ahari-a, 1. s. bu., camero, 
(mouton, bélier). — Sin.: zi- 
kiro-a. 

Arima, b. 1. bn. nav. s. 
V. Anima. 

Ariñ-a, l,g. arin-a, g.l).l. 
arhin-a, 1. bn. s., ligero, 
ágil, (léger, agüe).— Sinóni- 
mos: bizi-a, azkar-ra. 

Ariñ, ariñ, 2, adv. aprisa, 
de prisa, (vite, vitement). — 
Sin.: agudo, lasterka, pre- 
saka. 

Arintasun-a, g. b, arhin- 
tasun-a, 1. arhintarsun-a, 
s. bn., agilidad, ligereza, 
(légereté , agilité). — fGure 
mutillaen ariyitasuna gauza 
ikusgarria da. » Es cosa ver- 
daderamente notable la agi- 
lidad de nuestros mucha- 
chos. (L'agilíté de nos gar- 
gons est vraiment admira- 
ble). — Sin.: azkartasun-a , 
bizitasun-a. 

Aritz-a, g. V. arech-a. 

Ark, g. b. arrek, g. arek, 
b. hark, 1. bn. s.— Es el no- 
minativo agente del pron. 
dem. hura, él, aquel. (No- 
minatif agent du pron. de- 
mostrativo, hura, ce\\\\\i\.) 

Arkaitz-a, g. peña, roca, 
(rocher).-Etim.: I5s un pleo- 
nasmo de arri-aitz, peña 
roquiza, con k eufónica in- 
terpuesta. — Sin.: aitz-a, g., 
ach-a, b., haitz-a, 1. s. l)n. 

Arkitu, arkitzen, g., aur- 
kitu, aurkitzen, 1., aurkitu- 



ten, b., encontrar, hallara 
con algo ó con alguno, (troi :a 
ver, prendre avec...V--Sini^ 
nimos: idoro, kausitu, 1. 

Arkume-a, g. b. corder^^ 
(agneau).-Etim.: ari-kwiL^ 
—Sin.: bildots-a, achuri-í^ 

Arnasa, b. V. Asnasa. 

Arontz, aruntz, adv. hú- 
cia allá, (vers la). 

Arpegi-a, g. b. aurpegi-a, 
g. ahurpegi-a, ahorpegf-a, 
hai*pegi-a, 1. s. bn., la cara, 
el rostro, (visage, face áe 
rhomme). — Sin.: begitaile- 
a.-Etim.: probablemente d<^ 
aurre-begL 

Ar-ra, l,d. d. macho, va- 
ron (mále). 

Ar-ra, 2, g. b. »., har-ra, 
1. s. bn., gusano, (ver).-Si- 
nónimo: kocho-a. 

Ar-ra, 3, g., ari*aai-a. bv 
el palmo, medida, (palme). 

Arrabots-a, 1. V. AbnV' 
rois-a. 

Arrai-a, 1, array-a, il.íi- 
raya, línea, ir.iie). 

Arrai-a, 2, g. arrañ-a, I). 
arrain-a, 1. s. bn., pescado, 
(poisson). 

Ari-ai-a , 8, a Ij. ami- 
tsu-a, g. b., atable, alegre. 
de ameno trato. (Affable> 

Ariaintzalle-a, arralnza- 
le-a. V. Arrantzale-a, 

Arran-a , 1). cascabel. 
(grelot).— Sin.: koskabiIl-ai 
koskabil lo-a, koskarabillo-a. 

Arrandegi-a, g., arraite- 
gi-a, b. arrainteghi-a , !• í5' 
bn., pescadería, (poisson- 
nerie). 

Arrano-a , d. d., águila- 
(aigle). 






ARR— ARR 



855 



Ai-rantz-a, 1, g. 1. arrain- 
kuntze-a, b. pesca, (peche). 

Arraiitz-a , 2, g., arraii- 
tsi-a, b., rebuzno, (cri de 
l'áne^, \y también grito en 
general], ^ A prmifzaha, il 
gritos. 

Arrantzale-a , g. arrain- 
tzaUe-a, arraintzali-a, b. ar- 
rainzale-a, 1. bn., arranza- 
ri-a, s., pescador, (pécheur). 

Arrapatu, arrapatzen, co- 
jer, (cueillir, prendre, sai- 
sir).-Segun Larramendi, de 
este verbo, que procede de 
tttzarrapatu, tcojer con la 
zarpa», han derivado , tan- 
to el casteHano atrapar, co- 
íno el correspondiente fran- 
^^^^ atrapper,S\ii.: atzitu, 
ichitu. 

Arras, adv., d. d., muy, 
[iiucho, totalmente, comple- 
'Hmente, (tres, totalement, 
"'Out-á-faite). --Arras ongi^ 
>^ uy bien , ("tres bien).-^ rra^ 
'^enafurik , muy afligido , 
tres affligé).— Sin.: asko , 
>ainitz, oso. 

Arrats-a, g. b. 1. arrax-a, 
j^ á veces por contracción 
ix-a], bn. s., noche, (nuit). 
4.rráfsean, g., á la noche , 
;>or la noche, (au soir). — Si- 
nónimo: gau-a. 

Arratsalde-a, g. b. 1., ar- 
i-axalde-a, bn. s., la tardea- 
da, la tarde, (soirée).-.4n*a- 
fsalderó, cada tarde, todas 
las tardes, -^/V'a^5a/rf^ on, 
.^ó contracto Artsalde on , 
buenas tardes, (bon soir). 

Arrautz-a, g. b. 1., arra- 
ultz-a, g., arraultze-a, 1. s., 
arrolze-a, bn. s., arroltzi-a, 



1., huevo, ((Buf).-A.rraultza- 
kin, con huevos, (avecoeufs). 
Arrautzari-a, g., arrau- 
tzarija . b., araultze-erru- 
lia^ s., que pone huevos, 
tpondeuse). 

Arrazoi-a, g. b., arra- 
zoin-a. 1. s. bn., razón, (rai- 
son). 

Arre-a, 1, g. 1, [Agricul- 
tura], rastrillo, (herse). 

Arre-a, 2 , arri-a, g. b., 
pardo [color], gris, turbio, 
oscuro, (gris, couleur bruu- 
ce foncée). 

Arreba, d. d., hermana, 
con relación al hermano, 
(soeurde frére).-Para desig- 
nar á las hermanas, con re- 
lación unas á otras, el bas- 
cuence tiene además la voz 
aizpa, g. b., ahizpa, 1., aiz- 
ta, 1)., (soeur de soeur), dis- 
tinción que no creo existe , 
fuera del bascuence, sino 
en algunas de las antiguas 
lenguas americanas. 

Arren, d.d. por favor, por 
Dios, sin embargo, (de grá- 
ce, pour l'amour de Dieu, 
cependant) .—En el dialecto 
sul. úsase frecuentemente 
esta voz con la significación 
^Qpues^ y como sinónima 
de bada. 

Arreta, g. 1)., artha, 1. s. 
bn. cuidado, atención, (soin, 
atenttioii).— Usase también 
con la significación de «no- 
ta, advertencia» , (note, re- 
maníue).— ^5/i^rraft a^na- 
roí ar retal , gracias á los 
cuidados maternales. -Sinó- 
nimos en este último con- 
cepto: oakera, oarpide-a. 



35() 



ARR— AR'r 



Arri-a, 1,^.1)., harri-a, 
1. s. bn., pieíira, fpierre). 

Arri-a, 2. V. Arre-a. 

Arrigarri-a, g. b., harri- 
garri-a, 1. bn.s., admirable, 
maravilloso, (admirable). — 
Sin.: miragarri-a. 

Arriskü-a, g. b., arrisku- 
ra, 1. s. bn., riesgo, peligro, 
fiisque, péril, danger). 

AiTitu, arrítzen, g., arri- 
taten,b., harritu, harritzen, 
1. s. bn., admirar-se, que- 
dar ó dejar á uno absorto, 
(admirer, émerveiller).— Si- 
nónimos: miretsi, mireztu, 
d.d., chunditu, b., sortatu, 
g. b. — Etim.: A r rita signi- 
lica literalmente petriíicar- 
se, (pétrifler, s'étonner). 

Arro-a, g. b., harro-a, 1. 
s. bu., hinchado, bueco, va- 
no , (eíiflé) . — Fig. vanido- 
so, soberlno, (vaniteux). 

Arroltze-a, 1. bn. V. Ar- 
rautz-a. 

Arrotasun-a, g. J)., har- 
rotasun-a, 1. harrotarzun-a, 
Im. s., jactancia, vanidad, 
soberbia, (vanitéj. 

Artalde-a, g. I)., arthal- 
de-a, 1. s. bn., rebaño de 
ovejas, (troupeau de brebis). 
Artaldecho-a, g. 1)., ai-tal- 
detto-a, 1. bn. s., dini. de 
Ailalde-a.-Ktim.: A)ú óar- 
fiUtaUlca , grupo ó mu(?hp- 
dumbre de ovejas. 

Arte, 1, d. d. Partícula 
une entra en la composición 
(le muchas voces, signiñca 
«espacio entre dos ó mas 
cosas», (entre, parmi). 

Arte-a, í2, d.d. Arb. enci- 
na, (chéne). 



Arte, i^, arteza, I)., arthe— 
za, recto, derecho , justo, 
(droit, a!roit).--.4/'/í?5, adv^ 
í)., rectamente, ciei-tamen— 
te, con seguridad. 

Artegi-a, g. b. 1. aprisco , 
establo, redil, (etable a bre^ - 
bis, bercail). — Etim. Equi - 
vale á avcUtegi^ lugar d ^ 
ovejas. 

Artela , artelatz-a, g. k > 
Arb. alcornoque, (liégei. 

Artetik, d. d., de entre, 
((rentrej. 

Arteztu, artezten, b., di- 
rigir, enseñar, amaestrar, 
(diriger). 

Artizar-ra, g. b. L, artlii- 
zar-ra, bn. s., lucero, (l'etoi- 
le du matinj.— Etim. Dear- 
di'izarra ó artzai-izarra, 
estrella de las ovejas, ó de 
los pastores, (etoile des bre- 
bis ou du l)erger). 

Aii;o-a, g. b. 1., artho-a. 
1. s. bn.. maiz, pan de maíz 
ó borona, (^niaís, méturej. 

Artu, artzen. g., artuteii. 
1). hartu, haitzen, 1. s. bn.. 
tomar, recibir, coger, acep- 
táis (prendre, recevoir).- 
Empléase también con la 
significación de t tratar bien 
ó mal á alguno, llevar tal ó 
cual vida», etc. 

Artz-a, d.d. oso, (oursl- 
Ei|uivale etimológicamente, 
según Moguel, á «el de mu- 
cha garra». 

Artzai-a, arzai-a, g. b.. 
artzain-a, arzain-a, b. 1. bn. 
s., pastor, (berger). -Etimo- 
logía: Ardi'zai-a, ó ar^i^ 
zain-o, guardador de ove- 
jas. — Sin.: ardi-jaolia, b. 



ART— ASP 



:K37 



Artzanora, g. b., mastin, 
fchien de berger). -Etimolo- 
gía; Arzaín-ora, perro de 
pastor.— Sin.: boi-tha-zaku- 
rra. 1. zabulo-a. 
Ás-a, g. — W Asnas-a.' 
Asabak, g. 'b., los abue- 
los, nuestros mayores ó an- 
tepasados, (les ancétres).— 
Sin.: guraso-a-k. 

Asarratu, asarratzen, ase- 
rratu, aserratzen, g. b., ha- 
serretu, haserretzen, 1. bn. 
s., reñir, enfadar-se, inco- 
modar-se, (se bruiller, se 
mettre en colore). — Sinóni- 
mo: sumindu. 

Asarre-a, aserre-a, g. b., 
haserre-a, 1. bn. s., hasa- 
F fredura, I., cólera, enfado, 
I ícolére). — Como adj. adus- 
to , tétrico , poco afable , 
(sombre, de mauvaise hu- 
^eur).— Sin.: erre-a, bekos- 
'fO(lun-a. 

Asarre egon, estar enfa- 
^Hclo, :étre ennuyél 

Ase, asetu, asetzen, g., 
^Setu, aseten, b., base, ha- 
^^tu, hasetzen. 1. s. bn., lle- 
'^íXrse , hartarse, fremplir , 
^*^8sasier). — Sin.: Iguitu. 

Asealdi-a, g. hartura.í ras- 
"^íisiement). 

Asi, asten 6 asitzen, g. b. 
'^^si, basten -y á veces ha- 
^itzeiij, 1. s. bn., comenzar, 
^tupezar, principiar, (com- 
^Oencer). Y también cré- 
mor, desarrollarse. (Oroitre, 
Rvandirj. 

Askat.i, askatzen, g. !>.. 
Soltar , desatar , desligar . 
•xlacher, laisser). — Sin.: la- 
^aitu, nasaitu, barraitu.— 



Tratándose de la confesión, 
al)solver, (absoudre). 

Aski, adv. d.d., bastante, 
(assez). 

Asko, adv. d.d., mucho, 
(i)eaucoup). — Askoh , mu- 
chos, (plusieursl. 

Askor-ra, b. chistoso, jo- 
coso, alegre, (joyeux). 

Askotan, g. b., askitan, 
I. bn. s.,adv. amenudo, mu- 
chas veces, con frecuencia, 
(souvent). — Sinónimos: sar- 
rltan, sarriró. 

Askoz,askozaz. askotzas, 
con mucho, (de l>eaucoup . 

Asmari-a, b. — V. Asma- 
tzalle-a. 

Asmatu, asmatzen, g. as- 
man, asmatuten, b., acer- 
tar, descubrir, adivinar, in- 
ventar, (deviner, inventer). 
Sin.: somatu, usmatu, az- 
tiatu. — Etim. DeCUz-cmaít, 
dar traza. 

Asmatzalle-a, g., asma- 
rla, 1). adivinador, el que des- 
cul)re ó adivina cuahiuier 
cosa, ídevin). — Sin.: asma- 
ri-a, somari-a. 

Asmo-a, d. d., propósito, 
proyecto, pensamiento, re- 
solución, fprojet, penséej. 

Asnase-a, asnas-a, as-a, 
g. b., ats-a, b., arnase-a, b. 
1., hats-a, 1.. hax-a, bn. s., 
aliento, respiración, üialei- 
ne, respirationj. 

Aspaldi-an, adv.; tiempo 
há, (\\ y a long tempsj. 

Aspertu, as])ertzen, g. 1., 
aspertu, aspertuten, b. cari- 
sar-se, fastidiar-se, abur- 
rir-se, fatigar-se, hastiar-se, 
íennujer, se onnuyer, fati- 



858 



AST— ATS 



guer, se fatiguen.-Sin.: ne- 
katu, auuatu. 

Astakeri-a, astokeri-a, d. 
(1. horneada, asnada, bur- 
rada, (sotisse, vétise, ane- 
riei. 

Áste-a, asti-a, 1, d. d. 
principio, comienzo de al- 
go, (cominenceinent;. 

Aste-a, asti-a, 2, la sema- 
na, (la semaine). — .stavozím 

dado bastante que pensar á algunos bas- 
cófilos, y f«e han ocupado acerca de su 
origen, Astarloa, Sorreguieta, Aizquibel 
y otros inuclios escritores.— ¿Principio de 
que es la semana?, dice Van-Kys. — Kn 
mi humilde opinión el nombre de la se- 
muDu bascungada tiene la explicación 
mas natural y sencilla. La voz Asiera y 
u«/i-ci, se emplea fi-ecuentemente, en et*- 
]>ccial en el dialecto labortano. y aun eu 
el bizcaino, con la signiticacion de liem' 
pOy como puede verse en los siguientes 
ujeraplos: <.t«/iu, edo uslija haneuka.» Si 
tuviera tiempo... (Si j 'a vais le loisir...) 
«liadakit maitc duela batzuetan astia 
dN'/dtf/-, zenliait bersoren moldatzea.» 
(•-'Jizamburu). Je sais qu'il uime á faire 
des vers quand il a le loisir. «Ya sé que 
es aticionado á escribir de cuando en 
cuando algunos versos, cuando dispone 
de tiempo.)»— Como la semana es unidad 
muy usual i)ara la medida del tiempo, 
tomó su nombre indudablemente con tal 
signiticacion. 

Astindu , astitzen, g. h., 
asunten, b., sacudir, pegar, 
( secouer, battrej. — Sinóni- 
mos: arrotu, inarrutsi. 

Asto-a, d.d. burro, (ane). 
Etim. Pesado en andar ó 
que anda despacio. tAstiro 
íloiana edo astuna». 

Astun-a, g. b., pesado, 
(pesant). — ^Kale astioiaki», 
las pesadas cadenas. 

Atakida, atakide-a, guip. 
compuerta, (écluse).— .sinó- 
nimos: ataska, estanka, g. 
b., utichi-a, ughersi-a, lab. 
sul. bn. 

Atara, ataratu, b.— Véa- 
se Atera. 



Ate-a, ati-a, l,g.b. athe-a, 
1. s. bn., puerta, (poi-te). 

Ate-a, ati-a, 2, ahate-a, I. 
s. bn. ánade, pato, (canard). 

Atera, ateratzen, g. atara, 
y también atara, ataraten\ 
í)., athera, atheratzen, 1., 
salir, arrancar, salir fuera, 
(^sortir, tirer hors, arracher). 
Etim. De ate, puerta, sacar 
fuera de la puerta, al exte- 
rior.— Sin.: Irten, g. urten, 
b. elkbi, s. 

Ateraldi-a . [contracción 
de afera-aldi], salida, (sor- 
tie, issue). 

Atoz, imp. de etorñ, en 
el trato cortés, ven, (viensj. 
Atoi\ Ídem en el trato ordi- 
nario, Z'viens). — Atozle.i^ 
pers. del plural del mismo 
imp., venid, fvenez). 

Atrebitu, atrebitzen,atre- 
ver-se, (oser).-Voz bascoii- 
gada, según Larrameudi, 
derivada de trebé, diestro, 
hábil, (adroit, habilej.— Si- 
nónimo: ausai*tu. 

Atsakaba, b. — Véase At- 
sekabe-a. 

Atse, atze-a, g. b., lo de 
atrás, la parte posterior. 
{diYv\^ve),'Atsetik^ de atrás, 
(d* arriero). 

Atseden-a, g. atseeu-a, b« 
descanso , fréposj .— Como 
adj. descansado, a, ("tran- 
quil). 

Atsegin-a, g, b. 1., atse- 
giñ-a, g. atseghin-a, 1, axe- 
gin-a, s. bn., alegría, gozo, 
placer, satisfacción, conten- 
tamiento , (joie, contente- 
ment). 

Atsekabe-a, g. 1. atsak*" 




ATS— AUK 



859 



ba, b. axekabe-a, bn. s., 
ifliccion, adversidad, con- 
rariedad, (afliction).— Em- 
)léase generalmente en piñ- 
al ^sta voz. — Sin.: gaítze- 
okl-a, gaizkietorri-a. 

Atserri-a, d.d. pueblo ex- 
raño, pais extranjero. 

Atso-a 5 atsu-a, g. b. 1., 
leja, (veille^.— Se emplea 
nicamente con relación á 
\ mujer. — (Ne se dit que 
e la femme.) Del hombre 
e dice agure-a, (vieillard). 
ítim. La voz atso-a, equi- 
ale, según Moguel, á «la 
[uejosa». 

Atsotu, atsotzen, d.d. en- 
'ejecer-se , (Vieillir). — [De 
ítscha, asi como de agure, 
je ha formado agiiretu, con 
•elación al hombre.] 

Atz-a, 1, b. dedOjfdoigt). 
?in.: beatz-a, g., erhi-a, 1. 
m. s. 

Atz-a, 2, g. sarna, (galej. 
'^i^.: sarnia, b., zaragai-ni; 
). 1. bn., comezón, picazón, 
démangeaison). 

Atz-a, 3, g., hazteri-a, b. 
. bn. s., hatz-a, 1. bn. s., 
race, vestigio, (trace).— Si- 
lónimos: sena, aztari-an-a. 

Atzapar-ra, g. b. 1., azta- 
)ar-ra, 1. bn. garra, zarpa, 
griffe). 

Atze-a, g. b. parte trase- 
ra, parte posterior, (derrié- 
•e, partie postérieure). 

Atzean. adv., tras, atrás, 
letras, (derriére, aprés;. 

Atzeman , g. 1. atzaman. 
i. cojer, alcanzar, dar caza. 
atteindre).-Sin.: artu, d.d. 
)(]iren. s. atzitu, g. b. 



: 



Atzeratu, atzeratzen,g. b. 
atrasar-se, retirar-se, (re- 
culerj. 

Atzeraazo, atzeraazi, g. b. 
hacer atrasar ó retirar, (fai- 
re reculer). 

Atzerontz, atzeruntz, g. 
b. hacia atrás, (en arriero; . 

Atzitu, atzitzen, g., achi- 
tu, achitzen, g. b. cojer, al- 
canzar, (atteindre). — Sinó- 
nimos: atzeman, g. 1. atra- 
pan, kosi, b. ediren s. 

Atzo, adv. de tiempo, d.d. 
ayer, (hier). 

Au, g. b., han, 1. s. bn., 
este, esta, esto, fce, cet, 
cetttí, celui-ci, celle-ci, cela). 

Au ta hura, d. d. esto y 
a juello, esto y lo otro, esto 
y lo de mas allá, ("ceci et 
cela^. 

Au-a. — V. Ao-a. 

Au l)era, g. , au berau, g. 
ause berau, b., hau bera, 1. 
s., esto mismo , lo propio , 
Tceci méme, celui-ci rnénie,) 

Anche, anchen, ause, au- 
sen, d.d., auxe, 1. bn. s. es- 
to mismo, ícelui-cí mAmej. 

Auen-a, g. b. auhen-a, L 
l)n. s., lamentación , grito 
de angustia, íhimentation, 
cride détressei.-Sin.: aul>e- 
n-a, dolamen-a, donaber-a. 

Anendatu. auendatzen, g. 
b. auhendatu, auhendatzen, 
1. bn. s.. lamentar-sf. de- 
plorar, /"déplorer). 

Aukera, ííuip., elección, 
(choix).-Sín.: anta, antesa. 
autakuntz-a, liereízta. 

Aukera-aukeran, g. á p*- 
d¡r de iKica, ik Hímíiait;. 

Aukeratu, aukeratzeti, \i. 



360 



AUL— AÜT 



presentarse la ocasión, ofre- 
cerse la elección. 

Aulkitu-a, g. 1). entroni- 
zado, ("intronisé;. 

Aunchume-a, anchume-a, 
j(. ahun-a, l)n. cabrito, ('che- 
vreauj.— Ktim.: aunlz-ume, 

Anndi-a . andi-a, g. b.. 
handi-a, 1. bn. s., grande, 
ígrand). 

Aundia^'o, andiago, han- 
diago. coinp. mayor, fma- 
jeun.-Aundien-a, andien-a. 
han'lien-a, sup. el mayor, 
(le ])lus graiidj. 

Aunditu, annditzen, an- 
ditu, andít/en, g. andituten, 
b. handitu, Jianditzen, hau- 
tu, hautzen. 1. s. bn. agran- 
dar-se, crecer, acrescentar, 
aumentar-se , hinchar-se , 
(grandirj. 

Auntz-a, g. 1».. ahuntz-a, 
1. s. Im., cabra, (chévrej. — 
Etim.: Según Moguel, «de 
boca fétida ó maligna». 

Aurgite-a, g. b. contrac- 
ción de anr-egite , banrru- 
kaite, bn., parto, (accoucbe- 
mentj. — Sinónimo: erditza- 
pen-a, 1. 

Aurki, adv. luego, pron- 
to, (bref). 

Aurkitu, 1. b. V. Arkitu. 

Aur-ra, g. b. 1. haur-ra, 
1. s. bn., criatura, (enfant). 

Aurre, aurrean, g. b. de- 
lante, en presencia de, fde- 

vantj.— /I ¿ove-a, delantera, 
(le devant.^ 

Aurregin, g. b. dar á luz, 
parir, (^iccoucher). --Sinóni- 
mo: erditze-a, 1. 

Aurren-a , el primero , 
(premier, le premier). 



Aurrera, adelante, (avant, 
en avant> 

Aurrerago , comparati- 
vo] , mas adelante , (plus 
avánt). 

Aurreregi, superl. dema- 
siado ajelante, mas adelan- 
te (pie otro alguno, á la ca- 
beza, ^en avant^. 

Aurretik, de ó por delaa- 
te, (devant^. 

Aurten, g. b., aurthen, 1 • 
s. bn. esteaño, (cetteannéO - 

Ausardi-a, g. b. atreví — 
miento , audacia , osadía 
(hardiessej. 

Ausart-a, d.d. osado, atr^s 
vido, audaz, (osé, hardi). — 
Sin.: azaiTÍ-a, b. 

Ausartatu , ausartatzen 
d. d. atreverse, (oser).— Si 
nónimos: azartu, azkortu. 

Ausi, autsi, auzten, g. \m 
ausi , ausiten , b., hauts* 
hauzten, 1., hauxi, s. bn— 
romper, destrozar, frompre 
déchirer^. — Sin.: puzkatu 
urratu. 

Auskor-ra, g. b., liaut&= 
kor-ra, 1., bauxkor-ra, -fc 
bn., frágil, quebradizo, (fr s^ 
gile^. — Sinónimos: zatikoi* 
ra, l)azakor-ra.» 

Autatu-a, autu-a. g. !>-, 
bautatu-a, 1. bn. s. señala- 
do, elegido para algo, (cho/- 
sie). 

Autatu, autatzen, autetsi, 
autetzen, autu, autzen, g.b- 
hauta, hautatu, hautat/en, 
1. bn. s., elegir, escocer, 
preferir, (choisir). — Sinóni- 
mo: bereiztu. 

Auteresti-a, goy. b., ilu- 
sión engañosa, aparienciu 



AUT— AZT 



361 



(illusion , fausse ap- 
3e). 

s-a, g. b., herrauts-a, 
raux-a, 1. s. bn., pol- 
niza, (poussiére). 
si. — Véase Aiisi. 
u. — Véase Autatu. 
i-a, g. b., hauzi-a, 1. 
pleito, litigio, fpro- 

;h-aulgija, b. Tribunal, 

0. (Salles des audien- 
s tribunaux). — Sinó- 

adizañ-a. Auzi-epa- 
, el Juez ó persona 
ecide el pleito ó liti- 
uge;. 

¡o-a, g. b. hauzo-a, 1. 
, vecindad, proximi- 
voisinage^. 
oko-a, auzotar-ra, ve- 
voisin). 

5 berza, (chou). 
1-a, g. b. 1., aclval-a, 
. bn. s., corteza, piel, 
[icie, (écorce, croúte, 
. — Sin.: galatz-a. 
Idu, azaltzen, g. b., 
n*, aparecer, manifes- 
, mostrar-se, descu- 
e, explicar, exponer, 
tre , manifester^ dé- 
, expliquerj. 
ro-a, azill-a, g. b. n., 
4, b., hazaro-a , ha- 

1. s. bn., el mes de No- 
>re, (Novembre).-Eti- 
;ía: Mes de las simi^n- 
azi-illa], ó tempera- 
> ó estación de las si- 
es, [azi-aroa].-T»Sinó- 
; , aunque poco usados, 
ulij-a, b., z«mendil-a. 
iri-a, azari-a, g., ase- 
iserij-a, aisarí-ii, aza- 



ri-a, azeri-a, b. acheri-a, 1. 
bn. s., la zorra, (renard). — 
Etim.: Procede indudable- 
mente de la voz bizcaina 
azerija^ que significa t des- 
pejado, hábil, astuto», así 
como á su vez la castellana 
correspondiente zorra^ de- 
riva , según Larramendi , 
de la euskara zurra, voz 
que se vé usada frecuente- 
mente con las acepciones de 
«astuto , prudente». — Sinó- 
nimo: luki-a, lukija, b. 

Azi-a, 1 , d.d. semilla, (se- 
menté). 

Azi, 2, azitzén, g. azi, az- 
ten, b. hazi, hazten, 1. bn. 
s., criar, amamantar, (nou- 
rrir). -Crecer, tratándose de 
un niño, de un árbol ó de 
una planta, (croitre). 

Azkar-ra, 1, g. b. 1. haz- 
kar-ra, 1. bn. s., ligero, dili- 
gente, hábil, fuerte, vigoro- 
so, robusto, (fort, vigoreax, 
robusto, diligent). 

, Azkar-ra, 2, b. Arb. arce. 
(Érable). — Sin.: a«tigarr<a , 
astiarra, gaztígarra. 

Azken-a, azkeneko-a, at- 
zeneko-a, último, el ó lo úl- 
timo, (dernier , le dernier). 

Azkenekotz, 1., por últi- 
mo, al ñn, (á lañn). 

Azpi-a, d.d. bajo, debajo, 
(dessous). — Sin.: be-a, pe, 
pia. 

Azpian , bajo , debajo , 
(sous, dessous).-^z/?wmrfa- 
^o, está d^ajo, (il est des- 
sous). 

Aztal-a, 1., la pantorrilla, 
fmoUetj. En guip. pierna, 
jarrete, (jambe, jarret). — 

22 



:W2 



AZT— BAK 



Sin.: zaiiko-a; en bii.. talón, 
(Uúou). 

Aztn, a/tntzen, ^, aastn, 
aastuten,!). ahantzi, ahanz- 
ton, I. ahatzi, ahazton, bn. 
H., olvidar, íoublier/ 

Aztu-arazi, g.. aaztu-era- 
zo, b., hacer olvidar, (^faire 
oublierj. 

Azundu-a, g. 1). azun-a. 
1. bn. H., j)reñado-a, carga- 
do-a, fploin). 

Azur-ra, Ik V. Kzur-ra. 

Azuzon-a, g., auzuzen-a. 
b. Yondoniyoane lilla , lab. 
Mol. azucena, (lis. íleur).— 
Mtini. • .1 ziarítn es voz l)as- 
congada, y viene de zuzen- 
a, que signillca «dereclia», 
y es bi flor (jue mas dere- 
cha subí».» (Larr. ) 

Ha. La silal>a fnt, según 
.\starhm , signillca en len- 
gua bascongada tbj^jo 6 pro- 
nindo grande», — lia, d. d. 
nart, afirmativa pretija á las 
iermin, auxiliares, q>aiti- 
cule alfínn, priMixee aux 
teruK auxiliaires ,— /íím/í»/, 
tengo, yy\ÚK--iia-H(tíz. soy, 
vje suisí.--/ííf#/frAi7, se, je 
sais^. 

Hada, d,d., |mrticubu|ue 
sir\e para ligar un discurso 
c\>n otro , pues, luego, por 
oouslguienle. según eso, . or, 
douo^, 

í^^^iH, g» ola del mar. » son- 
dOv tlot, \a^e\*Sin,: uhiusi. 

I^^^e. g, o, l<iga. b, g;iÍH\ 
g. I Vu, s., falla , oaivuoia. 




sufíja en todos los dialectos. 
siff, (^sans). 

Bai, d.d. si, (oui).— Gon- 
tráese comunmente en ba, 
al unirse antepuesta á otras 
palabras. — Bai egiazki , g. 
1. s. bn. hsii bemfzat, b. g., 
si por cierto , sí ciertamen- 
te, ícertainement). 

I3aija, b. V. Baimen-a. 

Baimen-a, g. 1. baija, bai- 
durija, b. permiso, licencia. 
autori^/aoi')n , (permission). 

r.aina, baiñan. V. Baña. 

Baitaere, g. 1. s., baitabe- 
re, b., también, mas toda- 
vía, (mais encoré, maisaus- 
sij. — Sinónimo: Orobat. 

Bakan-a, g.b.l. bakhan-a, 
1. s. bekhan-a, 1. bn., ra- 
ro, escaso, (rare). — Sinóni- 
mo: urrija. — Bakan dator 
nere echera, [Moguel]. -Ka- 
ra vez viene á mi casa. (H 
vient de temps á autre chez 
moi). 

Bakandu, bakantzen,dls- 

minuir-se, hacerse rara miH 
cosíi. (Diminuer, amoin- 
drir),— Sinónimos: gucbitn, 
erkindu. 

Bakar-ra,g. ' .1. bakhar- 
ra, s. bn.j solo, único, ais- 
lado, solitario, (seul, soli- 

taire, isoléu 
Bíikar-rik, g.b.l. bakhar- 

rik, 1. s. bn., adv. solo, so- 
kuuente, (seiil, seulemeut). 

I^ikartia le-a, g. bakaita- 
suH-a. g. b. 1. s., soledad. 
aislaiuíeiito, (solitude, iso- 
lement', — Sin.: soiltasun-a, 
lagiingo- a. 

l>ake-a« b. V. Pake-a. 

Hakkie-a, g. bakite-a, d. 



BAK— BAR 



363 



I., unión, acto de unir; 
unión, l'action iVunir); co- 
fiun, general, (commun, gé- 
léral). 

Bakoch-a, 1). V. Bakoitz-a. 

Bakoitz-a, g. bakoch-a, b. 
)akotch-a, 1. s. bn., cada 
nio, cada cual, (chacun). 

Baldin, g. b. 1. bn., balin, 
Ls. bii,si, (si), part. con- 
dicional. 

Baltz-a, b. V. Boltz-a. 

Baltzeran-a , b. V. Bel- 
tzeran-a. 

Bale-a, g. 1., balia, g. b. 
a. "a.*», bn., balei-a, b., bale- 
n-a, 1. bn. s., ballena, s."r.% 
la ballena, (baleine). •— Eti- 
mología: Voz sincopada, se- 
íun Larr., de hajalea, que 
' fui vale á «gran comedor y 
i'agador». 

Baliatu, baliatzen, d.d., 
alerse, sacar partido, ser- 
irse de... fse prévaloir, se 
ervir). 

Baliente-a, g. valiente, es- 
i^rzado, (fort, puissant, vi- 
oréuxj. — Etim.: Procede 
ad. esta voz del latin va- 
etis, part." de valeo, fuerte, 
igoroso, potente. — Sinóni- 
QÓs: simrra, susparra, 

Banatu, banatzen, g. b., 
ísparcir , separar,=rpartir, 
lividir, cambiar; Fig. divul- 
gar, (separer, épandre, par- 
ager , - divulguer) .— Ogíja 
áanatu, b. partir el pan , 
partager le pain). — Berria 
^^anuiu da erri guzian. Se 
ha divulga lo la noticia por 
todo el pueblo. (La nouve- 
lle s'est répandue dans tou- 
te la villej.— Etim.: De ba- 



nahatu, colocar uno á uno, 
(placer un a un). — Sin.: ba- 
nakatu, bakandu, barraya- 
tu, berezí. 

Baña, g. b. bañan, g. bai- 
nan, baiña, 1. s. I)n.. mas, 
pero, (maisj. 

Baño, g. b. baino, b. 1. s. 
beno, bn., mas que, [des- 
pués del comp.], (plus que); 
pero, mas, (mais). 

Baratz-a, g. b. baratze-a, 
1. bn,, huerta, jardin, (ver- 
ger,jardin;. 

Baratzacho-a, dimin. de 
Baratz-a, huertecillo, (petit 
vergerj. 

Barau-a, g. b. baruba, b. 
barura 1., ayuno, (jeúne). 

Barautu,'g. b. barurtu, 1. 
ayunar, (jeúner).- Empléa- 
se comunmente con el adje- 
tivo; abaran edo baraurik 
naiz», estoy en ayunas; ba- 
rau zera, estás en ayunas. 
Bardin, b. V. Berdiñ-a. 
Bare-a, 1, g. 1.; baria, g. 
b., barhia, s.--Anat., bazo, 
(rate). 

Bare-a, 2, g. 1., baria, g. 
1. b., babosa, limaco, (lima- 
(;e, limaQon). 

Bare-kurkuUo-a, baraku- 
locho-a, maskulocho-a, d.d. 
caracol, concha del limaco, 
(coquille de limacon). — Eti- 
mología: De bare-a, limaco, 
hur, signo de inclinarse ó 
plegarse, [makurtu], y c/?w- 
lo ó zulo, agujero, t agujero 
ó concha donde se arroíla ó 
esconde la babosa.» 

Barka, barkatu, barka- 
tzen, g. 1., parkatu, parka- 
tzen, b., barkhatu, barkha- 



i >■ 



m 



BAR— BAT 



ti^en, 1. 8. bn., perdonar, 
(perdoniier).-Etim.: Proba- 
Memente del latiii paree re, 

Barkagaitz-a, g., parka- 
gait/^a, D., difícil de per- 
donar. 

13arkagarri-a, g. parkaga- 
rrija, !>., perdonable, (par- 
dounable). 

Barkazio-a, g. 1. barkha- 
zio-a, s. bu. parkazio-a, b., 
perdón, (pardon). 

Barna, bn. b., barnea, 1. 
V. Barren-a. 

Barnean^ 1. bn., barnen, 
s. V. Barren -a. 

Barre-a, b. far-ra, par-ra, 
g. ht risa, (le rire). 

Barren-a, g. b., barru-a, 
g. b. barna, s. bn., barne-a, 
k bn., dentro, en el interior, 
(dedans). 

Barrenen, g. barman, ba- 
rruntan, b. baruean, 1. bn. 
bai*nen, s. adv. dentro, (de- 
dans , en dedans). — Btche 
ba^naean, 1. dentro de casa, 
(dans la maison). 

Barri-a, barrija, b. Véase 
Berri-a. 

Bart, g. b. bard, 1. bn. s. 
adv. anoche, (hier soir). 

Barura, 1. V. Barau-a. 

Basakatu-a , g. b., gato 
montes, (chat sauvage). 

Basamortu-a , desierto , 
soledad espantosa, (désert). 
— Küm. Voz compuesta de 
bctsQ-a, bosque, jaro, y mor- 
^w-a, lugar desierto. 

Basati-a, l)asatar-ra, ba- 
sotar-ra, salvage, (sauvage). 
Lit. montañés ó montes. 

Basauntz-a , d. d., cabra 
montes, fchévre sauvage).— 



Etim. De lmso-aunfzo,"^\' 
nónimo: orkatz-a. 

Baserri-a, g. b., caserío, 
({uinta, casa de campo, cor- 
tijo; (ferme).— Etim. Baso- 
erria, pueblo ó habitación 
campestre ó en la montaña. 
—Sin.: korta, b. etchalJe-a. 

Baso-a, g. b., sust. bos- 
que, monte, desieii;o, (foret, , 
désert). — Sin.: oihan-a, sa— 
roi-a.— Como adj. salvage, , 
(sauvage). 

Baso-ollar- ra,zool. abubi^ 
Ha, (huppe).— Etim, BasO" 
ollar, gallo montes. — Sinó- 
nimo: kukurusta. 

Basui*de-a , basaurdi-a 
basaurde-a, d.d. jabalí, (sa 
glier).— Etim. Baso-tirde 
cerdo montes, (porc 
vage). 

Bat, d.d. uno,( un).— ^af 
ala bestia , así el uno comí, o 
el otro, tanto el uno com- o 
el otro, (l'un et Tautre). 

Batean, g. 1. batetan, ba 
batetan, g. b., betan, bn., sí 
la vez, de repente, de iir»- 
proviso, (a la fois, súbita 
ment). — Sin.: sost, sostagi 
ró, supituró , supituan, uss. 
tegaberik, ustekabean, tex" 
repenki, ohartgabean. 

Batere-ez, d.d. [lit. m ic^^o 
nó], nada, (rien). 

Batetik bestera, de un la- 
do para otro , de una á oti*a 
parte, (d'un cote á Tautre/ 

Batezere,g. batezbei*e, !>• 
adv. sobre todo, ante todo, 
especialmente , principal- 
mente, (surtout). — Sin.: ba- 
natiró, bereziró, bereziki. 

Batu, batzen, d. d., unir- 



BAT— BEA 



m> 



¡.«í, juntar-se, reunir-se, aso- 
iar-se, reconciliar-se, (réu- 
■ir, joindre, se reconcilier.) 
3tiin. De bat^ uqo, hahf, lia- 
íei'se uno. 

Batzar-m, batzarre-a, d. 
1. junta, asamblea, congre- 
so, (assemblée). — Etiin. De 
^Hii ó batu, zar, junta de an- 
^ianos.-Sin.: batzakuntzia, 
j. biltzar-ra. 

Batzuetan, g. b., algunas 
w^eces, (quelquefoisu — En b. 
suelen emplear en Ov3asio- 
nes esta voz con la signiü- 
oacion de amichas veces, y 
como sin.** de askoian, 

Bazka, d.d. sustento, ali- 
mento , pasto en general, 
(pature). 

Hazkaldu, bazkaltzen , g. 
b. 1. barazkaldu, baraskal- 
tzen, 1. s. bn., comer al me- 
diodía, (diner).— Es mas li- 
Biitado en su significación 
¡JUe el verbo J«n, (manger). 
lA veces se traduce también 
por forragear , pastar, pe- 
^o debe con preferencia 
Jasarse en este sentido de 
^zkatu.\ 

Bazkari-a, g. b. 1., baraz- 
^ri-a, 1. s. bn., alimento, 
^Ustento en gral., (alíment, 
iourriture^-8in.: bizikai-a, 
anari-a. — [Úsase, sin em- 
bargo, comunmente con la 
»igniflcacion mas determi- 
nada ya de comida, (dinerj. 
Bazkatu, bazkatzen, d.d. 
Jacer, pastar, (paitre). 

Bazt:}r-ra, rincón, lado, 
coin). — Sinónimos: zoko-a, 
ehoko-a. 
Be, 1, g. b. bajo, debajo, 



adj. y sust., (bas). — LÍIám- 
biase amenudo en pe, espe- 
cialmente en las voces com- 
puestas]. 

Be-a, 2, g.. balido, (béle- 
ment des moutons). — Sinó- 
nimo: marraka. 

Bean, bian, g. b., adver- 
bio, abajo, (en bas). — [Em- 
pléase como suflja en mu- 
chas voces compuestas: Ar- 
bolapean, bajo ó só el árbol, 
(sous VdiVbYQ)\zer apean, ba- 
jo el cielo, (sous le ciel). — 
Sin.: beera, beeti, azpian. 

Bear-ra, g. biar-ra, g. b. 
behar-ra, 1. s. bn., necesi- 
dad, menester, néccesité, 
besoin). — La palabra bear, 
constituida con el verbo 
izan, equivale á cdeber», te- 
ner necesidad ó precisión 
de... 

Bear bada, g. b., acaso, 
([uizás, tal vez, (peut-étre). 
— Sin.: agían , noski, noas- 
ki, noaskiró, nabaski, an- 
jaz, ausaz, menturaz. 

Bear bada ere, g. b., por 
si acaso, (par hasard). — Si- 
nónimos: baldinere, Í3aldin- 
dez. 

Beargiñ-a, b, beargille-a, 
g. , trabaj ador , laborioso , 
(laborieuxl — Sin,: beargi- 
lletsu-a, langille-a. 

Beatz-a, g. biatz-a, g. b., 
dedo, (doigt). — Sin.: atz-a, 
b. erbi-a, 1. s. bn.— El dia- 
lecto lab. traduce behatz-a 
por una, (ongle); el bn. por 
dedo pulgar, ipouce). 

Beatzal-a^ g. [contracion 
sin duda de beatz-azal-a], 
pezuña.-Sin.: arkazal-a, b. 



Wó 



ÜED— BEK 



\ 



apaeh-a, h. a/uzkuii-a, s. 

Bedar-ra, 1>. V. Belai'-ra. 

Hedax-a, belaxi-a, s. 1., 
j)nmavera , iprintemps), — 
Sin.: udaberri-a, eralora. 

Hedeiiikatu , bedeiiika- 
tzen, g. i».; bedeinketu, be- 
deinketzeii, b. Ochand.; be- 
iiedikatu, beriedikatzen, a.'* 
n." bii. 1. roiKí. s.; beneika- 
tu, beneikatzeñ . bn., l)eii- 
(iecir, (béiiir).— Ktim.: Del 
hitin benediccre. 

Bedeinkatu-a, bedeiiike- 
tu-a, beiiedikatu-a, benei- 
katu-a, bendito. (Bienheu- 
reux). 

Bederatzi, á, iX, nueve, 
(neuf). 

Bederatzigarren-a, nove- 
no, nono, (neiiviémej. 

Beei-a, b. V. Bei-a. 

Beela, contracción de JJe- 
reala. [V. 

Beera, b. V. Bera. 

13eeratii, 1). V. Beratn. 

Begi-a, g. b., begbi-a, 1. 
s. bn., ojo, (oeil). — Begiak, 
los ojos, (les yeux). 

Begirakun-a, b., begika- 
da, g., ojeada, mirada, (cei- 
llaie, coupd'oeil). — Sinóni- 
mos: beada, beakada, l)eal- 
di-a, begaldi-a. 

Begiratu, begiratzen, g. 
b., beba, behatu, behatzen, 
1. s. bn,, mirar, (regarder), 
considerar, (considerer), es- 
cuchar, (écouter), atender, 
cuidar , ( proteger , avoir 
soin), etc. 

Be^üiseñ-a, b., betsein-a, 
g., betsein-a, la nina del 
ojo, (prunelle de l'üeilj.-Si- 
nóttinio: begiko-nini-a, g. 



Begizko-a, g. b., bekaiz- 
go-a, g. i)n. 1., bekaitzko-a, 
1., begaizkera 5 b., bekaiz- 
keri-a, bu., fascinación, oje- 
riza, envidia , 1 ) que vul- 
garmente se llama «mal de 
ojo». (Haine, rancune, mau- 
vaise volonté, envíe, jau- 
lousiel 

Beha, behatu, behat/eii, 
1. s. bn. V. Begiratu. 

Beheiti, adv. 1. s. bn. ha- 
cia abajo, (en bas). 

Bei-a, g. beei-a, beija, b. 
belii-a, 1. bn. s., vaca, (va- 
che;.-Etim. Según Moguel, 
equivale á «cabizbajo ó d 
cabeza abajada*. [Biiraz be — 
rahíja.] 

Bein, g. b. beu, g. behin j 
1. s. bn., una vez, (un jour^ 
une fois). 

Bein batean, g., bein ba 



ten, b., en cierta ocasior 
(dans une occasion). 

Beinbere ez, b. Véase B^e=?- 
ñerez. 

Bein edo bein, g. b., b^ ü 
edo beñ, g., frase adv. alg^»- 
na vez, fquelque foisj. — Si- 
nónimos: noizbait, noizecl-O 
noiz. 

Beintzat, g. b. l)ehintzaLt, 
1. s. bn., cuando menos, por 
lo menos, al menos, (ti^ 
moinSj-moins , au moins/ 
—Sin.: edolabere, b. 

Bekaizti-a, bekaizkoti-í^! 
1., envidioso, (envieux).-F*i- 
nónimos: ondamutia, guti- 
zioso-a, nahikor-ra. — En ^1 
dial. sul. se vó trad. como. ci- 
mente por avaro, (avare>- 

Bekaiztu, bekaizten, L>^- 
gistu, begisten, d.d,, mxm^^ 



BEK— BEL 



3(57 



Kv 



líos ojos, con envi- 
egarder de mauvais 
niiyer, étre jaloiix). 
. irritar, exa;*erbar. 
r, irriter, eiinuyer). 
kaiztu^ aserratu, su- 

• 

ir-ra, g. b. bekari-e-a, 
i-a, b., lagaña, ícha- 
-Sin.: makar-ra, 
a, pista, 
laizti-a , 1. — V. Bo- 
a. 

)ki-a, g. 1). 1., beko- 
bii., frente, (front). — 
etoiido-a, kopet-a. 
)Zí -a, g., bekuniii- 
., ceño, (tVimceinoiit 
rcils). 

)zkodun-a, ceñudo , 
e). — Kig. rudo, adus- 
ico, poco afable. (Me- 
que, intraitable, gro- 
— tl'rliada gizon be- 
luu bat.» Fulano es 
ibre adusto, poco tra- 
(Un tel est un horn- 
lancoli(jue, intraita- 
Sin.: bekozkotsu-a. 
r-ra, g. bedar-ra, b. 
-ra, 1. s. bn., yerba, 
). — M M. Duvoisiii, 
ispe yotrosdistingui- 
íritores de la región 
ia, usan también esta 
11 la significación de 
, (plainte), y como si- 
3 de latulnre-o. 
rri-a, g. b. belharri-a, 
i., oreja, ¡oreille). 
uu-a, g. b. belhau- 
bn. s., rodilla, (ge- 

unbikotu, b. belauni- 
g. b. belhaunikatu. 1. 



\ 



s. bn., arrodillarse, (ageno- 
uiller). 

Belauniko, g. b., belaun- 
biko, b., beUiauniko, 1. s. 
bn., arrodillado, de rodi- 
llas, (agenotiillée;. 

Belch-a, dim. de Beitz-a. 
rVéase\ 

Beldur-ra, bildur-ra, d.d. 
mié lo , (crainte). — Sinóni- 
mos: izu-a, ikara. 

Beldurgarri-a, g. bil lur- 
garri-a, g. b , temible, es- 
pantoso, pavoroso , (etífra- 
yant). 

Beldurti-a, bildurti-a, d. 
d. miedoso, cobarde, (crain- 
tif, timide^. — Sin.: izuti-a, 
ikarati-a, ikarakor-ra, izi- 
pera. 

BeMurtu, beldurtzea, l)il- 
durtu, bildurtzen, í\a\, ate- 
morizar-se , acobardar-se , 
asustar-se , ame Irentar-se, 
(craindre, se craindre-.— Si- 
nónimos: izutu , ikaratu , 
kautitu, eulitu. 

Bele-a, belia,d.d. btda, b. 
cuervo , (corbeau). — Larra- 
mendi emplea como sin.« la 
voz erroi-a. Moguel bace 
distinción ciiti'e ambas pa- 
labras, dicii^ ido: uBelea fía 
Irku heetan jfh'ji oi dana^, 
esto es, la vtK Ji >¿e expresa 
«cuervo quó an l;i en los ba- 
jos», y En\)¿ja'i(f bela mué- 
ta leku gol edo íiiemf lis fle- 
tan be.fi egan ílabUlena^, es 
decir, Erroija indica ya «hi 
especie de cuervos ([ue vue- 
lan b» continua por lis al- 
turas y sitios montañosos». 
— Kl dialect) labortano ex- 
presa con la voz Er roí-a, 



368 



BEL— BER 



la corneja, (corneillej. Véa- 
se Beltzur-ra. 

Beltz-a, belch-a, g., bel- 
t/-a, 1. s. 1)11., balt/.-a, hal- 
ts-a, 1)., negro, (iioir).— ^é?/- 
clMi es propiamente un di- 
minutivo. 

l>eltzeran-a, beltzaran-a, 
g. baltseran-a, balt<eran-a, 
b., moreno, morena, (l)run¡. 
— Kn (xuipu/.coa, y aun en 
Bizcaya, por la parte de 
Maríjuina, tratándose de las 
mujeres, úsase generalmen- 
te dulcilica ia esta voz por 
me lio de la c/¿, [como suce- 
<le con los diminutivos], y 
se dice casi siempre, «bel- 
cheran-a» en g.; «ualchera- 
n-a» en Marpiina 

13eltzur-ra. beltzurda, g. 
belachta, 1., corneja , (cor- 
neillej. 

Beñ, g. — V. Bein. 

Beñere ez, g. beñ-bere ez, 
beinbere ez, b. behinere ez, 
1. bn. s., nunca, jamás, (ja- 
mas). Lit. «alguna vez no», 
(pas aussi une fois). 

Bera, g. b. beera, b., be- 
lierat, 1. s. bn., abajo, liácia 
abajo, (en bas, vers le bas). 

lieraiz, berariz, berariaz, 
g. b. adrede, de intento, á 
propósito, ex-profeso. (Ex- 
prés, a dessein). — Sin.: ja- 
kinez, icbenduz. 

Berantche, 1. berantchki, 
s. bn., tardíamente, dema- 
siado tarde. (Trop tard).-Si- 
nónimo: beranduegui. 

Beratu ,' beratzen, 1, g., 
beeratu, beeratuten, b. be- 
lieratu, beheratzen, 1. s. bn. 
bajar, amenguar, decrecer, 



(baisser).— Sin.: l>eetitu, ja- 
chi, jantsi, erachi.-3, ablan- 
dar, ("amolir).— Sin.: bigun- 
du, guritu, mardotu. 

Berba, b. palabra, (mot). 
Sin.: Itz-a. 

Beri)a-aldija, berbeta, b- 
plática, discurso, (discours^ 
propos). — Sin.: Itz-aldi-a -s: 
g. 1)., elhesta, 1. s. bn., jo—* 
lasa, d. d. — Etim.* Berba-- 
aldí. 

Berba-egin, bizc. hablar 
conversar, (parler). — Sino — 
nimos: Itz-egin, g., jardun^ 
g. b..elhe-egin, 1., harduki^ 
1. s. bn., minlzatu, d.d. 

Jjerbakua, b. de palabra. 
Gizon berbakua, hombre d^ 
palabra, de honor, (homm^ 
de parole). 

Berbeta, b. lenguaje, idio^ 
ma, (langagej. — Sin.: ber - 
bakune-a, b. it/.kuntz-a, (K 
b. izkera, izkunde-a, miiiH 
zoera, d.d. 

Berdetasun-a , verdoi-^ 
verdura, (verdure, couleL _ 
verte). 

i3erdin-a, g. 1. bn., be » 
diíi-a, g., bardiñ-a, b. 7- 
igual, (égal), semejante, ípsi- 
reille), lo propio, otrotítii- 
to, (méme). — Sin.: Orobat, 
beste onenbeste. — Bardin 
balio-a, b. berdiñ bageko-a, 
sin par, sin igual, sin rival. 
(sans égal, sans pareilj. 

Berdiñ egon, g., baitlin 
egon, b., bardinian egon, 1. 
s. bn., estar iguales, equili- 
brarse, (rendre égalj.—Ni- 
velar, alisar, estar nivela- 
do ó alisado. (Etre ó met- 
tre en équilibrej. 



BER— BER 



369 



Bere-a, pron. poses., su, 
>uyo, suya, (son, saj.— En 
>liiral beren,s\xs.(kni}\uve\ 
^eren^ sesj, suyos, suyas. 

Bereala, g., beriala, h., 
>erehala, 1. berhala. s. bii., 
enseguida, al punto, inme- 
liatamente . (linnéíliate- 
Tieiit, aussitót, aprés). — Si- 
lónimos: beiiatik, onlu be- 
•etik. 

Berealakoan , berehabi- 
íoan, enseguida, rtout <ie 
suite). 

Beretzat, d. d., pam sí, 
[pour soi mémej. 

Berez, g. b., berenez, 1., 
berainez, s., por sí, ó de por 
si, (par soi méme). 

Berezi, l)ereizten, g. 1). 1. 
berhezi, berheizten, 1. s. bn. 
separar, distinguir, elegir, 
("séparer, <listinguer, j>ai-ti- 
culariserj.— Sin.: bagokidu*- 
tu, banatitü, bakantUu, au- 
tu, autatu, aukeratu. 

r^erga, palo ó antena de 
un buque, (vergue,antenne). 
-=-Larr. pretende que esta 
voz es euskara. Chao se in- 
clina á su deriv. de la lati- 
na rirga, vara. 

Beriala. V. Bereala, 

Bero-a, l)eraa, d.íl,, ca- 
lor, caliente, (chaud, cha- 
leur). 

Beronz, d.d. hacia abajo, 
(en bas^. 

Berori, g. b. usted. Tra- 
tamiento respetuoso, pecu- 
liar de los dialectos basco- 
hispanos , correspondiente 
en* cierto modo al Vd, cas- 
tellano.) 

Berotu, beroU^en, g. 1. s. 



bn., berotuten, b., calentar- 
se, fchauífer, s*échauffer). 
— Fig. sofocarse, irritarse, 
fs'irriter, se mettre en co- 
lére;. 

Berreun, g. b. n., berre- 
hun, 1. bn. s., doscientos, 
í (ieux cents). — Etim. De bi, 
dos, y eun, ciento, ó de be- 
i'riz etm, otra vez ciento ó 
cien repetido. 

Berri-a, g. barri-a. b. adj. 
inievo , fnouveau). — Como 
sust. se emplea con la sig- 
nillcacion de t noticia, su- 
cesoí, (nouvelle). — ¿Zer he- 
rri da? ¡.Qué hay de nuevo? 
(¿Ow'est-ce qii'il y a de nou- 
veau?) 

Berriró, g. barriró, b. be- 
rriki, 1. s., adv. de nuevo, 
nuevamente, (de nouveau, 
nouvellement). 

Berritu, berritzen, g. 1., 
barritu, barritzen, b., reno- 
var, (renouvelér). 

Berritu-a, barritu-a, re- 
novado, (renouveléj. 

Berriz,g. 1. bn.s., barriz, 
1)., de nuevo, nuevamente, 
(de nouveau).— Sin. de be- 
rriró, 

Bersolari-a, versilicador, 
( versiíicateur).— Se emplea 
comunmente para designar 
á los improvisadores, tan 
abundantes en el pais bas- 
congado, usándose mas pro- 
piamente la de biurzari-a 
ó bUD'mri'izkribat zalle-a, 
para designar á los poetas; 

Bertan, g. b. en el mismo 
sitio, en el mismo punto, 
(dans le méme endroit). 

Bertatik, g. b., beiiarik, 

24 



870 



HKK— BI.T 



beretarik, 1. lierpertatik, b. 
desde el momento, desde 
hiego, al instante, úíe suite. 
incontinent , des Tinstant 
meme).~Sin.: bereala, be- 
realase. 

Bertze-a. 1.- V. Beste-a. 

Bertzek. 1. — V. Bestek. 

Berun-a, g. 1. b., plomo, 
fplomi)). 

Beso-a, <l.d. brazo, (bras . 
— Sin.: galtzar-ra, g. 1>. 

Beste-a, g. b. bertze-a, 1. 
s. bn.. otro, lantre). — Bt^s- 
/(' gauza baf, otra cosa, ^au- 
tre cbosey. 

Beste onenbeste, g. b., lo 
propio, otro tanto. 

Bestek, g. 1)., bertzek, 1. 
s. bn., otro, (íí\úre],'IU*sfcIi 
esan dií, i un autre m'a dit). 

Bete-a. g. b. l)ethe-a, 1. s. 
bn., lleno, fpleini. 

Bete, betetzen, g.b. bethe, 
l)ethetzeii, 1. s. bn., llenar, 
(remplir . 

Bete-iduki, bete-euki, ó 
beteuki, sostener, susten- 
tar, (soutenir, supporterj.— 
Sin.: Irozo, ekipetu. 

Beti, g. b. n. s. -roncales, 
bethi, 1. bn., betiiiere, s.. 
siempre, '^toujours). 

Betik-gora, (le abajo arri- 
ba, (de bas en hautj. 

Bethikotz, 1., por ó para 
siempre, (pour toujours). 

Betikotasun-a, la eterni- 
dad, lo que siempre subsis- 
te, lo eterno. (Éternel, éter- 
nité^. 

Bi, d.d. dos, (deux). 

Bi-a, biya, g. 1. bija. 1). 1. 
biga, 1. bn. biela, bn. s., el 
niim. dos, fie chitfre deiix). 



\ 



I 



I 



Biak, plural, los dos, (le t=s 
deux). 

Bi aldiz, g. b. 1., bi bidei- — 
g. dos veces, (deux fois). 

Bialdu, bialtzen, j.'. b. bm. 
dal lu, b. 1. bigaldu. g., ei^M. 
viar, (envoyer).— Sinónima i, 
egorri. 

Biar, bigar, g. b., bibA. j-^ 
1. s. bn., mañana, '(lemair>i.' 

Biaramon-a, g. bijaraim. fi- 
n-a. b., ])iharamun-a, 1. ^^ 
bn., el dia siguiente, (le le/i- 
(lemainK-Sinónimo : bihar- 
daniu, ]. 

Bi-biren . bi-jiri. «los á 
dos, dos contra dos, (deux 
a deux, deux contre deux). 

Bidé, 1, part. dubitativa. 
Trai. por tal parecer, alo 
ífue parece), {k ce (íuisem- 
])le\ 

Bide-a, 2, d. d., camino, 
via, (chemin, voie).— Fig. 
me lio, mediaron: Gizono- 
ren Oiffez, por me lio ó por 
conducto del hombre, (par 
Tintermé iiaire lerhomme). 

Bi le-ziurra, '. bi le-zidor- 
ra, bide-chigorra, b., i)ide- 
chidorra, bn. s., camino de 
herradura, sen<lero, atajo. 
(sentier). 

Bider, g. b. vez, ('fois .— 
B¿ bider, dos veces, (deux 
fois). — Asko bider, murlias 
veces, (souventy. 

Bigarren-a, d.d. el segun- 
do, (le deuxieme). 

Biguñ-a, g. bigun-a, K- ^• 
blando, tierno, (mou, ten- 
dré). 

Bihot/-a, I. s. bn.— Véa- 
se Biotz-a. 

Bijar, b.— V. Biar. 



BIJ—BIR 



871 



Bijotz-a, í)ijotsu-a, I». — 
V. liiotz-a. 

J3ikañ-a, g.; bikaiii-a, I), 
empléase esta voz para <le- 
iigiiar €¿0 mejor fie i nía ca- 
ri, una cualidaíl ó circuns- 
cUicia de excelencia.» I^n 
»ste concepto dicen nues- 
fos aldeanos: ^denborn ni- 
: AÑA datio^^ hace un tiem- 
><) sol)erMo ó excelente; Ga- 

•/a BIKA.Ñ-BIKAÑKKOA (ffUfO^ 

1 trigo está magnifico ó de 
c 1 mejor. Vilinch escrile en 
i lia de sus poesías: ^Nes- 

'^tch BIKAÑAKEN fa/JHf (latt- 

'^iztiw^ tienes fama de ex- 
píente muchacha. — Ktimo- 
íT^gía: Bikañ-d equivale in- 
L ndaMemente á «cosa muv 
^iiena», bik-aíia , cosa ([ue 
^ ale p(rr dos, ó tanto co- 

^ 10 dos. 

Bildots-a, g. b. 1., bildo- 
C-a, 1, s. hn., cordero, (ag- 
^eauj. — Sinón.: arknme-a, 
^chnri-a. 

Bildu, hiltzen, g. 1. hn. s. 
'ildu, hilduten, f>., recoger, 
"rassemhler), cojer los tru- 
caos de la tierra, (récolter), 
i untar , reunir , envolver , 
Cjoindre, unir, assembler. 
-^Sinónimo: hatu. 

Bildur-ra, h. g.— V. Bel- 
ilur-ra. 

Bíldurgarri, h. g. — Véa- 
se Beldurgarri-a. 

Bildurti-a, h. g.— V. Bel- 
durti-a. 

Bildurtu.— V. Beldurtu. 

Billatu, ]»illatzen, g. h., 
líilhatü, hilhatzen, 1. s. hn.. 
buscar, (chercher). 

Billos-a, g. b. bíUusi-a, 1. 



buluzi-a, hn. desnudo, (nu), 
despojado , fdépouillé). — 
Ktim.: Según (Ihao, deriva 
de fnída, vestidura, (vete- 
mente), y ntzi, dejar, (lais- 
ser). — Según Van-Eys, de 
hilo, cal ello,(cheveu),y iits, 
vacío, (vide), calvo, (^chau- 
ve),ymas tarde, desnudo 
en general , (nuj. — Estoy 
mas conforme con la opi- 
nión del último. — En Bizc. 
es muy común designar al 
calvo con la expresión bíini 
biliosa, de cabeza desnuda. 

Biltzalle-a, d.d.. el que 
coge ó recoge algo, busca- 
dor, rebuscador, (celui qui 
cueillit, celui (jui fait (les 
recherches). 

Bina, binaka, g. b., bina, 
biñaka, g., binazka, 1., bi- 
razka, s. bu., á dos, dos por 
dos, fdeux par deux). 

Bioi , Tmas comunmente 
se vé escrito biyoí], á los 
dos, (a tous les deux). 

Biotz-a, g. b. hiyotz-a, g. 
bijots-a, b. f'ihotz-a, 1. hn. 
s. corazón, fcoeurj. — Bihotz- 
mina, 1. desagrado, disgus- 
to, enfado, (chagrín^. 

Biotzdun-a, g., bijotsu-a, 
b., bihotzdun-a, 1., animo- 
so, valiente, (courageux). — 
Sin.: alaitsu-a, indartsu-a, 
kementsu-a. 

Biotzetik, bihotzetik, d.d. 
afectuosamente , de cora- 
zón, (aíFectueusement). — Si- 
nónimo: Amodioz. 

Birao-a, g. b., maldición, 
blasfemia, (hlasphéme, im- 
précation). — t Urten daroa- 
hez aotlh biraoah zelan ez- 



872 



BIR—BÍZ 



takieUít, ]),, maldicen sin 
saF)eilo, (ils maiidiseat in- 
conscieinment). — Bíraoz ta 
araoz bazferrak betetan , 
llenando los espacios de re- 
niegos y blasfemias, ífais- 
sant retentir l'espace de ju- 
rous et de blaspliémes). — 
Sinón.: Arnegu-a, buro-a, 
gaizkots-a, apalitz-a, mada- 
likazio, maradizino-a. 

Biren-a, d.d., de dos, (de 
deux. — En música, dúo, 
(dúo;. 

J3inbill-a, g. b., biribil-a, 
1. s. bn., redondo, torneado, 
ai-rollado , /"rond , tourné , 
roulé).--Etim. De bU-bUdu. 

Bisitatu, bisitatzen, ^, í)i- 
sitau, ])., visitar, (visiterj. 
— Sin. puros: ikustatu, g., 
ikustau, b. 

Jiitarte, g. b. L, l.itliarte, 
s. bn., intervalo, mediador, 
(intervalle , médiateur;. — 
Jainkoaren bitariez , por 
mediación de Dios , (avec 
l'aide de Dieu;. — Etimolo- 
gía: Comp. de bi-aric^ en- 
tre dos, con t eufónica in- 
terpuesta. 

Bitartean, g. bitartian, g. 
b. bizkitartean, g. 1., entre 
tanto , mientras , (tandis 
que). 

Bitarteko-a, [lit. de entre 
í/oa], mediador, intermedia- 
rio, ^médiateur). 

Biurtu, biurtzen, g. biur- 
tu, biurtuten, b., lúhur, bi- 
hurtu, bihurtzen, 1. s. bn., 
volver, regresar, restituir, 
convertii'se en, (retourner, 
restituer*, se convertir qu). 
—Tratándose de tral)ajos li- 



terarios , verter, Iraducir, 
(traduire).-^ ///6-¿¿wW«,cou- 
vertii'sc en polvo ó ceniza. 

Bizar-ra , d. d., 1 aria, 
(barbe). — Bizar zuri-^, de 
i)arba cana (á barbe grisse). 

Bizartsu-a, d.d. barbudo, 
(barlú). 

Bizi-a, d.d., como sustan- 
tivo vida, (vie).-Gomoa(ye- 
tivo vivo, (vif, plein de viel 
Activo , listo , emprende- 
dor, (vif, qui a beaucoiip 
d'activité). — Sin.: laster-ra, 
egille-a, i alle-a. 

Bizi, bizitu, bizitzen, d.d. 
vivir, fvivre). 

Bizimodu-a, g., modo ó 
manera de vivir, fmaniére 
de vivre). 

Biziró, adv. g. b. 1., Lizi- 
ki, 1. s. bn., muy, (tres), 
aceleradamente, con preci- 
pitación, apresuradamente, 
( vivement). — Sin.: agudo, 
laster, prest. 

Bizitz-a, 1, g,; bizitze-a, 
b., la vida, (la vie).— Sinó- 
nimo de Bizi-a. 

Bizitz-a, 2, babitaciou, 
vivienda, (appartement, lo- 
gisj. 

Bizkar-ra, d.d. espalda, 
(dos). 

13izkai--ezur-ra, espiím/o, 
(épine du dos^, 

Bizkargañean , bizkar- 
rean, al hombro, sobre el 
hombro, (sur le dos). 

Bizkor-ra, g. b., pizkor- 
ra, g.,ágil, ligero, anima- 
do, (animé, vit). — Etim.: De 
bizikor-ra. 

Bizinai-a, d.d., vividor, 
que desea vivir mucho, que 



BIZ-^BUS 



87 a 



ace esfuerzos para l)uscar- 
8 la vida, ("viveurj. 
Biztu ó bitztu, [y también 
iztu, pizteu, pitztu, pitz- 
iíi], d.d. encender, excitar, 
también resucitar , fallu- 
er, exciter, ressusciter;. 
•Etim. De bizi, vida, Hzt- 
, recobrar vida. 
Bo. Esta silaba, asi como 
mbien su aíin po, expresa 
i bascuence, según Astar- 
a, la idea de t redondez, 
►sa redonda ú oValada». 
Boalda, g. Ímpetu. -Sinó- 
mos: bultzera, bultzada. 
Boga, bogatu, bogatzen, 
ígar, remar, (voguer, ra- 
er). — Larr. mantiene la 
imologia euskara de esta 
>z; Chao se inclina á su 
>riv. del alemán wo(je, 
igue, ó de wogen, bogar. 

Borreru-a, d.d. verdugo, 
ourreau). 

Bost, g. b. 1. bn., bortz, 

s., cinco, (cinq). 

Bota, botatzen, g. b. bn-, 
3taten, b., butatu, 1.. lan- 
U', echar, arrojar, derra- 
lar , (lancer , jeter hors , 
arseí', épancerj.— Sinóni- 
lo: Isuii. 

Brida, d.d. freno, (bride). 
-Etim.: Del bascuence bii" 
uida, bocado del freno. 

Bular-ra, g. b. bulhar-ra, 

bn. s. pecho, seno, teta, 
^oitrine, sein,mammelle). 

Bultzatu, bultzatzen, bul- 
atu, bulkatzen, g. 1.; bul- 
atu, b.ilkatuten, b., empu- 
ir, (pousser . — Bultzaha ta 
ultzakn^ í.^ b. á empujo- 
es, (rudement, á coups re- 



doublés;. 

Burdi-a, I). V. Gurdi-a. 
Burdin-a, 1). 1. s. bn.— 
Véase Burni-a. 

Burla, d.d. burla, (mo- 
querie). — Etim.: De biiru^ 
cabeza, (tete), por termina- 
ción significativa y expre- 
siva burula. — Sin.: Iseka, 
iñakiñ-a, trufa. 

Burni-a, g. b., burdin-a, 
b. 1. s. bn., hierro, (fer^. 

Burruka, g. b.borroka, L 
altercado, lucha, riña activa 
ó armada,',altercation, rixe). 
Burrukatu, burrukatzen, 
reñir, agarrarse, golpear- 
se, disputar luchando, Müs- 
puter). 

Burrunba, g. zumbido, 
(bourdonnementj, 1. habla- 
dor, (babillard), bn. ruiio, 
(bruit). — Zool. saltón, (han- 
netonj. 

Burruntzia, g. b. asador, 
(broche). 

Buru-a, d.d. cabeza, (té- 
te).— Fig. capítulo , gefe , 
etc. (cíiapitre, chef). 

Buru soU-a, g. b., buru 
soil-a, 1. bn. calvo, (chauve). 
— Sin.: buru-murri-a, b. 

Burutik-oñetara , desde 
la cabeza á los pies. 

Buruzale-a, g. b. amante 
de su persona , egoísta , 
(égoiste. 

Bustan-a, ó buztan-a, d. 
d. rabo, (queue^ 

Busti, bustitzen, d.d. mo- 
jar-se, fmouiller, se moui- 
11er). 

Busti-a, g. 1. l)ustija, b. 
bousti-a, s. l>n., mojado, 
(mouillé). 



374 



CHAB— CHÍM 



C. 



Las voi'Ps (¡lie ompiozaii 
con las silabas ra, ro, cu^ 
deben busi?arse en la letra 
K, y en la /, las (}ue co- 
niion/aíi por ci\ cL 



(lliabal-a. — V. Zabal-a. 

Cíiaberania, d.íi. tortuga, 
ítortue). — Sinónimo: afoar- 
matn-a, 1. 

(lliakur-ra. V. Zakur-ra. 

(;hai-a, g. 1). cíialial-a, 1. 
l)n. s. ternero, (vean d'iin 
an;. 

(Hialina, g. chahnia, b.. 
albarda, (l)at).— Fig. chas- 
co, petardo, ^tonr). 

(Jiíaol-a, g, chaí)ol-a, g.b. 
I inversión proi^ab. de eclio- 
Ui\, choza, cabana. — Sinó- 
nimos: echol-a. etchol-a. — 
KtimoL: casa cíe madera , 
eche-ol-a. 

CAvd a, g.l.bn. jaro,(bois, 
taillisy. 

(^harkeri-a, acción vitu- 
perable, baja ó ruin, (action 
blamablej. — Etim.: Clinr- 
heri-a. — Sin.: leukeri-a, b. 

Char-charra, g. chaar-ra, 
1). tcliar-ra, 1. s. malo, (mau- 
vais). 

Cíiarri, charrija, b. Véa- 
se Zerri-a. 

ílhede-a, b. 1. bn, inten- 
ción, resolución, (intention, 
résolution). 

Ghekor-ra, zekor-ra, g. 
b. utrero , novillo joven , 
(bouvillon).— Sin.: [disko-a, 
g. erghi-a, 1. 



(Iherpol-a. g. charpot-a. 
charrapot-a, 1. lin. s.— Bol, 
serpol, yerba olorosa, (ser- 
polet, herí)e odoriférante). 

(Ihertatu, chertatzen, g. 
b.l. charthatu, charthatzen, 
s. bn. ingertar, ingerir, va- 
cunar, (gritfer, enter, va- 
cuner).-Sin.: eradendu, ez- 
titu. 

(«hibi-a,g. chibija, b. chi- 
bipocho-a, 1., jibia, animal 
marino muy parecido al ca- 
lamar, aunque algo mayor 
(|ue éste, (séche). — Sinóni- 
mos: chicha, egachibi-a. 

Clubista, g. 1. lazada, nu- 
do corredizo, (noeud courant 
ou coulant).— Sin.: saltora- 
pin-a, b. saka-lasterra, 1. 

(Jhiehare-a. chichari-a,g. 
s. zizare-a, zizari-a, 1. lom- 
briz. (Ver de terre ouqiü 
s'engendredans le corpsde 
riiomme). — Sin.: bizio-a,g. 
biziju-a, b. 

(Ihichar-ra, g. 1. chirris- 
ki-a, b. chirikha, 1. cigarra, 
(cigale). 

dhiki-a, g. b. 1. chipi-a 
ttipi-a, 1. bn. s., pequeño, 
corto, (petit, court).— Sinó- 
nimos: motz-a, chume-a, la- 
bur-ra, eskas-a.-De esta voz 
ha tomado el castellano, en 
opinión de Larrameiidi, el 
vocablo 67¿¿c*o. 

Chimich-a, g. b. chimit- 
ch-a, zimitz-a, 1. bn.s. chin- 
che, (punaisej.— Etim.: Ctii- 
viicha, según Moguel, e.'ini- 
vale á «el pellizcador». 

Chimist-a, g. b. L, chi- 
michtia, simista, b., chi- 
micht-a, bn. s., chismist-a, 



) 



CHIN— DAN 



Oto 



en Baigorry^ . zízinixt-a . 
Pouvreaii , i!:hHSinist-a, s." 
ouealés, rayo, relámpago, 
éclairj. — EtimoL: tZbitiS' 
n, zumista ó sumisfa . co- 
no se pronunció al priníM- 
no, signilica literaluien- 
e «fuego reiteradlo , fre- 
:uenta(lo» . pues es com- 
puesto (le í7, zi, Zff, ó Sil, 
uegOjV de maizfa ó ¡naizfi. 
reiuentado, con el leve sin- 
'ope de nua a. Sorre^'uie- 
a.-Sem. lüsp.-basc. 1.190 . 
■3SI11.: oinazi-a, iñhazi-a, 
)nekitu-a. onaztu-a. onez- 
u-a. oñaztargi-a, iliurzuria. 

CliiuauiTÍ-a, 1. V. Chin- 
:urr¡-a. 

Cliingar-ra. chinpert-a. g. 
Mnpart-a, h. chiiula, cliin- 
lar-ra, 1. s. l>n., chispa, 
ítincelle).— Etim.: «Peque- 
üllamai. <ie diiki-garra, 
•Sin.: laar-ra, b. inharra, 
ipinta, l.--Axular escriln» 
nr-ya. 

Chiiigurri-a, ;;. chin lur- 
-a. b. goy. inui*i'i-a, inu- 
ija, h, chiiiaurri-a. zinau- 
i-a, chimaurri-a, 1. iñhur- 
-a, s., hormiga, (fournii). 
Chirol-a,g. b. 1. churul-a, 
i. s., caramillo, zampona, 
sea-tibia ó silbo, (petite 
ite basjue}. — ír1n.: chili- 
tu-a, chistu-a. 
Ghistu-a, 1, g. b. saliva, 
Jive). — Sin.: [ztu-a, g. b. 
-a, 1. 

Chistu-a, '2, g. 1). silbo, 
Ibido, basca-tibia. — Siiió- 
mo de chirol-a. — En Ña- 
uara pronuncian /Ufu-a. 



Chistu-e^in , chistu-egi- 
ten. silbar. <siftler). 

Clhistuka. g. b., listu'va, 
nav., silbando. (siftlant>. 

(Ihit. g. b. tidiit. s.. par- 
tícula superlativa. — Sinóni- 
mos: guztiz. os», tint, os)- 
ki. osoró. arras. 

Choilki, 1. J)n. s. sola- 
mente, íseulement». 

(Ihokho-a, 1. bn. s.. clio- 
kíva, g. b. — V. Zoko-a. 

Chori-a, d.d. pájaro, oi- 
seau . 

(liiume-a, 1. s. bn. ])e (ue- 
\VK ipetit). — Sin.: ciiiki-a. 

Chupatu, chupatzen, g., 
churgatu, churgatzen, zur- 
gatu, zurgatzen, 1. chupar, 
ísucer). — Sin.: edoslvi. g. b. 
ogoski, 1. miasketu. b. hur- 
rupatu, 1, 1)11. s. 

(Ihuri-a. — V. Zuri-a. 



Da, d.d. 8." persona del 
sing. del pres. de indicativa 
del verbo i.:-:^//, 

üamu-a, d.d. pena, p»»- 
sar, sentimient:), arrepen- 
timiento, (jK'ine. regret». — 
Si.i.: u.riki-a, urrukime.i- 
du-a, garbai-a. 

I amutu, (hiiniüzen , g. I. 
damuten, 1>. arrepentirse, 
(se repentii). 

Jjanbateko-a, g. estampi- 
do , estruendo repentino . 
Voz eminentemente ono- 
matopéyioa.. (Kxplosiojí , 
bruit éclatarite^-Sin.: tun- 
pada co-a, viunbots-a. 

Dantzatu , dantzatzen, g. 
dantzau. dantzaten. i», bai- 



37(> 



DAR— DOA 



lar, (daiiserj. Voz de ori- 
gen iKiscoiígaib, so^iin Lar- 
rainoii(li\ — Sin.: oiiikaritu. 

Dardar, dai\laiz-a, g. dar- 
dari-a, 1). temblor, extre- 
meiúmieiito , movimiento 
convulsivo. (Iremblement, 
tVemissement. émotionj. — 
Voz eminentemente ono- 
matoí)eyica , . — Iharnz dar- 
(Utr , extremeciéndose de 
temblor, tembhmdo de mie- 
do, ( tremblant de peur). — 
Olzfdi (lardar nabill, estoy 
temblando de frió, (jetrem- 
ble de froid). 

Deadar-ra, g. diadar-ra, 
g. l>,, y en I). también (je- 
flar-ra], deihadar-ra, 1. bn. 
s. gritón (cri). — Sin.: garra- 
zi-a, oju-a, zanzo-a, mar- 
ras ka. 

Deitu, deit/.en, g. b. dei- 
tuten, b. deithn, i)n. s. lla- 
mar, (appcler). — Sin.: eri- 
tzi, oise^in.' De ¿lia, llaman- 
do, (appelle, appelant). 

IJesalaitu-a, g. b. desa- 
lentado, desanimado, (dé- 
conragé).— Sinónimo: alai- 
bagetu-a. 

Desegin, desegiten, d.d. 
desliacer, inutilizar, borrar, 
revocar, etc. (I)éfaire, dé- 
truire , elfai*,erj. — Usase á 
veces e« la forma contracta 
(IcscíH, (Jeseilcu. 

Deserakida , desorekida, 
g. b. discordia, disensión, 
(discorde, dissension, divi- 
sion).-Sinónimo: desongun- 
de-a. 

Despeitu, despeitzon, g. 
b. despeditu, despeditzen, 
1. despedir, (congédier). — 



Etlm. Indudablemente del 
latín expediré. 

í)eunge-a, b. malo, re- 
criminable, (mauvaisj. 

Di. Esta sílaba en bas- 
cuence es, por lo general, 
expresión frecuentativa, y 
á veces de localidad, 

I.)in-a, g. b. adecuado, 
proporcionado, idóneo, bas- 
tante, (propoiiiionné, capa- 
ble, propre a). — Ez dirá di- 
ña nere evregnah, no son 
bastante mis ruegos. (Mes 
priores ne sufflsent pas). 

Diru-a, g. b. 1. dittaru-a, 
s. dinero, (áe monnaie).— 
Ktim.: Según Chao proce- 
de la voz latina denatimi. 

Dirudun-a, g. dirutsu-a, 
g. b. adinerado, rico, acau- 
dalado, (riche, opulent).—- 
Sin.: aberats-a. 

Diruts-a, riqueza, (riche- 
sse;.-*-Sin.: aberastasun-a. 

Distiatii, distiatzen, (i.d. 
brillar, relucir, (briller, re- 
luire). — Sin., aunque p)CO 
úsalos, jaiUi'gitn, birtar- 
gitu. 

Doai-a, g. doain-a, g. !>• 
dugai-a, I). dohain-a, 1. bn. 
dohafi-a, duhañ-a, s..don, 
dadiva, regalo, presentej 
r'don.: présent). — Sinóni- 
mos: emaitz-a , emoitz-Hr 
emonde-a. 

I)oakal)e-a, g. b. 1. doha- 
kabe-a, 1. s. bn. desdicha, 
desgracia, (malheur).— l^o- 

mo adj. desgraciado, de^' 
venturado,descichado,(inaL' 

\\QYQ\rsi.)'Doakábetayiik, st^ 
desdiclia, esto es, en paí^ 
tranquilamente. -^í/ío? doc^ 



DOA— ECHE 



377 



habe-a, día aciago, triste, 
rjour funeste). 

Doatsu-a, doaitsu-a, g.b. 
dontzuba, b. [Moguel], do- 
hateu-a, L s. dohaxu-a, bu. 
feliz, dichoso, afortunado, 
bienaventurado, (heureux). 
--Sin.: zorioneko-a 

Doatsutasun-a, g. b. do- 
hatsutasun-a, 1. dohaxutar- 
zan-a, s. bn. felicidad, di- 
cha, (bonheur^.— Sin.: zo- 
riontasun-a. 

Doi-doian, g. b. á duras 
)enas5 justamente, escasa- 
Qente, (á peine, avec difíi- 
ultá). 

^ Dolloi-tUjdoUortzen, huu- 
irse a fuerza de peso, des- 
ruir-se, (s'écrouler).-Agr. 
avar, socavar , ahondar , 
e mover la tierra, (fouir, 
reuser la terre). 

Dolutu, dolutzen, l.s.bn. 
esar, arropen tir-se, (regre- 
ter, se repentir). 

Domeka, goy. b. el do- 
ningo, (le dimanche). — Si- 
nónimo: Igande-a. 

Dorphe-a, 1. dorpe-a, tor- 
^e-a, g. b. torphe-a, tosco, 
:rosero, torpe, deshones- 

0, fiero, (grossier, ápre, 
ourd). — Etim.: Del latin 
ui*pis, turpe. 

Dostatu, dostatzen,l. bn. 
u — V. flostatu. 

Dozen-a. g. b. dotzen-a, 
. docena, (douzaine). — Si- 
lónimo puro: amabiko-a. 

Du. 1. Sufija que en los 

1. d. sirve pai*a formar el 
adj. verbal. 

Du. 2.-3.* persona del sin- 
gular del presente de indi- 



cativo del verbo úa>¿, tener, 
el ó ella tiene, (il a). 

Dudarik gabe, sin duda, 
(sans doute). — Sin.: duda- 
bagetanik, g, onurabage, b. 
naski 1. 

Dun. Terminación, com- 
puesta de du, tiene, (il a), y 
del relativo n , que , (qni 
que^, que entra en la for- 
mación de gran número de 
adjetivos. — ^^/rDUN-a, lit. 
«que tiene criatura», emba- 
razada, fenceinte). — Biotz- 
DUN-a, lit. «que tiene cora- 
zón», animoso , valiente , 
fcourageux). 



E. — Esta vocal tiene en la 
lengua bascongada, según 
Asfcirloa, como modulación, 
el significado de sitave^ de- 
licado, y como primera ar- 
ticulación de la hembra, la 
significación de débil, blan- 
da, y demás cualidades pro- 
pias de este sexo. 

Ea, g. b. 1. Ínter j. hea, s. 
bn. Ea, vamos, (voyons , 
commen^ons). 

Ea bada, interj . Ea pues, 
dát^ prisa, acaba. 

Ebaki, ebakitzen, g. 1. s. 
bn. ebaki, ebakiten, ebagi, 
ebagiten, epaki, epakiten, 
b. , cortar, (couper). 

Ebasi , ó ebatsi, ebasten, 
g. b. ebatsi, ebatsten, 1. eba- 
xi, ebaxten, s. bn. robar, 
(voler , dérober). — Sinóni- 
mos: ostu, errukartu. 

Eche-a, g. b. etche-a, 1. 
s. bn. casa, (maisonj, — Eti- 

24 ** 



878 



E(íHE— EGl 



mología: Voz derivada, se- 
gún Humboldt, de ichi, ce- 
rrar, y equivaflente fi ichia, 
cerrado. 

Echeko-a, g. 1). de casa, 
doméstico, (domestique). 

Echetu-a, g. b. etchetu-a, 
1. s. hn. casero, encasera- 
do, metido en casa, acos- 
tumbrado á ella. ( Attaché a 
son ménage, qui sort peu). 

Ei*hol-a, g. b. etchola, 1. 
s. bn., sin. de ChaoUt. \\\ 

Edan, edaten, d.d. l)ebeí\ 
fl)OÍro). 

Eder-ra, d.d. hermoso-a, 
(l)eau). 

Edergarrl-a , oilero[ai-a , 
g. b. edergailii-a, 1. ederga- 
Ihi-a, Sl. bu. adorno, orna-, 
mentó, (omementj. — Sinó- 
nimos: apaingai-a, apain- 
garri-a, galantgai-a, gaiant- 
garri-a. 

Edertasun-a, d.d. hermo- 
sura, belleza, (beauté). 

Edertó, adv. d.d. grande- 
mente, guapamente, fgran- 
dement, avantageusement). 

Edertu , edertzen , d. (1. 
;ederten, 1>. ; , hermosear , 
embellecer, adornar, fem- 
bellir). 

Edi-a, g. b. ede-a, g. he- 
de-a, 1. s. bh. correa, ((íour- 
roie). — Sin.: nata, ubal-a. 

Ediren, s. cojer, alcanzar, 
dar caza, fatteindre). — Si- 
nónimo: atzitu, achitu, at- 
zeman. 

Edo, d.d. conj. ó-(ou). — 
En el dial. bizc. úsase i're- 
cuenternento como sin. de 
fiozhi, y se traduce por «sin 
duda»/ 



Edolaberé, b. al menos, 
á lo menos.— Sinónimo d(= 
Beiíhfzaf. 
Edur-ra, b. — V. Elur-r^^ 
Egaatu, egaatzen, g. 1^ 
egaz-egin. b. hegaldatu, h^ 
galdatzen, 1. s. bn. vola.) 
(voler, s'envoler). 

Egal-a, ^. b. hegal-a, k «. 
bn. ala, (aile). 

Egarn-a, d.d. sed, (soifj. 
— Etim.: Probablemente (/e 
edan-garví, necesitado (fe 
beber, inclinado á s^atisfa- 
cer esta necesida 1. (portr, 
enclin a boirej. — Sin.: eda- 
gale-a. — Egarri izctii, ega- 
rrla eiiki, egarriah egonj 
tener sed , estar de sed 
íavoir besoin de boire). 

Egazti-a, g. egatija. h^ 
hegaztin-a, 1. bn. s., iit.vo 
látilj, ave, loiseau).-- Egnz 
(¿clíO'ff, dim. avecilla, fpe-^ 
tit oiseau). 

Egi-a, 1, i\,(\. la verilad; 
(la verité).— K^iazko^a, d.(i- 
verdadero, (vrai-véritable;. 

Egi-a, 2, egiya, g. hegi-a. 
1. ladera, [según Larr.^ bor- 
do, (cótey; coliiía, montaña, 
en los dialectos lab. y bn. 

Egille-a, g. b. 1., egin/a- 
le-a, egile-a, bn. hacedoi. 
creador, autor, (faiseur, au- 
teurj. — En el dial. bizc. se 
emplea frecuentemente cor 
la significación de activo, \ 
como sinónimo de bizi-a 
laster-ra, balbe-a. 

p]gin, egiten, y á ve^e 
contrac, ein^ eítoi^y d.d. h;i 
cor, (faire). 

Egindu, cginduten, biz( 
hacer hacer , (faire faire. 



EGI— Kl¿ 



5íy 



í 



hacer- ejecutar; verbo siiió- 
liÍDio de agindu , mas puro 
indudablemente que éste, y 
(|ue nos muestra perfecta- 
mente su etimología: ¿Qué 
es mandar sino /tace/' eje- 
cutar una cosa? 

Egintari-a, b. agintari-a, 
g, el que manda. 

Egiteko-a . d. d. deber , 
obligación, ocupación, he- 
cho, hazaña, acción, (de- 
voir). — Sinón.: egiabide-a, 
egiüdura, eginde-a, egin- 
tz-a. 

Egiti-a, ^, b.,egiati-a, ve- 
rídico, (veridique;. — Sinó- 
nimo: egi-ezale-a. 

Ego-a, l,g.b. hego-a, 1. 
^i. bñ. Sin. de Egal-a. [VL 
Ego-a, 2, g. egoi-a^ b. 
«cígo-a, 1. s, bn. egoai'^e-a, 
1^ -. egoiaize-a, b. viento sur, 
^"^ Ijregí) , ívent du midi). 

Ego-alde-a, al sur, al me- 
^liodía, (au midi). 

Egoitz-a , g. eaoera , b. 

^^gongi-a, bn. estado, estan- 

^-^ la, resiílencia, lugai- en que 

?^€ mora ó permanece, fsé- 

*1 ^ur, (lemeure). 

Egoki-a, g. b. egokija, b. 
^>pto, idóneo, propio, con- 



eniente, (propre a, k pro- 
jabie).— Sil 
^uba, 1>. 



;^s, capabie).— Sin.: adju- 



Egokiago, comparat. mas 

propio, mas idóneo, mejor. 

Egon, egoten, d. d. egoi- 

ten, 1. estar, permanecer, 

(attendre, resterj. 

Egor, egorri, egortzen, g. 
^Síoi'i igorri, igoi-tzen, 1. s. 
lili, enviar, encaminar, fen- 
voyer).— Sin.: Bialdu. 



Egotzi , egotzeu , g. b. 
egotze, egüitzten, bn. egot- 
chi. s. lanzar, arrojar, aba- 
bmzarsie sobre.... (lancer. 
jeter). — «Egotzi zan eísaien 
artera.» Se abalanzó sobre 
ó entre! los enemigos. (II 
se rúa sur les eimemis^.— 
Sin.: eror-arazi, sartuj. 

Egun-a^ g. b. eghun-a, 1. 
s. bn. dia, (jour). — Egun 
batean^ egun trnten^ en un 
dia, en un solo dia, cierto 
dia, (dans une occasioh). 

Egunen batean, g. 1. al- 
gún dia, alguna vez. — Sínó- 
nijnos: í)ein edo beiñ, poiz 
edo noiz. 

Egun guziz, 1. cada dia, 
diariamente, (chaqué jour ). 

Egunero. g. egunoro, i). 
1. egunoroz, 1. s. egunoróz- 
ko, s. cada dia, todos los 
dias, (((uotidiennement). 

Egun-sentia, aurora, cre- 
púsculo matutino, el ama- 
necer, (aurore, le levant). 
-r-Sin.: eguanz-a, g. eguai- 
z-a, g.b. arthas-a, 1. ai'ghia- 
renbeghia, 1. s. bn. goizta- 
bar-ra, g. goiztiíi,r-ra, 1. 

Egmastu, egurasten , ó 
egurastutzeii, g. b. oreavrse. 
espaciar-se, (prendre l'air, 
aerer). — Sin,: aizatu. 

i^]gurgille-a, d.d. leñador, 
(buclieron). — Jiltim.: Egur- 
egiUe-a , lit. «hacedor de 
leña». 

Eguzki-a, g. b. 1. a."-n." 
s.'-r.* iguzki-a, g. 1. ekhi-a, 
bn. s. iuski-a, bn. el sol, 
(le soleil;. 

Eiz-a, g. b. ihizi-a, 1. s. 
bn. caza, (chasse, gibier). 



;^8ñ 



EJZ— ÉMA 



Kiza-zaukari-a, J). perro 
(le caza, (chieii de chasse). 

Eiztari-a, \f. b. ihiztari-a, 
1. bn.s. cazador, (chasseur). 

Kkaitz-a, g. 1. ekach-a, b. 
nekhaitz-a, Tm. s. tempes- 
tad , huracán , (tempéte , 
orage). 

Ekandu-a-ak, b. [se em- 
plea generalmente en plu- 
ral] , usos , costumbres , 
(costumes, moeurs).— Sinó- 
nimo: oiturak. 

Ekarri , ekartzen , g. 1. 
ekarten, b. ekharri, ekhar- 
tzen, 1. bn. traer, acarrear, 
proporcionar, (poiier, ap- 
porter, amener). 

Ekusi, ekusten. V. Ikusi. 

Elbarritu, elbarritzen, g. 
b. maltratar, estropear, de- 
jai* manco, (maltraiter, es- 
tropier). 

Elbarritu-a, maltratado, 
deshecho, (maltraité). 

El, eldu, eltzen, 1, g. b. 
erdu, ertzen, b. hel, heldu, 
heltzen,l. b. s. venir llegar, 
(venir, parvenir). 

El, eldu, eltzen, % g. el- 
dutenb. madurar, venir á 
la sazón , fmúrir).— Ídem 
agarrar, asir, (saisirj. 

Elhe-a, 1. s. bn. palabra, 
discurso, (parole, discours). 
—Sin.: Itzaldi-a, g. b. ber- 
ba-aldija, berbeta, b., jo- 
las-a, d.d. 

Elhur-ra.— V. Elur-ra. 

Eliz-a, ^. 1. eleis-a, eles-a, 
elex-a, elexi-a, b. eleiz-a, 
g. iglesia, (église).— Mere- 
ce ser conocida, por lo há- 
))il é ingeniosa, la etimolo- 
gía que de esta voz da As- 



tarloa, lApol. p. 81]: «-^te- 
«jrt, elfiti-n, voz compues- 
»ta del nombre Kli^ kllja. 
•que pierde su i por la si- 
viialera, yqniere decir trnul- 
ttitud ó rebañe»», y eehe^ 
*ec¡na, casa, mudada la ch 
>en su afin x, por eufonía. 
i^KlCiria quiere decir ule 
tiiwltifud casaiin ó casa de 
•multitud, y lo es la Igle- 
•sia, que con dicha voz da- 
»mos á entender». — Chao 
inclina á la procedencia 
esta voz de la griega efUilé 
sia, que significa congrega- 
ción, reunión ó asamblea. 

Elkai-tu, elhartzen, g. a 
kai-tu, alkai-tzen, b. — Sino 
nimo de Alkarganatu. 

Elkar-artu, elkar-artzeirr 
elkar-artzea, g. alkartu, a 
kartuten, b.-Sin, de Elka 
tu y Alkarganatu. 

Elorri-a. g. b. elorrija, 
elliorri-a, 1. s. bn. Arb. e 
l)ino, [arbusto], (épine). 
Bot. oxiacanto," (aubépin 

Elur-ra, g. edurra, b. 



T- 



J- 



liun-a, lal). sul. bn. nie\^ ^, 
fneige;. 

Emaitz-a, g. b. 1. emr>J- 
tz-a, emai-a, b. presen*^^, 
regalo , dádiva , (presen 1 
don).— En 1. y bn. se traA Tu- 
ce á veces por generosidsL^j 
fgénérositá). — Sin.: doai-íi» 
emande-a. 

Emakume-a, d.d. mui^r. 
(femme).— Etim.: probaal^ 
mente de eman-unie, lac|»3e 
dá hijos, hembra. 

Eman, ematen, g. emo^? 
emoten, b. eman , emait^^i^í 
1. bn. dar, (donner). 



N 



EMA— ERA 



381 



-a, (1. d. emazte- 
ijer casada, espo- 
í mariéej.-Etimo- 
)b. de eme'Ozfe, 
lie cria. 

g. b. emia, ^. b. s. 
femelle). — Se em- 
adjetivo, espe- 
en í). 1. bn. con 
ación de «amoro- 
), suave». 

b. 1. bn. duh»e- 
oucenientj. 
idv. g. b. hemen, 
en s. aquí, (icij, 
lertan, g. b. be- 
ían, 1. beben l)e- 
qui mismo, (ici- 

le, d.d. aquí mis- 
léme). 

ik, g. b. emetik, b. 
:, 1. hementik, bn. 
[, (d'ici). 
b. — V. Eman. 
1, b. 1. bn. s. mió, 
i^.-Sin. de iirre, r. 
'^jt^interj. jay, ay 
oyf (Xh\, héiasl). 
itu, enganatzen, g. 
r, (tromperj. Tan- 
íomo Chao, man- 
procedencia eus- 
ste verbo V sus de- 

i,etzuten, g. b. en- 

iten, 1. s. Y)n. es- 

ntender, (écouter, 

).-8in.: aitu,aditu. 

e-a, g. b. acción de 

, audiencia, (l'ac- 

>uter). 

egi-a, g. b. tribu- 

diencia. 

a, d. d. el mes de 



Marzo, (Mars'.-Etim*: «Mes 
del corte ó del esquilmo», 
como deriv. de ebaki ó epa- 
¡i¿, cortar, é ill-^i, mo:>. En 
Marzo se procede á la (íorta 
y poda de los árboles. — Si- 
nónimo: Marcho-a. 

Epe-a, g. b. 1. epia, g. 1). 
ephe-a. bn.s. término, pla- 
zo, destino, fin, fterme, dé- 
lai). — Epe galautekua, 1 fra- 
se!, <1^ mucha pachorra, de 
gran alma. 

Eper-ra, d.d. perdiz, (per- 
(irix). — Eperclio-a, g. eper- 
chu-a, b., dim. cria de per- 
diz, (perdreau¡. — Etim.: Se- 
gún Moguel, contracción de 
erpe-eder-ra, «de hermoso 
corte», ó tal vez, «de zarpa 
hermosa». 

Erabagi-a, erabagija, b. 
V. Erabaki-a. 

Erabaki, orabakitzen, g. 
erabaki, erabagiten, erabai, 
erabaiten, b., lit. cortar, 
(couper), acordar, resolver, 
decidir, decretar, senten- 
ciar, convenir, fdécider, re- 
sondre, déterminer). 

Erabaki-a, g. erabagi-a, 
1). fallo, sentencia, acuerdo^ 
decisión, resolución, (deci- 
sión, resolución, sentence, 
arrét;. 

Erabilli, erabiltzen, g. b. 
eiabilten, b. crabili, erabil- 
tzen, 1. andar, menear, mo- 
ver, (remuer). 

Eradendu, bizc. ingertar, 
ingeiir, (griffer , enter).— 
Etim.: Del verbo edendu, 
suavizar. — Sin.: chertatu, 
eztitu. 

Eragiñ, eraiten, g. eraiu, 



.Í8Q 



ERA— ERi) 



eraiteii, g. 1). ereiii, ereiten, 
I). tbrma pasiva de egiu ., 
hacer-hacer , mandar lia- 
cer, impulsar ó impeler á 
oiirai* , (faire-faire , mou- 
voir . — Sillón.: erazo, ej¿iii- 
erazi, g. 1. arazi, egiii-arazi. 

Kragotzi, era^ozteii. g. b. 
impedir, prohibir, estorbar, 
(em})écher , arréterj. — (ia- 
laazi, g. galerazo, b. debe- 
katu, g. (íebekau, b. 

Krain, 1. V. Erein. 

Erakaríi, enikartzen, d. 
d. Forma pas. de Eharri], 
hacer traer, (faire venir). 
Fig. adquirir, (aequérir).— 
Sinón.: ekar-arazi , ekara- 
razten. 

Erakusi, erakusten, ei-a- 
kutsi, g. 1). erakusi, erakas- 
ten,s. irakhasi, irakhasten, 
1. enseñar , mostrar, mani- 
festar, (faire-voir, montrer, 
enseigner). — Etim.: Brazo- 
Uiifst, hacer ver. 

lOralle-a, g. b. asesino, 
(assassin;. — Sinón.: eriot- 
zalle-a. 

i^ialora, d.d. primavera, 
f])rintemps). — Etim.: Era- 
lí/ra, estación ó tempera- 
mento de las flores. — Sinó- 
nimos: IJdaberri-a, g. b. 1. 
be lax-a, s. 

Eraman, eramaten, g. 1. 
bn. eramon, eramoten, b. 
llevar, aportar , soportar, 
(porter, emporter, emme- 
ner, supporter . 

Eran/un, eranzuten, d.d. 
responder, contestai', (re- 
pondré). — Etimol.: Erazo- 
enzan, hacer escuchar. 

Eraso , erasotzen , g. b. 



i 



embestir, atacar, acometer, 
( atta [uer, battre;. 

Eratsi-Ja, bizc. sacudido. 
baldado, iperclus, coupé). 
'bel verbo eraso, acoioe- 
ter>— Sin.: elbarritu-a. 

Erbal-a, g. b. herbail-a, 
1. débil, enfermizo, (faible, 
maladit). 

Erbi-a, g. b., erbija, b., 
herJ)i-a, 1. s. bn. liebre, (l.ifc- 
vre). — Etim.: equivale, se- 
gún Moguel, á «doble cojo», 
frreH'fji]. 

Erdaldun-a. Los bascoii-' 
gados designan con esta y(>>^ 
á todo extraño al pais; equi ^ 
vale exactamente á la d^ 
nominación bárbaro dolo 
pueblos antiguos. 

Erdei'a, erdara, d.d. Des^ 
signan los euskaros con eS: 
ta palal>ra, toda lengua, to^ 
do idioma que no sea el pe== 
culiar y propio suyo. As= 
los basco- hispanos llama — 
erdera al castellano, y Id^ 
basco-franceses al francé^^ 

Erdi-a, d.d. medio, m J 
tad, (milieu, moitié).— [E— 
los dialectos i)asco-fraiic^ 
ses se emplea también ea. 
voz con la signiUcacion 
parida, reliriéndose á 1 ^ 
hembras]. (Accouchéel. 

Erdian, á. á. enmedm»^ 
(au milieu). 

Erdizka, 4. d. á ínedife»- 
(á moitié). 

Erdibitu, erdibitzen, g- ^ 
dividir, hacer una cosa d- ^ 
partes iguales, [erdi-bU^-'^ 
Empléase también cofi 
misma signiUcacion el v^^ 
bo ercUratit , erdiraiz^" 



ERD— ERO 



im 



solo que éste es mas gene- 
ral, y aquel mas determina- 
do cuando se trata de t di- 
vidir por la mitad»» 

Erdu. 1).— V. Eldu. 

Erein , ereiten . g. b. s. 
eraln, eraiten, g. 1. sem- 
brar, (semer^. 

Ereiuotz-a, ereíiotz-a, g. 
>. erinotz-a, b. laurel, ilau- 
ier). — Sin.: erramu-a. 

Eremutar-ra, d.d. oimi- 
año, fermite). — Etim.: De 
^'C/inu-a, desierto, evemu- 
nir-ra, solitario, f.no hábi- 
a. en el desierto. 

Ergel-a, g. b. erghel-a, 1. 
. bn. imbécil, simple, bo- 
>o, tonto, bobalicón, (ini- 
► écile, niais-aise).— Sinó- 
limos: zoro-a, lele-a. 

Erhi-a, l.s. dedo, Aloigt). 
— -Sin.: beatz-a, atz-a. 

Eri*a, d. d. enfermedad, 
accidente, mal, (malade;. — 
Kriz ezin íMUírih, g. sin 
poder moverse de enfermo. 
ia , g. b. eriji-a, b. 



r"- . '^ , ^. ^. ^^. xj* .*. *'. 

lena, mercado, ffoire\-Eti- 
rnologia: ¿>'erá quizás una 
isotitraccion de evos-gafí 

Eriotz-a, g. b. erijotz-a, 
b. herio-a, heriotze-a, 1. s. 
bn. muerte, {moYi).- Silhia- 
^en eriotzan, en la muerte 
ie Silvia. 

Eripetu, erípetzen, d.d. 
condenar, (condamner). 

Eritu, eritzen, d.d. enfer- 
mar, (devenir malade), he- 
Tir, (blesserj. — De este ver- 
bo bascongado proceden , 
>&egun Larr., tanto el ferire 
latino, como el (castellano 
cori-espondiente. 



Erle-a, d.d. abeja, (abei- 
lie).— Sin.: erika, listorra, 
erlabio-a. — Elimol.: ^egnii 
Moguel, «el poblador ó fa- 
bricador de pue])lo» : ¡de 
errí-egUe-a], 

Ernai-a, g. b. ernari-a, b. 
erne-a, 1. despierto, listo, 
despejado, avispado, expeí*- 
to, (éveillé, vigilant). — Si- 
nónimos: zoli-a, b. eratza- 
rri-a, oartu-a. 

Ernegari-a, b. ernegar- 
garri-a, g. acto ó cosa que 
hace renegar, renegable, re- 
negador. 

Ernegatu, erncgatzen, g. 
b. renegar, (renier). 

Ernegu-a, g. 1). arnegu-a, 
1. s. bn. reniego, blasfemia, 
execración, (reniement, im- 
précation , mal é d i c ti o n , 
blasphéme). 

Ero-a, erua. g. b. erbo-a, 
1. s. bn. loco, (fou).— Sinó- 
nimo: zenzu-bage-a. — JiJrO' 
erovik, g. b. locamente, (í'o- 
llement^ 

Erokeri-a, g. 1. bn. locu- 
ra, extravagancia , (folie , 
extravagance). 

Erori, erortzen, g. 1. I)n. 
erori, erorten, b.caer (toni- 
ber). — En^r-ffrazi, eror- 
ayazien, forma pasiva], ha- 
cer caer, ti raí* por tierra, 
derrivar , (jeter par terre). 
— Sin.: egotchi. 

Erosi, erosten, d.d. com- 
prar, (acheter). 

Erotu, erotzen, g. 1). erho- 
tze.i, l.s. l)n. enloquecer-so, 
(devenir, rendrc {ow), -Ero- 
tu (la, se ha vuelto loco, (il 
est tombo en folie). — Erofn 



H84 



KRR-t5RR 



hiar aau., h;i de volverme 
locoj (11 me reiiíl tou). 

lOrrai-a-íik, g. b. errain-a- 
ak, 1. s. f)n. las entrañas, 
(entratlleai. —Sillón.: lial- 
wari'ak^ 

lOiTakai-a, orragiu-a, g. 
erregani-a. \mc. orreki-a, 
errekiii-a. 1. C()ml)ustil)le, 
ícomhustible). 

Krnimu-a, d. d. rama en 
general, (bran(*Iie;. Masco- 
mnnmentíí, laurel, (laurier). 
— Sin.: erenot/-a. 

Erran, 1. bn. s. V. Ksan. 

Krran-íK I. s. bn. dicho, 
sentencia, proverbio, j^dic- 
ton, sentence, proverbe). — 
Sin.: errangi-a. I. esaera, g. 
esakuntz-a, b. 

Errape-a, d. il, ubre de 
las vacas, (pis de vache). 

Erratillu-a, g. b. 1. plato, 
platillo, (plat). 

Errauts-a, g. b. ceniza, 
(cendre).— Etini.: Erre-au- 
ts-n, 

Erra/.-a, g. I». 1. erre/-a, g. 
en'ach-a.b. erres-a, errecíiá, 
erretch-a, 1. s. bn. fácil, (fa- 
cile, aisé). 

Errazoi-a, b. arrazoi-a, g. 
arrazoin-a, 1. s. bn. razón, 
— Etim.: Del latín /y//¿o, >yi- 
iionls. 

Erre, erretzen, g. 1. erre, 
erretan, b. erre, erretzen, 
bn. erra, erratzen, s. que- 
mar-se, incendiar-se, asar- 
se, (briiler, rotir). — Se con- 
juga con el auxiliar izax. 

Erregalo-a, erregali-a, d. 
d. regalo, dadiva, (régal, 
présent).— Lai-r. deriva es- 
ta voz de la euskara erre. 



quemar, comer, y galOi to- 
¿o, pan aubcinericio , del 
quo ufaron lo» hebreos y 
otras naciones por regalo y 
delicia; ó de er'regale*ai 
que significa c hacedor, éx- 
cita.lordel apetitoi: [gcíle-^i 
gana, apetito, y era, que 
antepuesto signitica t movi- 
mientof]. — Chao se inclina 
á su procedencia de la lati- 
na ref/^lljs, real. —Sinóni- 
mos: emaitz-a, doai-a. 

Errege-a, g. b. erreghe-a, 
1. s. bn. rey, ("roi). — Etimo- 
logía: Probablem. del latin 
rex-regis. 

Erregiñ-a, g. erregin-a,^ 
b. I. s. bn. reina, (reine). 

Erregu-a, d.d. ruego, sú- 
plica, (priére, supplication) « 
— Sin.: Otoitz-a. 

Erregutu, erregutzen, d^ 
d. erreguten, b. rogar, su^ 
plicar, (prier,'supplier). — 
Sin.: otoiztu. eskatu. 

Erreka. g. b. riachuel--^ 
regata, arroyo, ribera, ¡i"^ 
viere, ruisseau^-En 1. nvmM 
co, (sillon).-En 1. y bn. b^t- 
rranca, (ravin). — Evrefta 
eriza, ribera, orilla del río. 

Erreka-ai'te-a, 1. cuadra- 
do de jardin, (carré). 

Errelijio-a, erli^io-a, g.l). 
erlijino-a, b. erlijino-a, or- 
relijione-a, 1. s. bn. la reli- 
gión. — Etim.: probabl. del 
latin. 

Erren-a, g. b. cojo, mal- 
hecho, (boiteux).— Sinóui- 
urgun-a, maki-a, maingu-fl. 

Errepain-a, errepañ-a,d. 
d. refrán, proverbio, ada- 
gio, (dicton, proverbe, r^- 



ÉRR— ESK 



885 



frain^. — Sinón.; esaugi-a, 1. 
esaera, g. esakuntz-a, esa- 
kune-a, esakuntzei-a, esa- 
kera, esakerea, b. eiTan-a, 
en-angl-a , errankoraun-a, 
errankomunar-ra, 1. s. bn. 
atsotitz-a, s. 

Erresum-a, 1. bn. s. rei- 
no, (royaume).-Siii.: errei- 
au-a, hatero riki-a. 

Erri-a, g. b. herri-a, 1. s. 
l>ii. pueblo, pais, fvillage, 
pays). 

Erritar-ra, paisano, del 
]Xi.ismo pueblo ó comar- 
o£i, (eompatriote , du ménie 
I>ays;. 

Errota, d.d. molino, (mou- 
lijn). — Sin.: Igara, g. ihara, 
^xhara, 1, s. bn. bolu-a, b. 

Aize-^rrota , molino de 

^iento, (moulln a vent).— 
^in.: aizigara, aizabolu-a. 

Errü-a, 1 , g. b. falta, cul- 
l>a, (fautej. — Sin»; ogen-a, 
^aizkita. 

Erru-a, 2, b. fortaleza, 
C forcé). 

Errudun-a, g. b. culpa- 
ble, pecador, (coupalde). 

Erruki-a, urrifci-a, g. b. 
compasión , (compassíonj. 
£rruMrikan edo iirrikiri- 
kan gabe^ sin compasión, 
(sans compassiou^. 

Errukior-ra , b. orruki- 
tsu-a, g, compasivo, (com- 
patissant). — Sin.: urrikal- 
Isu-a, g. ongille-a. 

Errukitu, errukiten , b. 
UFíikitu, urrikitzen, g. com- 
padecer-se, tener compa- 
sión, (avoircompassion). 

EiTÜkiz, d.d. por compa- 
sión, ípour pitiéj. 



Errutsu-a, b. enérgico , 
fuerte, valiente , animoso. 
«Errutzuba da edo erru an- 
dikua», b. [Moguel], es va- 
liente, animoso , fuerte. — 
Sin.: azkor-ra. 

Ertankara , ertangora, 1. 
errozgora, bn. boca arriba, 
echado de espaldas, (la face 
en haut, conché sur le dos). 
Ertankara yarrinh daifa 
Uzalpean, 1. hállase muelle- 
mente tendido á la sombra, 
(mollement conché a Fom- 
bre...) 

Ertz-a^ g. b. borde, esqui- 
na, orilla, (bord, oulet^. 

Esaera, g. refrán, adagio, 
proverbio, manera de de- 
cir, (dicten, preverbo). — Si- 
nónimos: esakune-a, esa- 
kuntz-ra, b. esangi-a, g, er- 
ran-a, 1. bn. s. 

Esakera , esakune-a^ b. 
Sin. de Esaera, 

Esan, esaten, g. b. erran, 
erraiten, 1. s. bn. decir , 
(diré). 

Eser, eseri, eseiiacenj g. 
b. isiri, isirtzen, g. sentar- 
se, fs'asseoirj. 

Eskabi-a, d.d. sarna, ti- 
na, fgale, teigne). — Sinóni- 
mos: atz-a, g. zaragar-ra, 
b. 1. bn. hazteri-a, 1. sar- 
nia-a, b. 

Eskañi, eskaintzen, es- 
keñi, eskeintzen,, g. eskini, 
eskeinten, iskindu, iskin- 
ten, b. eskaini, eskaintzaii, 
1. ofrecer, prometer, (bflfrir, 
promettre).— Sin.: agindu, 
g. promestu, b. luskandu, 
loskaindu, opetzi, b. 

Eskari-a, g. eskarija, b. 

2S 



386 



ESK— EST 



petición, súplica, (pétitioii). 
— Sin.: eskaera, g. giirtes- 
kari-a, g. b. 

Eskas, d. d. insuficiente, 
escaso , corto, (insuffisant, 
manque, défaut). 

Eskasi-a, g. 1). 1. escasez, 
pobreza,necesidad,(besoin). 

Eskatu, eskatzen, d.d. pe- 
dir, solicitar , (demander). 
— Sin.: oarpillatu. 

Eske-a, d.d. demanda, 
solicitud, petición de limos- 
na, (quéte, demande). Va 
siempre acompañada de uno 
de ios verbos egon ó ibilli. 
— Ejemp.: tBarkazio eske 
nago», estoy pidiendo per- 
don, (je. lui demande par- 
don). — tEskean ibilli», an- 
dar mendigando. 

Eskeni, eskentzen. Véa- 
se Eskani. 

Esker,d.d. gracias, acción 
de gracias, agradecimiento, 
f^i'emeiriment). — Esherrih- 
asho, g. eskernli-ashi, b. 1. 
s. bn.j muchas gracias, 
(merci). 

Eskergabe-a , eskerge-a, 
d.d. ingrato, desagradecido, 
(ingratej. 

Eskribau-a, g. b. escriba- 
no, notario, (notaire^. 

Eskua, d.d. mano, (main). 
Fig. poder , licencia, facul- 
tad, autorización, (pouvoir, 
ídiQ,\x\ié).'Eskn-a enian^ dar 
la mano, (donner la main). 
Fig. autorizar, (donner fa- 
culté). — Eskiiho-a^ lo de la 
mano, (á la main , de la 
main). — Eshuma, eskai-^es- 
ku-a, eskumako esku-a, la 
mano dereciía , (la main 



dvoite). —Eske rreho eshu-a, 
la mano izquierda, (la main 
gauche). 

Esku-bide-a, d.d. facul- 
tad, derecho , autorización, 
poder, (faculté, pouvoir). 

Eskuma, b. eskui-a, g. 
eskuin-a, 1. bn. s. derecho, 
lo opuesto á lo izquierdo, 
(droit, opposé á gauche). 

Eskutatu, eskutatzen, g. 
eskutadu , eskutau, esku- 
tauten, b. ocultar-se, escon- 
der-se , desaparecer , (ca- 
cher, se cacher). — Sin.: gor- 
do, estaldu, g. b. estali, g. 
estari, astari, b. 

Eskutu-a, g. b. lugar ocul- 
to, cosa reservada , (caché, 
occulte). 

Esna, esnatu, esnatzen, 
g. ernatu, ernaten b. des- 
pertar-se, (réveiller , se ré- 
veillerj.— Fig. excitar-se, 
(exciter). — i^in.: Irazartig. 
í). atzarri, b.=Se me fí^urj^ 
mas pura la foi-ma b. erna- 
iu, de la que pri)ce le indu- 
dablemente 1 1 voz ernaki, 
[Véase]. 

Esne"-a, d.d. leche, (lait). 

Espa, g. qu(\ja, (plaiiit^- 
— Sin.: keja. g. arrenkura, 
errenkura, b. 

Estaldu, estaltzen, bizc. 
V. Estali. 

Estali, estaltzen, g. 1. bn. 
estari, estaltzen, astari, as- 
taltzen, estaldu, estaltzen, 
1). cubrir-se, ocultar-se, es- 
colia er-se, tapar-se, ^cacher, 
couvrir). — Sin.: gorde, es- 
kutatu. — Fig. amparar, de- 
fender, proteger, (protege»*, 
défendre). 



EST— EÜS 



;«7 



Estali-a, g. estaldu-a, b. 
ibierto, tapado, (caché). — 
ig. protección , amparo , 
ioudo. 

Estalpe-a, g. b. abrigo, 
gar oculto.— EtimoL: De 
tuLi y he-a ó pc-a. 
Este-a, g. esti-a, g. • b. 
ertze-a, 1. herze-a, bu. er- 
li-a, s. intestino, (intes- 
n). — Empléase general- 
lente en plural. 

Estii-a , estutu-a, g. 1). 
estu-a, herstu-a, [y tam- 
ien hei*tstu-a] , 1. s. bu. 
prelado, prieto, oprimido, 
serré, oppressé). 

Estu-estuban, g. b. á du- 
as penas, (avec beaucoup 
lepeine^. 

Estutasun-a^ g. b. berts- 
ura, 1. herzdura, bu. s. es- 
i*eehura, aprieto , apuro , 
tfétresse, angoisse, oppre- 
siou). 

Estutu, estutzen, g. estu- 
U estuten, bizc. herstu ó 
3rtstu, hertsten, 1. bn. s. 
^rimir, apretar, prensar, 
errer, presser, étreindre). 
Ig. acosar, apurar, acon- 
yar, (vexer , impatienter, 
>usser a bout). — Gizon es- 
íUy hombre de genio vivo. 
Eta, d.d. conj., y, (et;.— 
recuentemente se contrae 
1 /a, (souvent par contrac. 
i). — Éta are, además que. 

Etche-a, 1. s. bn. — Véase 
.che-a. 

Etchol-a, l.s. bn. echol-a, 
. — Sin.** de Chaola. 

Etorri, etoi-tzen, g. etorri, 
torteu, b. ethorri, ethor- 
zen y ethorten, 1. bn. ve- 



nir, llegar, fvenir, arriver). 
— Sin.: heldu,L jin,jiten,s. 

Etorrera, d.d. venida, lle- 
gada, (venue, arrivée). — Si- 
nónimo: elketa. 

Etsai-a, g. 1. exai-a, 1. s. 
bn. enemigo , advei'sario , 
(ennemi). — Sin.: arerijo-a, 
i), kontresta. 

Etsaigo-a, g. 1. exaigo-a, 
1. s. bn. enemistad, odio, 
(inimitié). [Adjet. emplea- 
do sust.'®]— Sin.: Etsaita- 
sun-a, g. "areriotasun-a, b. 
gorroto-a, udigo-a, g. b. 

Etsi, etsitzen, g. etsi, etsi- 
ten, b. etsitu, etsitzen, 1. 
exi, exiten, bn. s. consen- 
tir, desesperar , perder la 
esperanza, (desesperen. 

Etzin , etziten , g. 1). 1., 
etzan, etzaten, g. b. 1. s. bn. 
echar-se, tender-se, acostar- 
se, (se coucher, s'etendre). 
— Non etzan oi da^ , dónde 
suele acostarse? (Oü a-t-il 
rhabitude de se coucher?;. 
— Sin.: oeratu, echun. 

Etziñ-a, etzan-a, echun-a, 
echado, tendido, acostado. 

Euki, g. b. iduki, g. 1. 
eduki, bn., tener, (tenii-, 
avoir). 

Euli-a, g. eulija, b. uli-a, 
1. uUi-a, uUu-a, s. mosca, 
(mouche;. 

Euri-a, g. b. 1. bn. s. ebi- 
ya, g. b. uri-a, g.b. 1. lluvia, 
fpluie). — Euri jasa, agua- 
cero, chaparrón, (averse;. 

Euskaldun-a, g.b. n. eus- 
keldun-a, l.bn. s., euskaro, 
natural del pais basco de 
una y otra margen del Bi- 
dasoa, fBasque;. 



388 



EUS— EZT 



Euskal-erri-a, g. b. es- 
kual-herri-a, 1. s. bn. el pais 
bascougado, (le pays l>aH- 
i[ne). 

Kuskera, euskara, eiis- 
keri-a, d.d. la len^ia bas- 
congada, euskara ó de los 
ensk&íldunas. 

Euskeratu, enskeratze», 
d.d. verter, traducir á la 
lengua bascongada, ftradui- 
re á. la langue bas(fue). 

Euskera-zale-a, euskara- 
zale-a , d. d. aficionado , 
amante del bascuence, ])as- 
céfllo, (bascophile). 

Ez, d.d. part.* negativa, 
no, ni, (non, ne, ne pas). 

Ezagüera, g. ezaubera, b. 
conocimiento, (connaissan- 
ce). — Sin.: esagunde-a, g. 

Ezagun, ezagutu, ezagu- 
tzen, g.'ezaun,ezautu, ezau- 
ten, b. ezagutu, ezagutzen, 
1. bn. s. , conocer , (con- 
naitre). 

Ezagun-a, d.d. conocido, 
(connu).—Ezafiiinen-a, su- 
perlativo, el mas conocido, 
(le plus connu). 

Ezarri, ezartzen , g. 1. s. 
bn. ezarri, ezarten, b. s. 
echar, colocar, poner, (met- 
tre, placer;. — Sinón.: Ipiñi, 
ifiñi, ímini. 

Ezer, d. d. algo, (quelque 
chose). — Bzer ez\ nada , 
(rien, le neantj. 

Ezerez-a , insustancial , 
fútil, (léger, frivolo, insig- 
nifiant). 

Ezin, [contr. de ez-egin]. 
Acompañado de las termi- 
naciones auxiliares, tradú- 
cese por «no poder, ser im- 



posible», íne pas pouvoir). 

Eziñ , ezin , eziñ-a, d.d. 
lo imposible, (rimpossible). 

Ezker-ni, d.d. iz(|uierda, 
gauche).— En g. y b. ade- 
más, ziinio, (gaucher;. 

Ezkondu, ezkontzeu, g.l. 
bn.' ezkondu, ezkonduten, 
b. ezkountu , s. casar-se, 
;marier, se maríer). 

Ezkur-ra, g. b. 1. bellota, 
(gland). — Sin.: ezkur-azi-a, 
Larr.1, zia, s. 

Ezkütatu , ezkutatzen.— 
V. Eskutatu. 

Ezpañ-a, g., espan-a, b., 
espain-a, 1. s. bn. labio, (lé- 
vi-e). — Fig. borde, extremi- 
dad, (bord;. — [De esta voz 
base.* procede indudable- 
mente el nombre España. 

Ezpat-'a , d. d. espada , 
(épée).— Larr. pi'etenaequ 
de esta voz euskara toma 



ron sus equiv.'** spafha^ a?—- *, 

espada , el latin y el caste 

llano. Chao se inclina A I íl jx 
derivación de todas esta i. js 
palabras de la griega spn- 
filé. 

Ezpata-belar-i-a , ezpa- 
taiñ-a, espadañ-a, g. ez{>a- 
tain-a, 1. • Botan.] espada- 
ña, (glaieul). Voz derivada 
segiin LaiT., del bascuencí 
ozpafaiñ'^^ síncope de ez 
pata-diñ-a, ccomo la espí 
da ó tanto como la espada» 
— En San Sebastian se co — 
noce esta planta con el non»^ - 
bre vulgar, y quizás excliu ^ 
sivamente local, de cfiaic- — 
chaba. 

Eztandatu , eztandatzei 
.y también eztanda egin 




KZT— FRÜ 



:W9 



>(. reventar, hacer reventar 
una cosa, estallar, (crever, 
éclater). — Sin.: lertii. 

Eztarri-a, g. estarija, h. 
}(arganta, (gorge y.— Sinóni- 
mos: gangaira \ gnhio-a , 
zintzurra, same-a. 

Ezti-a, d.il. miel, ( miel). 
Fig. dnlce, snave, (doux). 

Eztiró, adv. <Ld. dulce- 
mente, suavemente, agra- 
dablemente , (douxement , 
agréablement). 

Eztitu, eztitzen, d.d. en- 
dulzar, suavizar, (adou<*ir, 
rendre doux). — Ingeiiar , 
[tetándose cíe árboles , 
Igreflfer). 

Ezur-ra, g. b. azur-ra, h. 
hezur-ra, 1. un. hueso, (osj. 

y. 

En opinión de Astarloa, 
Moguel, Cardaljeraz, y la 
mayor parte <ie los escrito- 
res bascongados, la F es 
una letra de moderna intro- 
ducción en el alfobeto eus- 
karo. Obsérvase, en efeí^to, 
que los bascos puros, los 
que no conocen otra lengua 
t^ue la propia, y no han sa- 
lido de nuestras montañas, 
jamás pronuncian esta le- 
tra, cuyo sonido, (jue les 
ofrece grandes diíicultades, 
lo sustituyen siempre pjr 
el de una de las consonan- 
tss atines h, y/¿, /¿, y muy 
especialmente , por^ la p. 
Ningún aldeano bascongado 
pronuncia frnta^ fesfa, fal- 
(aiu, ifini, fa/'ra, etc., sino 
priita^ pesia ó uesfa, palta- 



fu, ivini, í^eniómini, var- 
ra, wzrre-a^ etc. — Obsér- 
vese, además, que casi to- 
das las palabras en que se 
nota la presencia de esta 
consonante son, ó de origen 
extraño y de moderna in- 
troduccioii, ó se halla en 
ellas la /'sustituyendo á al- 
guna de Las consonantes ati- 
nes ya expresa las, como se 
verá en las pocas voces que 
á continuación ajmrecen: 

Faltatu, faltatzen, g. fal- 
tan, fal taten, 1). pron. por 
la ^íian generalidíid, valfa- 
///, vrflfafzcn , faltar, (man- 
querj. — Sin.: akitu. ;(lhao 
supone este verbo derivado 
del latin falle re. ^ 

Far-ra, par-ra. g. barre-a, 
b. isust. ; risa, (le rire). -si- 
nónimo: Irri-a. 

Far-ra-egin,far-egin, par- 
egin, g. ])ari-e-egin , bar- 
egin, 1). reir-se, (^rire). 

Faza, g. magestad, pom- 
pa, fausto, ostentación, (fas- 
te, vaine ostentation). [hhao 
se inclina á la procedencia 
de estíi voz de la latina fas- 
tit>s '•. — Faza eflerrea)i, con 
gran magestad, á sus an- 
chas. 

Fede-a, fedi-a, d. d. fé, 
(foi;. — Del latin fieles, fldei. 

Fierra, 1. satisfecho, glo- 
rioso, audaz, altanero, (sa- 
tisfait, glorien X , hautain, 
altier). 

Fierrago, j^^comp.l mas sa- 
tisfecho, mas glorioso, ¡plus 
glorieux, plus satisfait). — 
JJeriv. del latin.] 

Frutu-a, fruitu-a, pru- 



ím 



GAB— GAL 



tu-a, (l.d. fruto, producción 
(le los árboles y de las plan- 
tas, (fruit, production des 
arbres et des plantesJ.-Fi>(. 
provecho , utilidad, (proftt, 
útil i té). 

Ga, proposición negativa 
que equivale al 6m de la 
lengua castellana. 

Gabe, g. 1. s. bn. — Sinó- 
nimo de Bago. \\.] 

Gach-a, b. — V. Gait/-a. 

Gai-a, gay-a, kai-a, 1, g. 
1. bn. s. gei-a, b. ekai-a, 1. 
ekhei-a, bn. s. — Como sus- 
tantivo, materia, asunto, 
(matiére, snjetj. — Como ad- 
jetivo, apto, capaz, propio 
para algo, fapte, capable, 
propre a...) 

Gai-a, 2^ s. — V. Gau-a. 

Gaicho-a. — V. Gaiso-a. 

(jaiñ-a. — V. Gan-a. 

Gaindu, gaintzen, g. gain- 
ditu, gainditzen, 1. s. bn. 
gañeratu, gañeratzen, g. b. 
y á veces, aunque poco fre- 
cuentemente, en la forma 
contracta, gañartu, ganar- 
tzen, g.J aventajar, supe- 
rar, dominar, (vaincre, sur 
passer). 

(xaiso-a, g. b. gaisu-a, g. 
gacho-a, b. gaizo-a, 1. bn. 
, 1] pobre, infeliz, desdicha- 
do, pobrecillo, [término de 
afecto ó de compasión] (pau- 
vre, malhereux). — \2] en- 
fermo, achacoso, (malade). 

Gaitz-a, g. 1. s. gach-a, b. 
[1, sust.] enfermedad, des- 
gracia, achaque, (maladie. 



indisposicionj.-.2,adj.] d.d* 
dificil, (difñcileK^ 

Gaitz-egin , d. d. hacei-" 
mal, causar daño, (endom — 
mager). 

Gaitzgille-a, gaizkille-a_ 
gaizkiñ-a, g. gaiztagille-a 
gach-egille-a, b . gaichtagi 
n-a, b. 1. s. bn. malhechoi^ 
(malfaiteur). 

Gaitz-iritzi, g. b. parece 
mal, encontrar mal una ce» 
sa, (trouvermal). 

Gaiztakeri-a, g. b. gaii.^ 
takerija, gastakerija, gaic >: 
takeri-a, b. gaixtakeri-a, ] 
s. bn. gaiztokeri-a, s. m^l. 
dad, fméchanceté). — Se u«á 
muy comunmente refirién- 
dose á las travesuras de 
los muchachos . 

Gaizto-a,g. b. gaisto-a, h. 
gachto-a, b. s. gaichto-a, k 
gaixto-a, 1. malo, (mauvais. 
méchant). 

Galai-a, [1] g. b. [sustj, 
mozo, joven, mancebo, se- 
ñorito , (jeune garcon).- 
[2, adj.j galano, elegante, 
esbelto, pulcro, bello, (beau, . 
joli). 

Galant-a, g. b. hernioso, 
grande , rollizo , robusto, 
(beau, robusto, fon, vigo- 
reuxj. 

(jaldetu, galdetzen, g.l^- 
1. galde-egin, 1. galdatu, bu- 
preguntar, (demander, in- 
terroguer). 

Galdor-ra, gallor-ra,gal- 
yur-ra, gaildurra, g. b. cús- 
pide, cima, cumbre, (cime, 
sommet).— Sin.: gañ-a,ton- 
tor-ra. 

Galdu, galtzen, d.d. gal- 



GAL— GAR 



301 



lu , galduten , b. perder , 
perdre). 

Galeper-ra, g. b. codor- 
liz, (caille).— íCtim.: Gari- 
^per-ra, perdiz de los tri- 
bales. 

Galgarri-a, d.d. pernicio- 
50, (pernicieux). 

Galloiiiu, gallort '.en, g. b. 
sobresalir, asomar en una 
3ima, ó cumbre, (surpasser, 
exceller). 

Gañ-a, g. s. gaiñ-a. g. b. 
s. bu. sobre, encima, (sur, 
dessus), la superíicie, (la 
surface^. — Oain heliera, 1. 
s. bn. de arriba para al)ajo, 
Jubieudo y ba,jando. 

Gañera, g. li. además, (en 
utre, par dessus). 

(5aragar-ra, d.d. cebada, 
3igue). 

Garagar-illa, g. b. el mes 
e Junio, (le mois de Juin). 
--Etim.: «Mes de la cel)a- 
a». — Siíi.:udaill-a,g. erea- 
>-a.l. ekain-a,s. bagill-a, b. 

Garaitu, garaitzen, g. 1. 
íiraitu, garaituten, 1). gar- 
aitu , garhaitzen, s. bn. 
ancer, sobrepasar, domi- 
ir, (vaincre, surpasser). 
Garaitut)en-a, g. garaipe- 
*a, g. 1. garaimen-a, b. vic- 
aria , triunfo , (victoire , 
w'antage).-Etim. De garai, 
ícelente, [prob. derivado á 
1 vez de gañ ó gain, sobre, 
icimal, sobre-pasar, ven- 
H*. — sin.: Graraitz-a , ga- 
Aite-a, garaitoado-a. 

Garbi-a, d.d. limpio, pu- 
o, propio, neto, (pur, pro- 
re, net), 

Garbitu, garbitzen, (\.(\. 



limpiar, lavar , purificar , 
(nettoyer, laver, purifier). 

Gari-a, g. 1. garija, b. tri- 
go, (IVoment). — Sin.: bihi-a, 
sul.** 

Garizuma, g. b. 1. bn. go- 
racluima, s. cuaresma, (ca- 
rénie). 

Gar-ra, g. b. ]>n. kar-ra, 
1. llama, /ílamme).-iS?< fa ga- 
rrezho leizean, lit. en el 
abismo de fuego y llama, 
I en el infierno]. 

(farratz-a, g. b. 1. khara- 
ts-a, kbarax-a, bn. s. amar- 
desabrido, acre, moi- 



KO. 



daZ; áspero, violento, seve- 
ro, (amer, ápre, violent, sé- 
veré'. — Sinón.: garrach-a, 
garlach-a, latz-a, gogorra. 

(iarratzki , agriamente , 
acremente, (le mal humor, 
/"aigrement, durement).- Si- 
nónimos: Gogorki, lazki. 

Garrondo-a, g. b. garrai- 
t-a, garzota, b. garhaite-a, 
tarzheta, garkliotch-a, bn. 
cogote, nuca, ("occiput, nu- 
que). — Sin.: kokote-a, ko- 
kalde-a, garkochilo-a, kar- 
zeta.— De gar-ra ó har-ra, 
el casco de la ca!)eza, y on- 
do-a. lo que está cerca. 

Garrote-a, jjarrote, (ga- 
rrot). — Es voz bascongada. 
según Larr., y se dijo de 
garjofe, ])egar, sarufíir en 
la cabeza, especialmente, 
hacia el cas'*o, que se llama 
gar y karra, y de aqui el 
cogote garrtjfifju ^ y Jo, Jo- 
fea, peinar, golpear, sacu- 
dir, «y en la especie de es- 
grima que se aprende de ju- 
gar al garrote, siempre se 



3U3 



GAS— GEN 



tira á la cabeza, y es villa- 
nía tirar el golpe á las pier- 
nas.» — Sin.: Agaa, agai-a. 

(lasiia, 1. — Y. Gazt-a. 

(iau-a, gaba, g. h. 1. bn. 
gai-a, s. noclio, (nuit^. — Si- 
nónimo: arrats-a. 

(iaiir, g. 1). n. hoy, lau- 
jourd'hui). — Sinón.: egun, 
1. s. bn. 

(iantegun, ¡^eontrac. de 
(jatf> ia Cijun\, noche y (lia, 
sin cesar, (jour et nuif, sans 
cessel. 

Gauz-a, d.l. cosa, (chose). 

Gauz-eza, de ijauz-a^ y 
la negación cz]^ cosa que 
no sirve i>ara su objeto, co- 
sa inútil, (futilité, chose iuu- 
tile). 

(lazta, g. gaztai-a, b. gas- 
na, I. s. bn. (|ueso, (fronia- 
ge).-Etim.: ^'ogun Moguel, 
«j)apillavla salada y fortiíi- 
cada ) . 

Gaztañ-a. g. b. gaztain-a, 
1. s. castaña, (chataignei. — 
Según Lai'r. el castellano 
h.i tomado del bascuence 
esta voz. 

Gazte-a, ga'.ti-a, d.d. jo- 
ven, (jeune). — Gazlofandih, 
desd€ joven, Alepuis la jeu- 
nesse). 

Gaztelatu-a, d.d. lit. en- 
castillado; , í'astellanizado, 
(castellanissée). 

Gaztelu-a, d.d. castillo, 
( chateau). — De esta voz pro- 
cede , según general opi- 
nión, el nombre de Castilla. 

Gazteri-a, d. d. la juven- 
tud, (la jeunesse, lesjeunes 
gens). 

Gaztetasun-a, g. i).l. gaz- 



tetarzun, s. bn. juventud, 
adolescencia, (jeuivesse).— 
Sin.: gaztetz-a , gazteera, 
gazte-denbora. 

Gaztiga, gaztigatu, gazti- 
gatzen, 1, g. b. 1, bn. avi- 
sar, hacer saber, enviar una 
comisión, ffaire savoir, en- 
voyer une commissíon).— 
2, g. i), castiga?-, (punir, co- 
rriger). — Larram. pretende 
((ue el verbo castellano se 
tomó del bascuence gazliga, 
gazfigahí, avisar, corre. ir, 
ó bien de ctsii, astUu^ que 
en el dialecto bizcaino, sig- 
nitica azotar. 

Gedar-ra, b. grito. — Sinó- 
nimo de Deadar-ra. 

Gei-a, d. d. acrecenta — 
miento, (accroissement, ^vum 
mentationj. 

(jeiago ó geyago, g. b. 
gehiago, 1. bn. s. [comp. 
geí], mas, í plus, davantag 

(ieiegi ó geyegi, g; 
[sup. de gei\ , demasiad 
(trop, excessif). 

Geiegitu, geiegitzen, ig 
yegitu, geyegitzenj, aum^ ^m 
tar , acrecentar, abulta. í-. 
exagerar, ponderar con &js- 
ceso. 

Geinean ó geyenean, k^- 
ienian g. geijenean, b. ge- 
heenetan, 1. s. bu., adv. las 
mas veces. 

Geitu; geitzen, g. b. au- 
mentar, (augmenter).— Si- 
nónim: geiagotu, aundite. 

íiela, d.d. cuarto, habi- 
tación, vivienda, (i*,haiabre!. 

Gelditu, gelditzen, d.d. 
parar, ([uedar, cesar, dete- 
ner-se, permanecer, (rester, 



OEN—ÜIZ 



398 



cesser, arreter, s'arreter). 
-^Geldi-erazo, [forma pa- 
siva], hacer parar, detener. 
Génasi-a; genastu-a, g. 
turbado, alterado, trastor- 
nado, Ctroublé).— Etimolo- 
gía: probablemente de Gei 
y ^lasi, nastu ó naastu. 
Gerla, gherla. V. Gerra. 
Gero, d. d. adv. después, 
(aprés). 

Gorra, g. b. gerla, gherla, 
1. 8. bn. guerra, (guerre).— 
Larr. opina que es voz ous- 
kara, formada de gazierra 
6 guzievre-a, «todo (fuema- 
<Ío y abrasado i, queesefec- 
t:o de la guerra, ó de gu-er- 
^*€ik, gn-erreak 6 geií-er- 
^^^ah, «quemados y abrasa- 
dlos nosotros». — Chao duda 
^utre su procedencia célti- 
^51, como derivación de la 
I^Titigua voz irer,()\H, ens- 
acara de gialu-erra, «lucha 
^-rdiente, cruel, encarniza- 
ba». — Sin.: guda. 

Gerrari-a, gherlari-a, gue- 
rrero, (guerrier).~Sinóni- 
^imo: gudari-a. 

Gerri-a, g. l.bn. s. garri- 
jja, b. cintura, talle, ícein- 
"ture, taille^. 

GertAtu,gei1:atzen, g. ger- 
tau, gertatuten, b. gei-thatu, 
Kerthatzen, 1. s. bn. suce- 
der , acontecer , acaecer , 
ísurvenir, arriver). — Sinó- 
nimos: suertatu, g. azerta- 
du, jazo, apukatu, b. 

Gertu. — El lie." Suescum 
lo emplea como sinónimo 
de Gcriaiii, 

(rezkati-a, gezkatija, 1). 
escrupuloso, (scrupuleuxj. 



— Sin.: aurtukitu-a, aurtu- 
kizti-a, aurtukiztun-a. 

Gezur-ra, g. 1. bn. s. gu- 
zur-ra, b. mentira, embus- 
te, falsedad, (mensonge). — 
Gezurra diniri , parece 
mentira. 

Gezurrez, g. 1. bn. s. gu- 
zurrez, b. mentirosamente, 
con engaño, con falsía, (men- 
songérement). — Ez nator 
gaur guzurrez, no vengo 
hoy con embustes, ó con 
falsía. 

Gezurtatu , gezurtatzen, 
g. 1. guzurtatu, b. desmen- 
tir, (démentir). 

Gezurti-a, g. 1. s. bn. gu- 
zurtija, b. mentiroso, em- 
bustero, (menteur). 

Ghorte-a, 1. la corte, (la 
cour, les palais). 

Gibel-a, 1, d. d. hígado, 
(foie).-Fig. Gizon gibelone- 
nua, hombre de buena pas- 
ta, (homme de bonne com- 
plexión, de bon caractére). 

(libel-a, 2, b. 1. bn. ati-ás, 
parte posterior, espalda, (le 
derriére , le dos). — Etche 
gibel-a^ la parte posterior 
de la casa, (le derriére de la 
maison). 

Gichi, b. — V. Guchi. 

Gisa, d.d. modo, manera, 
apariencia , (mode , faQon, 
apparence). 

Gizen-a, d.d. gordo, grue- 
so, craso, (gras, graisse). — 
Sin.: lodi-a, mardul-a, po- 
cholo-a. 

Gizendu, gizentzen, d. d. 
engordar, (engraisser). — Si- 
nónimos: loditu, mardultu, 
pocholotu. 



:iulc 



394 



(HZ— GOI 



(TÍzon-a, g. 1). ghizou-a, 
1. s. bp. hQinbre, (homiue). 
Etim.: prob. de giza-on-á, 
«(^e l^fíripo^^ íjiparienciai , 
conjo creado (jue es á seme- 
janza (le Dios. 

(loartari-a, g. godartari-a. 
1). guardador, custodio , pa- 
trono, ígí^rde, gardien). 

(iogo-a, gogua, d.d. pen- 
saipiénto , despeo , inclina- 
ción, afecto, ípensée, désir^ 
inclinationj. — Gogoilhan , 
d.d. de buena gana, (de bon 
c^ur).— Sin.: poz-pozik. 

(j^ogoragarri-a, d.d. me- 
moranlo, (mémora|jle). 

Gogoratu, gogorátzen, d. 
d. acordarse, ocurrírsele á 
uno, (se rappeler, venir á la 
pensée).— Sin,:gomutau, b. 

Gogor-ra, d.d. duro, fuer- 
te, resistente. — Fig. acer- 
bo, áspero, cruel, rigoroso, 
desapa ible , (dur , cruel , 
f^rme, solide; fig. rude, se- 
vqrej.— Sin.: garratz-a, la- 
tz-a. 

Gogorrago, d.d. Lcomp.,, 
mas duro, mas fuerte, más 
esforzado , (plus dur, plus 
fort). 

Gogorregi, [^^np.;. dema- 
siado duro, fuerte ó resis- 
tente. 

Gogortasi^u-a, d.d. dure- 
za, firmeza, acrimonia, ai. - 
perez^, vigor. (Dureté, fór- 
mete). — Sin.: garraztasu- 
n-a, laztasuu-a. 

Gogórtu-a, d.d. duro, en- 
durecido, (dur, endurci). 

(loi-a, alto, elevado,(haut, 
elevé).— írot-an, en alto, en 
lo alto, fen haut),— ¿?o¿ye- 



ncii baten, b. eu un lugar 
alto. 

Goibel-a, d. d. oscuro, 
sombrío, {oscur, sombre). 
Üicese generalmente del 
cielo ó del horizonte."— Fig. 
triste. — lítim.: Goi-íielfi-a. 
=En la montaña de Nava- 
rra designan á las nui>es 
con el nombre de goWeUik, 

Goira. — V. Gorá. 

(Toitalchatu , goitaltzatu, 
I lit. levantar por lo alto , 
ensalzar, alabar, (agraudir, 
exalterj. 

Goiti.ca, de arribi, desíjií 
arriba , (de haut;.— Ooí/íA 
üeera, de arriba abajo, de 
la cabeza á los pies , (de haut 
en bas, de la tete aux pieds-. 

Goititu , goititzen , d.d. 
elevar, levantar, erigir, «.éle- 
ver). 

Goitu, goit^en, so)) epn- 
jar, vencer, humillar, (vain- 
cre). — Sin.: mendekatu. 

Goiz-a, d.d. gos-a, gox-a. 
goich-a, b- la mañana, (ma- 
tinj. -Significa tamineu, sin 
duda por extensión, ietU' 
prano. (De.bonne heureoii 
trop ioi).'Goiz<"'n, goizwn, 
goxiauy AA. á lamañjiiin, 
(dans le mí^tin;. 

Goizalba, lab. despeiti- 
miento, acción de desper- 
tar, (reveil). 

Goízalde-a, g. gosalde-a^ 
b, hacia la madrugada, fá 
la pointe dujo^r). 

Goizean-goi^fi, d.d. de ma- 
ñana, de madruíí^a, (de 
bon matin). 

Goizeko-a. d.d. de maña- 
na, (des xxidXm), —Goízi^^ 



(ÍÓL— GCJZ 



ieza entzun det, héf oido 
risa de mañláha. 
ÍTolkho-a, 1. s. hn. Véase 
•ofko-a. 

ÍTolpe-a, g. b. kolpe-a, g. 
. 1. tolpia, g.-bn. s. golpí^, 
oup). — Efim.: Según La- 
umendi, de ñoláspe-a, que 
rop. sígnifféa* «sopapo», la 
iínffttad\i i\\\é allí áe daf se 
amó kolpe-a, y de allí por 
stension á otros golpes , 
erídas y eontnsioiies. Chao 
)ntirina también hi etimo- 
yfiSí ba'sc* de esta voz. 
(xolpélcíí, kolpefca, h gol- 
eas, (á cóups de...) 

(íoiriutau, goimiíatzíen,b. 
inórt.'* áé Oofforafu: 

Gon-at;g.b. enagua, giiar- 
a-piés, (cotillóTi). 

(fora, d.d. arríba, á ó en 
> alto, (en haut). 

Goratierák, g. b. gV)rabe- 
enik,l.'S. bri. caAiMos, a'I- 
íracioñes; Fig. vicisitudes, 
ihangements, altératioñs': 
.<r. vicissitudes). =tLi(tra' 
engora-herah, l-aí; ondu- 
iclones del terreno. 

(W^átu, goratííeb, d.d. go- 
atutisn, b. ífótíender, subir, 
levar, levantar, íélever, s* 
lever).— Sin.:alc5ha1!u, d.d. 
skat«,s."-roi\c. 

Gorde . gordetzen, g. 1. 
orde, gordeten, b. gorda, 
ordatu, gordatzen, 1. bn; 
uardar-s3, ócultar-se, es- 
onder-se, conséfrvüi', (gaV- 
let*, so gairler, cacher, se 
.acJier). — Fig. defender , 
>roteger, amparar, (déferi- 
.\re, proteger). 

Qorde-a, did. oculto, es- 



condido, guardado, (caché). 

Gordétí:álle-a, g. bl ¿iaf- 
drfrfoi', giiárdiátí, (gárdíeh). 

Gorputz-a. g. b. 1. goií'phl- 
tz-a, korphtfz-a, s. bn. cuer- 
po, (corpsj. 

Gor-ra, d.d. sordo, (sotlrd). 

Goi-ri-a, d.d. ehcarñ'ádo, 
rojo, (rouge).— Fig. desrft!í- 
do, (nii). — LdrrU'tforHdh^ 
encarnes vivas, déánudo, 
(nü , sana véteíñerrts) . — 
Egun (jorH-a^ met. (ífa ma- 
lo, (lia terrililé. 

Gor roto-a, g. li. abbi^ré- 
cimiento, odio, réife'ór, (fttíf- 

ne, raneüñeV— Siii.: étsáir 
go-a, g. b. ófiñ-a, b. erra", 1. 
bn. igori-a , gait'/eri-a', b. 
gait7eí*izko-a, g. b. erren- 
kura, 1. areriótasuri'-a, b. 
hudigó-a, 1. aierkunrf-a, b. 

Gosaldu, gosaltzéri^ gl 1. 
goizaldu, gór/altiien', b. gó- 
xaldu, b. desáYü*ñar , al- 
morzar , (déjeuner). -^Eti- 
mología: Stígiiil A'slkríók , 
í Apol. yi8i, eíiuiVaré á «for- 
tificarse ó íiaceí*stí poderoso 
por la iriañkila», Cotíib cotü- 
pü'efeto de .(jfo^-rt, govb'd ó 
goiz-a, y el vérbó'dí^í'n, for- 
tificarse; haóersé podfeyi6s'o. 

Góse-a , d. d. háiribl-e , 
(faim). 

Gó^ete-a, goseti-a, gl 1. 
gosetija , b. hambriento , 
aft'amé). 

Gozatu, gozatzerí, g.l.bn. 
gozau, gozaten, 1). [e^ raiz 
base.*], gozar, aprovechar, 
poseer, (proliter, jouir de, 
posséder.) = apaciguar-se, 
calmar-se, (apaiser, adou- 
cir^. — Sin.: emaatu, otsan- 



896 



(K)Z— (iíIR 



du.=Uacerse afable, (deve- 
nir aimable, coinplaisantj. 
—Sin.: arraitu, emajíuritu, 
lanotu, orkortu. 

(iozo-a, d.d. dulce, agra- 
dable, sabroso, (doux, sa- 
voreux);=Id. 1. bn., K^ce, 
(.jouissance).= Id. en lab. 
[sust.], jugo. ^Lurrahbar- 
nean baditu asho gozomiie' 
la, • La tierra tiene ó posee 
dentro de sí, [en sus entra- 
ñas], muchas especies de 
jugos. — (La terre contient 
dans son sein beaucoup de 
sortes de sucs). — Sinón.^'^en 
este último concepto, eza- 
de-a, ezkotasun-a, g. b. zu- 
hatz-a, 1. s. bn. 

Gozotsu-a, d. d. gozoso, 
deleitoso, (joyeux). 

Griña, g. b. inclinación, 
(inclination).— En 1., según 
Van-Eys, cuidado, ín.|uie- 
tud, escrúpulo, (soin, souci. 
scrupule). 

Griñatu, griñatzen, g. b. 
inclinarse á algo, (tournei* 
ses inclinationsj. — *G¿zona 
mneiati GHiÑATUBA.í/rt^o tja- 
chera*, [Moguel]. í]l liom- 
bre se halla inclinado al mal 
desde su infancia. (L'hom- 
me se sent incliné au mal 
depuis l'enfance). 

Gu, guk, d.d. geu, geuk, 
b. pron. pers. de la 3.» per- 
sona del plural, nos, noso- 
tros, (nous). 

Guan, goan, 1.— V. Joan, 
joaten. 

Guchi, gichi, g. gichi, b. 
guti, gutti, 1. bn. s. poco, 
Tpeu). 

Guchiago, gichiago, g. b. 



gutichago, 1. gutichiago, s. 
gutiago, 1. [comp.j, menos 
imoinsh 

Gucíiicho, g. b. gutichko^ 

1. bn. s. demasiado poco 

(bien peu). . 

Gucliitu, guchitzeii, g. gi — 
chitu, gichitzen, b. gutitu ^ 
gutitzen, 1. disminuir, re — 
bajar, aminorar, (diminuei^., 
rabaisser). 

Guda, gudu-a, d.d. com — 
bate, lucha, disputa arma.— 
da, (combat, rixe). 

(xudari-a, d. d. guerrerc3 
combatiente, (guerrier). 

Gura, gurari-a, g. b. de- 
seo, apetito, (désir, volonté). 
Acomp.^de las terminacio- 
nes auxiliares corresponda 
II i{uerer, (^vouloir). 

Guraso-a-ak, g. b. burha- 
so-a-ak, los parientes, abue- 
los ó antepasados, (les pa- 
rents). — Sin.: Asabak. 

Gurdi-a, g. burdi-a, ¡:, 
carro, (char). 

Guri-a, (i. d. 1. -blando, 
tierno, suave, mantecoso, 
(mou, tendré, beurre).=í¿, 
g. mantequilla, (petit pain 
fait avec du beurre frais et 
du sucrej. 

Gurutze-a, g. 1. b. kuru- 
tze-a, b. gurutz-a, n. bn. 
kliurutche-a, s. cruz.ícroix). 

Gurtu, gurtzen, [y gur- 
tutzen], g. b. 1. y también 
gurkatu, gurkatzen, signi- 
fica propiamente t saludar 
inclinando ó bajando la ca- 
beza», (incliner la tete en 
saluant), de gur, g, b. kur-r 
1. bn. reverencia , saludo ^ 
(révérence, salut).-Fig. ado- 



''1 

i 



GUT— H^I 



8d7 



latrar, reverenciar, 
, vénérer, révérer). 
rfíi como gurkafii, 
an lo mismo, pero 
istiiitas terminacio- 
hiriu, según Larr., 

> transitivas del neu- 
tanto ((ue gtirkatit^ 

> del activo, 
gutichago, 1. Véase 

gucJdago. 

:iozo-a, gutizitsu-a, 

50 5 í^Aésireux). — 8i- 

►: Irri/kin-a. 

-a, g.l.bn.s. guzti-a, 

do, (tout). 

aldun-a , poderoso , 

puede todo, (puis- 
- [Dicese principal- 
le Dios]. 

z, guztiz, d.d. muy, 
), (tres). -En los corn- 
os, sobretodo, (tout). 
iró, guziró, [aclv. de 
muy, del todo, abso- 
tite, enteramente. — 
ioró, deblaukí, ertsi- 
ró. 
iz, [signo del super- 

muy, del todo, com- 
ente, (tres, surtout, 
ment). — Sin.: chit, 

ir-ra, b. V. Gezur-ra. 
irtija, b. Véase Ge- 



ma letra pO(|uísimo 
íu los dialectos bas- 
).inos, y aun puede 
que completamente 
ua, pues no tiene va- 
inico alguno. La ma- 



yor parte de los escritores 
están conformes en que pue- 
de y debe suprimirse, y al- 
gunos, como el P. Larra- 
mendi, opinan que debe sub- 
sistir únicamente para la 
distinción de ciertas voces 
e.piívocas. Son, sin embar- 
go, contadísimas las que se 
liallan en este caso, y como 
(juiera que en la pronuncia- 
ción no hay tampoco medio 
de distinguir estas voces, 
que deben dejarse al buen 
sentido del lector , opino 
que, siguiendo el principio 
do que la escritura debe 
conformarse todo lo mas 
exactamente posible con la 
pronunciación, la h debe su- 
primirse en absoluto en los 
dialectos de aquende el Bi- 
dasoa, en los que es un sig- 
no completamente inútil y 
redundante. No sucede asi 
en los dialectos basco-fran- 
ceses, en los que la //, que 
aspiran á la manera que lo 
hacen los ingleses y alema- 
nes, tiene su valor eufónico; 
creo, sin embargo, que aun 
entre estos, se abusa quizás 
algún tanto del uso de esta 
letra, pues apenas se en- 
cuentra una voz donde no 
haya sido introducida. 

Hain, hain. V. Ain. 

Hainbertze. V. Ainbeste. 

Hainitz, 1. bn. hainitch, 
s. muy, mucho, (tres, beau- 
coup). — Sin.: asko , arras, 
guztiz. 

Hain sarri, 1. al punto, al 
instante, faussitót). 

Haize-a. V. Aize-a, 



398 



HAN-I 



Handi-a. V. Antiia. 

Hantlitasuii-íi, handitar- 
sun-a. V. Anditasun-a. 

Harén. V. Aren. 

Har^atik. V. Argatik. 

Harit/i-a. V. Arec.h-a. 

Hark. V. Ark. 

Hartu, hartzen. V. Artu. 

Hase, hasetu. V. Ase. 

Hasi, hasteii. V. Asi. 

Hastatu, hastatzeu, 1. to- 
ttar, tentar, rtfiter, touoher, 
manier (ioucement). — Sinó- 
nimo: nkitu. 

Hats-a, liax-a, s. bn. Véa- 
se Asnase-a. 

Hau. V. An. 

Haur-ra. V. Aur-ra. 

Hauta, hautatn. V. Au- 
tatu. 

Hautsi, hauzten. V. Ausi. 

Hanzi-a. V. Auzi-a. 

Hedatu, hedatzen, edatii, 
edatzen, 1. s. bn. edegin, g. 
1). estender-se, (étendre, s' 
éteudrej . — Sinón . : zai)aldu, 
iu/atu. 

Heldu. V. Eldu. 

Herresta, 1. bn. hereoha, 
bn. herexa [Pouvreau], hne- 
Ha, vestigio, re ^uero," (tra- 
ce, trainée). — Van-Eys opi- 
na que procede de hcrstu\, 
apretar, oprimir, (serrer), 
pero quizás puede provenir 
do arvasta, errasta, arras- 
tre, de donde ha tomado el 
castellano su verbo arras- 
trar. — En los dialectos bas- 
co-hispanos se ven usados 
arrastaJia, errastaha , «á 
rastras, rastrando». — Sinó- 
nimos: hatz-a, oinhatz-a. 

Hestu-a. V. Estu-a. 

Hertsi-a, ertsi-a, 1. her- 



xi-a, s. bn. estrecho, apre- 
tado, oprimidt), (éfroil). 

Higaro, higatzen. Véase 
Fgaro. 

Hiri-a. V. Iri-a. 

Hiritar-ra'. V. Iritar-ra. 

Hirugarren-a , liirtifrgar- 
ren-a. V. lrrtffiirr*^ñ-a. 

Hitz-a. V. Itz-a. 

Hoberen-a. V. Obe-a. 

Holako. V. Orrelako. 

Hor. V. Or. 

Horm'a. V. Orma. 

Hortakoitzat, 1. para eso- _^ 
(pour cela). 

Hotz-a. W Ot'z-a. 

Huna. V. Ona. 

Hunenbat eta ai^bat, lal^ . 
tanto y tanto, tanto y ta «ñ- 
bien, (taat et si bien). 

Huntan. V. Ontan. 

Hura. V. Ura. 

Hura, d.d. pron. detíi^ *, 
a (uel, aquella, aí(uello, (c -*«- 
lui-La). 

Hurbildi, hurbirtzeil, 1. 
s. bn. aproximar-se, ace& ~r- 
car-se. (approcher). — Hu ^'- 
bUdifí, de cerca, fde prés^^ . 

Hurran, hurren. V. ly r- 
rean. 

Hurrun. Véase Urru 'm, i , 
urruti. 

Hustu-a. V. Ustu-a. 



£ 



I — Significa esta vocal ^« 
bascuence, segiin Astarlc:i?i, 
«penetración, sutilezai. 

I, ik, g. b. n.bn. hik, 1- s. 
bn., pron. personal de la 5^.* 
persona, tu, (tu), en el ti'íi- 
to ordinario, y al que reem- 
plaza en el cortés, el zu. 



IBA— ID U 



899 



ya, g. ihi-a, 1. Im. 
(jone). 

a, g. b. 1. bn. rio, ri- 

— sirióii.: ugalde-a , 

erreka, b. Ochaiid., 

a. s.** ronc, uliait>:-a, 

-ra, g. b. valle, (va- 
•Significapropiamen- 
ipo próximo al rio». 
Irura, hará, errepi- 
au-a. 

, ibiltzen , g. ihili, 
, b. ibil, ibili, ibil- 
ebil, ebilli, ebiltzon, 
dar, mover-se. (mar- 
iiouvoirj. 

xri-a, d. d. andador, 
3go, el que anda mu- 
"and, bon marcheur). 
so-a, ichasua, iche- 
V. Itsaso-a. 
>-gi^on-a. V. Itsaso-a. 
ki^ ichekitzen, itseki, 
^en, g. itcheki, itjhe- 
1. etcheki, etcheki- 
n. aferrarse, asirse, 
rse, atenerse, estar 
ó pendiente de algo 
juien, tener asida al- 
isa, (tenirj. — Sinóni- 
;hatsi, g. b. atchiki, 
ki, b. itsatsi,g. eutsi, 
. b. 

Ichiten, b. Y. Utzi. 
domen-a, g. b. espe- 
f esperan ce), 
^on , ichogoten , g. 
), ichoroten, b. espe- 
péreí). 

-a,ichuba,g.b.itsu-a, 
bn. ixu-a, bn. s. cie- 
euglej. 
uen-a, g. b. itsnme- 

b. 1. ixnkeri-a, bn. s. 



ceguera , (aveuglement). — 
Sin.: Ichutasun-a. 

Ichura, g. b. itchura, 1. s. 
bn. apariencia, aspecto, (ap- 
parence, imagej. 

Ichuragabe-a , ichuraga- 
bi-a, g. b. destigurado, (dé- 
ñguré).— Sin.: Ichurgi-a, b. 

Ichusi-a, ichusiago. Véan- 
se ítsusi-a, Itsusiago. 

Idi-a, d.d. buey, (büeuf). 
Ktim.: Según Moguel equi- 
vale á «de buen pescuezo». 
I Idun galanta dabena!. 

[diki, idikitzen, g. idigi, 
idigiten, b. iriki, irikitzen, 
g. ireki, irekiten, b. ireki- 
tzen, g. ideki, idekitzen, g. 
1. bn. abrir, (ouvrir). — Sinó- 
nimo: zabaldu. 

Idor-ra, d.d. seco, ísec). 
Sin.: legor-ra. 

Idorri, idortu, idort/en, 
d. d. secar-se , agotar-se , 
marchitar-se , (sécher, fa- 
ner). — Sin.: agortu, leortu. 
liortu, sekatu. 

Iduri-a, g. b. 1. bn. udu- 
ri-a, s. irudi-a, g. b. seme- 
janza, parecido, ficción, fi- 
gura, ejemplo, idea, pare- 
cer, concepto, opinión, (re- 
ssemblance, figure, exem- 
ple, sentiment, avis, opi- 
nión). — Sin.: antz-a. 

Iduri, idnritu, iduritzen, 
g. b. 1. Irudi, iruditu, irudi- 
tzen, g. b. iduri, iduritu, bn. 
parecer-se, asemejar-se,ipa- 
raitre , sembler, ressem- 
blerj. — Niri ¿duritzen zai- 
dak, parecen) o á mi i|ue... 

Iduriko-a, g. b. 1. irudi- 
ko-a, g. b. parecido, seme- 
jante, (pareil, semblable). 



^ 



400 



lUlJ— IKA 



l(liirimen-a, á veces con- 
tracto i(lurmeri-a> f^. iru- 
(ii-a, g. b. iihui-a, 1. irude- 
tsi-a, bn. s. iniaj^inacioii , 
(Imagiruition). 

Ifar-ra. V. Ipar-ra. 

Ifini , iünt/en . ^. iíini, 
iíiiitoii, b. V. Ipiñi. 

Igan, igaiteii, 1. V. Igo. 

!^ande-a, 1. igandia, d.d. 
eliiomiii^o, (dimanche). — 
Sin.: doineka, goy. b. Igan- 
deoroko-a. I). iganderoko-a, 
g. dominical, (dominical^. 

Igandc-a, "2, g. b. ascen- 
sión, ascenso, subida, ele- 
vación, (ascensión). — Sinó- 
nimos: fuoera, g. i^oire-a, 
b. goiendo-a, 1. — Tratándo- 
se de la de .lesns á los Cie- 
los, se em|)lea con prefe- 
rencia el verbo zenfra- 
fze-a, 

ígandik-a, de ti. 

Igaro. igarotzen, g. igaro, 
igaroten, b. irago, iragoi- 
ten. 1. bn. iragan, iragaiten. 
1. igaran, igaraiten, s, bn. 
pasar, (])assei'). 

Jgar-ra, íigartu-a', g. b. 
iger-ra, eyar-ra, 1. eyliar-ra, 
bn. ibar-ra, 1. bn. s. seco, 
árido, (sec, aride).— Sinóni- 
mo: ídor-ra. 

ígarri, igart/en, Ty tam- 
bién igerri, igertzen],' g. iga- 
rri, igarten , b. adivinar, 
conjetnrar, notaj-, observar, 
presumir, (dévinor, obser- 
ver, conjecturer). — Sinóni- 
mos: asmatn, aztiatu. 

Iga/, g. b. igez, iyez, b. 
ijaz, 1. chaz, bn. el ano pa- 
sado, ¡ranee passéj. 

Igel-a, g. b. J. ihej-a, 1. 



rana, (grenouille). — Etimo- 
logía: Según Moguel, ígelra 
equivale á «el nadadon, 
\If)erijan dabillena] . — Si- 
nónimo: u jarasiu-a, b. 

Igeri, igari, d. d. nadan- 
do, á nado, (en nage). 

ígeritu ó igaritu, igari - 
tzen. d.d. nadar, (nager).— 
Mas comunmente se conju- 
ga igeri, con ayuda de au- 
xiliar. Igan nabil, igam za- 
biltzn, igari dabilL., etc. 

íges-i, igas-i, g. iñes, b-^ 

ihes, 1. bn. fuga, huite ^ 

(fuite). 

Iges-egiñ, igas-egin, ine&. — 
ein, ihes-egin, huir, (fair> . 

Iges-eragin , iges-erazo , 
iiacer huir, (faire fuir). 

Igo, igotzen, [y á vec 
iyo, iyotzen], g. igo, igotei 
b. igan, igaiten , 1. ikai 
ikaiten, s. bn. subir, ascei 
der, elevar, montar, eleva^ t- 
se, (monter, élever, s*él-^^- 
ver). 

Igoera, g. igoire-a, b. a •^- 
cension, elevación, (asee mu- 
sion).^— Sinónim.: Igande — ^, 
goiende-a. 

Igor, igorri, igortzen* /. 
bn. enviar, (expediré).— ^Si- 
nónimo: bialdu. 

Igorle-a, expedidor, (ex- 
péditeur).— Sinón.: bialt/a- 
lle-a. 

Ihesi, 1. bn. s. V. Iges-i. 

íhizi-a, l.s. bn. eiz-a, b.s. 
pájaro ó ave, caza en gene- 
ral, (biseau, gibier). 

Ikara, d.d. temblor, te- 
rror , (tf-emblement, ter- 
reur). — Sinón.: Izu-a, izi-5^i 
beldur-ra. 




1- 



1^ 



■* ' 



IKA— ILL 



401 



Ikai-a^arri-ü) d«d« terri- 
i>le^ temible^ espantoso, ^te^ 
n-íble)* — Sinón.: izugarri-a, 
izigarri-á. 

Ikarakor-ra, ^. b. ikara- 
Jkioi-a, 1. bu. s. tímido, iníe- 
d<j80, asustadizo.-Sin.: bil- 
tlurti-a, izuti-a, izipera. 

Ikaratu, ikaratzen, g. b. 1. 
iVchai'a, ikharatu, ikhara- 
t^zen, bn. s. temblar, estre- 
xnecei>se,acoquinar-se,ame- 
clrentar-se, (trembler;. — Si- 
i:i.óniiiios: Izutii, beWurtu. 
Ikai'az, d.d. temblando» 
m'^temblando. 

Ikasi, ikasten, g.b. ikhas, 
xiíhasi, ikhasten, 1. bn. s. 
at^prender, (apprendre). 

Ikatz-a, g. 1). ikhatz-a, 1. 
1 M\, íketz-a, b. inkhatz-a, s. 
c^arbon. (charbon). 
Ikliara. V. Ikara. 
Ikhasi. V. Ikasi. 
Ikusi, ikusten , g- b. 1. 
i khiis, ikhusi, l)n. ver,{voir). 
Ikutu, ikutzen, g. b. ukii- 
^-u, ukuten, 1). tocar, (tou- 
^•her). 

Ilbelty-a, g. iibaltz-a, b. 
^1 mes de Enero, fJanvierj. 
iCtim.: //-¿^¿/s-fl, mes negro 
^ lúgul)re.-Sin.: urthai*il-a, 
urthatsil-a, 1. bn. s. 
Uhun-a, l.s.bn. Y. lUun-a. 
U, ó ill, iltzen, g. 11, ilteíi, 
b.hily hiltzen, 1. s. bn. mo- 
rir-Be , matar-se , (morir , 
tuer), — Fig. apagar, oscu- 
reeer, (éteindre, effacer). 

llkintz-u, guip. matanza, 
(Qiassaere^. 

lll-a, 1, g. il-a, b. iúl-a, 
1. 8. bn. muerto-a, cadáver, 
(mort, cadavrei,-Lllak, ilak, 



hilak , los muertos , (les 
mortsj. 

lU-a, 2, g. b. 1. il-a, hil-a, 
1. bn. s. mes, fmois). 

lUargi-a, g. 1).^ Mam. 1., 
irargi-a, b. iretargi-a, bizc. 
Ochand., ilargi-a, n. ilhar- 
gi-a, 1. bn. argizagi-a, argi- 
zaita, s. argizaiti-a, bn. la 
luna, (lune).T-Etim. Ill-ar- 
gi-a, luz de los muertos, 
(lumiére de mort^ ó argí- 
Ul-íi, luz muerta ó pálida. 

Ille-a, illia, g. ule-a, ulia, 
b. ile-a, 1. bn. ilhe-a, ilhia, 
1. ilhi-a, s. polo , cabello, 
/^cheveu).— Lana , (laine) , 
tratilndose de los corderos 
y otros animales. 

Hiera, ilera, d.d. hilera. 
Voz bascongada que e (ui- 
vale, según Larr., á «modo 
ó forma de pelo, 6 cabello 
seguido y largoi, ui^ra],— 
Sin.: errenkada. 

lUerri-a, g. b. ilherri-a, 1. 
bn. cementerio, (eimetiére). 
Etim.: «Pueblo de los muer- 
tos», iU-erri-^. ¡Voz com- 
!)letamente semejante en su 
órmacion ala griega w^crí>- 
polis], 

lUkor-ra, ilkor-ra, ilkoi-a, 
d. d. mortal , perecedero , 
(mortel). 

• illun-a, g. 1). ilhun-a, l.s. 
bn. oscuro, sombrío, triste, 
fobscur, sombre, triste). 

lllunabar-ra, g. b. ilhu- 
]iabar-ra, l.s. el iiniochecer, 
el crepúsculo vespei*tiüo , 
la caida de la tarde, (cré- 
puscule). — Sin.: lllun-aur- 
re-a, g. 

Illundu, illuntzen, g. ilun- 



^r 



402 



IMI— IPI 



du, llunten, b. ilhundu, il- 
huntzen, 1. s.bn. oscurecer- 
se, (obscurcir, devenir obs- 
cur). 

Imichi-a,b.rMogiiel] chin- 
che, (punaise). Véase. ChU 
^nich-a. 

Iinini, imiñi, b. V. Ijdñi. 

Inchanr-ra, g. b. inzaur- 
ra, intzaur-ra, helzaur-ra, 
L s. bn. nuez, nogal, (noix, 
noyer). 

Indar-ra, d.d. fuerza, es- 
fuerzo, (forcé, eflfort). 

Indarti-a, g. indartija, b. 
indai*tsu-a, g. b. 1. indarzu-a, 
b. s. fuerte, esforzado, va- 
liente, (fort, puissant, va- 
leureuxj. 

Infernu-a, d.d. inpernu-a, 
g. b. infierno, (l'enfer). — Si- 
nónimo puro: Suleze-a, su- 
íeize-a^llit abismodefuegoj. 

Inguru-a, d.d. cercanía, 
inmediación, contorno, (en- 
viron, contour). 

In^ratu, inguratzen, g. 
b. 1. mgurau, inguratu, in- 
guraten, y también ingirau, 
ingiratu, b. rodear, (aller, 
tourner, autour). 

Iñardun , iñarduten , [y 
también jardmi,jarduten] , 
b. andar, ejercitarse, ú ocu- 
parse en algo. [Sin.** del 
nombre verbal Arí.] — Dan- 
tsean iñarduteko, b. para 
bailar, ó para ocuparse en 
bailar. [V. Ay% 2.] 

Iñautsi, guip. inausi, b. 
edaenzi, 1. podar, (tailler la 
vigne). 

Iñolaz ere, adv. sin duda, 
(sans doute). 

Iñon,g. iñun, b. nihon, 1. 



nihun, bn. s. en alguna par- 
te, en algún lado, 

Iñon ez, iñun ez, nihon 
ez, nihun ez, en ninguna 
parte, (nuUe part). 

Iñondik, g. de algún lado, 
(de quelque cote). — Iñonáik 
ez^ de ningún lado,(d'aucun 
cote). 

Iñor, iñork, g. inor, inok, 
iñok, b. nihor, nihork, 1. 
nehor, nehork, 1. bn. ihor, 
ihourk, s. alguno, (quelqu" 
un).— Tñor etortzeíi hcula 
si viene alguno, (si quelqu 
un vient). -Todos estos pr 
nombres acompañados d 
una partícula negativa, ó (L 
un verbo de igual signific 
cion, tradúcense por nadi^ 
ningún, ningimo, (persoK:-:i 
ne). — Ezrf/í IÑOR echian, m-% 
hay nadie en casa. 

Iñoiz, g. iños, inos, bi^cc 
nihoiz, 1. bn. alguna \^z^ 
(quelíjuefois). 

Iñoiz ez, iños ez.... etc. 
nunca, jamás. (xVvec la iie- 
gation ez, Jamáis). 

Iñun, iñun ez. — V. Iñon, 
iñon ez. 

lori-a, yori-a, 1. lodi-a, g. 
gordinflón, regordete, {fo- 
iélé). -Moltsa JoH-a, 1. bol- 
sa repleta, (boursebiengar- 
nie). 

Ipar-ra, ifar-ra, ipar-ai- 
ze-a,d.d. cierzo, norte, vien- 
to N. (nord, vent du nordj. 

Ipiñi, ipintzen, iftñi, ifli}- 
tzen, g. imini, iminten, imi- 
ñi, iminten, b. ibeni, ihen- 
tzen, 1. poner, colocar, si- 
tuar-se, (mettre, placer),- 
Sin.: Ezarri, 



ipü— im 



m 



Ipui-a, g. ipuin-a, b. 1. s. 
l30. fábula, cuento^ alegoría, 
CTablej. 

Ira, g. b. n. hira, 1. s. bn. 
ira, (colére). — EtÍDi. : «Su 
primera signilicacion era 
Tíeneno, ponzoña^ y porque 
no la hay mayor para el al- 
ma se le dio el nombre ira 
á este afecto ó pasión. De 
aquí la tomó el latin.» [La- 
rrameudil. La raíz es in- 
contestablemente basconga- 
da, pues se la encuentra 
formando parte de muchísi- 
mas voces, de cuya pureza 
no cabe dudar. 

Irabazi , irabazten, d. d. 
[y k veces también eraba- 
zi^ eralmztcn]^ gdiiids^ (gag- 
ner). 

Irabazi-a, erabazi-a, d.d. 
ganancia, (lucre, proflt). 

Irabiatu , irabiatzen , g. 
irabijau, irabijaten, b. mu- 
dar ó cambiar de postura ó 
sitio, trastornar , revolver, 
desconcertar, descomponer, 
batir, mezclar.— «/Wftvaw 
esnia ta arrauUzah, bizc. 
[Moguel], deshacer la leche 
y los huevos revolviéndo- 
los, batirlos. — Sin.: Iratio- 
tu, araulitu, goberatu, uhe- 
rritu. 

Irago, iragoiten, b. ira- 
gan, iragaiten, 1. bn. pasar, 
(passer). — Sin.: Igaro. 

Irakasi, irakasten, b. 1. 
erakasi, erakasten, g. ikas- 
ararí, ikasarazten, 1. era- 
kaxi, erakaxten, s. bn. en- 
Beñar... Censeigner). — Sinó- 
aimo: Erakusi. [V.] 

Irakatsi-a, b. irakasde-a, 



g. enseñanza, lección, (eu- 
seignement, legón). — Sinó- 
nimo: Irakurtza. 

Irakor-ra, fácil de airar- 
se ó encolerizarse. 

irakurle-a, irakurli-a, g. 
b. lector, ^lecteur). 

Irakurri, irakurtzen, d.d. 
irakurri, irakurten, b. leer, 
(lire). 

Ii'an-suge-a , g. sierpe , 
serpiente, (serpentj. — Smó- 
nimos: suge-a, sugarrats-a. 

Iratu-a, iraztatu-a, aira- 
do, lleno de ira, (faché, ir- 
rité). 

Iratzarri, iratzartu, ira- 
tzartzen, g. b. bn. irazarri, 
irazartu, irazarten, b. des- 
pertar, (reveiller). — Sinóni- 
mos: esnatu, g. ernatu, b. 

Iratzarri-a , irazarri-a , 
despierto, (éveilléj. — Sinó- 
nimos: esnatu-a, ernatu-a. 
— Fig. activo , listo, despe- 
jado, perspicaz, (vif).— Si- 
nónimos: ernai-a, zoli-a, 
oartu-a. 

Iraze-a, 1. iratze-a, bn. 
iratzi-a, s. ira, g. iria, b. 
helécho^ (fougére). -Sinóni- 
mos: garo-a, iñastor-ra. 

Iré, g. b. hire, 1. s. bn. 
pron. pos. [genit. de /, M], 
tu, tujro, tuya, (ton). 

Ireki. V. Ideki. 

Iretsi, iresten, g. 1. bn. 
iruntsi,iruntsiten,b. [Uriar- 
te], iruntsi, [Larr.-Arrue], 
irutsi , [Arrüe] , engullir , 
tragar, (avalerj. 

Iri, 1, g. b. hiri, 1. s. bn. 
[dativ. del pron. I], áti, (á 
toi). 

íri-a, 2, g.b. uri-a, g. uri- 



\ 



«>4 



ÍRI—ISI 



ja, b. biri-a, 1. s. bn. ciu- 
dad, (ville^. 

Iri-a, 3, b. ira, g. ira^se^, 
1. iratze-a, bn. iratzi-a, s. 
helec.-O , (foug^re).— Sinó- 
nimos: garo-a, iñastor-ra. 

Irichi/irizten, g. b. al- 
canzar, (atteindre, obtenir). 
iSin.: entitsi, ardietsi, jade- 
tsi, yadietsi. 

Iritar-ra, ^. b. hiritar-ra, 
1. s. bn. de la ciudad, ciu- 
dadano, ("citadin, citoyen). 

lrri-a,jg. b. bn. hirri-a, 1. 
em-a,s. [suBt.] risa,(ris, ri- 
re). — Sin.: far-ra. 

Irri-cgin, g. irrlz-egon, 1. 
irriz-ari, g. reir-se, (rire). 

Irritu, irrituten, b. rene- 
gar, encolerizar-se, incomo- 
dar-»e, (se fácher, se mettre 
en coléré).— Sinón.: Iratu, 
ii-aztata. 

Irritu-a, irrituba, }). aira- 
do, encolerizado, (taché, ir- 
rité). — Sin.: Iratu-a, irazta- 
tu-a, g. 

Irritz-a, g,b. codicia, ava- 
ricia, (cupidité). — Sin.: gu- 
ttizi-a, zikoznai-a. 

Irten, irteten, é ii-tentzen, 
g. [mas comunmente en esta 
última forma], urten, urte- 
ten, b. salir, (sortirj, pro- 
venir , (provenir) , nacer , 
(naitrc!. — Sin.: attera, joan, 
d.d. jalgi, 1. bn. elki, s. bn. 

Iru, g. b. hirur, 1. s. bn. 
tres, (trois). 

íruba, g. b. hirur-a, 1. s. 
bn. la cifi-a 3 , (le chiífre 
trois). 

Irudi-a, g. b. iduri-a, 1. s. 
bn. apariencia, semejanza, 
(apparence, ressemblance;. 



— alegoría, ficción, fábula, 
ejemplo, fallégorie, fiction, 
fable, exemple). 

IrngarreR-a, g. b. birur- 
garren-a, l.s. bn. el tercero, 
(le troisiémej. 

Iruki, iinikitzen, g. Véase 
Euki. 

Iruntsi, iruntsiten, i>Í8e. 
V. Iretsi. 

Irureun, g. b. hirureun, 
1. s. bn. trescientos. 

Irurogei, g. b. hirurho- 
gei, I. s. bn. sesenta, «soi- 
xante). — Etim.: Irur-ogei, 
tres de á veinte, 6 tres ve- 
ces veinte. 

Iruzki-a, ii-uzkiya, guip 
V. Eguzki-a. 

Isetu, iseten , b. calen- 
tar, (chauflfer, échauífer).— 
Sin.: berotu. 



Isil, isildu, isiltzen, gui 
ichil, ichildu, ichilduten, i 
ichil, icbildu , icbiiten, 
bn. callar-se, (taire, ae tai 
re). — En los d. d. pronú 
ciase con el sonido de tr- -^ 
francesa, como que da maKi - 
cado respecto al guip. 

Isilarazi, isilarazten, isL J- 
erazo, isil-erazten, [fonr^ti 
pasiva], acallar, hacer cei- 
Ilar, (apaiser). — Fig. apla- 
car, sosegar, aquietar,(aaoii- 
cir). 

lsilchurik,ichilchurik, b. 
callandito, solapadamente, 
(sans bruit, avec feinte). 

Isilgauz-a , ichilgauz-a , 
secrek), cosa que se callao 
reserva , (secret) . — Etimo- 
logía: De m7-^m<j3:¿/.— Sinó- 
nimos: goarpe-a, ezkutu- 
ko-a. 



I[. 



ISl— ITZ 



mb 



:a, icbüka, en secre- 
hurtadillaSy (en se- 

-a, g. callado-a, (ai- 

ix-se\ 

llu-a , g. b. espejo , 

, isuri, isurtzen, g. 
hur, ichiiri, ichour- 
n. s. verter, derra- 
verser, répandre). 
rU, itaitzen, g. b. 1. se- 
moissoner le ble). — 
: Igitaitu , igitandu, 

da , itantzen , b, it- 
mn, s. preguntar, in- 
ar, (demander, ínter- 

• 

ura, 1. V. Ichurn. 

itotzen, g. b. itlio, 
3n, 1. bn. ahogar-se, 
:, se noyer). 
so-a, g. 1. n. bn. icha- 
g. b, s. ichesu-a, b. 
id. ixaso-a, bn. itcha- 

s. el mar, fmer). — 
: cGomp. áQ is, agua, 
a, harto, hartura, col- 
'^opio de aguas. 1^ [So- 
^Sem. base. í, 186.] 
8-gizon-a , ichaz-gi- 

hombre de mar, ma- 

marinj. 

spe-a, itsaspera, bajo 

:', el fondo del mar. 

: ItsaS'pe, ó be. 

-a, g. b. 1. l)n. icliu-a, 

i, g. b. ixu-a, bn. s. 

faveugle\ 

[men-a, icliumen-a, g. 
iLisun-a, 1. ixukeri-a, 
, ceguedad , (cécité , 
lement). — Fig. obce- 
í, (éblouissement). 



Itsusi-a, g. 1. ichusi-a, g. 
b. ixusi-a, bUj s. feo-a, obs- 
(*eno-a, (laid, sale). 

Itsusiágo, g. b. ichusiago, 
[comp.] mas feo, (plus laidl 

ítsusita, itsusitzea, g. 1. 
ichusitu, ichusitzen, ichusi- 
ten, g. b. itsuskitu, itsuski- 
teuj b. ixusitu, ixusitzen, 
bn. s. afear, (enlaidir, dé- 
ñgurer) .—Fig. vituperar , 
recriminar. (Blámer , re- 
prendre quelqu'un). 

Itsutasun-a, g. 1. icbuta- 
sun-a, g. b. ixutarsun-a, bn. 
s. ceguera, ceguedad, (céci- 
té, aveuglementj. — Sinóni- 
mo: Itsumen-a. 

Itsutu, itsuten, b. ichut», 
ichutzen, g. cegar-se, (aveu- 
gler, rendre aveugle). 

Iturri-a, g. b. ithurri*-a, 
1. bn. uthurri-a, s. fuente, 
(source). — Fig. origen. 

ítz-a, g. hitz-a, 1. bn. s. 
palabra, voz, (mot, parole). 

Itzal-a, d.d. sombra, (om- 
brej. — Como adj. sombrío, 
oscuro, (sombre, obsour).— 
Sinónimos : gereiz-a, ke- 
reiz-a, kerízi-a. 

Itzalean, g. b. itzalpe-an, 
d.d. á ó bajo la sombra, ("á 
Tombre). 

Itzaldi-a, g. b. n. plática, 
discurso, (conversation,en- 
tretien). — 8inón.: Izketa, g. 
berbeta, berba-aldija, b. jo- 
lasa, d.d. 

Itzaltsu-a, d. d. sombrío, 
(sombre).— Fig. grave, se- 
rio, (grave, sérieux). 

Itzegin , itzegiten , g. b. 
hablar, conversar, ocupar- 
se de... (parler, converser). 



40l> 



JTZ— IZC 



Sin.: miiitzatii. 1. s. hn. ber- 
ha-egin, b. jardun, jardun- 
f^i . j:inlunian ari , ^. b. 
eUie-e.án, iharduki, l.s.bii. 

[t/-euiaiu itz-ematen, g. 
íl.nr palabra, prometer, (pro- 
nieltre). 

It/,tegi-a , g. b. II. bizle- 
^rhi-a. 1. s. )mi. vai*al>ulario. 
dir-rioiiario . - vocabulaire , 
dii'tioiiiiaire). — Etiin.: Ifz- 
feffi-fi. bigsir ó sitio de voces. 

It/jil. it/.iili. it/ult/eu, g. 
b. 1. bn. itziili, itzülteii.b. 
il/urii, it/Jiii/en. 1. viilver, 
tornar, regresar, «rendre, 
toiirner. retourner. — Ver- 
ter, traducir, tratándose <le 
materias literarias, (tradui- 
re». -Sin.: besteratu. 

Iva, g. ja, b. á punto de. 
próximo á, á poco mas... — 
lyo illion, á puntode morir. 

lyo. V. Igo. 

1/an, izaten, d.d. ser. es- 
tar, vétre, avoir;. 

l/ar-ra, d. d. iser-ra, b. 
Ochand., estrella, (étoile). 

Izate-a, g. izatia, b. 1. el 
sar, ^sust. verbal delinidoj. 
*Ze jnuneh enion deutsu 
dozun izaiiaí Azcue]. ¿Qué 
dios te lia dado el ser de 
que gozas?» 

Izen-a, d.d. nombre , ad- 
vocación, (nom). 

Izendatu^ izendatzen, g. 
1. bn. izendau, izeudauten, 
b. designar, nombrar, fdé- 
signer), — Id. con las termi- 
naciones del neutro, acredi- 
tar-se, poner en crédito á 
alguien ó alguna cosa. — Si- 
nónimos: omendatu , me- 
nandetu. 



I 



[zeii-bage-a , izenik-ba- 
ge-a, izenge-a, d.d. sin oom- 
bre, anóuimo, innominado, 
I anón yme^. 

Izenli-a , d. d. sudor , 
fsueur). 

Izketa, itzketa. g. diálo- 
go, conversación, (dialogue, 
entretien i. — Sin . : lizaldi-a, 
g. b. n. berbaldija, barbe- 
ta, b. jolasa, d.d. 

Izkantz-a, itzkuntz-a, g. 
b. hizkuntz-a, 1. lenguaje, 
I langnage), peroración, dis- 
curso, úliscours, propos). 

I^^pi-a, g. b. 1. migaja, fi- 
lamento, pizca, (brin, fil). 
Sin.: apur-ra, pichiñ-a, pit- 
tin-a, pizka. 

Izu-a, izuba, g. b. izi-a, 1. 
s. bn. espanto, terror, ac- 
ción de asustarse, (terreur, 
peur). 

Izugarri-a, g. b. izigar- 
ri-a, I. s. bn. terrible, es- 
pantoso, atroz^ maravillo- 
so, (terrible, épouvantable, 
étonnant, merveilleux).- si- 
nónimos: Ikaragarri-a, laz- 
garri-a. 

Izurtu , izurtzen , g. b. 
ichuriu, icburt'^en, 1. frun- 
cir, arrugar, contraer, \fron- 
cer, friser). — Sin.: zimurtu. 

Izutu, izutzeu, g.b. izitu, 
izitzen, 1. s. bn. espantar- 
se, asustar-se, acoquinar- 
se, amedi*entar-se, (épou- 
vanter , s'eflfrayer). — Sinó- 
nimos: beldurtu, ikaratu. 

Izutu-a, g. b. izitu-a, 1. s. 
bn. asustado , espantado, 
acoquinado , amedrentado, 
{épouvanté, eflfrayé).— Sin.: 
Ikaratu-a, beldurtu-a. 




p 



J-JAK 



407 



J^« 



I 



Entre los antiguos bas- 
c^<»ngados no se pronuncia- 
l^a esta letra con el sonido 

Í gutural que hoy tiene en la 
engua castellana, sino co- 
:mo la J latina. Los árabes 
dejaron en España ese ves- 
'tigio que ha pasado á la 
lengua castellana, y aun en 
la euskara se ha hecho ex- 
tensiva al dialecto guipuz- 
coano, y á algunos de los 
pueblos de Bizcaya, conü- 
nantes con Guipúzcoa. 

La generalidad de los biz- 
cainos continúan pronun- 
^ciando la j con su sonido 
propio antiguo, análogo al 
de la y griega, así como 
también los labortanos y 
nabarros, (de la alta y baja 
Nabarra^; los suletinos la 
pronuncian á la francesa, y 
únicamente los guipuzcoa- 
nos y algunos pocos pue- 
blos rayanos de Bizcaya, 
reconocen y usan la J espa- 
ñola. Hallándose, pues, in- 
dicadas las principales va- 
riedades dialectales, es fá- 
cil dar á cada voz, el soni- 
do propio y especial que 
acepta usualmente en cada 
una de las regiones bascon- 
gadas. 
Ja, b. V. lya, 
Jabarri-a, g. jaspe, (jas- 
pe;.— Larr. escribe nabar- 
nHra^ y la encuentro mas 
conforme con su^ etimolo- 
gía, pues iiab-arri-a^ vale 
tanto como piedra abigar- 
vada^ como lo conlirman 



las voces naharra^ •biabar- 
ben-a, y otras derivadas de 
la misma raiz. 

Jabe-a, g. 1. bn. jabia, g. 
jaube, jaubia, b. dueño, se- 
ñor, (maitie). 

Jachi, jachitzen, [y jaiz- 
tenijjechi, jechitzeri, jeiz- 
ten, g. jatzi, jaisten, jausi, 
jausiten, b. jautsi, jausten, 
1. bn. s. bajar, (descendre). 
Sin.: beeratu, beetitu, erau- 
tzi. 

Jagin, jagiten, b. Véase 
Jakin. 

.lai-a, g. b. 1. jei-a, 1. bn. 
s. ñesta, fféte). 

Jai-egun-a, g. b. 1. jaije- 
gun-a, b. diade fiesta, (jour 
de fe te). 

Jaild, jaikitzen, d.d. jei- 
ki, [ó yeikil, jeikitzen, lab. 
jagi, jagiten, b. jeik, jeiki, 
bn. s. levantar-se,{selever). 
— Obietatih jaihíko dirá, se 
levantarán de las tumbas, 
(ils surgiront des tombe- 
aux^. 

Jainkozko-a, g. 1. jaun- 
goikozko-a, b. yinkozko-a ó 
jinkozko-a, s. bn. [lit. de 
Dios], divino, (divin). 

Jaío, jaiotzen, jayo, jayo- 
tzen, d.d. jaijo, jajoten, b. 
nacer, (naitreJ.-Sin.: sortu. 

Jaio-a, jayo-a, g. 1. bn. s. 
jaijo-a, b. natúdo, (né), 

Jaiotz-a , jayotz-a, naci- 
miento^ (naissánce). 

Jakin, jakiñ, jakiten, ya- 
kin, yakiten , d. d. saber, 
^savoir). 

Jalviñ-a, [adj.] g. sabio, 
(savant). — Sin!: jakintsu-a, 
jakindun-a. 



406 



JAK— JAU 



•Takiñ-a, i nombre verbal] 
sabido. — Gaiiza jahina da, 
os cosa sabida, (c'est bien 
enteudu). 

Jakintsu-a, Jakiiisii-a, g. 
jakitun-a, b. jakiiisiiii-a, 1. 
s. bn. sabio, hombre ex- 
perto, í'savant^. 

Jakiiitsiiro . adv. sabia- 
mente) (savamment, sage- 
meiit). 

Jan, j aten, d. d. yan, ya- 
ten, 1. comer, (manger). 

Jan-a, d.d. janari-a, ^, b. 
janiíari-a, 1. s. l)n. comida, 
alimento , (manj^^er , ali- 
ment).— Sin.: jaki-a, Ij.jate- 
ko-a, yateko-a, jan-gauz-a, 
yan-gau/ a, d.d. 

Jant/i. ja/ten, g. b. jan- 
t/.i, jant/iten, b. jauntzi , 
jaun/ton, 1. jaunz, jannzi, 
jaunston, bn. s. vestir-se, 
(vetir, se vétirj. 

Jantzi-a, g. 1). jauntzi-á, 
jaunzi-a, 1. s. bn.trage, ves- 
tido, vestidura, (vetement). 
Sin.: soñ-a, g. b. soiñ-a, 1. 



soun-a, s. 



Jario-a, g. b. 1. derrame. 
:portion de liquide (|ue s* 
é.'oule par une tente du vai- 
sseauj. — Fig. tlujo, atinen- 
cia, ítlux).— //2-/a/7r;-rf, tlu- 
jo, atinencia de palabras, 
(afíluence de i)arolesj. 

Jarrai , jarraitu, jarrai- 
tzen, g. jarraiten, b. jarrai, 
jarraiki, jarrailcitu, jarrai- 
tzen, 1. bn. s. jarreiki, bn. 
seguir, continuar, (suivre), 
acosar , perseguir , (pour- 
suivre). [Pueden verse sus 
irregulares en ol Dice.'' de 
Larr. 1, 883-384]. 



Jarri, jartzen, g. 1. jarri, 
jarten, b. jar, jarri, jar- 
tzen, bn. poner-86, eolocar- 
se, (mettre, se mettre á).— 
Jari% en los dial. b. y s., 
Ifan^i^ en el n. y bn., tra- 
diicese frecuentemente por 
sentar-se , (asaeoir , s as- 
seoir). 

Jatorri-a, g. jatorri-ja, b. 
origen, generación, genea- 
logía, (origine). — Jatorriz- 
ho grinah^ las nativas incli- 
naciones.— Etim. : DejaiOj 
nacer, y etorri , venir, ve- 
nir el origen ó nacimiento^ 
Sin.: hastepen-a, bn. oun- 
dori-a. s. 

Jatzi, b. V. Jachi. 

Jaube, jaubí-a, bizc. V 
Jabe-a. 

Jaun-a, jaun-a, d. d. se- 
ñor, ("seigueur). 

Jaungoiko-a, g. 1. jaiígoi 
ko-a, b. jainko-a, g. b. 
yainko-a , 1. jinko-a , bn 
jinkou-a, yinkou-a, s. Dios 
(Dieu).— Etim.: tEl Seño 
de lo alto», (le Seigneur 
en haut). 

Jauregi-a, d. ti. palacio- 
(palais).— Etim.: De jaun 
degi, ó jauH'tegí, señorío > 
lugar del señor. 

.Jautsi, janzten, 1. s. bn - 
V. Jachi. 

Jauzi, jazten, g. bn. ha - — 
cor salir, sacar, extraer, oi*^^ 
deñar, (faire sortir, trairer ? 
extraire).— «i&i? dek periC^ ^ 
leaditzan geíjegiz esnea^^ 
ardí errapeah: beii jaztk^t 
avi aizt, no hay peligro d- 
que la leche por demasi^**^ 
reviente las ubres de la '^ 



r 



JEGH--KAX 



m 



orejad: estar siempre orde- Jolas-a, g. b. «olas-a, so- 
ñándolas. Ihas-a, 1. bri. s. convérsa- 



iechí, íechiteen, jeizteii, 
g. V. Jachi. 

Jeade-a, g. b. jenti-a, I). 
s. yende-a, 1. s. bn. gente, 
(gensj.— Usase muchas ve- 
ces por tpais, región». ^On 
dit quelquefois pour aire 
peuple, contrae, pays). Jen- 
Hez-jendez , de pueblo en 
pueblo, Cde contree en con- 
trée^. — Jende che-a^ g. jen- 
de chi-a, b. jende cheTie-a 6 
chihi-a, 1. s. bn. la plebe, 
(la menú peuple). 

Jira, jiratu, jiratzen, vol- 
ver, dar vuelta, (tourner). 
Voz bascongada, según La- 
yramendi. 

Jira-bira, g. vuelta com- 
pleta, vuelco, (tour, mouve- 
ment en rond). 

Jíi*a-biratu, jira-biratzen, 
rodear, volcar, (retourner, 
bouleverser). 

Jo, jotzen, g. jo, joten, b. 
jo, joiten, 1. bn. s. pegar, 
golpear, (battre.frapper);— 
acertar, dar en ej punto á 
aue se dirige alguna cosa, 
(toucbí^r, frapper au but). 
Tocar, (toucher;. 

Joan^joaten, g. b. juan, 
juaten, b. n, bn. joan, joai- 
ten, 1. jouan, jouaten, s. 
goan [y también gan, ga- 
ten], 1^ ir, marchar, (aller). 

Jokai-a, plectro, tplectre). 

Jokalari-a, g. b. jokalari- 
ja, 1>. jokoíari-a, 1. s. bn. 
jugador, (joueurj. 

Joka, jokatu, jokatzen, 
jugar, fá la pelota, á la ba- 
rra, etc.]. (jouer^ 



cion, diálogo, (dialogue, en- 
tretiene , entretenimiento , 
diversión, fiesta, (amuse- 
ment). 

Josi, josten, g. b. 1. bn. 
coser, (coudre). 

Jostatu , jostatzen, g. 1. 
bn. dostatu, dostatzen,l.bn. 
tchostatu , tchostatzen^ s. 
jugar, divertir-^e, holgar- 
se, re(írear-se, (réjouir, se 
réjouir, amuser, s'amuser). 



Kabí-a, g. b. 1. s. kabe-a, 
1. habí-a, habe-a, s. bn. nido, 
(nid d'oisseau).— Sin.: oha- 
tze-a, ohantze-a, 1. 

Kader?i, b. sin." de Anka, 
[VI; en bn. silla, fchaise). 

Kale-a, kalia, g. b. c^le, 
(rué).— Sin.: kavrika, áta- 
ri-a. 

Kalte-a, kalti-a, d.d. da- 
ño , pérdida , quebranto , 
Itort, dommage, perte), -Eti- 
mología: prob. del verbo 
Gal, galdu. 

Kana, vara [medida lon- 
gitudinal] (verge, bajfuette). 
Sinónimo: berga. 

Kanbor-ra ó kambor-ra, 
g, 1. brasa, (braise). 

Kanpo-a, d. d. el campo, 
("champ). — Voz bascongada, 
de la que, según Larr., pro- 
ceden el, látin y romance. 
Significa tío que está fuera, 
lo exterior. » 

Kanta, d.d. canción, od^i, 
(chanson, ode), 

Kanta. kantatu , kanta- 

26** 



410 



KAN— K06 



tzen, d.d. kantaten, b. can- 
tar, (chanter). 

Kanta-araxi, kanta-ai*az- 
ten , kanta-erazo , kanta- 
erazteii, d.d. [forma pasiva; 
hacer cantar, (faire chan- 
ter). — Belizurrari lumia- 
arazoaz, haciendo cantar, 
l_graznar] á la corneja. 

KarriJca, d.d. calle, (rué). 
Sin.: kale-a. 

Kaskabelcho-a, dim. V. 
Koskabill-a. 

Katar-ra, [contracción de 
hahi-arra]^ g. b. gato ma- 
cho, fchat)^ ' 

Katamotz-a, g. b. tigre, 
(tigre). — Aplícase comun- 
mente esto nombre al tigre 
bastardo.— Etim.: kata-mo- 
tZ'üy equivale, según Mo- 
guel, á tgato serio 6 respe- 
table». 

Kate-a, g. katia, g. b. ga- 
the-a, ghate-a, kathi-a, l.bn. 
s. cadena, (chaine). 

Katigu-a, g. b. gathibu-a. 
1. preso, cautivo, (captif). — 
Esta voz es indudablemen- 
te una modificación de ka- 
tiatua, concadenado», v no 
procede de la castellana 
€ cautivo» , como pretende 
\an-Eys. 

Katu-a, g. b. gathu-a, l.s. 
bu, gato, (chat). — Etimolo- 
gía: Moguel dice que esta 
voz vale tanto como tel li- 
gador» 6 tel humeado», [sin 
duda de hale, cadena, Jiatu 
ó katiatu; ó también de ke-a^ 
humo, ketu-a 6 katu-a^ hu- 
iueado]. 

Kaudan-a, d.d. madroño, 
[árbol y fruto"!, (arbousier). 



Ke-a, d.d. humo, (fumée). 

Keja, g. kejura, [Lard.], 
keija, b. kechu-a, 1. queja, 
íplainte).— Sin: espa, g. 

Kejatu, kejatzen, g. kei- 
jatu, keijaten, b. kechatu, 
kechatzen, 1. quejarse, (se 
plaindrej. 

Ken, kendu, kentzen, g. 
1. ken, kendu, kenduten, o. 
khen, khendu, bn. quitar, 
extraer, arrancar, ^óter). 

Kezka,g. cuidado, inquie 



tud, (soin, solicitude, souci) 

Khen, khendu, 1. V. Ken _ 

Kirikegin, kirikokaegOJL ^ 
mirar á hurtadillas, asoma. ^k* 
repetidas veces la cabe;is^ 
desde algún lugar oculto. 

Kirten-a, J^ b. girtain-^ft, 
b. girtoin-a, 1. s. bn. zirtoz»^- 
n-a, s. mango, asa, puño rS.e 
algún instrumento, (poij 
nee d'instrument). — Sinói 
ghider-ra, gierra, 1, s. bn— 

Kirten-gai-a, g. matei^ja 
para mango. 

Kiskali, kiskaldu, kisk^^i- 
tzen, g. kiskalduten, b. kis- 
kildu, kiskiltzen, b. chiclJ- 
kaldu , chichkaildu , bn. 
abrasar-se, quemar-se,acíii- 
charrar-se, (griller, risso- 
1er). 

Kiskil-a, 1. bn. s. [se^72 
Oihenartj, mezquino, mise- 
rable, rum, (chetif), [según 
Pouvreau], avaro, pobre, 
(chiche, pauvre); kisldl-a, 
kichkil-a, 1. bn. engendi'o, 
deforme, fibrilla, [término 
de desprecio ó de burlaj. 
(avortoni. 

Koblakari-a, 1. s. bn. ko- 
plakari-a, g. b. koplari-a, g. 



I 



KOD— KOR 



411 



versificador, improvisador, 
(versiflcateur). 

Kodañ-a, g. kodeñ-a, g.b. 
kodeñe^a, b. guadaña^faux). 
-Kl nombre de hodaña ó fto- 
^leña. se aplica propiamen- 
te á una sierra corva con 
«{ue se cortan la paja y el 
Ineno seco, y por su seme- 
J anza con este instrumento 
se ha aplicado mas tarde á 
la c guadaña», que ha toma- 
do este nombre del bas- 
cuence. 

Koipetu, koipetzen, guip, 
lioipetuten, b. engrasar-se, 
f graisser) . -Fi^ . envanecer- 
se, (s'euorgueillir). 

Koipetsu-a, g. b. koipa- 
tsu-a, koipatsuba, g. gra- 
siento, (gras).— Fig. adula- 
dor, lisongero, zalamero, 
vano, (flatteur-euse^. 

Kokorika, d.d. agachado, 
en cuclillas, (accroupi). 

Kokorika jarrí, agachar- 
se, acurrucai-^e, (s'accrou- 
pir, se baisser, se tapir). — 
Sin.: makui-tu, kuzkurtu. 
Kokot-a, b. V. Kokotz-a. 
Kokotz-a, g. okotz-a, ko- 
kot-a, b. la barba, (mentón). 
Kolko-a, g. b. 1. golko-a, 
golkho-a, 1. bn. s. pecho, se- 
no, (sein). — CHylkho bat abe- 
rcAsa^ 1. seno abultado, (ri- 
che poitrine). = Lorearen 
goüuha, 1. [buvoisin^ , li- 
liaren kokoÓMJi, s. 'Inchaus- 
pe], el cáliz de la flor, (cali- 
ce des fleurs). 

Kondaira, g. b. kondera. 
1. h. historia , narración , 
cuento, (histoire, narration, 
coate). — En bn., discurso 






largo y enojoso, (discours 
long et ennuyeux). 

Kontatu, kontatzen, guip. 
kontau, kontauten, b. con- 
tar . Mumérar , (compter , 
nombrer)=narrar, referir, 
(narrer, raconter^. — Etim.: 
Según Larr., del bascueuie 
Jiontu-a, cuidado.— Sinóni- 
mos: anbatetu, zenbatetu= 
egíztatu, erauskidatu. 

Kontresta , g. enemigo , 
adversario, (ennemi). — Si- 
nónimos: etsai-a, arerijo-a. 

Konturatu, kontuan ero- 
ri. g. caer en cuenta, adver- 
tir, (revenir d'une erreurj. 

Kópa, d.d. copa, (coupe;. 
Etim.: Es voz bascongada, 
segim Larr., y se dijo de 
•002)a, gopea, de goi^ arri- 
ba, superior, y pea. bea, 
abajo, inferior, y es lo que 
(!uadra á la copa, cuya parte 
superior baja y la inferior 
sube al beberse por ella. » 

Kopet-a , d. d. frente , 
I front).— Algunas veces tra- 
< lúcese por ceño, ¡visage). 

Koraje-a, koraji-a, d. d. 
coi'aje, valor, aliento, brio, 
ícourage). — Neologismo to- 
mado del latin roragium. 
Sin. euskaros: súpita, ke- 
ineii-a, indar-ra. 

Koroi-a, koro-a, g. ko- 
roi-a, koroe-a, b. koro-a, g. 
1. khoroa, khorua, bn. s. 
corona, ('couronnej.-Etim.: 
Chao se inclina á creer, 
contra los que derivan el 
origen de esta voz del grie- 
go y del latin, que es de 
raíz esencialmente euska- 
ra, y que así ésta, como to- 



412 



HOR— I,AI 



(las las lití la misma fami- 
lia, han sido tomadas pol- 
las dos lenguas clásicas, del 
primilivo basco , Ao, go ó 
¿/oi, tiA>ra ó gord^ lo que es 
elevado, alto, la parte supe- 
rior, y de hora^ konni, co- 
rona, adorno que circunda 
la frente, como de igual ma- 
nei*a se ha dicho nopeta^ cío 
({ue está bajo la cal»ezai, 
por la frente. 

Korta,b. casería, (ferme). 
Kl P. Larr. indica que, «le 
esta vos:, que siguiñca «un 
sel ó monte de árboles en 
q^ue se hace la coii;a á su 
tiempo», han podido ({ui/iis 
derivarse las voces caste- 
llanas € cortijo , corta» , y 
otras de análoga significa- 
ción. 

Koskabill-a , koskarabi- 
Uo-a, g. b. kaskab^l-a, b. 
koskarabill-a , kuskuilta , 
kroskoil-a, 1. s. bn. casca- 
bel, (grelot). 

Koskabilcho-a, koskara- 
bilcho-a,C[.b. kaskabilcho-a, 
b. kuslcuilcho-a, kroskoil- 
cho-a, 1. s. bn. [dim.] cas- 
cabelillo, pequeño cascabel, 
(petit ¿relot). 

Krapeliu-a, guip. clavel, 
(oeillet). — Sin.: chiüprai-a, 
yulufre-a, 1. 

Kristal-a, g. cristal, (cris- 
tal). — Sin. puros: leiar-ra, 
lecar-ra. 

líuch-a, g. kuchia, b. kut- 
i\h-a, 1. ai-ca, (coflfre).-Sin.: 
ucha, [arca pequeña]. 

Kupidu, g. b, compasión, 
piedad, (compassion). 

Kupitu, kupitzen, g. b. 



compadecer-se, (s apitay^). 
Kupiturik , compadaeado , 
compaileciéndose. 

Kurai-a, d.d. ánimo, es- 
fuerzo, valor, brío, (coura- 
ge). — Sin.: kemen-a, indar- 
rai súpita, 

Kutsu-a, d. d. mancha , 
contagio, (ta€he, contagión). 

Kutsutii, kutsutzen, ^u- 
tsaten, b.], kutsatu, kutsa- 
ten, g. b. 1. contagiar, (in- 
fecter de contagión). 

Sé. 

La, AA. Suüja que cor- 
responde á ia coajun€iou 

Labañ-a, g. laban-a, b. 
labain-a, 1. resbaladizo, (gli- 
ssant). -^Berba Uxba'nak , b. 
palabras seductoras. 

Labe-ta, d.d. horno, four). 

Laborari-a, 1. s. bn, la- 
brador, /"laboureux). — Sinó- 
nimos: nekazari-a, uekaza- 
le-a, lurlangille-a , achur- 
le-a, achurlari-a, aitzurle-a, 
ai^urlan-a. 

Laborri-a, guip. temblor, 
(trei]|iblemejit).-:Sio.: Ikara. 

Labur-ra, d.d. corto, bre- 
ve, (court). 

Lage-a, lagia, b. — V. Le- 
ge-a. 

Lagun-a, d.d. compañero, 
(compagnoji). — Lagimaz^h, 
con [ó en unión de 3 compa- 
ñeros, (avec compagnons). 

Laguntz-a, g. b. 1. lakun- 
tz-a, b. lagunza, s. bn. com- 
pañía, ayuda, auxilio, (coin- 
pagoie, aide, secours). 

Laido«a, d.d. añreuta, ul- 



L AI— L AR 



413 



[Qominia, deshonra, 
3, déshonaeur;. — Si- 
: lotsari-a, 1). 
estala, d.d. infamar, 
•ar, (diffamer, dés- 
3r).-Sin.:galostu, g. 
•au, b. deshoratu, 1. 

lajatu, lajatzen, g. 

lagatu, lagaten, b. 
(laisser, quitter.— 
izu, déjame, (laissez 
Sin.: utzi. 

i, d.d. trabajo, ocu- 
quehacer, (travail). 
lar-ra, neke-a, egite- 

ro-a, ó lambro-a, g. 
imbo-a, lanho-a, 1. 
, niebla , lieblina , 
ard, brouée).-Sinó- 
: bisutz-a.=Fig. os- 
, tiisteza, (obscu- 

a, d.d. campo, tier- 
.bor, (champ, terre 
ble). -Sin.: alhor-ra. 
are-a, g. 1. bn. lan- 
. lanthare-a, s. plan- 
ne plante^, 
u, landutzen, g. b. 
landuteo, b. landu, 
, 1. lanth, lanthu, 

, s. bn. cultivar , 
r, (cultiverj, traba- 
Iras, maderas ú otras 
LS, (t.availler). 
:5hurda, g. 1. lanchur- 
m. lanzurda, g. es- 
gruesa que pendien- 
>s árboles parece que 
lio, (escarche, gelée 
?). [La escarcha me- 

conoce gralmte. con 
>re de ínziar-raA 



Lantu-a, d.d. llantí^, la- 
mentación , (lamentation , 
gémissement). — Es voz bas- 
congada, y procede, según 
Larr., de lan-a, y la termi- 
nación verbal tu, lit. «lle- 
narse de trabajo». — Sinón,: 
negar-ra, auhen-a, auben-a. 

Lapiko-a, b. goy. puche- 
ro, (pot dans lequel ou fait 
lepotage). — Sinón.: eltze-a, 
tupin-a, dupiñ-a. 

Lapur-ra, g, b. ladrón, 
(volear). — Sinón.: ebasle-a, 
d.d. ohoin-a, b. 1. uhun-a, b. 

Lupurret-a, g. b. roba, 
(vol). 

Lapurtu, lapurtzen, g. b. 
robar, (voi^r).-Sin.: ebatsi. 

liarogei, laarogei, laur- 
hogei, d.d. ochenta. -Etimo- 
logía: Lau ó laur-ogei. fQua- 
tre vingtsj> 

Larra, g. b. [y también 
lariz-a], lahar-ra, 1. bn. s. 
nahar-ra, b. zarza , rosal 
salvage, (ronce, rosier sau- 
vage).~-Sin.: elhor-ra. 

Larre-a, g. b. larraa, b. 
pasto, lugar ó sitio en que 
pasta el ganado, (páturage). 
Sin.: alha. 

Larri-a, [1], d.d. grande, 
grueso, denso, espeso, ma- 
cizo, (grand, gros, épais). 

Larii-a, [*2] congoja, opre- 
sión, miedo, apuro, aprieto, 
(angoisse, affUction, peine). 

Larri-a, larritu-a, \'ó] apu- 
rado, acongojado, lleno de 
angustia, (angoisse, effrayé^. 

Larritu, larritzen, g. b.l. 
apurar-se , aíligir-se , des- 
consolar-se, (affliger, s'afli- 
ger, effrayer, s'effrayer). 



414 



LAR— LEfr 



Larrosa, g. b. larrosia, b. 
arrosa, g. [Botan. 1 , rosa 
cultivada, (rose , tleur). — 
Etiin.: Larr. hace derivar 
esta voz de larra, arbusto, 
y la juzga contracción de 
íarrétan osoa, la ([ue es en- 
tera, perfecta, virgen, entre 
ios arbustos. 

Larru-a, g. 1. bn. narru-a, 
\}. piel, cuero, fpeau, cuir;. 

J^arunbata, ó larumbata, 
g. b. laureni>ata, b. larun- 
bate-a, b. 1. sábado, (same- 
di). — Etim.: Esta voz, que 
literalmente vale tanto co- 
mo tuna parte de cuatro, ó 
una cuai'ta parte», se refe- 
ria en un principio, según 
Astarloa, ■ Apol. 329], á la 
cuatripartita lunar. 

Lastan-a, laztan-a, g. b. 
1. [sust. I abrazo, • (embras- 
sement) — Como adjetivo, 
ser querido, ser amado, 

Lastasun-a. V. Laizta- 

SHH-a. 

J^aster, laister, d.d. adv. 
prowto, prontamente, (vite, 
promptement). 

Lasterka, (1. d. a prisa, 
con precipitación, ('ala ba- 
te). —Sin.: arin. 

Lastima, latztima. — Chao 
(íree (|ue esta voz no es, co- 
mo se pretende por algu- 
nos, originaria del latin ni 
del italiano, y que deriva, 
por el contrario, de la pri- 
mitiva raiz euskara lafz-a, 
áspero, rudo, penoso, dolo- 
roso, (ápre, rude, pénible, 
douloureux) , como asimis- 
mo las voces latzdura, lafz- 
tabana, aspereza, y tam- 



bién «pavor», (asperité , 
peur), laizta, latztatti, taz- 
tatze, amedrentarse, (étre 
pris(l'une frayeur légére), 
latzfforn-a, etc., todas ellas 
de origen euskaro. 

Lasto-a, d.d. paja,{paille). 

Latz-a, d.d. áspero, ru- 
do, penoso, doloroso, (ápre, 
rude,* pénible, douloureux). 
Sin.: garratz-a, gogoi--ra. 

Latztasun-a , aspereza 
acrimonia , (apreté). — Fig — 
despego, (i"efroidissement) — , 

penitencia, (pénitence, jeú 

nes , macérations , etc.)- — 
[fragosidad, tratándose di 
bosques].— Sinón.: garraz 
tasun-a. 

Lau, g. b. laur, 1. s. bi 
cuatro, (quatre^ 

Laugarren-a, g. b. laur^ - 
garren-a, 1. s. bn. cuartel^, 
(quatriéme). 

Lauburu-a, lábaro, esta«rp- 
daiiie militar de los ant:*- 
guos cántabros , llamacrEo 
por eso cantabrio por l-ojs 
romanos, después que k^mjk- 
gusto lo introdujo en s^js 
ejércitos; era la insignia ele 
la Cruz. —Etim.; Laif-du-^^i 
significa, € cuatro cabezas, 
extremos ó remates», cua- 
les son los de laCruzdelIiá- 
baro, y de lau-buru hicie- 
ron labarwn los romanos. 

Lazgarri-a, latzgaiTÍ-a, d. 
d. rudo, acerbo, rigoroso, 
horroroso, espantoso, ter- 
rible, (effrayant'. 

Lege-a, d.d. lagia, b. ley, 
(loi'.— Fig. afecto , cariño, 
(affection, inclination). 

Legez, b. [contracto áve- 






4ir 



LEH— LER 



415 



^esen lez]^ como, según, 

(comme). — Ez bnlitz legez 

j€Xima^ «como si ho fuera 

clios.i [Azcue.—^ po¿o eta 

Leheíi, 1. s, bu. V. Len. 
Lei-a, g. lia, b. lefíi-a, 1. 
l:>n. emulación, ardor, por- 
fía, (émulation, ardeur). 

Leial-a, leyal-a, d.d. leal, 
^oyal).— Etim.: Es voz pu- 
i-amente euskara, y de ella 
proceden tanto la castella- 
na como la latina corres- 
pondiente. El P. Larramen- 
di la hace derivar de leyá. 
porña, continuación, per- 
sistencia, y de a¿-a, poder. 
Según Chao, leial significa 
propiamente tfiel á la ley, 
á las reglas del deber». 

Leiz-a, leize-a, g. leiz-a, 
leze-a, leza, b. cueva, gale- 
ría subterránea , caverna, 
antro, abismo, (caverne, 
antre, abime). 

Leku-a, g. b. lekhu-a. 1. 
bii. lekhi-a, s, sitio, lugar, 
parage, (lieu, eudroit).— Si- 
nónimos: toki-a, aurkintz-a. 
Len, g, b. lehen, 1. s. bn. 
antes , anteriormente , la- 
van tj. 

Lenagotik, g. lenagoti, b. 

<ie antemano , (d'avancej. — 

Sin.:lendanik, íenastaíidik, 

S. lehendanik,bn. lendanaz. 

Lenbailen, g, b. cuanto 

antes, (d'autant plus vite). 

Lenbizi, lenbiziko-a, len- 

ilabizi, lendabiziko-a, g. b. 

lelienbizi, lehenbiziko-a, 1. 

s, bn. primero, el primero, 

(premier, le premierJ.-L^/i- 

IHztko aldiz, por vez pri- 



mera , (pour la prémiere 
fois). 

Lendanik, g. b. lehenik, 
1. bn. lehendanik, b. n. s. 
primeramente , anterior- 
mente, de antemano, (pre- 
miérement,antérieurement, 
d'avance). — Sin.: lenagotik, 
lenastandik, lehendanik. 

Lenengo-a, g. b. lelen- 
go-a. 1. el primero, de pre- 
mierj. 

Leoi-a, leoy-ft, d.d. león, 
(lion). 

Leoinabar-ra, g. b. 1. leo- 
pardo, (lóopard). 

Leor-ra, g. lior-ra, 1). lei- 
hor-ra, 1. s. bn. seco, tierra 
firme, (sec, terre ferme). — 
Sin.: Idor-ra, agor-ra. el- 
kor-ra. 

Lepande-a, lepandi-a, b. 
collar, (collier).-Sinónimo: 
Idunde-a. 

Lepo-a, lepua, g. b. le- 
pho-a, 1. s. bn. cuello, gar- 
ganta, (cou). — Sin.: Idun-a. 
En el dialecto b. úsase fre- 
cuentemente esta voz para 
designar el hombro, y co- 
mo sinónima de besalmrua 
50/¿;ard(?-r/.-Ejemp.: Gurú- 
fzea lepoan eraman zuen 
Ci'isfok, [Mouuel]. «Cristo 
llevó lacríiz al hombro». 

Lerden-a, g. h. 1. bn. lar- 
go y tieso de cuerpo, recto, 
derecho , {droit de coi-ps , 
élancé, s\e\ie).'Leyden ge- 
rria, 1. talle esbelto. — Sin.: 
liraíia, g. luzaugi-a, b. 

Ler-egin, le --egiten, g. b. 
reventar, aplastar, (rrover, 
écraserj, — Sin.: lertu , es- 
tanda-egin. 



LetoS'»-"-.» leuvn-*' »"■ 
Sel(m;,;¿",le orine» •>'*» 

lAfeiiz-». «•,;:.■ des»»»- 

'-"ISSS; :«"»-"; 

.10, iW-er»";.', -Si"-- '«' 
mm»-»' le- 



^^ 



.„tu loali-»-*'?'?*'»*' 

"tóiw.'»"f"íU»"'- 

SS,V"!f'v!-iowrf 
SSíi--'fS:f'°rí 

'\osiM''»;'*' adiil»* 
vi-», 'Slf -«"•■• '"" 

tM.eivI-»"- 



LOT— MA.Í 



417 



jetar, enlazar, (lierA— Fig. 
siyetarsa á algo. Latuiri lo^ 
fu , sigetar-se ¡entregarse 
de lleiioj al trabajo. 

LotasiU-a, b. lotazil-a, 1. 
Diciembre, (Décembre^.— 
Sin.: Abendu-a, Neguil-a, 
Otzai*o-a, Beltzií-a. 

Lots-a y también, lotz-a, 
g. 1. lotse-a, b. lox-a, s. bn. 
vergüenza, pudor, timidez, 
(honte, pudeur, timidité;. 
En los dialectos basco-fran- 
ceses tradúcese por miedo, 
pavor, (peur, etfroi), y se 
usa como sinónima de ika- 
ra, beldurra. 

Lotsabage-a, lotsagabe-a, 
g. lotsabage-a, b. desver- 
gonzado, (effronté). 

Lotsagarri-a,vergonzoso, 
afrentoso, (honteux). 

Lotsati-a, g. b. lotsatija, 
b. vergonzoso, tímido, cor- 
to de carácter, (honteuxyl. 
Sinón.: lotzoor-rá, b. [Mo- 
guelj. 

Lúgija. V. Lukia. 

Luki-a, lukija, b. iMo- 
guelj, lugi-a, lugija, [üriar- 
te], zorra, raposo, (renard). 
Etim.: Según Moguel, cel 
encavernado, ó el enterrado 
en cueva». 

Luma, d.d. pluma, (plu- 
me). — Según Chao, la cas- 
tellana pluma^ es una voz 
euskaro-itálica, derivada de 
liona^ que le es anterior. 

Lur, luna, d. d. luur-ra, 
b. tierra, (terre). 

Lurpetu, lurpetutzen, g. 
lurpetuten, b. enterrar, se- 
pultar bajo tierra, (enter- 
rerj.'^KMm.: De /wr, tier- 



ra, pe 6be,hBjo,y la termi- 
nación verbal tu. 

Lurtu, lurtzen,g. b. hun- 
dir-se en tierra, (s'écrouler). 
Fig. desaparecer, (disparai- 
tre). 

Luzaró^ g. b. por largo 
tiempo, en largo plazo. 

Luzatu, luzatzen , d. d. 
alargar-se , extender-se , 
prolongar-se , retardar-se , 
(élargir, étendre, prolon- 
ger, tarder). 

Luze-a, d.d. largo, exten- 
so, dilatado, (large, ampie). 



Madari-a, d.d. pera, (poi- 
re). 

Magal-a, ^. b. regazo, fal- 
da de la mujer, (girón). Be- 
re a7naren niagaleaUy en 
el regazo de su madre. — Si- 
nónimo: alzo-a, b. 

Mai-a, may-a, g. b. ma- 
hain-a, 1. s. bn. mesa, (íbl- 
ble). 

Mai-azkenak, los postres, 
(dessert). 

Maiontzi-a, vajilla de me- 
sa, (vaisselle de table). 

Maiatz-a, mayatz-a, d.d. 
el mes de Mayo, (le moi de 
Mai). — Sinón.: orrill-a, os- 
toil-a, ostaro-a. 

Maingu-a, d.d. cojo, man- 
co, tuerto de un miembro 
cualquiera, (boiteux, tordu). 
Sin.: erren-a, urgun-a, ma- 
ki-a. 

Maingutu , maingutzen , 
d.d. cojear, (|uedar cojo ó 
manco, (boiter, devenir boi- 
.teux), 

27 



418 



MAI— MAN 



MaiTu-a, (l.d.moro,(mau- 
re^.— Met. Persona dura j 
sin piedad, (persanne dure, 
satis mtié). 

MseiSTr-a , g. b. maestro , 
(maitre).-Etiin.: Según La- 
rraíneñdi, el origen de esta 
voz castellana y de la eor- 
respondiente latina, se de- 
be Dtidcar en ol bascuence 
9nniÉfer^rn , qué significa 
«aquel á quien se da una 
rasa ó hacienda en adminis- 
tración», dAndose común - 
mernte el nombre de mais- 
térra, al inquilino de otro. 

Maita , mslftatu, maita- 
tzen, g. 1. maitetu, maite- 
tzen, b. maitha, maithatu, 
maithatzen, bn. s. amar, 
querer, (aimerj. — Sin.: one- 
tsl, laztandu, raaite izan. — 
acariciar, (^caresser). — Sin.: 
gozarotu, balakatu. 

Maitagarri-a, g. b. 1. mai- 
thágarri-a, bn. s. amable, 
('aimable), digna de ser ama- 
da, (digne d'étre aimé). 

Maite-a , d. d. (Tuerido , 
amado, (cher, aimé). 

Maitetasun-a, g. b. amor, 
cariño, (amour, affectioM). 
Sin.: naitasun-a. 

Maitetu, maitetzen, bizc. 
V. Maitátu. 

Maithatu, maithatzen, 1. 
s. bn. V. Maitatu. 

Maiz, d.d. amenudo, fre- 
cuentemente , (souvent}.— 
Sin.: asfcotaUj sarri, usu. 

Makal-a, g. b. débil, (dé- 
bile, faible). 

Makaldu, makaltzen,g.b. 
debilitar-se, (affaiblir). 

Makill-a, g. makilia, b. 



makhil-á) t. bn. a. makílaó 
bastón basco, (bátori bae;- 
que). — Sin,: bordoi^^t, sa- 
tai-a. 

Makurtu, makartzen, g. 
1. bn. s. makui*tu, makurtu- 
ten, b. inclinar-se, encor- 
bar-se,agachar-8e, bajar-se, 
(se courber, s'incliner).— 
Maktirhirtk, postrado, in- 
clinado, postándose ó in— 
diñándose , (se courbant 
prosterné), — Sin.: auzpez. 

Malko-a, g. 1. lágrima 
(lanne^. 

Malmutz-a, g. b. taima 

do, marrajo , marruUercz 
sollastron, ("fin, ruséy.' 

Malso-a, g. b. malxo-sE3 
bn. manso , lento , dóci& 
apacible, dulce, (lent, doc:i 
le, sans énergie).— -Eítiffi . 
Según Larr. . Mñlso^ ^s 
contracción ié inaMsn-a , y 
qiíiere decir «persona de 
buena y agradable pasta y 
condición » . — Si n . : otsan-a. 

Mami-a, d. d. ; tratándose 
del pan], miga, (mié).— En 
general se aplica á todo Jo 
que es blando, carnoso. (£íi 
general ce mot est appliiiné 
á lout ce qui es mou); por 
ejemplo, la carne sin iiiip- 
so, (la viande sans os), la 
carne de un fruto, fia chair 
d'un fruít), como, inchanr- 
mamia , (noyau de ncix). 
—Ipur fna?nia, la nalga, 
ffesse). 

Mando-a, mandua, d. d- 
macho, mnlo, (muleti.-*V^"i- 
do-eme-a, miila, ^mule; - ¡ 
Etim.: Según Moguel, «q«f ¡ 
cdtnina apácibleinente, ó á | 



Mar— MiN 



419 



placer», ,maii-dbai. 

Mardul-a, giiip. mardo-a, 
mardua, h. grueso, mante- 
coso, rollizo, (gros, grás). 

Marranga, g. marhanta, 
i. s. bn. ronquera, (eiiroue- 
Ukentj. 

Márrubi-a, g.l. marabio-a, 
1. mahuri^, bn. malluki-a, 
inallugi-a, maraguri-a, b. 
fresa, (fraise). 

Masall-a, matrall-a, ma- 
Iraill-^, g. matzell-^, ma- 
tzaill-a, b. matel-a, 1. ma- 
thel-a, bu, s. carrillo me- 
jilla, (¡oue). 

Ma»tor-ra, g. b. mach- 
kor-ra, maxkor-ra, 1. bn. s. 
concha de los moluscos tes- 
táceos, (coquille). — Sinóni- 
mo: arrainkuskú-a. 

Matrall^a, matraill-a, ma- 
trell-a. V. Masall-a. 

Mats^, g. b. mabats-a,- 1. 
mahax-a, bn. s. uva, (rai- 
sin). — MdtS'iHoi^o-a, raci- 
mo de uva. 

Me-a, g. mee-a, b. me- 
he-a, 1. s. bn. delgado, (min- 
ee , menú). — Adar hiecbo 
fMxt, una ramita delgada. 

Mendaro, [adv. de modo] 
resignfldamente, con resig- 
nación. 

Mende-a, g. b. mene-a, 1. 
s. bn. poder, imperio, su- 
jeción, (pouvoir, puissan- 
ce;- — Nere mendean, edo 
menpean, en mi poder, á 
mis ói'denes, á mi disposir 
clon. 

Mendi-a, d.d. monte, mon- 
taña, (montagne). 

MendigaiiVa, cumbre del 
monte, (sommert de la mon- 



tagne).-Etim.: MemU-gañ. 

Mendi/ka, d. d, meodi- 
cho-a, g. mendittó->a, 1. s. 
bn. moutíccilo,. montecillo, 
collado, (petite montagne). 
Sin.: muño-a. 

Mene-a, 1. s. bn. V. Meo- 
de-a. 

Menpetasun-a, g. b. obe- 
diencia, sunlisiMMi,. (obéis- 
sancé, soumission). — Etim. 
Men, potencia, poder, pe 6 
be, bajo, tasun, termina- 
ción, bajo el poder. . . 

Mentsutu , mentsuts^n , 
d. d. vencer , subyugar , 
(vaincre , sut^ttguerV— Eti- 
mología: De men. — Sinóni- 
mo: mendei'atu. 

Mesede-a, g. b. gmcia, 
merced , favor , beneficio, 
(gráce, faveurj.-Larramen- 
di pretende que de esta voz 
ha derivado el castellano la 
equivalente merced. — Sinó- 
nimos: ezker-ra, ontarte-a. 

Meza, d.d. misa, (meBse). 

Mia, g. mihi-a, 1^ s. bn. 
V. Mingañ-a. 

Milla, g. b. mila, 1. s. bn. 
müj (milTe). — Mi^e^an, lab. 
mil veces, (mille foisj. 

Millaka, g. b. miíaka, 1. 
s. bn. á miles, por miles. 

Min-a. — V. Miñ-a. 

Mindu, mindutzen, guip. 
minduten, b. mindu, min- 
tzen, g. 1. agriar-se, aciba- 
rar-se, amargar-se, acedar- 
se, íaigrir;. — Fig. eucoleri- 
zar-se , enfurei^r-se , íse 
mettre en colére). — 1. bn. 
enmohecer-se, ímoisirj. 

Mingan-a, mia, g. miña, 
b. mihi-a, 1. s. bn. lengua. 



42(1 



MIN— MDGH 



\ 



(lan^ue). 

Mingárri-a, d.d^ doloro- 
so, (douloureux). 

Mingetz-a, g. mingoch-a, 
b. minkach-a, g. amargo, 
(amertume , aigre).— Síhó- 
iiimos: miñ-a, samiñ-a. 

Mingotztasuii-a, g. mín- 
gochtasun*a, b. minkachta- 
sun-a, g. mintasun-a, lab. 
raintarzun-a, s. bn. amar- 
gor, (amérement), 

Mlntza, mintzatu, min- 
tzatzeii, 1. bn. s. hablar, 
(parler). — Eu g. se usa, aun- 
que raras veces, este verbo, 
sustituido glte. por itz-egUi. 
Sin.: berba-egin, b. 

Mintzo, minzo, d.d. — Se 
emplea como adjetivo con 
la significación contraria de 
MUDO. — Mintzo Itazera, si 
hablas, si dices... 

Miñ-a, l,b. V. Mingañ-a. 

Miñ-a, % g. min-a, b. 1. 
bn. s. !~8ustJ, accidente en- 
fermedad, mal, dolor, (dou- 
leur, maJ).— Sinón.: eri-a, 
eritasun-a. 

Miñ-a, 8, ladjj. amargo, 
agrio, faigre).— Sinón.: sa- 
miñ-a, mingotz-a. 

Mirabe-a^ g. b. sirviente, 
criado, (domestique), 

Mirágairi-a, d. d. mirez- 
garri-a, 1. admirable, (ad- 
mirable). — Sin.: arrigárri-a, 
d.d. izigarri-a, s. bn. 

Mirari-a, g. mirakulu-a, 
1. milagro, (miracle).— Si- 
nónimo; sentagalla, 1. 

Misto-a, g. b. aguijón de 
la abeja, de las serpientes, 
etc. (aiguillon de ral>eille. 
dn serpent, etc. / 



Misu-a misochu-a, b. ga- 
to, fchat). — Sin,: katua. 

Moch-a.— V. Motz*a. 

Moiztu.— V. Moztu. 

Mokanes-a, g. 1. bukane- 
s-a, g. mokadera, b. moko- 
iies-a, mokonos-a, 1. pañue- 
lo, (mouchoir). 

Molorri-a, g. b. moloho- 
rri-a, [Botán.^J acanto, yer- 
ba gigante, ó branca ursina, 
(acanthe^. 

Molts-a, 1. bolsa, polts-a, 
g. bolsa para el dinero, 
(boui-se). — Sin.: zizku-a, b. 

Mordo-a, g. morde-a, b. 

mordua, g. b. racimo, (gra 

ppe}. 

Moredin-a, moi'ediñ-a, d 

d. [BotáR.*j Jacinto, (Jacin 

the ou hyacinthe, floeur). 

Morroi-a, g.b. morroin-a —» 

1. s. bn. criado de la casa^ ^ 

generalm.** en el campo]. _ 

Mortu-a , g. b. [subsi. 
desierto, (dósert).— Sinón^ 
eremu-a. — ídem Tadj.] d.tL . 
salvage, ("sauvagej. 

Moskor-i-a, g. b. muskuL — - 
ra, 1. moskor-ra, bn. borrsu - 
cho, ebrio, (ivrogne). — 8i^ - 
nónimo: ordi-a. 

Mot-a, g. 1. bn. s. muet-SB-^ 
b. especie, clase, (espec^^; 
sorte). 

Motch-a. — V. Motz-a. 

Motz-a, moch-a, motch-si^ 
d.d. corto, romo, ^émoussé^. 

Moztu , moztutzen , (y 
también nioizfu, nwfzien ; 
g. b. 1. motz, motztu, b. 
cortar, acortar, recortar, es- 
quilar, (couper, tondre). 

Muchin-a, g. b. [pron. 
/>iiw><-a], muchiñ-a, guíp. 



MÜÜ^ ÑAS 



421 



ruin, mez(iuino, favare).— 
A^j. enfadarlo. 

Muga, d.d. limite, térmi- 
no, (terme, limite^. En lab. 
además, ocasión, momen- 
to, (occasion, moment;. 

Mugitu, mugitzen, g. mu- 
gidu, mugiduten, b. mover, 
imouvoir). — Sinón.: igitu , 
egindu, «iherrizttt. 

Muker*ra, g. b. 1. esqui- 
vo, desdeñoso, (dédaigneux, 
méprisant/. 

Miikertasun-a, g. b. du- 
reza, irascibilidad, ürasci- 
biliié^. 

Muki-a, g. 1. muskill-a, 
muka, b. moco, (morve). 

Mundutar-ra, d.d. terre- 
no, terrenal, terrestre, (ter- 
restre). 

Musandreak, las musas. 

Mustur-ra , b. — V. Mu- 
tur-ra. 

Mutil-a, mutill-a, g.b. 1. 
mutiko-a, b. muthil-a, bn. 
s. muchacho, (garcon). 

Mutu-a, mu tutu-a, d.d. 
mudo, (muet). 

Mutur-ra, g. b. muthur- 
ra, s. bn. mustur-i*a, b. ho- 
cico, morro, [pico en las 
aves], (museau, bec), — Mu- 
turka, á hocicadas. Mutur- 
-ra^ [2] d. d. extremo, pun- 
ta, (pointé, extremitéj. 



Naga, g. asco, abomina- 
ción, (dégoút, nausee, abo- 
mination). 

Nagi-a, d.d. perezoso, flo- 
jo, dejado, (paresseuxj. — 
Sin.: alfer ó alper. 



NagU8Í-a, g. nagosi-a, g. 
b. nausi-a, g. b. 1. s. nahu- 
si-a, nabusi-a, bn. amo, se- 
ñor, dueño, (maitre). 

Nahasi, 1. V. Nastu. 

Nahasmendu-a, 1. Véase 
Nasmen-a. 

Nai-a, [V g. b. nahi-a, 1. 
s. bn. deseo, voluntad, ac- 
ción de auei-er, fvolonté). 

Nai, [2] g.b. nahi, 1. s. bn. 
íacomp.** de las term. auxi- 
liares, dety dezii, etc.] que- 
rer, (vouloir). 

Nai-a, [8] g. b. nahi-a, 1. 
s. bn. [adj.], voluntarioso, 
anheloso, fvolontaire). 

Nayarija, b. deseo, (vo- 
lonté).— Sin.: nai-a, g. nahi- 
keri-a, 1. naikunde-a, bizc. 

Naitasun-a, g. b. acción 
de (juerer, amor , cariño, 
[asentimiento , consenti- 
miento] , (acíjuiescement , 
assentímentj-tendresse). 

Naro, d.d. mucho, abun- 
dancia, (abondance). — Sin.: 
asko , iori , ugari, franko. 

Naroró, d.d. abundante- 
mente, (abondanmment). 

Narotasun-a, abundancia, 
(^abondance). 

Narra, g. b. 1. tonto, tor- 
pe, pesado, (béte, sot). 

Narratzar-ra, g. b. 1. ton- 
tazo, tontón, tontarrón, ma- 
jadero, (gran béte , giand 
sotj. 

Narru-a, b. V. Larru-a. 

Naski, 1. V. Nozki. 

Nasmen-a, g. naasmen-a, 
g. b. nahasniendu-a, 1. con- 
fusión , mezcla . tumulto , 
barullo, (confusión, mélan- 
ge, trouble). 



42-2 



NAS—NES 



Naste-a. nastia, g. h. Si- 
nónimo de Nasinen-aj. 

Nastu, nasten, g. naastu, 
tiaasteii, h. nabas, nahasi, 
nahasten, 1. trastornar, en- 
redar, mezclar, i>ajar, im- 
poitunar, (méler, brouilier, 
inipoilunerj. 

Nausi-a, g. b. 1. s. V. Xa- 
gusi-a. 

Neba, nebia, b. hermano^ 
ffrére).— Sin." de A.nai-a. 

Negar, negarra, g. b. ni- 
gar-ra, 1. s. bn. llanto, llo- 
ro, (pleurs, lamen tations). 
Los dialectos basco-france- 
ses usan frecuentemente es- 
ta voz en el concepto de Id" 
(jHnia, y como sinónima de 
téiolkixji, — Ejemp.: Nigar- 
tío bat jansten zaio. Cae, 
derrámase una lágrima de 
¿ns ojos. (Un pleur coule 
de ses yeux). 

Negar-arazi, negar-araz- 
ten, [forma pasiva], hacer 
llorar, producir llanto, (fai- 
re pleurer). 

Negardun-a. — Sinón."* de 
Xegarti-a. 

NegargaiTi-a, g. b. nigar- 
garri-a , b. 1. lamentable, 
üamentabiej. 

Negargilte-a , llorador , 
llorón, (grand pleureur). Si- 
nónimo de Negarti-a. 

Negar-egin , negar-egi- 
ten, g. b. nigar-egia, nigar- 
egiten, 1. s. bn. llorar, (pleu- 
rer j. 

Xegarrez, llorando, (pleu- 
rant). 

Negarti-a, g. b. nigarti-a, 
1. bn. s. el que llora, llorón, 
lloroso, (pleurer). 



Negu-a, g. b. i. ueguba, 
g. b. negi-a, ne^hi-a, s. ne- 
gui-a, bn. el invierno, (l'hi- 
ver). 

Neguil-a, 1. el mes de Di- 
ciembre, {Dócembre).--Si- 
nónimos: Abendu-a, g. II- 
belt/.-a, g. 1. ilbaltz-a, bizc. 
beltzil-a, i. iotazill-a, b. 1. 
otzaro-a, s. bn. 

Neguko-a, d. d. de invier- 
no, invernal, (d'hiver). 

Nekatu, nekatzen , can- 
sar-se, fatigar-se, afanarse 
en algún trabajo, (fátigner - 
se fatiguerj. — Sin.: aunatu 

Nekatu-a, d. d. cansado^ ^ 
fatigado, (fatigué). 

Neke-a, d.d. a&in, traba — 
jo, cansancio, (travail, peL — 
ne). — Sin.: lan-a, bear-ra. 

Nekez, g. b. apenas, co mi 
trabajo, con diñt*.ultad, difi - 

cilmente, (difñcilemeat). 

Sin.: errazgez, gaitzkir^ , 
ozta. 

Xere-a, g. neure^a, b. 1. 
bn. nire-a, b. [genitivo (LeJ 
pron. JVTi, mío, mia, (mom, 
ma). 

Neregan-a, nigan-a, imiy 
donde mi, (k moi). 

Neri, niri, d.d. á mi. ñi 
moi). 

Neroiiek, g. nerauk, b. ni- 
hau, nihaur, 1. neuror, hü, 
yo mismo, (^moi méme). 

Xeskach-a, g. neskatill-a, 
b. neskato-a, 1. bn. s. iies- 
kasso^-a [Oihenartjjóvenmu- 
chacha, doncella, (filie, jeü- 
ne íille;.— En el pais tos- 
congado ha sido siempre iu- 
signia de honra y de casti- 
dad el llevar las solteras el 



NECJ— ÑOR 



im 



peto ctescnMerto y SHelto en 
trenzas, y de esta costum- 
bre, cree Moguel. que ha 
derivado la voz neskatüta 
6 neskaíUlia, (vírjifen solte- 
ra), que equivale á <yo pido 
pelo», {nih esHatu ülia)^ 6 
bien á tyo descubro ó suel- 
to el pelo», (nihashatu illia)» 
lias casadas y solteras cor- 
ruptas debian llevar el ca- 
bello cubierto; «por eso las 
doncellas honestas no quie- 
ren oírse llamar nesha ó 
neshia^ moza, sino neshafi- 
lia 6 neskatúlia, moza en 
pelo.»— Sin.: pontzel-a, g. 
donzelli-a, b.— La voz ^les- 
Msso^^ equivale igualmen- 
te, según Oihenárt, á nesfia 
o«o-a, joven entera, virgen. 

Neu, b.— V. Ni. 

Neugaz, b. conmigo, íavec 
moi).^-Equivale al guipuz- 
eoano nerekin, 

Neiirri-a, d.d. neurrija, b. 
medida, (mesui'e). - 

Neurri-bage-a, neurri-ga- 
be-a , neurríge-a, d.d. sin 
medida , (sans mesure). — 
Flg. extraordinario, (ex- 
traordinaire). 

Neurrihi, neurritzen, bn. 
[mas comunmente usado en 
la forma contracta neurtu, 
netirtzen^ g. 1.], neurtu , 
neurten, b. medir, (mesu- 
rer). 

Neurriz, 1. [adv.j con me- 
dida, con sobriedad, íaveo 
Mesure, soL>rement). 

Ni, Rik, ^. 1). 1. bn. neu, 
neuk, b. [pron. personal do 
la i." persona', yo, (je). 

Nigar-ra, 1, V. Negar-i a. 



Nihondik, 1. s. bn. iñon- 
dik, g. de ningún lade, de 
ninguna parte , (d ' aucun 
cote). 

Nihor, nihorkj 1. V.lftor. 

Nlnl-a, d.d. niña del ojo, 
(prunelle). 

Noiz, g. 1. bn. s. nos, b. 
cuando, ((^uand). 

Noiz bait, g. 1. bn. s. nos 
bait, b. alguna vez, ("u» jour 
ou Tautre). 

Noiz edo noiz, g. 1. s. l)n. 
nos edo nos, b. alguna vez, 
de cuando en cuando, (une 
fois ou Taut e). — Sin.: beiñ 
edo beñ. 

Noiz ezkero , g. desde 
cuando, (depuis quand).— 
Sin,: nórzdanik,noiztandik. 

Noizik bein , g. noisik 
bein, b. noizik bein, 1. algu- 
na vez, de cuando en cuan- 
do, (quelquefois, de temps 
en temps). 

Ñola bada, g.l. bn. nonla 
arren, s. pues cómo, (puis 
que^. — Sin.: zelan bada, b. 

Nolatan, g. b. 1. cómo, de 
qué modo, de quá maiwra, 
(comment). — Sin." de ñola, 
zelan. 

Non, g. 1. bn. nun, g. b. 
bn. s. [adv. de lugar], don- 
de, (oíi). 

Nonbait ó nombait, g. 1. 
bn. nunbait, b.bn.s. en al- 
guna palle, (quelque part;. 

Nondik, g. 1. nundik, )>. 
nountik, s.dedon<ie, (d'oft^ 

Non til ñola , g. dónde y 
cómo, (oh et comment;. 

Ñor , nork , g. b. 1. bn. 
nok , b. nour, nourk, s. 
quien, ííjui). 



424 



ÑOR— ODO 



i 



Nora, ntínit, d. d. adv. 
donde, adonde, (oíi, veía oil)i 

Nora bait, g. b. 1. nora- 
paít, Im. á alguna parte. 
(vcrd-(inel({ue part i. 

Nora nai, donde quiera, á 
cualquiera parte. 

Noraganatu , noragana- 
tzen. g. b. dirigirse adonde. 

Noralde-a, g. recurso, i'e- 
fugio, (recours, refugei. 

Norbait, g. b. 1. nourbait, 
s. i)n. alguno, iquel((u'un). 

NorWera, g. b. norbere^a, 
cuabjuiera que, el que, ó la 
que, (quicíuique». 

Nori, ((bitivo de nor\ á 
quieH. 

Ñor nai, g.b.<|uien quiera. 

Nozki, g. b. naski, 1. 8in 
duda, quizás, (sans doute). 
Sin.: edo, b. arauz, s. 

£"« 

Esta consonante es ca- 
racterística en la lengua 
bascongada de pequenez ó 
(lisíñiun(rU)n, se^un Astai- 
loa, y no se encuentra co- 
mo iíiicial de palabra, sino 
en una <[ue otra rarísima 
voz. 

@« 

Oa, g. 1. oha, 1. bn. ua, 
g. b. s. bn. 2." persona del 
singular del imp." de Jomt, 
en el trato ordinario ó en 
¿A, sustituido en el cortés 
l^ovzoazó zfiaz: vete, (vas). 

Oazama, ugazama, aza- 
nia, g. b. gíuizama, amai- 
zuii-a. 1. madrastra, (mará- 




tre).-Sin.: amorde-a, aimaíz- 
n-a. 

Obe^, g. b. hobe-a, 1. 8. 
bn. [comp. irr«ff. de o»^], 
mejor, (meilleur). 

(3beeii-a, [usado casi cons- 
tantemente en la forma one^ 
n-a^ g. b. oberen-a, hobe- 
reu-a, 1. s. bn. el mejor, lo 
mejor, la mejor. 

Ól)eki, g. b. hobeki, 1. s. 
bn. [atlv. mejor, (mieux). 

Obeu-a, b. ogen-a, b. g. 
: Signiiica propiamente, se- 
gim Moguei, cdeclinacion 
inclinación para abajo»]; vi- 
cio, culpa, falta, (faute), di 
no, (iori).-^ObeHik bagia 
obenhaffa, b. sin culpa, in< 
cente, fexempt de crime^. 

Obéto, g. obato, b. hobe 
to, 1. mejor, (mieux).— Sin 
ongien, hobekien. 

Obi-a, g. b. ob\ja, b. h( 
bi-a, 1. s. bn. hoyo, fos^^r 
tumba, sepultui-a. — Sinóu 
ebortzulo-a. 

Obiak V. Oiak. 

Obiratu, obiratzeii, gui[ 
hobiratu, hobiratzen, l.ob 
petu, obipetuten, b. enl 
rrar, sepultar. 

Obizde-a, g. b. epitatl 
íépitaphe).— Etim.: Obi-ir ^• 
dea, inscripción sepulcr&:«/. 

üdei-a,g.b. s. bn. odoi— íí. 
g. b. hodei-a, hedoi-a, edoi-si, 
1. nul)e, (nuage). — Sin.: go/- 
bel-a , nav." lanho-a , ínu 
Baigorri.**— Etim.: Odoi-a, 
Hdoí-a ó uf;oi^., es com- 
puesto de ur y ffoi, agua su- 
perior ó alta. [Sorreg.** Se- 
iunna-hasr. 'i'lSl], 

( )dol-a,d.d. sungre.(saiií?). 




o. 



OFR-^NA 



435 



Ofrenda, ofrenda, (oifraiH 
de).— Etim. : Sin duda del 
hiin offere^ ofrecer.— Sin.^ 
puros: doneshañUiy [ofren- 
da á Dios ó á los santos], 
oiemairay [ofrenda de pan 
en la Iglesia] , eskañi-a , 
agiotz-a, [ofrecimiento, pro- 
mesa] . 

Ogei, g. b. hogoi, 1. bn.s. 
Veinte, (vingt). 

Ogi-a, d.d. pan, (pain). 

Ogigaztai-a, g. i), la co- 
:ti)a4reja, (belette-, — Sinón.: 
«rbiñude-a , g. piroch-a, g. 
«rbindori-a, 1. andereiger- 
xa, 1. 

Oi, g. b. ohi, 1. s. bn. [for- 
ma de expresión consuetu- 
dinaria], comunmente, or- 
dinariamente, habítualmen- 
te, (communément, d'ordi- 
naire, habituellement). Or- 
relaho esherrah oí dizkih 
izate?i, tales gracias suele 
tener ó alcanzar.... 

Oi-a, oya, g. b. oea, b. 
ohe-a, 1. bn. s. cama, lecho, 
flit). — Oeíi/i, oyeiik^ de ó 
desde la cama. 

Oiak, oyak, g. oeak, oi- 
jak, obiak, b. las encías, 
(las gencivesj. 

Oidu-a,oiduka. V. Oju-a. 

Oihan-a, 1. bn. s. oyan-a, 
1. bosque, selva,(bois,forét). 
Sin.: baso-a, saroi-a. 

Oijak, b. V. Oiak. 

Oilasko-a,l. V.OUasko-a. 

Oin-a, b. V. Oñ-a. 

Oitu, oitzen, d.d. acos- 
tumbrar-se , (accoutumer , 
s'accoutumer). 

Oitu-a, d.d. oituba, g. b. 
acostúmbralo. 



Oitura, g. b. uso , cos- 
tumbre, (coutume). 

Oju-a, g. ojuba, g. b. oi- 
du-a, b. oihu-a, l.bn. s. gri- 
to, fcri). — Sin.: deadar-ra, 
zanzo-a. 

Ojuka, g. oiduka, b. á gri- 
tos, gritando, (crian t). — Si- 
nónimo: Itzgoraz. 

Oker-ra, g. b. oiher-ra, 1. 
oblicuo, torcido, tortuoso, 
tuerto, (oblique, tortueux, 
tordu). — Fig. marrullero , 
maulon, (rusé). 

Okertu, okertzen, d. d. 
okertu, okertuten, b. tor- 
cer-se, desviar-se, (se dé- 
tourner, s'écarter^, quedar- 
se tuerto, (devenir borgne). 

Ola, g. olea, b . olha, 1. 
ferrería, fragua, (forgej. 

Olio-a, g. 1. oliyo-a, g. 
orio-a, orijoa, b. olioua, s. 
aceite, (huile). 

OUagor-ra, g.b. oillagor- 
ra,l.bn.s. becada; (bécasse). 
Etim.: Olio gorra, gallina 
sorda. 

Ollanda, d.d. polla, (pou- 
larde). 

Ollar-ra, g. b. bn. oillar- 
ra,l. s. gallo, (coq).— Etim.; 
Ollo-my^a, lit. gallina ma- 
cho. 

Ollasko-a, g. b. bn. oillas- 
ko-a, oilasko-a, lab. pollo, 
(poulet). 

Ollo-a, ollua, g. b. bn. oi- 
Uo-a, L s. gallina, (poule). 

Ollo-loka, gallina clueca, 
(poule qui vient de pondré 
et qui couve ses oeuis). 

OUotegi-a, d.d. gallinero, 
(poulailler). 

On-a, 1, [adj.] g.b. 1. bn. 



436 



ONA— OÑ/L 



hun-a, bn. ohiin-a, s. bue- 
no-a, (bon). 

Ona, 2, g. b. huna, I. bn. 
s. hé aquí, (voici). 

Onago-a, [comp/ mejor, 
fmieux). 

Ondamu-a, g. b. envidia, 
(envié). -Etím.: On-damu-a^ 
pesar del bien, [ageno:, — 
Sin.: t)ekaitz-a. 

Ondar-ra , [1] g. b. hon- 
dar-ra, 1. arena, arenal, (sa- 
ble). — Sin.: le^ai*tz-a. 

Ondar-ra, [2j d.d. fondo, 
hez, residuo,^ (fond, lie). 

Ondarrabi-a, nombre bas- 
congado de la Ciudad de 
Puenterrabia.— Etim.: pro- 
bablemente de Ondan^a ú 
ondartza-biy dos arenales, 
y lo son en efecto la playa 
de Fuenterrabia, y ladeOV 
darraizu, separadas por el 
Bidasoa. 

Ondasun-a, g. b. onha- 
sun-a, onarzun-a , 1. bn. s. 
bienestar, dicha, tbieti- 
étre, bonheur, felicité). 

Ondatu, ondatzen, g. b. 1. 
hondatu y también hon- 
dartu, hondartzen\ 1. unda, 
undatu, undatzen, g. onda, 
ondatu, ondatzen, b. s. des- 
truir-se, arruinar-se, pi*o- 
digar, (détniire, abimer. en- 
foncer, prodiguerV— Etim.: 

))rob. de ondoratu, irse á 
bndo. 

Ondo, d.d. bien, vbien». 
Chit ondú , muy bien, per- 
fectamente, vtrés bien, par- 
fHÍtem6nt).-«4 in ondoapahí' 
duOy tan bien adornada. 

Ondokai-a, g, hondo, pro- 
fundo, (profond\— Sin.: on- 




datsu-a. 

Ondoren, ondorean, g. b. 
ondotik, 1. s. bn. después, 
á continuación, en seguida, 
(aprés, par der riere). 

Ondorengo-ak, g. b. des- 
cendientes, (descendants). 

Ondú, ontzen, d.d. hacei^ 
se bueno, mejorar, (deve- 
nir bon, rendre bon). — Ado- 
bar , (mettre les viandes 
dans de la saumure). 

Onegi-a, g. b. onegiya, g 
onegija,b.demasiado bueno 

Onela, g. b. onelan, b 
hunela, 1. hounla, bn. s 
así, de este modo, f^ainsi,d 
cette fagon-ci). — Sinónim 
alan, b. 

Onen-a, [sup.] el mejojc. 
lo mejor, la mejor, (le me:^ 
Ueur, la meilleurej. — Síim 
irregular: obe-a, obi-a. 

Onetan , [contracto fr^^ 
cuentemente en o>i/a;í],ad_ ^^ 
en esto. 

Ongi, g. b. unh i, 1. bi^ m.] 
(bien). 

Ongien-a, [sup^ , lo mejc> r. 

Ongille-a ,^ ongilletsu-si , 
d.d. ongin-a, b. benéfioo, 
bienhechor, fbienfaiteur). 

Onontz, OHonz, onoum. 
d.d. hacia aquí, (vers ici}. 

Ontzi-a, 'Ij g. b. untzi-^^ 
1. unzi-a, bñ. s. vaso, fuen- 
te, vagilla en general, (vase, 
vaisseau,plat). 

Ontzi-a, 2, Náut.] navio, 
buque en general, (navire, 
vaisseau \ 

On-a, g. b. oin-a, b. 1. bn. 
huin-a, s. bn. pié, (pied).— 
Oñe-anj al pié, en el pie. 

Oilaze-a, g. oñazia, g. b. 



ONA— ORD 



han 



oinhase-a, 1. oiiihazi-a, bn. 
s. dolor, (douleur). 

Oñaskar-ra , oíiastar-ra , 
rayo, (foudre). 

Opa, g, b. deseo, fdésir;. 
Según Astarloa y el P. 
Uriarte, ofrenda, regalo. — 
Empléase también con la 
significación de abundan- 
da, (abondance). 

Opaill-a , b. el mes de 
Abril, (Avril). — Etim.: 0;>a- 
illa, mes de la abundancia. 
Sin.: Jorrailla, apirilla. 

O paró, g. b. [adv. de mo- 
do ;, abundantemente, (abon- 
danmment).— -Sin.: ugari , 
ion, naroró. 

Opa, opatu, opatzen, g. 
b. desear, (désirer, souhai- 
ter). — Opadiziit, te deseo, 
(je te souhaite). 

Or, g. b. bor , 1. s. bn. 
[adv.] ahí, (la). 

Or-a, g. 1. hor-a, bn. per- 
ro, (chien). — Artzan-ora , 
mastín, (mátin). 

Orain, oran, oranclie, g. 
b. oral, 1. bn. s. ahora, aho- 
ra mismo, (maiiiteuant). 

Orain bereala, g. b. orai 
berehala, 1. en seguida, al 
momento, (tout de suite). 

Oraindano , oraindio , g. 
oraindino, b. oraindaiiio, 1. 
bn. s. hasta ahora, hasta 
hoy, (jusqu'á présent). 

Orain daño bezala, guip. 
orain artian legez, b. orai 
artez bezala, 1. como hasta 
aquí, como hasta ahora. — 
Sin.: ohi bezala. 

Oraingo-a, g, b. 1. orain- 
gua, g. b. oraiko-a, 1. bn, 
lo presente, cosa reciente. 



(d'á present, récent). 

Orai, oraino, 1. V. Orain, 
oraindano. 

Ordaiñ-a, g. ordain-a, b. 
1. bn. recompensa, compen- 
sación, lo que se dá á cam- 
bio de otra cosa, (recom- 
pense, compensation^. 

Ordain-zale-a, g. remu- 
nerador, amig# de corres- 
ponder á los beneficios ó fa- 
vores que se le hacen, (re- 
munérateur). 

Ordia, ordian, l.-pero, no 
obstante. -(mais,cependant). 
y. -en lugar ó en compensa- 
ción de... 

Ordea, ordean, en lugar 
de... (au lleude...) 

Ordeko-a, g. 1. ordekua, 
b. ordari-a, s. equivalente, 
(é(juivalent). 

Ordi-a, g. b. ordija , b. 
hordi-a, 1. bn. s. ebrio, bo- 
rracho, (ivre).— Sin.: mos- 
kor-ra, g. 

Ordikeri-a, g. b. ordike- 
rija, b. hordikeri-a, 1. bn. s. 
borrachera, (ivrognerie). 

Orditu,orditzen, g. b. or- 
ditu , orditen, b. horditu, 
horditzen, 1. s. bn.^embria- 
gar-se, (s*énivrer). 

Ordu-a, d. d. momento, 
tiempo, (moment, temps). 
En los dialectos basco-his- 
panos empléase frecuente- 
mente con la significación 
de hora, fheure). — Ordu 
tnsteah^ horas tristes, mo- 
mentos tristes . — Ordurik 
go7^a, 1. [lit.J «de entonces 
para arriba», para lo sucesi- 
vo. 
Orduan, g.l.bn. orduban. 



438 



ORD— ORR 



g. I), ordean, hn. ordian, s. 
entonces, en a(}uel momen- 
to, (alors). 

Ordubanche, g. en aquel 
mismo momento, (dans ce 
moment méme).— Sin.: or- 
do berean. 

Oreña, g. oreiña, b." Mar- 
quines, orein-a, 1. bn. cier- 
vo, (cerf). 

Or-emen, or eta emen,de 
allá para aquí, de un lado 
para otro. 

Ori-ia, g. b.l. orija, b. ho- 
ri-a, s. bn. amarillo, (jaune). 
Sin.: laru-a, b. 

Orlako-a, orrelako-a , g. 
b. horlako-a, bn. s. seme- 
jante, parecido, fpareil). 

Orma, 1, b. pared, (mur). 
Sin.: oltz-a, armera, mii- 
ru-a, paret-a. 

Orma, 2, g. b. 1. bn. a.'^n.** 
hielo, helada fuerte, (glace). 
Rin,: jeia, izotz-a, lei-a. 

Ornitu-a, g. b, abastado, 
provisto, tbrnido, (ravitai- 
llé, pourvu, fourni). — Sin.: 
zuzkitu-a, jabildu-a. 

Oro, d.d. todo, (toute). — 
Oí^otan, d.d. en todas par- 
tes, por todas paiiies. 

Orobat, g. b. 1. bn. s. otro 
tanto, lo mismo, de la mis- 
ma manera, (de méme). 

Oroi, oroitu, oroitzen, g. 
b. orhoitu, orhoitzen, 1. s. 
orhit, orhitu, orhitzerí, bn. 
acordar-se. recordar, {sou- 
venir, se souvenir). — Sin.: 
gomutau, b. 

Oroitz-a, g. b. orhoitz-a, 
1. s. bn. recuerdo, memo- 
ria, (souvenir, souvenance). 

Orru, g. b. 1. horra, 1. s. 



bn. hé ahí, (voilaj. 

Orratz-a , d. d. alfiler , 
(ópingle). 

Orraze-a, g. b. 1. s. ora- 
tze-a, bn. peine, í'peigne). 

Orraztu, orrazten, orra- 
zatu, orrazatzen , orrazetu, 
orrazetzen, g. b. orraztatu, 
orraztatzen, 1. bn. peinar, 
fpeigner). 

Orregatik, orrengatik, g. 
orregaiti, orregaitik, b. ho- 
rrengatik, 1. por eso, ácau 
sa de eso, (pour cela, ix cau 
se de cela*'. 

Orrekin, g. orregaz , b 
con ese, (avec celui lá). 

Orrela, g. [contracto fre 
cuentemente en la oonver 
sacien en orlá]^ así de es 
manera, de ese modo, (aía_ 
si, de cette faQon lá). 

Orren, g. b. horren , 
qué , cuan , cuánto , (qu— é 



com bien) . - ¡Orren polita 
jGuán bonita es! (¡Qu'el 
est jolie!) 

Oiren-a, g. b. horren-a, 
de eso, de esa, (de celui-1 
de celle-lá). 

Orrengatik. V. Orregati 

Orrera, g. orra, b. horr 
1. bn. s. ahí, hacia ahí, (V ü, 
vers lá). 

Orrei-año, g. b .hasta ab/. 
(jusque lá). 

Orretarako, ortarako, g. 
para eso, (^pour cela). 

Orri-a, d.d. orrija, b. hoja, 
(feuille). Orri-erdi-a^ media 
hoja, es decir, una página, 
(page). El P. [Triarte aplica 
también esta voz alas hojas 
de los árboles. 

Orrill-a. g. b. el mes de 



e 
1. 



ORR— OST 



439 



Mayo, (le mois de Mai). — 
fitim.: Orri'ill-^^ cines de 
las hojas». =™Sin.: maiatz-a, 
rt.d. ostoil-a, ostaro-a, g. b. 

Orro-a, d. d. orru-a, g. b. 
iramido, rugido, (rugisse- 
ment).-^Siii.: marnima. 

Orroaz , orruaz , orroz, 
l-)raiiiando, Crugissant). 

Orronz eta owonz, allá y 
aqui, (lá et ici). 

Ortz-kari'aka, crujido de 
clientes , (craqucment des 
<Jents^. 

Osaíi[arri-a, 1, d.d. apén- 
dice, complemento, suple- 
mento, aditamento, /appen- 
-dioej^ddition, supplement'i. 
Sin.: erraiskun-a. 

Osagíu^ri-a, 2, g. 1. s. bn. 
osagarrija, b, .tratándose 
de «na enfermedad], reme- 
dio saludable ó curativo , 
receta , (remede , TȎdica- 
ment^-Etim.: Osa-garri-a, 
lo que ha de comidetarle á 
uno, ó también osasnn-ga- 
tn*-^, lo que ha de darle la 
salud^ . — Sin . : sendagai-a , 
osakai-a, sendagall-a, erus- 
kai-a. — Los dialectos bas- 
co-ñ*ance8e6 usan algunas 
veces la voz osagarrija, con 
la significación de c salud», 
(santé), y como sinónima 
de osasun-a. 

Osagille-a, g. b. cirujano, 
médico, (chirurgien, mede- 
cin).— Sin.: eruskiñ-a , mi- 
diku-a, atcheter-ra. 

Osasun-a, g. b. 1. osaga- 
rri-a, s. bn. la salud, (san- 
té). — Etim,: Probablemen- 
te de osO'tasim. 

Osatu, osatzen, g. b. aca- 



balar, completar una cosa, 
volver á juntar lo que esta- 
ba disperso , (rasseml)ler, 
rendre entier). — Fig. curar- 
se , restablecer la salud , 
(guérir). 

Osiñ-a, g. osin-a, g. 1>. 1. 
ausun-a, ausin-a, 1). ortiga, 
(oiiiej.— lín el dialecto I)iz- 
caino desí^j[nase también 
con esta ví»z, según Moouel 
y el P. Criarte, tol agua 
profunda». 

Oso-a, d.d. todo, entero, 
(tout, cntior); muy, entera- 
mente, ftres, entiérement). 

Osoki, osoró, osó ta oró, 
d.d. completamente, ente- 
ramente, del todo, (entié- 
rement). — Sin.: guztiz, gu- 
ziró. 

Ospatsu-a, g. b. hazpa- 
zu-a, iCihenart] , famoso, 
renombrado, insigne, {céle- 
bre^. — Etim.: OfS'patsna , 
)*uidoso. 

Ostatu-a, d.d. fonda, po- 
sada, mesón , (hotel , au- 
berge). 

Oste-a, g. b. de nuevo , 
otra vez, (en outrej. 

Ostegun-a , g. b. ostee- 
gun-a, 1. bn. s. jueves, (jeu- 
di).— Sin.: egubena, 1).' 

Ostiko-a, d.d. coz, punta- 
pié, (coup de pied).— 0,v/¿- 
¡{o-2nan, b. bajo los pies, 
("sous les pieds). 

Ostirala, g. j). ostiraill-a, 
b. ortzilaro-a, 1. viernes, 
(vendredi). 

Osto-a, g. 1). ostua, g. b. 
s. hosto-a, 1. I)n. hoja, ¡de 
árbol, de arbnsto , etc.], 
(feuille). 



4á0 



OTA— PAR 



Otatu-a, 1). el erizo, (hé- 
risson). — Sin.: triku-a , g. 
kiiikió-a, g. kirikino-a, b. 
sagaiToi-a, sagarraio-a. 

Otatz-a, g. b. argonial , 
(terrain planté de tilleuls^. 
Sin.: otadia, elardia. 

Ote, g. b. othe, 1. s. bn. 
palal^ra expletiva de duda 
ó do interrogación, ("mot ex- 
plétif de doute, (rinterro- 
gation). 

Othoi , 1. por favor, te 
ruego, (je t'en prioj. 

Othoitz-a, 1. s. bn. ruego, 
súplica, oración, (priérej. 

Ots-a, g.b. hots-a, 1. s. bn. 
ruido, (bruit). 

Otsegin, otsegiten, g. b. 
Uaniar, invocar, (appeler, 
invoquerj. — Sin.: deitu. 

Otso-a, g. I). 1. oxo-a, s. 
bn. lobo 5 (loup) .— Etim.: 
Según Moguel, «el monta- 
ñés», ó «el de los altos». 

Otz-a, g. b. hotz-a, 1. s. 
bn, a."' n.'^frio, (froid^. 

Oya, g. b. — V. Oea. 

Ozta, g. b. [adv. ] apenas, 
{a peine, a peu-prés). 



Pagatu, pagatzen, d.d. pa- 
gar, (payer). 

I^ago-a, pa|j[ua, g. 1). l)a- 
go-a, phago-a, fago-a, fagua, 
1. s. bn. [Arb.*] haya, (hé- 
tre). 

Paillardiza, 1. impureza, 
deshonestidad. (Action ou 
parole déshonnéte). — Sin.: 
loikeri-a, lizunkeri-a. 

Pake-a, g. bake-a,d. d. 
paz, (paix). 



Paleta, [Piat.*], paleta de 
colores, (palette). — SinÓH.* 
puro: kololch-a. 

Pama, fama, d.d. fama, . 
renombre , (reaommée). — 
Sin.: omen-a, aomen-a. 

Panparroi-a, g. b. vano^ 
fanfarrón, (fanfaron-ne). 

Panpin-a, 1. panposa, g^ 
muñeca, (poupée). — Fig. ul- 
na esbelta y bien adornada^ 
(petite personne fort paréela 

Papo-a, g. b. 1. paparo-í^ 
g. 1. paparda, 1. el papo 6 L , 
papada de las aves, (gros^ 
gorge). 

Para, paratu, paratzen 
g. paratu, paraten,b. pon^^-^ 
colocar, (mettre). — Sinóaí- 
mo: ipiñi, ebeni, ereñi. 

Paradisu-a, g. b. 1. para- 
bizu-a, bn. paraíso, (para- 
disl. 

Parkatu, parkatzen, b.— 
V. Barka, barkatu. 

Parkagach-a , parkagai- 
tz-a, b. V. Barkagaitz-a. 

Parkagarri-a. V. Barka- 
garri-a. 

Parkasinoi-a, parkazio-a, 
b. V. Barkazio-a. 

Parlanzu-a , parlanzuba, 
b. alhago, fiesta, caricia, 
entretenimiento de regoci- 
jo, fcaresse, flatterie). P(i^' 
lanziian íMlU, b. andar en 
diversión. — En Bizcaya es 
muy común la locución: 
Chanurrah ciabUtz parlan' 
zuan. 

Parra. Y. Farra. 

Partildu, partildutea, l^. 
repartir, distribuir, (parta- 
ger, distribuer). 

Partilla, b. parte corres" 



PAS—POZ 



481 



poDdiente á uno en algún 
asunto ó negocio. 

Pasiatu, pasiatzon , d.d. 
pasear, (promener). — Sin." 
puro: boastitu. 

Patar-ra, 1. s. bn. cuesta, 
colina, (cote, colline). 

Perill-a, g. b. pelleburu- 
ba, b. peligro, (danger). 

Periltsu-a, periltsun-a, g. 
b. peligroso, (dangereiix). 

Perla, g. 1. s. perlia, b. 
perla, (perle). — Sin.*' puro: 
altiste-a. 

Pilla, g. pillea, !>. mon- 
tón, pila , grupo , (amas, 
groupe^. — Pouvreau cita 
también las voces piUi^ bíl- 
kua, hildun-a, — Ktim.: Pro- 
bablemente de BUdu, reco- 
jer. — Sin.: aldra, talde-a, 
mordo-a, inolso-a, mulso-a. 

Piñ-a, íiñ-a, d.(i. lino-a, 
delicado, (fiii,d61iéj. — Urre 
pin-pifwz Inndun, labrado 
de finísimo oro. 

Piñu-a,pinu-a,d.(l. Arb.* 
pino, (pin). 

Pío, lio, íiyo, liado, con- 
fiado, (coníié). — Acompaña- 
do de las terminaciones au- 
xiliares, se traduce por can- 
fiarse^ ser confiado, 

Pirritatu, pirritat/en, 1. 
rodar, (rouler) . 'IHrríla/ia. 
rodando, (roulant;. 

Pisatu, pisatzen, g. 1). 1. 
phisatu, phisatzen, bn. s. 
pesar, (peser). 

Piska, g. puska, g. b. 
puclika, b. 1. bn. poco,(peu). 

Pisti-a, g. 1). pistija, b. 
Desígnanse con esta voz ge- 
nérica todos los reptiles y 
bichos malignos, sin dis- 



tinción. La pala!)ra caste- 
llana que mejor la traduce 
es, en mi concepto, la de 
bicho. 

Pistitegi-a, g. b. hlc/terio, 
conjunto de bichos ó ani- 
males. 

Pisua, d.d. pésalo, (pe- 
santj. — Sin.: astun-a. 

Pizkor-ra. V. Hizkor-ra. 

Piztu, pizten, piztiit/.en . 
V. Biztu. 

Podatu, podatzon , d. d. 
poilar. (tailler la vigno). — 
Sin.: inautsi, inausi,oiluen- 
zi. 

Poliki . polikicho, poliki- 
ró, g. h. pulliki, 1. poco á 
])Oco, con cuidado, bonita- 
mente, (petit á petit, genh- 
mont). 

Polit-a, pollit-a. g. 1). 1. 
bonito-a, lindo, (jolic;. 

Politon-a, pollitf^n-a, g. b. 

tmlliten-a, 1. ísup." lo mas 
)onito, la más bonita, fia 
plus jolie). 

Poits-a, l)olts-a, moltsa, 
g. b.l. bolsa, (bourso). -Sin.: 
zi'.ku-a, b. 

Pot-a, 1. s. bn. beso, (bai- 
sor-subst). 

Poz-a, g. I). l)OZ-a, 1. ale- 
gría, contento, júbilo, satis- 
facción, dicha , (joie). — P(*' 
zik, contíinto, alegre, (gaio- 
mentj. — J*oZ't)OZik^ do l)ii(»- 
na gana, con mucho gusto, 
(íle bon coeun. 

Pozoi-a, })uzuni-a , pozo- 
ni-a, g. pozoin-a , J). 1. po- 
su-a, I. ponzoña, (poison). 
Fig. 6(iio, rencor, íhaine). 
Sin.: ire-a. 

Pozoitu-a, g, pozoindu-a . 



43ci 



POZ--R 



b. phozoindun-a, 1. phozou- 
dun-a, s. putzunatu-a , g. 
emponzoñado , (empoison- 
né). — Fig. incomodado, ene- 
mistado. 

Poztu , poztutzen , g. b. 
bozta , bozten, b. 1. s. bn. 
alegrar-se, regocijar-se, (ré- 
jouir, se réjouir). 

Poztun-a, g. alegre, (gai). 
Sin.: alegerea, g. arrai-a, b. 

Premi-a, g. b. I. necesi- 
dad, (besoin, néeessité). — 
Sin.: I)ear-ra. 

Preniiazko-a, g. 1. premi- 
ñazkn-a, b. forzoso, necesa- 
rio, urgente, ("nécessaire). 
Sin.: bearresko-a. 

Presaka, á toda prisa, (en 
toute bátej. 

Presondegi-a, g. b. pre- 
sondegija, b. prisión, cár- 
cel, (prisión). — Sin.:gaizta- 
leku-a. 

Próstata, prestatzen, g. b. 
1. aprestar-se, prevenir-se, 
disponer-se, (préparer , s' 
appreter).— És verbo bas- 
congado y se deriva dei?r^5/, 
usado como sin." de laster^ 
pronto, enseguida, con ce- 
leridad. 

Prestu-a , g. b. 1. phres- 
tu-a, bn. honrado, probo, 
(honnéte, probé). 

Prestueza, g. b. innoble, 
bajo, vil, perverso, (ignoble, 
bas, vil). — Etim.: Prestii- 
ez-a, no honrado. 

Prezatze, prezatzen, lab. 
pretchatu, pretchatzen, bn. 
apreciar, (apprécierj. 

Printze-a, printzia, 1. bn. 
s. príncipe, (prince). 

Progatu, progatzen, pro- 



bar, experimentar, ^éprou- 
ver, essayer). — Sin.: dantz- 
kitu. 

Prutu-a ó frutu-a, produc- 
to, fruto, (produit, fruit). 

PuUiki, 1. V. Poliki. 

Pulliten-a,l. V. Politen-a. 

Purrukatu, purrukatzen, 
g. b. phorrokatu, phorro- 
katzen, 1. s. bn. despedazar, 
destrozar, desmenuzar, tri- 
turar, fbriser, défaire). — Si — 
nónimos: puskatu, chikitu^. 
zatitu , apurtu, triskillatu 
cheatu. 

Puska, g. b. 1. puchka, b 
1. bn.s. parte, pedazo, fra< 

mentó, (partie, piéce, fra} 

ment , morceau). — Sinón^ 
mo: zati-a. 

Puskatu, puskatzen, d.t 
romper, despedazar , de£= 
trozar, (rompre , déchiret ^ 

Pusketan, d. d. en ped^^ 
zos. 

Putzu-a, g. b. s pozu-a, J 
putzuba, g. b. phutzu-a, 
pozo, ("puit). 

Puzuni-a, pozoni-a. V&^ 
se Pozoi-a. 

Todos los vocablos que 
comienzan con esta letra 
pueden buscarse en la K. 



Ningún vocablo bascon- 
gado empieza con la letra 
R. «Estas voces compues- 
tas, Recalde^ Rentería, Re- 
cacoechea, etc., están es- 
critas con imperfección, y 



SAB— SAM 



m 



la E, y debe decir- 
nlde, Er rentería, 
oechea, etc. Los es- 
han seguida el gus- 
lano, los que á las 
rrabia , arratoia, 
a, etc., que son to- 
íongadas , las han 
desfigurar, quitan- 
•ecedentes vocales, 
ir rabia, ratón, ri- 
i descripción de es- 
is está en el bas- 
(Moguel. — Peni- 

) 



« c 



;i.g. b.l.s. bn. vien- 
tre). 

ra, d. d. manzana, 
I. 

lo-ajg.b.sagarno-a, 
ra, (eidre). — Ktim.: 
i 'do-a , V i n o d e m a n- 

li-a, g. b. 1. bn. sa- 
, 1)11. s. manzanal, 
L*aie> — Sin.: sagas- 

• 

L, g. b. 1. s. l)n. ra- 
(souris). 

1, say-a, d.d. sal- 
ai^. 

2, g. 1. sahi-«, 1)11. s. 
initre, fvantonr). — 
:oka, g. I). 

, saiatzen , probar, 
(essayer, eprou- 
1 verl)o castellano 
, procede , según 
5ndi,del bascnence. 
•a, sayets-a, \k b. 
L, 1. saliex-a, s.ibn. 

(cótt';. ! 



Salatu, saiatzen; g.^ fiala- 
tu, salatuten, b. salhatu, 
salhatzen^ 1. bn. denunciar, 
acusar, fdénoncer , déférer 
en justice). ' 

Salatzalle-a, g. b. salha- 
zale-a, 1. bn. s. salatari-a, 
b. salhatari-a, 1. s. bn. acu- 
sador, delator , (^dénoncia- 
teur, délateurj.— Sin.: gaiz- 
gerle-a. 

8alazino-á , b. salaketa, 
salakera, g. acusación, (dé- 
lation , accusation). — iSin,: 
gaitz-gertamen-a. 

Saldu, saltzen, g. b. 1. bn. 
s. saldu, salduten, b. ven- 
der, (vendré). 

Sal-erosi-a , g. 1. bn. co- 
mercio, tráfico, (commercej. 
Etim.: Sal-erosi-a^ «com- 
pra y venta». 

Saltzalle-a, g. saltzale-a, 
b. saltzaille-a, 1. bn. s. ven- 
dedor, (vendeurj. 

Same-a, b. garganta, pa- 
ladar, fgorge, gosiery.— St- 
nónimos: eztarri-a, gubio-a', 
zintzur-ra, gangar-ra. 

Samindu , samintzén, g. 
b. 1. — Sinónimo úq Mindu, 

[V.] . ■ • . . 

Samiñ-a, g. l.samin-a, b. 
l.s.bn. amargo, acre, (amer). 
Agudo, tratándose del do- 
lor, (aigu). — Negar sami- 
nahin, b. con amargo llanto. 

Samur-ra, d. d. blando, 
tierno, sensible, (tendré). 
Kig. cariñoso, afectuoso, de 
buen corazón. 

Samurtu, samui-tzeUjd.d. 
ablandar-se , (amollir; fig. 
apaiser la colére). — Sinón.: 
bocratu, bigundu, ematu. 

28 



i 



«M 



áAM-.9BM 



. Simdiaf gn IK* 1. auteno, 

(im:t0Í>. 

8aog»v satín kn, §i &iMtiKft, 
aiHiiflfe-^,' b. se&nga, I, ba. 
s. ladrido del perre^ (abOfM- 

. S^ginrru-a» d.d, cangípe- 
jo^ (cMcre, éord¥l$8e v 
8are-ir, saria , d. d. ted, 

Sari-a, d. d. recompenaa, 
yreinJOy sueldo, eatipénáio, 
(iréeompeMe). 

SHríztatUí sarisiatzen, d. 
d. premiar , reoompeasar , 
(•reQ0a(peaser)w 

Sar0ori<-a r g» booti^pno, 
fchaleur suffocante). 

Sarjíñt-a , g. dargm*-a, b. 
jardúit, huertOy (jardin).— 
Ski.: lo^E^eloldra, baratz-a. 

Saroi-a, saroy-a, g. b. bos- 
que; »6lva, florestar» (&Nrét, 
boís,boeage).— Sin.: baso-a, 
oihan-a. 

Sar, sArtuy sartzenr, d. d. 
S0krtu., sftrtuCeitS' b. entrar, 
|teiiíetoar^(^ntrep, penetrer). 

Sar-arazi, sar-arazten, d. 
d. 9i|i>ara«)ií ^ sar-erazo, g. 
é^ [fbvmas padivasi] , hacer 
entrer, (faire entrer). 

Sarn^ffa , d. d. sadrkura, 
bnvteat^a^ (ent^ée). 

Sairri, d«4. pronto, al pun- 
to^ enseguicjíu , inmediata- 
üBi^nti^y en: biieve, (taatót;. 
SJK^.; laster, bevea]ia, ftle. 

Sai9cjhart€(^ <jkd. ba34ia lue^ 
Sjo, (a tetttót). 

Sarritan, g. b. sarri^bo, 
g. freiott^írteimdnte^ aetenu- 
áOi (soíiwventt).— Sinónimos: 
maiz , askotom^ anitzataii, 
usu. 



8asl»«ai dk dv aéak^ (cor- 
beiU^). 

Sast-a, d.d>b asarza^ breSá» 
xarzriy (buieaoa, bF0«88ar— 
Dé).— Sin.: if apar^ k 

Siaaikame^, 9. b. [lil. cbr- 
>a de zarza»], hqo ilegitimo . 
natura) ó ba«rtardoy(MM;a^A. 
Sí«í6b.: loteakil«ie-ft^ sdÉ»^ 
ko*-a. 

SasHar-ra, g. b^ aaparláip. 
i*a, 1. abrojo, (tñbtile» nerse). 

Sasizozo-a, g. b. L [Oral. 
tok>gía], BMrlo>, (mirfe).<~ 
Fig. sagaz , astuta , (fifi , 
rusé). 

Satai-a, b. Balo, (bálonl. , 
Sin.'» de Makilí-a. 

Sator-r», g. b. L sáifor- 
ra, bn. s. topo, (^tanpe).— Si- 
Btóaimo: satsuri-^a^ 

Seaska , g. cuna , (ber- 
eeau). 

Segur, segurki, segwra- 
ment6,sin duda,(8uremeiil!. 

Sei, d.d. seis, (six). 

Seigaíren-a , sexto , (si- 
liéme). 

Sei-k,.g. b. sefafr-a^, L 9, bn. 
siervo , sirviente , criada, 
(domestique). 

Sein-a, b; h señ-a^ |. re- 
cien-na6ido>(«itlant (|¿$ vient 
de naitre).— Sin.-: jaid^l»- 
rrif a, g. 

Sekuian, d.d. jatmáis^ Rtfó- 
ca, (jamáis). %-;^ 

Seme-a-, é. dU h^o, (ffis). 

Senar-ira,, g.-b. senafaur- 
ra^ I. 8;^ bn. msrido (man). 

Setíartu, sena];tze% gk K 
casársela mujer, eaniw- 
d^rse, (se marier la fbmmej. 

Sendatu , sendataen, g. 
sendatu, sendátinten, k eu- 



.S^VSC^' 



m 



«o 8WW'> (guériri.T-rEUr i (üf^cildje creer, tov^ 

/Doiogia: Sendatu, j6 j^odo- (invraisepi^lÁPljB^. 

tfi, fortificaf^. Sinisgarn-a, g. b. t^ir 

S9n4|,g;^ra » sendj^-a^ monio, (témoignwe), 

g. siíi^dWBVri-a, br a^n^- Siaiskor-ra, g. jp. zj^fj^r 

i^ra , IV s^ndpgarilr^, s. kor^ra, 1. g^ilie^kor-i^a, b9. 

remedio, medicina, (xeijaé- &• cj^édulp^ (créanle). 

de). ^mismén-a. smi$»|}|Éjmr¡i , 

S§udo-a, d^. sanq^ £aer- d.d. crédito, fé, (foi). 

te, róbusfo, (sáíú, fort) . Fiini8tu,'8inísteh, g. sini^ 



^ndoki, sendoró , d. d. 
[adv.] fuertemepte, (forte- 
meat). 

Sfindotasun-a, djd. forta- 
leza, vigcg:, firmeza, (forcé, 
vígueur, fermeté). 

8i9ptiiera I d. ^. seaüdo, 
(sei^). Yqz b^Lscougad^ que 
pmbede die senti-a, s^ñaji. 
. Sentsu-a, seiizu-a, 1. s. 
juicio^ (juiémeñij. 

Señjidera, g. sanide-a, b. 
pariente^ /¿onsa.nguiaeo , 

fcoiisanguin). 

Sejri)cioÍ7a, d. d. sermón, 
(seriaon)..-I)el latin senno^ 
sermonU. 

Seta, g. b. sepa, 1. obsti- 
nación, porfía, tenacidad, 
terquiÍBdad, (tenacité, obsti- 
iifttfoD, opiniátreite). — Sin.: 
burkoide-a, hisi-a. 

Seurki. Y. Seg^irki. 

S«t»-:*i.g. b. Lmüypoco 

us^o]^ zm-a, 1. s. bn. jura- 
menta, (serment). 

Siñ-egin, sin-egüea, g. b. 
zinein, ' zineiten, L s. bn. 
jurar , afirmar l>ajo jura- 
ipe^to, (affirmer par ser- 
ment). 

Siuisezkor- 



tu, sinistuten, b. ^ínetzi, 
zinetsten, 1. s^nhex, ainbe- 
xi, sinheiJ^n, bn. s. prqer, 
(crjQire). 

Soill-a, g. b. soU-;i, b* 
soil-a, 1. bp. s. estéril, des- 
nudo, despoji^O; (s^rite, 
ni;, dépouiíle). Buru sotfjlfi, 
calvo, (chauve). 

Soka, g. b. 1. cuerda, (cor- 
de).— De est^ voz deriva^ 
según Larra^len4i, la c^a- 
teUana soga. 

8olas-a , 1. 8. bn. Véate 
Jolas-a. 

Solo-a, b. V. Soro^- 

Somaketa, cbars^, (ctuir 
rade).— Sin»: Asmakcto. 

Somari-a, g. somaríja, p. 
acertador, el (y^e acierta.— 
Sinón.: asmarí-a, asmálza- 
Ile-^. 

Somatu, somatzeo. jg. b. 
acertar, adivinar, (d^iner). 
Sin.: asmatu. 

Soñ-a, 1, guip., Buu-a, b. 
soin-a, 1. bn. s. houvbra , 
espalda, (dos, épauIe).^ÍM>- 
nean, g. suñaii, b. soni-aii« 
bn. s. ¿ cuestas, (sur leB 
.épauIes).»Síu.: soluarde^, 
iñisezkor-ra, g.b. sinets- | besaburu-a, bizkkr-ra. 
pr-ra, 1. sinliexgoijor-ra, | Soñ-a, 2, guip. sufi-a, b. 



luí. s. incrédulo,pncredule). 1 soin-a, 1. bu. s. traje, (\táfh 
Sinisgaitz-a, siniskaitz-a, j meut cpmplet). 



iSft 



T¿»* 



SOX—RUS 



í^^óñii-á, sounba, g.b. soi- 
iiu-a, 1. bn. s. ruido* sonido, 
fson). 

S(]>rbalda , g. b. 1. bn. s. 
sorbálde-a , g. b. hombfo, 
espalda, (dos, epanle). Sor- 
baldan , á cuestas (sur los 
épaules). 

Sorgin-a, g. b.sorgin-a, I. 
bn. s. bruja, (sorcier). 

vSoro-a, g. solo-a, solu-a, 
I). sorho-a , 1. s. J)n. tierra 
sembradía , campo cultiva- 
do, prado, iprairio , champ 
cultivé). 

Sorra , g. b. insensible, 
absorto, (insensii)le), 1. es- 
túpido, (stupide), bn.. sor- 
do, (sourdj. 

Sotrera, 1 , g. h. concej)- 
cion, (conception). - Deri- 
vado del verbo sorft/. 

Sorrera, % g. h. adorme- 
cimiento , entorpecimiento 
de brazo, pierna, ó de un 
miembro cualquiera , (en- 
gourdissement).-S.":irdnra. 

Sorta, gip. chorta, J).liaz, 
fajo, puñado , racimo , ffa- 
got, poignée, pa(inet). 

Sortacho-a, g. cliortachu- 
a, b. sortachul)a, b. Marq., 
diminutivo de sorfa. 

Sortaldea , },^ b. Oriente 
(()riente).Etim. 5o>Va/^/f*-^. 
—Sin.: Iruzki-aldea, 1. eki- 
aldia , s. 

Sor, sortu, sort/en, 1, y 
iamUieu .sorfit znt . d.íl. sor- 
tu, sortuten,b.concei)ir. en- 
gendrar, germinar, dar orí- 
gen á....... (^germer , engen- 

drer). Figurado : lúventar, 
forjar (inventer). 

Sortz(v. g.de nacimiento, 



de origen , (de riai.ssanceí 
d'ófigine). 

Sortu, sortzen , ¿. g. bi 
adormecerse una pieriia, ui 
brazo, ú otro miembro cual 
quiera , (s'endormir , s'er 
gourdir). 

Sortu, sortzen, 3, guip. fe 
hacerse insensible , quedr- 
a])sorto ó estupefacto. 

Sotill-a, g. b. astuto, ii^ 
licioso, (nisé). 

Su-a, d. d. fuego, (feu) ^ 

Su-arri-a, g.b. suliarrl-; 
1. s. bn. pedernal , (pierr 
a fea). 

Suakartu, suakartzen, g, 
1. sukartu, sukartzen, g. b. 
])renderfnego,íprendrofpii). 

Sudur-ra, g. 1. I)n.s. sur- 
ra, i), nariz, ^nez). 

Snertatu, suertatzeii,(I.(l. 
acaecer, acontecer, suceder, 
(arriver , survenir;.— Sin.: 
gertatu , azertadu, jasó. 

Sugarra, div. dial, llama. 
(ílamme). — Etim. : su-yfn'- 
ra , llama de íue^^o, 

Sugea, g. b. sughe-a, si 
ghia, 1. s. bn, serpiente, c 
lebra , (serpent). Sinóiiin 
Krruga b. 

Sui-a, suy-a, g.b. sub 
1. bn. s. yerno , (gendre 

Sukalde-a, g. b. 1. sul 
de-a, bn.s. cocina (cuií 

Su-leiza, su-lezea, si 
d. d. lit. ígneo abismí 
tierno, (enfer). 

Sustrai-a, g. sustrí 
sustar-ra , b. surtzr 
raíz ,(racine). Fig.'' 
fnente. (source, orí 
Sin.Krro-a. zan-a. 
fnnts-a. 



SUT— TRI 



437 



Sutegi-a , g. b. 1. sutei-a, 
bn. fragua, rogón, (foyer). 

Sutu , sutzen, arder , in- 
flamar , (brüler).— Fig. en- 
colerizarse , incomodarse, 
irritarse, (se fácher, se me- 
ttre en colére). 

Sutu-a, quemado, (brulé). 
Fig.: Incomodado, colérico, 
(colérique). 

Sutumpada, g. I). detona- 
ción , cañonazo , (coup de 
canon , détonation , bruit 
éclatante). 

Suzko-k , d. d. de fuego, 
(de feu). 

Te 

Ta, i^contraccion de efa], 
conjunción, y, (ot). 

Talde-a, g. rebaño, mon- 
tón, (troupeau,assemblage). 
—Sin.: Aldre-a, b. 

Taloa , d. d. torta de pan 
de maiz, (galette de mais). 

Tantai-a, dandai-a, d. d. 
árbol joven y delgado. 

Tchacur-ra, s. WZahtir- 

Tema , g. b. thema , 1. s. 
bn. porfía , apuesta, (ente- 
tement, pari, gageure). 

Tinkatu, tinkatzen, d. d. 
apretar, oprimir, (presser}. 
Eshuak tinliatu , esti-echar 
las manos , ( pressér les 
mains). 

Tint, b. [signo del super- 
lativo] , muy, {ivé^,)=Tint 
ona, muy bueno. — Sinón.: 
chit, guztiz. 

Típula, dial. div. cebolla, 
(oignon). 

Tiniztai-a^ g. arco, i arma 



de guerra y caza\ (Are A 
tirer des fleches). ' 

Titi-a, g. b. dithira,!. bn. 
s. teta , pecho , mama , (te- 
tón, mammelle). 

Toki-a, d. d. sitio, lugar, 
parage ', (lieu , endroit). — 
Sinón. : lekua, aurkintza. 

Tolesgabe-a, d. d. [lit.sin 
pliegues], sin doblez , ciih- 
dido , sincero, (sincere). 

Toleskor-ra , toleskoi-a, 
d. d. flexible , (flexible). — 
Sin.: zimel-a , biurkor-ra. 

Tolestu, tolestutzen, d.d. 
plegar, doblar, (plier) . 

Tontor-ra , g. b. cumbre, 
cima , (sommet). 

Tontotzar-ra , tontucio, 
tontazo,tontillo,(grand sot). 

Topatu , topatzen , g. to- 
pan , lopatuten , b. hallar, 
encontrar, (chercher). 

Topos - topo egin , topo 
egin, g. encontrarse frente 
á frente. 

Tratu-a,d.d.tráñco(trafic) 

Tratulari-a, d. d. merca- 
der, traficante, ímarchand). 

Trebe-a, g. b. 1., diestro, 
hábil, (adroit , habile). 

Tresna, d. d. útil, instru- 
mento, (outil, instrument). 

Triku-a , g. [ZooL] erizo, 
(hérisson). 

Trinko-a, g. tinko-a, 1. s. 
comprimido, apretado,(pre- 
sée, comprimée). — Sinón.: 
trimendua, b. 

Trinkotu , trinkotzen, g, 
tinkotu, tinkotzen, 1. s. tri- 
mendu , trimenduten , b., 
comjjrimir Ccomprimer). 

Tripa, d. d. vientre (veii- 
tre). — Sin. : sábela. 



m 



m-^üp 



^ glotón, (glpiftoD), 

Tnalíaota», g. Jtt. Wíí^n- 

TrÍ8tíatu,trw)(^M,g. 
trj^Utul^ . a. dwpe^ÍH»f, 
nac9r 8;|i.u^a o ffizas , ^7 
PQcef).— Sin.: ftpúrtu, ¡í»ÍS,- 
tu, trtmÍDqu. 

Vrosa , a. b. tro£t^ , \., 
envoltura (maiUot). 

Trosalw, trqaaitíen.íE. tf o- 
chat^ij, Irodbal^en, empanar 
!\ las oiñüs , íencQjífUoler). 
— Sin. : oÍEi|14ii. 

Tritio ^gm , 1. burlar-se, 
(se ia<Vjpier). 

Trukatu, Uif)i^eu,i. d. 
cambar, (tr^iquer). 

J'ruaioi-a, uirmpi-a, d.cl. 
Irweno, (tttíperre). -:- í^.: 
os^^tsa , ostia, iurtzuria. 

7^ , cooiQ letra doble de- 
nota, según Astarloa, «hun- 

Tsu, stt, terminación que 
eiiti-it en la fumiacionde los 
adjeUvjos. 

Ttilü,tüpi3,l. V. chiUi. 

Tu^moví, V. trumoia. 

Tzi^ , sufijo que COITAS- 

p,oude ¿ fiof Ipoiirj. 



Ub^-a, ual-ft, g, correa, 
(courroie). 

libA]ai-rl-# ,|mp. lion,da, 
(frondeilancerilespierrBs). 
— Síu.: abuUa, aludía. 

l'bela , ubeldu-A , d. d., 
mauch^ qued^au en lapjj^j 
las heridas O fuertes ío/jiu- 
íiiones, (noiceura qi^e oaii< 
seiit les meutrissut^es). 



j;í»fi^|a^up-a . , 



... .. ,.,*H8P0»- 
tU^loqfiB. 

pité^u , Vfhfit^fia , 4i 4., 
WK^eocí» de a^rii; gp^, 

(raenrtrir). 

fJ<i^ . d. <?. saíio , yjí^^^o, 
(etó). 

Lda-azkena, d. d. oitciño, 
(íiutofnne). 

Udabern-a,fi.<í.ifdabar4- 
ait).pi'¡mavera,(íffÍJitejj>p^), 
Sin.: eralora, bedatx-^. 

Udail-a, 1-, ei njes de Ju- 
nio, (le mois de Juin).£ibl1l. 
Uda-ila, mes del verano.— 
Sin.: GaragarTÍÍla,g. bagill- 
a , b. ei'earoa , ekfiaina , I. 
s. bo. 

Udare-e , ivlari^ , nf,- 4r) 
pera, (poiru). 

Ugan , g. Ik «ífun^^te, 
(abonctantj.T-Sii^.: zori,jia: 
ro, opa, aiaits. 

Ugariró, g.i). abundap^ 
mente , (aboj^danmepl). — 
Sin.: zoi'iró, naroro, óp^, 

Ugaritasun-^,^. b. ¿pn- 
dancia, (abondánce).'— SiB.: 
zoritasi^-a , askotit^. 

UganUí) ugaril^i^, a. b., 
abunda} fQ(uirt|d^r] ^ub^i' 
tar , (aboD^er , ^oiider, 
aiutmenter). 

Lgarte-a, g. b. 1. iala (U^. 
EÜra. ; L'frarte (gj^ 1» á 
es simplemente eufói^e^^ 
teo^Q ó en ip^d^o de las 
aguas».— Siu.: juíbitarWr?; 

Ugolde-a, g. Hlj8l4i&-a, g. 
b., uholde-a ,1. hurolde-rai 
Ijn. , aguacerÁ , h^vvte, 
avenida de agiias , ailuvj^, 
{.^yofse, t(irreu|,|^i«9.)- 



UJO— UHB 



ktíÚ 

■9JfC 



^9t. > iAcrla r iijolay uraldia. 
UjoMe-a , §. b.— Sin/ de 

Ujiddetu, iQoláetzeiiy g.b. 
convertirse en torrente, en 
4Í1UVÍ04 

(Jkattt, akatze», g. b. 1. 
iiUta, irkhatú, bn. s. negar 
(B*er). 

Ukabilla* , g. b. K, puño, 
(poing). 

Ukita, ukitzen, g^ 1. uku- 
tu, ukutu!ten,b. hunki,hun- 
kitii, bn. 5 tocar, (toucher). 

UkuUu-a, g. cuadra, cor- 
ral mra el ganado (eouríe-. 

UleMa, nlia > b. V. Itte-a, 

Ume-a, g. b. hume-a, l.s. 
bn., cria, criaturai, Ccréatu- 
jré)^ — Se aplica indistinta- 
menrteá todos los- seres, y es 
mas general que la voz^^^r- 
ra^ que expresa yadetermi^ 
nadamente «criatura racio- 
ntd». 

Umekeri-a, g. b. umeke- 
rvía, h. niñería, acción pue- 
ril ,(puerilíté , enfautillage). 

Umetasuna, g. b., niñez, 
cosa propia de la infancia, 
(lepropreíde l'infance). 

Umetu, umetzen,ff. ume- 
tnten, b. auriñarse, (se con- 
dffñre en enfant). 

Umezurtz-a, g. b. 1. bn., 
ümezurra, b. huérfano for- 
pftelin). — De t47ne y zurfza 
abandoRado;-^Sfn.: guraso^ 
gabe-a , zurtz-a, g. b. clmr- 
toh-a, bn., emaznrtz-a. 

Uniill-a , g. umil-a , b. 1. 
ai.* n.* s. humilde (humble;. 
EtiuL. : esta voz , de la que, 
según Larr. , han derivarlo 
sus equivalente-^ , tanto el 



latin como ei east.*^, |Mrece<ie 
de •¡kmé^UHí , criatilra apa- 
gada, y es lo qoe eportuna.- 
mente se dice del humilde. » 
Sin.: Ochan-a, otzar-ra, h., 
etorkor-ra, g. manifgiftm. 
(Larr.) 

Umoa , g. b. 1. sazonado, 
maduro, blando,(mür,mou). 

Umotu , umotzen , g, 1., 
umutu, umutzen, b. umau- 
tu , umautzen , b. 1. madu- 
rarse la fruta (lespu(ís de 
cogidi* y tendida, sazonarse 
(mürír). 

ílnai-a, g. boyetfizo (bou- 
rier). 

üne-a. g.b.l. gune-a, bn. 
momenlío , lugar , paraje, 
sitio, (moment , Hetr , en- 
droil). — EHotzahú unera^ 
al momento, al trance dfe la 
nruerte. 

Unghi, 1. V. Ongi. 

üntz-a , g. b. hnntz^a , 1, 
bn. , s. hontz-a , 1., hiedra, 
(lierre), 

Untzurri-a, g. b. hoja de 
hiedra, (feuaie de Merre).-»- 
Etim. : de uniz-m y orri-a. 

Ura, l,g, b. K hura, hon- 
ra, s. bn. agua, (eau). Ure^ 
ra^ al agua. 

iJra , 2 , >e escrit>e co- 
munmente coii h inicial pa- 
ra evitar su confusión co;i 
la voz anterior , pron.dem.* 
aqpel , aquello , a^fuellu, 
(luí, il , elle)* 

Uraldi-a,g. diluvio, agua- 
cero, torrente. — &ín.: ojola. 
ugoliea. 

í'rliil'hi, urbiltzen, g,b,, 
hurbildn , hurbiltzen, \. s. 
bn. acenrar-se, aproximar^ 



440 



1;RD— URR 



se, (approcher). 

Urdai-a, d.d.tociiio(lar(l). 

Urdai-azpia, jamón, (jam- 
í)on). 

IJrdall-a, g.b. urdail-a, 1. 
ourdai-a , bi). s. estómago 
(estomac). 

Urde-a, g. 1. bii , ourdia, 
s. cerdo (cochou). — Hinón.: 
cherri-a, g. , charri-ja , b., 
l>elarlu/.e-a, b. 

Urdiñ-a, g. urdiii-a , b. 1. 
«. bn., azul, (bleu). 

Ur^ullu-a, g. orgullo, va- 
Jiidad , (orgiieil , vanité). — 
litim.: viene de origen bas- 
congado, de ut\ agua, y go- 
losa , hinchazón , que es lo 
que constituye la hidrope- 
sía , y es así el orgulloso, 
hinchado de corazón »[Lar.] 

Urgullutsu-a, g. soberbio, 
vano^ orgulloso , (orguei- 
lleux , vain). Sin.: antuste- 
dun-a , ponpatsu-a , koipa- 
tsu-a. 

Urgun-a, g. b. cojo (boi- 
teux;. — Sin. : erren-a , ma- 
ki-a , maingu-a. 

Urrats-a, g. J). urhats-a, 
1. urhatx-a,s.bn. paso(pas). 
— HogJiei itrhatxez, á vein- 
te pasos. 

IJri-a, 1, iri-a, g. 1). hiri-a, 
1. bn. s. ciudad ( ville). 

Uri-a , 2 , g. b. 1. a/' n." 
V. Euria, 

Urka, g.b.l. horca (four- 
che). Urkaheojí, ur/íapcan, 
urliapian , en [ó bajo! la 
horca, (dans le fourche). 

Trkatu, urkat/en,g. b. 1. 
urkhatü , urkhatzen , luz., 
aíiorcar-se (pendre , taire 
liendre.) 



Urki-a, g. b. urkija. b.— 
[Arb.] abedul, (bouleáu). 

Ur-ra , g. b. uur-ra, b. 
burra , i. s. bn. , avellana, 
(noisette). . 

Urratu , urratzen , d. d. 
romper-se, rasgar-se , des- 
trozar-se . (déchirer, rom- 
pre). Sin. : autsi , puskatu. 

Urre-a, g. b. 1. urri-a , g. 
b. urhe-a , bn. s. oro. (or). 

Urrean, urrian, g. b. hu- 
rren, hurrean, 1. s. bn. cer- 
ca, próximo, (prés de, dan 
la proximitó). 

Urrengoa , lo siguiente 
lo que sigue , lo que esti 
próximo. 

Urreratu , urreratzen, 
urreratuten , b. hurrerat 
hurreratzen , 1. s. bn. acei 
car-se , aproximar-se , { 
procher,s'approcher).Siñ- 
urbildu. 

IJrretsu-a, dorado, (doré 

Urrezkoa, de oro fd'or)— 

Urrezuri-a , b. plata (a _ 
gent). Sin. : zillar-ra, g. 

Urrezigor-ra , g. b. cetiM 
(sceptre).— Etim. Urre-z 
gorra, palo ó bastón de orí 

Urria, 1, g. b. V. nrre* 

Urri-a, 2, g. urrija, b. 
caso , raro , (rai*e). Sinórr 
bakan-a. 

Urri-a, 3. urrilla, g. b. 
el mes de Octubre , (OcBK 
bre). Etim.: mes escaso. — 
Sin.: bildilla. 

Urrikaltu , urrikaltze//^ 
1. s. bn. V. urrikitu. 

Urrikari-a, b. 1. urrikari- 
ja, b. que excita compasio/í. 
(jue apiada, (qui fait pitié). 

Urriki-a. g.b. WErrukm. 



JX 





ro 
zi- 




L 



o- 



-'. 



ÜRR— UST 



441 



'ikitu, urrikiteen, g.b. 
itu, errukitzen, g. er- 
)n, b. urrikaltu , urri- 
la , 1. s. bn, compade- 

, tener compasión, 

compassion). 
ikitu-a,g. errukitu-a, 
compadecido. — Sin.: 
atu-a, gupidetsi-a. 
itu , urritzen g. mer- 
disminuir , decrecer, 
itre, diminuer). 
itza, g. 1. bn. s. urre- 
. avellano (noisetier). \ 
un, b. 1. bn. urruti, g. 

b. hurrun, 1. urruiti, 
s (loin). 

undik, 1. urrutitik, g. 
3S, (de loin). 
UTidu, g. b. hurrundu 
. alejar-se, (éloigner). 
urrutiratu , aztandu, 
tu. 

unga, g. arrullo (ron- 
neñtdu pigeon).Sin.: 
ii, g. b. kurruka, 1. 
uti, g. Y. Urrun. 
utiko-a, g. urrungo-a 
»n. s. lejano, (éloigné, 
in). 

arra , d. d. acuático, 
:ique). 
irill-a , g. b. , urtha- 

1. urthatsil-a , bn. s. 
á de Enero , (le mois 
ivier). — Etim. : mes 
o. — Sin.: il-beltza. 
e-a, urti-a, g.b. urthe- 
. bn. año , (année). 
en,urteten, b.V.irten. 
eró, uiteoró, d. d. to- 
»s años, cada año. 
u, urtutzen, urtzen,g. 
luitu, hurtzen, s. bn., 
tir-se, liquidar-se, fun- 



dir-se, (fondre). Eltim.: ur^ 
agua; tu , term. verbal; lit. 
convertirse en agua. 

Ur-ujoldeak , corrientes 
de las aguas. 

Urus-a, hurus-a, 1. s.bn. 
felix, dichoso, (heureux-eu- 
se). — Etim.: probablemente 
del francés. Sin.: dohatsua, 
zorioneko-a. ; 

Usa-tortola, tórtQla,(tour- 
terelle). 

Usai-a, usaya, g. usain-a, 
b. 1. s. bn. usaiñ-a,b. Marq. 
olor (odeur). 

Usai-egin , g. usain-egin, 
b. 1. s. bn. oler (sentii*). 

UsaindUjUsaintzen, usan- 
du , usantzen , g. b. oler, 
husmear, (sentir). -Hacerse 
olor á algo, comenzar ¿po- 
drirse, (devenir puant). 

Usakume-a, d.d. pichón, 
(pigeonneau). 

Uso-a 5 g. b. 1. urzo-a , s. 
bn. paloma, (colombe). 

Uskeri-a , d. d. uskerija, 
b. cosa fútil. 

Uste-a , div.dial. opinión, 
creencia , esperanza , (opi- 
nión, esperance). — Bereus- 
lean , en su sentir , en su 
opinión. 

Ustegabean, ustekabean, 
ustegabetanik, div.dial. sin 
pensarlo , sin creerlo , des- 
cuidadamente, casualmente 
(sans y penser , par inad- 
vertance). 

Ustekabe-a, acaso, casua- 
lidad,suceso imprevisto, (ac- 
cident, évenementinopiné). 

üstel-a , usteldu-a , d. d. 
podrido, corrompido, (pou- 
rrie). 

28 ** 



i 



440 



usrr— Y 



Ustekhi, osteUzett , d. d. 
Dédrir-se , corromper-se. 
(pourrir, se ponrrir). 

Uslo-a, g. h. hiisto-a , 1. 
s. bn. vacío, (videi. 

Uto-a^g.b.hiits-a. l.hux-a. 
». bn. vacío , ívidei: y tam- 
Men 9fúo, como en gizon ut- 
smkj solo hombres. 

IJtsegin , utse^iten. g. b. 
hmtsegpn, hutsegiten. 1. bn. 
huxegin , huxegiten , s. 1). 
faltar, (manqnerV. 

Utsegite-a, guíp. b. falta, 
(faute). 

Utzi, lixten, g. utzi, etzi- 
ten, b. utzi, ntziten, uzteii, 
K dejar, cesar , abandonar, 
ílaisser , cesser , abandon- 
fier). — Sin.: laja. 

Utzerazi,tttzerarazo,utz¡- 
arazi , utzi-erazo , formas 
pasivas , hacer dejar, obli- 
gar á dejar, (faire laissen. 

Utsune-a , g. utsunía , g. 
b. hutsgune-a, 1. falta, erra- 
ta, (manque, défaut). 

IJzta, g. b. 1. 8. bn. cose- 
cha, Crécolte). 

Uztai-a , uztay-a , d. d. 
aro, Ccerclej. 

UztaíU-a, g. b. uztail-a, 1. 
uztalta. bn. eJ mes de Julio 
(le mois de Juillet). Etim.: 
mes de la cosecha, (le mois 
de la récolte). 

Uztarri-a , d. dial, vugo 
(joug). 

Uztartu, uztartzen, d. d. 
uztarritu,uztarrítssen, guip. 
uacir, (attacher au joug;. 






: 



Esta letra es completa* 



mente superflmen JbAseuen- 
ce , y aun de inlroduceioii 
muy moderna , paes en los 
escritores antiguoa apenas 
se le encuentra si no en b 
voz verba derivada del la- 
tín rerbtmi, pxdabra] . y en 
sus compuestas rérbelüy 
terbaidikt; en rliyina y en 
una que otra de procedencia 
latina. 



La X es completamente 
sapérflua en la lengua ens- 
kara , y aunfue en los dia- 
lectos basco-franceaes se en- 
cuentra alguna que otra ves 
¡Kara indicar el sonido espe- 
cial que expresamos con la 
i, nunca aparece comoletra 
inicial de palabra. 



En los varios dialectos del 
basciience , fuera del gni- 
puzcoano,se vé genendmen- 
te sustituida es& letra en la 
escritura por la y, que oomo 
queda dicho en su lugar, 
tiene la pronunjiacionde la 
/ latina, y no el de la j espa- 
ñola, de impoi-tacion árabe. 
En los dialectos basco-his- 
panos no se hace apenas uso 
de la I/, sino en algunas eu- 
fonías , nacidas iuMludable- 
mente del aboso-, como en 
ogiya por ogi-^y zaMiya por 
zaldUa^ etc., que los bizeai- 
uos , ann(|ue pronuncian lo 
mismo , siguen eseribiefido 
como aRtig«ameiite , agija^ 



Y-.ZÁL 



448 



^^9aM\fm. En lo6 diakL liasoo- 
^fiuQoeses se ha iatr^ducido 
-sdgo mas la K , en sustitu- 
ción de la / , y así es muy 
4K>mun ver escrito Vangoi- 
hon, por JangiAhcha^ yarri 
-por JartH , \^ihi por Jeiku 
tioaiKlo se ihalle , pues , ai^ 
l^na deístas voces, ^s con- 
Teniente á ios que manejen 
este vocifcbulano , acudir á 
la letra J. 



La z como letra doble, 
<ieaota abundancia.— >Como 
sui^a equivale á las prepo- 
siciG^nesa , de , por. Ejem- 
plos zaidi^ caballo; zaMi-z, 
i caballo; Mrr^,oro; t^rre-z, 
ie oro; bidé, camino, bide^z, 
le c^amiao ó de paso ; bere, 
fcti, suyo, suya; bere^z, por 
il ó de por 8i> 

Zaar-ra , b^ V. Zur-ra. 

Zabal*a, d. d. abierto, an- 

^ho , dilatado , desplej^ado, 

OQvert,large^plié.,dilaté). 

Zabaldu, zabaltzen, d. d. 

^brir, «nsancbar, estender, 

dilatar, desplegar, (élargir, 

Steiidre , ouvrir). — Besoak 

^Mtalik , con los brazos 

«ü^iertos^ (avec les bras ou- 

^erts). — Erdi'Zabaldurik, 

entreabierto , (entrouvert). 

Jiiagi-a, g« b. zahagi-a , 1. 

bn. s. , pellejo , odre , bota 

ée ouero , (outre). 

Z¿har-ra, 1. s. bn. V. Zar- 
ra. 

Zai-a , zaya , 1. g., zai-a, 
saíja, b., zahi-^a , 1. bn. s., 
salvado, (son)^ 



Zai^A, 3. g.^, {Sflia«A , iiw i. 
bn.s. guarda, guardián {fat^ 
de, gardien)^— iEntra bú la 
formación de muchas vooes 
compuestas, ooüm átraai-á^ 
pastor , [guardador 4 guar- 
dián de ovejas], mánúazai' 
a , arriero , [guardador dé 
muías], etc. 

Zaindu^ zaintzen, g.l. zai- 
tu , zaitzen , g. b. guardar, 
vigilar, euidar, (garder, soi- 

Íper, veiller á*...) Ftg.: de- 
énder, amparar, (défeadre, 
proteger). 

Zakur-ra, g. b* chakur-ra, 
g. b. 1. zakhur-ra , 1. im. s. 
peiTo, (chien). *^ La forma 
ehahur-ra se emplea mas 
propiamente como diminu- 
tivo. — Etim. : Zaukahorra 
ó Zaukorra , ladrad(Dsr4 
. Zakur-kume-^, ó ohakur- 
kumera, [lit. cria de perro], 
perrito, perro recien-naoido 
(petit-chien). 

Zalá, zalui-a, b. flexible, 
(flexible). — ^Emakumiak 
dagoz edia legez zalaíK niai- 
tetasimian.^ [Azcue.] cLas 
mujeres , en cciestion de 
amor , son flexibles eomo 
las correas.» 

Zalants-a , zalanz-a, g., 
vacilación , diida , (vaofla- 
tion, doute). 

Zaldi-*a, zaldiya^ g. zaMi- 
a, zaldija, b. zaldi-a, 1. bn. 
s., caballo^ (che val). £>tim.: 
cAñcionado al grano» , se- 
gún Moguel.— Oihen.en sus 
Proverbios e^víhQ SaldL*^ 
Sin.: Zamari-a. 

Zalduniote , domingo de 
carnaval , (dimanche giras«) 



444 



ZAL— ZAT 



Pou'^reau escribe Zaldun- 
\haute. 

Zale-a, zali-a, d.d. añcio- 
nádo á, amante de algo,(por- 
té á, qui aime une chose). — 
Esquívale comunmente á la 
terminación griega philos^ 
tan en uso en todas las len- 
guas modernas. Bronia za- 
lla, amigo de bromas; eper- 
^a/ta, aficionado á perdices; 
etíshera' salea, bascófilo. 

Zaletu , zaletzen , g. b., 
[acompañado de las termi- 
naciones auxiliares], aficio- 
narse á algo. 

Zama, d. d. zama, zamia, 
b. carga, fardo, haz, mano- 
jo, (charge, fardeau , botte, 
fagot). Egur-zama, carga ó 
haz de leña). 

Zamari-a, d. d. zamarija, 
b. , cabalgadura , acémila, 
bestia de carga , (bette de 
somme).-Etim.: zama-ari- 
a , cargador , conductor de 
cargas. 

Zanga^ zaunka, g. zanga, 
zainga , b. ladrido, (aboie- 
ment). 

Zangar-ra, [Anat.*] g.b.l. 
tibia, canilla, (tibia, l'os de 
la jambe). 

Zanko-a , div. d. pierna, 
(jambe);pantorrilla,{mollet). 
En el dial. [lab. úsase tam- 
bién á veces con la signifi- 
cación de/?i^, (pied). 

Zantzu-a^ g. traza, vesti- 
gio, (trace) . Sin .: Aztarran-a. 

Zanzo-a , zanzu-a. Esta 
palabra expresa la vocería 
gutural, inarticulada de que 
se valían los bascongados, 
ya para desafiar , ya para 



cantar la victoria; gritería, 
vocería , grito de guerra, 
fclameurjconfusion de voix, 
chant de guerre). 

Zañ-a, g. b., zain-a, 1; bn., 
s., raiz,vena, (racine,nerf.)f 

Zanpatu, zanpatzen, d.d. 
aplastar , chafar , estrujar 
espachurrar , (écrasser). — 
Sin. : Lerdatu, estanderazo^ 

Zapaldu , zapaltzen, g. tr 
— Sin.** de Zanpatu, 

Zapi-a, g. b. zapiya, g. z^ 
pija, b. lienzo, trapo, (chl_ 
fon. Unge). 

Zarika , gip. b. 1. saucu^ 
(saule). — Sarihetaa , enl^^ 

sauces, (dans les saules) J 

Sin. : zunzi-a , g. sagatx-a^ 
sahats-a, 1. 

Zar-ra, g. zaar-i*a, b. zat- 
har-ra , 1. s. bn., viejo , ao- 
ciano , antiguo , (vieux, an- 
cienne); usado , de poco va- 
lor, (usé, de peu de valeur). 

Zartasun-a , zaríze-a, g., 
zartza , b. vejez , senectud, 
(vieillesse). 

Zaríatu , zartatzen, g. b., 
zaríhatu, zarthatzen.l. des- 
garrar-se, rajar-se, estallar, 
reventar, (fendre, sebriser, 
éclater, déchirer). 

Zartu, zartzen, g. zaarta, 
zaartuten , b. zahartu . za- 
hartzen, 1. s. bn. envejecer- 
se, (vieillir, se vieillir). 

Zartze-a, g. b. vejez,(viei- 
llesse). 

Zatar-ra,l. [subst.**] trapo 
viejo , (chiffon).— 2. [aíj,], 
feo, sucio, (laid). 

Zati-a, zatiya , g. zati-a, 
zatija], b. zathi-a , 1. s. bn. 
pedazo , parte , fragmento, 



ZEL— ZEP 



445 



(mor^^eau, pié€e).Sin.puska. 

Zatitu, zatitzen, g. b. za- 
thitü, zathitzen , zathikatu, 
zathikatzen, 1. s. bii. [como 
derivado de zatia^ significa 
litei'almente ] hacer pedazos, 
fraccionar, paiiir , romper, 
(mettre en morgeaux , par- 
tager , divisor). Empléase 
también en la acepción de 
zurrar , golpear , (chatierá 
coups de fouet , battre) ,y 
como sinónimo de zeatu. 

Zauri-a, g. b. 1. bn. s., 
zaurija , b. , heiída , llaga, 
(plaie , blessure). 

Zaz , g. b. bn. s. , tza%, g. 
taz, L, sufija que correspon- 
de á de; Nitzaz, de mí, (de 
moi). 

Zazpi , d. d. siete, (sept). 

Zazpigarren-a, d. d. séti- 
mo, (septiéme). 

Zear-ra, g. b. zeihar-ra, 
1. bn. s. , oblicuo , torcido, 
desviado, (oblique , de tra- 
vers). — Zearka, de través, 
(detravers). 

Zeartu , zeartzen , g. b., 
zeiharkatu, zeihakartzen,l. 
bn. s., torcer, desviar, (dé- 
\ieY).'ZeartHaZy torciendo, 
desviándose. — Sin.: okertu. 

Zeatu, zeatzen, g.b. zeha- 
tu, zehatzen, 1. s. bn., aplas- 
tar A uno agolpes, castigar- 
lo duramente , (chatier a 
coups, battre).-Sin.: Zatitu. 

Zein, zeñ, g. b. zein, 1. s. 
bn. , quien , el cual, (quel, 
le^uel). — Zeintzueky g. b. 
quienes , los cuales , (qui, 
lesquels).— Zc///, empleado 
como adverbio se traduce 
por cudn^ (comme). 



Zelai-a, g. b., zelay-a, ^'. 
zeiaija, b., zelhaí-a, 1. s. bn. 
llano , llanura , sembrado, 
prado ó herbal , tierra sem- 
bradía , (plaine , lieu ahon- 
dan t en herbé). 

Zelaitu , zelaitzen, g. b., 
zelhaitu, zelhaitzen 1., alla- 
nar , aplanar las tierras, 
(aplauir). — Sin.: berdindu, 
lautu, píaundu. 

Zelan , zelatan , b. cómo, 
(commen).— Sin." de Nola^ 
nolatan. — Zelan bada^ pues 
cómo. Sin.: Ñola bada, ñola 
arren. 

Zelata , g. b. 1. acecho, 
emboscada [guet,embilche). 

Zelatatu, zelatatzen, g. b. 
1. acechar, espionar, (espio- 
nner).— Zelaiaka egon , g. 
b. estar en acecho. — Sinón. 
Hearkatu , begietsi. 

Zelatari-a, g. b. 1. zelata- 
riya, g. zelatarija, b. espía, 
(espión). — Sin.*» Bearkari-a. 

Zelhaina, 1. s. bn. V. Zo- 
lai-a. 

Zemendi-a, zemendija, b. 
el mes de Noviembre , (No- 
vembre). Sin.Azilla,azaroa. 

Zenbat, zembat, zenbait, 
d. d. cuantos, (combien). — 
¡Zenbait ta zenbait ninfa..! 
iCuántas y cuántas ninfas! 
zenbat bíde)\c>\i2i\\idi^ veces. 

Zentoi-a, zentoy-a, g. gi- 
gante (géant). Sin.: goiante- 

a, g. erraldoi-a, b. 
Zentzu-a , g. b. zenzu-a, 

b. juicio, buen sentido, ( ju- 
gement, sens). 

Zepo-a, g. b. zepho-a, l.s. 
trampa para cojer lobos ú 
otros animales (traquenard) 



446 



Síq.'': ZurarU. 

Zer, zerk, d.d.ze, b. que, 
quien, (q«ioi, que, quel). 

Zerba , g. b. bn. , acelga, 
(bette, poirée). 

Zerbait, d. d. aigo, (quel- 
que chose). 

Zerden-a , g. b. , alto, er- 
guido, recto , (levé, -dressé). 
8in.* de Zuzen-^, 

Zeren,d.d. [gQtAXMQ aer] 
porque , (paf ce que). 

Zergatik, g. 1. zegati, ¿er- 
gaitik, b.poixiue (pourquoi). 

Zeronek,g.b.l., zerorrek, 
g.,íú mismo, (vous-méme). 

Zei-oni, g. b. 1. zerorri,g. 
á ti mismo, (á vous méme). 

Zerri-a, g. cherrí*a , g. 1. 
bn. s. , chaiTÍia, b. , cerdo, 
cochino , (cocnon). Sin.: ur- 
de-a, g. , belarluze^, b. 

Zertako, g. 1., zertarako, 
g., líetako , bizc.*" para que, 
fpourquoi), 

Zertan , gip. zetan , b. en 
que, (en quoi^. 

Zeru-a, g. d. 1. a.** n.**, ze- 
lu~a, zelui-a, b.l. zeri-a,bn. 
zeuri-a, s,** ronc. , zeli-a, s.° 
lit.' , serue, b. Ochand.*», el 
cielo , (leciel). Uéaqui la 
curiosa etimología i]ue de 
esta voz dá 8orreguieta:(S«- 
mnmx hisp.* base.*, I., 191.) 
Ks «voz compuesta de zev, 
causa, principio, fundamen- 
to , y el mutilado tui , cabo 
de agua, atmósfera : de for- 
ma (jue de zer-egua , que 
era originai*iiunente,se con- 
virtió con el sincope de e^ 
en lerna, que signiüca lite- 
ralmente «tywfff ambientéis, 
eato es , principio , causa, 



iiriBamento, atobiente *ó n^ 
mósfera. » 

2erugoien ^ a » empírao,^ 
cielo, (empyrée, le oiel). 

Zeruko-a, zerutar-ra, dA^ 
oeleste , celestial , (oéteste). 

Zerurontz , g. b. al <;ieto^ 
hacia el cielo, (au ciel, vñvm 
le ciel)« 

Zeruratu , zerai*at;zen, d^ 
d. ascender , subir al ciel<^ 
(s'elevé sur les ciete). 

Zerutar-ra, V. Zerukoa*^ 

Zeu, b. V. Zu. 

Zeure, b. V. Zure. 

Zezeill-a , biz. el me»^, 
Febrero, (Février). — Etin?. 
Zezen-ilía , mes de los tjo- 
ros.-^Sin.: Otsaill-a. 

Zezen-a , d. d. toro, (taif- 
reau).~Etimol. según Mo- 
guel lel erguido». [Probab. 
de la voz ziizená], 

Zigor-ra, g. b. zihor*-ra,I. 
vara, pértiga, (gaule,verge). 

Zikiñ-a, g. b. zikin-^a, ÍA. 
zikhin-a, bn. s. Gomo sust* 
basura , inmundicia, (ordu- 
re).— Gomo adjetivo, siicio, 
repugnante, asquerosOfiBtt- 
griento, (sale, crasse). 

Zikindu, zikintzen , g. b. 
1. zikindu , zikinten , b. ú- 
kbin, zikhindu, zikhixitzen, 
bn. s., ensuciarnse , empor- 
car-se, manchar-se, (salir). 

Zikinkeri-a, g.b. 1. zikin- 
kerija, b. zikbinkeri-a, b^. 
acción inmunda, porquería, 
suciedad , (sálete). 

Zikiro-a , g. b. zikfairo4, 
1. s. bn, carnero , (mouton)' 
Sin.*: Ari-a, — Etim. : Cob- 
tracción de zihiraiua , las- 
trado. 







SERIE III. 

APÉNDICE DE MÚSICA 



Í5- V.Ú>^ci^.-h. S.Sül-oj 



ZOR— ZUR 



449 



deber, — Zor diol^ le debo. 

Zorrez bete, zoireztatu, 
\ llenai'de de deudas^ entram- 
pai'se. 

Zorrak egin , contraer 
deudas. 

Zorri-a, g. 1). 1. bii. s. zo- 
rrija, b. piojo, (pou).-Etim.: 
Según Moguel eíiuivale esta 
voz á f tributo ó deuda.» 

Zorrotz-a, d.d. agudo, afi- 
lado, puntiagudo, penetran- 
te, (aigiij tranchant).— Fig. 
recto, inflexible. 

Zorroztu, zorrozten, g. 1. 
zorroztu, zorroztuten, biz(í. 
zorrotzi, zorroztu , s. bn. 
chorrostu , chorroztcüi , g. 
aguzar, afilar, faiguiser). 

Zorta, g. b. cfioi-ta, g. 1). 
haz, manojo, (botte, fagot). 
En los dialectos l)n. v sul. 
se vé usado frccuentemento 
en la acepción de gota, (gon- 
tte). — r> c¡ior/(f, bn. s. go- 
ta de agua, (goutte d'eauj. 

Zorte-a, süerte-a, g. b. 
zorthe-a, 1. bn. s. suerte, 
(sort). • 

Zortzi, d.d. ocho, (huit). 
Zortziyan ¿>^¿>¿,una vez á la 
semana, (une íois (Mi huit 
jours). 

Zoiizigarren-a , octavo , 
(huitiérae). 

Zortziko-a, \\i, dea ocho' 
Canto y baile popular d(íi 
pais. 

Zotiñ-a. g. zotin-a, g. b. 1. 
zopiñ-a, g.b. hipo, (ho |uet . 
Sin.: Otiñ-a, g. b. chotin-a, 
1. bn. hokin-a, 1. 

Zotz-a, d.d. canilla, clavi- 
ja, peíjueño palo, (cheville, 
morceau de bois en forme 



de clou). 

Zozo-a, d. d. tordo zorzal, 
(merle).— Fig.** tonto, sim- 
ple, bobalicón, i sinón." de 
zoro-a\ 

Zu, zuk, g. b. 1. bn. s. zeu, 
zeuk, b. Es el pron. perso- 
nal tu, (vous). 

Zuaitz-a, tf. 1). zugatz-a, b. 
zuhaitz-a, 1. bn. zuhain-a, s. 
árbol, (arbro). 

Zubi-a , d. d. puente . 
(pont;. — Etim.": De zur-b¿, 
dos maderas ó troncos, (juíí 
era lo <iue constituia los pri- 
mitivos puentes. 

Zuon-a, g. 1). 1. bn. zou- 
ben-a, b. l)n. ígenit."" de ;?/<], 
nuestro, nuestra, (vos). 

Zuhur-ra, 1. V. Zur-ra. 

Zulatu, zulatzen, g. zula- 
tu, zulatuten , b. zilhatu, 
zilhatzon, 1. chilatu, chila- 
tzen, s. agujerear, pinchar, 
l)icar, acr¡Í)illar , (troucr, 
percer;. 

Zulo-a, g. b. zilho-a, zi- 
llo-a, 1. zilo-a, '<ulho-a. bn. 
s. chulo-a, g. bn. agujero, 
hoyo , (trou). — r^nipiéase 
también esta voz en el sen- 
tido de » rincón». Taberna 
zulo ha I ¿a. í / , denda z u lo ha- 
llan, en el rincón de una 
taberna ó tienda, en un lu- 
gar retirado... 

Zumar-ra, d. d. [Hot.»', 
olmo, (orme). 

Zume-a, zumia, g. b. 1. 
bn. mimbre, fosierj.-Etim.: 
Zu)''tne, arbusto delgado. 

Zure-a, g. b. 1. bn. s. zu- 
ria, g. I), zeure-a, b. zere-a, 
g. b. igenit." de zn], tu, tu- 
yo, tuya, ítou, votrej. 

29 



450 



ZÜR— ZCZ 



Zurí-a, g. b. 1. s. zarija, 
b. churí-a, d. d. blanco , 
(Mane). 

Zur-ra, g. b. zuhur-ra, 1. 
chuhur-ra, bn. sóbño, eco- 
nómico, avaro, (sobre, éco- 
nomique , avare). — En los 
dial."» basco-franceses úsa- 
se frecnentemeate esta toz 
con la signiñcacion de c sa- 
bio, prudente, previsor t, 
(sage). 

Zurrunga, g. b. 1. bn. ron- 
quido, fronflement). 

Zuríz-a, bn. aislado, aban- 
donado, (isolé, abandonné). 



De donde se ha deriva 
voz lonezurtz-^^ huér 

Zut, zutik, g. b. 1. 
chutik, g. b. 1. s. bn. 
cho, recto, en pié, (< 
raide). 

Zuzen-a, d.d. chui 
g. bn. s. recto, justo, (( 
équitable). 

Zuzendu, zuzentzen 
1. chusendu, chusentzt 
bn. s. enderezar, recti 
arreglar una cosa, di 
(rendre droit, régler, < 
ger. adresser). 




_VI_ 



\\p.j^ r ^f r ^^ 



m 



^ 



tía KoD na - hi m - zen ^o 




:>Mi> rvrrr''[j'^ 



j« - ^' 



O - 



p 



w 




i 



Je 



■> ±¡í 



í i' }• ■ }_3 



E 



=t 



i 



an día, éau-ai, 8 -jtt - lui, ain-^-ru - ho 



y )" p 



^m 




\ 




SERIE III. 

APÉNDICE DE MÚSICA 



!t¿í V.Ofda^'h, S.Seiiiíitian 



>^ p I f f g ■ f I r 



m 



hi Un na - hi m - m Jo - 4o - 



Ifji ' I I ' ^^ I .1 M ^ 

¡a dut.^-ai.t-fc - BU, mi-^-re - io 




^rf i\"ri-iíti~^ 



ñ\ w-mi-t.í •:?■ íK Mi'. "I* i'* ''"'. I'"" "*"l"" '"' 




-IV- 



I 



^^ 




í 



f— r--— ^ 



la, Ze-ru ^ar-li - ak ar — n 



í 



^>-^' ^4 



\ 




ÍÍX^f^-f^ 



^^ 




^ 



IIJI=r-^ ^ 




I- J'J'J'J 




- be - an 1- zs^-vi m - k da-ea k-zi 



Jt 



i 



^ 



=í 




í 



>ii r !■ I i^ P i 1 



-7" 




P 



^ 



-::k. 



p ll. p . 



-IX_ 



m 



MARÍA , 

Véanse pajinas 21?, á Wl 




J ' I f f J' I 



Ber-heker-raaliai-fíi - \t ntk bai-oo le - nsn 



Ha -i - 




^^ 



^^ 



í 



J ^' J ;■ 



J 1 r 



1 ^ j j^ j^.J-JHJ ;'i'. J JMj J'^.J' j^ 



nih a -di -luz de - la hai-nitz i - kás - (en Os-te dut im - 




^^ 



íií i 



i I i-J^ 



"f * t 



^^ 



í 



^^ 



f 



r^ 



~.x^ 



'i'j. ¡vn 



5í=t 



J-: J J' ; J' 



dfli Mda-Jci - danic-za -la k - iictar-rca ja -Jan 



i 1 



5^^:= I ^ I ^ 



i ¡ i i 



OC: 



■í 1 



s 



' 4 4 



í 



? 



^ 



^^ 




de-za -fcn 



Bc-raz ai-pha dc-za JunMa-ri.a ñor 




_XI_ 



"^^ t I r :-fr- ( , f U / J'.^ 



en 



m 



-0 # «»♦» 






^ I Jg? 



^^^m 



'T-rj-j 






w2x 



^ 



T^!- 



^ 



-Vl_ 



\\y ^ ^ ' ' 



^ 




i>' ii> c!frJ'r*[j»f : 



^ 



, — f. 



^ 



ha M na - hj jui - zea (o 



^0 - ^ 



O - 



p 



w 



n^ JT^ 



r — e 



i 



4>- 



> iJ'J' 



* * * " ' 



E 



=^ 



I i¡ 



ffli ditt, jau-ai, e-jit - nai, ara-^-ru - ho 



i 



^ 



i 



f 



m 



-VI I _ 



:íÍ 




:» 



S 



f r c glf ^'"-cirMlJJ'- ^ 



ri; ur-nin-d¡Hran-](o che - tte ba-ilat, lui-iunhur -lúl 





¿ 




? 



^ 



il 



r"-'U J'J 



i 



- dik. B - rin a - trft - bi i 



Hw 



É^p 




í 



^^ 



t^ . j ^j 




-VIIU 




g V J K J' 



lil-dík c -zhi a - trc - bi! 



HüT^ bil - du 



I w j I 




T=!^ 




^^ 



l fi>' I ■!' r. : f í^-^-^-h* 



e-la ez nai-te-b 



a - be - lii 



/ 



( 



/-" 



\ 



P 




m 



^ 



3^ 



^ 



P 



$ 



-IX, 



# 



MARÍA . 

Véanse pajinas 21?, á Wl 




Ber-heker-ranliat-hi - \i ntk bai-no le - nsn 



Ha -i - 




^ 



^^ 



^ 



J j' J ;> 



J 1 V 



% j i" ^J J' ij ;'i'. í H} ;';.;■ ; 



nih a -di -luz de - la hai-nitz i - kás - (en Os-te dut im - 



^^ 




i jí i 






s 



^^ 



^-t-'-^ 



f 



r^ 



^x^ 



\h>i.ní 



5Í^ 






j j j ) i 



den 



Mda-Jci - danÍ5c-za -ja k - zictar-rca ja-kin 



f 1 4 1 T 






T -•• T 



^ 



? 



^ 



^ 



^ ^ T 



í- ¡^ f t 




de-za 4cn 



Bc-raz ai-pha dc-za junMa-ri-a ñor 




_XI_ 



a^i 



i^^ 



F r- 1 g. 



r^ 



^^ 



ea 




^ i iT>i 



m u j 



rr-y j' 






,-^¿=x 



^^ 



j^í:;^ 



í^ 



J.. 



r^^WW<'»^W^V^AAA/iJ«AAr/.AoAXV I ^^^ 



índice general de materias. 



PÁGINAS 

Prólogo V 

A lyunas oüserimciones sobre ortografía eushara. XIII 

AbrerAaturas XXII 

I.-P0E8ÍAS ALEGÓRICAS. 

Apolo etá miisáh, por Ensebio María Dolores de 

Azcue. (Dialecto bizcaino) 1 

Precede á este poema, ílastrado con versión castellana, una breve noti- 
cia de su autor. 

Fíbulas diversas. 

I. Inéditas de D. Agustin Itm^riaga, (Dialecto 

guipuzcoano) 35 

1. Erbiak eta igelak 44 

2. Leoia eta akerra 46 

3. Chaberaraa eta arranoa 48 

4. Asto leoi larruz jaiitzia 51 

5. Orina eta aiena e52 

6. Eiztaria eta zakurra 53 

7. (a) Mendia aurgiten. (Versión conocida) 57 

7. {b) Mendiak aurgiten. (Versión inédita) 58 

8. ia) Aizkora eta kirtena. (Versión conocida). . . 60 

8. {b) Aizkora eta kirtena. í Versión inédita) 62 

9. {a) Artzanora eta otsoa. (Versión conocida). . . 63 

9. {b) Artzanora eta otsoa. (Versión inédita) 67 

9. {(f) Otsoa ta artzanora. (2.* versión inédita) ... 68 

Precede h estas fábulas, que ven hoy la luz por vez primera, un estudio 
biográfico del autor y de sus obras. 

II. Fábulas inéditas del P. Uriarte, (Dialecto 

bizcaino) 70 

1. Atsua ta ispillua. {La vieja y el espejo) 74 



458 



CANCIONERO BASCO. 



PÁGINAS 

2. Arraintzallia ta arrainchua. (El pescador y el 
pez) 78 

3. Azerija ta eperra. {La zorra y la perdiz) 84 

4. Basoko aiui okerra 92 

Las fábulas del P. Uriarte, precedidas de una breve noticia, van acompa- 
ñadas de traducciones interlineales basco-castellanas. 

Ghtnaurria eta choria, fábula en dialecto labor- 
tano, por Fierre Dibarrart. — Noticia de esta 
composición, página lOtí. — Texto bascongado, 
páginas 108 y 110.— Xrí fomii et Uoiseau [ver*- 
sion francesa de la misma], páginas 109 y 111. 
— La hormiga y el pájaro , traducción interli- 
neal basco-castellana, páginas 112 1 15 

Artzaina eta bere gasnak , fábula anónima en 
dialecto labortano. — Noticia de esta composi- 
ción, página 107. — Texto bascongado, páginas 
ll()y 118.-—//^ berger et ses frotnages [ver- 
sión francesa], páginas 117 y W^.^-El pastor 
y sus quesos, traducción interlineal basco-cas- 
tellana, páginas 120 128 

Dos fíbulas originales de i '. Eusebio M." Do- 
lores de Azcue. (Dialecto bizcainoj. 

1. Saguak eta katua. (Los ratonciUos y el galo). , 124 

2. Astoak arrantsia. (El üm*ro.,., rebuzno)., 126 

Ambas composiciones van acompañadas de traducciones interlineales 
basco-castellanas. 

IL -POESÍA BUCÓLICA. (ÉGLOfiAS, IDILfOS.) 

1. Artzai koplak. Traducción en verso bascon- 
gado, (dialecto guipuzcoano), de la Écloga pri- 
mera de Virgilio, por D. Agustín Iturriaga. . . 135 

2. KoPLARiEN tema Palemon JUEZ DUTELA. Tra- 
duccion de la Égloga tercera 150 

Ambas composiciones van acompañadas de versiones interlineales bas- 
co-castellanas. 

3. Laborlvren dohatsutasuna, imitación de Vir- 
gilio, por M. Gruilbeau, (dialecto lab.°). — Noti- 



ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS. 459 

PÁGINAS 

cia de esta composición y de su autor, páj'iuas 
172 y 178.— Texto baseougíulo, páginas 174 y 
176. — Le bonheur de l'honune des chrimps i ver- 
sión francesa], páginas 175 y 177. — Dicha del 
ladrador, traducción interlineal basco-castelli- 
na, páginas 178 180 

4. Artzaingoa, por Joanes [3erjes,(dialo.;t) lahor- 
tano). — Noticia de esta composición y de su au- 
tor, página 181. — Texto basv'ongado, páginas 
184 y 18Í). — Le niétier de berger • veision france- 
sa], páginas 18.") y 187. — /Vw: >reo, traducción 
interlineal basco-castellana, páginas 188 191 

5. Artzain dohatsca, por M. P. Mendibil, (dialec- 
to labortano). — Noticia, página 188. — Texto bas- 
congado, página 192.— L7¿cíireu.r henjer [versión 
francesa!, i)áginal93. — El pastor feliz, versión 
castellana, página 194. — The Uappy ^epherd, 
traducción inglesa 195 

m* -POESÍAS AMOROSAS. 

1. LoRiAK, por Indalecio Bizjarrondo {Viíínch), 
dialecto guipuzcoano 202 

2. Beti zutzaz pensatzen, por el mismo 208 

8. María, por J. B. Elizamburu, (dialecto labor- 
tano) 214 

4. AiNGERu BATÍ, por cl uiismo 220 

5. SiLBiAREx ERio'izAN, traducciou en verso l)as- 
congado do la composición de Arólas En lo, 
muerte de Sílbia 225 

Las cuatro primeras composiciones van acompañadas de traducciones cas- 
tellanas, las dos labortanas llevan ademas versiones francesas, y mú- 
sica, que puede verse en el Apéndice corre^fpondiente, y á la de Aro- 
las, acompaña la composición origiual de este poeta. 

lY. -POESÍAS FESTIYAS T 9ATÍRICAS« (SÁTÜIAÍ^. EPI6RAMAS0 

1. Emakumiax sexdotasuna, por Ensebio M.* Do- 
lores de Azcue, (dialecto bizcaino) 236 



460 CÍANdíONMRO BASGOj 



'I t -I 



PÁGINA^ 

2. GizoNKERiJA TA GizoNTASUNA, por el misuio. . . 240 

3. ZikÍ-berso VK. (Epigramas) 242 

1. Erabagija. — 2. Mundua, gizonak eta andrak. 

— 3. Ghantoii gorra. — 4. Mediku bildurtija. — 
5. (ii/iOn jan gíchikoa. — 6. Ira-baten. — 7. Es- 
kribauak.— 8. Giizur uleluii bateri,— 9. ***.— 
lO. '•' 

4. Ziai-BERSOAK, por Serafin Baroja, (dialecto güí- 

puzcoano) 248 

1. Asto kontuak. — 2. Madalenen arrazoia. — 3. 
Mediku baten ateraldia. — \. ¡Nork esan! 

Y. -POESÍAS HÍSTICAS Y RELIGIOSAS. 

1. A VE-MARIS 8TELLA. Verslon euskara por Ense- 
bio M.* Dolores de Azcne. (Dial.° bizC") 255 

2. Cántico á la virgen de Aranzazu , por Sor 
Jnana Inés de la Cruz 261 

3. Jesukristoren igoeran EDO IGANDEAN. Versioii 
euskara de la oda A la Ascensión de Fray Luis 

de León, por Claudio de Otaegui. (Dial/ guip.^) 264 

4. DiEs iR^. Versión euskara, dialecto guipuz- 
coano, por el P. José Ignacio de Arana 270 

5. Varias versiones, por el P. José Ignacio de 
Arana. (Dialecto guipuzcoano). 

{a) Amarrekoak. Versión de dos conocidas dé- 
cimas anónimas 278 

(p) ZoRTZiKO AUNDi BAT. TraduccioR de una oc- 
tava real de Zorrilla 280 

{C) LOPE-ZANAREN ZORTZIKO A AMARREKOAN. Oc- 

tava de Lope de Vega vertida en décima 280 

6. Versión de la misma octava de Lope, hecha 

por el Lie.'' D. Miguel de Suescnm 282 

YI.-HISCELÁNEA DE POESÍAS YARIAS. 

1. A Juan Sebastian Elgano, oda bascongada por 
el P. José Ignacio de Arana. (Dial.^ guip.**) 285 



ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS. 4$1 

PÁGINA S 

"2. GüRUTZEAREN GARAITUPENA EUSKALDÜNAKIN Na- 

BAS-EN, oda por el mismo 292 

3. Ama euskeriari azken agurrak, oda elegiaca 

por Felipe Arrese y Betia, (DiaL^bizc/) 298 

4. Azken agurrak gure etsaigoari, por Antonio 
Arzac. (Dialecto guipuzcoano) 303 

5. jArrats izügarriaí /S/5 garren urteko Abos- 
tuaren azkeneko gabari, por Serafln Baroja. 
(Dialecto guipuzcoano) 320 

6. Kanpoko bizitza. Traducción en verso bascon- 
gado de la oda La vida del campo, de Fray Luis 

de León, por Claudio de Otaegui. (Dial.** guip,°) 32(í 

7. ICHIA EGONDUZAN PRESONDEGIAN. VersiOR eUS- 

kara de la décima escrita por Fray Luis de 
León, en la cárcel donde estuvo preso, por el 
mismo. (Dial." guip.*^) 33(5 

8. Egun sentía. {La aurora) , por Ramón Ar- 
tola. (Dialecto guipuzcoano) 387 

9. Illuxabarra. (El anochecer), por el mismo).. 340 

Todas estas composiciones van acompafiadas de sus traducciones cas- 
tellanas. 

Vocabulario basgo-castellano-frangés de to- 
das LAS VOCES EüSKARAS CONTENIDAS EN ESTE 
VOLUMEN 343 

FÉ DE ERRATAS 452 

Apéndice de música. — /. Aingern batí. Romanza 
para canto y piano. — //. María, Canción bas- 

congadá 453 

índice general de materias 457 

Idem por Orden alfabético de autores 462 

Ídem por variedades dialectales 464 



««■ 



30 



t nr B I G 



POR ORDEN ALFABÉTICO DE AUTORES DE LAS COMPOSICIO- 
NES CONTENIDAS EN ESTE VOLUMEN. 



Páginas. 

Anónima. Artzainata bere gaznah {féLh.\9Í)ort') 107-123 

Arana (el P. José Ignacio de). Dies irce. Versión 
euskara. (Dialecto guipuzcoano) 270-277 

— Amarrekoak (décimas) página. 27S,^Zortziko 
aundi bat (octava real) pág. 280. — Lope-zana- 
ren zortzikoa amarrehoan (versión de una oc- 
tava de Lope de Vega), pág. 280.— /t^a?¿ Sebas- 
tian Elkano getariatar jatmari^ ^nunduajira- 
Uratzen , (1519-1522) pág. '¿SG.—Gurutzearen 
garaitupena euskaldunakín Nahas-en, (1212). 292 

Arrese y beitia (Felipe). Ama euskeriari az- 
ken-agurrak. (Dialecto bizcainoj 298-315 

Artola (Ramón). Egun-sentia. — Illunabarra. — 
(Dialecto guipuzcoano) 337-342 

Arzac y Alberdi (Antonio). — Azken-agurrak 
gure etsaigoaH. (id.) 303-316-317 

AzcuE (Ensebio M.* Dolores de). Apolo eta mu- 
sak (poema alegórico), pág. 1. — Saguaketa ka- 

tua (fábula), pág. 124. — Astoak arrantsia, 

(id.) pág. 126, — Emakumian sendotasuna, (sá- 
tira), pág. 236. — Gizonkerija ta gizontasuna, 
pág. 2iO.^Ziri-bersoak (epigramas), pág. 242. 
Ave 7naris stella^ página 255. 

Baroja (Serafín). Ziri-bersoak (epigramas), pá- 
gina 248. — ¡Arrats izug arria! Oda elegiaca en 
dialecto guipuzcoano 320 



ÍNDICE ALFABÉTICO D£ AUTORES. 463 

Páginag. 

Berjes, de Sara (Joanes). Arzaingoa (diaLlab.**) 181 
BizGARRONDO (Indalecio). Véase Vilinch. 
DiBARRART (Fierre). Chinaurriaeta choria (fáb.) 106 
Elizamburü (Juan Bautista). María, poesía amo- 
rosa, página 214. — Aingeru bati. (Á un ángel). 220 
GüiLBEAu (M.) Laborariaren doatsutastma. Imi- 
tación de Virgilio, en bascuence labortano 172 

Itürriaga (Agustín de). Fábulas inéditas en dia- 
lecto guipuzcoano 35-69 

— Artzai coplak, Trad, de la Égloga I de Virgilio. 138-149 
— Koplarien tema Palemón Juez dutela. — Ver- 
sión de la III Égloga 150-170 

Mendibil (M. P.) Artzain doliatsua. (dial.° lab.*») 183 
Otaegüi (Claudio de). Silbiaren eriotzan. (Tra- 
ducción de Arólas) 227 

— Jesukristoren igoeran edo igandean. (Traduc- 
ción de Fray Luis de León 264 

— Kanpoho bizitza , id 326 

— Ichia egondu zan presondegian, id 326 

Sor Juana Inés de la Cruz. Cántico á lá Vir- 
gen de Aranzazu, 261 

SuEzcuM (El Licdo. Miguel de). Lope-zanaren 

zortzihoa 282 

Uriarte (el P. José Ant.° de). Fábulas inéditas. 70-105 
Vilinch. {Indalecio Bizcarrondo). Loriak , poe- 
sía amorosa 202 

— Beti ztitzaz pensatzen, id. id 208 



POR VARIEDADES DIAJL.EGTALES , DE LAS COMPOSICIONES 
CONTENIDAS EN ESTE VOLUMEN. 



DIALECTO OUIPÜXCOAHO 

PÁGINAS 



AizKORA ETA KiRTEKA, fábula de D. Agustín Itur- 

riaga 60 

AizKORA ETA KiRTENA, fábula inédita de Iturriaga 62 

Amarrekoak, versiones euskaras del P. Arana. . . 278 

jArrats iéugarria! Oda elegiaca por S. Bareja. . 320 
Artzai koplak. Traducción de la Égloga primera 

de Virgilio, por D. Agustin Iturriaga 135 

Artzanora eta otsoa, fábula de D. A Iturriaga. . 68 

» » Versión inédita del mismo autor 67 

Asto kontuak, ziri-bersoa, por Serafín Baroja 248 

Asto leoi larruz jantzia, fábula inédita de Itur- 
riaga 51 

AZKEN AGURRAK GURE ETSAIGOARI, por A. ArzaC. 316 

Beti zützaz PENSATZEx,poesía amorosa de Vilínch. 208 

Chaberama eta arranoa, fáb. inédita de Iturriaga 48 

DiES iR^, versión euskara del P. Arana 270 

Egun sentía, por Ramón Artola 337 

Eiztaria eta zakurra, fábula inédita de Iturriaga 53 

Erbiak eta igelak, fábula inédita de Iturriaga. . 44 
Gurutzearen garaitupena euskaldunakin Na- 

bas-en, por el P. Arana 292 

ICHIA EG0NDU ZAN PRES0NDEGIAN , tiadUCCioU de 

una décima de Fray Luis de León 336 



ÍNDICE POR VARIEDADES DIALECTALES. 4é& 

PÁGINAS 

Illunabarra, por Ramón Artola 340 

Jesükristoren igoeran EDO IGANDEAN, traduccion 

de Fray Luis de León, por Glaudio de Otaegui. . 264 
Juan Sebastian Elgano , Getariatar jaunari , 

oda bascongada por el P. José Ignacio de Arana 285 
Kanpoko bizitza, traduccion de La vida del cam- 

pó, de Fray Luis de León, por G, de Otaegui. . . 32ff 
Koplarien tema Palemón juez dutela. Traduc- 
cion de la Égloga III de Virgilio , por D. Agus- 
tín Iturriaga 150* 

Leoia eta akerra , fábula inédita de D. Agustín 

Iturriaga 46^ 

Lope-zanaren zortzikoa amarrekoan , por el P; 

Arana 289* 

Lope-zanaren zortzikoa. Versión dolLic.'^D. Mi*- 

guel de Suescum 282' 

LoRiAK, por Indalecio Biiscarrondo (a) Vüinch. . 202^ 

Mad ALEÑEN ARRAzoiA , epigrama por S. Baroj a . . . 248* 

Mediku baten ateraldia , id. id 2tt 

Mendia AURorPEN , fábula de D. A. Iturriaga W 

Mendiak aurgiten, fábula inédita del mismo 58 

jNoRK esan! Epigrama por Serafín Baroja 250' 

Orina eta aiena, fábula inédita de D. A.Iturriaga 52' 

Otsoa ta artzanora, id. id. (2.* versión inédita). 68 
Silbiaren eriotzan , ti'adujccion de Arólas , por 

D. Glaudio Otaegui 225 

ZoRTziKO AUNDi BAT. Traducclou de borrilla, por 

el P. Arana 280 



DIALEGTO; BISCAnf •; 

Ama buskeriari azkbn aourrak , elegía por Peli^ 
pe Aírese y Beitia 296* 

Apolo eta musak, poesía alegórica por Ensebio 
María Doloi^s d^» A^cue 1^ 



ckJ»cio 



,íl«»'0 





C»«*" 



íi\)tt^* 



Voé^VU ^°* -JS 



íl* 



V26 










W^i',^,-^*-f :w•^^••Vd.v4•••• 



«'*' ,voJíO^>;^^^yí^^, 



S>t>t' •••.•••'.•••••••a-v:.-- 



^6 



'ixey 



^MiS^'^ ^ 



vosa VO^ 






P8Í» a«^«'" iw^* r ..•••••■ 



^SSS^i^ 



\^t» 



o^*- 



TíH- 



Gwv 



AVjea*-***. 3.^ 






oto^»- 



pov 



ÍNDICE POR VARIEDADES DIALECTALES. 467 

PÁGINAS 

COlPOSiaOIBS El LEISUi GiSTBLUHi. 

Además de las versiones en prosa, que se acom- 
pañan á cada composición, se han incluido origina- 
les las siguientes: 

A LA Ascensión , oda de Fray Luis de León 268 

IDéglma escrita por el M. Fray Luis de León en la 

cárcel donde estuvo preso 33(5 

X)iES iR^ Versión castellana (anónima) 273 

X)os décimas anónimas 279 

IEl leon y la cabra, fábula de Samaniego 47 

TÍN LA MUERTE DE SiLBiA, pocsía de Arolas 227 

Epigrama , de M. de Salinas 247 

Id. de A. G. Tejero 251 

Hombre de poco comer , epigrama de Moratin . . 245 

La tortuga y el águila, fábula de Samaniego . . 50 

La vida del campo, oda de Fray Luis de Leon. . 328 

Los Escribanos , epigrama de Lson de Arroyal. . 247 

Octava real , de D. José Zorrilla 281 

Octava real, de Lope de Vega » 

TRADUCGIOHES FRAHCESáS. 

Á im ange , por J. B. Elizamburu 221 

La fourmi et Voiseau , fable , por el mismo 109 

Le berge?^ et ses fromages , por id 117 

Le bonheurde íhomme des champs, por M. Guilbeau 175 

Vheureux herger 193 

Le ^néfier de berger, por J. B. Elizamburu 185 

Marie, por el mismo 215 

YERSIOH IHGLESA. 

The Happy shepherd, por el R.Wentworth Webster 195 



) 



■% 



/ 






'•y 



-.:-*.í^r'